Senado de la República

COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL

Versión estenográfica del mensaje del senador Martí Batres Guadarrama, presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República, en el Foro Internacional “La Regulación y Operación de las Agencias Calificadoras de Riesgo. Experiencias Internacionales”, en el Patio Central de Xicoténcatl.

 

Muchas gracias, amigas y amigos, muy buen día. Saludo la realización de este Foro.

 

Quiero agradecer la presencia, en primer lugar, de la maestra Ifigenia Martínez, quien no sólo es senadora de la República, quien no sólo es una gran luchadora política y social desde hace décadas; sino que además como economista ha sido un punto referencial del pensamiento económico que busca crecimiento con equidad; desarrollo con bienestar.

 

Una visión marcada, la de la maestra Ifigenia, en ese gran periodo de desarrollo económico y de crecimiento que tuvo nuestro país en otra época; pero también con una visión de futuro. Por eso, saludo con mucho gusto que esté aquí la maestra Ifigenia Martínez hoy.

 

También, saludo la presencia del economista Arturo Huerta, quien se ha destacado por sus estudios sobre el desarrollo del capitalismo en México, en las épocas más recientes y contemporáneas, y quien ha desarrollado sus estudios con una visión crítica de la implantación del modelo neoliberal, y crítica también en relación con los planteamientos alternativos.

 

Saludo la presencia de nuestro amigo Reginaldo Sandoval Flores, diputado y preocupado por los temas económicos y sociales, diputado federal actual de la izquierda mexicana, en este caso del PT, y compañero en la Comisión Permanente del Congreso de la Unión ahora. Muchas gracias, diputado.

 

Y, saludo la presencia de Ricardo Cortés Lastra, quien ha sido atento, estudioso de este tema y que le ha tocado por la posición, la ubicación que ha tenido, el privilegio de contar con una visión internacional. Así es que nos ayudarán mucho los comentarios que él pueda tener, nos ayudará en mucho para precisar nuestros puntos de vista.

 

Quiero felicitar la iniciativa del senador Salomón Jara, quien tuvo opiniones inmediatamente después de algunas decisiones que tomaron las calificadoras sobre el tema de PEMEX, la deuda, en semanas recientes o meses recientes. Y ha tenido esta inquietud de hacer este foro desde hace meses, de hecho, desde hace meses me planteó esta iniciativa de hacer este foro, y me pidió que estuviera presente en él para darle el mayor reconocimiento institucional a este ejercicio.

 

Creo que es importante esta reflexión que está promoviendo el senador Jara. Es muy actual, por las decisiones que se toman a nivel internacional, por las decisiones que se están tomando a nivel nacional y por las decisiones que se van a seguir tomando a nivel nacional.

 

Por eso considero muy importante la iniciativa del senador Salomón Jara, a quien saludo y felicito y reconozco por esta visión crítica.

 

Yo no voy a dar una conferencia, porque además tenemos aquí especialistas en los temas. Quiero hacer algunos comentarios, políticos, institucionales y políticos sobre el tema.

 

Quiero empezar señalando que no está planteada ninguna reforma legislativa sobre el tema de las calificadoras en este momento; no está en la agenda del Periodo Extraordinario, no está en la agenda que los partidos en el Senado estén promoviendo para el próximo Periodo Ordinario, no vislumbro yo que sea un tema que esté madurado para que pueda tomarse alguna decisión.

 

Entonces, este es sobre todo, un ejercicio de reflexión.

 

Lo comento también, porque no quisiera que este ejercicio de reflexión se tomara como pretexto desde ámbitos económicos internacionales, porque ya ven que se ponen muy nerviosos de cualquier cosa.

 

No nos vayan a echar la culpa de sus nervios, nada más estamos reflexionando, estamos pensando, estamos analizando y tenemos todo el derecho de hacerlo, porque tenemos no sólo el derecho sino la obligación de cuidar a nuestro país, y en ese marco es que sí nos interesa hacer una reflexión actual.

 

Nos ha llenado de inquietud y nos llama y obliga al ejercicio de pensar y reflexionar, alguna decisión que han tomado algunas agencias calificadoras.

 

No dejamos de sorprendernos por algunas decisiones.

 

Nos llama la atención que la búsqueda de la reactivación del sector público energético, particularmente petrolero público, haya motivado las preocupaciones de las agencias calificadoras.

 

Naturalmente que tenemos que reflexionar sobre ello, en el sentido que fuera, porque el objetivo del Gobierno de volver a echar a andar la infraestructura petrolera pública construyendo refinerías, ha motivado decisiones de las agencias calificadoras en contra de nuestra economía.

 

El objetivo del Gobierno de combatir el robo de combustible, lo cual ha derivado en una mejora de las finanzas del sector público energético, no ha motivado una calificación nueva, positiva, mayor de esas agencias calificadoras.

 

Ambas cosas nos sorprenden mucho.

 

No deja de sorprendernos que, entre los argumentos de algunas modificaciones en la calificación que se ha dado por parte de algunas de esas agencias, haya estado el hecho de que se presentó una iniciativa de la Cámara de Diputados, con el objetivo de cambiar la organización del Consejo de Pemex, iniciativa que ni siquiera se dictaminó y aun así motivó una preocupación de las agencias calificadoras.

 

Esto entraña numerosas aristas, que son motivo, a su vez, de preocupación nuestra.

 

¿Por qué el hecho de que algún legislador ejerza su libertad de presentar una propuesta, cualquiera que esta sea, debe motivar preocupaciones en las agencias calificadoras?

 

Finalmente es un derecho fundamental de cualquier legislador presentar propuestas, y no quiere decir que necesariamente estemos de acuerdo con ellas, y no quiere decir que necesariamente se vayan a aprobar o que necesariamente sean buenas incluso, pero esta exagerada sensibilidad de los organismos de esas agencias calificadoras sobre debates que pueden ocurrir en nuestra vida nacional, motivan este nerviosismo exagerado, motiva obviamente una reflexión.

 

Por otro lado, también estamos obligados a esta reflexión, porque una decisión como la de producir nuestra propia gasolina, por lo menos en un cierto margen, podría mejorar nuestras balanzas, podría permitir que reduzcamos importación de gasolinas, mejorar los precios de nuestros energéticos, por qué habría de preocupar esto a las agencias calificadoras.

 

O una decisión como la de combatir frontalmente el robo de combustible que constituye un saque a nuestra empresa pública, por qué habría de constituir una preocupación para las agencias calificadoras.

 

Yo incluso diría, ¿no debería motivar hasta una satisfacción una empresa que detiene el saqueo de sus riquezas? ¿No es acaso una empresa con mejores capacidades para pagar sus deudas?

 

Una empresa que puede producir energéticos derivados con valor agregado, ¿no es acaso una empresa con mejores condiciones para pagar sus deudas en el largo plazo? Que finalmente esto es parte de lo que se encuentra en el centro de los análisis de las agencias calificadoras.

 

Hay un debate más de fondo y más profundo, que es sobre la relación entre lo público y lo privado. En este marco de hace algunos meses, cuando había algunos comentarios del senador Salomón jara sobre este tema, encontré yo puntos de vista en los medios de comunicación de algunos analistas que decían, cómo va a regular a las agencias calificadoras si son entes privados.

 

Es cierto, son entes privados y son entes privados que influyen decisivamente sobre las decisiones de entes públicos, lo cual es un cambio muy importante en las últimas décadas.

 

Porque estamos acostumbrados a que podamos tener escrutinio de lo público desde lo público. Los órganos legislativos están obligados a hacer un escrutinio sobre los órganos públicos que toman decisiones fiscales, financieras, económicas.

 

Hay mecanismos de control. La Auditoría Superior de la Federación depende de la Cámara de Diputados. Los empleados superiores de Hacienda los ratifica la Cámara de Diputados; el presupuesto lo aprueba la Cámara de Diputados y hay otros mecanismos de control sobre los temas financieros y presupuestales y económicos.

 

Pero ahora vivimos un mundo donde muchas decisiones en materia de políticas públicas se toman también por la influencia que se ejerce desde organismos financieros privados, sobre todo internacionales. Ese es un punto de reflexión.

 

¿No acaso podríamos o deberíamos reflexionar también sobre estos organismos, sobre estos entes privados, en virtud de que sus decisiones influyen en la vida pública? Creo que estamos obligados a hacerlo.

 

Concluyo diciendo lo siguiente: no tengo ninguna propuesta de reforma sobre el tema y no he visto alguna que configure un acuerdo entre grupos parlamentarios o consensos diversos.

 

Sí creo que debemos reflexionar sobre estos temas, porque como dije, influyen en la vida pública y porque además estamos en una época en México en la que queremos rescatar lo público, queremos que nuestra economía vuelva a crecer y queremos que nuestra economía crezca beneficiando a la sociedad mexicana.

 

Por eso estamos obligados a revisar estas nuevas relaciones entre lo público y lo privado, en el ámbito nacional y también en el ámbito internacional.


Por eso me interesa escuchar lo que los especialistas dirán el día de hoy y por eso felicito al senador Salomón Jara.

 

Muchas gracias por su atención.

 

--o0o--

Calendario

Diciembre 2019
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
25 26 27 28 29 30 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31 1 2 3 4 5