Senado de la República

COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL

Versión estenográfica de la reunión de trabajo de los integrantes de la Mesa Directiva de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, encabezada por el senador Martí Batres Guadarrama, con el doctor Juan Ramón de la Fuente, embajador de México ante Naciones Unidas.

 

 

SENADOR MARTÍ BATRES: Muchas gracias, amigas y amigos, amigos de los medios de comunicación que nos acompañan.

 

Teniendo la oportunidad de recibir al embajador de México en Naciones Unidas, el doctor Juan Ramón de la Fuente. Y habiendo tenido la Comisión Permanente, a propuesta de esta Mesa Directiva, un resolutivo para manifestar nuestra empatía con la idea de que México esté en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas; nos pareció muy importante tener esta reunión.

 

Se realizó la convocatoria de manera rápida, porque nuestras reuniones de la Mesa Directiva son los miércoles, pero tuvimos esta posibilidad por la disposición del doctor Juan Ramón de la Fuente. Y también nos ayudó con su iniciativa, el diputado Tonatiuh Bravo Padilla.

 

Por eso convocamos rápidamente esta reunión, para un intercambio de puntos de vista.

 

Quisiera yo señalar que todas las fracciones parlamentarias simpatizaron, Doctor, con la idea de que México esté en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Y, nos parece muy importante a todas y a todos, que ese sea un espacio para impulsar la política exterior de México; que es una política exterior de referencia internacional, más en los procesos complejos que vive el mundo.

 

El impulso de principios como la autodeterminación de los pueblos, la no intervención, la igualdad jurídica de los Estados, la cooperación para el desarrollo económico, la promoción de la paz, de los derechos humanos, entre otros principios; nos parece fundamental que se haga en todos los planos, en este caso también desde el propio Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

 

Estamos aquí en la Mesa Directiva de la Comisión Permanente, está el diputado Tonatiuh Bravo Padilla, que forma parte de esta Mesa Directiva.

 

Como invitada permanente, la senadora Nancy de la Sierra.

Está aquí con nosotros el senador José Luis Pech, que es integrante de la Mesa Directiva del Senado de la República.

Nos acompaña la senadora Beatriz Paredes, que es la presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión.

 

Y está el vicepresidente de la Comisión Permanente y presidente de la Cámara de Diputados, el diputado Porfirio Muñoz Ledo, que es también un gran diplomático y ya tuvo esta representación de México en estos órganos que he mencionado, con una gran dignidad para nuestro país.

 

También agradezco la presencia de la senadora Verónica Camino, también es una invitada permanente a la Mesa Directiva de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión.

 

Y también agradezco la presencia de la senadora Ifigenia Martínez, también.

 

Bueno, también nos unimos a la felicitación por su cumpleaños, al diputado Porfirio Muñoz Ledo, que hoy cumple años.

 

Nos da mucho gusto que esté el doctor Juan Ramón de la Fuente. Fue un gran rector de la UNAM, en una época difícil puso en alto el nombre de la Universidad Nacional, y va a ser también un gran embajador de México en Naciones Unidas y en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

 

Gracias.

 

Pregunto si alguien desea hacer uso de la palabra, manifestar algún punto de vista.

 

Muy bien.

 

Vamos a comenzar con la senadora Beatriz Paredes. Adelante.

 

SENADORA BEATRIZ PAREDES RANGEL: Muchas gracias, presidente.

 

Saludo con respeto y con cariño al señor presidente de la Cámara de Diputados y vicepresidente de la Permanente.

 

Vengo con la representación del Grupo Parlamentario del PRI, pues el senador Añorve, que es quien nos representa en la Mesa Directiva de la Comisión Permanente, no se encuentra. Pero me pidió el coordinador del Grupo Parlamentario, el senador Osorio, le expresara un saludo muy cordial al señor embajador.

 

Aprecio mucho su presencia aquí. Usted sabe que en el Congreso mexicano lo respetamos, lo valoramos, así lo reflejó el voto unánime cuando ratificamos el nombramiento que hizo el Presidente de la República en su persona, para representarnos en Naciones Unidas.

 

Quiero reconocer a la Presidencia de la Permanente y especialmente al diputado Tonatiuh Bravo Padilla, que estuvo en la articulación, en la generación de consensos para que la Permanente se pronunciara en favor de que la Cancillería, con todos sus recursos diplomáticos y nuestra representación en Naciones Unidas, hiciesen lo necesario en términos de negociaciones y en el marco jurídico que rige Naciones Unidas, para que sea usted miembro del Consejo de Seguridad.

 

Debo confesar, porque además fue un trabajo conjunto con el diputado Bravo y otros compañeros, que nosotros tenemos algunas preocupaciones que queremos anotar antes, y que nos llevó a agregar un punto más al acuerdo.

 

No se puede adelantar vísperas, pero nos parece que hay dos, tres temas de una enorme tensión, que pueden brincar –por usar un verbo coloquial– en el periodo del Consejo de Seguridad.

 

Uno que nos atañe muy directamente, es la situación de Venezuela. Es clara la posición de México en cuanto al respeto a los regímenes interiores de cada país; pero prendemos foco si se llegara a presentar una crisis con Venezuela que tuviera que ser abordada por el Consejo de Seguridad.

 

Y otros dos temas, menos importantes para nuestra región pero muy importantes para el mundo, es la enorme tensión que hay con Irán, tanto de nuestros vecinos como de algún país europeo, recientemente. Y, el tema del conflicto comercial, que nunca sabe uno si ya está resuelto o no, entre Estados Unidos y China.

 

Son asuntos que nos parece que en el caso de presentar alguna crisis dramática, será muy importante que el señor embajador esté en consultas y pueda enterarse el Senado de la República de cuál será la estrategia.

 

Yo me quedaré todo el tiempo que me sea posible, pero me retiraré en un memento.

 

Gracias.

 

SENADOR MARTÍ BATRES: Gracias.

 

Vamos a escuchar al diputado Tonatiuh Bravo Padilla y después al diputado Porfirio Muñoz Ledo.

 

DIPUTADO TONATIUH BRAVO PADILLA: Buenas tardes a todos. Buenas tardes, embajador de la Fuente.

 

Distinguidos miembros, en particular los presidentes de las Cámaras del Senado y de Diputados.

 

Esta es la quinta ocasión en que México formaría parte del Consejo de Seguridad de la ONU. Hay que recordar que los embajadores Luis Padilla Nervo y Rafael de la Colina, lo fueron en 1946.

 

El propio Porfirio Muñoz Ledo, entre 1980 y 81. Adolfo Aguilar Aguilar Zínser, del 2002 al 2003. Y finalmente el embajador Claude Heller, entre 2009 y 2010.

 

De manera tal que el Congreso de la Unión, como Poder Legislativo, no podía quedar ausente de pronunciarse y qué bueno, enhorabuena que lo hicimos por el consenso de todos los grupos parlamentarios y las fuerzas políticas representadas.

 

Hay temas en los que México tiene que estar unido y este es uno de ellos. Es un tema que nos presenta ante el exterior, pero ante el principal foro, que es las Naciones Unidas, como un país que tiene la capacidad de estar unido y enfrentar los problemas justamente de manera unida.

 

Ya aquí el senador presidente, Martí Batres, comentó que nuestra política exterior es de principios.

 

Hay que recordar que el artículo 89 precisa la autodeterminación de los pueblos, la no intervención, la solución pacífica de controversias, la prescripción de la amenaza o el uso de la fuerza en relaciones internacionales, la igualdad jurídica de los estados, la cooperación internacional para el desarrollo, el respeto, promoción y protección de los derechos humanos y la lucha por la paz y la seguridad internacionales, son precisamente las guías que han hecho de México un país reconocido precisamente por su política exterior de principios.

 

Nosotros compartimos las preocupaciones de los demás legisladores, pero sí creemos un tema esencial. Si México está en el Consejo de Seguridad de la ONU, tiene una posibilidad de apalancar de mejor forma su defensa, de promocionar de mejor forma sus intereses y, sobre todo, responder ante alguna situación de coyuntura.

 

Entendemos que las presiones no son menores, sabemos de qué estamos hablando. El gobierno de los Estados Unidos tiene una influencia mayúscula, pero nosotros tenemos plena confianza en la trayectoria del embajador Juan Ramón de la Fuente.

 

Por tanto, tanto el grupo parlamentario del Senado como de la Cámara de Diputados, de Movimiento Ciudadano, respalda, pues, que México forme parte del Consejo de Seguridad de la ONU, como ya se han pronunciado los organismos regionales que tienen legalmente la atribución de hacerlo al seno de la ONU.

 

Y, por otro lado, no tenemos sino que comentar lo que ya aquí el senador Martí Batres hizo referencia.

 

El doctor Juan Ramón de la Fuente tiene una trayectoria no solamente como gran profesional de la medicina sino además como un gran articulador de consensos y conocedor de la gestión pública.

 

Ha sido secretario de Estado y en este momento nosotros tenemos no solamente plena confianza en la trayectoria que hizo como gran rector que fue de la UNAM, sino además de la perspectiva que él pueda adicionar con una óptica que le ha caracterizado a él por sus principios, por un lado y, por otro lado, el humanismo que ha distinguido su actuación.

 

De manera tal que nosotros no tenemos sino que congratularnos de que hasta ahora las cosas van bien; se ha hecho todo lo posible.

 

El día de ayer el Presidente de la República lo recibió al doctor Juan Ramón de la Fuente y él hizo expresiones relacionadas precisamente con lo que para el país significa esto.

 

Qué bueno que el Poder Legislativo el día de hoy se expresa y la relación intrínseca que hay de trabajo entre el ámbito de relaciones exteriores y el Poder Legislativo principalmente a través del Senado, seguramente nos dará oportunidad de recrear en todo momento este gran esfuerzo.

 

Y pues, doctor Juan Ramón, sienta que en casa tiene esta muestra de apoyo, de solidaridad y afecto por lo que va a representar este trabajo, que no va a ser ni sencillo, pero que, bueno, son grandes tareas que usted ya le ha tocado emprender en otros momentos, y que sabemos que no solamente por la coherencia de su trayectoria sino además por la dirigencia que le ha caracterizado y el respeto al Poder Legislativo, será un gran trabajo.

 

Así que enhorabuena y gracias.

 

SENADOR MARTÍ BATRES: Muchas gracias, diputado Bravo Padilla.

 

Diputado Porfirio Muñoz Ledo.

 

DIPUTADO PORFIRIO MUÑOZ LEDO: Bueno. Bienvenido Juan Ramón.

 

No voy a entrar en muchos detalles, que vamos a platicar después. Lo que yo quiero decir son tres cosas:

 

La primera, que México, la Cancillería mexicana tenía, y mantuvo durante muchos años, dos corrientes: la consideraba que era útil para el país entrar al Consejo de Seguridad; y otra que sin criticar a nadie, de una tradición más conservadora, que heredó Manuel Tello, de que por ningún motivo podríamos (inaudible).

 

En realidad a mí (inaudible) ese detalle, de una enorme inteligencia, que era Jorge Castañeda grande. Lo único que él no quería que yo fuera es porque siempre envidia, siempre, no sé ahora de qué vaya, pero yo lo convencí.

 

Segundo punto, México tiene más fuerza en el Consejo, de lo que se imaginan. Si no han roto el grupo (inaudible).

 

En aquel entonces, sigo insistiendo, Jorge Castañeda era (inaudible) padre, muy buen jurista internacional, para mí es el mejor, tengo un libro de él que es fabuloso.

 

Segundo punto, establecimos, estaba Jorge y estaba el general Rómulo, de Filipinas, que era muy chaparrito pero que había sido el héroe de la guerra; y siempre traía (inaudible) y él era la mitad del tamaño, entonces decía: (Inaudible).

 

Se reunieron, bueno, lo primero es unificar a los países en desarrollo (inaudible). Yo los cito a ellos, porque fue idea de ellos, si hubiera sido mía lo digo, pero bueno.

 

Total, nos reunimos, ahí estaban los ministros que eran de mucho peso, pero bueno; ¿en qué consiste? Entonces ya, intervine yo. Yo creo, consiste en tres puntos: la primera, votar todos juntos, es muy difícil. Tal vez mucho, muy moderados, como todo inicio, pero (inaudible) total, también le tuvimos que bajar (inaudible).

 

Entonces, tiene que haber, hay cinco Estados miembros que tienen lo que se llama “poder de evento”, y que se llamaba la regla de la unanimidad en la Liga de Naciones. Eso lo aprendí en el libro de don Jorge y no en otro lado.

 

Entonces, se necesita también una mayoría de todos los países; nosotros tenemos nueve, pues ya tenemos un veto.

 

Tenemos dos, y ese no se ha movido, tenemos dos vetos, hubo poquito antes de que yo llegara, una declaración formal del Gobierno de China, diciendo que China votaría siempre con los países aliados. Perfecto, ya tenemos dos vetos y siempre se (inaudible). Muy respetuosos de nosotros, ellos casi (inaudible).

 

Entonces ya tenemos dos vetos, lo único que espero es que no se haya roto ese grupo de (inaudible).

 

Ahora, tercero y último, logramos nosotros, los de nuestro grupo, la mafia, la mafia de los pobres, entonces logramos cambiar el sistema, ¿por qué? Porque todo el sistema del Consejo está basado en el fondo, (inaudible).

 

Ellos son elefantes, pero nosotros somos gacelas, y eso (inaudible), porque tardan muchísimo en una resolución; nosotros en la noche nos reuníamos en una casa y dictaminábamos, y ya, una semana o dos, (inaudible).

 

Ahí tienen otra, que en la forma de trabajar de nosotros era la velocidad y era el peligro político para algunos países (inaudible). Gran Bretaña y Francia no pudieron vetar las resoluciones en África, por ejemplo; no, se hacían bolas, cosas como esa. Van a venir otros temas y ya.

 

Digo, contra lo que se quería en la Cancillería, (inaudible) y México y tu persona, un panorama nuevo, que ya terminó, en una política que se ha centrado en los dimes y diretes por el presidente Trump, es de una importancia mayor, el que tú estés así, porque tienes otra relación y publicaste tu opinión en plana entera, que es muy conocida ya.

 

Bueno, entonces, lo que hay que hacer es velocidad y audacia.

 

Segundo, y último, ¿qué se hace? (Inaudible) queremos hablar con los senadores de los Estados Unidos, (inaudible).

 

Allí había el problemas de Europa del Este, que era uno de los grupos totalmente a favor nuestro, también, y se impactaron con nosotros, y logramos que la Unión Soviética ya no fuera. Bueno, ya lo supieron, por eso nos hablan viejos babosos.

 

Entonces, ya termino.

 

Y ahí, el chiste mayor es que tienen a todos los países, y van a la sala, (inaudible) como los grillos, bajarte a uno por uno y generar una opinión distinta.

 

Por último, para terminar.

 

Voy a hablar de los grandes. Hace cuánto que no hablamos de política con los rusos, salvo nuestra amiga, que es la presidenta; pues no hablamos de política, aquí no hablan de política con los rusos: ahí sí se habla, cara a cara.

 

Lograr una invitación es facilísimo para el Presidente de México, allá en China y a Rusia (inaudible) Entonces, claro, le tienen mucho miedo a la Cancillería, y luego te felicitan. Ya termino.

 

Yo le decía mucho al Canciller, que nada más teníamos siete Embajadas en África, que tenía 31 Cuba y 29 Brasil, y Venezuela como 25 también; ¿qué hacíamos?; me dijo: “Son todos tus amigos, tú eres el único que sabes en qué países (inaudible)”.

 

Entonces, me dice “bueno, aquí tú te encargas (inaudible)”. Y luego (inaudible).

 

Bueno, de último, le dije “no, cómo”; “pues aquí tú lo arreglas”. Lo mismo, pues entonces acaba por volver (inaudible) o al revés.

 

“Tú te encargas de la Unión Africana, los conoces a todos, son tus amigos”; “Sí, son mis amigos hasta hoy”. Y ya. “Oye nada más, son 52, entonces te pido, respetuosamente, que me pagues 52 sueldos”. A ver, lo ridículo que era eso.

 

Bueno, te quiero decir que esas áreas son muy profundas, en aquel entonces el proceso de descolonización de África, proceso, conflicto (inaudible). Pero insisto, todos ellos en un momento difícil, van (inaudible) y eso lo puedes administrar como nadie.

 

EMBAJADOR JUAN RAMÓN DE LA FUENTE: Lo tomamos muy en cuenta, muchas gracias. Gracias por su opinión.

 

SENADOR MARTÍ BATRES: Gracias, diputado Porfirio Muñoz Ledo.

 

Senadora Verónica Camino, adelante.

 

SENADORA VERÓNICA NOHEMÍ CAMINO FARJAT: Muchísimas gracias Presidente.

 

Bienvenido al senado de la República, doctor Juan Ramón de la Fuente, que tuvo a bien recibirnos a la delegación mexicana de aquí, del Senado de la República, que estuvimos en el Foro de Alto Nivel Político de la ONU.

 

Tuvimos la oportunidad de tener reuniones y también de acompañarlo al Consejo General donde estuvo también el representante del Gobierno de México y la Subsecretaria Delgado estuvo también presente.

 

Quiero aprovechar la oportunidad para hacer una felicitación a usted, junto a todo el cuerpo de la Misión de México ante la ONU. Quiero decirles, compañeras y compañeros, que tuvieron una mención especial, una mención honorífica al término de todo el foro por parte de Rhonda King, presidenta saliente de la ECOSOC y estuvo también con la vicesecretaria general Amina Mohammed, reconocieron a México por todo el apoyo que brindó logísticamente y en la conformación de todo el foro.

 

Así que eso es algo que nos llena de mucho orgullo.

 

Por otra parte, también durante el tiempo que estuvimos ahí los senadores, estuvimos preguntando cómo veían a México en una posible candidatura para el Consejo de Seguridad y de verdad el reconocimiento que le tienen a nuestro país y a quienes están al frente hoy, encabezados por usted, es positivo al cien por ciento y ven en México una nación hermana, que siempre ha acompañado a todos en los momentos más difíciles, con las mejores experiencias y con los mejores apoyos para hacer las negociaciones y que siempre se mantenga la paz y con los mejores acuerdos.

 

Así que por parte del Partido Verde Ecologista de México, que es mi bancada, le damos todo nuestro apoyo para el trabajo que usted va a hacer en ese Consejo de Seguridad y por supuesto, en el mismo sentido de lo que comentó la senadora Beatriz Paredes, le pedimos que nos haga partícipes de todas las situaciones que se consideren ahí y estamos seguros que nosotros le acompañaremos en cada una de las decisiones que se puedan tomar por el bien de nuestro país.

 

Muchísimas gracias y por supuesto, la implementación de la Agenda 2030, que aquí la tenemos muy clara en el Senado de la República.

 

SENADOR MARTÍ BATRES: Muchas gracias, senadora.

 

Pregunto si hay alguna otra intervención.

 

Si no es así, sólo quiero entregarle al doctor Juan Ramón de la Fuente, es el resolutivo que tuvo la Comisión Permanente. Son cinco puntos a propósito del tema de la posible presencia de México en el Consejo de Seguridad de la ONU.

 

EMBAJADOR JUAN RAMÓN DE LA FUENTE: Muchas gracias.

 

Tomo nota y agradezco muchísimo este respaldo.

 

Muchas gracias.

 

SENADOR MARTÍ BATRES: Adelante.

 

EMBAJADOR JUAN RAMÓN DE LA FUENTE: Muchísimas gracias, senador, y muchísimas gracias a todas y a todos los integrantes de esta Comisión Permanente.

 

Cuando en la Misión en Nueva York supimos de la iniciativa que había traído a esta Comisión el diputado Tonatiuh Bravo y la respuesta que hubo por parte de todos ustedes, la verdad es que nos sentimos no solamente muy respaldados, como son este tipo de pronunciamientos, nos sentimos realmente emocionados.

 

Nos sentimos que el Congreso Mexicano estaba pendiente, interesado y que esto nos marcaría que lo que viniera en los próximos meses y en los próximos años no lo haría sólo la Cancillería y la Embajada de México, sino que lo haría la representación nacional, con lo cual también asumimos una mayor responsabilidad.

 

No puedo tampoco omitir el decirles lo que significó para todas y todos nosotros allá, en Nueva York, el saber que el apoyo era unánime, de todos los partidos políticos.

 

Creo que como lo señalaba bien el diputado Tonatiuh Bravo, es una muestra contundente que en algunos temas y este que no es menor, sabemos anteponer a nuestras naturales y bienvenidas diferencias, puntos de acuerdo.


Ayer que tuve ocasión de comentar con el Presidente López Obrador cómo iba esta gestión que me dio la posibilidad de que yo le planteara cuáles eran mis perspectivas, la verdad es que también le dio mucho gusto cuando le comenté el significado que había tenido para nosotros este respaldo que ustedes nos dan.

 

Por otro lado, este tipo de respaldos pues también generan nuevos compromisos y nuevas responsabilidades. Cuando comparecía ante ustedes, senador, me comprometí a que estaríamos en contacto permanente con el Senado de la República, como corresponde a la política exterior de nuestro país y en estos primeros meses hemos guardado una buena correspondencia con la Comisión de Asuntos Internacionales, con la visita de algunas y de algunos senadores.

 

Y creo que esta tiene que seguir siendo la forma y la pauta para que el Congreso no solamente esté enterado, sino que participe de las decisiones que son más sensibles y creo que las que vendrán lo serán por muchas razones.

 

¿Dónde estamos y qué viene? Hasta ahora lo que tenemos es una candidatura formal que, haciendo caso a los consejos y a la experiencia de mi amigo, el diputado Muñoz Ledo, quien me antecedió en esta tarea hace algunos años, logramos, en primer lugar, tener el apoyo unánime de todo el grupo de América Latina y el Caribe.

 

No fue muy sencillo, pero tampoco resultó una tarea imposible. Estábamos, en cierta forma seguimos, como lo señalaba la senadora Beatriz Paredes, teniendo algunos puntos de desacuerdo con el grupo de América Latina y el Caribe, Venezuela es uno de ellos, no estamos de acuerdo.

 

Pero, como me permití comentarles a las y los embajadores de la Región, no podemos venezolanizar la Agenda todo el tiempo, tenemos que reconocer que, en algunos temas, como es ese, no estamos de acuerdo, tenemos visiones distintas.

 

A mí me parece que la opción por la que México ha decidido tratar de ayudar a la resolución del problema es la correcta y no va a ser fácil que en ese tema encontremos un punto de acuerdo.

 

Pero lo que el endoso a la candidatura mexicana representó, fue la posibilidad en los hechos de que, independientemente de nuestros puntos de vista divergentes, en otros pudiera haber una unidad y una unanimidad. No es menor el hecho de que tengamos el respaldo unánime de América Latina y el Caribe.

 

No quiere decir que ya estamos dentro del Consejo, pero estamos en la antesala porque si seguimos ahora sumando a otras regiones, como lo ha dicho muy bien Muñoz Ledo, el Grupo Africano es muy importante, los Países Árabes son muy importantes, el Bloque Europeo, pues todos al final, si creemos en la igualdad jurídica de los estados, pues todos los estados son importantes.

 

Pero con el apoyo de América Latina y el Caribe, creo que las posibilidades reales de que en la elección del año que entra México llegue al Consejo, son reales y son buenas. Creo que México estará en el Consejo, desde luego tendremos que pasar por el proceso de la votación formal.

 

Entonces, estamos en la antesala y tenemos casi un año para prepararnos y eso es lo que vamos a hacer, prepararnos en aquellos temas en donde por distintas razones México no ha estado en los últimos años tan cerca, en algunos de los conflictos que son, sin duda, de interés global, ya los apuntaba también la senadora Paredes, hay tensiones, en el caso de Irán, hay tensiones; en la relación siempre compleja con China; hay tensiones con el tema de Corea del Norte.

 

Pero también nos va a dar la oportunidad de que impulsemos dentro de las Naciones Unidas, temas que el multilateralismo tiene que tomar con mucha más seriedad y que son de interés para México, y uno de ellos que está en este momento en la opinión pública por su complejidad y por sus implicaciones, es el tema migratorio.

 

El tema migratorio, sobre el cual las Naciones Unidas deben de volver a asumirlo como un problema para el desarrollo fundamental para el mantenimiento de la paz y de la seguridad y vamos a estar en una mejor posición para impulsar precisamente ese tipo de temas desde el Consejo, que, si no estamos en el Consejo, vamos a tener mayores interlocuciones y mayores posibilidades.

 

Y a México lo que más le conviene frente a la asimetría bilateral de nuestra realidad geopolítica, es tener más presencia de los esquemas y de los mecanismos multilaterales para algunos temas, en donde tendremos mejores posibilidades de encontrar soluciones satisfactorias, que, si nos quedamos exclusivamente en el ámbito bilateral, y uso esto como un ejemplo de las posibilidades que puede representar para México su participación en el Consejo de Seguridad.

 

Ciertamente hay riesgos, y como bien lo señalaba el diputado Muñoz Ledo, hay puntos de vista que sostienen que a México le puede convenir más no participar.

 

No estamos de acuerdo con esos puntos de vista, no son tampoco argumentos novedosos, yo creo que es siempre mucho mejor para cualquier país, para cualquier institución, estar en la mesa y participar en las discusiones, que estar ausente de las discusiones y acatar las resoluciones. Ahora, esto nos dará la oportunidad bien, de poder, en momentos determinados, intercambiar posturas en beneficio de México.

 

Y creo que, en los próximos años, que no van a estar sencillos, estando en el Consejo, México va a tener mejores posibilidades de encontrar soluciones y alternativas a sus problemas.

 

Eso es realmente el sentido por el cual tanto el canciller Ebrard como el presidente López Obrador han tomado la decisión de que nos echemos para adelante en este tema y que busquemos, en efecto, la elección para llegar al Consejo.

 

Desde luego, les reitero que estaremos en permanente contacto y que en aquellas circunstancias en donde haya en particular temas sensibles, esas son también las instrucciones que tengo de la Cancillería, estaremos en contacto con el Senado.

 

Y cuando requiramos el apoyo del Senado, también nos sentiremos en libertad, si ustedes me lo permiten, de pedírselos y de planteárselos, porque también a nosotros nos va a venir muy bien, sabernos en el Consejo de Seguridad respaldados por el Senado de nuestro país, por el Congreso Mexicano, como lo hacen otros países y hay una serie de decisiones que por supuesto, en consecuencia, tampoco se pueden tomar ahí sin pasarlas al Senado.

 

Entonces, teniendo claro cuáles son los mecanismos, cómo vamos a interactuar, teniendo claro que la responsabilidad no es menor, pensamos que hay que ver este nuevo episodio en la política exterior de nuestro país, que se avecina, como una oportunidad y en la cual ojalá podamos seguir trabajando juntos y encontrando estos espacios de convergencia, porque a México le vienen muy bien.

 

Tomo muy en cuenta, Porfirio, los consejos derivados de tu experiencia. Debo decirles que, a pesar de que han transcurrido ya algunos años, todavía en algunos espacios de las Naciones Unidas, se recuerda la presencia del entonces representante permanente Muñoz Ledo, y de algunos y algunas de quienes le acompañaron en esa época, entre otros, la senadora Ifigenia Martínez, a quien hace poco, en la Universidad de Columbia, le hicieron un gran y merecido homenaje.

 

Uno de los premios Nobel de Economía, se refirió a ella en términos verdaderamente elogiosos, que, como mexicanos y como universitarios, nos hicieron sentir muy orgullosos que tenemos y hemos tenido ahí mujeres y hombres que pueden competir y estar a la altura de los mejores.

 

Así es que, senador Batres.

 

Distinguidas y distinguidos integrantes de esta Comisión Permanente.

 

Les reitero mi gratitud, la de la Cancillería Mexicana y el compromiso de que seguiremos estando en términos interactivos en las próximas semanas y meses para lo que ustedes consideren que deba de expresarse en esos foros, y también si me dan la oportunidad para poder plantearles algunas de las inquietudes y las muchas interrogantes que seguramente se van a presentar en el camino, pero que estamos con la confianza suficiente de que les vamos a encontrar una respuesta.

 

Ojalá que todo esto, así lo espero, sea para bien de México y pues que ustedes también nos acompañen informando a la opinión pública lo que representa y lo que significa esta posibilidad y esta oportunidad.

 

Muchas gracias.

 

SENADOR MARTÍ BATRES: Muchas gracias, doctor Juan Ramón de la Fuente.

 

Además, ese es el espíritu del acuerdo de la Permanente, acompañar, como Poder Legislativo, particularmente el Senado, pero en conjunto el Poder Legislativo, esta posibilidad que México tiene en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, y acompañar, también, todo el trayecto de complejidades y dificultades que se enfrentan siempre en esas responsabilidades al Gobierno Mexicano y a nuestro embajador, doctor Juan Ramón de la Fuente, en Naciones Unidas.

 

Bien, parece que tenemos una pregunta.

 

REPORTERA: Muy buenas tardes embajador.

 

A mí sí me gustaría que fuera un poco más detallado, ¿qué significa para México precisamente, después de nueve años de no haber ocupado este asiento en el Consejo de Seguridad?

 

¿Qué tan grande es la responsabilidad? Para que sepamos los mexicanos por qué es tan importante ocupar este lugar en la ONU.

 

Otro, me gustaría saber mucho en qué va a basar su campaña o la campaña de México, en qué se va a basar para poder lograr este asiento en el Consejo de Seguridad.

 

Y si nos pudiera explicar un poco el proceso de cómo es esta elección y cuántos votos se necesitan. Hasta ahora parece que son 33 los países que apoyan, pero ¿cuántos se necesitan para poder lograr este objetivo?

 

Muchas gracias.

 

EMBAJADOR JUAN RAMÓN DE LA FUENTE: Muchas gracias, con mucho gusto.

 

A ver, ¿por qué es importante estar en el Consejo de Seguridad?

 

En las Naciones Unidas existen múltiples órganos, es un sistema muy complejo; son decenas de órganos.

 

Cada uno de ellos tiene sus propios mecanismos colegiados de decisión. Hay agencias, hay fondos, hay programas, hay consejos, está la Corte Internacional de Justicia, etcétera; pero los dos órganos más importantes son la Asamblea General, en donde participan los 193 países, y el Consejo de Seguridad, en donde participan de manera permanente cinco países, que son los que ganaron la Segunda Guerra Mundial: Rusia, los Estados Unidos, China, el Reino Unido y Francia; y 10 países de manera rotatoria durante un periodo de dos años, que se van cambiando, no todos al mismo tiempo, sino un año cambian unos y el otro año cambian otros, y siempre hay una memoria no escrita entre los miembros no permanentes.

 

Las decisiones del Consejo de Seguridad son vinculantes, son obligatorias, esa es la importancia. Si tuviéramos que señalarlo en una sola idea, esa es la principal.

 

Las de la Asamblea General no lo son, y la relación entre la Asamblea y el Consejo, como se podrán ustedes imaginar, es una relación complicada, porque hay acuerdos de la Asamblea que se toman por mayoría y, sin embargo, no son vinculantes porque no tiene esa función la Asamblea.

 

Y pongo como ejemplo el tema otra vez, y lo uso porque está muy en el ánimo de la opinión pública en México.

 

El pacto para una migración ordenada, segura y regular, se adopta por mayoría en la Asamblea, pero no es vinculante y algunos países, en consecuencia, no aprueban la resolución y no tiene efectos de obligatoriedad.

 

Ahora, en el Consejo de Seguridad, para que se tomen estas decisiones, existen dos mecanismos que son fundamentales. Uno, que nadie lo vete, y ahora les digo, ya les dijo un poco Muñoz Ledo; y dos, que se tenga por lo menos una mayoría de nueve.

 

El derecho de veto lo tienen los miembros permanentes. México tiene una iniciativa, junto con Francia, que es uno de los miembros permanentes que estamos ya empezando a reactivar, que es la Iniciativa Franco-Mexicana, para que en algunos casos no proceda el derecho de veto dentro del Consejo de Seguridad, por ejemplo.

 

Hay cierta inconformidad en la Asamblea con el derecho de veto, porque se sigue manteniendo de veto.

 

Estar en el Consejo es estar donde se toman las decisiones que van a ser realmente obligadas y en donde están los temas más sensibles que tienen que ver hasta ahora con la paz y la seguridad y el desarme, pero también que tienen que ver, en virtud de la Agenda 2030 y de los Objetivos para el Desarrollo Sostenible, con el desarrollo más equitativo de los países.

 

Esto creo que responde a la primera pregunta, por qué es importante.

 

Segundo, ¿qué vamos a hacer como parte de la campaña? Que yo le quiero llamar más bien una suerte de promoción y de gestión, aunque sí es una campaña.

 

Lo primero que tenemos que echar por delante es la espléndida tradición de la diplomacia mexicana.

 

Hay cosas que en este país hay que decirlas a veces, tantas cuantas sean necesarias, porque parece que se nos olvida.

 

Tenemos algunos temas en donde no nos ha ido muy bien, pero tenemos otros en los que sí nos ha ido muy bien, y la diplomacia mexicana tiene un enorme prestigio; desde la fundación de la ONU hace 74 años, México ha estado allí y tiene posiciones clarísimas a lo largo de los años.

 

Pasan gobiernos de un signo y de otro y se mantienen.

 

Por ejemplo, México siempre ha estado en contra del veto, siempre, desde, tú lo sabes, desde Padilla Nervo.

 

La diplomacia mexicana es la que le da el peso y la autoridad moral a México; el estar en el Consejo y, si nos eligen, en cierta forma es reconocerle a todas y a todos los diplomáticos mexicanos lo que han hecho a lo largo de estos últimos 70 años. Así lo quiero yo entender y así hay que transmitirlo.

 

Vamos a jugar con esos valores y también con nuestros principios, desde los muy simbólicos hasta los muy claros de blanco y negro.

 

Simbólicos, quien ha ido a Naciones Unidas sabe que entrando los recibe un espléndido mural de Rufino Tamayo, que se llama “Fraternidad”, en donde hay una serie de siluetas humanas tomadas de la mano alrededor de un fuego fantástico con los colores oaxaqueños y las pirámides detrás, que nos recuerdan que somos un país con una cultura milenaria, de la cual nos vamos a sentir orgullosos, y que creemos en la fraternidad y, como señalaba el senador Batres, en la solución pacífica de los conflictos y en los principios que están en nuestra Constitución.

 

Por supuesto que los principios constitucionales serán eje de nuestra promoción en México, para decirle a los demás países: con base en estos principios, México es un país confiable, es un país con el que ustedes pueden trabajar, porque no nos vamos a mover de estos principios en nuestras votaciones.

 

Y, finalmente, también en términos muy pragmáticos, cuando entras a la Asamblea General de las Naciones Unidas, en uno de sus accesos te encuentras con un mármol esculpido que dice: “El respeto al derecho ajeno es la paz”.

 

Todos los que entran a la Asamblea General de la ONU pasan por ahí. No todos hablan en español, ya tengo la propuesta para que lo traduzcan en los seis idiomas oficiales para que todos lo entiendan.

 

Entonces, Juárez ha estado también en el ánimo de Naciones Unidas, y yo creo que si revisamos con un poquito de detenimiento la frase, tiene una vigencia extraordinaria, extraordinaria.

 

La diplomacia mexicana, los principios y los símbolos que representan a un país como México, nos van a permitir convencer a todos los países que voten por nosotros.

 

¿Cuántos votos queremos tener? Yo voy por 193 votos. Voy a tratar de tener todos los votos, no sé si lo logre pero ese es mi objetivo.

 

Vamos a hablar con todos, como tiene que ser. Con los más pequeños, desde países que están al borde de desaparecer por el cambio climático, que si le sube un metro más el nivel del mar, como en las Islas Maldivas, desaparecen, para decirles: tienen todo nuestro apoyo en los temas de cambio climático, hasta los países con los que tenemos algunas diferencias y en las cuales también tenemos que sentarnos a hablar con ellos.

 

Así que por ahí vamos y ya les estaré rindiendo cuentas de qué tal nos va y cómo vamos avanzando.

 

REPORTERO: Nada más una precisión, embajador, ¿cuántos países, aparte de México, compiten por esa posición.

 

EMBAJADOR JUAN RAMON DE LA FUENTE: No lo sabemos todavía.

 

Si nosotros, si ningún otro país de América latina se inscribe y yo creo que ya nos inscribieron, por eso les digo que estoy en la antesala, podemos llegar en la papeleta sólo nosotros para ese asiento, con lo cual por eso les digo que estamos en la antesala, para la Región de América Latina y El Caribe.

 

En otros, pues se van a dar un agarrón fuerte, porque están muy peleados en otras regiones. Por eso fue tan importante tener el endoso de la región, porque ya en esa parte no tenemos en este momento ningún oponente, no hay otra candidatura más que la de México, pero faltan muchos meses.

 

REPORTERA: Precisamente preguntarle, insistir en este tema, si llega México solo, o sea, en la papeleta de América Latina, ¿solamente hay ese lugar para esta región?

 

EMBAJADOR JUAN RAMON DE LA FUENTE: Así es.

 

REPORTERA: ¿Y cuándo se sabría si hay alguien más que se inscriba? ¿Hasta cuándo es?

 

EMBAJADOR JUAN RAMON DE LA FUENTE: A ver, en la elección que hubo hace unas cuantas semanas, el día anterior se inscribió todavía algún país.

 

Entonces, hasta el día anterior a la elección puede inscribirse otro país.

 

REPORTERA: ¿Cuántos países hasta este momento le han dado su apoyo?

 

EMBAJADOR JUAN RAMON DE LA FUENTE: Formalmente GRULAC, el Grupo de América Latina y El Caribe, formalmente y necesitábamos pues tener el respaldo del Senado, el arranque formal por parte del Presidente, la estructura en la Cancillería.

 

No quiero dejar de reconocer el gran respaldo que nos ha dado Marcelo Ebrard y todo el equipo de Cancillería. Realmente tenemos que tener todo esto, por eso vine, ahora ya me regresaré, agosto es un mes de poca actividad, septiembre vuelven a arrancar fuerte y ya estaremos empezando propiamente dicho la campaña.

 

O sea, estábamos en precampaña.

 

REPORTERA: ¿Hay algún contra, estas voces que se han pronunciado en que a México quizá no le favorecería? ¿Usted vería alguna contra de que a México no le favorecería estar en este Consejo?

 

EMBAJADOR JUAN RAMON DE LA FUENTE: No, yo creo que son puntos de vista.

 

A ver, son respetables, pero honradamente nuestros argumentos son muy contundentes. ¿Qué nos conviene más, tener fichas para intercambiar o no tenerlas?

 

Que la relación con nuestros vecinos va a ser complicada, por supuesto, pero lo ha sido siempre, lo es en este momento, nada más que ahora, si nosotros tenemos más juego en los espacios multilaterales, esto le va a dar a México más opciones.

 

Ese es el argumento, alguien puede no estar de acuerdo con él, está bien, pero es el argumento que yo ofrezco para cualquier debate.

 

REPORTERA: Para que me comente, usted decía que hay países con los que México tiene diferencias. ¿Qué opina usted de la relación que tiene México con Estados Unidos? Por una parte.

 

Y, por otra parte, ¿qué opina usted de la situación de los migrantes en nuestro país? ¿Cree que se están respetando los derechos humanos de ellos?

 

Gracias.

 

EMBAJADOR JUAN RAMON DE LA FUENTE: Desde luego nosotros somos aliados de los Estados Unidos y ellos nos consideran aliados, siempre hemos sido.

 

Eso no quiere decir que no tengamos diferencias, algunas y muy marcadas y usted misma ha tocado pues el tema migratorio, ni más ni menos, es un tema en el que tenemos algunas diferencias.

 

Pero miren, se han dado pasos muy importantes, porque hay un principio con el que yo, el diputado Muñoz Ledo y yo estamos de acuerdo, que él ha sido crítico de algunos aspectos de la política migratoria, pero también tenemos puntos en donde coincidimos.

 

A ver, en materia de proteger la soberanía, el tema migratorio, la mejor forma de proteger nuestra soberanía es mediante la cooperación con otros estados soberanos.

 

Estados Unidos tiene sus leyes migratorias, nosotros tenemos las nuestras y no necesariamente son coincidentes y ya hay un derecho internacional que rige la conducta de los países, ya hay Convenciones que están firmadas y otras que no están firmadas.

 

Entonces, por ejemplo, se dice: México es de facto un tercer país seguro. Pues no, no es de facto, hay una diferencia, es jurídica, aquí hay muchos abogados, empezando por Muñoz Ledo y muchos más.

 

Pregúntenle ustedes a los migrantes si es diferente o no que cuando tú llegas a los refugiados que piden asilo, a pedir asilo, que te escuchen y te reciban, como marca la Ley Internacional, o que ni siquiera te reciban, porque cuando tú firmas un convenio de tercer país seguro, lo que haces en el fondo es liberar al país de destino de su responsabilidad internacional.

 

El derecho de asilo es un derecho, pero cuando tú ya tienes un tercer país seguro que le garantiza a ese migrante que pide asilo, que puede estar seguro, tú ya no tienes que cumplir con ese principio.

 

Canadá es tercer país seguro de Estados Unidos, lo que pasa es que, pues casi nadie quiere entrar a Estados Unidos por Canadá, casi todos quieren entrar por México.

 

Entonces, ¿se han endurecido las cosas?, sí, pero a ver, hace cuánto no veían ustedes que venía el canciller de los Estados Unidos a platicar, a México, a la Cancillería Mexicana, con el Canciller Mexicano, ¿eh?

 

Ya se dejaron atrás cuando se negociaban las cosas con los familiares del Presidente en turno de tal. Se está haciendo un esfuerzo por llevar el tema a un plano institucional, transparente, de igual-igual, con las diferencias que tenemos. Por supuesto, su marco jurídico y el nuestro no coinciden.

 

El Journal Security acaba de sacar, y está ahorita discutiéndose en los tribunales norteamericanos, la idea de que puedan ellos negar directamente la solicitud de revisión del derecho de asilo. No va a pasar, hombre, eso no va a pasar.

 

Entonces tampoco hay que magnificar aquí las diferencias, que las tenemos, y que no se nos olvide también algo, ¿eh? Que en la ONU lo tienen clarísimo todos los países.

 

Estados Unidos está en medio de un proceso electoral y de aquí a noviembre del año que entra, muchas de las cosas que oigamos, y que escuchemos, y que a lo mejor tengamos que enfrentar, son resultado de una lógica y de una dinámica que obedece más a la política interna que a la política externa. Bueno, esos son los riesgos de la vecindad.

 

Con todo eso, yo pienso que, si estamos bien posicionados en los esquemas multilaterales, tenemos más fichas para contender con ese y con otro tipo de fenómenos parecidos.

 

Entonces, van a seguir habiendo diferencias, vamos a seguir actuando conforme a derecho, conforme a nuestros principios constitucionales.

 

Y, Porfirio, estarás de acuerdo conmigo que el esfuerzo que se está haciendo es impulsar, en ese sentido, las acciones que tienen que ver en estos temas migratorios, que no están sencillas, pero que el hecho de que haya venido el canciller Pompeo a entrevistarse con el canciller Ebrard, hacerlo en la oficina de la Cancillería, a discutir los temas cara a cara, pues ya son pasos que nos dan unas posibilidades mejores de las que había antes.

 

Muchas gracias.

 

Gracias Martí, gracias senadoras, senadores, diputadas, diputados, Tonatiuh, Rector, amigo, gracias por tu iniciativa; maestra querida, gracias por acompañarme. Les agradezco en verdad a todos ustedes mucho su respaldo.

 

SENADOR MARTÍ BATRES: Gracias, doctor.

 

--o0o--

Calendario

Enero 2022
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
27 28 29 30 31 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31 1 2 3 4 5 6