Senado de la República

COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL

Versión estenográfica de la participación del senador Ricardo Monreal Ávila, presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, en la Primera Sesión Virtual de la Jornada Informativa del T-MEC, organizada por la Secretaría de Economía. 

 

Con gran entusiasmo, celebro la realización de esta Jornada Informativa del T-MEC —a casi un año de la entrada en vigor de este instrumento—, que a lo largo de sus cuatro sesiones virtuales buscará profundizar en el conocimiento técnico del tratado comercial de mayor trascendencia para México, y abordar la normativa vinculada directamente con el quehacer legislativo.

Agradezco la presencia de la maestra Tatiana Clouthier, secretaria de Economía. Y a la doctora Luz María de la Mora, subsecretaria de comercio Exterior del Gobierno Federal y a quienes integran sus equipos de trabajo, y también las inquietudes y las preocupaciones de las senadoras y de los senadores que han estado muy atentos a todo el proceso que estamos llevando a cabo.

 

La comunicación que hemos procurado en este espacio, es un ejemplo de cooperación y colaboración entre Poderes de la Unión, que se debe fomentar a fin de configurar una sinergia que mejore el entendimiento de nuestros instrumentos internacionales, para que así se puedan cumplir de mejor manera los compromisos que ha adquirido el Estado mexicano con el exterior.

 

Sin duda, el T-MEC es un pilar fundamental en la estrategia del Gobierno del Presidente López Obrador, como motor económico y generador de bienestar social para las mexicanas, para los mexicanos de esta generación y de las venideras.

 

Desde el día uno del desempeño de nuestras responsabilidades, las senadoras y los senadores de la actual Legislatura, nos avocamos a dar seguimiento con especial atención al curso de las negociaciones del T-MEC, para lograr un instrumento de coordinación regional que reflejara el anhelo de quienes exigieron un nombre de un proceso que nos parecía interesante; pero también un proceso que muchos dudábamos que concluyera bien.

 

Y, por eso ahora, a un año de distancia, este es un buen momento para que desarrollemos una plataforma de análisis y revisión de la competitividad y del avance que ha tenido el T-MEC; de nuestra necesidad de fortalecer las cadenas de valor y permitir que los beneficios de la integración productiva trilateral, realmente impacten de manera favorable a los sectores de mayor vulnerabilidad y marginación, y que fueron excluidos por los gobiernos neoliberales.

 

Era evidente que el TLCAN frente a las dinámicas comerciales del siglo XXI, fueran ya superadas. Y ahora en el T-MEC se incorporen nuevas herramientas, como las digitales y los sistemas de comunicación en el espacio virtual, y cuya participación es fundamental en la previsión del futuro de los tres países, en un acuerdo extraordinariamente bueno para los tres, y con éxito en la negociación.

 

Por eso, el T-MEC es una plataforma modernizada, bajo una visión que tiene por propósito renovar la protección de los derechos laborales, de la propiedad industrial y del libre comercio.

 

De esta manera, los frutos del intenso trabajo legislativo que desarrollamos en el seno del Senado, fueron la aprobación del protocolo por el que se sustituye al Tratado de Libre Comercio de América del Norte; por el Tratado entre los Estados Unidos Mexicanos, los Estados Unidos de América y Canadá; mejor conocido como T-MEC.

 

Y, sus seis acuerdos paralelos entre nuestro país y la Unión Americana; además de la adecuación del marco legal nacional en materia de impuestos al comercio exterior, a la propiedad industrial, infraestructura de la calidad y derechos de autor con la intención de estar preparados para su plena implementación.

 

Con esas acciones decisivas, México envió una señal de confiabilidad a sus socios comerciales, regionales y del mundo, y abrió nuevas áreas de oportunidad en América del Norte en beneficio de las personas emprendedoras, inversionistas y consumidoras, al incluir reglamentaciones al comercio digital; las MIPyMES y la competitividad, así como la administración aduanera y la facilitación comercial; sin soslayar que los acuerdos en la materia laboral ambiental, anticorrupción y buenas prácticas regulatorias, darán un impulso hacia una economía más social e incluyente.

 

Por eso es importante destacar que el T-MEC significa para México un instrumento mucho más poderoso para la defensa de sus intereses comerciales, frente a sus socios, evitando que se tomen decisiones unilaterales en perjuicio de uno o más países parte. Un escenario que experimentamos anteriormente.

 

No obstante, gracias a los implementos, instrumentos legales emanados del nuevo Tratado, hoy contamos con alternativas eficaces para hacer valer los acuerdos; siempre privilegiando el diálogo, en primera instancia, pero pudiendo llegar a la aplicación de medidas de retroalimentación y de conciliación, en caso de que la cooperación y la buena voluntad no sean suficientes para disuadir conductas desleales o ventajosas.

 

A pesar del gran avance y conocimiento que actualmente se tiene sobre el T-MEC, se trata de un instrumento tan amplio, complejo, con múltiples implicaciones para el desarrollo económico, comercial y financiero de México; que incide en una amplia diversidad de materias que resulta necesario continuar profundizando en su comprensión y en sus alcances.

 

En este contexto, celebro la realización de esta jornada informativa del T-MEC, cuya primera sesión se concentrará en clarificar aspectos generales del tratado y las principales disposiciones que hacen de esta herramienta insigne de la política comercial de México un instrumento apegado a la realidad económica global y a la dinámica imperante en el comercio internacional en el presente siglo.

 

La sesión dos se centrará en el análisis de las disposiciones que el T-MEC contiene sobre comercio digital y en las nuevas disciplinas que este último incorpora.

 

También se abordará la regulación para facilitar el comercio de servicios entre los tres países, evitando que los proveedores padezcan tratos discriminatorios y se impongan barreras que distorsionen el comercio.

 

En la tercera sesión, se profundizará el estudio del capítulo de medidas sanitarias y fitosanitarias fundamentales para México, en virtud de que en el ámbito del comercio de productos agroalimentarios nuestras exportaciones han tenido mayor crecimiento que el promedio de las exportaciones totales durante el periodo de vigencia del TLCAN y los Estados Unidos de América, y siguen siendo el principal mercado para el sector agroalimentario de nuestro país, por lo que resulta pertinente clarificar el contenido normativo de este aspecto y de este rubro.

 

Finalmente, en la Sesión 4 se analizará el capítulo dedicado a la inversión, sobre el que recae la actualización del marco jurídico en materia de protección a inversionistas de América del Norte, que prevé mecanismos mediante los cuales los inversionistas extranjeros podrán solucionar las diferencias que surjan por la supuesta violación de las disposiciones del Tratado.

 

Este esfuerzo intelectual, lo vamos a llevar a cabo gracias a la cooperación y atención de la Secretaria de Economía. Gracias, Secretaria.

 

Están conectados varios senadores, muchos senadores que están muy interesados para darle continuidad a los trabajos que aprobamos en el T-MEC y que están muy pendientes de la eficacia que este represente, en la cristalización de los objetivos que nos propusimos al aprobar este Tratado internacional.

 

Me parece muy importante mencionar que está el senador Armenta, la senadora Margarita Valdés, la senadora Lucía Trasviña, la senadora Beatriz Paredes, el senador Daniel Gutiérrez, el senador Héctor Vasconcelos, en senador Gilberto Herrera, la senadora Jesusa Rodríguez, el senador Américo Villarreal, Verónica Camino, Daniel, María Merced, la senadora Martha Guerrero, José Ramón Herrera, Alejandro Armenta, Héctor Vasconcelos y también Julio Menchaca, Gloria Sánchez, Eva Galaz.

 

Y, por eso es muy importante que arranquemos.

 

Serán cuatro sesiones, están invitados todos, esa es la indicación. Hay una Comisión de Seguimiento también del T-MEC, que preside la senadora Claudia Ruiz Massieu.

 

Y también está la senadora Nestora. Es decir, Tatiana, hay mucho interés de todos los senadores y senadoras de darle seguimiento al T-MEC.

 

Así es que adelante, estimada Secretaria de Economía, estamos escuchándote para arrancar la primera sesión. Son cuatro miércoles, cuatro sesiones a esta hora; después de la presentación, en esta ocasión de la Subsecretaria, habrá una ronda de preguntas y respuestas, Luz María de la Mora, que ha estado muy atenta y muy pendiente de todo el desarrollo de este instrumento internacional.

 

Adelante, estimada Tatiana.