Senado de la República

COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL

México, D.F., a 23 de septiembre de 2013.

Versión estenográfica de los Foros en Materia Energética, presidida por el C. Senador David Penchyna Grub, presidente de la Comisión de Energía del Senado de la República, celebrada en el salón de la Comisión Permanente, la mañana de hoy. (10:00 horas)


-EL C. SENADOR DAVID PENCHYNA GRUB: Les rogamos a todos los asistentes puedan tomar sus lugares.

Vamos a dar inicio a esta sesión matutina de los Foros en Materia Energética en este Senado de la República. Muy buenos días a todas y a todos, muy buenos días señoras y señores senadores, muy buenos días, señoras y señores diputados federales, que asisten hoy a esta sesión de Foro en Materia Energética.

Quiero saludar y agradecer la presencia del diputado Arturo Escobar, coordinador de la fracción parlamentaria del Partido Verde Ecologista en la Cámara de Diputados.

Saludar la presencia del señor coordinador del Partido del Trabajo en este Senado de la República, don Manuel Bartlett, muy buenos días. A don Miguel Barbosa, coordinador de la fracción parlamentaria del Partido de la Revolución Democrática; y agradecer la presencia del senador don Emilio Gamboa Patrón, coordinador de la fracción parlamentaria del Partido Revolucionario Institucional, aquí en el Senado de la República.

También agradecer la presencia muy distinguida y le damos la bienvenida al ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, quien es nuestro primer invitado con el que inauguramos estos foros.

(Aplausos)

La presencia de don Federico Reyes Heroles, quien será nuestro segundo expositor. Muchas gracias don Federico también por estar aquí.

(Aplausos)

Y como presidente director del INCO, a don Juan Pardinas, a quien también igualmente le agradecemos y le reconocemos que esté aquí presente.

(Aplausos)

Saludo a mis compañeros de la mesa, al senador Enrique Burgos, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales del Senado de la República.

Don Enrique, muy buenos días.

Al señor senador Alejandro Encinas, secretario de la Comisión de Puntos Constitucionales, miembro del Partido de la Revolución Democrática.

Y al senador Jorge Lavalle, del Partido Acción Nacional, como representante del Partido Acción Nacional e integrante de la Comisión de Energía.

Les agradezco a todos su asistencia a esta sesión inaugural de estos foros que el Pleno del Senado de la República aprobó en su sesión pasada del jueves.

Esta presidencia respetuosa de todos los legisladores e invitados, desea ilustrar, si así me lo permiten, el proceso que guardó la construcción del acuerdo en referencia.
El acuerdo aprobado en la sesión del pasado jueves 19 de septiembre, contempla que las comisiones de Puntos Constitucionales, Energía, Estudios Legislativos, Primera, del Senado, y las de Puntos Constitucionales y Energía de la Cámara de Diputados, cuidarán que se invite, entre otros expertos académicos, intelectuales, representantes de instituciones de educación superior, de investigación, así como de las representaciones de las cámaras privadas, empresariales y del mundo financiero, como promover la comparecencia de los funcionarios que en la materia tienen bajo su responsabilidad la conducción del sector energético nacional.

Las exposiciones y cuestionamientos por parte de los integrantes del Congreso de la Unión, diputados y senadores garantizarán los principios de equidad entre los partidos de género, de igualdad entre Cámaras y de idéntica participación en los foros, entre otros.

Es preciso hacer de su conocimiento a todos ustedes que la relación de los expositores para las siguientes sesiones continúe en proceso de negociación y acuerdo con las distintas fuerzas políticas representadas en el Congreso, situación por la que apelando a su comprensión y en aras de transparentar este proceso, les pedimos a todos ustedes tolerancia y en cierto modo un voto de confianza en la construcción del listado final.

Esta presidencia desea hacer del conocimiento de todos ustedes que se invitará en su oportunidad en formato de comparecencia al secretario de Energía del gobierno de la República, al director de Petróleos Mexicanos de la Comisión Nacional Reguladora de Energía, así como de la Comisión Nacional de Hidrocarburos y de la Comisión Federal de Electricidad, quienes acudirán en comparecencia con legisladores, reunión con la que se concluirán los trabajos de esta etapa de los foros que hoy nos reúnen en este recinto.

Quiero dejar constancia la invitación que el pleno hizo a los medios de comunicación para cubrir las sesiones y las exposiciones de los ponentes.

Para este objetivo permítanme informales que las sesiones serán transmitidas por el Canal del Congreso en vivo y en Internet, y se ha habilitado para la interacción de redes sociales, concretamente el Twitter, el hastag, Foro Reforma Energética.

El formato del Foro del día de hoy, titulado “Hacia el Sector Energético de México en el Siglo XXI” será el siguiente.

Como ya lo he adelantando, están nuestros tres invitados y explicaré la dinámica con la que le rogamos a nuestro primer invitado pueda dar inicio.

Hará uso de la palabra el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, hasta por un espacio no mayor de 30 minutos. Concluida su intervención harían uso de la palabra hasta por tres minutos cada uno, dos legisladores por cada partido político, representado en esta soberanía, lo cual en su caso se hará en el orden ascendente en el que se plantearía un bloque de preguntas al expositor.

Al término de este bloque de intervenciones de los legisladores, el ingeniero Cárdenas, nuestro primer invitado, tendría hasta 30 minutos para responder en conjunto a todas ellas.
Dicho lo anterior y agradeciendo especialmente la asistencia y participación de nuestros exponentes el día de hoy, me permitiría dar lectura de manera sucinta a una reseña bibliográfica de nuestro primer expositor, el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, quien al día de hoy es el coordinador de Asuntos Internacionales del gobierno del Distrito Federal.

Senador de la República por Michoacán en 1976. Subsecretario forestal y de la fauna de la Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos, de 1976 a 1980; Gobernador Constitucional del Estado Libre y Soberano de Michoacán de 1980 a 1986; dirigente de la Corriente Democrática del Partido Revolucionario Institucional en 1987; fundador del Partido de la Revolución Democrática en 1989; presidente del Partido de la Revolución Democrática de 1989 a 1993; miembro de la Coordinación de Festejos del Bicentenario de La Independencia y del Centenario de la Revolución Mexicana; Jefe del Gobierno del Distrito Federal de 1997 a 1999; y ha sido candidato a la Presidencia de México en el año de 1988-1994 y el año 2000; en 2011 este Senado de la República lo condecoró con la Medalla Belisario Domínguez que otorga el Senado de la República.

Sea usted muy bienvenido, señor ingeniero. Le pedimos pasar a la tribuna para escucharlo con atención.

Muchísimas gracias.
(Aplausos)

-EL C. CUAUHTÉMOC CÁRDENAS SOLÓRZANO: Muy buenos días. Quiero, antes que otra cosa, agradecer al Senado de la República la invitación que me ha hecho para participar en estos foros que ahora se inician sobre las propuestas de Reformas en el Sector Energético que hasta ahora se han presentado, que espero contribuyan para llevar a cabo cambios en la legislación normativa del sector que resulten en el fortalecimiento de la soberanía de la nación en mayores y mejores oportunidades para el bienestar de los mexicanos y el crecimiento de la economía; y en particular, para un manejo con racionalidad de presente y futuro de nuestros recursos energéticos.

El contexto en el que se presentaron hace unas semanas las iniciativas para llevar a cabo una Reforma Energética, como el contexto del país, han cambiado debido a las graves afectaciones que ha sufrido prácticamente toda la República ocasionadas por los fenómenos climáticos y extraordinarios de los últimos días.

Nos encontramos en situación de emergencia quizá con menos pérdida de vidas, pero tanto o más grave por la multiplicidad de sitios y zonas con fuertes daños que la que vivió el país después del sismo del 19 de septiembre de 1985.

La atención a los miles o millones de víctimas y la reparación y reconstrucción de viviendas, reposición de bienes familiares, rehabilitación de infraestructuras de servicios y productivas, se han vuelto emergencia nacional y a ello debe enfocarse la actividad del Estado y la colaboración que pueda tenerse de todos los sectores de la sociedad.

En estas condiciones, una Reforma Energética como la que proponen las fuerzas progresistas, cobra mayor importancia y sería un factor clave para la recuperación que el país está reclamando.

Pretendemos que en particular la industria petrolera recupere el papel que tuvo en el pasado de conductora principal del crecimiento económico y la industrialización, con lo que se estarían creando empleos formales, impulsando desarrollos regionales, impactando favorablemente sobre numerosas áreas de la producción, un sector energético estatal con organismo operadores. En este caso y……


(Sigue 2ª parte)
. . . . . . . . . .......impactando favorablemente sobre numerosas áreas de la producción, un sector energético estatal con organismos operadores, en este caso, y principalmente, Petróleos Mexicanos y Comisión Federal de Electricidad saneados de corrupción con mandato claro del Estado respecto a sus actividades por desarrollar y que operen con absoluta transparencia, eficacia y eficiencia buscando las productividades óptimas dentro de la racionalidad ambiental.

El mandato del Estado deberá reflejarse en el plan de negocios de Petróleos Mexicanos el cual deberá estar enmarcado en la estrategia nacional de energía y en un verdadero plan de desarrollo nacional.

La estrategia de energía requiere reformular ser precisa en los objetivos, medios de ejecución y tiempos para los planes y programas de trabajo que se establezcan para las diferentes clases de energía, así como para los distintos organismos reguladores y operadores estatales del sector, y este cuerpo legislativo  -y lo digo respetuosamente- debiera proponerse la creación de un verdadero sistema de planeación que fije lineamientos para el desarrollo nacional en perspectivas de largo plazo -25 a 30 años- con ajustes anuales, co objetivos de cumplimiento obligatorio para el Estado, cuantificables y con tiempos establecidos, sistema con el cual debieran corresponderse la estrategia de energía y el tandem de negocios de Petróleos Mexicanos.

En materia petrolera, la política a desarrollar debiera enmarcarse en los siguientes objetivos generales, prolongar lo más posible a la vida de las reservas, satisfaciendo al mismo tiempo la demanda nacional de hidrocarburos. Para obtener los mayores beneficios de los recursos naturales y frente a una perspectiva de autosuficiencia a corto plazo, año 2020 del cliente principal de las actuales exportaciones mexicanas de crudo, los Estados Unidos, disminuir gradualmente al ritmo más rápido posible, las exportaciones de este recurso para transformarlo industrialmente en el país.

Desarrollar las cadenas productivas de la industria petrolera con el fin de agregar valor a los productos, generar empleos, estimular los desarrollos regionales y reducir las importaciones. Aumentar la capacidad de refinación, de inmediato, 600,000 barriles diarios; capacidad de refinación que podría estar disponible en 2017 e iniciar nuevas instalaciones en el año 2017 con capacidad del orden de 300,000 barriles diarios más.

Fomentando más inversiones privadas y públicas e la industria petroquímica y en la construcción de gasoductos, además, como parte de las políticas energéticas prioritarias, debieran considerarse impulsar la transición energética, esto es, la utilización de energía renovables no convencionales, principalmente para sustituir combustibles que tienen su origen en los hidrocarburos y para el servicio público de electricidad, darle verdadero apoyo a las instituciones de investigación científica y desarrollo tecnológico y fortalecer a las comisiones nacionales de hidrocarburos y reguladora de energía, transformándolas de organismos desconcentrados en descentralizados con personalidad jurídica, patrimonio propio y autonomía de gestión, operativa y funcional.

A la Comisión de Hidrocarburos, además, se le deberían ampliar las facultades en materia de supervisión, verificación y vigilancia de PEMEX.

En el caso particular de Petróleos Mexicanos nuestras propuestas tienen como propósitos transformar a Petróleos Mexicanos en empresa pública, lo mismo sería para la Comisión Federal de Electricidad.

Concederle autonomía presupuestal y de gestión, dejándolo fuera del presupuesto federal, y ya no bajo la tutela y control de la Secretaría de Hacienda.

Modificar su gobierno corporativo reintegrándolo en una sola entidad y desapareciendo los organismos subsidiarios.

Establecerle un nuevo régimen fiscal que genere recursos adicionales para inversión productiva y para revertir la descapitalización a la que ha estado sujeto, permitiéndole así cumplir con sus objetivos.

Los cambios que proponemos para Petróleos Mexicanos pueden llevarse a cabo mediante reformas a 12 leyes reglamentarias o secundarias y una nueva ley, ésta sobre el manejo de los excedentes petroleros, habiéndose ya presentado en esta cámara las iniciativas correspondientes.

Para realizar las reformas legales y para la instrumentación de nuevas políticas energéticas y en particular petroleras debe reiterarse, no se requiere reformas constitucionales, las propuestas que se han hecho hasta ahora consideramos tienen otras finalidades.

Las leyes que deben reformarse son las siguientes:

La Ley de Petróleos Mexicanos, reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en el ramo del petróleo.

La Ley Federal de Derechos.

La Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.

La Orgánica de la Administración Pública Federal.

La Ley Federal de Entidades Paraestatales.

La Ley de la Comisión Nacional de Hidrocarburos.

La Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica.

La Ley para el Aprovechamiento de Energías Renovables, y el Financiamiento de las transición energética.

La Ley General de Deuda Pública.

La de la Comisión Reguladora de Energía.

La Ley de Instituciones de Crédito.

Y, se debería crear la Ley de Fondos de Excedentes Petroleros.

Me referiré ahora a la iniciativa de reformas constitucionales enviada por el Ejecutivo al Senado.

En ella se plantean reformas al párrafo VI del Artículo 27, y al párrafo IV del 28.

En la exposición de motivos del Ejecutivo, se hace énfasis en los contratos de utilidad compartida, y en otros beneficios más que se derivarían de la reforma, a los que me referiré enseguida. Pero, nada se dice de cuáles serían las leyes reglamentarias que tendrían que modificarse.

En el paquete económico de 2014, recientemente enviado al Congreso se incluye la iniciativa de una nueva ley de ingreso sobre los hidrocarburos, pero nada más.

En la iniciativa remitida al Congreso el Ejecutivo ha señalado que de aprobarse se ofrecería a los usuarios electricidad a tarifas menos gravosas que las actuales; que se modificara el régimen fiscal al que se tiene sometido la Petróleos Mexicanos para hacerlo competitivo, y aquí cabe la pregunta, frente a quién, pues los costos de exploración, producción y desarrollo de PEMEX son actualmente menores que los de Estatoy, de Noruega; Exxon Mobil, de Estados Unidos; Petrobrás, de Brasil, etcétera entre otros, en buena parte por las condiciones particulares de los campos que se explotan.

Que el organismo tendrá una nueva estructura administrativa con un gobierno corporativo que tendrá mayor, no dice  plena autonomía de gestión, y nada se menciona de la autonomía presupuestal que mejoraría las condiciones de transparencia y rendición de cuentas, y yo preguntaría, por qué no se hace esto desde ahora; y que las compras y proyectos de PEMEX, en las compras y proyectos de PEMEX habrá mayores contenidos nacionales.

Con estos cambios, expresa el Ejecutivo se logrará una mejor restitución de reservas, la producción de crudos se elevará a 3 millones de barriles diarios en 2018; y a 3.5 millones en 2025;  y la de gas pasará de 5,700 millones de pies cúbicos diarios a 8,000 en 2018, y a 10,000 en 2025.

Otros impulsores de la iniciativa oficial agregan a estas supuestas bondades que se generará medio millón de nuevos empleos para 2018, y 2.5 millones para 2025, que el gas, y quiero suponer que se trata del gas natural, pues no se especifica, resultará también más barato al consumidor, no se hace mención alguna al gas LP que es el de mayo consumo sobre todo doméstico en el país, y que la economía mexicana crecerá un 1 porcentual más en 2018, y 2 más en 2025.

Todos estos supuestos avances suenan a cuentas alegres, y en el peor de los casos a buenos deseos; no hay una cifra que lo sustente ni un análisis y proyecciones serias de la economía nacional en los próximos años ni un estudio del desenvolvimiento de la industria petrolera internacional ni menos una definición de una política petrolera integral que requiriera de esos montos de producción de mayores o menores determinado montos de inversión en los horizontes de aquí al 2018 y al 2025.

Recuérdese que en 2004 se extrajeron ya casi 3.5 millones de barriles diarios, lo que no generó mayores empleos formales ni crecimientos extraordinarios de la economía, por que en 2018 y en 2025, sí.

El alud propagandístico del gobierno se centró en la Reforma del 27, pero nada se ha mencionado de las consecuencias de modificar el 28, lo que no puede sino calificarse de falaz, pues se oculta a la opinión pública información vital para formarse un juicio informado.

El cambio en el 28 Constitucional cancelaría la condición de áreas estratégicas a los hidrocarburos y a la electricidad, ni siquiera alcanzan en la iniciativa del Ejecutivo la calidad de prioritarias, habiendo la posibilidad de que el Estado fuera totalmente desplazado de los sectores petrolero y eléctrico e incluso estaría autorizado para deshacerse de todos los activos de.......

 

(Sigue 3ª. Parte)
...tengo la posibilidad de que el Estado fuera totalmente desplazado de los sectores petrolero y eléctrico, incluso estaría autorizado para deshacerse de todos los activos de Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad al dejar sin materia lo establecido en el párrafo IV del artículo 25 Constitucional que dice, y cito: “El sector público tendrá a su cargo, de manera exclusiva, las áreas estratégicas que se señalan en el artículo 28 párrafo IV de la Constitución manteniendo siempre el gobierno federal la propiedad y el control sobre los organismos que en su caso se establezcan”.
Esto es, al no ser ya estratégicos los sectores de los hidrocarburos y de la electricidad, los órganos que los manejan, hoy Pemex y Comisión Federal de Electricidad, podría, de acuerdo con la Constitución modificada, dejar de ser propiedad gubernamental Pemex y CFE, todo lo que posea podría ser vendido y privatizado.
Además, el Estado perdería la exclusividad en el manejo de las áreas estratégicas de la industria petrolera desde la exploración y la explotación de los yacimientos, y consecuentemente el manejo y cuidado de las reservas, hasta la transformación industrial del recurso en la refinación y petroquímica, así como en los servicios complementarios de almacenamiento y transporte, y lo mismo sucedería en la industria eléctrica.
Otra consecuencia muy grave de cancelar la condición de estratégicos a los sectores petrolero y eléctrico sería que quedarían sujetos a las estipulaciones del Acuerdo de Libre Comercio de América del Norte, el TLC, del que se encuentran hasta este momento excluidos. Por más que en el medio oficial ahora no se hable de la modificación del 28, la iniciativa deja ver con claridad meridiana la intención de desplazar a Petróleos Mexicanos de toda la cadena productiva del petróleo, sustituyendo a este organismo, al que hasta ahora el Estado ha encomendado de manera exclusiva a la conducción de la industria petrolera, por particulares.
Esto es, se está ante la gravísima perspectiva de que las compañías expropiadas en 1938, ahora con otros nombres, vuelvan a ser las que decidan cómo se manejen y sean las principales beneficiarias de la explotación de los yacimientos de hidrocarburos mexicanos.
La iniciativa del gobierno para reformar los artículos 27 y 28 de la Constitución es una iniciativa privatizadora, dígase lo que se diga. La propuesta progresista no es, desde ningún punto de vista, una propuesta que desconozca el papel de la inversión privada y el desarrollo del país, y en particular en la industria petrolera.
Debe plantearse una política en que la inversión privada participe intensamente en la producción de insumos de la industria petrolera dando una prioridad racional a los contenidos nacionales en las adquisiciones y contratos del sector energético estatal, y, por otro lado, deben fomentarse las industrias que utilicen productos que produce Pemex, principalmente la prolongación de la cadena de la petroquímica.
Más allá de la intención privatizadora de ceder mercados nacionales a productores y prestadores de servicios, principalmente extranjeros, que son quienes tienen las mayores disponibilidades de capital de inversión, resulta absurdo pensar que los sectores petrolero y eléctrico no se consideren estratégicos, esto es importante, es fundamental, es especial, o como quieran calificárseles y que se les pueda dar el mismo tratamiento que a la confección de ropa de lujo o a la elaboración de golosinas chatarra.
Termino señalando que en el debate que se lleve a cabo en esta Cámara, además de tratar de convencer a los legisladores aún no convencidos, para que hagan mayoría quienes se opongan a la iniciativa de reformas constitucionales del Ejecutivo, los legisladores progresistas tendrán que convencer también que es mejor la iniciativa del PRD en lo relativo a la modificación del régimen fiscal de Pemex, que la iniciativa de Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos, presentada por el Ejecutivo como parte del llamado Paquete Fiscal, pues de cobrar vigencia no se pondría fin a la tutela que ejerce la Secretaría de Hacienda sobre Pemex, pues no considera conceder a este organismo autonomía presupuestal, demanda básica respecto a una nueva reforma de estructurar y de tratar a Petróleos Mexicanos.
Habría muchas cosas más que decir de esta ley, pero ya lo discutirán los senadores. Gracias nuevamente al Senado de la República por permitirme presentar estas ideas sobre cambios en las políticas petroleras.
Muchas gracias. (Aplausos)
-EL C. SENADOR DAVID PENCHYNA GRUB: Lo invitamos, señor Ingeniero, a pasar a su asiento para escuchar las intervenciones de las y los legisladores, tal y como fue narrado en el inicio de esta sesión.
Le doy la bienvenida también al señor Diputado Julio César Moreno, Presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales de la Honorable Cámara de Diputados. Muchas gracias por estar aquí presente.
Y en el formato descrito, le concedo el uso de la palabra al Senador Manuel Bartlett Díaz, hasta por seis minutos, por el Partido del Trabajo. Si es tan amable, señor Senador.
-EL C. SENADOR MANUEL BARTLETT DÍAZ: Quisiera felicitar al Ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas por su planteamiento claro, que sostenemos un buen número de senadores, y desde luego la población nacional absolutamente de manera mayoritaria.
“No a la reforma constitucional”, esa es la esencia del planteamiento de Peña Nieto. Si el Ingeniero Cárdenas ha sido muy claro al analizar esta iniciativa que no tiene absolutamente nada, que todo lo deja a la imaginación y a las leyes secundarias habiendo hecho una crítica que me parece bastante importante, pero toca el punto central.
La iniciativa de Peña Nieto no tiene más objetivo que quitar de la Constitución los principios que establecen la exclusividad del Estado en la explotación del petróleo y en la electricidad, y abrir las puertas, como lo señalaba el Ingeniero Cárdenas, a las empresas trasnacionales a explotar el petróleo mexicano y la electricidad en nuestro país.
Eso ya lo describió el Ingeniero Cárdenas, y yo creo que es muy importante que así se sepa, porque realmente analizar que ese es el objetivo de estos foros, analizar las iniciativas tiene que partir de un principio esencial, que es la reforma constitucional. La reforma constitucional es lo que determina toda esa iniciativa que no tiene nada más, sino pura hojarasca, para abrir nuestro país a la presencia de las transnacionales que, como bien dijo Cuauhtémoc Cárdenas, fueron expulsadas de este país por todo lo que nosotros conocemos.
Felicito al Ingeniero Cárdenas por esta decisión, “No a la reforma constitucional”.
Muchas gracias.
-EL C. SENADOR DAVID PENCHYNA GRUB: Gracias, Senador.
Habiendo hecho uso de la palabra el Partido del Trabajo, tengo inscrito, por parte del Partido Verde Ecologista de México, a la Senadora Ninfa Salinas, hasta por tres minutos, a quien le concedemos la tribuna para hacer uso de la palabra, y posteriormente al señor Diputado Arturo Escobar para hacer lo propio, o desde su lugar, como así lo prefieran.
Tiene usted la palabra, Senadora Ninfa Salinas.
-LA C. SENADORA NINFA SALINAS SADA: Muchas gracias, Senador.
Pues antes que nada, quisiera agradecerle al Ingeniero Cárdenas por su participación, por darnos este tiempo y permitirnos escuchar sus ideas y enriquecer el debate entre Senado y Diputados.
Y bueno, pues yo quisiera hablar y discutir acerca de la transición y qué han ocurrido en algunos otros países, estos que han transitado el camino de la modernización y del cambio en sus respectivas empresas petroleras frente a los retos de un mundo cada vez más globalizado que exige y demanda productividad y eficiencia.
Y bueno, tal es el caso de Petrobras y de ECOPETROL en Brasil y en Colombia. Así que yo quisiera plantear la pregunta en donde pensáramos de qué forma se han visto afectadas estas dos empresas, por la participación de particulares nacionales y extranjeros en sus respectivos mercados.
Me gustaría saber si en su opinión han perdido valor; me gustaría saber si ha caído el porcentaje de la producción, y sobre todo ¿cómo han disminuido las reservas probadas en ambos países? Diría usted, en conclusión, que están en mejor o en peor condición ahora.
Eso es lo que nos gustaría saber en el Partido Verde, y por eso muchas gracias.
-EL C. SENADOR DAVID PENCHYNA GRUB: Muchas gracias, Senadora Ninfa Salinas. Ahora tiene el uso de la tribuna el Diputado Arturo Escobar, hasta por tres minutos, para hacer su participación.
-EL C. DIPUTADO ARTURO ESCOBAR Y VEGA: Gracias, Presidente. Muy buenos días.
Ingeniero Cárdenas, gracias por acompañarnos, usted es uno de esos mexicanos ejemplares que tenemos, no es patrimonio de nadie, usted es patrimonio de este país, y gracias por estar con nosotros.
Ingeniero, yo diría que lo narrado por usted, sin duda, podría unir a muchos de nosotros en todo lo que tendría que ser el paquete de leyes secundarias. Tenemos muy claro…


(SIGUE 4ª PARTE)
. . . tendría que ser el paquete de leyes secundarias.

 Tenemos muy claro, y esa es la parte en donde tenemos una enorme diferencia con usted y con la posición del Senador Manuel Bartlett en qué hace a México tan especial en materia energética como para pensar que podemos construirnos reglas propias a diferencia de lo que el mundo entero ha hecho o por lo menos el mundo entero o por lo menos de la mayoría de los países que son potencia mundial o productores de petróleo y energía eléctrica.

 Brasil, por ejemplo; Brasil a principios de los 80’s decide hacer una transformación energética, abre su empresa productiva PETROBRAS y decide a partir de ahí  invertir junto con iniciativa privada en investigación, en ciencia y en tecnología; años después encuentran yacimientos de presal, hacen una modificación a sus instrumentos legales para que el contenido nacional brasileño en compras en más del 80 por ciento pudiera generar empleos a los brasileños.

 Sacaron de la pobreza extrema a más de 40 millones de brasileños entendiendo que no podían solos, y recalco no podían solos, misma idea, misma visión, que no tengo la misma idea, tuvo el General Lázaro Cárdenas, porque si no fue un gran Presiente, un gran estadista, sino también entendía que el gobierno mexicano no podía solo, que requería de asociarse con aquellos que pudieran colaborar para maximizar la renta petrolera, para maximizar los recursos de hidrocarburos.

 Es a partir de ahí que México toma definiciones, después con una iniciativa de los posteriores presidentes, en este caso de Ruiz Cortínez, se toma la definición y después lo publica López Mateos, cerrar el sector energético para que no participara la … a partir de ahí Petróleos Mexicanos se metificó y oíamos por todos lados discursos de que el petróleo pertenecía a la nación, pero continua el crecimiento de pobres en México.

 Yo soy de los que piensan que la definición de soberanía nacional habría que transformarla, soberanía tiene que ve con que tu pueblo coma, con que tu pueblo vista, con que tu puebla tenga buena seguridad, buena salud, queramos o no queramos, el único sector en nuestro país, Ingeniero, que nos puede sacar adelante es el sector energético, el único sector que puede generar 500 mil empleos a mediano plazo y más de dos millones y medio en el largo plazo es este sector, el único sector que nos puede dar la posibilidad de un crecimiento económico ejemplar es el sector energético.

 Necesitamos de la IP, necesitamos de asociarnos  sin tener que ceder renta petrolera para maximizar el valor de los hidrocarburos mexicanos.

 Por otro lado nos guste o no, y creo que se equivoca el Senador Bartlett a decir que la mayoría de los mexicanos están en contra de esta idea, por supuesto que no, Senador, la mayoría del os mexicanos quiere el bienestar, quieren empleo, quieren que su país crezca, y este es el sector que nos puede dar la posibilidad de hacerlo.

 -EL C. SENADOR DAVID PENCHYNA GRUB: Permítame,   por favor, al señor orador decirle que estamos en tiempo.

 Nos permite concluir, Senador Bartlett, para poderle dar la palabra.

 -EL C. DIPUTADO ARTURO ESCOBAR Y VEGA: Concluyo Presidente.

 Ingeniero, yo le preguntaría, ¿en qué parte de la cadena productiva de Petróleos Mexicanos o de la Comisión Federal de Electricidad hoy por hoy no participa la iniciativa privada? ¿En qué parte?

 Y segundo, si no hubiera reforma constitucional, Ingeniero, estaríamos de acuerdo que el único contrato que podría ser Ley vigente sería el contrato de prestación de servicios. Eso nos conlleva a que todo el riesgo sería de Petróleos Mexicanos y de la Comisión Federal de Electricidad. Es decir, todo el riesgo lo asumiríamos todos los mexicanos.

 Muchas gracias.

 -EL C. SENADOR DAVID PENCHYNA GRUB:   Quiero suplicar a todos los que están haciendo uso de la palabra y reconociéndoles y agradeciéndoles que nos podamos ajustar al tiempo que se ha marcado en respeto de todos, el Senador Bartlett creo que quería preguntar algo.

 A sus órdenes, señor Senador.

 -EL C. SENADOR MANUEL BARTLETT DIAZ (Desde su escaño): … por el señor Diputado en su vibrante discurso en donde dice que no tengo yo razón, creo que veníamos a preguntas, señor Diputado, ahora en esta especie de … estamos diputados, senadores en una serie de encuentros.

 No miento, señor Diputado, la inmensa mayoría de los mexicanos está en las encuestas, está en contra de la reforma constitucional y de la entrada de las empresas transnacionales a explotar el petróleo mexicano.  

 Lo que dice usted de Brasil es falso, no fue la Bolsa de Valores de Nueva York la que logró ese resultado, sino Lula, que estuve en contra de la privatización.

 Muchas gracias.

 -EL C. SENADOR DAVID PENCHYNA GRUB: Nada más quisiera, por aclarar el formato, no estamos en un debate, estamos ante un formato, que decidimos todos los partidos políticos de hacer foros para generar un espacio, para intercambiar ideas, rogaría a las señoras y señores legisladores que no se entablen diálogos y no estamos sen formato de debate y que desahoguemos como lo dimos a conocer en su oportunidad el formato establecido.

 Les agradeceré su comprensión.

 En el turno de la palabra, corresponde ahora  al Partido de la Revolución Democrática tener su participación.

 Cedo el uso de la palabra al Senador Luis Sánchez, no sé si lo quiera hacer desde su curul o desde la tribuna.

 Tiene usted la palabra, señor Senador.

 -EL C. SENADOR LUIS SANCHEZ JIMENEZ (Desde su escaño): Muchas gracias.

 Ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, bienvenido a esta su casa.

 Ahora que escucho estos discursos tan vibrantes como dice el Senador que me antecede.

 Nos acusan a la izquierda de la ideologización del tema energético,  parece ser que el nacionalismo ya no está de moda, por lo que escucho a quien me antecede a la palabra.

 Le pregunto, ingeniero, ¿usted sabe si el nacionalismo es un valor que sirva aún a algún país?

 Cuando se habla de la soberanía en una forma, creo yo, ya muy diluida de lo que aprendimos todos que era soberanía, el sector estratégico, energético, ¿da soberanía a México?  Ingeniero.

 Y por último, la iniciativa del gobierno federal sostiene que retoma a la letra   el modelo de explotación petrolera que impulsó el Presidente Lázaro Cárdenas del Río, y bueno, por supuesto que nosotros no coincidimos con ese, con que el General Lázaro Cárdenas hubiera deseado regresar a las empresas expropiadas la explotación de los hidrocarburos nacionales, ¿qué opina usted de este que me parece un despropósito?

 Y por último, ahora sí, la Ley de Ingresos que no envía el Ejecutivo Federal sobre Hidrocarburos se contrapone a la Ley Reglamentaria del Artículo 27 constitucional en su artículo 5º, ¿usted coincide con ello?

 Por sus respuestas, muchas gracias.

 -EL C. SENADOR DAVID PENCHYNA GRUB: Muchas gracias, Senador Luis Sánchez, ahora en el uso de la palabra hasta por tres minutos el señor Diputado Luis Angel Espinosa Cházaro, quien es además de integrante del Partido de la Revolución Democrático, Secretario de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados.

 No sé, señor Legislador, si quiera hacer uso de la tribuna o desde. ..

 Muchas gracias.

 -EL C. DIPUTADO ANGEL ESPINOSA CHAZARO: Agradecerle ingeniero, la participación que ha tenido el día de hoy, que además de una claridad en las implicaciones que ya se ha dicho aquí, tendría una propuesta como la que el Ejecutivo presentó, me parece aún más destacable aún que nos ilustre, que existen alternativas de propuestas como la que el Partido de la Revolución Democrática hoy sostiene.

 Cuando uno escucha algunos posicionamientos respecto de copiar modelos de otros países en este caso el brasileño, pues me gustaría preguntarle cuáles son algunas de las diferencias que ya se conocen, pero que  sería bueno puntualizar respecto de la diferencia que había en su momento en los 80’s no en los 90’s como dijo el Diputado Escobar, con Brasil que era un país que no era autosuficiente y que tenía otras condiciones distintas, y lo que hoy nuestra industria petrolera está viviendo.

 Me gustaría ahondar en que pudiera usted clarificarnos estas condiciones  que nos llevan a escuchar la propuesta que usted ya ha señalado…

(Sigue 5ª parte)
...   estas condiciones que nos llevan a escuchar la propuesta que usted ya ha señalado.

También le preguntaría, ingeniero, pudiera ahondar en el tema de los alcances a la modificación del artículo 28 constitucional en los términos que fue propuesto, me gustaría que se pueda utilizar este espacio, para que le quede muy claro  a la gente lo que ello implica toda vez que de esto lo hemos escuchado cientos y miles de spots.

Mi última pregunta, desde su punto de vista respecto si el calado de la reforma estaría ligado necesariamente a una modificación constitucional o no, y por qué. Y preguntarle además un punto de vista muy personal de si usted cree que han cambiado las condiciones de nuestra industria petrolera en cinco años, me refiero a 2008, ahora 2013, como para que algunos partidos hayan tenido que cambiar sus estatutos radicalmente para poder llevar acabo algunas modificaciones. Muchas gracias.

-EL C. SENADOR DAVID PENCHYNA GRUG:  Gracias, señor diputado. Antes de continuar con la siguiente participación quiero reconocer y agradecer la presencia del senador Raúl Cervantes Andrade, Presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República. Muchas gracias, señor senador por acompañarnos.
Cedo ahora la palabra al senador Jorge Lavalle, por el Partido Acción Nacional quien hará su participación  a nombre del PAN, hasta por seis minutos.

-EL C. SENADOR  JORGE LAVALLE MAURY: Ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, sea usted bienvenido aquí a la sede del Senado de la República. Para el grupo parlamentario de Acción Nacional, y hemos sido muy claros en ese sentido, es fundamental que el proceso de la reforma energética sea producto de una deliberación amplia y razonada, que nos permita no solamente a los legisladores, sino a todos los mexicanos, escuchar y analizar las propuestas que presentan los especialistas, las organizaciones sociales, los representantes del sector privado, los funcionarios del gobierno, así como líderes sociales de reconocida trayectoria,  como es su caso y es un honor tenerlo aquí el día de hoy.

Es igualmente trascendental que el debate sea sobre la reforma energética y eso ocurra aquí en las cámaras del Congreso de la Unión, porque es el Poder Legislativo el encargado de crear y reformar nuestras instituciones a partir de la representatividad que los mismos ciudadanos nos han otorgado.

Los legisladores de mi partido, al igual que millones de ciudadanos consideramos que es indispensable impulsar las reformas estructurales, que han sido largamente pospuestas y para de esa forma garantizar el crecimiento, la competitividad, y así como el fortalecimiento de nuestra economía, y con ellos establecer las bases para un desarrollo justo y más incluyente.

La reforma energética supone un proceso de transformación que no podemos darnos el lujo de postergar o evadir con cambios, perdón, cosméticos y superficiales.

Permítame comentarle de que a pesar que pareciera a primera instancia, entre la propuesta del PAN y del PRD tenemos más coincidencias que diferencias, al igual que usted estamos convencidos de que PEMEX y CFE no han podido funcionar en forma más eficiente por las características de de su gobierno corporativo y régimen fiscal.

Coincidimos en la necesidad de otorgar mayor autonomía de gestión y presupuesto a las empresas del sector. Estamos de acuerdo en reducir la dependencia fiscal de los ingresos petroleros, y en garantizar que tanto PEMEX  como CFE cuenten con los recursos necesarios para invertir en tecnología, infraestructura y el desarrollo de proyectos productivos.

Tenemos otra coincidencia en la importancia de fortalecer la capacidad de autonomía de los órganos reguladores, es fundamental para este sector y en crear un fondo soberano que nos permita administrar eficientemente y maximizar los beneficios de la renta petrolera con una autonomía real al gasto público.

De igual forma, estamos de acuerdo en impulsar una mayor participación de la energía renovable en nuestra matriz energética, en aumentar las acciones de mitigación ante el cambio climático y en transformar lo subsidios regresivos a los combustibles fósiles, en sus ....focalizados a favor de las familias más necesitadas.

Ahora hablemos de nuestras diferencias. Se limita en un solo aspecto, mientras que para su propuesta, perdón, es suficiente con garantizar autonomía de gestión y mayor presupuesto a las empresas del sector, para nosotros la complejidad propia de la exploración y producción de hidrocarburos en aguas profundas, o ultraprofundas y en “gas  no convencional”, nos obliga a considerar alianzas estratégicas con el sector privado.

Desde nuestra perspectiva es falso el debate de hablar de privatizar el petróleo o PEMEX, PEMEX es y debe ser una empresa pública más eficiente, mejor gobernada y con mayores recursos. De igual forma que no está a discusión que el Estado debe mantener la propiedad y rectoría sobre los hidrocarburos, lo que nosotros planteamos es discutir objetivamente la necesidad de abrir la competencia en áreas específicas del sector, y en desarrollar modalidades que permitan atraer inversiones privadas en forma complementaria a los recursos públicos sin renunciar en ningún momento a que el Estado ejerza la rectoría de sobre el desarrollo de este sector.

La experiencia internacional nos demuestra que es posible mantener la propiedad nacional de los recursos del subsuelo y maximizar la renta petrolera al mismo tiempo que permite y fomenta la competencia en ese sector.

Como he señalado al principio, sea usted bienvenido al Senado de la República, espero que este foro sea el inicio de un debate abierto, plural y respetuoso que nos permita realizar las transformaciones que requiere urgentemente le sector energético, teniendo en mente maximizar los beneficios de hidrocarburos para todos los mexicanos, y así garantizar la seguridad energética de nuestro país en el siglo XXI.

Tengo algunas preguntas que me gustaría agradecerle mucho nos pudiera apoyar y compartir sus comentarios al respecto.

Primero. ¿Cree usted que el diseño de Pemex permite explotar intensivamente el gas natural no convencional? ¿No considera que este tipo de procesos es más adecuado para las empresas medianas y pequeñas sobre todo, considerando actualmente los precios que tenemos en el sector, lo que se está haciendo con nuestros vecinos del norte, y sobre todo algo que nos permite garantizar con la rentabilidad que tiene este proceso, más allá de la riqueza petrolera, la seguridad energética de nuestro país?

Numero dos.  Por qué si el PRD considera, o al menos así se ha interpretado en parte de la propuesta, considera nociva la participación privada en la dotación de bienes públicos en el D.F., por qué han promovido la concesión de autopistas urbanas a inversiones privadas, no a fin de cuenta esto se traduce en un sistema profundamente discriminatorio que favorece a quienes tienen más recursos?

La siguiente. Su propuesta de fondo soberano, que es conceptualmente similar a la nuestra, pero la de ustedes plantea utilizar el 75 por ciento de estos recursos para estabilizar la caída de los precios internacionales del petróleo, no significaría esto al final de cuentas mantener una dependencia fiscal hacia los ingresos petroleros, no consideraría mejor invertir  mayoritariamente esos recursos en investigación científica y tecnología, en educación, en infraestructura o reinversión en el mismo sector?

Y por último.  Referente al sector eléctrico. En casi todos los países de América Latina, salvo algunos casos como Cuba o Venezuela, existe la competencia en industria eléctrica, en países como Argentina, Chile, Colombia y España, la competencia en el mercado eléctrico redujo de manera importante los costos y permitió que bajar las tarifas al público.

Damos unos ejemplos: 29 por ciento en Argentina, 30 por ciento en Chile, diez por ciento en Perú, por citar algunas.

El Partido Acción Nacional propone llevar al plano constitucional la apertura establecida a partir de 1992, estableciendo reglas claras y transparentes  que permitan a la Comisión Federal de Electricidad y a los particulares competir en igualdad de condiciones, ¿no creé usted que la competencia en generación permitirá por lo menos democratizar los beneficios de una electricidad más barata a un mayor número de usuarios, incluyendo a la pequeña y mediana industria a los comerciantes y a los hogares de México?

¿Cuál sería si no la alternativa que usted propondría para que los costos de generación de CFE se reduzcan sin aumentar la competencia, y todo esto aunado a otra coincidencia que tenemos, que es el fortalecimiento de los regulares que precisamente sería las herramientas para poder garantizar la transparencia y la rendición de cuentas en ese sentido. Muchísimas gracias, ingeniero, y bienvenido de nueva cuenta.

-EL C. SENADOR DAVID PENCHYNA GRUB:  Muchas gracias, senador Lavalle. Para cerrar el ciclo de preguntas por cada partido político, representado en esta soberanía, cedo el uso de la palabra, hasta por tres minutos, al señor diputado  Javier Treviño, a quien le pregunto si lo hace desde la tribuna de su curul. Adelante, señor diputado.  Gracias.

-EL C. DIPUTADO JAVIER TREVIÑO CANTU:   Muchas gracias, senador, muchas gracias ingeniero Cárdenas por su presentación. La industria petrolera nacional recae hoy en su totalidad en una sola empresa, de tal suerte que a Pemex y sólo a Pemex le corresponde de forma simultánea explorar nuevos yacimientos, de extraer el petróleo, el gas, no importa en donde se encuentre, ni la complejidad ni la inversión que requiera, a la vez que desarrollan todas las otras actividades industriales como la refinación, la producción de combustible,  y los principales petroquímicos, así como el almacenamiento, transporte y distribución. ......

(Sigue 6ª. Parte)
…industriales, como la refinación, la producción de combustibles y los principales petroquímicos, así como almacenamiento, transporte y distribución. Esto no pasa en ningún otro lugar del mundo.

 Bajo este esquema, hoy estamos produciendo menos petróleo que hace una década; importamos la mitad de la gasolina, y el 65 por ciento de los petroquímicos que consumimos.

 Es decir, PEMEX le está comprando hoy a empresas privadas en el extranjero, en lugar de que estas empresas generen empleos en México, produzcan productos mexicanos y paguen impuestos en nuestro país.

 ¿Podría usted compartirnos  --ingeniero--   sus razones, para concluir, que no es necesario reformar la constitución para permitir participación privada en las actividades que hoy están cerradas, como la exploración, la extracción, la refinación, la petroquímica básica, o bien, el transporte y almacenamiento, como sí lo tienen Brasil, Colombia, Bolivia, Ecuador, Argentina, y hasta Cuba.

 En la reforma que usted impulsa, ingeniero, se propone que PEMEX lleva a cabo actividades en el extranjero, es decir, que PEMEX compita, e incluso, invierta en otros países, lo anterior, sin duda, fortalecerá la industria petrolera, sí, de otros países, los cuales contaran en su beneficio con la experiencia y la alta especialización de PEMEX.

 En un mundo global en el que se colabora, a la vez que se compite, la suma de conocimiento es indispensable para mantenerse a la vanguardia.

 No se trata de inventar el hilo negro, ni partir del cero, cuando ya hay camino andado.

 El ejercicio de nuestra soberanía radica en tomar nuestras propias decisiones con base en lo que más nos convenga como nación.

 No podemos, ni debemos seguir viendo sólo hacia nosotros mismos, y negando que el mundo y las empresas mundiales avanzan a pasos agigantados en tecnología y en conocimientos petroleros, y que nos conviene beneficiarnos de ellos.

 Ingeniero, permítame preguntarle ¿Por qué, entonces, no permitir que México cuente, en nuestro propio territorio, con la experiencia y especialización de otras empresas petroleras?

 ¿Por qué razón está usted en contra de una reforma a la constitución que permita a PEMEX  asociarse con otras empresas privadas a través de contratos, concesiones o licencias para producir más gas y más petróleo, como lo hace el resto del mundo?

 Ingeniero, la propuesta del Ejecutivo Federal se ha acompañado de forma responsable, de cálculos sobre los beneficios concretos que la reforma energética traería a la población, tales como la creación de empleos, la disminución de los recibos de luz y gas doméstico para todos los mexicanos, y en general, de crecimiento de la economía nacional.
 A este respecto ¿Nos podría usted explicar los resultados que ustedes esperan observar con su planteamiento?

 ¿Cuánto cree que sería la producción de petróleo y gas con su reforma?

 ¿Cuántos empleos calcula generar?

 ¿Cuál sería el impacto sobre el crecimiento económico?

 Y finalmente, ingeniero, pues, todos sabemos que se acabó la era del petróleo fácil, y uno de los principales temas de la industria petrolera mundial es el de aguas profundas.

 No obstante, su propuesta no aborda el tema de exploración y la extracción del petróleo que se encuentra en el mar a grandes profundidades, a pesar de que se trata de uno de los mayores retos para México y para la mayoría de los países que producen petróleo.

 Como usted sabe, a pesar de tener mucho petróleo de este tipo de yacimientos, nuestro país no ha producido ni un solo barril.

 Noruega y Brasil están produciendo gran parte de su petróleo de este tipo de nacimientos. En estos países participan empresas privadas en la exploración y producción de petróleo que está en las aguas profundas.

 De hecho la práctica internacional más avanzada es que las empresas públicas y privadas vayan asociadas debido a la complejidad técnica, al riesgo financiero y ambiental y a la gran inversión que requiere.

 Irónicamente, con lo que establece hoy nuestra constitución, se le permitiría a PEMEX asociarse en el extranjero con otras empresas, pero no en México, no en su propio país.

 Explíquenos, por favor ¿Por qué está usted en contra de cambiar la constitución para permitirle a México asociarse con empresas privadas en nuestro propio territorio, y compartir toda la experiencia, y sobre todo los riesgos que los campos de aguas profundas representan.

 Muchas gracias, ingeniero.

 -EL C. PRESIDENTE SENADOR PENCHYNA GRUB: Gracias, Diputado.

 Para cerrar el broque de preguntas en esta participación, le concedo el uso de la palabra a la Senadora Graciela Ortiz, por parte del Partido Revolucionario Institucional.

 -LA C. SENADORA GRACIELA ORTIZ GONZALEZ: Muchas gracias, señor Presidente.

 Bienvenido, ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, a esta Cámara de Senadores, que lo recibe con gusto.

 Es usted una persona reconocida, como un hombre comprometido con México y con sus mejores causas, y en ese contexto yo quisiera preguntarle, a nombre del Grupo Parlamentario del PRI, en relación a distintas declaraciones que usted ha hecho en diversos foros respecto a que no le parece adecuada que la Iniciativa del Gobierno retome el texto constitucional que en su momento propuso el Presidente Lázaro Cárdenas.

 Ha dicho que México no es el mismo, de 1940, y que la industria petrolera nacional era muy incipiente en aquellos tiempos.

 Nosotros consideramos  --sin embargo--  que la realidad nos demuestra que el texto del Presidente Cárdenas era el adecuado, que incluso se anticipó a su tiempo, y que corresponde esa propuesta del Presidente Cárdenas en su momento, a lo que hoy es práctica común en el mundo.

 Es decir, que las empresas privadas puedan participar a través de contratos de utilidad y producción compartido en la identificación de nuevos yacimientos de gas, perdón, de petróleo y en la extracción del gas natural.

 En este sentido yo quisiera preguntarle ¿Cuáles son las razones para esta oposición de retomar el texto constitucional de 1940?

 A juicio nuestro, este texto que estamos proponiendo es un texto progresista, es un texto de avanzada.

 Reconocemos al Presidente Lázaro Cárdenas al haberlo elaborado en este sentido, porque esto permite que el Estado, a través de contratos dirija la participación de particulares en el industria del petróleo y del gas, de la forma que más le convengan a la nación.

 No cabe duda que en el escenario mundial, en materia de energía, y en especial de producción de petróleo, no es el mismo que hace 75 años, esto es incuestionable.

 También lo es que México, prácticamente se quedó solo en el mundo.

 Ninguna otra nación con petróleo tiene un marco jurídico tan cerrado para la participación de privados como el nuestro.

 Noruega, Azerbaiyán, por supuesto, Estados Unidos, Brasil, Colombia, Ecuador, Bolivia, hasta Cuba, y prácticamente todos los países de América Latina permiten concesiones o contratos, o bien, ambos mecanismos y esto nos lleva a no tener ninguna duda de que reformar nuestra constitución para permitir la participación de privados, no sólo es vital, es urgente para el desarrollo y el progreso del país.

 Yo quisiera, entonces, hacerle una segunda pregunta de ¿Cuáles son las razones para oponerse a llevar a cabo modificaciones a la constitución?

 ¿Qué necesitamos para ponernos al día y para despegar, verdaderamente despegar como potencia petrolera?

 No se trata de experimentos. Está probado, pues, lo dijimos hace un momento y demostrado en todo el mundo, que en materia petrolera abrirse a la participación privada ha dado buenos resultados. El último gran ejemplo de ello es Colombia, ya lo fue antes Brasil, y nos parece, pues, que es el camino a seguir.

 Consideramos que la propuesta que nos está haciendo su partido, se basa en que México siga siendo una ínsula, una isla, el único país en el mundo que no permite que privados, incluidos los propios mexicanos, participen en cualquier tipo de actividad relacionada con el petróleo.

 Hace uno momento usted dijo que: “Solamente producción de insumos para la industria nacional”.

 Yo concluiría, ingeniero, haciendo el señalamiento de que a nuestro juicio, no hacer nada no es una opción.

 ¿Cómo, entonces, propone usted encarar estos desafíos?

 Y ¿Cómo, el reducir la carga fiscal, y en cuánto podría esto aportar para que Petróleos Mexicanos pudiera atender de mejor manera la responsabilidad hacia los mexicanos, que usted nos ha comentado en su propuesta?

 Si hoy PEMEX invierte 26 millones de dólares y se necesitan 60 mil millones para que su tarea pueda ser verdaderamente productiva para el país.

 Por sus respuestas, ingeniero, muchas gracias.
 
 Y nuevamente, bienvenido a esta Cámara de Senadores.

 -EL C. PRESIDENTE SENADOR PENCHYNA GRUB: Muchas gracias, Senadora Graciela Ortiz.

 -Se le concede el uso de la palabra al señor ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, hasta por 30 minutos, para poder desahogar los cuestionamientos antes planteados por todos los partidos políticos que han participado.

 -Por favor, ingeniero, si es tan amable.

 -EL C. ING. CUAUHTEMOC CARDENAS SOLORZANO: Primero agradecer las preguntas y observaciones que han hecho los diputados y…

 


(Sigue 7ª parte)
…lo primero, agradecer las preguntas y observaciones que han hecho los diputados y senadores, en esta sesión.

 Yo estoy, convencido, que para que los cambios que se requieren en las políticas energéticas, no solo petrolera, pero particularmente petrolera, o sea, el cambio del régimen fiscal de Petróleos Mexicanos, el reestructurar su organización, corporativo-administrativa, el que pueda haber una política distinta a la que  se ha venido practicando desde hace tres décadas, en que, pues la función principal de Petróleos Mexicanos, ha sido la producción de crudo y no el agregar valor al recurso, mediante la industrialización.

 Es decir, para todos estos cambios, en los que parece todo mundo está coincidiendo en su necesidad, yo sostengo y lo sostiene el Partido de la Revolución Democrática, por lo que yo he podido charlar con mis compañeros legisladores, no hacen faltan las reformas constitucionales. Esto es para modificar la Ley de Presupuesto, para modificar la Ley Reglamentaria del 27, o para modificar la Ley de Petróleos Mexicanos, no hace falta la reforma que se está proponiendo, ni del 27, ni del 28 constitucionales.

 Yo no creo que la participación de la iniciativa privada, en el caso de Petrobras o de Copetrol o de cualquier otra empresa, está Stoil, o cualquier otra empresa del extranjero, haya sido lo determinante para el buen éxito de estos organismos o de estas empresas.
 
 Yo creo que ha sido, que en esos países, ha habido algo de lo que aquí se ha carecido, por lo menos desde principios de los años 80, del siglo pasado. Que es, que aquí no ha habido una política petrolera, o mejor dicho, que aquí la política petrolera, que se ha establecido, la política petrolera que se ha impuesto, en particular a Petróleos Mexicanos, ha sido la de producir crudo en la mayor cantidad posible, olvidándose de la industrialización, olvidándose de agregar valor, olvidándose de la necesidad de crear empleos formales, de impulsar los desarrollos regionales, etcétera. Como sí lo hicieron otros países. Otros países, que también habría que decir, tienen historias distintas, en su industria petrolera, a la que tiene Petróleos Mexicanos y a la que tiene nuestro país.
 
  Entonces,  Petrobras nace como una industria, en un país sin petróleo. Nace como una industria o como una empresa, que va a importar petróleo para transformarlo en el país, satisfacer las necesidades de combustible, etcétera.  Y que ante esta escasez de hidrocarburos, en su territorio, pues desarrolla, entre otras cosas, el etanol, como sustituto de las gasolinas que tienen su origen en los hidrocarburos y es uno de los principales productores de etanol, y uno de los países que tiene este producto como una de sus fuentes muy importantes de combustibles.

 Y habría que decir también, que en el caso particular de Petrobras, principalmente en el gobierno del presidente Lula, cuando se hacen los descubrimientos, de los que ellos llaman el Presal, unos yacimientos muy importantes, muy potentes, pues lo que hace el gobierno del presidente Lula, no es aumentar la inversión privada, sino aportar estos yacimientos a los activos de Petrobras, y aumentar la participación estatal en esta empresa pública o esta empresa de participación estatal.
 
 Pero esto, yo diría  es lo de menos. Ahí ha habido política, ha habido política petrolera, de la que aquí se ha carecido; o a ha sido, mejor dicho, una política inteligente, una política que no ha visto al petróleo solo como fuente de recursos fiscales, que es lo que aquí nos ha pasado.

 Aquí, Petróleos Mexicanos, lo manejan, la Secretaría de Hacienda y se establecen los criterios de desarrollo de la industria petrolera, solo en función de los criterios de mayores recursos fiscales para la Secretaría de Hacienda.
 
 Y esto ha sido una de las grandes fallas, uno de los grandes problemas para desarrollar integralmente la industria petrolera del país.

 Efectivamente, Noruega, en Brasil, hay muchas industrias que se han desarrollado a partir de las industrias petroleras estatales, pero ha sido porque ha habido una política específica, de esos gobiernos, para fomentar aquellas industrias que aportan insumos a la industria petrolera o que aprovechan los productos que se obtienen de la industria petrolera, particularmente en el desarrollo de la petroquímica

 Y aquí habría que preguntarse a ese respecto. Desde 1992, se abrió la industria petroquímica, prácticamente toda a la posibilidad de inversión privada.  Desde 1995, se abrió a la inversión privada, la posibilidad de invertir en ductos para el transporte y distribución de gas. 

 Y sin embargo, la apertura, la apertura que estuvo ahí, no generó inversiones, ni en petroquímica, ni en ductos. Esto es, quiere decir, que la sola apertura no es suficiente, si se carece de una política de desarrollo de la industria petrolera; la sola apertura no es suficiente para atraer la inversión privada, o algo sucedió, porque lo cierto es que, se redujo la producción de petroquímicos, tenemos escasez de gas por falta de capacidad de transporte en nuestro sistema de  ductos, y lo cierto es que, no sirvió la apertura, por lo menos para atraer inversión en estas áreas particulares de la industria petrolera.

 Yo insisto que para los cambios de régimen fiscal, la autonomía presupuestal, por cierto no quiere otorgar la Secretaría de Hacienda, mejoramiento de la infraestructura, fortalecimiento de los órganos reguladores, avanzar en la transición energética.

 Respecto a lo cual debo decir, no hay hasta este momento propuestas oficiales. La senadora, por ejemplo, hablaba de 60 mil millones, la senadora Ortiz, hablaba de 60 mil millones de dólares, no sé de dónde sale esta cifra. El gobierno, hasta este momento, al menos públicamente, no nos ha dicho cuánto se necesita, para qué se necesita y en qué se quiere invertir, en materia petrolera o en materia energética, y por lo tanto, lo único que el gobierno concretamente ha dicho, es, en el paquete fiscal, algunos cambios en lo que es la… mejor dicho, una Ley en Materia de Hidrocarburos, en materia fiscal, y las dos reformas constitucionales, que parecen ser, desde mi punto de vista, pues reformas mágicas.

 Esto es, quitamos una palabra del 27, que es contratos, quitamos dos palabras del 28, que son petróleo y electricidad, y todo lo demás, empleo, crecimiento económico, etcétera, se resuelve como por parte de magia.

 No nos dicen, en qué se quiere invertir. Yo diría, muy bien, queremos ir a aguas profundas. Yo creo que ya Petróleos Mexicanos, fue a ambas profundas, ya tenemos pozos productivos en aguas profundas, echando mano de las mismas tecnologías que se están usando, por otras empresas, para explotar aguas profundas, sea en el Golfo de México, sea en otras partes del mundo.
 
 Sin embargo, aquí lo que nos sabemos, es si ya es oportuno, si ya nos conviene empezar a explotar aguas profundas. Ciertamente Estados Unidos perforó cientos y tantos pozos el año pasado, según la propaganda oficial, y nosotros apenas, creo que 14  o unos cuantos, ciertamente, pero yo diría, ¿ya es tiempo de entrarle a las aguas profundas?

 El cliente principal de nuestras exportaciones, que es Estados Unidos, ya nos dice que a partir de los nuevos… las nuevas explotaciones, principalmente en el lutitas y esquistol, lo que ellos llaman shale, ¿será autosuficiente en el 2020?

 Entonces, lo que estamos ahora exportando se nos va a reducir el mercado de exportaciones, ¿y queremos aumentar la producción?

 ¿Para qué la queremos aumentar…

(SIGUE  8ª. PARTE)
… entonces lo que estamos ahora exportando se nos va a reducir el mercado de exportaciones y queremos aumentar la producción, ¿para qué la queremos aumentar?

 No hay una política de industrialización, no sabemos si queremos aumentar la producción petroquímica, no sabemos cuál va a ser la reposición de nuestras reservas porque no tenemos definida una política de reservas. Y por lo tanto no sabemos para qué quiere el gobierno aumentar a 3 millones en 2018, y a 3 millones y medio de barriles diarios en 2025.

 ¿A dónde van a mandar esa producción?

 ¿A quién se la van a vender?

 Un mercado petrolero no se abre como por parte de magia simplemente porque se cierra una parte y vamos a vender en otro lado.

 Las ventas spot que llaman sí se pueden hacer, pero son de pequeñas cantidades y no en los volúmenes en que México está exportando petróleo en estos momentos.
 Entonces, ¿cuál es la política petrolera que pretende llevar a cabo el gobierno?

 Vamos a aumentar la producción para qué. Para prolongar la cadena petroquímica. Ahí está totalmente abierta y bienvenida la inversión de todo tipo que PEMEX no puede asociarse.

 Yo diría que PEMEX puede asociarse, yo no veo cambios. Y si fuera necesario un cambio constitucional para que PEMEX pudiera asociarse en proyectos específicos, propónganlo, propónganlo los senadores. Este sería mi punto de vista personal, esto no lo he discutido con mis compañeros de partido. Pero el cambio al 27 y el cambio al 28, no abren esta posibilidad.

 El cambio al 28 desplaza al estado o abre la posibilidad para desplazar totalmente al Estado del sector petrolero y del sector eléctrico.

 Yo no quiero decir que ésta sea la intención de este gobierno. Pero deja abierta la puerta para que sea totalmente desplazado como lo vemos por el impacto que tiene sobre el artículo 25.

 Vemos también que al quitar la condición de estratégicos a los sectores eléctrico y petrolero, quedan abiertos a las estipulaciones del Tratado de Libre Comercio.

 Por lo tanto vamos a tener la competencia abierta de los socios del Acuerdo de Libre Comercio de América del Norte, porque ya se le quiere quitar la condición de estratégicos a estos dos sectores petrolero y eléctrico.

 Y por otro lado, el cambio del 27 al texto de 1940, ciertamente era otra condición del país, era otra condición de la industria petrolera. Yo podría decir que la visión de Lázaro Cárdenas en el transcurso del tiempo fue siempre en buscar el fortalecimiento de una industria nacionalizada, hay muchos textos que así lo señalan. Pero creo que en este caso lo que no veo, y lo mencionaba también la senadora Ortíz, decía ella que se quieren abrir a los contratos de utilidad y de producción compartidas.

 Yo no he visto en los textos del Ejecutivo hablar de producción compartida, esto ya es otro cuento, esto es, se va a compartir la producción para que el contratista, el socio de PEMEX o del gobierno en algún otro organismo, porque se abre la posibilidad de que haya PEMEX 1, PEMEX 2 y PEMEX N. Entonces se va a abrir la posibilidad para que la producción la maneje el socio, el asociado, como le dé la gana, para venderla a otros, o es una producción que se va a utilizar para satisfacer las necesidades energéticas de nuestro país.

 Yo diría que esto son cuestiones que quedan por lo menos abiertas, quedan abiertas.

 Ahora, el PRD no está en contra de la participación privada. Yo querría insistirlo en eso, ojalá hubiera mucha inversión en la industria petroquímica. Ojalá hubiera mucha inversión en los ductos que nos están haciendo falta hasta este momento.

 El que otros países tengan otras experiencias. Bueno, me parece muy bien, yo creo que habría que ver, como digo, la posibilidad de cierto tipo de asociaciones. No veo en qué se sustente, por ejemplo el que va a bajar el costo de los precios, de la electricidad y del gas. Y yo creo que se refieren al gas natural, no hablan del gas LP que es el que más se consume, éste va a seguir subiendo por lo menos no va abajar simplemente por arte de magia de reformar los artículos 27 y 28 constitucionales.

 No veo la razones para que baje esto y si hubiera estas bajas, por qué no baja la gasolina, por qué no se anuncian bajas en la gasolina, por qué no se anuncian reducciones en otros precios fundamentales para la vida en este caso de todos lo días.

 Se nos ponen el ejemplo de Cuba, por ejemplo. Yo creo que, como digo, cada país tiene sus propias circunstancias. Ahí en Brasil, en Noruega, hay algo que aquí no existe, que son los órganos reguladores realmente reguladores.

 Aquí en Petróleos Mexicanos y en Comisión Federal de Electricidad, más allá de lo formal, nadie le hace caso ni a la Comisión Reguladora de Energía ni a la Comisión de Hidrocarburos ni nada que se le parezca ni existe el famoso plan de desarrollo nacional. Ese plan debe estar por allá arrumbado en algún buen cajón, como ha sucedido desde 1983 sexenio tras sexenio. No hay una sola referencia al plan de desarrollo ni en los informes presidenciales ni en ningún reporte de ningún secretario de Estado. Pero, en fin, esto es cuestión de otro debate.

 Pero yo no veo, yo considero, por ejemplo, se decía, lo decía el senador Lavalle, bueno, por qué el fondo de excedentes petroleros, o como quiera llamársele, estamos planteando que se dedique a la estabilización de los precios del petróleo. Abramos la discusión, veamos cómo conviene manejar este fondo.

 Yo estoy de acuerdo en que una de las finalidades de este fondo de excedentes sea el fortalecimiento de la investigación, proyectos prioritarios de Petróleos Mexicanos, de Comisión Federal y el propio Instituto Mexicano del Petróleo. En fin, ahí el debate está abierto.

 Entonces yo diría, nosotros no estamos en ningún momento cerrados a ningún debate. La competencia, por ejemplo, en el sector eléctrico. Bueno, por qué los productores independientes pueden entregar toda su producción y vender toda su producción haga falta o no haga falta. Y por qué en este caso quien resulta perjudical es la Comisión Federal de Electricidad, cuando se le dice: “Primero entran los productores independientes y después entra Comisión Federal de Electricidad”. Esta no es una competencia equitativa.

 Entonces si entraran en condiciones equivalentes, pues yo diría, desde el punto de vista del Estado, debieran tener prioridad la Comisión Federal de Electricidad y no los productores independientes.

 Bueno, arréglese esto y bienvenidos los productores independientes.

 Yo creo que es necesario, por ejemplo, que ustedes los senadores y diputados revisen la Ley de Transición Energética porque ahí se favorece el autoconsumo y los productores que están fomentando el uso de energías renovables, no les interesa el autoconsumo, les interesa el servicio público. Y yo creo que habría que buscar la forma en que las energías no renovables, no convencionales, pudieran efectivamente montarse al servicio público.

 A nadie le interesa el autoconsumo, nadie va a hacer una inversión importante para el autoconsumo. Pero esto hay que verlo y no hay que poner en este caso en desventaja a la Comisión Federal de Electricidad.

 Cuba tiene efectivamente un marco abierto, como aquí se ha señalado. Bueno, ciertamente nosotros producimos hoy 2.5 millones de barriles diarios. Cuba produce 52 mil barriles diarios. No es lo mismo.

 También se dice que el otro país que está cerrado como México, es Corea del Norte. Sí es cierto, produce 800 barriles diarios contra 2 millones y medio.

 Bueno, pues cada país tiene sus propias circunstancias en este caso.

 En fin, yo creo que, yo insisto, para las reformas, esto es para cambiar la política petrolera, para tener una política inteligente de reposición de reservas, para darle autonomía, y yo insisto, hace falta darle autonomía presupuestal a Petróleos Mexicanos y no que sea tutelada por Hacienda.

 Para reestructurar administrativamente a Petróleos Mexicanos, pues no sé que tienen que ver los contratos al reformar el 27, y no sé que tiene que ver el quitarle la condición de estratégicos al petróleo y a la electricidad…..


(Sigue 9ª parte)
............ . . . . . . ...Petróleos Mexicanos, pues no sé qué tienen que ver los contratos al reformar el 27, y no sé qué tiene que ver el quitar la condición de estratégicos al petróleo y a la electricidad para manejarlos como la fabricación de zapatos y no como sectores realmente vitales para la vida económica, social y política del país.

Muchas gracias.

    (A P L A U S O S)

- EL C. PRESIDENTE SENADOR PENCHYNA GRUB: Agradecemos mucho la asistencia del señor ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano a esta sesión inaugural de los Foros en Materia Energética que organiza el Senado de la República, y apreciamos su presencia, sus intervenciones y sus respuestas.

Acto seguido, les rogaría que mantuviéramos nuestros espacios.

- EL C. PRESIDENTE SENADOR DAVID PENCHYNA GRUB: Si son tan amables de tomar sus lugares, vamos a reiniciar esta sesión de foros, bajo el formato establecido, reiterando nuestro agradecimiento a la presencia de todas y todos ustedes.

Continuamos con el mismo formato de preguntas por parte de los legisladores a partir de la presentación del señor licenciado Federico Reyes Heroles González Garza, a quien de la misma manera le agradecemos que esté aquí con nosotros y que haya aceptado esta invitación del Congreso para poder venir  exponer sus ideas.

Si ustedes me lo permiten, haré una pequeña semblanza de nuestro invitado, quien es Presidente de Transparencia Mexicana, y Presidente del Consejo Directivo de la Fundación “Este País”.

Nació el 7 de enero de 1955, es un mexicano reconocido como uno de los impulsores y pioneros de los Estudios de la Cultura de la Legalidad, tema sobre el cual ha trabajado durante muchos años; autor de diferentes obras, artículos libros, como, es a manera de ejemplo, “Ante los Ojos del Desire”, y “Noche Tibia”.

Comentarista en programas de radio y televisión mexicanos diversos; colaborador asiduo en diferentes medios impresos, ha impartido cursos de economía y políticas publicas en el ITAM,  es profesor y miembro del Patronato de nuestra Universidad Nacional Autónoma de México; licenciado en Sociología por la UNAM, y licenciado en Ciencias Políticas, también por la UNAM.

Don Federico, muchísimas gracias, tiene usted el uso de la tribuna hasta por 30 minutos, sea usted muy, muy bienvenido.

- EL C. LIC. FEDERICO REYES HEROLES GONZALEZ GARZA: Decía yo que es un honor estar aquí con ustedes, es un honor haber compartido con el ingeniero Cárdenas, a quien acompañé allá en el 88 en su gira por Estados Unidos, y con Juan Pardinas, quien sin duda es una de las mentes jóvenes más brillantes de nuestro país.

Les agradezco la oportunidad, pero de entrada les aclaro que yo no soy especialista en el tema, y en todo caso daré la visión que se puede desprender desde otras perspectivas.

El petróleo es para los mexicanos mucho más que un energético, para bien y para mal se ha convertido en un referente cargado de emociones; el nacionalismo es una de ellas, el orgullo de haber contendido con los gigantes y haber salido victoriosos; también el recuerdo de una solidaridad popular alrededor de la causa pública es otra emoción más; el valeroso acto del general Lázaro Cárdenas, está en la memoria histórica de la nación.

Pero paradójicamente esa carga emocional nos puede conducir en el 2013 a tomar decisiones incorrectas.

El mundo está envuelvo en un cambio frenético, el petróleo es hoy solo una de las fuentes de energía con las que cuenta el ser humano.

México es un país muy rico en energía tradicional y en energía renovable, sólo la energía eólica podría representar alrededor de 50,000 megawatts, siendo que la capacidad instalada de la Comisión Federal de Electricidad todo el equipo de la CFE, toda la infraestructura nos brinda un poco más de 60,000, es decir, que casi, casi con la eólica saldríamos.

México podría ser uno de los países más limpios del orbe en producción de energía. Este potencial no sólo es cuestión de tener corazón verde, es la posibilidad de vender bonos de carbón, en lugar de comprarlos.

La discusión sobre una reforma enérgica deseable lleva ya muchos años, demasiados. Mientras tanto el mundo energético cambió radicalmente.

Hoy estamos ante un escenario mundial muy diferente, México enfrenta una verdadera emergencia. A diferencia de otros países que han desarrollado aceleradamente el aprovechamiento de las energía renovables, China, Estados Unidos y Alemania por arriba del 70 por ciento; España, Italia y la India alrededor del 30 por ciento del total de su consumo, México ronda el 2.4 por ciento.

Es decir, que seguimos siendo brutalmente dependientes de las fuentes tradicionales del petróleo y el gas.

Pero, hoy esas dos fuentes están en una crisis profunda, casi todos los pronósticos anuncian un desplome histórico del precio del crudo, si eso ocurriera, las finanzas del país volverían a entrar en crisis.

De ahí la necesidad de una reforma hacendaria que nos ponga a salvo de ese escenario.

Dejemos atrás la vanidad de pensarnos  los poseedores de una riqueza única, hay muchos estudios que muestran que podríamos estar al final de una era energética y en el umbral de otra.

En dos siglos hemos pasado de la madera al carbón, del carbón al petróleo, de ahí a la electricidad, y ahora todo señala que entraremos a la energía renovable y al Sehll gas a precios nunca antes vistos por baratos. No está en el horizonte, son ya en muchos países una realidad.

Las reservas petroleras probadas de México cayeron 33 por ciento en 10 años, de seguir la tendencia en poco tiempo habremos pasado de ser uno de los principales productores a ser un productor marginal.

Las exportaciones de crudo declinan de forma estrepitosa, hoy se mira muy lejos el millón y medio de barriles exportados que mantuvimos durante muchos años. Además, el mercado está cambiando, si China y la India, los nuevos gigantes siguen fortaleciendo su producción de energía renovable, el consumo de crudo no se incrementará.

El continente africano, donde en el 2050 habitará el 25 por ciento de la población mundial tiene múltiples opciones energéticas. Por todos  estos cambios, México se aproxima a la dolorosa frontera que divide a los países exportadores de energías de los importadores. De no hacer nada, ese es nuestro futuro, ser importadores.

Ello podría ocurrir en meses, en 24, 36, cuando más.

Por distintas causas, la exfoliación fiscal, las tensiones, las prevendas, el exceso de personal y otras, hoy Petróleos Mexicanos, esa empresa tan significativa para los mexicanos está técnicamente quebrada, es decir, por momento los pasivos rebasan a los activos.

La pérdida anual en refinación oscila los 84,000 millones de pesos; es decir, el doble de la pérdida representada por Luz y Fuerza del Centro.

La mitad de cada tanque de gasolina de los mexicanos es importada, y el subsidio a las gasolinas ronda los 200,000 millones de pesos, cuatro veces los recursos de Oportunidad, es el impuesto más regresivo que tenemos en este país.

Así nunca construiremos un país justo, qué paradoja, que el petróleo de la nación sea hoy fuente de injusticia.

Alrededor del 65 por ciento de los petroquímicos con todas las cadenas que de ahí se desprenden.......

(Sigue 10ª.Parte)
... fuente de injusticia.
Alrededor del 65% de los petroquímicos, con todas las cadenas que de ahí se desprenden, también son importados. Las importaciones de gas ya son más de un tercero del consumo total. Cada alerta crítica con duración de 24 horas en el surtimiento de ese energético le cuesta a la industria, que depende del gas, una cifra cercana a los 150 millones de dólares.
La repercusión en productividad es tremenda, y esa palabra productividad es una de las calificaciones más importantes en una economía globalizada. Si la productividad no se incrementa las economías no crecen lo que podrían.
En 20 años la productividad de Corea se incrementó 83%, la de Irlanda 64%, la de Estados Unidos 35%, la de México 2.1%, ese es parte del drama, los energéticos juegan en esto un papel determinantes. Dado que el primer consumidor de gas es la Comisión Federal de Electricidad los costos se trasladan a las industrias del ramo de alta tensión y alta tensión, y a los hogares de alto consumo.
Como lo ha demostrado el IMCO el sector energético y sus dependientes más cercanos, que rebasan el 16% del Producto Interno Bruto, destruyen riqueza. Ahí está otra explicación del triste crecimiento de nuestra economía, de nuestra incapacidad para abatir la pobreza; pero quizá el daño mayor es el que se causa a los ciudadanos y más calificativos, según el censo del 2010 el 82% de los hogares tiene refrigerador, 65% lavadora, 92% televisión, y hay una computadora en 1 de cada 3 hogares.
Vender a esos hogares energía cara por ineficiencias es una enorme injusticia, pero ese es sólo el principio, estamos entrando al túnel. Mientras aquí discutíamos una y otra vez la reforma deseable nuestro vecino del Norte se adelantó en el cumplimiento de sus mentas de autosuficiencia energética, el año pasado tuvo excedentes en su producción de crudo.
Hechos a la idea de los excesos en el consumo de la primera potencia económica del orbe y su dependencia de las importaciones de crudo sin hacer nada muy pronto nos amaneceríamos con un gigante transformado, convertido también en una potencia energética.
La producción de gas de lutita, o sea el gas, con un costo que muy probablemente oscilará a los 4 dólares por millón de BTUs demolerá a muchos sectores industriales de nuestro país que tendrían que pagar hasta 17 dólares más por la misma cantidad de energía. El impacto en el empleo sería muy doloroso, de nuevo una terrible injusticia, la ancestral falta de previsión de nuestro país en muchos órdenes podría tener un costo humano en la caída del ingreso, en desempleo, en pobreza humanamente incuantificable.
Por eso la discusión que se dará en el Legislativo en las próximas semanas debe ser guiado por un imperativo ético, está en juego el bienestar de decenas de millones de mexicanos, de poner el peso de las ideologías y los cálculos políticos es una demanda ética. No es exagerado decir que la prosperidad del país está en entre dicho, el objetivo es muy claro, garantizar por las vías que sean necesarias la recapitalización de nuestra empresa petrolera y el abasto de energéticos a precios que no hieran el ingreso de las familias mexicanas y la generación de empleos que tanto necesitamos.
Como nunca antes la globalidad se nos viene encima. Tenemos que abrir en el ámbito de la energía opciones atractivas para inversionistas nacionales y extranjeros, existe en la primera vertiente los nacionales, pues en la opinión pública casi no se ha hablado de un hecho muy significativo, México se ha convertido en un exportador neto de capitales. Nada más en el 2012 salieron casi 26 mil millones de dólares, estamos ante una realidad muy dolorosa, un país que necesita capitalizarse exporta capitales, es decir que hay inversionistas mexicanos que encuentran escenarios más atractivos en otros países que su propio país, nuestro país, México, eso ocurre además de la caída dramática en la inversión extranjera directa.
Nadie, que yo sepa, ha hablado de privatizar el recurso que pertenece a los mexicanos, pero algo está muy claro, las fórmulas jurídicas que salgan del Legislativo para traer inversión y tecnología y relanzar el sector deben tener experiencias de éxito en otras latitudes. De no ser así de nada servirá, y de emergencia energética hundirá a nuestra economía en muy poco tiempo.
Se trata entonces de compartir beneficios, pero también riegos, la industria es muy riesgosa. Actualmente en los contratos de prestación de servicios estamos en el peor de los mundos, pagamos salga lo que salga y México es el único que se arriesga.
Contratos de utilidad compartida, licencias o concesiones, se podrían enumerar otras fórmulas, han sido utilizadas en otros países sin perder en ningún momento el control total sobre la propiedad de los energéticos. La preferencia de las empresas es variada, pero no infinita, de ahí la necesidad de abrir un espectro de posibilidades.
No se debe apostar a una sola fórmula jurídica, pues no existe una fórmula universal que sea atractiva a todos los inversionistas. British Petroleum, por ejemplo, opera con contratos de producción compartida que podrían ser de utilidad compartida en países tan diversos como Angola, Azerbaiyán, China, Argelia o Indonesia, pero también opera con concesiones en Noruega, Dinamarca y otros países; hay concesiones en Kanai, Brasil, la competencia es brutal.
No hay entonces una fórmula universal Standard Oil y las nuevas fórmulas que tiene esa empresa opera con concesiones en Arabia Saudí y en otros países, Brasil, Holanda y otros. Total, la francesa en Brasil y Noruega.
Como puede verse hay de todo en todas partes. Las condiciones específicas de cada operación marcan las inclinaciones. ¿Qué hacer?
Presentar varias opciones para diferentes condiciones de trabajo pareciera la opción más conveniente y racional, pero esto podría conducir a una discrecionalidad muy irresponsable. Les recuerdo que no tenemos una Ley General de Concesiones y que es la materia la que determina el tipo de concesión, sea minería, agua, transporte o puertos.
Las diferencias son abismales, no existe un marco regulatorio de beneficios mínimos para el estado y las garantías jurídicas para el concesionario, ese vacío es muy grave para las dos partes. La certidumbre jurídica es un valor a perseguir, pues se trata de inversiones muy significativas, sin embargo, la concesión sigue siendo en régimen jurídico mayormente regulado y que pertenece al derecho público.
El rescate es una figura pública concedida ante el incumplimiento por parte del concesionario. A diferencia de los contratos donde el origen es el supuesto de igualdad jurídica de las partes en una concesión predomina el interés público, sin embargo, para el concesionario esa definición es un anclaje de mayor peso y certidumbre que la voluntad cambiante de las autoridades políticas.
¿Cómo habría los inversionistas varias opciones y propiciar aceleradamente la recuperación del sector de Pemex y a la par garantizar a los mexicanos el uso racional y responsable de sus recursos? El debate sobre las fórmulas jurídicas podría ser estéril.
Dentro de la diversidad hay, sin embargo, en las experiencias de éxito por lo menos dos coincidencias muy relevantes: la primera es que la empresa estatal no sea la encargada de elaborar y administrar los diferentes tipos de contratos o concesiones, el argumento es muy claro, hay un conflicto de intereses. La empresa estatal y México, un brazo del Ejecutivo, está expuesta a intereses políticos de coyuntura que generan incertidumbre en sus contrapartes, los contratados.
La segunda coincidencia es que en las naciones donde la apertura ha sido exitosa existen órganos reguladores que velan por los intereses de largo plazo de los recursos naturales y por el cumplimiento cabal de las condiciones pactadas. La explotación irracional de Cantarell no hubiera sido permitida de haber existido un órgano de este tipo.
Las condiciones regulatorias se han convertido en un factor determinante para atraer inversión en un mundo global. En un estudio reciente de Ernst & Young se muestra cómo de los potenciales inversionistas México, 49% ven a México como muy atractivo por el acceso a otros mercados, un 45% por el costo bajo de la mano de obra; pero sólo un 6% considera el ambiente regulatorio con un atractivo de nuestro país, 6%.
Contratos de distintos tipos, concesiones o cualquier fórmula, la gran pregunta y los inversionistas es, ¿cómo opera la entidad independiente que regula el sector? Más allá de los intereses políticos y conflictos con la empresa estatal en otros países la comisión reguladora es la encargada de la vigilancia estricta de los intereses de ambos lados, y más importante aún del estado propietario.
En la actualidad tenemos dos comisiones: la reguladora de energía y la nacional de hidrocarburos, sin embargo, ninguna de las dos reúne los requisitos para ser exitosos en la apertura. Por supuesto, si hay instancia regulatoria también sería la responsable de administrar los fondos, que son el resultado de los excedentes producto de las oscilaciones en los precios de los energéticos, cuando estos se dan.
Así, mientras los mexicanos nacemos con una deuda, los noruegos nacen con un capital del alrededor de 150 mil dólares por cada habitante…

(SIGUE 11ª PARTE)
. . . y los precios de los energéticos, cuando éstos se dan, así, mientras los mexicanos nacemos con una deuda, los  noruegos nacen con un capital de 150 mil dólares por cada habitante.

 El fondo noruego asciende a 750 mil millones de dólares, son cinco millones de habitantes, lo mismo ocurre con países como Abu Dhabi, con 627 mil, Arabia Saudita con530 mil, Kuwait con 340 mil, algunos especialistas calculan que de haber México conservado escrupulosamente los excedentes petroleros en ese momento tendría 350 mil millones de dólares.

 El caso noruego es particularmente apasionante, pues los fondos están destinados a pensiones, a educación, a ciencia y tecnología. Es decir, los noruegos apuestan a que en un futuro ese país viva de la productividad, de la competitividad y del conocimiento que genera patentes. Esa es la nueva manera  de medir la riqueza de las naciones.

 Con cinco millones de habitantes en el 2011 Noruega registro ante la Organización Mundial de la propiedad intelectual 3 mil 2 patentes; México con casi 120 millones de moradores ese mismo año registró 196.

 Los mexicanos hemos tenido diferentes etapas de excedentes petroleros,  desde los años 70’s, en los últimos 9 años, 2003 al 12, el acumulado llegó a un billón 939 mil millones de pesos, la pregunta que nos hacemos muchos mexicanos es dónde quedaron esos recursos, cómo es posible que no hayamos sido capaces de ahorrarlos y concentrarlos con algún objetivo nacional de largo plazo.

 Esas serían las verdaderas responsabilidades de un verdadero órgano regulador con fuerza vinculatoria y autoridad administrativa sobre las empresas estatales.

 Una vez más la certidumbre jurídica en esto es determinante, me permito recordar a este poder que la Suprema Corte de Justicia no se ha pronunciado sobre la Constitucionalidad de formas alternativas de contratación  en el ramo petrolero a la luz del actual texto constitucional.

 No hay criterios jurisprudenciales,  en el 2009 la Corte resolvió la controversia constitucional 97-2009 en la cual la Cámara de Diputados impugnó ciertos artículos del reglamento en la Ley de PEMEX emitida por el Poder Ejecutivo.

 En ese recurso por su naturaleza  -sería una controversia- la discusión del máximo tribunal giró en torno al conflicto competencial entre estos órganos de gobierno y no se centró en la inconstitucionalidad del reglamento impugnado.

 Sin embargo de la discusión se generó esta controversia, se puede advertir que la Corte, a partir de un análisis de los artículos 25, 26 y 27 constitucionales no ha emitido ningún criterio en torno  a la constitucionalidad de formas alternativas de contratación.

 En ese sentido y dado que la integración de la Corte permanece casi idéntica en aquella que analizó dicha controversia es necesario considerar que, de presentarse el recurso idóneo, de haberse presentado el recurso idóneo, la Acción de Inconstitucionalidad la respuesta del Pleno hoy sería incierta en lo que se refiere a la constitucionalidad de formas alternativas de Contratación en la materia, insisto en la actual redacción constitucional.

 La emergencia energética no permite errores, no hay margen de maniobra, tenemos el tiempo en cima, la … judicialización de la materia sería terrible para el bienestar de los mexicanos. Por ello, en mi opinión es imprescindible una reforma constitucional que dé certidumbre  a la legalidad de la contratación.

 El panorama no es sencillo, pues implica una modificación al capítulo económico de la Constitución, parecería que el régimen  excepcional de áreas  restringidas, artículo 25 es incompartible con las concesiones o cualquier forma de asociación con privados.

 Una opción sería concebir a los hidrocarburos dentro de las áreas prioritarias en las cuales el estado tiene  mayor flexibilidad de actuación.

 Lo que no puede ocurrir es que la Suprema Corte tenga criterios definidos sobre la legalidad de las contrataciones. En ese mismo sentido también es imprescindible garantizar la inatacabilidad de las resoluciones del órgano regulador por vía de amparo, la judicialización con frecuencia perjudica a las dos partes, al estado y a los particulares.

 Recordemos que se trata de inversiones enormes, cuya producción diaria, determina el éxito o fracaso  de las mismas, unos cuantos días de suspensión de actividades puede cambiar todo el panorama.

 La degradación del … lleva mucho tiempo y los mexicanos de todos los colores hemos sido incapaces de corregir las monstruosas deformaciones, llevamos por lo menos medio siglo sabiendo de ellas sin encontrarles solución.

 Mientras tanto el mundo sí ha cambiado y de manera muy acelerada, si hubiésemos hecho correcciones sucesivas quizás la situación no sería tan apremiante.

 No estamos ante una reforma energética más, estamos ante una emergencia, que puede costarle al país muchísimos empleos y mermar los ingresos de millones d mexicanos. 

 Así hay que comunicarlo, ese es el primer punto, la emergencia.
 
 En la frontera norte de México se podría leer también Emiratos Arabes Unidos o Arabia Saudita.

 Así, mientras aquí las negativas son las reformas  iban y venían  el mundo energético cambió y la degradación de PEMEX continuó, vale la pena hacer el ejercicio de pensar  qué ocurriría si no hacemos una reforma de fondo.

 Felipe González, el expresidente español, repite con frecuencia que una de las consignas que más ayudaron a  la transición española rezaba con lo de  comer no se juega.

 Más allá de tecnicismos, esta reforma tiene que ver con lo de comer.

 Termino, estamos contra la pared, necesitamos cambiar nuestra lectura de muchos asuntos, recuperar el verdadero nacionalismo, en esa relectura de nosotros mismos hay que citar en el centro al ciudadano,  él es el eje que debe guiar la discusión, cada mujer que prende una hornilla, cada padre de familia que paga el recibo de luz, todos los empresarios que consumen energía, ellos deben de estar en el centro de esta discusión, se trata de que la ciudadanía se reapropie de los recursos que la nacionalización nos dio, lentamente a lo largo de 7 décadas la burocracia empresarial y la sindical se apropiaron de lo que no les corresponde.

 En el centro de la discusión del bienestar; el bienestar de todos los mexicanos que consumen gas y electricidad en sus hogares, gasolina, que son consumidores,  obligados de productos se llevan un impacto energético que trabajan en empresas que podrían desaparecer; Estados Unidos ya se está reindustrializando, los capitales regresan  a ese país en busca de energéticos baratos.

 Si no hacemos nada o nos quedamos a mitad del río, pronto veremos empresas  radicadas en México fugarse al norte, la relectura obligada pasa por nuestra imagen de fortaleza, la verdadera fortaleza en México radica en ampliar el horizonte y las reservas probadas, fortaleza sería no depender  de las importaciones de gas, de gasolinas, de petroquímicos, fortaleza sería lograr una salud financiera de nuestra empresa estatal que fuera tan competitiva como cualquier otra, que sea motivo de orgullo, por su eficiencia y por la transparencia en el manejo de los recursos de los mexicanos, fortaleza sería terminar con la destrucción  de riqueza que provoca el sector anualmente.
 En el siglo XXI toda nación  pasa por la inserción exitosa en la globalidad,  un país rico en energía de casi todo tipo esté hoy sangrando en el sector es vergonzoso.
 
 Alexis de Tocqueville sostenía que la fortaleza de las naciones también se siente en los sueños de sus ciudadanos, que los mexicanos podamos  soñar por las noches  con un país próspero, más justo, con la abundancia  de energía que tenemos, pero no explotamos un país líder mundial, un país con empleos dignos,  en lugar de vender petróleo, produzca patentes, esa es la meta, ese es el país deseable y posible está  hoy en manos de ustedes.

 Muchas gracias. (Aplausos)

 -EL C. SENADOR DAVID PENCHYNA GRUB: Muchísimas gracias don Federico Reyes  Heroles, en verdad le agradecemos nuestro agradecimiento por estar usted aquí al igual que nuestros otros invitados y para proseguir con el procedimiento  planteado desde en la mañana le daría el uso de la palabra al Senador Manuel Bartlett por el Partido del Trabajo hasta por seis minutos.

 Me ha pedido hacerlo desde su  lugar.

 Tiene usted la palabra, señor Senador.

 -EL C. SENADOR MANUEL BARTLETT DIAZ (Desde su escaño): Gracias.

 Ha sido muy interesante escuchar a don Federico Reyes Heroles que nos confiesa no ser experto, pero lo que nos ha presentado es una gran calidad de experto, me recuerda mucho al  discurso de su hermano, que ese sí es experto, desde luego no al discurso de su padre.

 El plantear que, la defensa del petróleo es. . .

(Sigue 12ª parte)
.....  El plantear que la defensa del petróleo es emocionante, que es un asunto que nos agobia como algo irracional, emocional, es parte del discurso, y parte del discurso norteamericano, ellos en los períodos nos dicen, bueno, estos mexicanos tienen una fijación emocional en el petróleo, y lo dicen ellos, imagínense ellos que tienen una fijación emocional militar, política, económica en el petróleo en donde esté, nada más que en este caso se trata del nuestro. 

Creo que lo que plantea Federico es la reforma constitucional, es decir, que apoya la reforma constitucional, o sea, el proyecto....entonces ya me perdí y me quita los minutos. Entonces decía yo que esta cuestión del petróleo como emocional es un argumento más, los Estados Unidos tienen una adicción al petróleo en donde esté, de manera que no vale utilizarlo.

Decía yo que entonces don Federico viene a apoyar a la reforma de Peña Nieto, o sea, claramente sería bueno entenderlo, quiere don Federico que se reforme la Constitución en el artículo 27 y 28. ¿Y qué es lo que ocurre, yo le preguntaría?  ¿Qué es lo que pasa cuando se reforma y se quita del artículo 27 y 28 la exclusividad del Estado en materia de energía de hidrocarburos y de electricidad, entra al mercado de libre comercio?  ¿Entra abiertamente a la competencia?

Yo quisiera preguntarle si sabe muy bien lo que ha estado diciendo "Lozoya", que con estas reformas que entrarán aquí las empresas transnacionales petroleras, precisamente estas grandes que el General Cárdenas sacó de aquí. 

Y yo le preguntaría: ¿Qué pasa con esas empresas, se les puede controlar? Si tenemos una clara experiencia y conocimientos a nivel mundial, ¿a esas empresas no se les puede controlar? Esas empresas son potencias, porque hablamos de una apreciable competencia con las transnacionales, aquí metidas.

Luego hay otro, esto que presenta como algo muy interesante, apasionante, incluso Noruega,  Noruega a mi me da mucha risa que presenten en el proyecto de desnacionalización petrolera a Noruega, Noruega es un país de seis millones de habitantes, en donde los empresarios pagan impuestos, pagan el 50 por ciento o más de impuestos, y en cambio aquí no pagan; y el problema que tenemos con Pemex es que a Pemex le quitan todos los recursos, le impiden ser una gran empresa, con todo y que aporta el 40 por ciento del presupuesto nacional, y le quitan porque no cobran impuestos.

Ahora Peña Nieto nos dice que va ahora sí a cobrar y a quitar los privilegios de los empresarios, y es una mentira, porque los que ya leímos vemos que le cambia de nombre a la consideración fiscal.

Entonces el gran problema es que quisiéramos ser como Noruega, que tal si pagamos el 50 por ciento a los empresarios, entonces van a dejar que Pemex tenga todos los recursos que le quitan para poder desarrollarse como gran empresa.

Yo creí que don Federico, dada su especialidad y transparencia nos iba a dar una conferencia sobre la corrupción brutal que existe en Pemex y en la Comisión Federal de Electricidad.  ¿Cuánto cuesta para toda una serie de conocimientos para definir cuánto cuesta la corrupción en Pemex, que empieza desde arriba, desde la Presidencia de la República hasta el último contrato en cualquier lado?

¿Cuánto cuesta la corrupción que vemos todos los días en la CFE? Eso seria muy interesante, lo otro ya nos lo platicó su hermano. La transparencia en Pemex y CFE nos daría una cantidad enorme de millones, nada más hallar una empresa al estilo Noruega, nada más que hay que sacar a los bandidos de ahí y establecer una política de honestidad en Pemex y en la CFE. Muchas gracias por su atención.

-EL C. SENADOR DAVID PENCHYNA GRUB:  Gracias, senador. En el orden establecido, cedo el uso de la palabra al senador Pablo Escudero, por el Partido Verde Ecologista de México, hasta por tres minutos.

-EL C. SENADOR PABLO ESCUDERO MORALES:  Gracias, señor presidente. Me bajo de la tribuna para poder ver a nuestro invitado, al doctor Reyes Heroles, al cual le agradezco que esté aquí con nosotros. Y antes quisiera hacer una reflexión y quisiera celebrar lo que está pasando en el Senado. Cuando uno sale a la calle platica con diferentes actores, con la ciudadanía, con los empresarios, con la gente: nos dice: diagnósticos, más diagnósticos de un tema que está tan discutido, y bueno a la mejor algunos tendrán razón.

Yo celebro que este Senado de la República haya decidido, en voz de sus presidentes, el senador Penchyna y el senador Burgos, abrir estos foros, estos foros a la discusión, al diálogo, al intercambio de ideas, y al debate que sin duda va a ayudar mucho.

Y bueno, quisiera hablar de la exposición que hizo el ingeniero Cárdenas, y ahí empiezan mis primeras preguntas doctor Heroles. Nos decía el ingeniero,  la inversión extranjera no es determinante para el crecimiento de algunos países de los que hemos hablado, yo creo que definitivamente sí es detonante la inversión extranjera, me gustaría oír su punto de vista.

Nos decía el ingeniero Cárdenas que era todo gracias a una política pública, por supuesto que yo no coincido con eso, también quisiera oír su punto de vista.

Luego nos decía el ingeniero Cárdenas Pemex ya fue a aguas profundas, ¿de verdad Pemex ya fue a aguas profundas? ¿Alguien puede considerar que Pemex, que México ya fue a aguas profundas?

La actividad del campo, de “Lutitas” ....en el foro de Texas, pozos perforados, nueve mil cien, México tres, alguien puede considerar que ya fuimos a aguas profundas y ultraprofundas, Golfo de México, Estados Unidos, 137 pozos perforados en aguas profundas, México seis. ¿De verdad alguien puede coincidir en que ya fuimos a aguas profundas?

La verdad, no, la verdad de las cosas que nosotros no podemos coincidir. Cuando uno empieza a revisar qué es lo que está sucediendo en el mundo, ¿cuáles son las discusiones en los foros del petróleo, en las ferias del petróleo, cuando se juntan los expertos, qué están analizando, a qué están dedicando su tiempo en el mundo?  No lo están haciendo a discutir contratos de inversión privada, es una discusión que ha quedado en el pasado.

Están hablando de tecnología, están hablando de cómo producir más, están hablando de las tasas de recuperación, están preocupados por ver cómo Rusia, cómo Irán, cómo Venezuela, Como Kuwait, sólo está recuperando el 20 por ciento de la producción; están poniendo la atención en Estados Unidos, en Canadá, en Noruega, en Reino Unido, para saber cómo le está haciendo para recuperar el 45 por ciento, de esos son las discusiones, de esos son los foros en el mundo.

Están discutiendo estas nuevas tecnologías, cómo hacer la recuperación secundaria, la recuperación terciaria, cómo ir a la inyección de CO2, cómo hacer cosas novedosas, con tecnología para seguir creciendo, eso es lo que está sucediendo en el mundo.

¿Cuál será doctor Reyes Heroles el costo para este país de no ir  a esta gran reforma?  Esa es la gran pregunta, ¿cuál será, qué opinión le merece?

Por último, doctor Reyes Horoles, gracias, señor presidente. Por último, las proyecciones, doctor Heroles, al 2020 nos dice: Irak está produciendo 2.5 millones, y nos dice que producirá 7.6 millones de barriles diarios en 2020; Canadá, crecimiento de 3.3 a 5.5; Brasil de 2 a 4.5, y así una tabla de países, y qué creen que nos dicen de México, México de 2.6 en el 2012, va a la baja para el 2020 en 2.3, es lamentable lo que pasa en este país, ojalá que podamos conocer también su opinión, doctor. Le reitero, gracias por estar aquí, es un placer escucharlo, lamento que algunos senadores tuvieran una expectativa diferente, pero venimos a hablar de temas técnicos, del petróleo. Gracias. (Aplausos).

-EL C. SENADOR DAVID PENCHYNA GRUB:  Muchas gracias, señor senador.  En el uso de la palabra, hasta por tres minutos, del Partido Verde Ecologista de México, concedo el uso de la palabra al diputado Ricardo Astudillo, a quien también le damos la bienvenida....

(Sigue 13ª. Parte)
 -EL C. PRESIDENTE SENADOR PENCHYNA GRUB: Muchas gracias, señor Senador.

 -En el uso de la palabra, hasta por 3 minutos, del Partido Verde Ecologista de México, concedo el uso de la palabra al Diputado Ricardo Astudillo, a quien también de damos la bienvenida.

 -EL C. DIPUTADO RICARDO ASTUDILLO SUAREZ: Muchas gracias, Presidente.

 Un reconocimiento, antes de tener mi intervención, a usted como Presidente de la Comisión del Senado, y también al Presidente Marco Antonio Bernal, de la Comisión de Energía en la Cámara de Diputados, por la coordinación de este ejercicio.

 Y, bueno, pues reconocer la exposición del doctor Federico, muy puntual y muy concreta.
 
  Se ha hablado aquí en anteriores ocasiones, este día, de que no hay que politizar este tema. Sin embargo, yo veo que se ha politizado, se habla de encuestas que no conocemos o que no existen, porque las únicas encuestas a las cuales nosotros hemos tenido acceso hablan de que arriba del 60 por ciento de los mexicanos están a favor de que se modifique y de que se reformen estos artículos.

 El no quererlo hacer, pues, es tener una mentalidad conservadora y no querer avanzar a la transformación de nuestro país.

 Hay un tema importante, antes de formular mi pregunta, doctor, que me parece muy importante señalarlo. Lástima que el ingeniero Cárdenas no está aquí para que nos hubiera comentado, dentro de la propia propuesta que presenta el PRD ¿Cuál será realmente la reducción de la carga fiscal, en la cual se va a ver reflejado hacia los mexicanos, en la propuesta que ellos están planteando?

 Y segundo.- Habló también el ingeniero de que hay números, que no sabía de dónde los sacaban. Bueno, pues yo creo que el número que tenemos que tener muy claro los mexicanos es cero, cero el número de barriles de extracción en aguas profundas en nuestro país. Creo que ese será el número que nos tiene que mover, y el número que nos tiene que impulsar para poder tener mayores alternativas dentro de nuestro país, que seguramente será un tema que discutiremos en las comisiones, tanto del Senado como de Cámara de Diputados.

 Y, bueno, mi pregunta concreta, doctor, sería ¿Si usted, en caso de que no se aprobara la reforma en los términos que se plantea, ve o vislumbra alguna otra forma de crear cerca de 500 mil empleos en este sexenio, cerca de 2 millones de empleos parea el año 2025, con un crecimiento aproximadamente del 1 por ciento? y ¿Cuáles serían esas alternativas?

 Y por último también, conocer su opinión. Usted habló, aquí en esta exposición, de que todo lo que tiene que ver con el sistema de producción a nivel global, sea modificado.

 Estados Unidos ha sido, prácticamente, punta de lanza, en lo que tiene que ver con la producción.

 ¿Qué opinión nos daría en el tema de lo que se ha expuesto también, alguna propuesta que ha planteado Andrés Manuel López Obrador, en el tema de construir refinerías a lo largo y ancho del país en vez de invertirlo en los servicios que hoy están necesitando todos mexicanos y que es transporte, salud, educación, y que esa debería ser la verdadera encuesta, el bienestar de todos los mexicanos para poder, en las comisiones, determinar puntualmente qué es lo mejor para nuestro país?

 Muchas gracias, doctor.

 -EL C. PRESIDENTE SENADOR PENCHYNA GRUB: Gracias, Diputado Astudillo.

 -Por parte del Partido de la Revolución Democrática, concedo el uso de la palabra al Senador Zoé Robledo, hasta por 3 minutos.

 ¿Desea hacerlo desde su espacio?

 -EL C. SENADOR ZOE ROBLEDO ABURTO: Sí, señor Presidente.

 -EL C. PRESIDENTE SENADOR PENCHYNA GRUB: Adelante, señor Senador.

 -EL C. SENADOR ZOE ROBLEDO ABURTO: Muchas gracias, Senador-Presidente.

 Primero, agradecer y dar la bienvenida a nuestros invitados a estos foros, a Federico Reyes Heroles, a Juan Pardinas, y muy particularmente, el hecho de que, y se ha argumentado mucho por parte del Gobierno Federal, de vincular esta  reforma a la constitución, esta pretensión con el hecho de generarle más ganancias a PEMEX, pues, no significa en automático, me parece, que se incremente la calidad de sus acciones, ni la calidad de sus decisiones, de la eficiencia que se busca tener, ni mucho menos de sus actos y la transparencia de los mismos.

 Varias experiencias nos han llevado a que un gobierno, con mayores recursos y con poca transparencia, es siempre proclive a enmascarar sus propios errores y a ocultar costos excesivos y a ocultar la propia corrupción.

 Por eso es que nosotros, en el PRD, consideramos que no hace falta la reforma a la constitución para ir a una verdadera reforma energética.

 Y el punto particular tiene que ver con que el gobierno ha sido incapaz de decir: ¿Para qué quiere la reforma energética? Es decir ¿Más recursos para qué? Más allá de lo que dicen los spot de manera muy marginal.

 Es decir. ¿Cuáles son, verdaderamente, los problemas que enfrentamos como nación, a los cuales se va a dedicar los recursos que podrían generarse de esta reforma?

 En ese sentido, la pregunta particular sería ¿Cuáles serían los mecanismos y las prácticas internacionales que pudieran servir para transparentar el ejercicio de esos recursos?

 Por supuesto que en ambas, incluso, también en nuestra Iniciativa se propone, y lo que se busca es generar más recursos, nada más que nosotros estamos planteando una serie de mecanismos de transparencia para el ejercicio, y de combate a la corrupción, sobre todo, porque en todas las prácticas internacionales que se han señalado el día de hoy, siempre obvian en decir: que ni la carga fiscal era la misma, ni tenían un sindicato tan corrupto como el que tenemos actualmente.

 A final de cuentas, los recursos del petróleo han servido en nuestro país para todo: para tapar boquetes fiscales, para aumentar burocracias, para consentir empresas y sindicatos, para ganar simpatías políticas y electorales, para subsidiar la gasolina, también para apaciguar gobiernos y a gobernadores, bueno, incluso han servido para infraestructura y para investigación en materia petrolera, esa es como una gran sorpresa.

 Entonces, sí creo que para que estos foros, a final de cuentas tengan una gran utilidad como se espera, tenemos que voltear a ver de manera mucho más honesta las experiencias internacionales en materia de transparencia y corrupción porque, más allá de generar más recursos para la paraestatal, pues lo que se busca es que esos recursos sean transparentes, eficientes, y sirvan también para combatir la corrupción.

 Es cuanto.

 -EL C. PRESIDENTE SENADOR BURGOS GARCIA: Muchas gracias, señor Senador Zoé Robledo.

 En uso de la tribuna, la Senadora Dolores Padierna.

 -LA C. SENADORA DOLORES PADIERNA LUNA: Bienvenidos.

 Muchísimas gracias.

 Como usted está enterado, en el paquete hacendario fue incluida una nueva Ley de Ingresos de los Hidrocarburos, en ella se incluyen los contratos de utilidad compartida, que como su nombre lo dice: la utilidad se va a compartir con los privados.

 Una utilidad al 100 por ciento, que es hoy totalmente de la nación, es decir, una utilidad 100 por ciento de la nación, asciende, antes de impuestos, a 89 mil millones de dólares. Ocupamos el segundo país en el mundo en ingresos petroleros.

 De aprobarse la Iniciativa, al menos 50 por ciento de las utilidades se compartirían con privados, lo que va a implicar una enorme pérdida a las finanzas públicas, que por cierto el Ejecutivo no incluye esa prospección en su Iniciativa.

 El Estado ya sólo recibirá regalías entre 5 y 10 por ciento.

 Las utilidades dependen de los costos. PEMEX hoy tiene uno de los costos más bajos del mundo, a penas entre 6 u 8 dólares por barril.

 En la propuesta del Ejecutivo, los costos se fijan por las petroleras privadas, y el Estado va a tener 2 opciones: aceptar los precios, perdón, los costos que pongan las petroleras, que normalmente siempre están sobre estimados, si se hace el análisis en todos los países, en todos los países hay una sobre estimación de los costos, inflan los costos.

 ¿Los puede aceptar? O bien, no aceptarlos y litigar, lo cual también eleva los costos.

 Entonces, la utilidad, en cualquier escenario se ve reducida a través de este esquema, y además de ser reducida, se va a compartir.

 El gobierno no explica el impacto de estas medidas, y yo le quiero preguntar, porque lo sigo en sus comentarios, en los medios de comunicación ¿Por qué usted justifica los cambios a la constitución, como lo ha expuesto, afirmando que PEMEX está quebrada, si es la segunda empresa más rentable del mundo?

 Y ¿Cómo se podría justificar esta posición en cifras?

 Por otro lado, usted hizo una pregunta crucial. ¿Qué se hace con los excedentes petroleros…

(Sigue 14ª parte)

Calendario

Noviembre 2020
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
26 27 28 29 30 31 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 1 2 3 4 5 6