Senado de la República

COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL

Versión estenográfica del mensaje del senador Ricardo Monreal Ávila, presidente de la Junta de Coordinación Política en el Senado de la República, referente al Periodo Extraordinario del 15 de enero, el cual no se llevará a cabo. 

 

La emergencia sanitaria provocada por la Covid-19, lamentablemente sigue representando un alto riesgo para todas las personas. Se trata de una pandemia que no debemos descuidar en su atención y en su prevención.

 

Por eso, he consultado con el grupo parlamentario al que pertenezco y lo he hecho también con legisladoras y legisladores de todos los grupos; y hemos decidido posponer el Periodo de Sesiones Extraordinario que estaba programado para el día 15 de enero.

 

La agenda que sería desahogada en este periodo, la desahogaremos en el Periodo de Sesiones Ordinaria, que inicia el 1º de febrero, 15 días después; esperando que mejoren las condiciones sanitarias que han propiciado la emergencia que hoy vive el país.

 

No sólo debemos evitar contagiar, sino ser contagiados; sino además cuidar a todos los que en nuestro entorno trabajan y viven: los colaboradores y personal del Senado, y nuestras familias.

 

La actividad legislativa es una actividad esencial y no renunciaremos a nuestra obligación constitucional; sólo estamos actuando con prudencia y con sensatez.

 

Nuestra agenda es amplia y una vez que salgamos de esta pesadilla sanitaria, la desarrollaremos con responsabilidad.

 

Entre otras cosas está la Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República, la Ley de Remuneraciones de Servidores Públicos, la conclusión del trámite de la Ley de Educación Superior, outsourcing, cannabis, economía circular y la Ley del Banco de México.

 

Así como la ratificación del Embajador de México en Estados Unidos, Esteban Moctezuma; los nombramientos de comisionados del IFT, los magistrados agrarios y los magistrados en materia administrativa.

 

Muy pronto saldremos de esto, pues la campaña de vacunación se está desarrollando de manera adecuada y ejemplar. Pronto recuperaremos la salud y nuestro ritmo de trabajo, y continuaremos profundizando los cambios que merece nuestro país.