Senado de la República

COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL

SEN. MANLIO FABIO BELTRONES.- Primero quisiera agradecerles la oportunidad de tener esta conferencia. Saben bien que he atendido una muy cordial y atenta invitación para platicar, aquí en Puebla, con un grupo muy importante del sector empresarial, aglutinado alrededor de la Consejo Coordinador Empresarial y de la Concanaco Puebla.

Platicamos sobre las rutas de las reformas y en especial lo que puede ser la próxima iniciativa a presentarse de Reforma Hacendaria, que tendrá que ser conocida por la Cámara de Diputados, discutida y en su caso aprobada y cuál es la parte conceptual de la misma, en el entendido de que la parte formal la conocerán en el momento de su presentación, que la hemos programado como Grupo Parlamentario del PRI en el Senado, para la primera decena del mes de marzo, que inicia mañana.

He conversado con ellos, sobre todo he obtenido, como ha sucedido en anteriores ocasiones con el sector social y el privado, comentarios muy importantes, que deben enriquecer la presentación de la iniciativa.

Ese es el objetivo. El objetivo del Presidente del Senado es salir y escuchar, cuáles son sus opiniones al respecto de lo que debe suceder en la ruta de las reformas para perfeccionar las iniciativas y en su momento hacerlas valer en el dictamen respectivo.

Pero eso es lo que platiqué yo el día de hoy en esta reunión y estoy a sus órdenes para cualquier detalle que ustedes quisieran que comente.

Pregunta.- ¿Es su destape? ¿Es una serie de giras para sus aspiraciones presidenciales?

Respuesta.- Hace escasos minutos, que si no segundos, algunos amigos míos comentaban que veníamos a una conferencia para hablar sobre reforma fiscal, yo sonreí y le dije: seguramente eso es lo que tiene ocupado a nuestros amigos, sobre la preocupación sobre la recaudación, pero deberán haber algunas otras preguntas.

La intensión de venir a Puebla es con la interés que hemos hecho en otros lugares de conocer sus opiniones sobre iniciativas importantes que impactan a la vida nacional, específicamente sobre reforma fiscal. También pudimos platicar sobre reforma política y sobre la reforma a los órganos reguladores. Son temas muy importantes en el Senado de la República, que me ocupan como presidente del Senado.

En cualquier tema de futurismo electoral lo abordaré en su debido momento, que no es este.

P.- Sobre la reforma fiscal, hace algunas semanas hubo una gran inquietud si debe bajar, o debe generalizarse u homologarse el IVA al 12 por ciento y, bueno, ahí quedo. Hace unos días también la diputada Beatriz Paredes hablaba que eran puntos de vista. ¿Cuál es finalmente lo que van a llevar: bajar el IVA, homologarlo?, en fin háblenos de eso.

R.- Sí gracias. Hay una discusión que tenemos como Grupo Parlamentario del PRI en el Senado, pero más que todo con el gobierno. Hay quienes en posiciones muy importantes en el gobierno, sostienen que la única forma de mejorar la recaudación que conocen, es subiendo los impuestos. Nosotros después de un nivel de trabajo de más de 18 meses, apoyado por instituciones académicas y también privadas que nos permitieron armar una propuesta integral, estamos proponiendo bajar impuestos para recaudar más.

En este caso la única manera de llevarlo a cabo, es acabando con los privilegios, haciendo que todos paguemos y, si lo hacemos todos, pagamos menos y con ello se recauda más.

Es necesario que la propuesta de reforma fiscal adicionalmente de bajar impuestos para recaudar más, venga acompañada con la simplificación para el pago de los mismos y, sobre todo con la redirección que debe tener el gasto de los recursos que se puedan conseguir con una mejor recaudación como ésta.

Sí se trata de bajar los impuestos para recaudar más; acabar con privilegios y no aplicar IVA a los alimentos y medicinas para los más desprotegidos, que son el 40 por ciento de la población.

P.- ¿Bajarlos a cuánto?

R.- Del 16 al 12 por ciento y el ISR del 30 al 25 por ciento, pero proporcional, porque hoy en día se ha perdido esa proporcionalidad, de tal suerte que el mexicano que gana ingresos superiores a 36 mil pesos, paga la misma tasa que el hombre más rico del país. Y eso no es justo.

P.- Tengo entendido que habían pensado que entra en vigor o empiezan a discutirlo hasta el 2012, ¿por qué no discutirlo desde ahora? Existen versiones al interior del Revolucionario Institucional que usted y el señor Gamboa Patrón habían impuesto como secretario de finanzas del CEN del PRI a Jorge Estefan Chiriac, que se lo impusieron a Humberto Moreira, para el próximo Comité. ¿Qué tiene que comentar al respecto y cuáles son las razones por las que habría promovido a esta persona?

R.- Usted lo señala con enorme precisión la primera parte, que es la discusión es muy distinta que la entrada en vigor y sí, así como usted lo dice, la propuesta lleva un transitorio que en el caso de aprobarse esta reforma integral que contempla fórmulas modernas de recaudación, todas de carácter electrónico que implican que el Sistema de Administración Tributaria tendría que hacer una serie de adecuaciones tecnológicas que le llevarían más de 18 meses de implementar, es la razón por la que entraría en vigor en el 2013 no en el 2012, pero su discusión deberá empezar en el momento de la presentación de la iniciativa. Eso está asegurado, sobre todo porque la presentación que se hará en la Cámara de Senadores tendrá como Cámara de origen la de los Diputados, que es la disposición legal que ya la Suprema Corte de Justicia sancionó.

Dije que la precisión era correcta entre discusión y entrada en vigor.

En el tema de la dirigencia partidaria y la conformación de su Comité Ejecutivo Nacional, posteriormente al 4 de marzo, es una responsabilidad específica y exclusiva del próximo dirigente Humberto Moreira. Por mi parte, no he tocado con él, ningún tema respectivo a la conformación del Comité Ejecutivo Nacional. Todo lo demás forma parte de una especulación.

P.- Cómo lo han tomado sus compañeros de partido. Se habla que el gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto tuvo una reunión con usted, para pedir que esta reforma se discutiera pasando el proceso electoral del Estado de México. Y otra segunda pregunta. ¿Cómo ve a las nuevas autoridades? Su partido después de 80 años pierde el gobierno del Estado y saber cómo es la relación con el actual gobernador, Rafael Moreno Valle.

R.- De manera continua yo tengo conversaciones con los gobernadores priistas y no priistas del país, lo hago como presidente del Senado de la República o como militante del Partido Revolucionario Institucional.

En el caso del gobernador del Estado de México no es la excepción. Me reúno constantemente con él, para platicar sobre distintos temas del interés nacional y lo hago con muchísimo gusto.

En la última reunión que tuve con él, sus expresiones fueron de saludo hacia la necesidad del planteamiento de una reforma fiscal que mejore la recaudación en el país, pero sobre todo que ayude a los que menos tienen.

Él está más que listo para que se inicie esa discusión con el fin de encontrar una solución a los graves problemas de recaudación que tiene México y que se viene agravando por la caída en la explotación petrolera en el país.

Hoy en día no se siente tanto por los altos precios del petróleo, que vienen derivados de la crisis que se está viviendo en el oriente.

Pero lo más importante es que estamos dispuestos a pasar a la discusión de la misma.

Nunca y de ninguna manera, ha habido una expresión con tiempos específicos de que esto no deba discutirse, ni siquiera presentarse antes de las elecciones de “X” “Y” ó “Z” estado. Eso no es cierto.

Puebla tomó una decisión y los poblanos también lo hicieron. Eligieron a sus autoridades y lo hicieron democráticamente. Toca ahora a un partido distinto al PRI gobernar por los próximos seis año, sobre todo a nivel estatal, y nosotros mantenemos una tesis que no varía, en el caso que los resultados nos favorezcan o no; “acabadas las elecciones, se acabaron las discusiones” y todos tenemos que ponernos a trabajar, porque lo que necesita México no es distinto a lo que requiere Puebla: crecimiento económico, empleo y seguridad.

Yo les deseo mucha suerte a las actuales autoridades. Estoy seguro que tienen un gran reto por delante y en el Senado mexicano no encontraran más que buena disposición para auxiliarlos en el momento en el que los requirieran.

P.- ¿Se va a incrementar la base gravable y en cuánto se espera que se incremente la recaudación a partir de esta iniciativa?

R.- Y es un punto muy importante que tenemos que resolver y sobre todo responder. México tiene un nivel de evasión que alcanza los 300 mil millones de pesos. Estamos hablando que con esos 300 mil millones de pesos podríamos tener 14 presupuestos de la Universidad Nacional Autónoma de México, sobre todo el nivel de importancia de estos recursos habla por sí mismo. Imagínense 14 Universidades Nacionales Autónomas de México, sembradas en el país, simplemente con acabar con la evasión fiscal.

Pero si hablamos de privilegios, que son los regímenes especiales, tenemos un hueco de cerca de 550 mil millones de pesos. Si hacemos una suma podríamos estar cercanos a los 8 puntos del Producto Interno Bruto, tan importantes para poder impulsar el crecimiento de este país.

Si logramos una fórmula integral que busque bajar impuestos, ampliar la base gravable-- esto quiere decir que todos paguen --y que todos paguemos menos y acabar con la informalidad a través de la promoción y el estímulo de la formalidad, nosotros creemos que la recaudación, de manera matemática, podría ser superior a los dos puntos del Producto Interno Bruto.

P.- ¿De cuánto sería el incremento en la base gravable?

R.- Si tenemos un 40% de la economía en la informalidad, tendríamos un crecimiento del 40% en el crecimiento de los contribuyentes.

P.- Buenas tardes, quisiera preguntarle, los actores políticos ya llevaron el tema en la agenda y muchos los llaman los adelantados por las elecciones presidenciales de 2012, tal es el caso de Santiago Creel del PAN, quien dice que se encuentra listo para contender, es el caso de Peña Nieto también y bueno le pregunto las aspiraciones presidenciales.

Por otro lado, quisiera saber sobre las críticas en su partido, sobre los recursos y financiamientos que presuntamente ha utilizado Peña Nieto para subirse y encaramarse y llegar a las elecciones presidenciales y también saber cuál es su opinión de que Santiago Creel ya se dijo listo para contender en las elecciones.

R.- Es inevitable que al acercarse unas elecciones inicien una serie de especulaciones a su alrededor.

Saludo enormemente los planteamientos interesados y tranparentes de aquéllos, quienes en su momento se han manifestado con deseos de participar, algunos de ellos no por primera vez, sino insistiendo en elecciones que en el pasado no le han sido favorables.

Pero también estoy convencido que dentro del PRI primero tenemos que llevar a cabo una discusión sobre para qué queremos ganar las elecciones de 2012, y después, encontrar con quién encabezaremos una jornada electoral de esa naturaleza.

Hacerlo en sentido inverso, primero, iniciar una discusión de con quién queremos ganar unas elecciones y no para qué queremos ganar, sería equivocarnos nuevamente.

Acudo en mucho a la sabiduría de hace más de tres décadas, de uno de nuestros principales ideólogos, que es Jesús Reyes Heroles, quien manifestó que para que un partido como el nuestro tenga rumbo, primero hay que generar el programa y el rumbo y después escoger al candidato, de tal suerte que confío en que esta sea la ruta que sigamos.

Si hay algunos otros precandidatos de distintos partidos políticos, quienes han manifestado su interés en participar simplemente como personas, para lograr un objetivo personal, lo respeto de sobre manera, pero no lo acompaño.

Seguiré insistiendo que dentro del PRI formemos una corriente que permita primero discutir para qué queremos ganar y después con quién.

P.- Senador, preguntarle sobre su reforma política, ahí habla usted de candidaturas ciudadanas. ¿éste tema lo llevará usted como parte de su bandera?

R.- En el Senado de la República estamos en el momento más importante de la discusión sobre tres reformas fundamentales: la reforma política, la reforma a los órganos reguladores del Estado mexicano y la reforma hacendaria.

En el primer caso, la reforma política implica cómo modernizamos el sistema presidencial, para dar más calidad a los gobiernos en el futuro, para evitar las ocurrencias, que los gobiernos se formen entre cuates y cuotas, en lugar de con los mejores.

Pero también, cómo perfeccionamos al Poder Legislativo, lo profesionalizamos y damos un instrumento que sea premio o castigo para los legisladores buenos o malos.

Este podría ser el camino de la reelección, el primero el de la ratificación y el segundo de la reelección.

La mesa quedaría incompleta si no ponemos por encima los derechos de los ciudadanos y creo que es hora –y la comparto con muchos miembros de mi partido y de otros partidos políticos-- de dejar surgir las candidaturas ciudadanas, esto quiere decir: candidaturas independientes de partido político alguno.

Si existe interés por parte de un ciudadano de participar sin militar en un partido político que, con el apoyo de un grupo o porcentaje del padrón electoral, se presente a la contienda, ya sea municipal, estatal o nacional.

Y que, adicionalmente los ciudadanos, si se agrupan en un número suficiente, tengan derecho de iniciativa, que puedan promover que el Congreso conozca de una ley y la apruebe o la rechace, para que los ciudadanos no dependan solamente de los legisladores.

Si ya vamos en esa ruta, creo que hay consenso para que los ciudadanos puedan sancionar una legislación, y para ello, es necesario ir a la figura el referéndum.

Creo que completaríamos si modernizamos el presidencialismo, el Congreso y la relación del Estado con los ciudadanos, una verdadera reforma política.

P.- ¿No se regulan del todo los excedentes petroleros cuando llegan a los estados, que ha sido una de las críticas más frecuentes a los gobernadores, quienes desconocen qué sucede con los excedentes, cuando el país prácticamente está dependiendo del petróleo, ¿usted sabe si hay alguna propuesta para que se pueda transparentar el uso de estos excedentes?

R.- Uno de los principales objetivos que hoy se discute como propósito de una reforma, que realmente pueda ayudar al crecimiento económico y al empleo, es la transparencia en el uso de los recursos públicos.

Esto no queda solamente sujeto a cómo lo llevan a cabo los gobiernos de los estados o municipales, sino también el Gobierno Federal.

Creo que la tarea se encuentra a nivel nacional, en dar muchas más facultades a la Auditoría Superior de la Federación para dar seguimiento al uso de los recursos públicos, a fin de que la opacidad no se vuelva a presentar.

A nivel local, gobiernos de los estados o municipales, es importante que los congresos locales, hagan un mayor esfuerzo por garantizar el uso eficaz y honesto de los recursos que se ponen a su disposición.

Soy de aquellos quien cree que en federalismo y estoy seguro que una discusión de esta naturaleza no debe girar alrededor de que los estados no tengan los recursos que merecen y que la Federación siga siendo el servicio de “papa gobierno” como en un centralismo que ya superamos.

Mejoremos los sistemas de vigilancia, de la aplicación de los recursos, y con eso, garanticemos el crecimiento económico.

P.- Senador, yo tengo dos pregunta, como usted bien señaló, la discusión de la reforma hacendaria y electoral se estarían dando en 2012 ¿estas propuestas suyas podrían convertirse en una carta de negociación con el Partido Acción Nacional en el ámbito electoral?

Por otro lado, se sabe que usted tiene una relación de amistad con el empresario poblano, Ricardo Henaine, ¿su estadía en el estado podría hacer alguna gestión, porque el gobernador Moreno Valle ha anunciado la recuperación de varias propiedades que tiene el empresario, haría alguna gestión a favor de Henaine?

R.- Las reformas hacendaria y política no son instrumentos que puedan convertirse por sí mismos en moneda de cambio.

Es necesaria la reforma hacendaria, la política y la reforma a los órganos reguladores, para que las elecciones de 2012 todavía sean más ciertas y no volvamos a caer en los problemas que se vivieron en el año 2006.

La incertidumbre que acompaña a muchos mexicanos, porque todos dependen de quién gane las elecciones y no de la certeza jurídica que debemos hacer valer transexenalmente, para que México sea verdaderamente un Estado moderno.

Nosotros insistiremos en que esas tres reformas son importantes para el crecimiento económico y el empleo, y sobre todo, para combatir la inseguridad pública que está alentando a los grupos delincuenciales, proveerlos de mano de obra barata, ante el desempleo que se vive en México.

Creo que México es un país de leyes y que se desenvuelve en un Estado de derecho, tengo muchos amigos poblanos, entre ellos, el empresario Henaine y estoy seguro que si tiene un problema que gire alrededor de la legalidad, él tendrá que acogerse a la legalidad plena y hacer valer sus derechos.

Nadie en México, ni ciudadano ni gobernantes, puede hacer su trabajo fuera de la legalidad, ni tampoco ciudadano o gobernante, puede hacer uso arbitrario de la misma.

Estoy convencido que un Estado de derecho es un Estado garantista, que cualquiera que tenga una discusión que llevar a cabo, lo debe hacer utilizando los instrumentos específicos de justicia.

P.- Respecto de la respuesta que ha tenido en las entidades federativas sobre su planteamiento de reforma hacendaria.

La otra sería saber qué recomendaciones ha hecho usted o qué pláticas ha tenido con los priistas locales…

R.- Hace un momento platicaba con nuestros amigos, empresarios poblanos, sobre lo difícil que es consensar los impuestos, por eso se llaman impuestos, porque no se consensan.

En el caso de que fuera distinto, les llamaríamos consensos y no impuestos. Trabajar alrededor de ello, es harto difícil.

Peso es que acudo a platicar previamente a la presentación de una iniciativa del contenido de la reforma.

He enriquecido en mucho, lo que puede ser la presentación de la misma en el futuro, con los comentarios de empresarios, de ciudadanos, de la sociedad civil y de los sectores sociales.

Ya he platicado con obreros, campesinos y con clases populares; el próximo miércoles me reúno con ellos también.

Con el interés de que la iniciativa incluya la solución a la mayoría de las dudas que se presenten en estas giras.

Difícilmente lograremos un consenso más allá del que creo que está ayudando a la discusión de esta reforma.

Lo que tenemos hoy en día, como régimen fiscal, no es lo que queremos, hay un alto nivel de inconformidad al respecto.

Con mis amigos priistas poblanos me reuniré dentro de un momento, lo hago siempre convencido de que las batallas electorales no acaban a los partidos políticos, sino por el contrario, los pone nuevamente en una suerte de hacer observaciones y sacar lecciones de las elecciones, para mejorar su participación futura.

El PRI tiene una gran tarea en los próximos años, por presentarse nuevamente las elecciones en Puebla, con posibilidades de triunfar, siempre y cuando, modernice en buena parte sus prácticas electorales.

Muchas gracias

---000---