Senado de la República

COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL

Versión estenográfica de la comparecencia del Director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), José Antonio González Anaya, ante la Comisión de Seguridad Social del Senado de la República. (Segunda parte)


DOCTOR JOSÉ ANTONIO GONZÁLEZ ANAYA: Entonces, lo que estamos haciendo es yendo a cada uno de esos lugares y ahí poniéndola y resultó que podíamos poner, cuando menos una unidad de medicina familiar en cada estado, pero no fue que vamos a ponerla porque vamos a ponerla y el lugar donde lo escogimos es el lugar en donde está la demanda más rebasada.
Y aquí, pasándome, para mantenerme en el mismo tema sobre el tema del cuestionamiento del senador Joel Ayala:
Por supuesto, o sea, estamos convencidos aquí, en esta administración, que el problema de los hospitales, o sea, del servicio médico es el personal.
Doy un dato que a mí me gusta utilizar: construir, operar un hospital cuesta la mitad de lo que cuesta construirlo.
O sea, si un hospital vale mil millones de pesos, el costo de operación anual es de 500 millones de pesos.
Entonces hacer el hospital no es el problema. Eso, y el senador Joel Ayala, estando tan cerca del sector, inmediatamente detectó este asunto.
Hacer el hospital, lo podemos construir. El chiste es hacer el hospital y tener el presupuesto para operarlo de manera adecuada por el resto del tiempo del hospital.
A mí me dicen: “yo te hago el hospital”. No me hagas el hospital, so lo que necesito yo tener es el espacio presupuestal para poderlo operar.
Y en el caso de los hospitales los números son así de importantes. Por cada mil millones de pesos de inversión, son 500 millones de pesos de operación por todo el resto de los años.
Entonces eso hace que las decisiones de inversión se tengan que tomar con cuidado y con mucha previsión y asegurando que se puedan operar.
Y lo que yo sí podría decir es que las inversiones que estamos realizando en esta administración la estamos pensando bajo esa lógica.
O sea, está bien, tenemos el dinero para construirlo hoy, pero la pregunta es si tenemos el dinero para operarlo para adelante. Y si la respuesta es sí, lo construimos; y si la respuesta es no, pues tenemos que decir que no, aunque hay una demanda de infraestructura bien importante.
Y finalmente, el tema de las ambulancias. Es un tema interesante porque, otra vez, quizá no lo dije bien:
Trescientas ambulancias es el principio de lo que vamos a hacer. El IMSS tiene cerca de mil 600 ambulancias en su flota y era la primera vez que el IMSS arrendaba ambulancias.
Y lo que estamos haciendo es renovando la flota de las más viejas a las más nuevas.
Entonces lo que hicimos fue, pues arrendamos 300 y sacamos de circulación a las 300 más viejas, que no quiero decir cuántas veces había dado vuelta el odómetro en nuestras ambulancias.
Hacia adelante vamos a ir con otras 300; de hecho queremos ir con 400 más el próximo año.
Y al final del día, si logramos nosotros un programa de arrendamiento anual de entre 300 y 400 ambulancias, eso permite darle la vuelta a la flota cada 5 o 6 años, que eso hace que tengamos una flota funcional para que la ambulancia funciones de manera puntual a la hora que se necesita. Si no funciona cuando se necesita, pues ya dejó de hacer su propósito.
La verdad es que es una manera más costo efectivo de hacer el tema arrendamiento versus compra.
Y la razón, además de ser financiera, hay algo de financiamiento, en lugar de pagar toda la ambulancia de una sola vez, la pagas en plazos.
Ese no es el tema. El tema es que si la ambulancia está arrendada y se descompone, se habla por teléfono y el contrato dice que en 48 horas te tienen que tener una ambulancia nueva de reemplazo.
No nos metemos en el mantenimiento, no nos metemos con los mecánicos, no nos metemos con todo este tema porque el propósito del IMSS no es tener ni talleres, ni mantenimiento de ambulancias.
El propósito del IMSS es que si se necesita una ambulancia le des vuelta a la llave, se prenda, lleves al paciente a donde lo tengas que llevar.
Entonces los ahorros directos pero sobre todo los ahorros indirectos que tenemos nosotros con un programa como este son enormes. Y eso nos ha permitido este año 300, el próximo año será entre 300 y 400 ambulancias y creemos que podemos hacer esto cada año, de manera que dentro de cinco años alguien decidirá si las ambulancias que tienen cinco años ya son suficientes y eso nos permite tener una flota moderna, funcional, sin hacer desembolsos que de repente no caben en el presupuesto, se vuelve un programa recurrente.
Más o menos con esto creo que he cubierto los temas y estoy pendiente.
SENADOR FERNANDO MAYANS CANABAL: Muchas gracias, doctor.
Me han pedido el uso de la palabra los senadores que han acudido el día de hoy aquí a la comparecencia. Por lo tanto, tiene la palabra la senadora Layda Sansores San Román.
SENADORA LAYDA SANSORES SAN ROMÁN: Señor director, en primer lugar quiero hacer un reconocimiento que los senadores nos sentimos atendidos cuando hablamos al IMSS; no se da en todos los casos.
Con usted no hemos hablado directamente, pero a través de Maki, del senador Mayans hemos tenidos contacto con una gente de su equipo que se llama Gerardo Vera, nada más lo menciono, no lo conozco; que es eficaz y que nos hace sentir que está usted en persona atendiendo el caso.
Son casos de emergencia, que nos sentimos desesperados y acudimos a usted. Pobre el que no tenga un senador conocido al que pueda acudir, porque cuando usted nos habla de este Seguro Social, siempre me pregunto, ¿pero en qué galaxia se encuentra?, porque el que está aquí en nuestro país deja mucho cosas qué desear, tanto dentro del personal, dentro de los derechohabientes y muchas preocupaciones de su futuro.
Yo le planteo algunas cosas y este es un encargo de poblanos y de campechanos, pero que me doy cuenta que es general en todo el país.
Se sustituyeron medicamentos como el de la diabetes mellitus y la hipertensión arterial. Entonces se sustituyen y resulta que no estaban dando resultado a muchos de ellos, pero no tienen la orientación de los trabajadores de la Cámara, pues venían desesperados a ver cómo compraban otro medicamento porque no estaba funcionando.
Ya me orientó Maki, que cuando no funciona se puede sustituir al anterior. Entonces falta información.
Este programa pone en riesgo la vida de muchos pacientes y no sé por qué fue que se autorizó este programa de sustitución sin haberlo probado, yo creo, a cabalidad.
Usted habla de viabilidad financiera y a veces digo, no sé si tiene un problema, algunos síntomas de bipolaridad, porque unos días usted dice, un día, el 21 de octubre por ejemplo, usted menciona que existe esta viabilidad financiera para el funcionamiento del Instituto, por los siguientes tres años. Claro, estaba junto a usted el señor Peña Nieto y a lo mejor había que echarle algún aliento.
Pero después, cuando usted da un informe aquí a este Congreso, dice que el Seguro Social enfrenta un panorama financiero complicado. Me gustaría saber cuál es la neta.
De la cobertura médica, en el incremento de la plantilla laboral, que tienen razón María Elena y el senador Joel, lo de las ambulancias a lo mejor me lo mastico, que ya muchas empresas están prefiriendo el arrendamiento; pero lo de los recursos humanos son indispensables y hace 15 años no se aumenta la plantilla laboral en todas las clínicas familiares.
Nos hablan de 12 mil, del programa que le llaman, antes PROGRESA, le cambian el nombre; pero el programa que se da del Seguro Popular. Entonces, sí, pero qué está pasando con la carga de trabajo que tienen los médicos actuales.
Un día váyase, así camuflado, con una gorrita y con sus pants y que no le cuenten, no estén estacionados en esos escritorios y en esos palacios que tienen de oficinas; váyanse a las clínicas a ver qué pasa.
Yo he ido a alguna de ellas y le cuento: en una en donde terminó interviniendo el tal compañero Gerardo. Una señora que tardaron un año en atenderla de la vesícula; cuando la atendieron es porque se le había explotado la vesícula. La regresaron a su casa y claro, estaba ya supurada.
Llevaba ocho horas sin que le dieran un trago de agua, tirada en la clínica. Me fui a la clínica y claro, como ella había otros pacientes más que llevaban 12 horas en urgencias esperando ser atendidos.
No hay personal.
Después de 24 horas le dieron la cama y la tuvieron que atender enfermeros y enfermeras porque no hay médicos, no se dan abasto.
Se supone que son dos mil 400 derechohabientes que un médico familiar debe atender, y están atendiendo cuatro mil, pues si no son magos.
Entonces, ¿cuánto personal ha sido aumentado? Porque eso no nos dicen.
Ahorran y ahorran, ¿pero a base de qué?
Sí quisiéramos que fuera más explícito.
Y aquí esta subrogación de servicios que a nosotros, no sé si porque ya estamos ciscados de todas estas privatizaciones que se hacen y que el Seguro Social tal parece que tiene el mismo esquema de desmantelamiento que sufrieron todas las empresas para decir: “Viste, mexicano, Pemex es chatarra y hay que entregarlo”. Igualito va el Seguro Social.
Esa es la preocupación, la gran preocupación que tenemos, y entonces están subrogando estos servicios.
Toda la hemodiálisis se la dan a una compañía o es una de las más importantes, Holding International Fresenius que tiene un monopolio.
¿Por qué son estas decisiones, cuando se pueden tener aparatos de hemodiálisis que se requieren todos los días? Que ahí no es como el caso de las ambulancias.
Y que por el otro lado, yo ya nada más voy a decirle dos cosas más, esto sucedió en mi tierra. Aquí está un punto de acuerdo que ojalá ya lo resuelva esta Comisión, lo metí en abril.
Estuve en el almacén de medicinas por una información de los trabajadores que lo hacen con mucho cuidado porque la represión en el IMSS, y también aquí le voy a dejar una lista de los que están siendo rescindidos en Puebla porque participan en una marcha, por lo que se le da la gana al sindicato y el IMSS no ha hecho nada para impedirlo.
Ojalá que se pueda intervenir en este caso, que se lo entregaré personalmente.
Y que un día también se dé una vuelta por los almacenes que están todos prácticamente iguales.
Cuando entras, es un chiquero. Es un chiquero, aquí nada más le traigo una foto, pero le voy a mandar una colección, un álbum de lo que encontramos.
Esto fue este año.
Medicinas caducas desde el 2012, que ahí las tienen revueltas con las nuevas que llegaron, que están a la intemperie.
Que estaba toda la vestimenta de los médicos podrida, olía a humedad, revuelta. Ahí está el detergente revuelto con las medicinas, los plumeros, los trapeadores. Es un asco. Es un chiquero y nadie lo ve.
Todo ese medicamento, había retrovirales, y me indigna, me da rabia, porque los compañeros de VIH en mi estado están muriéndose porque no hay el reto y los mandan a Mérida, que porque allá es hospital, no sé qué. Nada.
Y entonces tardan a veces dos meses más para que les entreguen el medicamento. No se vale. Y ahí pudriéndose.
Sí le pido. Usted es un hombre preparado; espero que también sea sensible y que no se base nada más en los informes. Que se compre un espejo autocrítico también que les refleje cuál es la verdadera realidad, porque hay mucha inconformidad, mucha preocupación, y yo creo que el IMSS es una de las grandes instituciones que han enorgullecido a los mexicanos y que le da un gran servicio.
Así que yo espero su comprensión y le hago entrega de los nombres de todos los compañeros.
Le daríamos seguimiento, a ver qué se puede hacer, caso por caso creo que vale la pena verlo.
Muchas gracias por su paciencia.
SENADOR FERNANDO MAYANS CANABAL: Gracias, senadora Layda Sansores.
Agradecemos la presencia de los senadores Adolfo Romero Lainas, Mely Romero Celis, bienvenida; Daniel Ávila y el senador Ernesto Cordero Arroyo, bienvenidos a la Comisión.
Bueno, seguimos con el esquema porque todos quieren participar. ¡Qué interesante! Ya ve que tiene público, señor doctor, director.
Le damos la palabra al senador Jorge Aréchiga Ávila.
SENADOR JORGE ARÉCHIGA ÁVILA: Doctor José Antonio González, es un gusto tenerlo en esta su casa, el Senado de la República.
Antes que nada, yo quiero felicitarlo por su exitosa labor en esa dependencia tan importante para todos los mexicanos.
Mi pregunta es muy breve.
Como usted sabe, nuestro Partido Verde impulsó la propuesta desde el 2012 al día de hoy ha logrado materializar, gracias al apoyo de todas las fuerzas políticas y a la voluntad política de la actual administración, desde el 15 de marzo del presente año el IMSS y el ISSSTE iniciaron la implementación de los vales de medicinas en el Distrito Federal y se anunció que gradualmente se irían implementando a las demás ciudades del país.

Por ello quisiera formular las siguientes preguntas: ¿cómo operan actualmente los vales de medicinas en el IMSS? ¿Cuántos centros de canje y farmacias participan en el Distrito Federal? ¿Qué resultados se tienen hasta el momento? ¿Qué dificultades se han presentado para la implementación?
Por su atención, muchas gracias.
SENADOR FERNANDO MAYANS CANABAL: Muchas gracias senador Jorge Aréchiga y procedemos con la senadora Lisbeth Hernández Licona.
SENADORA LISBETH HERNÁNDEZ LECONA: Gracias presidente, bienvenido señor director y agradecerle como siempre sus finas atenciones, al licenciado René Curiel, que siempre ha atendido y acudido a nuestras peticiones y hacer dos planteamientos.
El primero es en relación, presidí la Comisión de Familia y desarrollo Humano y vemos con inquietud el tema de las guarderías, el tema de la cobertura, el tema de las aportaciones de cuotas obrero-patronales que le correspondería al Seguro de Guarderías, en que los padres se sientan tranquilos de dejar a sus hijos en las guarderías del Seguro.
Recientemente se conoció en los medios de comunicación que el Programa Participación Social en las guarderías del IMSS obtuvo el primer lugar en las Américas en los premios del Gobierno Abierto 2015.
¿Cómo se tiene considerado replicar esta buena práctica a otros programas sociales dentro del Instituto?
Y mi segundo planteamiento, nuestro país se encuentra en una transición demográfica con un claro envejecimiento de la población. En este panorama, señor director, ¿cuáles son las acciones y estrategias empleadas para la atención integral de las personas adultas mayores, desde la perspectiva de una cultura de prevención?
Por sus respuestas, muchas gracias.
SENADOR FERNANDO MAYANS CANABAL: Mucha gracias.
Tiene la palabra el doctor José Antonio González Anaya para sus respuestas.
DOCTOR JOSÉ ANTONIO GONZÁLEZ ANAYA: Muchas gracias por los comentarios.
Vamos con todos los comentarios que nos hicieron los senadores y senadoras.
Aquí empezaría yo quizás con alguna reflexión; en las presentaciones o en la presentación que hicimos, tiende uno a poner los avances y a veces uno no enfatiza los retos. Siempre trato de recordarlo, pero a lo mejor no es suficiente.
No hay ninguna duda que el IMSS sigue enfrentando retos fundamentales, pero tampoco hay ninguna duda que se ha avanzado. Entonces, sin menoscabo de todas las observaciones, son observaciones que nos preocupan y nos ocupan todos los días.
Cada vez que tenemos un reporte de alguna de las cosas que se mencionan, que no son correctas, que hayan ocurrido, tramos de actuar sobre ellas.
Entonces, si fui demasiado optimista en mi presentación, resalto y matizo: aunque hemos avanzado seguimos teniendo retos enormes. Quizá el mejor ejemplo es de la parte financiera. Las dos cosas son absolutamente ciertas.
El IMSS tiene viabilidad financiera por el resto de la administración, y el IMSS sigue teniendo un problema financiero muy complejo. Las dos son absolutamente ciertas y absolutamente compatibles.
¿Por qué? Porque el IMSS es una institución de una enorme envergadura que tiene que ir mucho más allá de los siguientes años.
Necesitamos, y en lo que estamos trabajando es en asegurar la viabilidad permanente de la institución.
Y para eso es que tomamos toda una serie de medidas que siempre con el objetivo de mejorar el tratamiento, mejorar la experiencia, mejorar el servicio y sanear financieramente la institución.
En algunos de los temas, quizá para no entrar a todos: el programa de sustitución de medicamentos, es un programa que ocurre en todas partes del mundo en los cuales conforme van mejorando los medicamentos se van sustituyendo.
Un ejemplo, por ejemplo, es el de la vacuna. Antes no había vacuna pentavalente; hoy hay vacuna pentavalente. Ahora casualmente estamos teniendo un problema de abasto. Pero los medicamentos van evolucionando.
En muchos de los casos se van haciendo más costo-efectivos. Lo que hacemos nosotros en nuestros programas de sustitución de medicamentos es, la decisión, no es una decisión financiera, es una decisión médica, es un medicamento que mejora, que se prueba de manera amplia antes de que se pueda administrar y siempre, en todos casos, hay algunos casos en los cuales se tiene que regresar a la anterior a veces por todo tipo de razones.
Pero para decir qué tan cuidadoso es el mecanismo para utilizar nuevos medicamentos, es el siguiente:
Primero. Un medicamento tiene que recibir su registro sanitario por la COFEPRIS.
Una vez que tiene el registro con el cual se determina que el medicamento es seguro y que es eficaz, eso no lo decide el IMSS, lo decide la COFEPRIS.
Entra al cuadro básico del país, que se determina de manera conjunta por todos los órganos que participamos proveyendo servicios de salud, pero está presidido por la Secretaría de Salud.
Y de ese cuadro básico, ahí se determinan los medicamentos que el sector público puede dar a sus pacientes y sólo de esos el IMSS puede escoger dependiendo de qué tipo de pacientes tiene, cuáles pueden utilizar.
Es un proceso bastante elaborado, a veces incluso tardado. Pero es un proceso que hasta ahora ha asegurado la calidad y el costo efectividad y la efectividad médica de los medicamentos.
Cuando tienen 60 millones de derechohabientes, pues hay veces que alguien, lo que a mí me sirve al senador quizá no le sirva; aunque somos iguales pues nos dan un medicamento, y en los casos, como se menciona, se regresa al medicamento anterior.
No hay duda que debíamos de hacer esto mejor, de manera más eficiente y de manera más eficaz porque no quiero plantear esto como que esto sea un proceso fácil; es un proceso complicado.
Sobre el tema de la subrogación: Esto ha venido ocurriendo desde hace 20 años.
¿Por qué? Pues porque es un tema en el cual todos estaríamos de acuerdo que no hay ningún sentido en que el IMSS fabrique sus propias medicinas; todo mundo diría que eso no tiene mucho sentido, o que fabricara sus propias ambulancias.
Entonces lo que se va buscando es donde la mejor manera de tener, de hacer rendir el presupuesto.
Y esto no es algo nuevo que se esté haciendo; estos procesos llevan mucho tiempo haciéndose, con gran efectividad. Digo, el tema en particular de las hemodiálisis, las máquinas de hemodiálisis no han sido propiedad del IMSS desde hace décadas; no es algo nuevo, hay diferentes modalidades y lo que estamos buscando es la mejor modalidad de hacerlo.
En fin, sobre todos estos cuestionamientos, repito y reitero, y si no lo hice en la presentación, fue una omisión: en el IMSS seguimos teniendo retos enormes y estamos trabajando en ello; no hay duda y vamos a hacer lo mejor posible para enfrentar todos estos retos que sin duda nos ocurren todos los días, muchos de los cuales no debían de ocurrir, nos ocurren.
Sobre los vales de medicina. Es un programa, funciona de la siguiente manera, es relativamente simple: si uno va antes de lo de los vales de medicina, si uno va a una consulta recibe una receta, sólo podías ir a la farmacia de esa clínica. Si en esa farmacia, por alguna razón no existía la medicina, no tenías opción.
Lo que hace el plan de vales de medicina es: si tú vas a tu clínica, te dan tu receta, si vas a la farmacia y no se encuentra la medicina, se activa un vale electrónico y puedes ir a cualquier farmacia del IMSS. Esto es importante recalcarlo, el IMSS en la Ciudad de México tiene 60 farmacias.
Y si no, pusimos un centro de canje, una súper farmacia, llamémosle así, en la cual hacemos lo indecible para que siempre tenga el abasto.
Nos damos algunas ideas: en el IMSS damos cerca de 80 o 90 mil consultas diarias, en el Distrito Federal; eso se traduce en más o menos 200 mil medicinas diarias. Estamos emitiendo cerca de 800 vales diarios, así que eso nos da una idea del menos del 0.5 por ciento de vales y todos eso vales se están surtiendo.
Nos ha ayudado mucho, porque eso nos ha disciplinado a nosotros para que no haya los problemas que se mencionan que existen, no los niego.
En el momento en que se genera un vale en una farmacia, es un vale electrónico, ese es el único requisito, que sea electrónico. En ese momento nosotros sabemos qué medicina falta en qué farmacia, en qué momento; y eso nos permite tomar una decisión y mandar la medicina para que, bueno, falló ese día, para que la tengan al siguiente día.
El resultado ha sido muy bueno. En la Ciudad de México se han reducido las quejas de desabasto 90 por ciento; enfatizo, para que no suene sobreoptimista, es el 90, no es el 100, o sea no eliminado. Seguimos teniendo problemas de abasto, pero mucho menores que antes.
Y finalmente sobre el tema de guarderías. En las guarderías, estamos muy contentos porque este año hemos logrado ampliar 10 mil lugares adicionales de guarderías, que equivale más o menos al 5 por ciento de nuestra capacidad; pasamos de 205 mil a 215 mil espacios de guarderías en niños.
Y lo más importante, o sea, esta es la primera vez que se amplía la capacidad en guarderías desde hace mucho tiempo, por razones obvias, es la seguridad; y entonces hacemos un esfuerzo realmente enorme, algunos de los prestadores nos dicen que nos pasamos, para asegurar la seguridad en nuestras guarderías.
Y por eso ha sido de manera tan despacio, ahora tuvimos espacio para ampliar 10 mil lugares y los vamos a ampliar, sin comprometer los estándares de seguridad de las guarderías.
Pero no menos importante, estamos iniciando un programa muy interesante, porque –hago un paréntesis, pero es interesante– la evidencia médica es algo que los médicos sabían desde hace mucho tiempo, pero cada vez más.
Los primeros años de vida son tremendamente formativos para el resto. Si los niños y niñas, por supuesto, tienen un problema de sobrepeso a los cinco años, la probabilidad de que tengan un problema de sobrepeso el resto de su vida es muy alta.
Y también al revés. Si no tienen un problema de sobrepeso a esa edad, la probabilidad de que tengan un problema de sobrepeso es muy baja.
Estamos trabajando para, desde que llegamos mejoramos la dieta, pero estamos trabajando para ser más creativos, para mejorar la parte nutricional.
Lo mismo se aplica para el desarrollo intelectual y emocional.
Hay todo tipo de experimentos que, digo, no quiero desviarme demasiado, pero es muy interesante. Si un niño está bien alimentado y tiene atención y afecto, la probabilidad de que tenga un desarrollo bueno es enorme.
El IMSS tiene una enorme oportunidad, porque un porcentaje importante de los niños menores de cuatro años vienen a las guarderías del IMSS.
Si logramos mejorar la nutrición, la atención, la estimulación para los niños de las guarderías del IMSS, vamos a tener muchos mejores resultados dentro de 15 o 20 años, pero los vamos a tener.
Estamos trabajando en fortalecer el programa de guarderías de manera muy importante en el Seguro Social.
Yo estoy convencido de que si hacemos ese esfuerzo lo vamos a lograr. Vamos a tener resultados muy importantes en la siguiente década.
El programa que mencionó, senadora, sobre la participación ciudadana, bueno, nos ganamos el premio, pero lo más importante son los resultados.
Tenemos casi cinco mil padres de familia revisando, haciendo 30 mil visitas a las guarderías, además de la supervisión que nosotros hacemos.
Son los padres de familia los que se involucran yendo a las guarderías y metiendo esto en sistemas electrónicos para que nadie se entere que fueron ellos, de las observaciones.
Es un gran programa en el cual los padres de familia están directamente viendo sus guarderías.
De ahí estamos buscando hacerlo en otras cosas.
Todavía no hemos decidido, pero después del premio este dijimos: Pues ¿por qué no hacemos otro? Tomamos este modelo para algún otro programa en el Seguro Social.
Así es que sí estamos muy comprometidos con todo este tema de las guarderías en el Seguro Social.
SENADORA LAYDA SANSORES SANROMÁN: Señor Director, ¿me permitiría enviarle por escrito la pegunta de recursos humanos?
JOSÉ ANTONIO GONZÁLEZ ANAYA: Por supuesto.
SENADORA LAYDA SANSORES SANROMÁN: Donde se ha fortalecido la planta laboral en el país y lo de los almacenes también.
JOSÉ ANTONIO GONZÁLEZ ANAYA: Por supuesto.
SENADORA LAYDA SANSORES SAN RAMÓN: Gracias.
Le agradezco mucho, y me disculpo, tengo el Foro de Justicia también. Ha sido muy interesante escucharlo.
Muchas gracias.
JOSÉ ANTONIO GONZÁLEZ ANAYA: Muchas gracias.
SENADOR FERNANDO MAYANS CANABAL: Gracias, doctor José Antonio González Anaya.
Gracias, senadora Layda Sansores.
Le vamos a dar el uso de la palabra al senador Ernesto Gándara Camou.
SENADOR ERNESTO GÁNDARA CAMOU: Bienvenido a su casa, señor Director.
Quiero establecer una coincidencia que todos tenemos, que lo mencionó antes de que se vaya la compañera Layda Sansores. Que el IMSS es una gran institución de más de las últimas siete décadas, del cual nos sentimos muy orgullosos los mexicanos.
Que trasciende inclusivamente, aunque se reconozca la buena labor de algunos buenos directores que ha tenido, de muy buenos equipos, de instituciones que se conllevan con el Seguro Social y de la gran participación de la sociedad mexicana, y no se diga del sector salud, del sector médico.
Acabamos de estar algunos compañeros senadores en el informe que presentó usted ante la Asamblea General del Instituto Mexicano del Seguro Social.
No solamente nos congratulamos y lo felicitamos por lo articulado del trabajo que usted expuso de hecho con su equipo, sino por el muy buen ambiente que se nota que tiene usted con el sector del Seguro Social, con particularmente, perdón la palabra, la raza, con las enfermeras, con los doctores, con toda la gente que estaba contenta, estaba congratulada por los avances y, como bien dijo usted, por los retos tan grandes que todavía hay y que tenemos que tener esa diferencia para tener claro lo que se ha logrado, lo que se está haciendo, pero también lo que se está planteando y que se tiene que hacer a corto, mediano y largo plazo.
Yo tenía dos comentarios, uno y aprovecho la disculpa con la senadora compañera Lisbeth Hernández, teníamos otra reunión también, al igual que la senadora todos venimos de otra reunión con otro miembro del gabinete del presidente Peña, con el señor Secretario de Agricultura, y me dicen que el planteamiento que yo quería hacer ya lo hizo muy bien Maki, nuestra compañera senadora Maki ya le contestó, que es el tema que tiene que ver con la compra consolidada de medicamentos, con los ahorros que ha habido, con las informaciones que se han dado, las mil 900 claves, estos insumos que han mejorado con el abasto.
Pero que hay un tema fundamental ahí dentro de eso, que tiene mucho que ver con la honestidad, con la transparencia, con la rendición de cuentas, con la optimización desde luego de los recursos, pero también con el tema de la calidad de los medicamentos.
Y en ese sentido los que somos senadores de los estados constantemente sí hemos tenido durante estos tres años que nos ha tocado ejercer como representantes populares, quejas de la gente, primero, algo que se ha ido avanzando considerablemente, que es el tema del abasto de medicamentos, pero segundo, en el caso de la sustitución de los medicamentos, en algunos casos, como lo mencionaba la compañera Layda, que no están funcionando y que naturalmente es un proceso muy complejo, que es perfectible y que se tiene que estar constantemente en revisión.
Yo sí quisiera, a reserva de que no escuché la respuesta ni la pregunta, enfatizar si el Seguro Social tiene un sistema de verificación de estas anomalías que salen para estar inclusive midiendo y desde luego resolviendo inmediatamente, porque estamos hablando de un rema fundamental que es la diabetes, que si no funciona, pues hay que resolverlo inmediatamente y desde luego ir corrigiendo sobre la marcha, aunque el origen de este tema de consolidación es fundamental para poder dar mejor servicio a los mexicanos.
Y el otro, si ya lo contestó, nada más perdón, llegamos tarde y ni modo, nos ajustamos a eso. Si lo puede abundar se lo agradeceré.
Y el otro que también tiene que ver con los comentarios que acaba usted precisamente de hacer, que seguramente tienen que ver con algunos comentarios, en el que todos, estoy seguro que todos los que estamos aquí estamos de acuerdo en que precisamente porque el IMSS es una gran institución del Estado mexicano, su labor fundamental es el servicio, la seguridad y la atención de las familias mexicanas desde que nacen hasta que concluyen su vida, que ha habido también una polémica en los medios de comunicación, ha habido dudas y que tienen que ver inclusive con el tema hasta de corrupción, que el IMSS podría tender a la privatización.
Usted lo ha dicho, el presidente lo ha comentado, lo han enfatizado, que una cosa muy diferente es, usted lo decía, que como gran institución que es, como una empresa, podríamos decir, con una modalidad muy especial, sin fines de lucro naturalmente, sí con un fin objetivo de servicio, pues tiene que atender obviamente servicios de particulares. Eso está bien.
Pero se ha comentado, claramente usted lo dijo en el reciente informe, que el IMSS en ningún momento se va a privatizar.
Mi pregunta, o mi solicitud, y estoy seguro que mis compañeros, todos, de todos los partidos, están de acuerdo, es: por qué no enfatizamos más, por qué no se privatiza el IMSS.
Cuáles son los retos para que quede muy claro en los próximos años que el IMSS es de los mexicanos, que el IMSS no se privatiza, que el IMSS naturalmente tiene un gran sentido de responsabilidad, de competitividad desde luego, y de eficiencia, y que puede tener estándares de cualquier empresa privada. Pero por qué el IMSS no debe de ser privatizado ni hoy ni nunca.
Muchas gracias señor Director.
Y le reitero, desde luego, nuestra felicitación.
SENADOR FERNANDO MAYANS CANABAL: Gracias senador Ernesto Gándara.
Les damos la bienvenida a los senadores Itzel Ríos de la Mora, José Chon Orihuela. Bienvenido Chon. Hilda Flores Escalera, también senadora, bienvenida.
Y procedemos a darle la palabra, en esta otra ronda, a Adolfo Romero Lainas.
Senador.
SENADOR ADOLFO ROMERO LAINAS: Gracias senador.
Bienvenido doctor José Antonio González Anaya.
Quiero decirle que, como oaxaqueño, hemos visto que el IMSS ha tenido estos grandes trances que tiene que ver tanto con su personal, como con la atención al público.
Es una excelente labor que está usted llevando, señor Director. Quiero felicitarlo públicamente porque efectivamente el IMSS es una institución noble, es la mejor que tenemos en nuestro país y que desde luego da una atención obrero patronal donde muchas empresas aportan la cuota para que puedan atender a sus empleados y que ese es un dinero fresco que recibe el IMSS.
Yo como médico, sé que hay muchas necesidades. Pero también hay que ver de dónde cubrir esas necesidades.
Es por eso que siempre hemos pedido que la mayor parte del presupuesto de la Nación esté dedicado al Sector Salud. Y el Sector Salud incluye tanto al IMSS como al ISSSTE, que hoy tenemos aquí a nuestro senador Ayala.
Pero que también incluye a la Secretaría de Salud, conjuntamente con esa nueva institución que salió, que es el Seguro Popular, donde el grueso del calibre de la mayoría de los mexicanos no tienen esos servicios de seguridad que muchos de los empleados tienen, o que muchos de los ciudadanos mexicanos tienen y que sin embargo el IMSS tiene un excelente nivel, tanto médico quirúrgico, porque se han hecho grandes operaciones en nuestro país y eso es digno de reconocerse.
Yo quiero decirle, señor Director, que por la parte de un servidor tiene usted todo el apoyo, si es necesario implementar políticas públicas para que beneficien más a esa institución que hoy muchos mexicanos pertenecen, porque la salud no tiene precio.
Nosotros, todos los que estamos acá gracias a Dios estamos sanos. Si estuviéramos enfermos no estuviéramos acá.
Y todavía tiene una responsabilidad más, de las famosas guarderías. Porque hoy en día tanto las mexicanas como los mexicanos, están metidos en esa dinámica de poder trabajar y llevar un mejor patrimonio a casa.
Y creo que es una gran labor la que está haciendo esta institución del IMSS.
Yo lo felicito.
Asimismo le digo que en mi estado natal de Oaxaca tenemos necesidades, que ya se las he hecho llegar con puntualidad y que yo siempre he sido de la opinión que lo último que tenemos que perder es la esperanza que esto tiene que cambiar y que por parte de nosotros, de un servidor, cuente con el apoyo, cuente con el voto para que esas políticas públicas puedan progresar en beneficio de todas y todos los mexicanos.
Gracias, doctor.
SENADOR FERNANDO MAYANS CANABAL: Gracias, senador Adolfo Romero Lainas.
Se le concede la palabra a la senadora Mely Romero Celis.
SENADORA MELY ROMERO CELIS: Muchas gracias, senador presidente. Bienvenido, director.
Quiero expresarle solamente un agradecimiento, a nombre propio y de la población de Colima. Me parece que es importante poder establecer que así como hay retos todavía que el Instituto Mexicano del Seguro Social tiene que afrontar, en muchos sentidos; también es que estamos avanzando.
En Colima, en particular, habíamos vivido una situación desde siempre: los padecimientos graves, las enfermedades graves siempre había sido necesario que se trataran en la ciudad de Guadalajara. Se trasladan familias enteras a atender pacientes de cáncer, de padecimientos graves, porque en Colima no siempre se tienen ni los elementos ni los médicos ni los equipos para tratarlos.
La construcción del hospital del IMSS que se está llevando a cabo en la ciudad de Villa de Álvarez, va a venir a solucionar una situación fundamental para los colimenses. El hecho de que se pueda tratar ahí a los pacientes graves, que se puedan atender 26 especialidades, 165 camas fijas que se van a tener, un sinfín de servicios, desde los laboratorios, banco de sangre, atención obstétrica especializada, nutrición, todos los servicios que se requieren en el estado de Colima, van a poder ser atendidos ahí, y eso va a ser un cambio de vida y de paradigmas en nuestro estado.
Me parece que eso es verdaderamente algo que debemos de reconocer, tanto a usted como al Presidente de la República, porque fue un compromiso de nuestro Presidente, que se está cumpliendo, ya debe estar por ponerse en marcha este nuevo hospital y de verdad, solamente quiero agradecer eso, que será, insisto, una oportunidad de mejorar la calidad de vida de los colimenses, pero además también un espacio para generar empleos para muchos ciudadanos ahí mismo.
También acaba de anunciar usted una reciente contratación de servicios de diálisis y hemodiálisis, que permitirán atender a 20 mil pacientes adicionales en el país; esa es una situación que nos importa a todos los mexicanos y celebro también que si bien, insisto, hay mucho por hacer todavía, se está avanzando de manera significativa.
Me voy a permitir plantearle un asunto, lo corto al final, respecto de las guarderías de mi estado y solamente, insisto, le agradezco también su compromiso, su voluntad de apoyo con los senadores; pero sobre todos con los mexicanos.
Muchas gracias.
SENADOR FERNANDO MAYANS CANABAL: Gracias, senadora Mely Romero Celis.
Tiene la voz el doctor José Antonio González Anaya.
DOCTOR JOSÉ ANTONIO GONZÁLEZ ANAYA: Muchas gracias por los comentarios, gracias por los comentarios de solidaridad y apoyo en el cual sí se reconocen los retos, pero también los avances que hayamos tenido, del diputado Adolfo y la diputada Mely. Les agradezco mucho los comentarios.
Sobre el tema, el hospital de Colima lo acabamos de ir a ver ahora que acabó de pasar el huracán. Ya está casi listo, debe estar listo en el primer trimestre del próximo año; pero hago una anécdota, porque el hospital anterior está al lado del río, iba a llegar el huracán y trasladamos a los pacientes del hospital viejo al hospital nuevo, para que si se inundaba, no estuvieran los pacientes adentro.
Al final del día no se desbordó el río, pero le faltaron 50 centímetros, no le faltó gran cosa para que se desbordara el río y, aunque no está terminado, está suficientemente avanzado, que pudimos trasladar a ls pacientes al hospital nuevo y sí, sí es un hospital muy completo y estoy muy consciente de las necesidades que me han hecho saber sobre Oaxaca.
Sobre el tema de la compra consolidada de la calidad y la sustitución, creo que, bueno, son dos diferentes preguntas a la de Maki, así que me voy a permitir elaborar sobre ella.
En la compra consolidada, lo que nosotros buscamos es conseguir las mejores condiciones de precio y calidad para los derechohabientes, y regreso un poco a algo que sí comenté y con lo cual lo voy a resumir:
Los medicamentos no los determinamos nosotros, o sea, los medicamentos los determina la COFEPRIS. Ellos hacen sus análisis y determinan si se aceptan para que se puedan comercializar en México o no. Después la Secretaría de Salud y posteriormente nosotros.
El IMSS tiene una unidad para verificar de manera aleatoria que la calidad que se promete se esté cumpliendo en todos los medicamentos; le decimos el COCTI.
De repente agarra un lote y checa que la calidad que le dijeron a la COFEPRIS sea la calidad que nosotros estemos recibiendo.
Obviamente no puedes hacer eso con todos los lotes, pero sí se hace de manera más o menos científica para tratar de detectar cualquier irregularidad en lo que yo llamaría defectos de fabricación, para asegurar que no haya errores en los efectos de fabricación.
Es una de las áreas del IMSS más respetadas en la institución. Lleva décadas funcionando, y funciona bastante bien; y funciona en conjunción con la COFEPRIS y la Secretaría de Salud. Pero como el IMSS lleva tanto tiempo, muchas de las cosas de las pruebas se llevan ahí.
Una vez que se determinan los medicamentos, las claves y demás, lo único que hacemos en la compra consolidada es asegurar la máxima transparencia y la competencia.
Ya no estamos diciendo “yo prefiero esta contra esta”. Se ponen las dos claves; se dice cuánto se va a comprar, eso lo decide el área médica; y en las bases se ponen, no sé ni siquiera cómo decirlo; tal clave tiene que tener estas características para estos efectos y demás. Todos tienen que tener un registro de la COFEPRIS.
No estamos intercambiando calidad por precio, nunca, porque eso es delicadísimo en la parte de salud.
Lo que sí estamos garantizando, y eso ha causado temas, es la competencia y la transparencia. Y ahí sí no soy el más popular en el sector farmacéutico, pero no hay un intercambio entre calidad y precio.
Se definen las calidades y de ahí la gente compite en el precio, pero tienen que tener ese estándar de calidad.
Y termino con el tema que se mencionó, y lo dije en la Asamblea, me voy a permitir, a qué nos referimos.
Y textual, digo, el reordenamiento financiero no es un fin; es la manera como el Presidente me ha instruido de garantizar que el IMSS se mantenga como una institución pública, de salud pública para el resto de los mexicanos.
¿Por qué? Porque no puedes tener una institución ni pública ni privada que no tenga un ordenamiento financiero.
Y lo digo con toda claridad: El IMSS no se privatiza. El IMSS se va a mantener como una institución pública.
Y el Presidente, parte de las diferentes cosas que tenemos que hacer es tener una institución ordenada, una institución financieramente viable para cumplir con este compromiso histórico que, así está mandatado, así está escrito, que sea una institución pública de salud.
Y vamos a seguir diciéndolo en todos los lugares donde salga el tema. Y el Presidente lo ha dicho con toda claridad y yo lo repito.
Así vamos a seguir trabajando.
SENADOR FERNANDO MAYANS CANABAL: Gracias, doctor José Antonio González Anaya.
Tiene la palabra el senador Daniel Ávila Ruiz.
Adelante.
SENADOR DANIEL ÁVILA RUIZ: Doctor José Antonio González Anaya, sea usted bienvenido al Senado de la República, Director del Instituto Mexicano del Seguro Social, y por supuesto a todo el equipo de trabajo que lo acompaña aquí a esta comparecencia.
Agradezco la invitación del senador Fernando Mayans Canabal, presidente de la Comisión de Seguridad Social, y Senador por el estado Libre y Soberano de Tabasco.
Dos temas muy puntuales, José Antonio.
El primero es: en Yucatán como en todos los estados de la República, tenemos clínicas de PROSPERA y hace unos días tuve una reunión con el delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social en Yucatán, el doctor Méndez, y su director jurídico me comentaba que hay más de 30 inmuebles en diferentes municipios del interior del estado de Yucatán donde están funcionando las clínicas PROSPERA, que no son propiedad del Instituto Mexicano del Seguro Social o que están en comodato desde hace más de 40 años al Instituto Mexicano del Seguro Social y que muchos de los ayuntamientos tienen la disposición de donárselos al Instituto mexicano del Seguro Social, porque ya tienen muchísimos años laborando ahí personal del Instituto Mexicano del Seguro Social.
Entonces, un caso específico es el tema del Carlos Mool, muy cerca de mi ciudad natal, donde ya funciona uno que tiene 40 años como clínica PROSPERA, que se acaba de hacer otro también para donar al
Instituto Mexicano del Seguro Social y me comentaban que tendría que pasar al Consejo Técnico para su autorización, aprobación en su caso, aquí en oficinas centrales del Instituto Mexicano del Seguro Social.
Entonces ese es el primer tema, que la verdad sí me gustaría poder coadyuvar y ayudar para que sean donados al Instituto Mexicano del Seguro Social.
Y el otro tema que me gustaría comentarle, director, es el tema de la epidemia que año con año tenemos en Yucatán, específicamente del dengue, y ahora con una nueva modalidad más especializada que es el chikungunya.
Realmente, prácticamente cuatro de 10 yucatecos o casi 5 de 10 yucatecos han padecido o algún familiar de ellos han padecido dengue o chikungunya en esta temporada. Es una epidemia en Yucatán y en la Península de Yucatán, en Quintana Roo y en Campeche también.
Yo sé que no es un problema exclusivo del Instituto Mexicano del Seguro Social, ahí interviene la Secretaría de Salud del estado, intervienen las otras dependencias del sector salud, pero yo creo que también es un tema que de manera, como sector salud, tendrían que estar apoyándonos, porque es un tema que de verdad nos preocupa a los yucatecos en especial.
Y para concluir nada más comentarle que me queda muy claro que usted viene de la Secretaría de Hacienda y crédito Público, donde fue subsecretario de Hacienda y Crédito Público, conoce al detalle y a fondo el tema de las finanzas públicas y estoy seguro que con ese conocimiento que tiene de finanzas públicas, estoy seguro que el Seguro Social, los tres años que quedan de administración, va a ir por buen rumbo.
Muchas gracias.
SENADOR FERNANDO MAYANS CANABAL: Gracias senador Daniel Ávila.
Tiene la palabra el senador Ernesto Cordero Arroyo.
SENADOR ERNESTO CORDERO ARROYO: Muchas gracias presidente. Muy buenas tardes doctor, me d amucho gusto saludarlo.
Al igual que todos mis compañeros que me han antecedido en el uso de la palabra, todos le tenemos un entrañable respeto y un gran cariño a la institución que usted dirige y que ha dirigido muy bien, debo decirlo.
Y hay un par de temas que me gustaría preguntarle, uno tiene que ver con el tema de la viabilidad financiera del Instituto y me quiero referir al tema de la utilización de las reservas, que como muchos de ustedes saben, el Instituto Mexicano del Seguro Social, para su operación estaba utilizando algunas reservas que podían tener un mejor uso para el futuro.
Entonces quiero que nos mencione cómo vamos en ese tema.
El segundo tiene que ver con la gran calidad en la atención médica que se recibe en el IMSS y tiene que ver con el tema de los trasplantes, que es una práctica médica cotidiana afortunadamente en el IMSS y que requiere de orden, necesita transparencia para que efectivamente esto llegue al beneficio de la gente que más lo necesita.
Y la tercera, no es pregunta a usted señor Director General, porque no lo quiero meter en problemas, porque yo al igual que usted fui funcionario hacendario y recuerdo muy bien la gran disciplina que se tiene en términos de discusiones presupuestales en la Cámara de los Diputados.
Y de ninguna manera lo quiero meter a usted en un problema con la institución que usted y yo tanto queremos, que es la Secretaría de Hacienda.
Es una reflexión para todos mis compañeros y para la mucha o poca gente que nos ve en el Canal del Congreso.
Y va un poco con lo que está sucediendo en la Cámara de Diputados:
En este momento, cual mercado, donde ustedes quieran, nuestros colegas legisladores están en la rebatinga por repartirse 17 mil millones de pesos.
Diecisiete mil millones de pesos que no son de ellos, son de todos nosotros, de todos los mexicanos que pagamos impuestos.
Y ahorita están restableciendo aquellos famosos fondos de los moches, y donde cada diputado tiene el derecho de gestionar recursos para tales y tales cosas.
Y déjenme nada más para poner en perspectiva lo que significan estos 17 mil millones de pesos:
El programa de Infraestructura Médica del IMSS, que tanto queremos, por el que tanto nos estamos desgarrando las vestiduras aquí, del 2015 al 2018, es de 18 mil millones de pesos.
Lo que el IMSS va a invertir en infraestructura educativa en 4 años, es lo que nuestros colegas legisladores están dilapidando en este instante para un solo año.
Con estos 17 mil millones de pesos, el IMSS podría construir 14 proyectos hospitalarios más, 40 unidades médico familiares, 28 proyectos de ampliación y remodelación de áreas de urgencias, que tanto nos estamos lamentando en este momento, y 91 proyectos de remodelación en otras áreas de infraestructura médica existente.
No es un tema menor. Y ahí no tienen responsabilidad las autoridades del Gobierno Federal. Los responsables somos nosotros que estamos permitiendo que el dinero de todos los mexicanos se utilice de manera tan ineficiente y generando espacios de opacidad, como los que se están utilizando.
Y esa reflexión quedará sobre nuestras conciencias, como legisladores, de que estemos tolerando esta práctica en la Cámara de Diputados.
Gracias señor Director.
SENADOR FERNANDO MAYANS CANABAL: Gracias senador Ernesto Cordero.
Le cedemos la palabra a la senadora Hilda Flores Escalera.
(SIGUE TERCERA PARTE)

Calendario

Marzo 2021
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31 1 2 3 4