Senado de la República

COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL

 Versión estenográfica de la presentación de la doctora Graciela Márquez Colín, propuesta por el Gobierno Federal para integrar la Junta de Gobierno del INEGI, ante la Comisión de Gobernación del Senado de la República.

 

Muy buenas tardes a todas y a todos.

 

Comparezco ante ustedes como parte del proceso de ratificación de la propuesta del Ejecutivo Federal, para la designación de miembro de la Junta de Gobierno del Instituto de Estadística y Geografía.

 

No es exagerado decir que académica y profesionalmente he crecido con el INEGI.

 

A lo largo de mi formación como economista, investigadora y servidora pública, me ha acompañado el Instituto.

 

En 1983, cuando inicié mis estudios de economía en la Universidad Nacional Autónoma de México, las estadísticas y manuales de la entonces nobel institución, fueron referentes constantes.

 

En particular, recuerdo una de las publicaciones: el pequeño pero valiosísimo ABC de las cuentas nacionales.

 

Fue referencia indispensable para la materia de cuentas nacionales y para muchos otros cursos.

 

Más adelante me adentré en el análisis de la matriz insumo producto en su versión de 1980.

 

Muchas otras series las utilicé para entender la realidad económica de México y el mundo.

 

Al avanzar con mis estudios utilicé las distintas ediciones de estadísticas históricas de México, con el propósito de entender la trayectoria de desarrollo de largo plazo y su comparación internacional.

 

Los datos del INEGI se constituyeron siempre como un punto de partida para realizar mis investigaciones sobre el PIB de la Revolución Mexicana, el Índice de Desarrollo Municipal 1900-2010; las Estadísticas de Comercio Exterior, la serie de recaudación del Impuesto del Timbre, entre muchos otros.

 

Desde diciembre de 2018, como funcionaria del Gobierno Federal, la colaboración con el INEGI ha sido indispensable para la toma de decisiones y la creación de plataformas digitales.

 

La Secretaría de Economía, forma parte del Comité Ejecutivo del Subsistema Nacional de Información Económica.

 

Esta colaboración institucional, ha garantizado el cumplimiento a lo establecido en el artículo 30 de la Ley del Sistema Nacional de Información Estadística y Geográfica.

 

La colaboración es constante y por citar sólo un ejemplo, los equipos de ambas instituciones tuvieron un diálogo fructífero respecto a la elaboración de la ETOE como alternativa a la ENOE, cambio originado en los retos de recolección de datos impuestos por la pandemia de COVID-19.

 

En estrecha colaboración con el INEGI, desde la Secretaría de Economía, diseñamos la plataforma de visualización de información denominada Data México.

 

En ella, reunimos bases de datos para la toma de decisiones del sector público y privado.

 

Hemos compartido esta herramienta con los secretarios de Desarrollo Económico de todas las entidades federativas y con distintas organizaciones empresariales.

 

El INEGI es pionero en México por sus referencias geográficas, su información topográfica y toponímica, que son la base de cualquier tipo de cartografía del país.

 

Las cartas geológicas, geofísicas, geoquímicas y temáticas que desarrolla el Servicio Geológico Mexicano, que forma parte de la Secretaría de Economía, toma como base la información generada por el INEGI y la enriquece.

 

El INEGI es una institución heredera de las oficinas de recolección y generación de información estadística y geográfica, que han acompañado la historia de nuestro país.

 

En un recorrido apresurado, debemos señalar a los funcionarios reales que levantaron el Censo de Revillagigedo y dieron las bases estadísticas al análisis del Barón von Humboldt.

 

El registro del comercio exterior en las aduanas decimonónicas, la aparición de la Dirección General de Estadística durante el porfiriato, y la institucionalización y profesionalización de la generación de información en el Siglo XX.

 

En nuestros días, el INEGI se rige por la Ley del Sistema Nacional de Información Estadística y Geográfica.

 

A partir de 2008, el Instituto se convirtió en un organismo con autonomía técnica y de gestión.

 

Como Coordinador del Sistema Nacional de Información Estadística y Geográfica, uno de los principales objetivos del INEGI es la generación y difusión de información nacional.

 

Para cumplir con ello, debe garantizar su calidad, pertinencia, veracidad y oportunidad.

 

En caso de ser ratificada como miembro de la Junta de Gobierno del Instituto, cumpliré rigurosamente las atribuciones que la ley marca y contribuiré a que el INEGI alcance todas sus metas.

 

Desde 2016, el INEGI delineó en su Programa Estratégico del Sistema Nacional de Información Estadística y Geográfica, su visión y metas de largo plazo para los siguientes 25 años.

 

Ahí retomó las mejores prácticas internacionales de organismos con Eurostat, ONU, CEPAL y OCDE.

 

Sin duda, este plan marca un mapa de ruta para todos los integrantes de la Junta de Gobierno y todo el cuerpo técnico del Instituto.

 

Acompañando al Programa Estratégico, el Plan Nacional de Estadística y Geografía 2019-2024, tiene ya establecidos 25 proyectos con actividades, indicadores, metas y responsables.

 

Todo ello con medios de verificación y metodologías claras y transparentes.

 

Si soy ratificada como integrante de la Junta de Gobierno, dedicaré todos mis esfuerzos al cumplimiento de este Programa.

 

El INEGI ha estado atento a temas relevantes para todos los mexicanos.

 

En 2017, el Instituto dio a conocer un atlas de género, en cuyo desarrollo participaron INMUJERES, ONU-MUJERES y la CEPAL.

 

Los indicadores de este atlas buscan delinear aspectos como la población general, educación, salud, trabajo, violencia, uso del tiempo, pobreza, emprendimiento, población indígena, entre otros.

 

Esta iniciativa debe continuar para conocer más y mejor a las mexicanas y diseñar políticas públicas que nos permitan cerrar la brecha de género.

 

En lo referente a temas ambientales, el INEGI genera una cuenta-satélite para medir el impacto de las actividades económicas sobre el medio ambiente y los recursos naturales.

 

Esta tarea es indispensable porque nuestra generación tiene la responsabilidad de cuidar el entorno medioambiental del planeta.

 

El equilibrio que logremos entre la generación de riqueza, su distribución y una sana relación con la naturaleza, será la mejor herencia para los mexicanos del futuro.

 

Una tarea en adelante es profundizar nuestro conocimiento a nivel local.

 

En el Catálogo Nacional de Indicadores se incluyen solamente 46 indicadores con información a nivel municipal.

 

En contraste, se enlistan 258 a nivel nacional y 339 con información estatal.

 

Estas cifras dan una idea de la oportunidad existente para el desarrollo de un mayor número de indicadores a nivel municipal.

 

Para nadie es sorpresa que el mundo ha experimentado un cambio profundo en las últimas dos décadas, provocado por la expansión de la capacidad de procesamiento.

 

Los datos de todo tipo han tomado lugar preponderante en la escena económica y social de los seres humanos.

 

Estamos en presencia de una creciente datificación y nuestro reto es comprender y abrazar este fenómeno.

 

México tiene una gran oportunidad de participar activamente en el espacio datificado.

 

A través de datos comparables, transparentes, accesibles e interpretables es posible localizar y contextualizar la producción de información para responder a necesidades reales.

 

Es indispensable discernir dentro de un gran mar de datos, el llamado Big Data, aquellos que sean relevantes a la solución de problemas específicos.

 

Ello no quiere decir renunciar a lo que ya hacemos, sino entender nuevos fenómenos para caracterizarlos y hacerlos funcionales a las metas del sector público, privado y social.

 

La confiabilidad y comparabilidad seguirán siendo pilares fundamentales, pero debemos sumar esfuerzos para garantizar la seguridad y resguardo de la información generada por millones de entes emisores.

 

Como bien sabemos, la labor del INEGI es reconocida a nivel nacional e internacional.

 

Su trabajo técnico es guiado por los más altos estándares y su campo de acción está perfectamente delineado por el Sistema Nacional de Información Estadística y Geográfica. Este arreglo institucional es garante de su autonomía.

 

Si el Senado me ratifica como miembro de la Junta de Gobierno del INEGI, estaré siempre comprometida en mantener ese prestigio construido a lo largo de décadas de arduo trabajo de todos sus miembros.

 

El INEGI es de los mexicanos y todo aquello que lo fortalezca abona al bienestar de nuestro país.

 

Muchas gracias.