Senado de la República

COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL

federalismoLos municipios deben tener un mejor trato diferenciado, no sólo en materia de transferencias económicas, sino político-administrativas que les dé autonomía en la toma de decisiones; de lo contrario, seguirán siendo dependientes de la Federación y más susceptibles a las amenazas del gran capital o del crimen organizado.

Así lo advirtió el senador de Acción Nacional, Ramón Galindo Noriega, presidente de la Comisión de Desarrollo Municipal, durante una reunión con representantes del Foro de Federaciones Internacionales, que analizaron el tema del Desarrollo local y Metropolitano.

Agregó que no solo es asunto de transferir dinero a los municipios, sino responsabilidades, libertades y facultades para fortalecerlo. “Hoy no solo tenemos una ineficiencia municipal, sino la presencia del crimen organizado que mata alcaldes, policías e incluso candidatos a alcaldes o gobernadores”.

Galindo Noriega subrayó que las 250 ciudades productivas del país que generan casi el 85 por ciento del recurso tributario, deben recibir un trato diferente a las localidades que no aportan nada, lo que representa un gravísimo error de la federación.

El senador panista aceptó que “poco hemos hecho en materia de fortalecer el rol que deben jugar los ciudadanos para el desarrollo y la paz de sus localidades”.

Por su parte, el senador del PRD, Alfonso Abraham Sánchez  Anaya, dijo que México requiere de una ley metropolitana y darle más fortaleza al municipio, a través de una mayor autonomía tanto económica como política.

Opinó que las estrategias, las decisiones, los programas y proyectos, deben aplicarse de abajo hacia arriba, tomando en cuenta a la población, al municipio, del tamaño que sea, a las comunidades, y no a la inversa como ha sucedido hasta la fecha y que no ha tenido resultado alguno para detonar en beneficios.

El senador Melquiades Morales Flores, del PRI, presidente de la Comisión del Federalismo, reconoció que siempre ha habido la intención de descentralizar funciones de la federación hacia las entidades, pero solamente han sido intenciones.
 
Ahora los estados perciben más recursos que antes, pero los hace más dependientes del centro, ya que generan tan sólo el diez un 10 ciento del total de los recursos que captan, de tal manera que sigue siendo la Federación la que etiqueta el presupuesto y decide los programas y acciones políticas a seguir.

A su vez, la senadora Yeidckol Polevnsky, destacó que en las grandes ciudades del país no existe planeación urbana, lo que se observa en los asentamientos humanos irregulares que se extienden en zonas de alto riesgo.

Reconoció que se ha construido mucha vivienda, pero en zonas donde no hay infraestructura urbana, lo que hace más caro llevarles servicios. Actualmente, esas viviendas son abandonadas porque no hay escuelas, trabajo, transporte, caminos, electricidad, drenaje.

Coincidió en que el desarrollo debe de ser de abajo hacia arriba, para beneficiar a los diversos estratos de población. “La sociedad debe formar parte de esa planeación y lograr que se federalicen los recursos para su propio beneficio”.

En la reunión, el economista Rupak Chattopadhyay, del Foro de Federaciones Internacionales, afirmó que las ciudades son motores del desarrollo, la innovación, de educación y trabajo. Sin embargo, a menudo no son apoyadas por los gobiernos federales a pesar de que reciben de éstas muchos beneficios.

Agregó que las economías nacionales dependen de las regiones urbanas y metropolitanas, aunque también son las fuentes más importantes de contaminación, congestiones viales, violencia y delincuencia y de una gran polarización social y del ingreso.

Dijo que la coordinación e integración adecuadas de las políticas en cualquier área metropolitana se ve obstaculizada por el hecho de que en la mayoría de los países se tratan de la misma forma, no obstante que hay provincias que aportan más que otras.

Enid Slack, directora del Instituto de Finanzas y Gobernanza Municipal de la Universidad de Toronto, Canadá,. y especialista en finanzas públicas, dijo que en estudios de campo “hemos descubierto que en todo el mundo las áreas metropolitanas están  fragmentadas”.

Dijo que de ninguna forma se puede coordinar la prestación de servicios y de infraestructura cuando existen tantos gobiernos locales distintos en un área metropolitana.

Agregó que una gobernanza metropolitana efectiva cobra importancia desde la prestación de servicios de calidad como agua, transporte, seguridad y educación. Por ello, es necesario lograr el equilibrio entre los intereses regionales y locales y compartir costos entre el gobierno local y el federal.

Ash Narai Roy,  director ejecutivo del Instituto de Ciencias sociales en Nueva Delhi, India, aseguró que no hay modelo de desarrollo metropolitano o municipal perfecto. “La perfección no es posible en la democracia”,  agregó.

“Busquemos entonces un modelo menos imperfecto. Un buen modelo metropolitano con cierto nivel de autonomía, que tome decisiones a favor de la comunidad y ésta, a su vez, participe en ellas.

Al hablar de su país, dijo que cada vez más población rural se decide a vivir en las áreas urbanas, lo que genera muchos problemas. “Tenemos siete mega ciudades con más de diez millones de habitantes y la cantidad de ciudades metropolitanas se ha incrementado con un millón de habitantes”.

Ante ello, “estamos en el proceso de aprender de otras experiencias y cambiar el enfoque de nuestras políticas públicas y empezar a delegar la prestación de servicios a la iniciativa privada”.

 

---ooOoo---