Senado de la República

COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL

 foro mujerLos cambios legislativos se han ido traduciendo en una mayor participación de la mujer en los asuntos que son de todos, sin embargo es claro que tenemos que redoblar esfuerzos para cambiar actitudes y valores, aseguró el senador José González Morfín.

Al inaugurar el foro Acciones Afirmativas para Impulsar la Participación Política de las Mujeres, en el marco del 58 aniversario del derecho al voto de las mujeres en México, señaló que el principal obstáculo para la participación equitativa de las mujeres en la política es cultural.

Por ello, el presidente del Senado invito a todos los participantes a seguir proponiendo nuevas formas “para transformar nuestra sociedad y hacerla más sensible a los temas de género”.

Refirió que de acuerdo con un estudio de la Unión Interparlamentaria, mientras en el Senado mexicano “tenemos una participación de las mujeres de 19.5 por ciento del total de los escaños, en Argentina tienen el 36 por ciento y en Bolivia el 47”.

En cuanto a la Cámara de Diputados, dijo, a pesar de haber logrado el 26.2 por ciento de mujeres diputadas como resultado de la cuota de candidatas, estamos todavía por debajo de Argentina, Costa Rica, Bolivia, Perú y Ecuador, aunque muy por encima de los porcentajes observados en Brasil, Colombia y Chile.

Este panorama, afirmó, nos obliga a seguir trabajando para ir abriendo nuevos espacios a las mujeres dentro de los órganos legislativos, por lo que en este foro se tratarán temas centrales de la agenda de las acciones afirmativas para la equidad de género en la política.

Al respecto, la señora Margarita Zavala Gómez del Campo, presidenta del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, aseguró que las acciones afirmativas no es “ni la revancha ni ahí les vamos, es nada más hacer de las cosas humanas realmente humanas”.

Resaltó que las acciones afirmativas van mucho más allá de las cuotas de género, ya que han sido parte de nuestra historia, por lo que es necesario trabajarlas en el  ámbito local de la comunidad hasta el nivel federal.

En este sentido, mencionó que la política es parte de la humanidad y las decisiones deben tomarse por mujeres y hombres, “por eso las acciones afirmativas particularmente en el tema de toma de decisiones nos conviene a todas”.

En su oportunidad, el senador priista Manlio Fabio Beltrones reconoció que “todavía existen zonas de exclusión dominadas por el machismo y los prejuicios en contra de la participación femenina en condiciones de igualdad al lado de los varones”.

Sin embargo, agregó, ahí están las batallas y las heroínas, que han hecho valer firmemente sus derechos y que al mismo tiempo, junto con esa acción, han logrado que muchos volteen a verlas y logren hacer que se respeten cada uno de los derechos bien ganados.

Por ello, el presidente de la Junta de Coordinación Política enfatizó que es necesario e impostergable que las mujeres participen más intensamente en la vida política del país, que encuentren los espacios, “y que nosotros no regateemos las oportunidades”.

En tanto, la senadora panista Judith Díaz Delgado, titular de la Comisión de Equidad y Género, dijo que se debe reconocer que a nivel estatal y local existe un estancamiento en la participación de las mujeres, ya que únicamente el 5 por ciento de ellas contribuye en los espacios municipales.

Además, indicó, en al menos 10 estados de la República las mujeres están totalmente ausentes en los puestos de primer nivel, por lo que “insistimos en la paridad de 50 y 50 por ciento en la representación de las mujeres”.

Por ello, estamos pidiendo la mitad del presupuesto y la mitad de los espacios políticos porque es un tema de justicia social, manifestó.

A su vez, Rocío García Gaytán, presidenta  del Instituto Nacional de las Mujeres, acusó a las dirigencias de los partidos políticos de ser los “mayores obstáculos” para que las mujeres ocupen cargos de elección popular debido a que no han cumplido con sus propios estatutos y la ley electoral.

Hizo un llamado a estas instituciones para que fortalezcan las acciones afirmativas y sigan  trabajando en estrategias para alcanzar la paridad en las próximas elecciones, ya que en ellos “recae mucha de esta responsabilidad de que las mujeres logremos aumentar los cargos de elección popular”.

En este sentido, consideró que en el proceso electoral de 2012,“las  mujeres debemos estar preparadas, atentas y con los ojos muy abiertos para hacer cumplir las cuotas de género y el 2 por ciento que les corresponde de su presupuesto”.

Por su parte, Leonardo Valdés Zurita, consejero presidente del Instituto Federal Electoral, comentó que a dos meses de que inicien las precampañas y antes del inicio de las campañas electorales, el IFE verificará que los partidos políticos registren el 40 por ciento de candidatos propietarios de un mismo género.

Informó que de 2008 a 2011 los partidos políticos han gastado para el financiamiento público ordinario a la capacitación, promoción y desarrollo del liderazgo político de las mujeres, 224 millones 734 mil 20 pesos.

Recordó que una vez que inició formalmente el proceso electoral federal 2011-2012, el IFE aprobó la integración de sus 32 consejos locales bajo un principio de equidad de género y designó 190 mujeres como consejeras propietarias y suplentes, lo que representa el 49 por ciento del total de consejeros.

En  tanto, Ana Güezmes García, directora regional de ONU Mujeres, manifestó que a pesar de los progresos a nivel mundial en esta materia “las esperanzas de igualdad están todavía muy lejos de verse realizadas”.

En su opinión, las mujeres sólo ocupan el 19 por ciento de los escaños parlamentarios y en el 10 por ciento de los países se desempeñan como jefas de Estado o de gobierno.

Estimó que en México los actuales tiempos electorales son una gran oportunidad para reconocer el liderazgo y compromiso de las mujeres mexicanas, porque “son y serán líderes en la política pública”.

La magistrada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, María del Carmen Alanís Figueroa, expresó que aún “tenemos una deuda histórica” en el déficit de representación que subsiste, ya que han pasado casi seis décadas del voto de la mujer en México y “todavía no hemos logrado participar en igualdad de condiciones en los órganos de toma de decisiones”.

“Algo está mal cuando sólo el 5.3 por ciento de las presidencias municipales del país recaen en alguna mujer, Algo está mal cuando sólo una de cada 5 diputadas locales son mujeres”, subrayó.

Ante este panorama, dijo, es necesario buscar acciones afirmativas que permitan “de una vez y para siempre, resolver esa deuda histórica que no hemos podido superar, tenemos que hacerlo por justicia y porque la supervivencia del Estado constitucional de derechos, depende de que logre garantizar el ejercicio de los derechos fundamentales”.

Al término de la ceremonia de apertura se instalaron dos paneles donde se abordaron temas como las políticas públicas con perspectiva de género, los aportes de la legislación, el 2 por ciento de financiamiento para capacitación, promoción y liderazgo de las mujeres, y concluyó con un taller de planeación estratégica.

El objetivo de éste fue definir las herramientas básicas para elaborar un plan de trabajo mediante el cual se ejercerá el 2 por ciento de los recursos de los partidos políticos para capacitación, promoción y desarrollo del liderazgo político de las mujeres.


--oo0oo--