Senado de la República

COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL

Versión estenográfica del mensaje del presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República, senador Eduardo Ramírez, al recibir en Sesión Solemne semipresencial al Presidente de la República Argentina, Alberto Fernández, en esta Soberanía.


Damos inicio a esta Sesión Solemne para recibir la visita del licenciado Alberto Fernández, presidente de la República de Argentina.

Para el Senado de la República, es un honor recibir la visita del presidente de Argentina. La Cámara de Senadores del Honorable Congreso de la Unión de los Estados Unidos Mexicanos, expresa la más cordial bienvenida al presidente de la República Argentina.

Señor presidente, licenciado Alberto Fernández:

Sea usted bienvenido a esa Sesión Solemne del Senado de la República.

Celebramos esta sesión con el ánimo de continuar la consolidación desde el ámbito parlamentario, de una relación que es estratégica para nuestros países.

Doy también la bienvenida a la comitiva que acompaña al presidente, en especial al excelentísimo señor Felipe Solá, ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto.

Excelentísimo señor Carlos Alfonso Tomada, embajador de Argentina en México.

Señor Julio Vitobello, secretario general de la Presidencia de la Nación.

Señor Juan Pablo Biondi, secretario de Comunicación y Prensa.

Señora Cecilia Todesca, vicejefa de Gabinete y Asesora Presidencial.

Diputado Carlos Selva, diputado nacional.

Señor Ricardo Forster, asesor presidencial.

Igualmente, saludo la presencia del vicepresidente de la Cámara de Diputados, Xavier Azuara Zúñiga, quien asiste con la representación de la presidenta de esa Cámara.

Asimismo, doy la bienvenida al licenciado Marcelo Ebrard Casaubón, secretario de Relaciones Exteriores.

Al maestro Maximiliano Reyes Zúñiga, subsecretario para América Latina y el Caribe.

A la doctora Laura Elena Carrillo, directora ejecutiva de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

De igual forma, damos la bienvenida a los servidores públicos de la Secretaría de Relaciones Exteriores que nos acompañan.

Me permito presentar a mis compañeras senadoras y senadores de la Mesa Directiva, presentes en esta Sesión Solemne.

La senadora Imelda Castro Castro.
El senador Jorge Carlos Ramírez Marín.
La senadora Lilia Margarita Valdéz Martínez.
La senadora Verónica Delgadillo García.
La senadora Nancy de la Sierra Arámburo.
La senadora María Merced González González.
Al senador Ricardo Velázquez Meza.
A la senadora Verónica Camino Farjat.
A la senadora Eunice Renata Romo.

También expresarle, distinguido y excelentísimo presidente, nos acompañan el senador Ricardo Monreal Ávila, coordinador del Grupo Parlamentario de Morena y presidente de la Junta de Coordinación Política.

El senador José Erandi Bermúdez Méndez, del Grupo Parlamentario de Acción Nacional.

El senador Miguel Ángel Osorio Chong, coordinador del Grupo Parlamentario del PRI, quien nos sigue en plataforma.

El senador Dante Delgado, coordinador del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano, quien también se encuentra siguiéndonos a distancia.

De la senadora Geovanna del Carmen Bañuelos de la Torre, coordinadora del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo.

De la senadora Sasil de León Villard, coordinadora del Grupo Parlamentario de Encuentro Social.

Del senador Miguel Ángel Mancera Espinosa, coordinador del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática.

Ciudadano Presidente:

En virtud de la emergencia de salud pública ocasionada por la pandemia, el Senado de la República ha implementado acciones para contener, prevenir y reducir la incidencia de contagio del Covid-19, utilizando medios tecnológicos para cumplir con las obligaciones constitucionales y legales.

Asimismo, realizamos sesiones en el Salón del Pleno con presencia mínima de senadoras y senadores.

Las senadoras y senadores que no se encuentran en el salón, están conectados en esta Sesión Solemne por medio de videoconferencia, con la posibilidad de interacción simultánea en tiempo real; con quienes estamos presentes en el Salón de Sesiones.

En virtud de lo anterior, el Senado de la República en Pleno, está siguiendo por diferentes medios esta importante Sesión Solemne.

Estimados senadores y senadoras; funcionarios de la Cancillería que nos acompañan:

Estamos reunidos para celebrar una Sesión Solemne, en honor de la visita a este Senado de la República de su excelencia, señor Alberto Fernández, Presidente de la República, quien se encuentra acompañado de una comitiva, y por el excelentísimo señor embajador Carlos Alfonso Tomada, a quien felicito por su reciente presentación de cartas credenciales.

Señor Presidente Fernández: Desde este recinto legislativo, transmito al pueblo argentino y a los familiares cercanos mis profundas condolencias por el fallecimiento del expresidente Carlos Saúl Menem, quien fue electo de manera democrática en las urnas para estar al frente de su país durante dos mandatos.

Este encuentro de alto nivel es especialmente significativo, debido al momento que nuestros países y el mundo entero enfrentan por la pandemia.

Los tiempos que vivimos, han demostrado los grandes valores de la humanidad; la empatía de las personas entre naciones, pero del mismo modo se han puesto de manifiesto e incluso se han agravado las injusticias y las desigualdades estructurales existentes.

La crisis sanitaria que ha tenido impactos económicos, sociales y políticos, sin precedentes, también impide que las personas gocen de manera plena y efectiva de muchos de sus derechos humanos y libertades fundamentales.

Antes de continuar, en nombre de esta Cámara que me honro en presidir, envío mis más sentidas condolencias a los hogares argentinos que han sufrido la pérdida de un ser querido a causa del COVID-19.

Estamos frente a una coyuntura de definición para no retroceder en los avances logrados en los ámbitos de la salud, del empleo, de la vivienda, de la educación, del bienestar y, en general, para brindar una vida digna a nuestras poblaciones.

Presidente Alberto Fernández:

Reconozco el lugar de privilegio que usted otorga a México, ya que, como Presidente Electo, fue el primer destino que visitó.

Esto dejó en evidencia las coincidencias e intereses compartidos por el Gobierno que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador, para impulsar políticas sociales progresistas y humanistas que pongan en primer lugar la protección de las poblaciones más vulnerables y desprotegidas.

Quiero compartirle que el Estado Mexicano ha establecido como prioridades el desarrollo con justicia para las personas excluidas y la austeridad republicana en el ejercicio del presupuesto público.

Asimismo, tiene como eje central la lucha frontal contra la corrupción y la erradicación de la impunidad en el Gobierno, prácticas comunes y nocivas para el desarrollo y crecimiento de cualquier país.

Desde el Poder Legislativo, observamos con gran interés las leyes progresistas aprobadas en Argentina, como la regulación para legalizar el autocultivo del cannabis para uso medicinal, así como aquellas que garantizan el respeto a los derechos humanos y la autonomía de las mujeres y que, sin duda, representan un avance para eliminar la discriminación, que muchas veces padecen las mujeres y las niñas.

En esta Cámara Alta, los grupos parlamentarios también han debatido y debaten para abordar asuntos fundamentales que abonan al fortalecimiento de los derechos humanos y de las libertades, considerando todos los puntos de vista.

Nuestra Carta Magna otorga al Senado la facultad exclusiva para analizar la política exterior, bajo los principios constitucionales de no intervención, la autodeterminación de los pueblos, la solución pacífica de las controversias, y la cooperación para el desarrollo, entre otros.

Al respecto, quiero recordar que México y Argentina han forjado sólidos lazos de amistad desde el establecimiento formal de las relaciones diplomáticas en 1888, y han alcanzado un alto grado de integración en los ámbitos de cooperación económica, del comercio y de las inversiones.

En cuanto al diálogo político, configurado con base en el Acuerdo de Asociación Estratégica de 2008, éste facilita la labor de interlocución y de consenso en proyectos comunes.

Quiero destacar la cooperación entre las autoridades competentes de ambos países para auxiliar a muchos nacionales mexicanos y argentinos, que quedaron varados al declararse el inicio de la pandemia, facilitando el retorno de los ciudadanos y ciudadanas a sus lugares de residencia.

Como una señal alentadora y de esperanza en lo que va del año, México ya recibió dos embarques para el envasado final de aproximadamente 12 millones de dosis, con miras a lograr la inmunización de la población.

Este proceso conjunto de elaboración de vacunas, tiene como finalidad última beneficiar a todos los países de América Latina y el Caribe.

Vale la pena señalar que la postura del Estado Mexicano en los organismos internacionales, como la Organización de las Naciones Unidas, es asegurar el acceso universal equitativo, oportuno y gratuito a los medicamentos, vacunas, tratamientos y equipo médico necesarios, para hacer frente a la pandemia.

En este mismo tono, México ha aprovechado la Presidencia Protémpore de la comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, para promover la solidaridad, la concertación política y la cooperación regional, a fin de encontrar respuestas coordinadas, que abarquen el acceso a vacunas seguras, en nuestra región. Lo cual, será una tarea que nos permitirá superar los desafíos sanitarios.

De la misma forma, el Presidente mexicano ha levantado la voz ante los países integrantes del G-20, del cual Argentina también es miembro, para que las políticas de los Estados lleven a cabo un rescate económico de abajo hacia arriba, brindando en primer lugar ayuda a las personas más pobres y controlar el endeudamiento público, como elementos claves para apoyar la recuperación económica.

Señor presidente Fernández:

En este Senado queremos expresarle nuestra gratitud por su presencia y acompañamiento en los festejos del bicentenario de la promulgación del Plan de Iguala, aprobado el 24 de febrero de 1821, que sentó las bases para el nacimiento de un México soberano e independiente de toda nuestra nación.

Desde esta Tribuna, hacemos un reconocimiento a los gobiernos de México y de Argentina, para continuar enfrentando juntos con la mayor responsabilidad, los impactos y los retos que nos ha impuesto la pandemia; así como los desafíos precedentes.

Los dos países tienen la capacidad y la voluntad para trabajar en la transformación de sociedades más justas, incluyentes e igualitarias, en condiciones adversas.

Excelentísimo señor Presidente:

Sea usted nuevamente bienvenido a esta Casa del Federalismo mexicano.