Senado de la República

COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL

Versión estenográfica de la presentación del licenciado Miguel Torruco Marqués, secretario de Turismo, al comparecer ante la Comisión de Turismo del Senado de la República, en el marco de la Glosa del Segundo Informe de Gobierno. 

 

Muchas gracias, senador Antonio García Conejo, presidente de la Comisión de Turismo de la Honorable Cámara de Senadores.

 

Señoras y señores senadores integrantes de la Comisión:

 

Con fundamento en el artículo 69 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; y 23 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, comparezco ante esta Comisión para informar sobre el estado que guarda la dependencia a mi cargo.

 

El Informe de Labores está disponible en la página web de la Secretaría de Turismo y enseguida, presentaremos ante ustedes, un video que resume las principales actividades realizadas durante el periodo que se informa.

 

(PROYECCIÓN DE VIDEO)

 

Quedamos en el área de promoción, que ante la disolución del Consejo de Promoción Turística de México, la Secretaría de Turismo asumió la tarea de promocionar los destinos turísticos del país, bajo un modelo que permitiera la racionalización del uso de los recursos públicos; la participación del sector privado y la digitalización de la información y promoción turística.

 

Mediante este modelo, se convirtieron alianzas con organizaciones del sector privado, para operar la plataforma Visit Mexico, y también para lograr la participación de México en las ferias turísticas internacionales más importantes.

 

Y para acelerar también nuestros destinos a operadores receptores e inversionistas, se llevó a cabo la operación “Toca Puertas”, en China, que fue el primer destino que promovimos y que quedó inconcluso por la pandemia; pero lo habremos de concluir prácticamente en los primeros meses del próximo año.

 

Y lo llevaremos también a cabo en Estados Unidos, como país primer emisor en materia de turismo emisivo. Estaremos en Los Ángeles, estaremos en Chicago, Nueva York, en Houston, por citar unos ejemplos.

 

También se llevaron a cabo alianzas estratégicas con actores que tradicionalmente no se consideran parte del sector turismo, se genera una importante derrama para atraer una gran demanda turística para las localidades, que se llevan a cabo en estos eventos, especialmente los convenios que llevamos con NASCAR, con Fórmula 1, con los abiertos de Tenis, abiertos de Golf, etcétera.

 

Otro ejemplo del gran potencial de las alianzas, es el primer tianguis turístico digital que tuvimos, que permitió a México colocarse a la vanguardia en el ámbito internacional, al realizar este encuentro de negocios totalmente bajo la modalidad digital.

 

En esa ocasión, el secretario general de la Organización Mundial de Turismo, hizo el reconocimiento de que mientras que otros países cancelaron sus ferias más importantes, México lanzó por primera vez esta bolsa turística de forma digital, que prácticamente llegó para quedarse. Cada año, a partir del próximo, tendremos el Tianguis Turístico presencial y el Digital, como complemento para cerrar las dos grandes temporadas.

 

Otro mecanismo que permitió fortalecer la promoción e imagen turística de México en el exterior, fue el Consejo de la Diplomacia Turística, a través del cual, en coordinación con la Secretaría de Relaciones Exteriores, llevamos a cabo cuatro sesiones de trabajo para capacitar a todos los cónsules generales, cónsules y embajadores, a quienes les hicimos llegar la valija turística de capacitación, videoconferencias y también una serie de información para coadyuvar a la promoción turística.

 

En materia de relaciones internacionales, la Secretaría de Turismo tuvo presencia permanente en el ámbito internacional, al adquirir una mayor relevancia durante la pandemia, en su calidad de presidente de la Comisión Interamericana de Turismo, CITUR, de la Organización de Estados Americanos. México es líder en los trabajos para la reapertura del turismo en esa región.

 

Con la Alianza del Pacífico, también se encuentran en marcha dos proyectos financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo, uno para la promoción de nuestros destinos; y otra en la Macrorrueda Virtual de Negocios, con tour operadores receptivos.

 

Se creó también el Observatorio Turístico Permanente, en coordinación con la Secretaría de Relaciones Exteriores, para contar con información y analizar también la situación de los mercados turísticos prioritarios en México en todo el mundo y las medidas sanitarias adoptadas.

 

En materia de regulación y certificación, ante la nueva realidad lo más importante para la recuperación del sector, consiste en brindar confianza, seguridad y generar un entorno de responsabilidad en el desarrollo de la actividad turística.

 

Para ello, en coordinación con la Secretaría de Salud, el Instituto Mexicano del Seguro Social y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, con las organizaciones de prestadores de servicios turísticos; se elaboró el protocolo de atención a personas de nacionalidad mexicana y extranjera que se encontraron en territorio nacional en los centros de hospedaje, durante la cuarentena obligatoria del Covid-19.

 

Así como también los lineamientos nacionales para la reapertura paulatina del sector turístico, para fortalecer las recomendaciones hacia la reactivación turística por pandemia. También se emitió recientemente los protocolos para la apertura de los cruceros, en la que tuvimos ya una reunión con la presidenta de la Federación de Cruceros de Estados Unidos y Caribe, con quien próximamente ya se iniciará y se establecerán estos cruceros.

 

También se intensificó el trabajo para el otorgamiento de distintivos, sellos y certificaciones para la seguridad biosanitaria de los destinos. Como sello punto limpio, también en el 2020 buenas prácticas de calidad higiénica-sanitaria del sector; también del turismo se otorgaron más de mil 43 distintivos en 10 entidades federativas.

 

El curso sobre cultura de responsabilidad sanitaria, alcanzó una meta de 25 mil 400 personas, capacitadas en la plataforma CLIMSS, y para el retorno seguro a espacios de actividades.

 

En cuanto a distintivo de Blue Flag, se certificaron 63 playas, tres marinas y 25 embarcaciones de marina sostenible.

 

Operación y servicios.

 

La corporación de Ángeles Verdes, constituye el principal servicio que la Secretaría brinda directamente de auxilio a los turistas. Se han otorgado más de 127 mil servicios de asistencia turística, favoreciendo a más de 437 mil usuarios de la Red Nacional de Caminos.

 

La cobertura de los Ángeles Verdes tiene un total de 36 mil 730 kilómetros carreteros. Se diseñó la estrategia general de acción para la activación y el fortalecimiento del turismo carretero.

 

Su objetivo es contribuir a la activación del turismo por vía carretera, a través de un modelo de viaje seguro que coadyuve a promover productos turísticos regionales locales.

 

En materia de presupuesto, el ejercicio de la actividad pública exige planear también, invertir y ahorrar y trabajar productivamente. En este sentido y bajo los principios de austeridad, racionalidad, transparencia y rendición de cuentas, hemos ejercido el presupuesto asignado a la Secretaría. Si bien es un presupuesto modesto tanto para el 2019 como para el 2020, esto nos permitió trabajar bajo un nuevo enfoque.

 

Reconvertimos el enfoque sectorial que implicaba la demanda creciente de recursos por un enfoque nacional donde la coordinación y participación de las diversas dependencias y entidades del Gobierno Federal, conjuntaron recursos para atender las necesidades estratégicas y prioritarias de la actividad turística que ello demanda.

 

Este esquema nos ha permitido invertir importantes recursos públicos que atiendan necesidades nacionales, algunas de ellas largamente diferidas.

 

Ejemplo de ello es el dragado del Canal de Zaragoza en la Bahía de Chetumal, por parte de la Secretaría de Marina, con una inversión de 129 millones de pesos.

 

También la remodelación de los aeropuertos de Chetumal, que próximamente será inaugurado; la ampliación del Aeropuerto de Tamuín en San Luis Potosí, y el equipamiento del Aeropuerto de Creel en Chihuahua, entre otras acciones, por un monto aproximado de 2 mil 175 millones de pesos.


Asimismo se ha impulsado, junto con la SEDATU, el mejoramiento urbano de 41 ciudades de vocación turística, 11 fronterizas, 8 destinos de sol y playa y dos capitales, entre otros destinos, con una inversión de 7 mil 476 millones de pesos.

 

Y parte de lo que quiero comentarles, estimados senadores y senadoras, las condiciones en los últimos siete meses, sumados a la desaceleración de la actividad turística, que se inició en mayo del 28, han sido parte de la causa adversa por la que hoy atravesamos en esta maravillosa actividad.

 

Hoy podemos apreciar que la crisis se fue gestando con anterioridad. Sus características y su magnitud no pueden ser atribuidas sólo al hecho de la pandemia.

 

Hay más razones para que la crisis estallara con tanta fuerza. La concentración en pocos destinos, la masificación, la dependencia mayoritariamente de un solo mercado, el deterioro del medio ambiente, la alteración de la vida local y la prevalencia de condiciones de desigualdad se encuentran entre ellas.

 

Ello implica y explica también el por qué la actividad turística fue de las mayoritariamente afectadas y el periodo prácticamente del que estamos hablando impone un largo trabajo por llevar a cabo para el panorama nacional.

 

Al inicio de la presente administración habíamos advertido de la necesidad de un replanteamiento del modelo turístico tradicional y en esta tarea enfocamos nuestro trabajo y comenzamos a plantear las bases de una transformación que permitiera retomar la dinámica turística sobre un enfoque socialmente integrado, con respeto a nuestro patrimonio y del reconocimiento a nuestros valores.

 

La pandemia hizo más evidente la necesidad de este replanteamiento y la necesidad de enfrentarla, que llevó a cabo nuevamente para reformular propuestas de una reactivación inmediata que consideraban campañas intensivas de promoción, reapertura inmediata de establecimientos, apoyo financiero, otras acciones que atendían de nuevo las medidas tradicionales inerciales.

 

Parecían olvidar las medidas de confinamiento, el cierre de establecimientos, la suspensión de la conectividad y, sobre todo, el temor al contagio.

 

La crisis se afrontó y se está enfrentando con mesura y se seguirá haciendo así con determinación, con las medidas que se han omitido anteriormente.

 

Estoy, amigos y amigas senadores, convencido que, de haberse tomado decisiones simples e inerciales, hubiesen comprometido nuestra planta turística y, peor aún, complicado su futuro.

 

Paradójicamente, nos permitió trabajar en nuevos esquemas que permitieran revitalizar y redescubrir nuestro potencial, la digitalización de la promoción, la nueva estrategia de pueblos mágicos, los esquemas colaborativos con la iniciativa privada y el reagrupamiento de recursos públicos son ejemplo de ello.

 

La actividad comienza a crecer, aunque moderadamente. Esto es resultado de la estabilidad y conservación de nuestro patrimonio turístico, el factor fundamental para la reanimación de los mercados, de la confianza y de seguridad con los que brindamos los servicios, y de la adaptación de nuestras acciones a la nueva realidad.

 

Vivimos momentos que nos ponen a prueba para retomar con claridad el nuevo rumbo que debemos emprender en esta actividad. No es tarea fácil que se pueda cumplir de manera unilateral, demanda la participación de todos.

 

Por ello invito muy respetuosamente a la Comisión de Turismo de la Honorable Cámara de Senadores, a intensificar y profundizar su participación en el proceso de transformación que el turismo debe asumir frente a los cambios que estamos viviendo.

 

El turismo tiene un deber histórico, un papel de afianzar el desarrollo, un compromiso ético de mejorar la condición de vida de muchos mexicanos y una encomienda de hacer prevalecer la cultura e identidad de nuestros pueblos.

 

Hay, ante nosotros, un amplio camino de trabajo, un propósito firme para que el turismo retome su misión de progreso para todos los mexicanos.

 

Estamos superando el peor momento de la crisis, estamos sentando las bases para fortalecer la actividad. Con esfuerzo, entrega y participación conjunta, daremos firmeza y certidumbre a esta nueva etapa del turismo.

 

Así que, amigos senadores y amigas senadoras, ese es el reto que está por venir y nosotros estamos llevando a cabo un cambio de política turística más humana, más social y, sobre todo, que se fije en el beneficio de la población local.

 

Muchas gracias.