Senado de la República

COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL

Pregunta (P). Señor, podríamos empezar por el lado del crimen organizado que sigue en su apogeo, y por más que nos dicen que ha disminuido o que ya es menos, todo indica que va en crecimiento, incluso, hoy se menciona que aparecieron, que se incrementaron en un 700 por ciento las narcopistas existentes en el país, ¿qué opina señor se esto?

Carlos Navarrete Ruiz (CNR). Bueno, nosotros lo venimos diciendo y lo hemos reiterado una y otra vez, que la estrategia aplicada en México en los últimos años, para enfrentar un fenómeno globalizado como es el tráfico de drogas, es una estrategia parcial, incompleta, insuficiente, para el tamaño del reto que tenemos. Hemos venido diciendo que una estrategia que pretende evitar el trasiego de drogas de territorio mexicano al norteamericano, y pretende enfrentar con la fuerza del Estado, del Ejército, de la PFP, de la Marina, a las bandas del crimen organizado, solamente, es una estrategia inviable que a través de los años está demostrando que no tiene posibilidades de triunfo.

Un elemento extra, mañana aquí en el patio de Xicoténcatl se va a llevar a cabo un seminario sobre el lavado de dinero y mañana vamos a evaluar, no quiero adelantar lo que mañana trataremos, pero vamos a evaluar cómo los instrumentos que en otros países han funcionado para frenar en verdad la actividad de las bandas delictivas, en México es un instrumento no utilizado, es un instrumento solamente enunciado de lo que no está en las manos de las autoridades para enfrentar con más eficacia a los cárteles, que es afectar su sustento económico- financiero.

En México el lavado de dinero es enorme, fluyen por la economía mexicana miles de millones de dólares producto de la venta de estupefacientes en el país, y fuera del país. Hay estados de la República en donde el florecimiento de sus economías locales sólo se puede explicar por la inyección de muchos millones de pesos producto del lavado, producto del crimen organizado.

Y está claro que sólo pretender enfrentar este fenómeno con violencia, deteniendo capos, enfrentando al Ejército con las bandas en las carreteras, en los pueblos, en las ciudades, ha sido no solamente insuficiente, sino generador de una escalada de violencia cada día mayor, que no cesa en estados de la República muy determinados por cierto. El norte del país sigue siendo un escenario de enfrentamiento armado entre las Fuerzas del Estado mexicano y las bandas del crimen organizado, sin que por ello disminuya ni el consumo, ni el tráfico, ni se disminuya la cantidad de drogas que pasan por la frontera norte, por cielo, mar y tierra, hacia territorio norteamericano.

Por lo tanto, está claro que esta estrategia es insuficiente, es limitada frente al fenómeno y que el gobierno de México está en una especie de tobogán, en un resbaladizo tobogán, hacia una derrota que al final del sexenio, va a ser muy clara y totalmente cuantificable.

P. Senador, buena tarde. En otro tema, a mí me gustaría preguntarle sobre éste… si me permite el término, descalabro, en Baja California Sur, sobre todo después de haber gobernado su partido por 12 años y queda no sólo como perdedor, sino en la tercera fuerza. Senador, ¿qué lectura le da a esto? Y hay voces que dicen que esta derrota terrible allá en Baja California urge a la salida ya de Jesús Ortega de la dirigencia nacional, ¿comparte esta lectura? Y si es esa sería la solución. Gracias.

CNR. A ver quizá quienes digan eso, no sé quiénes lo digan, están un poco desinformados, estamos en pleno proceso de renovación de la dirigencia nacional, el 19 de marzo elegiremos nueva dirigencia nacional en el Consejo Nacional del PRD. Por lo tanto eso no está en discusión, eso está en el camino ya, independientemente ya de Baja California Sur, e independientemente de Guerrero, porque hace ocho día todo el mundo había dicho que la dirigencia nacional había salido muy fortalecida de la elección de Guerrero, pero como los analistas de café son de corta memoria, ocho día después pueden estar analizando estas cosas de manera totalmente separada.

Ahora, ¿cuál es mi interpretación de lo de Baja California Sur? Muy simple, en política suele decirse que no hay sorpresas, sino sorprendidos. Quienes se hayan sorprendido por lo que pasó en Baja California Sur, pues es que no tenían la información suficiente, en Baja California Sur estaba previsto un resultado de esta naturaleza, por todo lo que ocurrió en el estado, el candidato nuestro que ya era candidato, que tenía 15 días de ser designado candidato a la gubernatura por el PRD, en un giro inesperado y sorpresivo para nosotros, un día nos amaneció siendo candidato del PAN.

No es que no lo hayamos hecho candidato eh, ya era candidato del PRD, ¿y por qué lo era? Porque era el mejor posicionado de todos los aspirantes en Baja California Sur, del PRI, del PAN y del PRD, porque tenía una intención del voto del 42 por ciento en aquel momento, por encima de todos los aspirantes perredistas y por encima de los aspirantes panistas y priistas.

Había sido funcionario estatal, presidente municipal de su tierra, diputado federal, un hombre muy conocido en el estado, con buena imagen, y la gente de Baja California lo hacía ya gobernador por las siglas del PRD y tenía, insisto, 42 por ciento de la intención del voto.

Empezó con 42 por ciento en la intención del voto y terminó con 40.8, qué sorpresa ¿no? Nosotros empezamos la campaña con nuestro candidato emergente, con el 19 por ciento en la intención del voto, terminamos con el 21, después de la campaña intensa que hicimos.

No hay ninguna sorpresa, los bajacalifornianos querían a Covarrubias de gobernador, y lo querían por el PRD, y cuando él se decidió cambiar al PAN, votaron por el PAN para hacerlo gobernador, bueno, seguramente habremos cometido muchos errores nosotros, habría que evaluarlo, va a ser necesario hacer una evaluación integral en Baja California Sur, ahí estaremos acompañando a nuestros compañeros para evaluar lo que ocurrió y en un proceso democrático se gana o se pierde.

Hace 15 días ganamos en Guerrero contundentemente, porque cometimos muy pocos errores, el PRI cometió más y ganamos, y en Baja California Sur los errores fueron a costa nuestra y perdimos, así son las cosas.

P. Senador, buenas tardes, dos preguntas. Hoy aparece un desplegado de organismos empresariales llamándolos a que aterricen esas reformas de seguridad, ¿usted lo considera como una presión o es un reclamo legítimo de la iniciativa privada? Esa sería la primera.

Y la segunda, ya estamos a 8 de febrero, falta ya casi un mes para la renovación de la dirigencia del PRD… mes y medio… Lázaro Cárdenas Batel no ha manifestado que sí le interesa esta dirigencia de unidad, se menciona su nombre, ¿usted sí está interesado en participar en esta contienda interna para la renovación de la dirigencia?

CNR. A ver, las dos preguntas. La primera, no, no lo considero una presión indebida, en este país hay libertad de opinión de todo el mundo, en forma individual o de manera colectiva, los empresarios agrupados en sus organizaciones tienen una opinión que es respetable y que hay que estar atento a lo que ellos dicen, pero de ninguna manera el Congreso se siente ni presionado ni con una acción ilegítima por parte de un grupo que tiene intereses en el país respecto a las reformas que el Congreso tiene que hacer.

El Congreso tiene que hacer reformas escuchando a todos, evaluando todas las circunstancias y logrando los acuerdos necesarios en un Congreso en el que ninguna fuerza política tiene mayoría por sí misma, y por lo tanto, hay que construir los acuerdos de muy diversas maneras.

A ver, en el segundo tema, te agradezco que me hagas la pregunta tan directa, porque me permite hacer una respuesta muy directa: yo no soy aspirante a la presidencia nacional del PRD, agradezco a mis compañeros del PRD que mencionan mi nombre, que colocan mi nombre encima de una mesa, les agradezco profundamente su confianza y su propuesta

Pero yo no estoy encartado entre los nombres que el PRD tiene que barajar de aquí al 19 de marzo. Yo he sido dirigente nacional durante nueve años, fui secretario de planeación en el Comité Ejecutivo que dirigió Andrés Manuel López Obrador, fui tres años vocero oficial del PRD y secretario de comunicación en el Comité Ejecutivo que dirigió Amalia García, fui dos años y medio secretario general nacional del PRD, primero con Rosario Robles como presidenta y luego con Leonel Godoy como presidente interino.

Y en marzo del 2005 terminó mi ciclo de dirigente partidario después de nueve años de estar en el Comité Ejecutivo Nacional, me fui a mi despacho a trabajar unos meses y un año después fui elegido senador de la República en 2006, por lo tanto, yo sé lo que es el PRD, sé las enormes responsabilidades que tiene un dirigente nacional, valoro que ésta es una responsabilidad para otros compañeros que tienen capacidad, liderazgo, trayectoria y ganas de ser tomados en cuenta.

Y voy a ayudarle a mi partido con todo lo que pueda para que el 19 de marzo se procese una buena elección en el Consejo Nacional que mucha falta nos hace, para que tengamos una presidencia, una secretaría general, una Comisión Política, un Consejo adecuadamente integrado, órganos nacionales integrados, que de inmediato se pongan a trabajar rumbo al 2012, que atiendan la elección del Estado de México, de Nayarit, de Coahuila, de Hidalgo, de Michoacán en Noviembre, y que preparen el proceso de selección de nuestros candidatos en el 2012, empezando por nuestro candidato a la presidencia de la República y siguiendo con el resto de cargos.

Es una alta responsabilidad para quien vaya a ser elegido, pero, insisto, no soy aspirante a la presidencia, no estoy entre los nombres para ser valorados, se lo he dicho a todos mis compañeros del PRD, de todas las corrientes internas, se lo he comentado a gobernadores del PRD, se lo he informado a mis compañeros senadores de la República, es decir que los que van a tener que reunirse en el Consejo Nacional para votar, ahí estaré yo para aportar mi voto, saben que yo tengo otra ruta política diferente, que estoy concentrado en este momento en los trabajos del Senado de la República y que a finales de año, cuando mi partido abra la convocatoria para los aspirantes a diversos cargos de elección popular, me pondré a disposición de mi partido para buscar la Jefatura del Gobierno del Distrito Federal.

Lo digo con claridad y sin tapadismos de ninguna naturaleza. Tengo otra ruta política, quiero serle útil a mi partido en la capital del país, hay muchos aspirantes, todos respetables, vamos a platicar entre ellos, ya inicié conversaciones con todos ellos, me he reunido ya con varios aspirantes a platicar el tema del DF, seguiré hablando con otros más y por lo pronto me concentraré en el trabajo en el Senado de la República y el próximo presidente del PRD contará con mi respaldo y mi apoyo para enfrentar bien esta tarea dirigente.

P. Buenas tardes senador, ¿usted coincide con el presidente nacional del PAN, Gustavo Madero que el fenómeno (inaudible) tiene encantada a la sociedad, que por eso han votado de manera masiva estas alianzas en 60 por ciento y que cuando ustedes no van juntos la votación cae?

CNR. Bueno, yo sé que los dirigentes nacionales han evaluado el impacto de las alianzas, en mi partido hay un debate, todo mundo lo sabe, en mi partido hay un debate: hay quienes las consideran exitosas a la luz de lo que pasó en Oaxaca, en Puebla, en Sinaloa e incluso con la característica de Guerrero.

Hay quienes piensan que es un gran error del PRD, que nos estamos desdibujando en nuestro perfil político ideológico, que estamos mandando un mensaje de confusión, hay quienes piensan que las alianzas deben ser suspendidas ya, y quienes piensan que deben ser profundizadas.

No voy a entrar a ese debate, yo estoy muy atento de las opiniones que en mi partido se están dando y lo que sí sé es que la próxima dirigencia que sea elegible en marzo va a tener que tomar una decisión junto con el Consejo Nacional porque no podemos prolongar esta indefinición o este debate interno por demasiado tiempo. Hay que arreglarlo y arreglarlo bien para que al llegar 2012 no haya duda de la estrategia que el PRD va a aplicar rumbo a la Presidencia de la República.

R. Senador, yo le quiero preguntar si tiene alguna opinión concreta en este caso de Carmen Aristegui y el rumor este que pudo haber presionado Presidencia con el tema de las concesiones, y por otro lado preguntarle con este fenómeno de Egipto se anuncia que quizá el petróleo podría subir y sería 35 por ciento más del previsto en México, lo cual beneficiaría principalmente a los gobernadores, ¿usted siente que esto podría ser así y si ustedes estarían muy pendientes de los excesos que pudieran cometer los gobernadores?

CNR. A ver, en el primer caso: vamos a extrañar la voz de Carmen Aristegui todas las mañanas en un medio de comunicación radiofónico. La voz de Carmen es una voz indispensable en la pluralidad política de México y en la pluralidad informativa.

Cada vez que por algún incidente o por algún hecho Carmen Aristegui deja de estar frente a los micrófonos, el país pierde una voz muy importante, y por lo tanto no puedo sino lamentar que esto haya ocurrido.

Los detalles de lo ocurrido no sé, me llegan retazos de versiones de muy diverso tipo, conozco la versión de la empresa, no conozco otras versiones ni de la propia Carmen todavía, espero que pronto tengamos una versión de ella, pero estaré atento porque México requiere que su pluralidad se refleje en todos los ámbitos de su vida, en el Congreso, en los partidos, en los gobiernos, en los medios de comunicación.

Nadie querría que México regresara a medios monocolores o con una sola visión o una sola interpretación de lo que está ocurriendo en la realidad política mexicana, y Carmen es parte de esta pluralidad como lo son otros destacados periodistas que están en la televisión, que están en la radio y están en la prensa escrita, por lo tanto, voy a mantenerme muy atento a los acontecimientos y solidario con Carmen y con su voz, insisto, a partir de que ya no está en las mañanas está siendo extrañada por muchísimos mexicanos.

En el segundo tema, no nos alegremos del todo por el incremento del precio del petróleo, porque si solamente se ve una parte uno puede dar saltos de gusto diciendo que lo que el Congreso presupuestó, Cámara de Diputados, de ingreso por vía de venta del petróleo se va a levantar hacia niveles enormes por la crisis en Egipto y en esta parte del mundo, pero no hay que olvidar que nosotros importamos gasolinas y que una parte de lo que percibimos por la vía de únicamente del precio del petróleo que vendemos lo pagamos por la vía de las gasolinas más caras que tenemos que importar, y segundo, cuando se descontrolan los precios del petróleo en el mercado mundial, los países exportadores les impacta en su economía local, en sus costos y en sus precios de los productos que nosotros importamos; o sea, por un lado recibimos más dólares porque el precio del barril se incrementa y por otro lado pagamos más dólares por la gasolina que importamos y por un conjunto de productos que se nos va también a las nubes.

No es bueno para el mundo y no es bueno para México que haya un descontrol de los precios generados por una revuelta cívica en Egipto, o por el riesgo de que el Canal de Suez pudiera ser bloqueado o tuviera algún problema y se interrumpiera el flujo de petróleo a otras partes del mundo.

Ahí hay que ser muy cuidadosos y no echar las campanas a vuelo y, sobre todo, por la última parte de tu pregunta, espero que nadie, ningún gobernador esté haciendo cuentas alegres de lo que va a hacer, porque le va a pasar lo que al cuento de la vaca: querer hacer quesos ya cuando todavía no da leche la vaca, pues es un grave error.

No hay ningún presupuesto extra ni ninguna bolsa lista para repartirse entre gobernadores ni nada por el estilo, no hay todavía. Hay que ser prudentes, hay un Presupuesto de Egresos que hay que respetar en su gasto escrupulosamente.

P. Oiga senador, preguntarle tres cosas: la iniciativa privada, como ya nos comentaba, pide reformas para crecer más. ¿Habría el compromiso de parte del Senado de la República para aprobar estas reformas? Yo sé que usted y a lo mejor nos dijo que no se siente presionado, pero ¿habría un compromiso de hacer reformas?, por un lado.

El segundo tema: ¿entonces usted no va por la dirigencia, pero sí va por el gobierno del Distrito Federal?

CNR. Así lo he dicho.

P. Y el tercero: ¿qué pasará con la unidad del partido si Lázaro Cárdenas Batel dice que no a la dirigencia?

CNR. Tanto no sé, no podría decirlo, ¿no? Ojalá y tuviera una bola de cristal para determinar qué va a pasar de aquí al 19 de marzo. Lo único que digo es de que hay que multiplicar el diálogo interno, la convivencia entre las diversas expresiones y liderazgos, las consultas mutuas, hay que hacer mucha política, más política dentro del PRD, mucho diálogo, mucho contacto con todas las opiniones, valorar todas las opiniones y los nombres que se coloquen sobre la mesa, ahí no está el mío está perfectamente claro, pero tenemos una media docena de nombres que pueden ser valorados, y en este mes y medio deberá hacerse un esfuerzo intenso de diálogo, de escucharnos, de procesar los consensos, de lograr una dirigencia que unifique al PRD y que se ponga a trabajar hacia el futuro.

Y en la primera parte de tu pregunta: mira, a mí me gustarían muchas cosas que pasaran en el Congreso, trabajo por ello, pero sé que los consensos en el Congreso requieren de esfuerzo y de trabajo intenso, que nadie automáticamente puede pedir al Congreso que apruebe una lista de reformas como si fuera menú de restaurant, como si en el congreso no hubiera esta pluralidad que obliga a un acuerdo permanente a todas las fuerzas políticas.

Es como si yo le pidiera al sector privado que por qué no crean dos millones de empleos al año, que sería bueno que ya nos empezaran a cumplir, como si fuera un asunto de petición simplemente para que empezaran a abrirse empresas, negocios, empleos, pero no es tan sencillo, tiene que ver con muchos factores al respecto.

Pero yo soy receptivo a las opiniones del sector privado, soy receptivo a las preocupaciones de los empresarios y desde luego que la agenda del PRD en el Senado necesita escuchar a todos los sectores para multiplicar el esfuerzo de la creación de consensos para las reformas que se requieren.

Última pregunta.

P. Señor, nada más una precisión, ¿entonces llegue quien llegue en marzo, lo que se está planteando es una revisión de la política de alianzas? ¿Se está considerando que se puede estar afectando más que ayudar al PRD?

CNR. No lo sé, hay un debate interno, es lo que quiero expresar. Desde hace meses se ha abierto un debate interno, a veces bastante álgido, entre quienes piensan que las alianzas nos benefician y quienes piensan que las alianzas nos perjudican.

Hay legitimidad en ambas posiciones, hay que sabernos escuchar las razones de cada quien. Hay una evaluación positiva de algunos y negativa de otros de lo que pasó de julio para acá, de julio del año pasado.

El PRD no puede llegar a la elección del 2012 con este debate interno sin resolver. El PRD no puede procesar sus candidaturas en el 2012 sin unificar su posición respecto a si las alianzas sí o si las alianzas no en los términos que se han llevado a cabo.

Por eso digo que la próxima dirigencia nacional del PRD tiene entre sus tareas inmediatas atender el paquete electoral de varios estados de la República, pero al mismo tiempo procesar internamente este debate y resolverlo para tener una posición común, única en esta materia.

Y en eso hay que ayudar a la próxima dirigencia nacional, vaya a ser quien sea el presidente y el secretario general o secretaria general.

Gracias muchachos.

0-0-0