·   Se reúne con representantes de la Conferencia Nacional de Gobernadores y de la industria vitivinícola, autores de la iniciativa

 

El senador Héctor Larios Córdova presentó una iniciativa para expedir una nueva Ley General de Fomento a la Industria Vitivinícola, con el propósito de establecer la intervención pública del Estado Mexicano, en sus tres niveles de gobierno, que permita el diseño de políticas y esquemas de fomento para el desarrollo sostenible de la industria vitivinícola nacional.

 

Larios Córdova, Presidente de la Comisión de Comercio y Fomento Industrial, recibió de parte de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) y representantes de productores de vino, la iniciativa de la Ley General de Fomento a la Industria Vitivinícola, que tiene como propósito impulsar este sector.

 

La Conago, representada por su actual presidente, el gobernador de Morelos, Graco Ramírez Garrido y por el presidente de la Comisión para el Impulso a la Industria Vitivinícola, Francisco Vega de Lamadrid, gobernador de Baja California, presentaron ante la Comisión de Comercio y Fomento Industrial la iniciativa.

 

Larios Córdova dijo que reciben “con entusiasmo” la propuesta, inscrita en el Orden del Día de la sesión ordinaria del Senado de la República, para su turno a la Comisión de Comercio y Fomento Industrial para su dictamen y análisis.

 

De acuerdo con el texto de la iniciativa, las estrategias que se implementen para impulsar al sector, deben considerar esquemas de crecimiento de la productividad, considerando el sector primario que es el campo y la producción de vid, así como de los procesos industriales utilizados para la elaboración de vinos de mesa.

 

Asimismo, se busca impulsar la comercialización, distribución, y una adecuada promoción de la categoría del vino mexicano ante el público consumidor.

 

El Presidente de la Comisión de Comercio y Fomento Industrial aseguró que lo que necesitan los productores nacionales de vino “es una ley de fomento, de impulso y de ordenamiento de la industria vitivinícola, si en el futuro se intenta modificar la carga fiscal será objeto de otros esfuerzos”, aseguró el legislador ante representantes de la industria y de los diferentes gobiernos de los estados que son productores.

 

El legislador por Sonora se comprometió a llevar la ley a buen puerto, a la brevedad posible, y en trabajo conjunto con los representantes de la industria y de la Conago.

 

Recordó que la industria vitivinícola tiene un enorme potencial en 10 estados, pero requiere impulso y la definición de estrategias y políticas públicas, ya que, en otros países del mundo, que son productores, el peso de la industria en la aportación al crecimiento económico es muy importante.

 

En su turno, la senadora Marcela Torres Peimbert señaló que México tiene todo lo necesario para ser un gran productor de vino, pero que su impulso ha sido “lamentablemente menospreciado”.

 

Es de celebrar, dijo, que nos pongamos de acuerdo entre la Conago y el Senado, con una ley que impulse este sector, “no sólo por su valor económico y por la influencia que tiene en el campo, en el turismo, en la industria gastronómica, que es patrimonio de la humanidad, sino también como factor de unidad e identidad nacional”, afirmó la legisladora por Querétaro.

 

Torres Peimbert subrayó que la ley puede ser enriquecida con otras iniciativas, que ya han sido presentadas por diferentes senadores y diputados, de diversos estados que son productores de vino.

 

Por su parte, el senador Víctor Hermosillo y Celada manifestó que la industria del vino está ligada al turismo y, por ello, debe impulsarse al sector de manera integral y fomentar el turismo en torno a la industria vitivinícola.

 

Citó el caso de Ensenada, Baja California, en donde el turismo que visita esa entidad es para recorrer los viñedos del Valle de Ensenada.

 

Añadió que en los viñedos se trabaja todo el año, lo que genera empleos más estables que otros de tipo agrícola, por lo que, propuso, debería haber una consideración de Hacienda para que los vitivinicultores paguen menos impuestos, que se reciben por vía turismo, y la industria vitivinícola sea más rentable.

 

El senador Ernesto Ruffo Appel dijo que México “no es competitivo fiscalmente hablando”, no solamente en el rubro del vino, sino también en otros aspectos.

 

En este sentido, se pronunció por que México compita en el terreno fiscal a nivel internacional, lo que, acotó, no implica ventajas especiales para el productor de vino, sino que se cobren impuestos con base en la referencia de otros países productores de vino de mesa.

 

En su turno, la senadora Rosa Adriana Díaz Lizama señaló que en Yucatán, de donde es originaria, no hay producción de vino debido al clima, pero que son grandes consumidores del mismo.

 

Díaz Lizama se pronunció a favor de encontrar estrategias para que la industria turística y restaurantera se conviertan en impulsor del consumo de vino nacional.

 

En la reunión estuvieron presentes también la senadora Sonia Rocha Acosta y Jesús Santana García, así como representantes del Consejo Mexicano del Vino y la Asociación Nacional de Productores de Vino.

 

---000---

Junio 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
29 30 31 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 1 2

Últimas Noticias

  • 1
  • 2
  • 3