Senado de la República

COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL

Versión estenográfica de la comparecencia del Director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), José Antonio González Anaya, ante la Comisión de Seguridad Social del Senado de la República. (Primera parte)

SENADOR FERNANDO MAYANS CANABAL: Buenos días, recibimos en la Comisión de Seguridad Social del Senado de la República, al director del Instituto Mexicano del Seguro Social, el ciudadano doctor José Antonio González Anaya, para ampliar el análisis correspondiente del Tercer Informe de Gobierno sobre el estado que guarda la Administración Pública Federal en lo relativo al Instituto Mexicano del Seguro Social.
Lo anterior conforme al acuerdo de la Junta de Coordinación Política, que establece las normas para el análisis del Tercer Informe de Gobierno, aprobado por el Pleno del Senado de la República el 24 de septiembre del año en curso; y con base en lo dispuesto en el artículo 69 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 7, numeral 4 de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos; y 135, fracción III; 266, 267, 270 y 271; y demás relativos del Reglamento del Senado.
Asimismo, conforme al acuerdo adoptado y suscrito por las senadoras y senadores integrantes de esta Comisión de Seguridad Social, el 15 de octubre del año en curso, le solicito al senador secretario Joel Ayala, si quieres participar, o la senadora Maki, a leer el acuerdo de la Junta de Coordinación Política que establece las normas para el análisis del Tercer Informe de Gobierno ya referido.
SENADORA MAKI ESTHER ORTIZ DOMÍNGUEZ: Con su venia, señor presidente.
Que el artículo 69 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, establece que a la apertura del Primer Periodo de Sesiones Ordinarias del Congreso General, el Presidente de la República presentará un informe por escrito en el que se manifieste el estado general que guarda la Administración Pública del país.
Que el artículo 7º, numeral 4, de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, establece que las cámaras analizarán el informe presentado por el Presidente de la República. El análisis se desarrollará clasificándose por materias en política interior, política económica, política social y política exterior.
Que el análisis del informe de gobierno es una facultad de las Cámaras del Congreso de la Unión, que merece la mayor atención y exige que se organice de manera adecuada, a fin de que se expongan de manera equilibrada las posturas y fundamentos que viertan las diferentes fuerzas políticas.
Por lo anterior, los grupos parlamentarios que concurren en el Senado de la República, han acordado que el análisis del Tercer Informe de Gobierno se realice en los términos del siguiente acuerdo:
Numeral 4. Adicionalmente a estas comparecencias, las diversas comisiones ordinarias podrán citar a comparecer a diversos servidores públicos relacionados con sus respectivos ramos; haciéndolo del conocimiento de la Mesa Directiva, para que dicho órgano haga las gestiones correspondientes.
A las reuniones de las Comisiones podrán asistir todos los senadores interesados en los temas a tratar y a través de las coordinaciones de los grupos parlamentarios, se definirá su participación en las mismas.
Las Comisiones definirán el respectivo formato para normar los trabajos.
Salón de Sesiones de la H. Cámara de Senadores.
24 de septiembre del 2015.
Es cuanto, señor presidente.
SENADOR FERNANDO MAYANS CANABAL: Muchas gracias, senadora Maki Esther Ortiz Domínguez.
Doctor José Antonio González Anaya, director general del Instituto Mexicano del Seguro Social, la Comisión de Seguridad Social del Senado de la República de esta Sexagésima Tercera Legislatura, le da una cordial bienvenida a usted y a su equipo de colaboradores a esta Cámara Alta, que es la casa de todos los mexicanos.
Informo que comparece ante esta Comisión, bajo protesta de decir verdad de conformidad con el artículo 69 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.
En consecuencia, pido a todos los presentes ponerse de pie.
Ciudadano José Antonio González Anaya, director del Instituto Mexicano del Seguro Social, ¿protesta usted al comparecer y rendir informe, decir verdad ante esta Comisión de Seguridad Social del Senado de la República?
DOCTOR JOSÉ ANTONIO GONZÁLEZ ANAYA: Sí, protesto.
SENADOR FERNANDO MAYANS CANABAL: Si no lo hiciere así, que la nación se lo demande.
Muchas gracias, puede sentarse.
Señor doctor José Antonio González Anaya, tiene usted el uso de la palabra hasta por 15 minutos.
DOCTOR JOSÉ ANTONIO GONZÁLEZ ANAYA: Muchas gracias, senador Mayans.
Antes que nada, agradecer la invitación de venir al Senado de la República. Les agradezco a todos los demás senadores y senadoras que nos acompañan; ahora sí que a todos, a todos los conozco, a todos los considero amigos; a la senadora María Elena, a Joel Ayala, a Maki Ortiz, a Lidia y a Jorge Aréchiga.
Como Director del Seguro Social, quisiera tomarme algunos minutos para platicar la coyuntura en la cual se encuentra el Seguro Social.
Es de todos conocido el ámbito, el alcance y la predominancia que tiene el Seguro Social en la provisión de servicios de salud y de seguridad social en el país.
En gran medida el Seguro Social provee esta seguridad social junto con otros tres grupos de instituciones.
En el Seguro Social existen bajo su régimen ordinario 59 millones de mexicanos, más cerca de 12 millones de mexicanos que son participantes usuarios de IMSS-PROSPERA; con lo cual se tiene una población que demanda de servicios, sobre todo de salud, de más de 70 millones de mexicanos.
Los trabajadores del sector público, estatal y federal, en donde la institución más importante es el ISSSTE, suman cerca de 16 millones; y la población no asegurada o asegurada a través del Seguro Popular suman poco más de 50 millones.
El IMSS es una institución compleja, porque además de dar servicios de salud es el segundo recaudador más importante del país después del SAT. Es la aseguradora más grande del país, con seguros de enfermedades, de riesgos de trabajo, de invalidez, de guarderías y prestaciones sociales, de retiro, y por supuesto de los seguros voluntarios.
Pero es también un gran prestador de servicios, en el cual lo más importante son los médicos.
Y digo algunos datos que para muchos de ustedes ya son familiares, pero es importante repetirlos.
En el IMSS se encuentran, y se acaba de anunciar ayer, asegurados poco más de 18 millones de trabajadores. Esta es una cifra muy importante.
Para darnos una idea, a principios de este siglo, cerca del año 2000, había cerca de 10 u 11 millones de trabajadores asegurados. Es un incremento muy importante.
Trabajamos en el IMSS 430 mil trabajadores. En un día típico damos medio millón de consultas; atendemos mil 200 partos; cuatro mil operaciones; cerca de 60 mil urgencias; y llegan 200 mil niños en guarderías.
Al final del día, todo esto demanda un presupuesto muy importante.
En los últimos años, como también es sabido, el IMSS ha enfrentado retos que no, yo les llamo de manera exógena, son retos que están ocurriendo en México y en todo el mundo. La transición demográfica, que es el envejecimiento sano de la población, y la transición epidemiológica.
Y nos gusta a veces decir en el IMSS que tenemos una doble transición epidemiológica, porque estamos sintiendo la presión de las enfermedades crónico-degenerativas, como la diabetes y el cáncer, y a la vez seguimos teniendo las demandas de servicios por enfermedades infecciosas típicas de países en los cuales no existe o todavía no llega la transición demográfica.
Pero también tenemos algunos problemas internos, y sobre todo que podemos trabajar para mejorar, para reducir los costos administrativos, hacernos más eficientes, hacernos más productivos y así poder ir enfrentando las demandas.
Hace algunas semanas, en la Asamblea, en la cual algunos de ustedes me y le hicieron a la institución el honor de acompañarnos, dimos una noticia importante, que es que cuando se recibió la institución se tenía un déficit de cerca de 25 mil millones de pesos al año y que habíamos reducido ese déficit para que este año prevemos cerrar en cerca de 10 mil millones de pesos al año, un reducción de más del 60 por ciento.
Pero más importante quizás es este reordenamiento financiero y así se lo comunicamos al presidente de la República, ha permitido que la viabilidad financiera de la institución esté a salvo durante esta administración.-
Eso no quiere decir y lo dije con punto y seguido, los problemas y los retos de la institución siguen siendo enormes, pero era un avance importante que nos permite seguir avanzando en lo que creemos es el camino correcto.
¿Cómo hemos hecho esto?
El resto del tiempo lo voy a dedicar a eso.
Primero, con dos objetivos que nos trazamos desde el principio de la administración, en este orden de prioridad, mejorar la calidad y la calidez de los servicios y segundo, sanear financieramente a la institución.
Aparentemente estos objetivos parecen contradictorios, pero no lo son si uno piensa en mejorar la eficiencia, en mejorar la productividad, en mejorar el cumplimiento de las obligaciones.
Nos hemos organizado una serie de acciones alrededor de cuatro ejes, que son medianamente arbitrarios, pero que nos permiten ir siguiendo el tipo de trabajo que hemos estado haciendo.
En primer lugar, el eje de mejorar la experiencia del usuario y aquí hemos trabajado en un par de frentes: el primero, nos embarcamos en el quizás, el programa de desregulación, simplificación y digitalización más ambicioso que se ha embarcado la institución en los últimos años.
Redujimos trámites y eliminamos trámites y digitalizamos los 18 trámites más importantes de esta institución. Destaco sólo algunos, es casi increíble, pero en pleno 2010, 12, no había un solo trámite del IMSS que se pudiera hacer de punta a punta de manera electrónica.
Hoy ya se pueden hacer y se pueden pagar, resalto algunos para no entrar a más detalles, pero lo podremos platicar, el Sistema de Pagos Electrónicos de Cuotas, el SIPARE.
Ahora, el 58 por ciento de la recaudación se hace a través de pagos electrónicos. Eso implica que la gente no tiene que ir al banco, no tiene que ir con discos, no tiene que llevar formas impresas, lo puede hacer desde la comodidad de su oficina o su casa y pagar sus cuotas.
Para darnos una idea, este trámite se hace cerca de 900 mil veces al mes. Eso quiere decir que nos estamos ahorrando 900 mil gentes que ya no están yendo a la institución.
Otro trámite que ha tenido mucho éxito es la tramitación del número de seguridad social. Un trabajador nuevo que está buscando trabajo o que está teniendo un trabajo por primera vez, ya no tiene que venir a nuestras oficinas, puede tramitar su número de seguridad social desde su casa o desde su oficina o desde donde pueda tener acceso a Internet.
Quizá más importante a veces este número se extravía, o es necesario recuperarlo, o a veces alguien simplemente quiere saber sus semanas cotizadas.
Estos trámites ya se pueden hacer por Internet. Otra vez, para darles una idea, este trámite se hace más de 300 mil veces al mes.
Al final del día, todos estos ahorros en papelería, en traslados, en filas, representan cerca de 4 millones de horas hombre al mes.
Un cálculo más o menos conservador, que es un incremento en productividad para el IMSS, pero también para el país, que es muy importante.
Ahora, ninguna de estas cosas funciona si no tenemos un trato digno, cálido y humano.
Y hemos lanzado, y nos hemos arrancado en un programa del cual estamos muy entusiasmados por dos razones:
El objetivo primordial del programa es mejorar el trato en el IMSS. Pero lo que lo hace esto importante es su grado de integralidad y su grado de alcance.
Muchas veces, y ha habido decenas de trato de programas, de mejoramiento de trato en la institución, que buscan ciertos aspectos o en ventanilla, o en recaudación, o en X, Y o Z.
Aquí lo que nosotros estamos buscando es que todos los trabajadores del IMSS, en un cierto tiempo perentorio, hayamos pasado por un programa en el cual nos ayudan y nos dan herramientas para mejorar el trato.
Desde el policía que cuida la entrada, hasta el jefe médico de cada unidad.
Y el entrenamiento se lleva a cabo así, con todos presentes a la vez.
Y, segundo, es una iniciativa trabajada conjuntamente con el sindicato e impulsada conjuntamente con el sindicato, con lo cual se tiene el compromiso y el empuje de los más de 400 mil trabajadores.
El segundo eje es el de transparencia y para mejorar las compras.
En este sentido, aquí lo interesante es, el IMSS, teniendo uno de los presupuestos más altos del país, compra un montón de bienes y servicios de todo tipo.
El senador Gamboa, que fue Director del IMSS, tiene una anécdota que visualiza qué tan grande es el IMSS, que a mí me gusta repetir.
Cuando el Presidente me honró con este nombramiento y vine a platicar con él, me dijo: “cuidado con el IMSS. Si tú le regalas una Coca Cola a cada empleado, en 3 meses lo quiebras”.
Y yo como que no comprendí a qué se refería y es así de grande. Si uno pequeños ahorros en ciertas cosas, tienen un impacto enorme.
Podríamos platicar, o podemos platicar de cada uno de éstos. El más conocido, por supuesto, es la compra consolidada de medicamentos, en la cual el IMSS está liderando en la compra de medicamentos y material de curación de una buena parte del Sector Salud.
Y aquí los ahorros son importantísimos y son casi incomprensibles. Para el Sector Salud, se están ahorrando 8 mil millones de pesos en compras de medicamentos y material de curación. El IMSS se ahorra cerca de 4 mil.
Pero lo más importante para mí es que hemos aumentado la cantidad de medicamentos que hemos comprado en más de 15 por ciento.
Hemos tenido un mayor número de participantes y proveedores. Hemos tenido una menor concentración de proveedores. Y hemos tenido un mayor número de PYMES.
Y en particular, se ha logrado mejorar el abasto. Y lo que queremos al final del día es mejorar el abasto.
Esto complementado con el programa, en el caso de la Ciudad de México, de vales de medicinas, ha permitido reducir las quejas en la Ciudad de México por desabasto en cerca del 90 por ciento.
El siguiente eje es mejorar la calidad de los servicios médicos. Y esto depende fundamentalmente de una cuestión casi obvia, pero que a veces se le resta la importancia: los servicios médicos dependen del personal, los servicios médicos son primordialmente de personal; por lo tanto, mejorar la calidad del personal médico es fundamental.
En esta Administración se ha tomado, se ha retomado la inversión en investigación y educación en el IMSS de manera sin precedente. Hemos gastado este año, más de 130 millones de pesos, del 2012 a la fecha la pertenencia de los investigadores del IMSS aumentó del 66 por ciento al 82 por ciento.
Hemos impulsado todo tipo de pasantías y cursos en México y en el extranjero. Estamos trabajando para mejorar y crear verdaderos centros de excelencia en las SUMAES.
Les digo algunos números:
En el 2012 no hubo becas institucionales. En 2015 hubo 260. Los cursos de capacitación y especialización aumentaron de 10 mil a 12 mil. Los números de internados aumentaron de 5 mil a 6 mil; y el número de pasantes de 8 mil a 9 mil.
Esta es la base de mejorar los servicios médicos. Pero hay veces, esto toma tiempo y nos va a tomar tiempo.
La salud no puede esperar, en muchos casos, por lo cual hemos tomado una serie de medidas que mejoran nuestros procesos de atención médica; algunos parecen casi obvios pero tienen un impacto enorme.
En este espacio, ustedes me permitieron hablar el año pasado de la receta resurtible. La receta resurtible es una cosa muy sencilla: los pacientes crónicos que están controlados, en lugar de tener que venir a renovar su receta una vez al mes, pueden hacerlo una vez cada tres meses.
Me da gusto decir que gracias al trabajo de todos los médicos, este programa siendo un éxito y ha permitido liberar más de 7 millones de espacios de consultas. Estamos buscando ampliarlo para que esto nos permita, sin necesariamente ampliar la infraestructura, atender a un número de pacientes mayor.
En el segundo, estamos trabajando también en la gente que sí llega a nuestras clínicas, que espere lo menos posible. Hay ciertos procesos que a veces uno está afiliado a un doctor, a un médico familiar, pero a veces este médico familiar tiene la consulta llena ese día, pero el médico del consultorio de al lado o de cualquier otro consultorio dentro de la unidad, no tiene la consulta llena ese día.
Antes era difícil que se pasara este paciente a un consultorio abierto. A través del Programa Unifila, estamos viendo que si llegas y tu doctor está ocupado, que puedas ir a otro doctor, si tú estás de acuerdo.
Esto ha reducido los tiempos de espera en nuestras clínicas de manera bien importante, cerca del 40 por ciento. Lo que estamos buscando es ampliar este programa piloto para todo el resto de nuestras clínicas.
Hay otro programa que suena un poco más sofisticado, que no es tan sofisticado y que tiene un impacto enorme, le llamamos el Código Infarto. Una de las causas más importantes de muerte en nuestras salas de emergencia es alguien que tiene un infarto, un padecimiento del corazón; y para estos padecimientos en particular, no para todos, pero para estos en particular los minutos cuentan; y es bien importante que uno pueda llegar de la sala al tratamiento lo más rápido posible.
Entonces, a través de un entrenamiento de los médicos del Centro Médico en cada una de las salas de urgencia. Empezamos en el sur de la Ciudad de México; hace mes y medio arrancamos en el norte de la Ciudad de México.
Van desde el policía con la recepcionista, con el asistente médico y con el médico para que si alguien llega con síntomas de tener un problema cardiaco no tenga que esperar y llenar formas sino llegue de manera inmediata a alguien y en cada sala, en cada turno, nombramos a alguien que tiene una banda, que es el encargado del programa.
Para nuestra felicidad y también – ¿por qué no decirlo? – sorpresa, en estos cortos ocho meses que lleva el programa se ha logrado bajar la mortalidad por este padecimiento en estas salas cerca del 50 por ciento, que es un impacto enorme.
Al final del día, la medicina es fundamental, pero si no trabajamos en la prevención esto se vuelve muy difícil de enfrentar y la ola se vuelve muy difícil de enfrentar.
Es por ello que el IMSS sigue redoblando esfuerzos a través de su Programa PREVENIMSS, impulsando la Campaña de Chécate, Mídete, Muévete que ha tenido gran aceptación en la población. Aumentamos el número de chequeos PREVENIMSS de 27 millones al año a casi 30 millones al año.
Y ahora le estamos incorporando algunas sofisticaciones para poder hacer estos chequeos de manera más precisa de acuerdo a los perfiles. Así que seguiremos trabajando en la prevención.
Y con esto termino.
El crecimiento en el número de afiliados, en general, pero sobre todo en los tres años de la administración del Presidente Peña Nieto ha aumentado de manera muy importante.
Tenemos un fenómeno en el cual el número de afiliados al IMSS está creciendo a cerca del doble de la economía, que es una cosa que no había ocurrido antes.
Esto a lo que nos lleva es a que, pese a todos los incrementos en eficiencia y productividad que hagamos, es necesario ampliar nuestra infraestructura.
Y ahora que tenemos una situación financiera con algunos espacios adicionales, estamos lanzando un programa de infraestructura muy ambicioso, con un modelo de construcción y de funcionamiento más utilitario, más económico, más eficiente que quepa dentro del presupuesto, al grado de que vamos a construir una unidad médica familiar en cada estado de la república en los siguientes tres años.
Esto no ocurría desde hacía muchísimo tiempo.
Y además vamos a terminar de construir 12 hospitales de segundo nivel en varios estados de la República. Esto nos va a permitir aumentar el número y nuestra capacidad de manera muy importante.
Y, finalmente, uno de los temas del IMSS, siempre que pensamos en el IMSS, y es la mayor parte, pensamos en el Régimen Ordinario.
Pero no quiero terminar mi intervención sin mencionar el Programa IMSS-PROSPERA.
Este programa atiende a 12 millones de mexicanos de bajos ingresos, predominantemente en áreas rurales, sin costo, sin tener por supuesto que estar afiliados, en el cual hemos estado de manera muy importante.
Es un programa de más de 30 años con enormes eficiencias.
Menciono algunas de las cosas notables que han ocurrido:
Se bajó la mortalidad materna de 37 por cada 100 mil nacidos vivos a 22 por cada 100 mil nacidos vivos. Esto nos pone un reto al Régimen Ordinario, que no tiene esa tasa de mortalidad.
Así que vamos a seguir trabajando ahí. Vamos a seguir promoviendo los encuentros quirúrgicos, en los cuales, como comenté en la Asamblea, es francamente impresionante el efecto de un encuentro quirúrgico.
Yo recuerdo muy vivamente uno en Tlapa de Comonfort, Guerrero, en el cual llegan de los mejores oftalmólogos del IMSS, se instalan en Tlapa una semana, analizan a mil 500 ó 2 mil gentes, hacen entre 200 y 300 cataratas y la gente entra sin poder ver y de ahí viendo y hay francamente historias bien importantes y de cambio de vida para la gente.
Con esto, senadores y senadoras, les agradezco el tiempo y estoy a sus órdenes para cualquier comentario, pregunta o cuestionamiento y una vez más agradezco al Senado de la República y al presidente de la Comisión esta invitación.
SENADOR FERNANDO MAYANS CANABAL: Muchas gracias doctor José Antonio González Anaya.
Procederemos a darle la palabra a la senadora Maki Esther Ortiz Domínguez para su participación.
SENADORA MAKI ESTHER ORTIZ DOMÍNGUEZ: Bienvenido señor director.
En el tema de vacunación sabemos que de acuerdo con la cifras del Informe del IMSS este contribuyó a la vacunación universal en el país con la aplicación de 35.9 millones de dosis con una cobertura desde 2007 a 2014 de entre 95 y 97 por ciento.
Actualmente se menciona a nivel internacional un desabasto del biológico pentavalente, que previene enfermedades como la difteria, la tosferina, los tétanos, la hepatitis B, la meningitis y las neumonías.
Nosotros hemos hecho un seguimiento durante todo el año a esta escasez en las instituciones del IMSS, empezó en abril y se ha recrudecido en los últimos dos meses.
Sabemos que es una problemática internacional de desabasto de los dos principales laboratorios que producen la vacuna y que esta pragmática se está presentando en muchas partes del mundo.
Sabemos que con respecto al IMSS, en 2014 tuvo una población objetivo para dicha inmunización de un millón 282 mil 291 personas y un total de un millón 669 mil 766 dosis.
En este año lo que le queremos preguntar es cuál es la situación al respecto y qué estrategias se están llevando a cabo para solucionar dicha situación, porque no hemos podido tener información de que se esté llevando a cabo como se ha hecho en otros países, específicamente España, en donde se ha lanzado una comunicación para profesionales sanitarios, para la adaptación temporal del calendario común de vacunación del Sistema nacional de Salud.
Le haré entrega, porque creo que es muy importante esta situación, que están informando a los profesionales sanitarios en donde en los últimos meses se comunican los problemas de suministro global de las vacunas que contienen antígenos frente a la tosferina y que afecta a las compañías que comercializan estas vacunas como Glaxo y Sanofi.
Actualmente ambas compañías están trabajando activamente para solventar estos problemas con el fin de minimizar la reducción del producto disponible.
En estos momentos es difícil estimar el tiempo necesario para resolver esta situación y en cualquier caso esta situación no debe cuestionar la seguridad de las vacunas actualmente disponibles.
Y en estos países como España, en respuesta a esta situación, el Ministerio de Salud, Servicios Sociales e Igualdad, en coordinación con las comunidades autónomas han puesto en marcha diversas actuaciones para, en primer lugar, conocer el alcance del problema y, en segundo lugar, determinar la respuesta necesaria para minimizar las repercusiones en los programas de vacunación.
Han realizado gestiones necesarias con las compañías farmacéuticas, como muy seguramente lo estamos aquí, y han recibido respuesta de ellas.
Y han creado también un programa que se me hace muy interesante, de adaptación temporal del calendario de vacunación infantil.
El objetivo prioritario del programa de vacunación frente a tosferina es la prevención de las hospitalizaciones y los fallecimientos en los menores de 3 meses de edad y en respuesta a los problemas de suministro de las vacunas con componente frente a los de tosferina y teniendo en cuenta el objetivo del programa y el calendario común de vacunación infantil, la Comisión de Salud en estos países ha hecho diferentes lineamientos.
Por ejemplo, una pauta de primo vacunación, un recuento de los 18 meses, un recuerdo de los 6 años y otros programas.
Entonces yo creo que aquí es muy importante lo que se está haciendo, que es que podamos tener la vacuna lo más pronto posible y nos gustaría saber sobre eso.
Pero también insistimos en que podamos tener este tipo de información a la comunidad médica con los lineamientos que se deben de seguir de sustituciones para poder tener a todos los menores de edad ahora sí que sanos.
Por sus puestas, muchas gracias.
SENADOR FERNANDO MAYANS CANABAL: Gracias senadora Maki.
Quiero agradecer la presencia de la senadora Layda Sansores San Román. Bienvenida Layda.
De Jorge Aréchiga Ávila. Bienvenido Jorge.
Y la senadora Lilia Merodio, que también hace favor de acompañarnos.
Y, Presidente, quiere ir contestando o tomamos varias.
Senadora María Elena.
SENADORA MARÍA ELENA BARRERA TAPIA: Muchas gracias.
Muy buenas tardes tengan todos ustedes.
Bienvenido nuevamente, señor Director General del Instituto Mexicano del Seguro Social, doctor José Antonio González Anaya.
Efectivamente, creo yo que el Instituto Mexicano del Seguro Social, hablando analógicamente, un paciente que estaba en terapia intensiva y que hoy, podríamos decirlo, está estable.
Sin embargo, cualquier situación que no favorezca sobre todo su salud financiera pues lo pondría en crisis y nuevamente a punto de colapsar.
Es por ello que, por un lado, vemos el esfuerzo que se ha hecho para dar atención no nada más a la población derechohabiente, sino también a la población sin seguridad social.
Y esa sería una de mis primeras preguntas, doctor:
¿Por qué el Seguro Social, atender a población sin derechohabiencia, a población abierta, cuando hay todo un aparato, que es el de los estados y financiado a través del Seguro Popular, para atenderlos? ¿Qué no, ya es bastante carga la que tiene el propio Seguro Social para atender a su población bajo responsabilidad como para todavía tener que atender a población abierta?
Y la otra situación:
También se han hecho esfuerzos muy importantes para ahorro.
Por un lado, qué bueno que éstas, las adquisiciones, lo que se está sobre todo ahorrando, usted nos comenta y qué bueno que así sea, eso lo aplaudimos todos los que nos dedicamos en algún momento dado a la salud de la población, el que se esté invirtiendo para aumentar el nivel de abasto de las unidades médicas y por supuesto esto, con ello, estoy cierta que también la salud de la población.
También nos hace referencia, aunque no lo comentó aquí, que parte de los ahorros que se tuvieron se van a construir unidades de medicina familiar, que llaman la atención de inicio que sea así, una por estado. O sea, no importa el tamaño de la población, cuál fue el criterio para poder determinar si es una, si son dos, si son tres o cuántas son las que se necesitan, porque no es lo mismo hablar del Estado de México que hablar de Tlaxcala. Digo, con todo cariño, me refiero solamente a proporción de tamaño de población en referencia.
Y por supuesto también a este sistema que ahora parece que se pone de moda, en el cual entra la entrega de 300 ambulancias que entran por arrendamiento. Entonces esa sería la otra situación, hasta dónde se va a extender este tipo de contrataciones, qué ahorro significa, por qué no tener y contar con inmuebles o en este caso muebles, en el caso de las ambulancias, ¿por qué 300?
O sea, ¿con 300 se satisfacen las necesidades de urgencias médicas de nuestro país en referencia a lo que el Seguro Social corresponde?, porque sabemos que también no atiende a toda la población abierta, sino solamente a la población derechohabiente y traslados programados.
Ese sería mi cuestionamiento, y sobre todo porque es parte de lo que sé que la sociedad, las mexicanas, los mexicanos, los asegurados y quienes también no tienen seguridad social, quisieran saber en relación a cómo funciona esta noble institución y cuáles son las políticas que permiten esa toma de decisiones.
Muchísimas gracias por sus respuestas.
SENADOR FERNANDO MAYANS CANABAL: Muchas gracias, senadora María Elena Barrera Tapia.
A continuación el senador Joel Ayala.
SENADOR JOEL AYALA ALMEIDA: Señor director general del Instituto Mexicano del Seguro Social, expreso a usted desde luego una acción positiva de la construcción de 12 hospitales, quiero entender que son regionales, que son requeridos para una atención eficaz, de calidad, como lo ha mencionado.
La interrogante fundamental es prever lo principal, que es el recurso humano, que esto implica erogaciones importantes de constancia, porque en el sector salud en general, padecemos de lo fundamental: se construyen hospitales, unidades familiares y las plantillas se encuentran con marcadas limitantes. Lo principal es la atención directa del personal médico, paramédico en general.
De manera que es importante el diseño presupuestal que se tenga para garantizar a través de la atención fundamental del personal médico, paramédico, en cada una de las construcciones que se harán.
Sí, María Elena Barrera tiene razón, una unidad familiar de atención médica por entidad federativa es bienvenida y habría que razonar sobre circunstancias por la población de entidades diferentes en su población.
Esperamos una respuesta sobre el particular.
SENADOR FERNANDO MAYANS CANABAL: Muchas gracias, senador Joel Ayala.
Creo que le damos la palabra al director para hacer bloques de tres y luego también los senadores que nos hacen el favor de acompañarnos, si así es de su interés participar, pues bienvenidos. La senadora Lisbeth Hernández Lecona, muchas gracias; y el senador Ernesto Gándara, bienvenidos a la Comisión.
Tiene usted el uso de la palabra, doctor.
DOCTOR JOSÉ ANTONIO GONZÁLEZ ANAYA: Muchas gracias por las preguntas y los comentarios.
Sobre el tema de la senadora Maki Ortiz, es un tema fundamental, es un tema global en el cual lo que estamos trabajando, y se mencionó en parte de la pregunta, es a través, primero, de manera coordinada todo el sector salud, lo cual es fundamental en campañas de vacunación.
Estamos trabajando bajo el liderazgo de la Secretaría de Salud en cómo subsanar este problema de abasto, no sólo en México sino, como ya mencionó la senadora, en todo el mundo.
Actualmente estamos en un programa en el cual hay una sustitución y se les da una vacuna que se les aplica, no es tan eficiente, se les aplica varias veces con un refuerzo.
Eso clínicamente da los resultados, los mismos resultados, pero no tiene, o sea, la ventaja de la vacuna pentavalente es que se pone una dosis y ya. Ahora la gente tiene que venir varias veces a que se les dé varias vacunas, y esto lo que hace es perder la eficiencia y la cobertura de la vacunación.
Vamos a seguir con este programa hasta febrero o marzo del próximo año de manera coordinada tratando de buscar la mayor cobertura posible.
Durante todo este tiempo y desde que se presentó este problema, estamos buscando proveedores alternos, incluidos que se hagan internamente aquí.
Yo esperaría que el próximo… Perdón, hablando de salud, a mí sí me vacunaron, bueno, no sé si existía la pentavalente cuando yo era chico, creo que te ponían otra cosa, creo que era la triple, y a eso es a lo que estamos regresando a antes de que entrara esta vacuna en vigor.
Recibo el documento con interés.
Estamos tratando de tomar todas las medidas posibles para mantener la cobertura.
O sea, una manera de decirlo es: estamos absolutamente comprometidos con el programa de vacunación.
México tiene un gran programa de vacunación desde hace mucho tiempo y no queremos que esto vaya a ponerlo en ningún tipo de riesgo.
Así que yo espero en los siguientes meses haber podido resolver el problema de manera permanente, ya sea con un nuevo proveedor de la vacuna o asegurando que con las sustituciones se tenga la misma cobertura.
Sobre el tema, pasando a los comentarios de la senadora María Elena, sobre el tema de la cobertura que tiene el IMSS de población que no está afiliada al Régimen Ordinario. Este es un programa interesante, es un programa que ha venido evolucionando en el tiempo.
Arrancó desde los 60’s, se formalizó en los 70’s y se ha venido –yo diría– perfeccionando y mejorando desde finales de los 70’s hasta la fecha, y funciona muy bien.
Es un programa en el cual cuando tiene una enorme continuidad, tiene una enorme efectividad y se ha convertido en el principal proveedor de servicios de salud del Programa PROSPERA.
Lo que está ocurriendo es que el Programa PROSPERA puede financiar los servicios de salud a través de los servicios de los estados o de otras maneras, y uno de los proveedores es el IMSS y es el IMSS-PROSPERA.
Yo creo que es un programa interesante. Yo creo que es bueno que se mantenga la opción para el Programa IMSS-PROSPERA de buscar diferentes proveedores de servicios en donde haya mejor.
A veces uno piensa: Bueno, pero es que son derechohabientes del Seguro Popular. Lo que estoy tratando de explicar es que en lugares donde IMSS-PROSPERA tiene una buena cobertura los fondos del Seguro Popular se van al IMSS-PROSPERA y a través de IMSS-PROSPERA se presta, entre comillas, el Seguro Popular, los servicios.
No hay duda de que es perfectible y no hay duda de que debemos y estamos trabajando en homologar los estándares, en homologar las terapias, en homologar las cosas, porque este programa que tiene tanto tiempo, pues tiene una inercia diferente que el programa del Seguro Popular que tiene menos tiempo.
Pero están trabajando yo creo y ahora cada vez mejor, complementándose cada vez mejor. O sea, cuando nosotros vamos a hacer, a construir una nueva facilidad médica a través de IMSS PROSPERA nos aseguramos que el Seguro Popular no tenga una ahí cerca y vemos dónde nos estamos separando para dividirnos las poblaciones y tratar de ser lo más eficaces posible.
Sobre el tema del abasto, es un tema fundamental, es uno de dos indicadores que reviso yo cada semana, todos los jueves a las nueve de la noche hay reunión de abasto y vemos cómo está el abasto en toda la República.
Es un tema que ha costado trabajo, paro sí estamos haciendo un esfuerzo enorme para que, a), no falten las medicinas y b), las medicinas lleguen al lugar oportuno en el momento oportuno.
Vamos a seguir trabajando en esto, hemos mejorado los porcentajes y los números son tan grandes que nos hacen pensar en las dificultades de esto.

O sea, damos 500 mil consultas diarias nada más entre el primero y el segundo nivel, más las de tercer nivel, así es que a uno le falla un poquito, el uno por ciento de 500 mil recetas diarias, es un número bien grande, es inaceptable y vamos a seguir trabajando hasta que ese número no exista y haya abasto pleno de manera oportuna.
Sobre el tema de la infraestructura, quizá no fui suficientemente preciso: vamos a construir cuando menos una unidad de medicina familiar en cada estado.
Hay estados y esto es interesante, porque me permite platicar de cómo escogimos esto. Se hizo un análisis georreferenciado bien sofisticado, bien interesante, en el cual determinamos dónde hay una carencia mayor de unidades de medicina familiar y de hospitales.

O sea, a la hora de escogerlo lo que decidimos fue buscar el lugar en donde están más rebasadas nuestras facilidades y ahí fue donde tratamos de desahogar la demanda.
Al final del día., aunque existe una enorme variabilidad y heterogeneidad entre la capacidad instalada y la demanda entre los estados, sí hay en todos los estados algún lugar en donde está sumamente rebasada la demanda.
Entonces, lo que estamos haciendo es yendo a cada uno de esos lugares y ahí poniéndola y resultó que podíamos poner, cuando menos una unidad de medicina familiar en cada estado…
****** (SIGUE SEGUNDA PARTE) ******