Versión Estenográfica de la reunión de trabajo de la Mesa Directiva, comisiones y la delegación de México ante la Unión Interparlamentaria con el presidente de la Cámara de Representantes del Parlamento de Uruguay, José Carlos Mahía Freire.

 

 

 

SENADORA BLANCA ALCALÁ RUIZ: Es una ocasión idónea para refrendar los lazos de amistad que existen entre nuestros pueblos, y que en nuestro caso, como representantes populares, honramos y tendremos que cultivar.

 

 

 

Uruguay y México forman parte de una patria grande, de esta patria que constituye la América Latina, de la cual decía Eduardo Galeano, es una tierra de encuentros, de muchas diversidades, de cultura, de religiones, de tradiciones y también en ocasiones de miedos y de impotencias.

 

 

 

Somos parte de esa gran diversidad que explica nuestro origen, pero que también traza nuestro destino. Nuestra generación tiene la enorme responsabilidad de traducir ese enorme legado del pasado, en una gran oportunidad de vida y de desarrollo para lo más valioso que tenemos ambos: para nuestra gente.

 

 

 

Creemos en la democracia, en la libertad, en la solidaridad, en el respeto a los derechos humanos y apostamos, como ustedes, a construir un Estado de Derecho en donde la justicia y la paz prevalezcan por encima de cualquier interés.

 

 

 

En ambos países consideramos que el libre comercio nos acerca y nos complementa, y por ello celebramos que hacia finales de este año podamos profundizar los acuerdos comerciales para reforzar nuestro intercambio comercial y acrecentar nuestra relación.

 

 

 

Los mexicanos sabemos que nuestros hermanos de Uruguay conocen muy bien el valor de la democracia, que saben generar prosperidad, que son líderes en el avance de los derechos sociales y que han acumulado experiencia en el diseño de políticas públicas para favorecer el surgimiento de una clase media viva y pujante.

 

 

 

Nuestro reconocimiento por sus logros en esa consolidación democrática. Por su permanente esfuerzo por reducir la desigualdad social y por sus logros en la disminución de la pobreza.

 

 

 

Como ustedes, en México también tenemos clara la responsabilidad de construir sociedades más justas e igualitarias; y estamos atentos a la voz de las personas, a hacer posibles sus aspiraciones, pero sobre todo a hacer reales sus derechos.

 

 

 

Por ello privilegiamos el debate serio y el contraste de ideas, orientados hacia esa meta común que a todos nos compromete, un orden jurídico que contribuya al bienestar y al desarrollo de la sociedad.

 

 

 

Así hemos elaborado y hemos adoptado una agenda que incluye muy diversos temas de interés, con un propósito central: contar con un piso parejo de oportunidades para todos, en un ambiente de respeto y de libertad.

 

 

 

Nuestro trabajo, señoras y señores legisladores, ha incluido leyes en áreas estratégicas, que son de interés común en ambos países, que son de interés para ambas naciones, como han sido los temas de educación, cuyo presidente está en esta reunión. Temas como los de telecomunicaciones, como los del intercambio comercial, justo.

 

 

 

Pero también áreas fundamentales que exigen congruencia de una auténtica vocación democrática, tales como han sido inclusive la agenda de género y la de democracia paritaria.

 

 

 

Estoy segura de que nuestro diálogo parlamentario permitirá compartir experiencias y éxitos, podrá retroalimentarnos de lo que venimos haciendo, acrecentar el conocimiento mutuo y emplear los canales de cooperación y entendimiento entre los Poderes Legislativos del Uruguay y de México.

 

 

 

Estimados y estimadas colegas:

 

 

 

La distancia que nos separa, considero que no constituye ningún límite en nuestra relación, pues desde hace años trabajamos para que América Latina no sea más un mundo separado entre indignos e indignados. Como también decía el propio Eduardo Galeano.

 

 

 

Por el contrario, sea un mundo en el que todos los ciudadanos nos reconozcamos los mismos derechos y oportunidades. Un mundo en el que estamos orgullosos de Punta del Este o de Cancún; en el que disfrutamos y apreciamos las artesanías de las manos uruguayas y de las mexicanas; en las que saboreamos los productos de las cooperativas de leche del Uruguay, como de las cajetas de Celaya.

 

 

 

Un mundo en el que como decía hace un momento, señor Presidente, lo que nos interesa es crear puentes y no muros de entendimiento.

 

 

 

Siéntanse, de verdad, muy bienvenidos a nuestro país. Que al recorrer las instalaciones del Senado mexicano, sientan que como son las bellas instalaciones de su sede, también aquí los muros nos observan y son vigilantes de que logremos que en la libertad y en la democracia, encuentren las aspiraciones nuestros pueblos.

 

 

 

Bienvenidos y enhorabuena. Muchas gracias.

 

 

 

Quiero agradecer también la reunión en esta ocasión de la senadora Luisa María Calderón, quien es la presidenta de la Comisión de Reforma Agraria del Senado mexicano y coordinadora de los Frentes Parlamentarios contra el Hambre.

 

 

 

Y del mismo modo también del señor ministro, que nos acompaña Hugo Morales Meléndez, en representación de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

 

 

 

A continuación, quisiera pedirle a la presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores sus comentarios en relación de su visita.

 

 

 

SENADORA GABRIELA CUEVAS BARRON: Muchas gracias, vicepresidenta.

 

 

 

Diputado José Carlos Mahía Freire, bienvenido a este Senado de la República, después de mucho tiempo de estar planeando esta visita, y que además debo decirlo y espero no ventanear ningún comentario, pero el diputado Mahía tenía como intención que el primer país en visitar fuera el nuestro. Ya no sé si en razón de la agenda y de los múltiples cambios que hemos tenido, se logró el objetivo, pero creo que es un gesto muy importante y muy significativo para México.

 

 

 

Diputada Macarena Gelman, integrante de la delegación parlamentaria;

 

 

 

Diputado Conrado Rodríguez, también integrante de la delegación parlamentaria.

 

 

 

Embajador Jorge Alberto Delgado Fernández, embajador del Uruguay en nuestro país. Bienvenido como siempre, embajador.

 

 

 

Vicepresidenta, senadora Blanca Alcalá, y presidenta también del Parlamento Latinoamericano y Caribeño.

 

 

 

A mis compañeras y compañeros senadores, y por supuesto al ministro Víctor Hugo Morales, Director General para América Latina y el Caribe de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

 

 

 

Nos da muchísimo gusto poder estar hoy aquí. Desde el inicio del trabajo de estas legislaturas en las que hemos estado en el Senado de la República, Uruguay ha estado presente.

 

 

 

De hecho, y hay que recordarlo, el primer instrumento internacional que evaluamos nosotros como senadores en México fue la ampliación del Tratado de Libre Comercio con Uruguay, esa fue nuestra primer tarea en la Comisión de Relaciones Exteriores, y nos dio mucho gusto poder llevar a cabo este tratado, porque sabemos que aún hay una gran tarea por hacer, y que cualquier paso que demos va a ir en la dirección correcta.

 

 

 

También, insisto, quiero destacar este gesto. Nos da mucho gusto que México esté entre las prioridades de Uruguay; que este por supuesto teniéndolo también como una de las prioridades de diplomacia parlamentaria, y me parece que por ahí es por donde debemos seguir caminando.

 

 

 

México ha trabajado de manera coordinada con Uruguay, no sólo en estas ratificaciones de tratados sino también en la agenda de diplomacia parlamentaria, y ahora hay que hacerlo aún más extensivos a los temas de cooperación parlamentaria y de intercambios de mejores prácticas.

 

 

 

El Siglo XX en América Latina y el Caribe estuvo marcado por el autoritarismo, dictaduras y conflictos sociales. Y en ese contexto, los sentimientos de solidaridad y de respeto mutuo entre Uruguay y México fueron muy claros cuando México se convirtió en el hogar de más de 2 mil 500 refugiados uruguayos que vinieron buscando la protección de nuestro país.

 

 

 

Ahora el Siglo XX nos presente una América Latina y el Caribe muy distinta. Hoy, ya no nos marcan aquí las dictaduras y el autoritarismo, pero sí nos marcan retos muy importantes como el combate a la corrupción y a la desigualdad.

 

 

 

Hoy, en América Latina prevalecen los principios como la democracia, la globalización, el libre comercio, el respeto a los derechos humanos, y por supuesto muy importante la cultura de paz que define en gran medida una diferencia entre nuestra región con otras regiones del mundo.

 

 

 

Hoy, América Latina ha contribuido al establecimiento de un nuevo escenario y se ha convertido en defensor de estos principios en la arena internacional.

 

 

 

Pese a estos avances, insisto, aún tenemos dos grandes retos: El de la desigualdad social y el de la corrupción.

 

 

 

El tema de la desigualdad social es gravísimo. Si revisamos los datos por ejemplo de Oxfam, en los últimos años el 10 por ciento de la población latinoamericana y caribeña con mayores ingresos han acumulado el 71 por ciento de la riqueza de la región, y las fortunas de los multimillonarios han crecido en un promedio anual del 21 por ciento entre 2002 y 2015. Es decir, han crecido seis veces más que el Producto Interno Bruto de la región.

 

 

 

En contra parte, la pobreza aumentó hasta llegar al 30 por ciento de la población el año pasado. Esto significa que en nuestra región la pobreza afecta a más de 175 millones de personas.

 

 

 

En la agenda de corrupción, ésta se ha convertido en la agenda principal de los gobiernos latinoamericanos. El índice anual de percepción de la corrupción de Transparencia Internacional, da como calificación promedio regional de 44 sobre 100.

 

 

 

Esto en términos reales se traduce en el estancamiento económico y social que estamos experimentando, ya que la corrupción cuesta cada año alrededor del cuatro por ciento del Producto Interno Bruto.

 

 

 

Sin embargo, hay que decirlo, en esta estadística regional, Uruguay ha hecho un contraste muy fuerte.

 

 

 

De hecho Uruguay es el único país que contradice estas tendencias.

 

 

 

El 62 por ciento de la población uruguaya pertenece a la clase media, y la tasa de pobreza se ha reducido en 15 por ciento, en promedio, en los últimos cinco años.

 

 

 

En términos de corrupción, Uruguay es el país latinoamericano menos corrupto, y se posiciona en el lugar 21 entre 176 países involucrados en el Índice de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional.

 

 

 

Además, también decirlo, Uruguay se ha atrevido a romper paradigmas, temas que hoy también en México estamos discutiendo ya analizando como la despenalización en el consumo de la marihuana.

 

 

 

Me parece que el sólo hecho de abrirse a esos debates, habla no sólo de una sociedad madura, sino también con mucho ánimo de construir soluciones, que estén más allá de los paradigmas tradicionales, e incluso de los acuerdos internacionales que hoy hay restringido este debate sin darnos soluciones, que hoy sobre todo nuestra Región no sólo demanda sino que en términos de indicadores de violencia, urgen.

 

 

 

Por supuesto que hay muchos temas que podemos destacar.

 

 

 

La Agenda Bilateral es nutrida, es dinámica, es importante.

 

 

 

Hoy tenemos en puerta una posible apertura a los temas comerciales, otra vez, y esto nos da mucho gusto en sentido de que el dinamismo obliga también a la cercanía.

 

 

 

Pensar que un mismo Tratado pueda dialogarse dos veces para los mismos senadores, pues sí habla de la importancia y la dinámica de la relación.

 

 

 

Y en esta misma tesitura, se vuelve fundamental que el diálogo político entre parlamentarios y la cooperación que podamos tener para intercambiar las mejores prácticas legislativas, las mejores políticas públicas, también nos lleve a entregar los mejores resultados a los ciudadanos a quienes representamos.

 

 

 

Yo hago votos porque Uruguay nos comparta sus buenas experiencias, porque podamos también, decía mi homóloga, la diputada Mónica, decía en algunas reuniones que Uruguay es un pequeño país por el número de habitantes que tiene, un país que tiene tres millones de habitantes mientras nosotros somos un país de 120 millones de habitantes y con 35 millones de personas de origen mexicano, o mexicanos viviendo en los Estados Unidos.

 

 

 

Si bien pudiéramos pensar que Uruguay es un pequeño país en términos de población, como lo dice la senadora, también yo debo decirlo que es un gran país en términos de lo alto que está poniendo la vara para muchos países en nuestra Región y para el ejemplo que significa en combate a la corrupción y en combate a la desigualdad.

 

 

 

Me da mucho gusto esta visita.

 

 

 

Bienvenido hoy y siempre diputado Presidente.

 

 

 

Por supuesto también a su Delegación.

 

 

 

Embajador: hacemos votos por esa relación.

 

 

 

Bienvenidos.

 

 

 

México es su casa.

 

 

 

SENADORA BLANCA MARÍA DEL SOCORRO ALCALÁ RUIZ: Muchas gracias senadora.

 

 

 

Apreciamos mucho los conceptos de la Presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores y quiero, a continuación, darle la bienvenida y cederle el uso de la voz a la Presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores con América Latina, la senadora Mariana Gómez del Campo.

 

 

 

Bienvenida Mariana, y adelante por favor.

 

 

 

SENADORA MARIANA GÓMEZ DEL CAMPO GURZA: Muchísimas gracias.

 

 

 

Senadora: celebro el que pueda estar aquí esta Delegación tan importante, encabezada por el Presidente de la Cámara de Representantes del Parlamento de Uruguay, el señor José Carlos Mahía. Bienvenido a este Senado de la República.

 

 

 

Al Embajador, también. Es un gusto tenerlo nuevamente en el Senado, con quien además quiero compartirles que hemos tenido una comunicación fluida, hemos impulsado diversas acciones de la mano. Entonces es un honor nuevamente tenerlo aquí.

 

 

 

Muchísimas gracias señor Embajador.

 

 

 

Agradecer, claro, como dije hace un momento, a la Delegación, que haya también más integrantes:

 

 

 

Diputados, la diputada Macarena Gelman, el diputado Conrado Rodríguez, a todos ustedes, gracias por acompañarnos en este día tan importante, previo a la Sesión Solemne que tendremos en unos momentos.

 

 

 

Yo quiero señalar, destacar que, fundamental la relación bilateral que tenemos entre ambos países, las relaciones diplomáticas entre México y el Uruguay se establecieron en 1831 y desde esa fecha al día de hoy, se ha tenido una relación muy importante, basada sobre todo en la cooperación.

 

 

 

Para México, Uruguay es un socio estratégico, es un amigo muy importante con el que se ha mantenido un diálogo político fluido, apelando a las posiciones comunes; y de apoyo en el plano regional y también multilateral.

 

 

 

Hemos tenido además y hemos coincidido en algunas posturas, en los diferentes espacios parlamentarios que se tienen, como es el caso del Parlamento Latinoamericano, en donde tienen una delegación muy activa.

 

 

 

Conocemos también que Uruguay, bajo el liderazgo de su presidente, Tabaré Vázquez, busca diversificar la cartera comercial y para lo que sería muy importante sentar las bases de diálogo con miras a iniciar la negociación que permita incrementar los flujos comerciales.

 

 

 

La situación actual en la región implica nuevos retos para nuestros países, por lo que debemos priorizar en la integración regional para el beneficio de nuestros pueblos; por lo que el acercamiento entre la Alianza del Pacífico y el MERCOSUR, podría tener grandes ventajas para todos. Y esperamos que estos acercamientos se den con mayor profundidad entre MERCOSUR y Alianza del Pacífico.

 

 

 

Y justo ayer, y aquí veo algunos compañeros integrantes de la Comisión de Relaciones Exteriores América Latina y el Caribe, tratábamos este tema en concreto, y cómo fortalecer las alianzas de nuestro país, ya no volteando solamente como lo hicimos durante muchos años, hacia Estados Unidos; sino poder voltear hacia países como el Uruguay y los integrantes incluso de esta Alianza del Pacífico, y los integrantes también del MERCOSUR, para tener alianzas estratégicas en los próximos años.

 

 

 

No se pueden colocar todos los huevos en una canasta, y consideramos que desafortunadamente durante muchos años así se hizo. Y por eso es tan importante y hay tanto debate en cuanto a la relación bilateral con Estados Unidos, y el mal momento por el que atraviesa.

 

 

 

Entre nuestros países hay un enorme potencial para explorar el fortalecimiento de su intercambio comercial, debemos explorar, estrechar esta cooperación bilateral lo más posible. Por ello, esperamos poder concretar una reunión interparlamentaria o una gira de trabajo con ustedes; no hemos tenido la oportunidad de hacerlo de manera formal y creo que valdría la pena, presidente, que se asumiera en esta visita el compromiso de poder tener esta reunión interparlamentaria.

 

 

 

Ya mis compañeras mencionaban temas estratégicos, que sí los hemos revisado, explorado. Hace unas semanas estuvo por allá la senadora Luisa María Calderón, que encabeza este frente contra el hambre, con una agenda muy específica; pero creo que podrían ser temas sin duda alguna, de la agenda interparlamentaria que nosotros impulsemos a partir de esta visita.

 

 

 

Aprovechar que Uruguay es el único país del MERCOSUR con el que México tiene un Tratado de Libre Comercio. Fue suscrito en el año 2003, entró en vigor en julio de 2004; y según la Secretaría de Economía y quisiera comentar estas cifras, Uruguay es el socio comercial de México a nivel mundial, el número 50; el número 16 entre los países de América Latina y el Caribe.

 

 

 

Y creo que tenemos un enorme potencial para fortalecernos como socios comerciales, y tenemos que hacer lo necesario desde ambos parlamentos para que así ocurra.

 

 

 

La defensa de los derechos humanos, la democracia en la región es un tema que nos interesa. Nos congratulamos con el gobierno de la República Oriental del Uruguay por la posición conjunta en cuanto al exhorto respetuoso que se le hizo al gobierno de Venezuela, para garantizar la efectiva separación de poderes, el respeto al Estado de Derecho y a los derechos humanos; así como a las instituciones democráticas.

 

 

 

Celebro que se den pronunciamientos en la región de este tipo, porque entre todos tenemos que hacer lo necesario para que se velen y se respeten los derechos humanos, la democracia y las libertades.

 

 

 

Y, por último, quisiera comentar un tema que me parece muy interesante en el que podemos cooperar, y es el resultado de la política de drogas en Uruguay, como se comentó hace un momento.

 

 

 

Y yo sí lo pongo en la mesa porque también me encantaría que fuese discutido en una reunión interparlamentaria, pues en México tenemos un problema con la farmacodependencia, se ha convertido en un tópico de salud y de seguridad debido a la operación de los carteles del narcotráfico.

 

 

 

Según la ONU, el 1.2 por ciento de la población mexicana entre 12 y 65 años, consume marihuana. Sería maravilloso poderlos escuchar y poder, sobre todo porque nosotros estamos cerca de legislar estos temas, aquí ya se legisló una parte de este tema pero está la discusión también, y lo compartíamos esta mañana, en la Cámara de Diputados. Vale la pena escuchar sus experiencias y poder tener un intercambio muy rico con ustedes.

 

 

 

Nuevamente bienvenidos. Para nosotros es un honor tenerlos aquí. Ustedes siempre que vamos a la República del Uruguay nos hacen sentir en casa, y queremos que exactamente ustedes sientan lo mismo en nuestro país.

 

 

 

Países hermanos, somos amigos, y yo espero que a partir de esta reunión podamos construir una agenda muy coordinada y sobre todo una agenda institucional que nazca desde ambas mesas directivas para darle toda la fuerza a la agenda entre ambos países y a esta relación bilateral.

 

 

 

Muchas gracias, senadora Blanca Alcalá.

 

 

 

SENADORA BLANCA ALCALÁ RUIZ: Gracias, senadora.

 

 

 

Antes de pedirle al señor presidente sus comentarios en relación a esta visita, quisiera introducirle a los senadores que también nos acompañan; a la senadora Sonia Rocha, que forma parte de la Comisión, y al senador José de Jesús Santana García, también integrante de la misma.

 

 

 

Señor presidente, estamos atentos a sus comentarios.

 

 

 

DIPUTADO JOSÉ CARLOS MAHÍA FREIRÉ: Bien. En primer lugar, muchas gracias por la recepción.

 

 

 

A la señora vicepresidenta de la Mesa Directiva, la senadora Blanca Alcalá;

 

 

 

A nuestra compañera de la Unión Interparlamentaria, a la presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores, Gabriela Cuevas;

 

 

 

A la presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores América Latina, Elena Gómez;

 

 

 

A nuestros colegas y el representante del Poder Ejecutivo en Cancillería.

 

 

 

Disculpen la omisión y la falta de protocolo en nombrarles a cada uno de ustedes, pero espero que se sientan representados, seguramente es así, en las compañeras de la directiva.

 

 

 

Quiero presentarles, antes de comenzar, a mis compañeros de delegación. Obviamente estamos acompañados del señor embajador Jorge Delgado, es un gran trabajador y nos sentimos plenamente representados con su trabajo aquí y con el señor cónsul general aquí.

 

 

 

Están acompañándonos la diputada Macarena Gelman, que es del Frente Amplio, partido de gobierno; el diputado Conrado Rodríguez, que es del Partido Colorado, partido de oposición.

 

 

 

Y la idea que nosotros propusimos de armar una delegación en estos términos, nos acompaña también la integrante de la Comisión de Relaciones Internacionales de la Cámara de Diputados, Alejandra Díaz, licenciada.

 

 

 

La idea nuestra es que ustedes tuvieran no sólo la representación del presidente de la Cámara, que por supuesto representa el cuerpo, sino también lo que queremos siempre hacer como un mensaje que es representar la pluralidad del Uruguay en cuanto al gobierno y a oposición, más allá de quién esté presidiendo la Cámara, quién sea el Presidente de la República y la etapa democrática que estemos viviendo.

 

 

 

Además son dos legisladores jóvenes y que ya en ésta su primer legislatura ya han tenido un trabajo muy destacado en la Cámara durante este tiempo.

 

 

 

Voy a ser breve y después les voy a pedir a mis colegas que saluden a ustedes, así no se los llevan de arriba todo el tiempo, pero además me parece que hay que ser consistente entre lo que uno dice y lo que uno piensa.

 

 

 

Son tres cuestiones:

 

 

 

En primer lugar, como bien decía Gabriela, la intención personal mía era la primera misión hacerla aquí en México.

 

 

 

No tocó la primera por razones de agenda sino la segunda, pegó en el palo, pero tuvimos toda la intención de hacerla en esos términos.

 

 

 

Después hubo una dificultad de nuestra Agenda institucional y partidaria, para serle claro, entonces eso me complicó.

 

 

 

Pero bueno, queríamos además como señal hacia América Latina, desde nuestro humilde punto de donde estamos, decir que las primeras dos misiones del Presidente de la Cámara, uruguayo, en este año tan particular, fuera a dos países latinoamericanos.

 

 

 

Nosotros creemos que la trayectoria de México, la amistad que existe y las relaciones diplomáticas desde el año 1831 a la fecha, lo indican todo porque han pasado todo tipo de circunstancias en todo este tiempo.

 

 

 

Tenemos un profundo respeto y reconocimiento por la labor de todas las delegaciones y la cancillería mexicana por su profesionalismo, por lo que han sido sus delegaciones en todos los ámbitos internacionales que hemos estado.

 

 

 

Le ponen garra a cada cosa que hacen, a cada emprendimiento y trabajan además en una forma muy profesional, defendiendo claramente objetivos latinoamericanos y planteando a todas luces objetivos que son generalmente compartibles.

 

 

 

Creemos que podemos trabajar nosotros de nuestra perspectiva, y cuando digo nuestra perspectiva, estoy hablando de la perspectiva de promover la diplomacia parlamentaria, a los efectos de generarle a los estados un instrumento que ayude al mejor entendimiento y a los mejores resultados políticos e institucionales, que es lo que todos buscamos.

 

 

 

En este sentido, el Parlamento y los parlamentos garantizan la pluralidad de voces, la pluralidad de ideas y cuando después llegan tratados que luego cuya ratificación parlamentaria es la que corresponde, el trabajo previo, la internalización de los asuntos que se resuelven y que se tratan naturalmente a nivel del Poder Ejecutivo y las Cancillerías, tienen tratamiento más efectivo y mejor cuando se dan esos términos.

 

 

 

Nosotros sabemos que Uruguay y México tienen un acuerdo vigente de Asociación Estratégica que contempla, entre otros aspectos, el interés de participar y de compartir experiencias en el uso de las nuevas tecnologías para personas y adultos mayores.

 

 

 

Nosotros en éste apartamos lo que se llama el Plan Ibirapitá –la palabra Ibirapitá muy uruguaya-, es en lo internacional porque habla de un árbol típico del Uruguay, autóctono; palabra.

 

 

 

Coincidencias históricas en cuanto a la búsqueda de eliminación de armas nucleares, iniciativas de desarme que hemos tenido en distintos órganos.

 

 

 

Y compromiso en participar constructivamente en un proceso preparatorio para la adopción del Pacto Global para la Migración Regular, Segura y Ordenada, que es un tema que hemos venido trabajando.

 

 

 

Ya han hecho ustedes referencia a ese acuerdo de Libre Comercio, que lo votamos en 2003 –yo en ese momento estaba en la oposición-; comenzó a andar en 2004, y por supuesto lo votamos.

 

 

 

Y todo lo referido en la búsqueda en estos años de la actualización de los acuerdos económicos.

 

 

 

Prefiero denominarlo actualización, porque creo que es, no técnicamente quizás, pero sí objetivamente, el rumbo hacia dónde queremos ir y que esto aborde, entre otras cosas, como la eliminación de aranceles para la totalidad del comercio de bienes, o la eliminación de los contingentes, los cupos, la simplificación del sistema a las reglas de origen, la institucionalización de comités bilaterales para los temas sanitarios y fitosanitarios, el tema de comercio de servicios.

 

 

 

Son asuntos que tenemos hoy en esa búsqueda de actualización del acuerdo que les señalaba.

 

 

 

Después, dos cuestiones complementarias, porque prometí no ser extenso, pero me parece que es bueno que lo digamos, nuestra disposición a promover una agenda bilateral, activa y que sea que nos permita a nosotros, los uruguayos también, por supuesto aprender del trabajo profesional que vienen haciendo ustedes a nivel con la agenda interna de México, que mucho nos ocupa; en particular por ejemplo los temas migratorios, que a distinta escala a todos nos afecta y creo que ahí tenemos un campo para trabajar de una forma muy importante.

 

 

 

Es más, les comento, parte de la agenda de nuestra visita es a través de Cancillería, reunirnos con compatriotas, con uruguayos aquí en México, con esa idea de intercambiar directamente con ellos. Pero desde el punto de vista parlamentario, poder llevar esto como agenda.

 

 

 

Desde el punto de vista del frente contra el hambre, vamos a hacer un evento en el mes de octubre, creo que está pautado, aproximadamente; donde Uruguay va a ser sede, y ya hemos tenido una reunión en Montevideo para concretar y llevarlo delante de la mejor manera posible.

 

 

 

Con respecto a otros asuntos que ustedes plantearon, por ejemplo el tema de las leyes sociales que nosotros hemos abordado, y en particular las relacionadas al tema del consumo y comercialización de drogas, para llamarlo directamente. En el Uruguay fue un tema polémico, vamos a entendernos; no es algo que salió espontáneamente por unanimidad.

 

 

 

Sí fue muy discutido, fue muy seriamente discutido hacia opinión pública, con distintas instituciones. Hoy se diría que está en una fase casi final de su instrumentación, porque en Uruguay el consumo no está penado; lo que sí está penado es el comercio. Y esta ley tiene como objetivo, en el acuerdo o en la discrepancia con su contenido, tiene como objetivo promover herramientas distintas contra el comercio; aparte de la situación social, cultural, educativa que también está planteado.

 

 

 

Pero es específicamente un camino distinto que estamos planteando, que sabemos que tiene algún tipo de contravención con algunas interpretaciones de algunas normas internacionales que se han suscrito por distintos países, entre ellos nosotros.

 

 

 

Y también sabemos que hay, y somos conscientes, expectativas en distintos lugares por aquello de que nuestra dimensión somos también casi una colonia del DF, es decir, somos un país pequeño numéricamente, nos sentimos muy orgullosos de nuestro país, pero desde el punto de vista demográfico es así.

 

 

 

Así que para finalizar, simplemente tengan claro que nos sentimos como en casa. Vamos a tratar de promover y activar el grupo de amistad entre México y Uruguay. Y también vamos a formularles una invitación para que ustedes puedan tener una visita recíproca y así profundizar aquellos temas que hoy están planteados, hacerlo en nuestro país y tener la posibilidad de articular temas parlamentarios de mutuo interés y de crecimiento para ambos parlamentos y para nuestra gente.

 

 

 

Le agradezco nuevamente la oportunidad, la invitación y si no tienen inconveniente, le voy a pedir a mis colegas y compañeros que le den un saludo a ustedes.

 

 

 

Muchas gracias.

 

 

 

SENADORA BLANCA ALCALÁ RUIZ: Al contrario, señor presidente, apreciamos enormemente sus comentarios; seguramente después de escucharlos surgirán inquietudes también entre mis colegas mexicanos.

 

 

 

Quiero sólo introducirles también al senador Juan Gerardo Flores Ramírez, del Partido Verde Ecologista, quien se acaba de incorporar a la sesión, y estaremos muy atentos de escuchar los comentarios de nuestros colegas uruguayos.

 

 

 

Adelante, por favor.

 

 

 

DIPUTADO CONRADO RODRÍGUEZ: Buenos días para todos. Es realmente un gusto, un placer poder estar aquí en México, un país hermano del Uruguay, un país que ha entendido algunos procesos que el Uruguay ha vivido en el pasado y que por ejemplo, que aquí se ha dicho, que en el proceso que el Uruguay vivió en la década del 70 con la dictadura que tuvo, la dictadura militar, México realmente ha sido un país muy solidario con los uruguayos y eso nosotros lo tenemos que reconocer.

 

 

 

Para nosotros es muy importante esta visita. México es un país fundamental en las relaciones internacionales que el Uruguay tiene con el mundo.

 

 

 

También es muy importante lo que el presidente de nuestra Cámara, el presidente José Carlos Mahía ha hecho de poder invitar a diputados de la oposición, porque en definitiva los uruguayos entendemos que las relaciones internacionales son una política de Estado, y así históricamente ha sido en nuestro país.

 

 

 

Hemos siempre reconocido algunos personajes muy preclaros en la historia de Uruguay, y esos personajes preclaros sin duda han sido seguidos por diferentes partidos políticos, no importando que esos personajes fueran de determinados otros partidos políticos.

 

 

 

Sin duda las relaciones entre nuestros países son relaciones muy fraternas donde nosotros vamos a tener que seguir intentando lograr un mayor acercamiento aún.

 

 

 

En el año 2003, como aquí bien se ha dicho, el Uruguay y México han establecido un Acuerdo de Libre Comercio, un acuerdo importante. Para Uruguay en ese momento, en el año 2003, fue un acuerdo muy importante porque el Uruguay estaba en una situación económica complicada fruto de una crisis económica, y México se abrió al Uruguay, y para nosotros es también muy bueno señalarlo.

 

 

 

En aquel momento la presidencia era ejercida por mi partido, por el Partido Colorado, y desde ese momento siento que el Uruguay con México ha tenido incluso una relación aún mayor. Yo simplemente abogo para que esa relación pueda seguir profundizándose, que estos acuerdos comerciales puedan ser aún más profundos de lo que han venido siendo.

 

 

 

Y sin duda, tanto Uruguay como México seguiremos peleando por algunos principios que nos identifican, como los valores universales de la República, de la democracia y la defensa de los derechos humanos.

 

 

 

Así es que muchísimas gracias por la bienvenida. Me siento en casa y sepan que ustedes tienen en Uruguay a un amigo, y en este caso a una cámara de representantes que sin duda les abrirá las puertas para poder lograr un mayor hermanamiento en nuestros países.

 

 

 

Muchas gracias.

 

 

 

SENADORA BLANCA ALCALÁ RUIZ: Diputado, le consultaría a la diputada Macarena Gelman si quiere hacer uso del micrófono.

 

 

 

DIPUTADA MACARENA GELMAN: Bueno, por supuesto es un gusto para mí estar aquí hoy. Es un honor estar integrando la delegación que efectivamente tiene mucho interés en lo que ocurre aquí en México y en la relación con México, que para nosotros siempre ha sido fundamental.

 

 

 

Efectivamente tenemos muchos temas que seguramente podemos compartir y podamos intercambiar. Siempre el intercambio enriquece, y cuanto más enriquece el relacionamiento y el acercamiento siempre más fluido con los hermanos latinoamericanos.

 

 

 

Temas, por ejemplo, no puedo evitar mencionar que en una mesa la composición de género es sumamente interesante y no es tan frecuente en nuestro país, y esto tiene que ver con que actualmente además en la comisión que presido estamos comenzando a tratar un proyecto de ley sobre la participación política, sobre el fomento a la participación política de las mujeres. Eso es una ley de cuotas, pero es un tema actual que estamos tratando en la agenda de género, también comenzando a tratar el proyecto que tipifica al feminicidio, con lo cual la agenda de género, como mencionaba hoy la senadora, efectivamente está muy presente.

 

 

 

También estamos empezando a trabajar sobre una ley de lucha contra el narcotráfico, formalizando algunas cuestiones que tienen que ver con otros aspectos, que no prevé la ley que ya mencionamos anteriormente, así que creo son temas que estamos mirando la composición de la cámara y la alta, a nuestro entender, presencia de mujeres, la cual no deja de ser una cosa muy interesante y de mucho interés para nosotros, valga la redundancia, aprender de esta experiencia.

 

 

 

En lo que a mí respecta, yo con México tengo una relación bastante anterior. Tengo familia aquí en México, así que he estado muchísimas veces, por lo cual esta vez estar integrando esta delegación es sumamente satisfactorio también.

 

 

 

Atentos a la agenda, atentos a cuestiones en las que podemos avanzar y que de seguro vamos a trabajar a través de las herramientas institucionales que tenemos.

 

 

 

También atentos a cosas que nos duelen, como fue el caso de los 43 estudiantes de Ayotzinapa. En lo que a mí respecta, soy hija de desaparecidos, por lo cual este tema es de suma sensibilidad.

 

 

 

Pero bueno, siempre con el espíritu de trabajar por un futuro mejor, donde superemos dolores y situaciones que no le hacen bien a nuestras sociedades.

 

 

 

Estamos completamente a disposición, también en lo que a mí respecta en Uruguay, bueno, en los temas de la Comisión, o en los temas que hagan falta.

 

 

 

Y agradecer nuevamente que nos reciban, agradecer la hospitalidad y les decía que esto va a ser muy importante para nosotros en el trabajo cotidiano.

 

 

 

PRESIDENTE JOSÉ CARLOS MAHÍA FREIRE: Les dejo constancia que tengo paridad de género.

 

 

 

SENADORA BLANCA MARÍA DEL SOCORRO ALCALÁ RUIZ: Muy bien.

 

 

 

Ya platicaremos seguramente en las reuniones bilaterales mucho más de estos temas señor Presidente. Pero muchas gracias.

 

 

 

Sería el turno de mis compañeros senadores, a quienes les consultaría si tienen interés de hacer el uso de la palabra.

 

 

 

La senadora Luisa María Calderón. Por favor, adelante.

 

 

 

SENADORA LUISA MARÍA CALDERÓN HINOJOSA: Yo estoy muy contenta de que estén por acá con nosotros para que todos estos temas que tenemos en común, o que de repente nosotros envidiamos algunas cosas de ustedes, y ustedes van a ir a trabajar con algunos temas en los que nosotros hemos avanzado, sí puedan enriquecernos de fondo.

 

 

 

Yo, por ejemplo, diría, querida Macarena: abusada que el tema de género no lo trabajen sólo las mujeres, hay que corresponsabilizar a los hombres porque si no, te van dejando ahí entretenida con tu tema y ellos siguen acá en sus negociaciones a las que están acostumbrados y te dejan atrás.

 

 

 

Y el otro tema que a nosotros nos interesaría muchísimo es: cómo pueden ser un país que tenga indicadores muy pequeños de corrupción.

 

 

 

Nosotros tenemos trabas, trabas, trabas, trabas y de repente pareciera que cada traba que ponemos es una aduana para ir a la corrupción.

 

 

 

Así que para nosotros será muy enriquecedor.

 

 

 

Y yo agradecerles que, estuvimos por allá con ustedes y fuimos muy bien tratados. Por allá nos vamos a encontrar.

 

 

 

Sabemos que en Uruguay hay indicadores de poca hambre, aunque otros temas de desnutrición, y de mal nutrición también son interesantes.

 

 

 

Fuimos muy bien recibidos y allá nos vamos a volver a encontrar. Así que tenemos un montón de cosas qué intercambiar.

 

 

 

Nosotros, de su capacidad de ser honestos desde el gobierno, y ustedes de cómo no irse enredando en aduanas, aduanas y aduanas.

 

 

 

Muy bienvenidas y bienvenidos.

 

 

 

SENADOR JUAN CARLOS ROMERO HICKS: Distinguidos Parlamentarios: bienvenidos.

 

 

 

Nuestros países tienen visiones de grandes utopías, citando de alguna manera la mención de don Eduardo Galeano.

 

 

 

Y, por otro lado, tenemos muchas áreas de oportunidad. Una de ellas es toda la cadena de educación, cultura, ciencia, tecnología, e innovación.

 

 

 

El año pasado, el 28 de octubre, en una visita a la Fundación Nahual, y en una visita que doña Blanca hacía en la República del Uruguay, coincidimos en esa ocasión con el Embajador nuestro, don Francisco Agustín Arroyo Vieyra, y el señor Rector, don Roberto Markarian.

 

 

 

Por temas académicos previos en mi trayectoria, conocí hace muchos años a don Jorge Probeto, quien siempre fue un referente como un gran Rector y embajador en América Latina.

 

 

 

Y el señor Rector Markarian, aparte de ser una extraordinaria persona y un gran luchador social en su etapa personal, pues sus áreas de oportunidad académicas son sistemas dinámicos y algo que nos convendría bien entender, la teoría del caos, él es especialista en la teoría del caos.

 

 

 

Y doña Blanca, nosotros y el Embajador, estuvimos platicando sobre cómo acercar estos procesos.

 

 

 

Tenemos muy pocos alumnos mexicanos en el Uruguay, el señor Embajador lo sabe.

 

 

 

El Estado Mexicano tiene un sistema de becas que es muy amplio, hay 2 mil 300 programas de postgrados en un padrón de calidad acreditado y cualquier persona mexicana, y desde luego también los uruguayos que pudieran tener su admisión correspondiente, tendrán una beca del Estado Mexicano. Sugiero respetuosamente que sea, entre otras, un área de oportunidad.

 

 

 

Bienvenidos.

 

 

 

SENADORA BLANCA MARÍA DEL SOCORRO ALCALÁ RUIZ: Muchas gracias senador.

 

 

 

Le preguntaría a la senadora Mendoza, al senador Santana: ¿tienen interés en hacer algún comentario final?

 

 

 

Señor presidente, señores legisladores, como ustedes han logrado constatar, la verdad es que el interés por hacer de la diplomacia parlamentaria este instrumento ágil, que nos retroalimenta, que construya, que tiende puentes, para el caso de los mexicanos es tan auténtico como el caso de los uruguayos.

 

 

 

Cada una de sus expresiones hablan de temas en concreto que han manifestado mis colegas, tanto los aspectos que tienen que ver con las buenas prácticas en materia del combate a la corrupción, como el tema de la política de drogas, por supuesto; todas estas circunstancias a las que ya hacía referencia la senadora Calderón también, de la malnutrición. Y bueno, también los aspectos de educación, en donde nos interesaría poder incrementar.

 

 

 

Por su parte, han puesto énfasis en muchos de los temas que también a los mexicanos nos interesan: desde las tecnologías de información a la población adulta mayor; hasta por supuesto los temas de democracia paritaria en donde yo te reiteraría, Macarena, toda la disposición de las mexicanas y de las latinoamericanas en esa lucha; partiendo de que en el caso de México nos atrevimos, y hablo aquí en masculino y femenino, a reconocernos que somos iguales y que la ley exigía derechos iguales para todos.

 

 

 

Ciertamente hoy el Senado y el Congreso de la Unión han experimentado un incremento sustantivo de la participación de las mujeres, y las mujeres estamos acreditando que esto es un tema que va más allá de cuotas; sino que corresponde a formaciones, a capacidades y a sociedad democráticas.

 

 

 

Y el Uruguay, quien siempre se ha engalanado por tener de la democracia uno de sus valores más sólidos, hacemos votos porque puedan avanzar también en ese sentido.

 

 

 

Sé que a lo largo de la jornada, como decíamos hace unos momentos, señor Presidente, habrá reuniones bilaterales con temas específicos y seguramente ahí tendremos oportunidad de abordar mucho más algunos de los aspectos que ya usted refería, tanto en migración como en el tema de armas, como el resto de los que aquí señalaban.

 

 

 

Yo no tendría más comentarios, que reiterarles nuestra gratitud por su visita, desearles el mayor de los éxitos en su estadía en nuestro país y simplemente pedirles que nos permitan la foto de familia, para después pasar a la Sesión Solemne, donde serán nuevamente muy bien recibidos.

Junio 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
29 30 31 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 1 2
Junio 2017
L M M J V S D
29 30 31 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 1 2

Últimas Noticias

  • 1
  • 2
  • 3