Senado de la República

COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL

Versión estenográfica del mensaje del senador Ricardo Monreal Ávila, presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, sobre el llamado a senadoras y senadores de permanecer en sus estados, trabajando a distancia y observando las recomendaciones sanitarias. 

 

Como todos saben, hemos pospuesto la Sesión Extraordinaria que teníamos programada para el 15 de enero, donde aprobaríamos distintos ordenamientos jurídicos, modificaciones a leyes y la Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República.

 

Pero lo hicimos por sensatez, por prudencia.

 

Quince días después tendremos el periodo de sesiones ordinarias que inicia el 1º de febrero, y aún así vamos a revisar cuál es el comportamiento de la pandemia COVID-19, para seguir actuando con responsabilidad.

 

El Senado está desolado, prácticamente hemos dado a todos los trabajadores y trabajadoras oportunidad de que trabajen en casa y de que den seguimiento a las labores desde su hogar.

 

Y les recomiendo a los senadores y las senadoras que tenían programadas audiencias, visitas, comisiones, reuniones, entrevistas aquí en el Senado, se abstengan en lo posible de hacerlas; que se mantengan en sus lugares de origen en los estados que representan, con su familia, tomando las medidas sanitarias pertinentes, la sana distancia, el aislamiento, el no tener reuniones masivas ni reuniones con mucha frecuencia.

 

Es un tema delicado. Aquí en la Ciudad de México está agravándose y, sin caer en pánico, sí tenemos que tener mucho cuidado.

 

Creo que lo más conveniente es que los senadores y las senadoras y sus colaboradores y asesores se mantengan en los estados que representan, que no tengan movilidad. Creo que es lo más correcto.

 

Nosotros no hemos ido a ninguna parte, hemos estado aquí en la Ciudad de México de guardia. Hemos mantenido una guardia permanente desde el año pasado y seguiremos haciéndolo.

 

Por eso los exhorto de manera respetuosa a todas las senadoras y a todos los senadores: tomemos las precauciones. Es la vida de nuestros amigos, familiares, vecinos; es la vida de los ciudadanos y hay que evitar ser contagiados pero también contagiar.

 

Ya habrá forma de reunirnos y de recuperarnos, y habrá forma de vencer esta pesadilla que ha costado y ha causado tragedias humanas.

 

Ánimo. Vamos a salir adelante.