Senado de la República

COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL

 Versión estenográfica de la participación inicial del doctor José Alonso Novelo Baeza, titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), ante la Comisión de Salud del Senado de la República, en el marco de la Glosa del Segundo Informe de Gobierno.

 

Con su permiso.

 

Muy buenos días a todos, a todas. Muy buenos días.

 

En el marco de la Glosa por el Segundo Informe de nuestro Presidente, Andrés Manuel López Obrador, acudo a esta alta Tribuna para cumplir con la obligación constitucional de informar a ustedes y a la ciudadanía, el estado de guarda la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, que me honro en dirigir.

 

Quiero iniciar esta participación, diciendo que mi hacer cotidiano como ciudadano, y como servidor público, se rige por principios: no robar, no mentir, no traicionar.

 

Me enorgullece ser parte de un Gobierno que tiene como propósito saldar una deuda social con el pueblo de México, ser parte de un Gobierno que ha nacido del pueblo y que por ningún motivo se divorciará de él o se pondrá por encima de él.

 

He asumido la responsabilidad de cumplir con un encargo, una gran e importante encomienda. He tenido la oportunidad de dirigir durante casi dos años, en los que se ha antepuesto la protección de la salud de la población, colocando a la COFEPRIS en la primera línea de la defensa sanitaria.

 

Tenemos muy clara cuál es la misión de la COFEPRIS, su razón de ser, su responsabilidad con el pueblo de México.

 

En la COFEPRIS trabajamos todos los días para proteger a la población de los riesgos sanitarios a que se expone por el consumo y uso de alimentos, medicamentos y todos los productos que se encuentren a su disposición cotidianamente.

 

Desarrollar genéricos conforme a la llamada cláusula…

 

Perdón, perdón.

 

Para poder cumplir con esta misión institucional, hemos establecido convenios de colaboración con diferentes Secretarías de Estado, promoviendo iniciativas que han permitido:

 

Prohibir importación y exportación y comercialización de vapeadores y cigarros electrónicos, cerrando el paso al negocio que las tabacaleras hacen, sin importarles la salud de la población.

Prohibir la importación y comercialización de trece moléculas que se utilizaban para la producción de más de 300 plaguicidas, altamente peligrosos y cuyo registro ya está en proceso de cancelación.

Reforzar la vigilancia sanitaria de la importación y exportación de alimentos en los pasos fronterizos, creando sinergia con SENASICA.

Fortalecer la farmacovigilancia y la tecnovigilancia que se encontraba bajo el control de una empresa privada.

Establecer mecanismos intersecretariales para recuperar la medicina tradicional y la herbolaria mexicana.

Crear instrumentos de comunicación de riesgos, dirigidos al pueblo de México, como lo es el proyecto de radio nacional de salud, con más de 135 programas emitidos en lo que va del año, y que han sido producto de un convenio con el Sistema Público de Radiodifusión y el Instituto Mexicano de la Radio.

La integración de un nuevo Comité Científico de Moléculas Nuevas, cuyo propósito es evaluar a partir de las necesidades terapéuticas de la población, aquellas moléculas que realmente representen alternativas nuevas para la atención y preservación de la salud de la población. Para ello, fue necesario eliminar el conflicto de intereses de los expertos que evaluaban productos que carecían de registro sanitario en su país de origen, y no habían probado su eficacia.

 

Para impulsar la producción de medicamentos genéricos, establecimos un nuevo procedimiento que hace efectiva la eliminación de la barrera de 3 y 8 años para investigar, desarrollar genéricos conforme a la llamada cláusula bolar.

 

Para la promoción de la producción de medicamentos genéricos, se dictaminarán los expedientes que ingresen dentro de los años anteriores al vencimiento de la patente y la resolución final, siempre y cuando sea una autorización, se le comunicará al usuario mediante un oficio blanco, el cual deberá intercambiar por el registro sanitario, una vez vencida la patente correspondiente, con lo que se promueve la entrada inmediata de genéricos a disposición del pueblo de México.

 

Actualización y modificación de la Norma 051, etiquetado frontal, especificaciones generales de etiquetado para alimentos y bebidas no alcohólicas, en coordinación con la Secretaría de Economía, lo que ha representado solamente un primer paso en lo que deberá ser la regulación de todos los proceso, ingredientes, caducidades, saborizantes, aditivos, etcétera, etcétera, entre los cuales pudiera estar relacionado con afectaciones a la salud de la población, que causan un daño económico y al sistema nervioso central.

 

El encargo Presidencial ha sido claro: limpiar a la COFEPRIS de la corrupción, hacerla una institución ágil, transparente y eficiente. Se ha dicho que algunas prácticas siguen sin cambio, que falta pulcritud en los dictámenes.

 

Quiero mencionar que uno de los principales cambios desde el inicio de esta Administración, fue establecer piso parejo para todos los usuarios, sin importar su tamaño; primeras entradas, primeras salidas, sin distingo de qué usuarios pudieran pagar los servicios de un tercero autorizado, como estaban autorizados.

 

La COFEPRIS estaba inundada de corrupción y todavía hay quien quiere corromper dentro actuando desde afuera, y también viceversa.

 

Hemos cerrado los espacios a la corrupción. Se ha terminado la discrecionalidad que durante años caracterizó a las anteriores administraciones.

 

Ahora se combate cualquier indicio de corrupción, prueba de ellos son las cerca de 30 denuncias presentadas ante el Órgano Interno de Control, que están en proceso de investigación.

 

En esta Administración se someten a análisis y dictámenes todos los que ingresan a COFEPRIS.

 

Se han terminado los privilegios con los que antes contaba la industria reglada.

 

Respecto a los terceros autorizados, se decía que reforzaban la capacidad de respuesta de la COFEPRIS, pero muchos se volvieron gestores influyentes porque sus dueños habían trabajado en la COFEPRIS, tienen y tenían contacto en la institución. Este es un fenómeno que cada día vamos desarticulando.

 

A los terceros autorizados en las diferentes áreas, los estamos evaluando. Varios no han aprobado, otros ya no se interesaron en renovar su certificación, porque cada vez más las empresas prefieren hacer el trámite sin intermediarios.

 

El servicio que resta la institución es radicalmente distinto. Ya no hay carriles preferenciales, se respeta el orden de llegada de los trámites.

 

Repito, hay piso parejo para estimular la competencia para todos.

 

Nos encontramos laboratorios que para obtener el registro sanitario de genéricos presentaban proveedores de principios activos de calidad y para la fabricación ya una vez aprobados los cambiaban.

 

Entendemos nuestra responsabilidad de garantizar la calidad, seguridad y eficacia de los medicamentos.

 

La COFEPRIS cuenta con personal con formación técnica y científica altamente capacitado.

 

Los requerimientos de especialización en las materias que regula, han permitido la formación de recursos humanos, cuya capacidad se corrobora permanentemente en las reuniones ahora virtuales por la pandemia, que se sostienen con nuestros pares internacionales.

 

No obstante a lo anterior, COFEPRIS se enfrenta a un problema de sustitución de cuadros, que tiene que ver con la edad promedio de los servidores públicos que se encuentran en la etapa de jubilación o bien, que presentan comorbildiades.

 

La pandemia ha impactado la operación en las áreas sustantivas.

 

La reducción de personal por motivos de confinamiento ha sido del 30 por ciento, a lo que se debe sumar una importante reducción de recursos de supervisión por efecto de la aplicación de medidas de austeridad; no es simplemente abandono e incapacidad, de ninguna manera lo es.

 

Hay gente interesada, hay grupos interesados en calumniar, en levantar falsos, en mentir con la intención de hacer dolo y sacar provecho a sus calumnias.

 

La COFEPRIS necesita reforzar sus áreas sustantivas.

 

Está también en un proceso de formación de nuevos cuadros técnicos científicos. Se ha dicho que está rebasada la capacidad de respuesta de la COFEPRIS.

 

Desde el inicio de esta Administración se cancelaron prácticas que ponían en riesgo la salud de la población; repito, el uso de terceros autorizados para el pre dictamen de solicitudes y la eliminación de la farmacovigilancia, por mencionar sólo dos prácticas que estaban establecidas orgánicamente.

 

Encontramos la entrega masiva de (inaudible) a los terceros auotrizados par que las empresas acudieran a ellos para obtener sus registros sanitarios.

 

A pesar de estas prácticas, también encontramos un rezago que señalamos desde el inicio de esta administración, porque el piso no era parejo y no todas las empresas participaban de estos esquemas de corrupción.

 

Hay que decirlo, recibimos, señores, un rezago de 31 mil 405 trámites, de los cuales a la fecha se han atendido y resuelto 23 mil 707, lo que representa un avance de 76 por ciento.

 

Como estrategia para su atención, se solicitó a la industria farmacéutica que nos proporcione el listado de solicitudes no atendidas, considerando las que aún eran de su interés y las que serían para el desistimiento.

 

El 28 de septiembre de 2020, hay 7 mil 698 trámites en diversas fechas, que datan entre el 2006 al 2018 y que no han sido resueltos porque los dossiers no fueron ingresados completos, no han sido incluidos como desecho o como prioritario por la industria farmacéutica o no se localiza ya al dueño del trámite.

 

Como ya lo he señalado, en esta Administración se dictaminan todos los dossiers que ingresan para obtener un registro o autorización sanitaria y se eliminaron, repito, los carriles especiales para atender trámites predictaminados.

 

Estas acciones, a pesar de la falta de personal con la que recibimos la administración de la disminución de recursos humanos por la aplicación de medidas de austeridad, el efecto de confinamiento del personal vulnerable ante la pandemia al que he hecho referencia, la calidad de algunos dossiers que ingresa por ventanilla con información incompleta y la atención del propio rezago heredado, pueden explicar en buena parte el nivel de atención alcanzado.

 

Ante la queja de lentitud y burocratismo de que hemos sido objeto, se ha antepuesto la transparencia, la eficiencia y la eficacia en el dictamen de los trámites que se realizan ante la institución, privilegiando siempre la protección de la población de los riesgos sanitarios.

 

Tenemos una responsabilidad legal y moral. Mantenemos distancia con la industria farmacéutica. Las reuniones con representantes de la industria regulada han cambiado también radicalmente.

 

Yo no me reúno en eventos públicos que organizan las empresas. Coincidimos en reuniones de trabajo cuando es necesario por razones prioritarias, que corresponden a los dos y, sobre todo, a un tercero que es el pueblo de México.

 

Nuestro compromiso es ser cada día más eficiente. A la fecha se tienen implementados los módulos de citas electrónicas y trámites digitales a través del BUSEM.

 

El proyecto de digitalización es mucho más ambicioso que una simple automatización de trámites. Es un proyecto estratégico diseñado bajo una política de gobierno sin papel, para contar con una plataforma digital segura, que promueva transparencia, rendición de cuentas, combate a la corrupción, eliminando discrecionalidad en la atención de los trámites.

 

Con la nueva plataforma digital tendremos los siguientes beneficios de alto impacto. Iremos disminuyendo las 365 homoclaves hasta convertirlas aproximadamente en 50, la digitalización total de trámites, inicia y termina digital.


Se maximiza la capacidad de atención de la COFEPRIS; se disminuye la carga administrativa al ciudadano; se reduce de manera significativa el costo de operación de cada trámite; integra mecanismos de seguridad y autenticidad de documentos digitales; se asegura la trazabilidad y seguimiento permanente del trámite hasta su resolución.


La digitalización de punta a punta se concluirá en agosto del 2021, es decir, en 10 meses. Sin embargo, en el lapso hasta esa fecha se estarán liderando los módulos que vayan siendo aprobados.

 

Finalmente quiero decirles que, en lo personal, me mueve mi compromiso con el pueblo de México, mi compromiso con esta transformación que encabeza el Presidente Andrés Manuel López Obrador y una gran pasión por servir a mi país.

 

Ahora quisiera, por favor, pedir su atención para hacer una reflexión sobre lo siguiente.

 

Quiero empezar diciendo: vengo, senadoras y senadores, hoy invitado por ustedes, muchas gracias, a este Pleno donde se representan los legítimos intereses de orden, equidad, justicia, del pueblo todo de México.

 

Vengo con optimismo, optimismo que es el motor que mueve al hombre, que lucha por conseguir metas que sean de beneficio común. Vengo con el poder que me dan las virtudes, al valentía, la verdad, a honestidad, la honradez y también, desde luego, por supuesto, la humildad.

 

Vengo a conversar, o sea, a compartir el verbo, a compartir el verso de las palabras, con el buen ánimo de entendernos y construir juntos acuerdos para el bien común, para el bien de toda la población.

 

Sabemos que la violencia se origina por el desigual poder y control de las partes, de las partes en relación y que intentan, a través de este poder o de este control, someter a la otra parte para lograr sus intereses. Deseo que no sea así el caso y que la palabra sea la única herramienta para entendernos.

 

No vengo a ofrecer un ramillete de flores con alacranes y ponzoñas ocultas entre ellas. Vengo a contestar sus preguntas respecto al desempeño de la institución bajo mi encargo y aclarar y transparentar sus dudas, inquietudes y legítimas preocupaciones. Vengo a aportar lo que he aprendido, si se puede mejorar para cumplir juntos nuestra misión.

 

Pertenezco al Ejecutivo, me rijo por las leyes que de aquí se conforman, siempre que sean emanadas de la necesidad y sentir popular, y estoy a disposición del poder que vigila nuestro trabajo de servidores públicos, de siervos de la Nación.

 

Ahora, a mí me corresponde invitarles a conversar. Hay, hoy y siempre, aquí y en otros espacios, todo lo correspondiente a mi encargo, que confío que siempre mejorará porque todo es perfectible. Aquel que no es capaz de cambiar de pensamientos, no podrá cambiar nunca nada.

 

Si honramos nuestra palabra con nuestro quehacer diario, dígase en otra sola palabra, honradez, y hablando por los intereses de la mayoría y en ocasiones por las necesidades de minorías en desventaja.

 

Desterremos de aquí y de todas partes la corrupción, ese flagelo que ha dañado y engaña a todos sin excepción, ese ejercicio indebido e inmoral de usar un cargo o poder natural o conferido, para beneficio personal o de grupo, y partiendo de la convicción, un encargo se ejerce con humildad, valentía, honestidad, capacidad.

 

Un equipo, señores, es un conjunto de personas, y aquí tratamos de formarlo entre todos los partidos. Es un equipo de personas que con un propósito común se organizan y ordenan para aportar cada quien sus actitudes, voluntades y conocimientos para conseguir una meta propuesta.

 

A un equipo lo destruye el individualismo y el control de alguna de las partes. La concentración de poder es enemigo de la creación de equipos y su buen funcionamiento.

 

Estoy en la disposición de aprender siempre, y solamente el arrogante, el soberbio, en una palabra, más sencilla, el tonto, cree saberlo todo.

 

Construyamos a México entre todos porque es de todos y tarea generosa y obligada de todos.

 

Desterremos la soberbia, la arrogancia, el narcicismo, las personalidades histriónicas, que son semillas de corrupción.

 

Un trámite, recuerden, tiene generalmente para el usuario la importancia de su empresa y de sus legítimos intereses, pero para nosotros tiene la importancia de controlar y evitar los riesgos sanitarios.

 

El 1° de diciembre de 2018, la Cofepris adquirió, se comprometió con esta realidad, con esta realidad y meta: salvaguardar la salud de los mexicanos y el prestigio nacional e internacional de las empresas.

 

Cuando estuvimos en Cofepris por primera vez, a escuchar la administración pasada, sólo se nos habló de números, del Producto Interno Bruto; en ningún momento surgió la palabra pobreza, menos salud, y ni siquiera de riesgos sanitarios. Ahora es diferente.

 

No necesariamente lo opuesto, hay que tener un justo equilibrio entre los principios y la eficacia, como dice nuestro Presidente, entre el humanismo y la tecnología.

 

Quiero agradecer la vocación de servicio desde aquí, del trabajo de la comunidad Cofepris que a diario atiende en promedio 900 trámites. Quiero decir que tienen un alto nivel técnico, científico y un perfil laboral que requiere una agencia reguladora.

 

Vamos hacia lograr ser una agencia reguladora sanitaria de alta referencia mundial y convertir así a las empresas mexicanas para, ahora sí, cumplir con esa frase de “lo hecho en México está bien hecho” y, la otra, “empresa socialmente responsable”.

 

No hay flujo en el pensamiento analítico cuando hay temor de obtener el resultado. Son sólo como brisas neuronales que nos intentan despertar nuestra parte humana.

 

La sutil y disfrazada mentira de los sofistas y maquilladas verdades imperan. Cada día aparecen más conservadores con apariencias de liberales y progresistas, son su incapacidad característica de no poder cambiar su pensamiento ni sus propósitos.

 

Este recinto no debe ser una incubadora de intereses partidistas. Este es el sagrado lugar donde se discuten de manera honesta y desinteresada de propósitos personales, los problemas por resolver a favor de la nación.

 

Iniciemos. Muchas gracias.

Calendario

Noviembre 2020
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
26 27 28 29 30 31 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 1 2 3 4 5 6