Versión de la Sesión Ordinaria del 10 de octubre de 2017

SESIÓN ORDINARIA DE LA H. CÁMARA DE SENADORES,

CELEBRADA EL MARTES 10 DE OCTUBRE DE 2017.

 

PRESIDENCIA DEL SENADOR

CÉSAR OCTAVIO PEDROZA GAITÁN

 

 

El Presidente Senador César Octavio Pedroza Gaitán: (11:34 horas) Solicito a la Secretaría informe a la Asamblea el resultado del cómputo de asistencia de las señoras y señores Senadores. 

 

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Honorable Asamblea, conforme al registro de asistencia, se han acreditado 65 ciudadanos Senadores y Senadoras.

 

En consecuencia, hay quórum, señor Presidente. 

 

El Presidente Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Se abre la sesión del martes 10 de octubre correspondiente al Primer Período Ordinario de Sesiones del Tercer Año de Ejercicio de la LXIII Legislatura. 

 

El orden del día está disponible en el monitor de sus escaños, con lo cual informa de los asuntos que corresponden a la agenda del día hoy. 

 

El acta de la sesión anterior se encuentra publicada en la Gaceta de este día. 

 

En consecuencia, consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se aprueba. 

 

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se aprueba el acta referida. 

 

Quienes estén porque se apruebe, favor de levantar la mano. 

 

(La Asamblea asiente)

 

Quienes estén porque no se apruebe, favor de manifestar levantar la mano. 

 

(La Asamblea no asiente)

 

Aprobada el acta, Presidente. 

 

El Presidente Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Gracias, Senadora Secretaria.

 

Pasamos al siguiente asunto.

 

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Se recibieron las siguientes comunicaciones. 

 

Una, del Senador José de Jesús Santana García, por la que se solicita se le adhiera al informe presentado por el Senador Adolfo Romero Lainas, sobre su participación en la reunión de la Comisión de Servicios Públicos, Defensa del Usuario y el Consumidor del Parlamento Latinoamericano y Caribeño, celebrado los días 14 al 16 de septiembre de 2017, en Panamá, Panamá. 

 

Una, del Senador Isidro Pedraza Chávez, con la que remite el informe de su participación en la XXVI Reunión de la Comisión de Pueblos Indígenas y Etnias del Parlamento Latinoamericano y Caribeño, realizados los días 18 y el 19 de agosto del año en curso, en Panamá, Panamá. 

 

Una, de la Senadora Luisa María Calderón Hinojosa, con la que remite el informe de su participación a la XXXI Asamblea Ordinaria del Parlamento Latinoamericano y Caribeño, que se llevó a cabo del 26 al 28 de noviembre de 2015, en Panamá, Panamá. 

 

De la Senadora Martha Palafox Gutiérrez, con la que remite el informe de su participación en el Foro sobre Empleo Juvenil, celebrado los días 15 y 16 de septiembre pasados en Panamá, Panamá. 

 

Una, de la Senadora María del Rocío Pineda Gochi, con la que remite el informe de su participación en la reunión de trabajo con el cuerpo diplomático de los países miembros y observadores de la Alianza del Pacífico, que tuvo lugar el día 3 de octubre del año en curso, en Bogotá, Colombia. 

 

Es cuanto, señor Presidente. 

 

El Presidente Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Gracias, Senadora Secretaria. 

 

La Asamblea ha quedado enterada de todas las comunicaciones. 

 

Por lo que hace a la comunicación del Senador Santana, publíquese con el informe del Senador Adolfo Romero Lainas, del 26 de septiembre del año 2017. 

 

Pasamos al siguiente asunto. 

 

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Asimismo, se recibió una comunicación suscrita por el Senador Roberto Albores Gleason, Presidente de la Comisión de la Medalla Belisario Domínguez, por la que extiende el plazo de la convocatoria Medalla de Honor Belisario Domínguez del Senado de la República 2017, para la recepción de las correspondientes propuestas hasta el 31 de octubre del año en curso. 

 

El Presidente Senador César Octavio Pedroza Gaitán: La Asamblea ha quedado enterada. 

 

Se instruye a la Secretaría Parlamentaria publicar el comunicado en la Gaceta y en la página del Senado. 

 

Pasamos al siguiente asunto. 

 

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Se recibieron oficios de la Secretaría de Gobernación con la que remite los siguientes instrumentos internacionales: 

 

El acuerdo entre el gobierno de los Estados Unidos Mexicanos y el Banco de Desarrollo de América del Norte, relativo al establecimiento de una Oficina de Representación en los Estados Unidos Mexicanos, hecho en San Antonio, Texas, y en la Ciudad de México, el 3 y el 13 de junio de 2017, respectivamente. 

 

El Presidente Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Túrnese a las Comisiones Unidas de Relaciones Exteriores América del Norte; de Relaciones Exteriores; y de Hacienda y Crédito Público. 

 

Siguiente asunto. 

 

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Se recibió también el Tratado entre el gobierno de los Estados Unidos Mexicanos y el gobierno de los Estados Unidos de América sobre la Delimitación de la Frontera Marítima de la región Oriental del Golfo de México, hecho en Washington, D.C., el 18 de enero de 2017. 

 

El Presidente Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Túrnese a las Comisiones Unidas de Relaciones Exteriores, América del Norte; de Relaciones Exteriores; y de Marina. 

 

Siguiente asunto. 

 

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Se recibieron también el primer Protocolo Modificatorio del Protocolo Adicional al Acuerdo Marco de la Alianza del Pacífico, suscrito en Paracas, Ica, República del Perú, el 3 de julio de 2015. 

 

Y el segundo Protocolo Modificatorio del Protocolo Adicional del Acuerdo Marco de la Alianza del Pacífico, suscrito en Puerto Varas, Chile, el 1° de julio de 2016. 

 

El Presidente Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Túrnese a las Comisiones Unidas de Relaciones Exteriores, América Latina y el Caribe; de Relaciones Exteriores; y de Comercio y Fomento Industrial. 

 

Pasamos al siguiente asunto. 

 

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: También se recibió el acuerdo entre los Estados Unidos Mexicanos y la República Dominicana sobre la Cooperación y Asistencia Administrativa Mutua en Asuntos Aduaneros, firmado en La Habana, República de Cuba, el 15 de mayo de 2017. 

 

El Presidente Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Túrnese a las Comisiones Unidas de Relaciones Exteriores, América Latina y el Caribe; de Relaciones Exteriores; y de Hacienda y Crédito Público. 

 

Siguiente asunto. 

 

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Igualmente se recibió el Tratado de los Estados Unidos Mexicanos y la República de Cuba sobre la Delimitación de la Plataforma Continental en el Polígono Oriental del Golfo de México más allá de las 200 Millas Náuticas, firmado en La Habana, Cuba, el 18 de enero de 2017. 

 

El Presidente Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Túrnese a las Comisiones Unidas de Relaciones Exteriores, América Latina y el Caribe; de Relaciones Exteriores; y de Marina. 

 

Siguiente asunto. 

 

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Se recibió también el acuerdo por el que se modifica el Convenio de Reconocimiento de Certificados de Estudios de Nivel Primario y Medio No Técnico o sus Denominaciones Equivalentes entre los Estados Unidos Mexicanos y la República Argentina, hecho en la Ciudad de México, el 26 de noviembre de 1997, formalizado en la Ciudad de Buenos Aires, República Argentina, mediante notas intercambiadas el 29 de julio de 2016. 

 

El Presidente Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Túrnese a las Comisiones Unidas de Relaciones Exteriores, América Latina y el Caribe; de Relaciones Exteriores; y de Educación. 

 

Siguiente asunto. 

 

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: De la misma forma se recibió la Convención del Consejo de Europa sobre los Delitos relacionados con Bienes Culturales, hecha en Nicosia, Chipre, el 19 de mayo de 2017. 

 

El Presidente Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Túrnese a las Comisiones Unidas de Relaciones Exteriores, Europa; de Relaciones Exteriores; y de Cultura. 

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Igualmente se recibió el acuerdo por el que se crea la Fundación Internacional UE-ALC, firmado en Santo Domingo, República Dominicana, el 25 de octubre de 2016. 

 

El Presidente Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Túrnese a las Comisiones Unidas de Relaciones Exteriores, Europa; de Relaciones Exteriores, América Latina y el Caribe; de Relaciones Exteriores; y de Comercio y Fomento Industrial. 

 

Pasamos al siguiente asunto. 

 

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Se recibió también el acuerdo entre el gobierno de los Estados Unidos Mexicanos y el gobierno del Japón sobre Asistencia Mutua y Cooperación de Asuntos Aduaneros, hecho en la Ciudad de México, el 10 de agosto de 2017. 

 

El Presidente Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Túrnese a las Comisiones Unidas de Relaciones Exteriores, Asia-Pacífico; de Relaciones Exteriores; y de Hacienda y Crédito Público. 

 

Siguiente asunto. 

 

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: También se recibió la Convención Conjunta sobre la seguridad de la Gestión del Combustible Gastado y sobre seguridad de la Gestión de Derechos Radiactivos, hecha en Viena, el 5 de septiembre de 1997. 

 

El Presidente Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Túrnese a las Comisiones Unidas de Relaciones Exteriores, Organismos Internacionales; de Relaciones Exteriores; y de Energía. 

 

Siguiente asunto. 

 

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Asimismo, se recibió el Tratado sobre la Prohibición de Armas Nucleares, hecho en Nueva York, el 7 de julio de 2017. 

 

El Presidente Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Túrnese a las Comisiones Unidas de Relaciones Exteriores, Organismos Internacionales; de Relaciones Exteriores; y de Defensa Nacional. 

 

Siguiente asunto. 

 

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: También se recibió el acuerdo sobre un Programa Internacional de Energía, hecho en París, el 18 de noviembre de 1974, enmendado el 9 de mayo de 2014. 

 

El Presidente Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Túrnese a las Comisiones Unidas de Relaciones Exteriores, Organismos Internacionales; de Relaciones Exteriores; y de Energía. 

 

Siguiente asunto. 

 

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Se recibieron las siguientes comunicaciones.

 

Una, de la Cámara de Representantes de la República de Chipre. 

 

Y una, de la Unión Interparlamentaria, por las que expresan sus respectivas condolencias en torno a las pérdidas humanas y daños materiales a consecuencia de los sismos de los días 7 y 19 de septiembre pasados.

 

El Presidente Senador César Octavio Pedroza Gaitán: La Asamblea ha quedado enterada.  

 

Se instruye a la Secretaría a emitir comunicaciones de agradecimiento.

 

Pasamos al siguiente asunto.

 

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Se recibieron 20 oficios de diversas dependencias, con respuestas a acuerdos promovidos por Senadores y aprobados por la Comisión Permanente y por la Cámara de Senadores.

 

El Presidente Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Informo a la Asamblea que dichas respuestas se han remitido a los Senadores promoventes y se encuentran publicados en la Gaceta.

 

Siguiente asunto.

 

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Se recibió un oficio de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, con similar de la licenciada Ninfa Delia Domínguez Leal, por el que presenta su separación al cargo de integrante del Consejo Consultivo de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

 

El Presidente Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Remítase a la Comisión de Derechos Humanos para los efectos que corresponda.

 

Siguiente asunto.

 

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Se recibió un oficio de la Comisión Bicamaral de Seguridad Nacional con el acuerdo por el que se designa a la Senadora María del Rosario Guzmán Avilés, como Presidenta de la Comisión Bicameral de Seguridad Nacional para el Tercer Año de la LXIII Legislatura.

 

El Presidente Senador César Octavio Pedroza Gaitán: La Asamblea ha quedado enterada.  

 

Comuníquese a los Senadores integrantes de dicha Comisión y a la Junta de Coordinación Política.

 

Esta Mesa Directiva suscribió también un acuerdo para normar la sesión solemne en la que se recibirá la visita del Primer Ministro de Canadá.

 

El documento está disponible en el monitor de sus escaños, por lo que solicito a la Secretaría dé cuenta con sus resolutivos.

 

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Doy cuenta con los resolutivos del acuerdo.

 

Primero.- El viernes 13 de octubre de 2017 a las 10:00 horas, el Senado de la República realizará sesión solemne para recibir en el Pleno la visita del señor Justin Trudeau, Primer Ministro de Canadá.

 

Segundo.- Durante su presencia en el salón de sesiones de este órgano legislativo, el Primer Ministro de Canadá se le asignará un escaño en el presídium.

 

Tercero.- A la sesión solemne se invitarán al  Secretario de Relaciones Exteriores, al Secretario de Economía de México, al Presidente de la Cámara de Diputados y se les asignará un escaño en el presídium.

 

Cuarto.- La sesión solemne se realizará conforme al formato que a continuación se indica:

 

1.- El Presidente de la Mesa Directiva dirigirá un mensaje de bienvenida al Primer Ministro de Canadá y a su comitiva.

 

2.- El señor Primer Ministro dirigirá un mensaje a la Asamblea.

 

Quinto.- En esta sesión solemne únicamente tendrán lugar las intervenciones señaladas en el texto del presente acuerdo.

 

Sexto.- El reconocimiento a la alta investidura del visitante, la Presidencia de la Mesa Directiva designará a las Comisiones de Ceremonial a que se refiere en el artículo 289 del Reglamento del Senado de la República.

 

Séptimo. Se instruye a las Secretarías Generales a hacer las gestiones necesarias y cumplir con las tareas de logística que requiera el recinto de la Cámara de Senadores para la organización y durante el desarrollo de la sesión solemne.

 

Firman todos los integrantes de Mesa Directiva.

 

Es todo, Presidente.

 

El Presidente Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Está a discusión.

 

Al no haber oradores, consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si es de aprobarse el acuerdo presentado.

 

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se aprueba el anterior acuerdo presentado.

 

Quienes estén porque se apruebe, favor de levantar la mano.

 

(La Asamblea asiente)

 

Quienes estén porque no se apruebe, favor de levantar la mano.

 

(La Asamblea no asiente)

 

Aprobado el acuerdo, Presidente.

 

El Presidente Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Aprobado el acuerdo para normar la sesión solemne en la que se recibirá la visita del Primer Ministro de Canadá, el viernes 13 de octubre, a las 10:00 horas.  

 

Comuníquese.

 

Compañeras Senadoras y compañeros Senadores:

 

Los integrantes de la Mesa Directiva suscribimos un acuerdo para normar la sesión solemne en conmemoración del LXIV Aniversario del Derecho del Voto a la Mujer en México.

 

El documento está disponible en el monitor de sus escaños, por lo que solicito a la Secretaría dé cuenta con sus resolutivos.

 

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Doy cuenta con los resolutivos del acuerdo.

 

Primero.- El martes 17 de octubre de 2017, a las 12:00 horas, el Senado de la República realizará sesión solemne para conmemorar el LXIV Aniversario de la publicación del decreto con el que se reconoció la ciudadanía a las mujeres en México como un justo reconocimiento a la importante aportación a la actividad de la mujer en la vida política de nuestro país.

 

Segundo.- La sesión será conducida por la Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama, quien asumirá las funciones de la Presidencia.

 

Tercero.- La sesión solemne se realizará conforme al formato que a continuación se indica:

 

a). La Senadora en funciones de la Presidencia de la Mesa Directiva dirigirá un mensaje de bienvenida a los invitados.

 

b). Intervenciones de los representantes de los grupos parlamentarios en el siguiente orden: Partido Verde Ecologista de México; Partido de la Revolución Democrática; Partido del Trabajo; Partido Acción Nacional; Partido Revolucionario Institucional.

 

c). Las intervenciones descritas en este punto serán hasta por un máximo de cinco minutos en tribuna.

 

d). Intervención final de la Senadora en funciones de la Presidencia de la Mesa Directiva y se entonará el Himno Nacional.

 

Cuarto.- En esta sesión solemne únicamente tendrán lugar las intervenciones señaladas en el texto del presente acuerdo.

 

Quinto.- Se dirigirá invitación a los titulares de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, del Poder Ejecutivo Federal; del  Consejo General del Instituto Nacional Electoral y de la Cámara de Diputados y se les asignará un escaño en el presídium.  

 

La Mesa Directiva acordará a las demás personas o instituciones a las que invitará para que acudan a esta sesión solemne, en su caso.

 

Sexto.- La Mesa Directiva designará a las Comisiones de Ceremonial a que se refiere el artículo 289 del Reglamento del Senado de la República.

 

Séptimo.- Se Instruye a las Secretarías Generales a hacer las gestiones necesarias y cumplir con las tareas de logística que requiere el recinto de la Cámara de Senadores para la organización y durante el desarrollo de la sesión  solemne.

 

Es cuanto, Presidente.

 

El Presidente Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Está a discusión el acuerdo.

 

Al no haber oradores registrados, consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si es de aprobarse el acuerdo presentado.

 

La Secretaria Senadora Rosa Adriana Díaz Lizama: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se acepta el acuerdo presentado.

 

Quienes lo aprueben, favor de levantar la mano.

 

(La Asamblea asiente)

 

Quienes no la aprueben, favor de levantar la mano.

 

(La Asamblea no asiente)

 

Aprobado el acuerdo, Presidente.

 

El Presidente Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Aprobado el acuerdo para normar la sesión solemne en la conmemoración del LXIV Aniversario del Derecho de Voto a la Mujer en México.  

 

Comuníquese.

 

Compañeras y compañeros Senadores:

 

El pasado jueves 5 de octubre aprobamos la designación de la Senadora Martha Palafox Gutiérrez como Secretaria de esta Mesa Directiva, por lo que procederemos a su toma de protesta.

 

Solicito a la Senadora Martha Palafox Gutiérrez se sirva pasar al frente de este presídium, para que rinda su protesta de ley.

 

Solicitamos a la Asamblea ponerse de pie.

 

(Todos de pie)

 

Ciudadana Senadora Martha Palafox Gutiérrez:

 

“¿Protesta usted guardar y hacer guardar la  Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, las leyes que de ella emanen y desempeñar leal y patrióticamente el cargo de Secretaria de la Mesa Directiva del Senado de la República, del Tercer Año de Ejercicio de la LXIII Legislatura, que se le ha conferido, mirando en todo por el bien y la prosperidad de la Unión?”

 

La Senadora Martha Palafox Gutiérrez: “¡Sí, protesto!”

 

El Presidente Senador César Octavio Pedroza Gaitán: “Si así no lo hiciere, que la Nación se lo demande”.

 

Felicidades, Senadora Palafox.

 

(Aplausos)

 

Honorable Asamblea:

 

El pasado 5 de octubre esta soberanía eligió a los integrantes de la Asamblea Consultiva de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, por lo que el día de hoy les tomaremos su protesta de ley. 

 

En el salón contiguo a este recinto se encuentran las ciudadanas y los ciudadanos: 

 

Carlos Alberto Cruz Santiago. 

 

Liz Ivette Sánchez Reyna. 

 

Luis Enrique González Araiza. 

 

Irma Leticia Hidalgo Rea. 

 

Juan Manuel Estrada Juárez. 

 

Norma Librada Ledezma Ortega. 

 

Guillermo Osorno Covarrubias. 

 

Juan Pablo Girault Ruiz y 

 

Laura Adriana Bautista Hernández. 

 

Por lo que solicito a las Senadoras y a los Senadores, Luis Sánchez, Martha Palafox, Isidro Pedraza, Lucero Saldaña y Sonia Mendoza, los inviten a pasar al interior de  este recinto de sesiones y los acompañen durante el acto de su protesta. 

 

(La comisión cumple)

 

 Solicito a la Honorable Asamblea ponerse de pie. 

 

(Todos de pie)

 

Ciudadanas y ciudadanos: Carlos Alberto Cruz Santiago; Liz Ivette Sánchez Reyna, Luis Enrique González Araiza, Irma Leticia Hidalgo Rea, Juan Manuel Estrada Juárez, Norma Librada Ledezma Ortega, Guillermo Osorno Covarrubias, Juan Pablo Girault Ruiz, Laura Adriana Bautista Hernández, la Cámara de los Senadores los eligió para integrar la Asamblea Consultiva de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas. 

 

En consecuencia, les pregunto: 

 

“¿Protestan ustedes guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, las leyes que de ella emanen, y desempeñar leal y patrióticamente el cargo que se les ha conferido, mirando en todo por el bien y la prosperidad de la Unión?” 

 

Los CC. Integrantes de la Asamblea Consultiva de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas: “¡Sí, protesto!”

 

El Presidente Senador César Octavio Pedroza Gaitán: “Si así no lo hicieren, que la Nación se los demande”. 

 

Muchas felicidades. 

 

(Aplausos)

 

A nombre del Senado de la República les deseo el mayor de los éxitos en su encargo. 

 

Solicito subir al presídium para hacerles entrega de su respectivo nombramiento.

 

(Se hace entrega de nombramientos)

 

Pasamos ahora al apartado de presentación de iniciativas. 

 

Conforme a lo acordado por la Mesa Directiva en la sesión del jueves 5 de octubre, el primer turno de la ronda de iniciativas corresponde al Senador Raúl Morón Orozco. 

 

En consecuencia, se le concede el uso de la tribuna, para presentar un proyecto de decreto que reforma la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores, en materia de protección de empleo para los adultos mayores. 

 

En uso de la tribuna el Senador Raúl Morón Orozco. 

 

 

El Senador Raúl Morón Orozco: Gracias. 

 

Con su permiso, Presidente. 

 

Compañeras Senadoras y compañeros Senadores: 

 

La vejez no siempre ha sido vista como una etapa decadente de la vida, también ha sido entendida como el momento de mayor sabiduría de las personas, como un lento atardecer que nos da la oportunidad de comprender con profundidad lo que es el ser humano. 

 

Sin embargo, el estigma que la época moderna le adjudica a la tercera edad se expresa en la poca atención que se presta a los derechos humanos, inherentes a este etapa de la vida, además que, a través de la precariedad de la vida  laboral y de nuestro sistema de pensiones, por ejemplo, la tercera edad se ha transformado también en una edad sumamente vulnerable, no está garantizado plenamente en nuestro país el derecho a un envejecimiento digno. 

 

Por lo tanto, nuestro deber es identificar estos derechos y actualizarlos. Los adultos mayores tienen derecho a integrarse de forma activa y digna a la familia y a la sociedad, esto implica que debe prevalecer en esta etapa de la vida el bienestar físico, psíquico y socioeconómico y se debe contar con una asistencia médica, con salud integral, además no son de menor importancia los derechos de una vivienda digna y adecuada a la alimentación y cuidados. 

 

La presente iniciativa propone reformas para fortalecer la protección de los derechos de la población adulta mayor de México en materia laboral. 

 

Los derechos que reivindicamos para los adultos mayores  libremente elegidos o aceptados y a no ser privado injustamente del mismo. 

 

Es el derecho al trabajo, también tiene el derecho a un sistema de protección y retiro que les garantice adquirir los recursos para satisfacer sus necesidades básicas y continuar teniendo una vida digna. 

 

El envejecimiento mundial de la población es un fenómeno que afecta cada vez más a más países, en México la población ha experimentado cambios notables en los últimos 50 años, ya que pasó de alrededor de 30 millones a más de 100 en el año 2000 y se espera que siga creciendo hasta alcanzar los 130 millones de habitantes en el año 2050. 

 

Asimismo, se proyecta que dentro del grupo de adultos mayores el subgrupo de edad con mayor crecimiento experimenta será aquel de mayores de 70 años que pasará de representar el 43 % del total de esta población en el  2000 al 55.5 % en el 2050. 

 

En México los adultos mayores enfrentan la vejez con la desventaja de poseer los niveles más bajos de escolaridad y de capacitación, lo que determina en mayor medida su capacidad de acceder a una ocupación bien remunerada y digna que, a su vez, incide en sus niveles de desarrollo humano. 

 

Esas condiciones del proceso de formación de capital humano en el país que centró sus esfuerzos en las nuevas generaciones, renegando aquellos que existieron antes de las políticas públicas educativas, determinándolas a permanecer rezagadas en sus niveles de instrucción y preparación. 

 

En total, hombres y mujeres mayores de 60 años, tienen en promedio una participación económica del 31 % respecto a su propio grupo de edad. 

 

La situación del empleo entre la población de adultos mayores nos indica que la mayoría trabaja por cuenta propia, y en su mayoría se encuentran en situaciones de informalidad sin las prestaciones de ley, la estabilidad y la permanencia aseguradas. 

 

La informalidad es un rasgo distintivo de la situación del empleo en México, pero en el grupo de edad de los adultos mayores esa se agudiza, alcanzando tasas de aproximadamente el 80 % el incremento y la esperanza de vida de la población generalmente extiende la duración de su vida productiva, ya que las capacidades y habilidades físico mentales podrían mantenerse durante más años. 

 

Esas nuevas condiciones generan una presión adicional sobre la situación laboral de las personas adultas mayores, ya que, por un lado, los años adicionales que vivirán, les impone la necesidad de un ingreso estable, y por otro, el período de vida productiva socialmente aceptado  se ha aceptado, ha permanecido estable y no se ha adaptado a las nuevas condiciones de vida de la población. 

 

La mayoría de las personas de la tercera edad experimentaron durante su vida adulta circunstancias económicas y laborales que les impiden disfrutar de un plan de retiro, ya sea porque sus actividades se desarrollaban en el ámbito informal de la economía o porque los años y recursos destinados a construir el fondo de retiro fueron insuficientes. 

 

Aún aquellos que tienen acceso a un plan de retiro formal, éste proporciona un nivel muy básico de seguridad social, ya que los servicios y el ingreso recibidos son insuficientes para enfrentar con posibilidades de éxito los cambios internos y externos, condiciones que los incentiva a mantenerse activos económicamente para poder complementar los recursos mínimos de subsistencia. 

 

Por tales razones, las personas adultas mayores buscan ingresar o mantenerse en la fuerza laboral, en una economía en la que crónicamente existen rezagos  en la generación de empleos, donde en promedio los ritmos de crecimiento económico de las últimas décadas no supera la tasa de crecimiento poblacional. 

 

La presión que ejerce la oferta de mano de obra sobre los empleos existentes y los nuevos, crece cada vez con las consecuencias naturales de estancamiento de los salarios, el deterioro  de la calidad de los empleos y de sus condiciones, así como de una tendencia a seleccionar de manera prejuiciada a los potenciales empleados o empleadas, lo que hace que los grupos poblacionales socialmente estigmatizados sean los primeros en ser descartados. 

 

La escasez de actividades socialmente reconocidas hace que muchas adultas y adultos mayores se designen a ser invisibles para los demás, conformándose con permanecer ocultos y totalmente dependientes de otros actores. 

 

Un aspecto que influye en la discriminación  y personas de este grupo es la creencia patronal acerca de la incapacidad de actualización de sus empleados para utilizar las nuevas tecnologías de la información y comunicación. Esta creencia errónea impulsa a los empleadores y las empleadoras a no intervenir en el capital humano de las y los trabajadores con mayor edad, ya que no perciben como redituable tal inversión. 

 

La poca o nula capacidad de adaptación de la gran parte de las personas adultas mayores para encarar los cambios que genera el ingresar a la tercera edad, sociales, biológicos y psicológicos, es la clave también de su discriminación. 

 

La ausencia o disposición de recursos que ayuden a las personas adultas mayores a resistir los cambios y nuevas circunstancias que son inherentes a esta etapa de la vida, son determinantes para la calidad de vida futura, las personas adultas mayores enfrentan  múltiples obstáculos para emplearse en actividades productivas formales que  usualmente requieren cierta especialización para su desempeño, ya que las condiciones de proceso de formación de su capital humano, en su momento, fueron adversas y limitadas. 

 

El retiro de la actividad productiva se  asume socialmente como equivalente de la incorporación a la Senectud, ese retiro es visto comúnmente por la sociedad como un período de total inactividad, por ende se identifica erróneamente este grupo de personas como improductivas e inútiles, generalmente la desvinculación de relaciones laborales o productivas formales se acompaña con una mayor disponibilidad de tiempo libre y ocio, la utilidad que otorguen las personas adultas mayores al tiempo será fundamental para el trato que reciban de los demás integrantes de la sociedad. 

 

La presente iniciativa de reforma también ha considerado los elementos adversos  para el disfrute de los derechos laborales de la población de la tercera edad, que hacen más difícil su cumplimiento, los cuales son condiciones de desempleo y de empleos precarios con bajos salarios, la necesidad que se tiene por parte de las mujeres de emplearse en  casa para cuidar a los nietos o familiares sin un salario y sin apoyo de manutención, las necesidades de subsistencia y salud que por la edad requieren sin tener apoyos para enfrentarlas, bien por falta de ingresos o porque si lo tienen lo le son suficientes. 

 

Senadoras y Senadores: 

 

Es urgente que se brinde a la población de la tercera edad capacitación para proyectos productivos de autoempleo y adquisición de conocimientos y habilidades técnicas y tecnológicas para que puedan incorporarse a mercados laborales más inclusivos, así como fortalecer el marco jurídico para erradicar la discriminación y garantizar la equidad e igualdad en oportunidades en el acceso a una fuente formal de trabajo y en las condiciones laborales. 

 

Esto para que la misma Secretaría de Trabajo y Previsión Social cuente con mayores facultades, a fin de promover y proteger los derechos humanos en materia laboral de la población de adultos mayores. 

 

Quiero terminar con una cita de Sófocles, el gran poeta trágico, griego que decía: “Los que en realidad aman la vida, son aquellos que están envejeciendo”. 

 

Por su atención, muchas gracias. 

 

(Aplausos)

 

El Presidente Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Muchas gracias, Senador Raúl Morón. 

 

Túrnese a las Comisiones Unidas de Atención a Grupos Vulnerables y de Estudios Legislativos, Primera. 

 

Honorable Asamblea: 

 

Para dar paso a la comparecencia del señor Secretario de Relaciones Exteriores, esta Presidencia declara un receso. 

 

(Receso)

 

PRESIDENCIA DEL SENADOR

ERNESTO CORDERO ARROYO

 

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Honorable Asamblea: A fin de dar cumplimiento al resolutivo segundo del acuerdo que establece las normas para el Análisis del Quinto Informe de Gobierno del Presidente de los Estados Unidos Mexicanos. 

 

Recibiremos este día la comparecencia del titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, para analizar la política exterior de nuestro país.

 

En el salón contiguo a este recinto se encuentra el doctor Luis Videgaray Caso, Secretario de Relaciones Exteriores, por lo que solicito a las Senadoras y los Senadores Teófilo Torres Corzo, Laura Angélica Rojas Hernández, Isidro Pedraza Chávez, Jorge Aréchiga Ávila, Marcela Guerra Castillo, acudan a recibirlo y lo acompañen a entrar a este salón de sesiones.

 

(La comisión cumple)

 

Doctor Luis Videgaray Caso, Secretario de Relaciones Exteriores, sea bienvenido a esta comparecencia a la que se convocó con motivo del Análisis del Quinto Informe de Gobierno que presentó el ciudadano Presidente de la República, el 1 de septiembre pasado.

 

Asiste usted en cumplimiento a la obligación derivada del segundo párrafo del artículo 69 y de conformidad con el artículo 93, ambos constitucionales, por lo que este acto se realiza bajo los principios que establece la relación corresponsable entre los Poderes Ejecutivo y Legislativo de la Unión.

 

Doctor Luis Videgaray Caso, como es de su conocimiento, el artículo 69 invocado compromete a los servidores públicos a que asistan en comparecencia a informar bajo protesta de decir verdad.

 

En consecuencia, procederé a tomarle la protesta correspondiente.

 

Les solicito ponerse de pie.

 

El Secretario Senador Juan Gerardo Flores Ramírez: Solicito a los presentes ponerse de pie.

 

(Todos de pie)

 

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Doctor Luis Videgaray Caso, en los términos de lo dispuesto por los artículos 69 y 93 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, le pregunto:

 

“¿Protesta usted decir verdad en la información que exponga a esta Asamblea y ante las preguntas que le formulen las señoras y los señores Senadores?”

 

El Secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso: “¡Sí, protesto!”

 

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: De no cumplir con el compromiso que asume ante la Asamblea, la Cámara de Senadores estará en posibilidad de iniciar los procedimientos a que haya lugar.

 

Favor de tomar asiento.

 

La comparecencia tendrá un formato que asegura la participación de todos los grupos parlamentarios representados en esta Asamblea en el marco del orden republicano que nos exige nuestra investidura.

 

Daremos inicio con una intervención del doctor Luis Videgaray Caso, Secretario de Relaciones Exteriores, hasta por un tiempo de veinte minutos.

 

Señor Secretario, tiene usted el uso de la palabra.

 

El Secretario de Relaciones Exteriores,  Luis Videgaray Caso: Con su venia, señor Presidente.

 

Saludo a usted y a los integrantes de la Mesa Directiva; a los coordinadores parlamentarios y miembros de la Junta de Coordinación Política; a las Senadoras y Senadores de la República.

 

Es un honor asistir nuevamente al Pleno del Senado de la República, en cumplimiento de mi obligación constitucional y legal como titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

 

México enfrenta un momento extraordinario, un momento de transformación en el entorno internacional que obliga a una política exterior dinámica con responsabilidad global.

 

Antes de referirme a la política exterior quiero referirme a la generosa ayuda que hemos recibido los mexicanos a partir de los sismos ocurridos los días 7 y 19 de septiembre pasados.

 

Sin duda, los sismos han representado un momento profundamente doloroso para todos los mexicanos; un momento también de orgullo nacional en el que la ciudadanía se volvió protagonista encabezando los esfuerzos de rescate y de reconstrucción.

 

En este contexto de gran dolor, pero también de profundo orgullo por el carácter y la solidaridad de los mexicanos quedó acreditado que México no está solo en la comunidad internacional; México y los mexicanos contamos con el apoyo, con las condolencias y con la ayuda del concierto de naciones.

 

Sabemos hoy que contamos con amigos sinceros en todo el mundo y hemos aceptado con gratitud la ayuda de muchos países; recibimos condolencias de 113 países y territorios; y recibimos el apoyo técnico y material de 24 países, la Organización de Naciones Unidas y de la Unión Europea.

 

Recibimos en total 505 brigadistas internacionales; 21 unidades caninas; equipo y ayuda humanitaria. La ayuda en especie acumula ya 664 toneladas; y se han recibido 2 millones 791 mil dólares en donaciones en dinero.

 

Quiero, señor Presidente, en este acto, entregar a esta soberanía un informe detallado de la ayuda oficial recibida con copia de cada una de las actas de entrega-recepción de estos apoyos internacionales, la cual entrego en este momento a usted, señor Presidente.

 

Esta información está disponible a partir del día de hoy también en la página de internet de la Secretaría de Relaciones Exteriores, para consulta de la ciudadanía.

 

Quiero destacar también el importante apoyo de la comunidad mexicana en el exterior, particularmente en los Estados Unidos y en Canadá.

 

Los paisanos organizaron de manera espontánea 176 centros de acopio; el gobierno mexicano facilitó el transporte de donativos en especie desde Estados Unidos y Canadá otorgando facilidades aduanales, el no cobro de casetas a la carga que venía de los centros de acopio, y en los casos en que se solicitó protección federal en el trayecto.

 

Agradecemos a las empresas transportistas y a las aerolíneas que generosamente participaron en este proceso.

 

Sin duda, este reconocimiento es también un reconocimiento a la importancia y el valor que México tiene en el contexto de naciones.

 

En el año que se informa, en el Quinto Informe de Gobierno que corresponde al período de esta glosa, México dio un impulso importante a las relaciones bilaterales con nuestros amigos, socios y aliados en el mundo.

 

En este período el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos realizó 13 visitas al exterior y recibió la visita de ocho mandatarios extranjeros.

 

Quiero destacar que hoy, más que nunca, gracias al apoyo del Senado, la política exterior cuenta con los elementos para cumplir su función.

 

Algo que no ocurría, por lo menos desde 1995, que es el último año para el que tenemos registro, es que hoy todas las representaciones diplomáticas de México en el exterior, nuestras embajadas, consulados y misiones ante los organismos internacionales tienen un titular nombrado por el Ejecutivo y ratificado por el Senado.

 

Senadoras y Senadores, este es un reconocimiento a su trabajo.

 

Gracias por dar este apoyo a la política exterior mexicana.

 

(Aplausos)

 

Asimismo, quiero destacar la extraordinaria labor que realiza todos los días el Servicio Exterior Mexicano; mujeres y hombres que han decidido dedicar su carrera a servir a México, a cuidar el buen nombre de México como funcionarios del Estado mexicano en todo el mundo.

 

En correspondencia a esta entrega y reconociendo que el Servicio Exterior Mexicano es la columna vertebral y el corazón de la Cancillería, en abril de este año entró en vigor una reforma al reglamento de la Ley del Servicio Exterior Mexicano.

 

Se trata de una de  las reformas más importantes integrales y ambiciosas al documento que no se había modificado desde el año 2002.

 

El objetivo fue fortalecer la presencia de México en el  mundo dándoles mejores condiciones de trabajo a los integrantes del servicio exterior.

 

Asimismo, este año hemos realizado el mayor concurso en la historia del Servicio Exterior para el ascenso de sus integrantes, 350 plazas han sido concursadas este año, y esto se logra mediante dos políticas internas.

 

Primero, el darle prioridad en el gasto a los recursos humanos, específicamente el servicio exterior.

 

El segundo, dando prioridad de los nombramientos a los integrantes del servicio exterior, y no solamente me refiero a los titulares de las representaciones sino a todo el cuerpo diplomático que integra a dichos equipos.

 

Ante un entorno complejo y cambiante México tiene dos prioridades de política exterior.

 

La primera, es fortalecer nuestro contacto y presencia en el mundo, diversificar nuestras relaciones y oportunidades.

 

El segundo, es enfrentar con éxito esta nueva etapa de diálogo y negociación con los Estados Unidos de América.

 

Con respecto a nuestra presencia en el mundo, América Latina y el Caribe es sin duda una región prioritaria.

 

México es y siempre será un país latinoamericano, ahí está nuestra historia, ahí está nuestro corazón, y también están ahí muchas de nuestras oportunidades.

 

Se ha fortalecido el diálogo político, permanente, franco y constructivo con las 32 naciones de la región de América Latina y el Caribe.

 

Fuimos por primera vez la sede de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos que resultó en un importante fortalecimiento de la organización, particularmente del Sistema Interamericano de Derechos Humanos que a propuesta de nuestro país duplicó su presupuesto, y también se aprobaron nuevos mecanismos en materia de derechos de pueblos indígenas, migración e integridad de la administración pública.

 

Con respecto a Centroamérica y el Caribe, México promueve la adopción de políticas que favorezcan flujos ordenados, seguros humanos de personas que traten  las causas estructurales de la migración, y sí, que aprovechen los beneficios económicos, sociales y culturales de la migración.

 

Hemos ampliado con los países del Triángulo Norte, Guatemala, Honduras y El Salvador el mecanismo Tricamex para fortalecer la defensa conjunta que hacemos de nuestros migrantes en los Estados Unidos, y  hemos fortalecido participando de manera activa en los mecanismos de cooperación triangular, en los foros subregionales como el mecanismo de diálogo y concertación de Tuxtla, y por supuesto dándole un aprovechamiento mayor al fondo de infraestructura para los países de Mesoamérica y el Caribe, el llamado Fondo Yucatán, y la iniciativa Mesoamérica “Sin Hambre”.

 

Con respecto al Caribe, quiero enfatizar que así como hemos recibido la solidaridad generosa, afectuosa del resto del mundo, México tiene que corresponder, y lo estamos haciendo, ante los graves fenómenos naturales que han enfrentado las islas del Caribe.

 

En particular hemos decidido enviar, por instrucciones del Presidente de la República, una brigada de la Comisión Federal de Electricidad a Cuba, y otra  a Puerto Rico.

 

En ambos casos nuestros técnicos que tienen una gran experiencia para enfrentar desastres naturales y sus daños en las redes eléctricas están ya trabajando tanto en Puerto Rico como en Cuba, para fortalecer y acelerar la recuperación de las redes eléctricas; y asimismo, hemos recibido la instrucción del Presidente para a través de nuestros mecanismos de cooperación apoyar la reconstrucción de Antigua y Barbuda, así como la isla de Dominica.

 

En América Latina no cabe duda que la Alianza del Pacífico es hoy la plataforma de integración más exitosa  en el continente. Es una alianza innovadora, dinámica que genera importantes oportunidades para México.

 

Hoy la Alianza del Pacífico tiene una oportunidad relevante frente a sí, que es la negociación como bloque por primera vez de acuerdos de libre comercio con naciones de otras latitudes.

 

Así, en la Cumbre de Cali, inició el proceso de negociación de un acuerdo de libre comercio entre los países que integramos la alianza Chile, Perú, Colombia y México con cuatro países de distintas regiones principalmente del Asía-Pacífico que son Nueva Zelandia, Australia, Singapur y Canadá.

 

La Alianza del Pacífico está dando un país hacia adelante, y se convierte en un instrumento fundamental para la ampliación y diversificación de nuestras relaciones económicas con el resto del mundo.

 

Con respecto a Venezuela, México ha expresado con claridad la preocupación que conlleva a muchos países a observar la ruptura del orden democrático y constitucional  en ese país entrañable para México.

 

Quiero ser muy claro, nuestros esfuerzos son estrictamente diplomáticos, y  hemos rechazado y habremos de rechazar cualquier tipo de solución que sea distinta a la negociación y a la política a la crisis venezolana.

 

Rechazamos de manera categórica cualquier tipo de solución militar interna o externa, y así lo hemos expresado reiteradamente.

 

Quiero informar, señor Presidente, que en días recientes, el 17 de septiembre recibimos una comunicación formal tanto del gobierno de Venezuela por conducto de su cancillería como por la oposición representada en la llamada mesa de la unidad  para invitar a México a participar como acompañante y como garante en el proceso de diálogo político, y de acuerdo político que están por iniciar.

 

Hemos también, de manera formal y por escrito confirmado la disposición de México a participar en este proceso, y lo haremos de buena fe, convencidos de que es a través de la diplomacia con pleno respeto a las decisiones de los venezolanos, como México puede contribuir de una manera constructiva a la solución de la grave crisis que enfrenta este país hermano.

 

Señor Presidente, me permito entregar al Senado de la República una copia de la carta del canciller de Venezuela, don Jorge Arreaza Montserrat en la que invita al gobierno a participar en este proceso de diálogo, y habremos de informar a esta soberanía de manera continua y oportuna sobre  los avances que se presenten en el mismo. 

 

Gracias, Señor Presidente. 

 

Con Europa México tiene una oportunidad significativa de estrechar lazos, incrementar los flujos de comercio e inversión y, sobre todo, de encontrar un aliado político fundamental para defender valores e intereses comunes.

 

El Presidente de  los Estados Unidos Mexicanos realizó  visita de trabajo a Francia; recibió a los Jefes de Estado y de Gobierno de Alemania, Dinamarca, Finlandia, Polonia, Portugal y Suiza.

 

Se celebró con éxito el año dual México-Alemania, y se trabaja de manera acelerada para modernizar nuestro marco jurídico con Europa en particular nuestro acuerdo global, que incluye nuestro tratado de libre comercio,  las negociaciones avanzan de manera ágil, se han tenido, apenas en las pasadas dos semanas las  más recientes rondas en materia comercial y en materia política, y el objetivo que hemos delineado con Bruselas es llegar a la conclusión de este acuerdo antes del final de este año 2017.

 

Con Asia-Pacífico buscamos fortalecer y profundizar relaciones políticas y económicas de la región.

 

El Presidente de la República estuvo recientemente en China, invitado a participar en el Foro de los BRICS por primera vez, y mantendremos presencia y comunicación fluida con  esta instancia multilateral de los países en desarrollo.

 

Visité Japón en agosto de este año, y hemos tenido participación en los distintos foros multilaterales de la región.

 

Una de las prioridades y las  oportunidades que tenemos con Asia es la continuación del acuerdo Transpacífico, el TPP, por sus siglas en inglés, sin la presencia y sin la participación de los Estados Unidos.

 

Esta iniciativa que ha promovido Japón, es una iniciativa a la que México ha dado la bienvenida y participamos con seriedad y con entusiasmo. 

 

Queremos hacer más comercio con Corea. 

 

Queremos hacer más comercio con Japón. 

 

Por supuesto, con China, que es hoy ya el mercado más grande para nuestro potencial, para las exportaciones mexicanas. 

 

Y queremos seguir trabajando con toda Asia-Pacífico para, insisto, diversificar nuestros esfuerzos. 

 

Informo también que en la reciente visita del Primer Ministro, Netanyahu, de Israel, se acordó con ese país iniciar el diálogo para modernizar nuestro Tratado de Libre Comercio. 

 

En materia multilateral es indiscutible que México y su diplomacia juegan un papel protagónico y de liderazgo. 

 

En materia del medio ambiente México hospedó la COP-13, sobre diversidad biológico de la ONU, en diciembre del año pasado, y fuimos la sede de la Quinta Plataforma Global para la Reducción del Riesgo de Desastres. 

 

En materia de cambio climático fuimos el primer país en desarrollo en establecer sus metas unilaterales y seguiremos siendo orgullosamente un participante activo en el Acuerdo de París para el combate al cambio climático, ésta es una de nuestras prioridades y seguirá siendo un compromiso de nuestra responsabilidad global. 

 

Con respecto a la Agenda 2030 de Naciones Unidas, hospedamos la primera reunión de los países de América Latina y el Caribe sobre el desarrollo sostenible. 

 

Y en materia de migración, México junto con Suiza, juega el papel de cofacilitador del Pacto Mundial para una Migración Segura, Regular y Ordenada. 

 

Aspiramos a que este Pacto Global sobre Migración dote a la comunidad global de un marco jurídico uniforme y aplicable en materia de migración para ser puesto a consideración de las Naciones en la Asamblea General de Naciones Unidas en septiembre del próximo año. 

 

Adicionalmente continúa la participación de las Fuerzas Armadas Mexicanas en las operaciones de mantenimiento de la paz en Naciones Unidas, en el Sahara Occidental, en Haití, en Líbano, hasta noviembre de 2016, en la República Centro Africana y, por supuesto, la misión política especial en Colombia con motivo del proceso de paz.

 

Quiero referirme de manera especial a la materia del desarme nuclear, México fue sede del 50 Aniversario de la firma del Tratado de Tlatelolco, y apenas hace unos días tuve el privilegio y el honor de firmar a nombre de nuestro país el Tratado para la Prohibición de Armas Nucleares, mismo que el día de ayer ha sido enviado por el Titular del Ejecutivo, para la ratificación, en su caso, por esta soberanía. 

 

Hace 50 años México asumió un compromiso voluntario y libre de renunciar a la posesión, la fabricación, el almacenamiento y el transporte de armas nucleares, esta relevancia de la diplomacia mexicana a favor de la paz y la seguridad internacional le valió, en 1982, el Premio Nobel de la Paz, al Embajador Alfonso García Robles. 

 

Apoyándonos en nuestra tradición en favor del desarme nuclear, México contribuyó a romper una parálisis de décadas y concluir las negociaciones del Tratado sobre la Prohibición de Armas Nucleares. 

 

Quiero desde esta tribuna exhortar a las Senadoras y a los Senadores a dar una pronta valoración y, en su caso, ratificación a este emblemático Tratado del que México orgullosamente ha sido promotor y orgullosamente es parte. 

 

Finalmente, me refiero, señor Presidente, a nuestra relación con América del Norte. 

 

Nuestra relación con Norteamérica es fundamental y estratégica no solamente para nuestra economía, sino para la vida cotidiana de millones de personas. 

 

El Tratado de Libre Comercio ha sido un facilitador de la integración económica de la región, y es un hecho que hoy nos enfrentamos ante una coyuntura, un momento de definición, de las decisiones que se tomen en América del Norte, en las próximas semanas y meses habrá de definirse la forma en que estas tres naciones y, particularmente, entre México y Estados Unidos se da la convivencia durante décadas por venir. 

 

Es un hecho que para México, Estados Unidos es una relación fundamental, pero lo que no debemos olvidar los mexicanos es que para Estados Unidos, México también es una relación fundamental, y a partir de esta convicción, de la seguridad que debe darnos el hecho de saber que no se puede prescindir de una relación funcional, una relación eficaz con México, es que nos presentamos a los retos que hoy tiene Norteamérica frente a nosotros. 

 

México cree en el diálogo, en el diálogo respetuoso y en el diálogo constructivo para dirimir las diferencias, diferencias que hoy son claras, son públicas, son conocidas con el gobierno de los Estados Unidos. 

 

Hemos logrado, sin embargo, institucionalizar el diálogo con el nuevo gobierno de nuestro vecino del norte, han ocurrido ya 61 reuniones de miembros de gabinete con altos funcionarios de los Estados Unidos al día 9 de octubre. 

 

En materia migratoria quiero nuevamente agradecer al Congreso de la Unión, y particularmente la iniciativa del Senado de la República, que a principios de este año fortaleció de manera sustancial la capacidad presupuestal de la Cancillería y de nuestros 50 consulados en la Unión Americana, para proteger, como es nuestra obligación legal y moral, a los mexicanos que radican en Estados Unidos. 

 

Este monto, los 1070 millones de pesos, se ha asignado a cinco rubros prioritarios: fortalecer nuestros recursos humanos para la atención de los paisanos, a nuestros programas de protección, incluyendo la protección jurídica y representación legal de los paisanos, los programas de servicios consulares, los programas de protección al patrimonio. 

 

Señor Presidente: 

 

Así como lo hice en la comparecencia a principios del año, me permito entregar a usted un reporte actualizado de la ejecución de estos recursos y sus resultados. 

 

Nuevamente agradecemos al Senado, a la Cámara de Diputados y, por supuesto, la decisión del Ejecutivo Federal de reconducir estos recursos a la Cancillería, nos ha permitido asesorar, hacer diagnóstico migratorios, defender a  los paisanos que se encuentran en una situación de riesgo ante las instancias jurídicas y preparar casos de litigio estratégico que habrán de sentar precedentes en el futuro cercano. 

 

Con respecto al programa de acción diferida para los llegados en la infancia, también conocido, por sus siglas en inglés, como DACA, los llamados dreamers. 

 

Quiero reiterar ante ustedes lo que hemos dicho muchas veces al gobierno de los Estados Unidos, para México el que regresaran jóvenes talentosos con un historial jurídico impecable, que han recibido educación superior en materias tan diversas con las ciencias computacionales, la ingeniería, la medicina, la contabilidad, la historia o el derecho. 

 

Y que regresaran a México, sería para México no solamente un privilegio, sino una gran oportunidad, por cada uno de los dreamers que regrese a México, México gana, por cada uno de los dreamers que salga de Estados Unidos, Estados Unidos pierde; sin embargo, lo más importante aquí no es quién gana o quién pierde entre las naciones, aquí lo importante es qué quieren estos muchachos, qué quieren estos jóvenes, y abrumadoramente yo he tenido la oportunidad de hablar con muchos de hechos en distintas ciudades de la Unión Americana. 

 

Lo que quieren es quedarse, quedarse en el país que conocen como su casa, donde han crecido, donde han tenido éxito, donde han estudiado y donde trabajan, la obligación que tiene, por lo tanto, el gobierno de México, y es una obligación jurídica, pero también una obligación moral, es apoyarlos y, por lo tanto, estamos desplegando todas nuestras capacidades políticas y diplomáticas para hablar tanto con la administración como con el Congreso de los Estados Unidos que hoy tiene bajo su definición lo que ocurrirá con este programa. 

 

Hacemos votos para que Estados Unidos tome la decisión correcta, la decisión correcta para estos jóvenes que no hacen otra cosa más que merecer un futuro digno y de oportunidades. 

 

En materia de seguridad México y Estados Unidos organizamos la conferencia sobre prosperidad y seguridad en Centroamérica en los países del Triángulo Norte, estamos convencidos que los retos migratorios y de seguridad que provienen de los países del sur, solamente pueden ser enfrentados con éxitos si tenemos una estrategia de desarrollo, de involucrarnos todos en Centroamérica, particularmente en Honduras, en El Salvador y en Guatemala, con proyectos reales y concretos que generen oportunidades, que promuevan estabilidad y que integren a la comunidad. 

 

Ése es el esfuerzo que hemos propuesto a Estados Unidos, y no solamente a Estados Unidos, también a Canadá, también a  Colombia, ha participado España, y hoy es una gran prioridad de la política exterior, el promover a través de proyectos concretos, el desarrollo y la estabilidad en América Central, particularmente en el Triángulo Norte.

 

Hemos generado una nueva instancia para el diálogo en materia de crimen organizado trasnacional, celebrándose el 18 de mayo la primera reunión del diálogo de alto nivel sobre crimen organizado, donde quedó claro, reconocido por el Gobierno de los Estados Unidos, que éste es un problema de responsabilidad compartido, que de nada sirve estarnos asignando mutuamente culpas, que el origen del problema, que el origen de la violencia en México ha costado miles y miles de vidas, es en primer lugar el alto consumo o la alta demanda de drogas en Estados Unidos, y que  tiene que haber un esfuerzo conjunto y sobre todo un esfuerzo compartido.

 

A partir de este paradigma estamos trabajando en nuevos mecanismos de cooperación bilateral y antes de que termine el año tendremos nuestro segundo diálogo de alto nivel sobre el combate a las organizaciones trasnacionales en crimen organizado.

 

En materia comercial, como ustedes saben, está en curso la negociación para una posible modernización del Tratado de Libre Comercio.

 

México enfrenta este proceso de buena fe, con una actitud constructiva, buscando llegar a un acuerdo que sea ganar, ganar, ganar, es decir, con beneficios para los tres países.

 

Estamos siendo representados por un equipo extraordinariamente calificado y con experiencia, que encabeza el Secretario de  Economía, Ildefonso Guajardo.  Pero no debe malinterpretarse la buena voluntad, el ánimo constructivo de nuestros negociadores, con una decisión de abandonar las causas y  los intereses de nuestro país.

 

Nos debe de quedar claro a todos, México es mucho más grande que el Tratado de Libre  Comercio de América del Norte, y debemos estar preparados para los distintos escenarios que pueden resultar de esta negociación.

 

No estamos negociando el Tratado en las redes sociales, no estamos negociando el TLCAN a través del Twitter, lo estamos haciendo con profesionales, actuando de buena fe y así seguiremos. Y solamente seguiremos en este proceso y en este Tratado, si así conviene al interés nacional.

 

Finalmente me quiero referir a la frontera, quiero reiterar que el gobierno de México tiene una disposición constructiva, una disposición de buena fe a trabajar en proyectos de infraestructura fronteriza que nos acerquen, a desarrollar nuevos cruces fronterizos, a modernizar los existentes, a utilizar la tecnología para tener una frontera más segura en la que se impida, entre otras cosas, el tráfico ilegal de armas hacia México, el tráfico ilegal de dinero en efectivo hacia las manos de las organizaciones criminales.

 

Sin embargo, quiero reiterar que México no participará, ni colaborará en ningún proyecto que implique una barrera física entre México y los Estados Unidos.

 

(Aplausos)

 

México, y lo reitero, nuestro país, no pagará de ninguna manera, y bajo ninguna circunstancia, un muro que se construya en territorio estadounidense a lo largo de la frontera con México.

 

(Aplausos)

 

Esta determinación, señoras Senadoras, señores Senadores, no es una postura de negociación, no es una estrategia mexicana, esto es parte de un principio fundamental de dignidad y de soberanía nacional.

 

Señor Presidente, estoy atento a las preguntas y comentarios de los legisladores.

 

Muchas gracias.

 

(Aplausos)

 

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Damos paso a las rondas de preguntas y respuestas conforme lo establece el numeral 3 del resolutivo segundo del acuerdo aprobado el 3 de octubre pasado.

 

En esta fase los grupos parlamentarios tendrán cinco minutos para plantear su pregunta, inmediatamente el compareciente responderá por un lapso de hasta cinco minutos.

 

Las preguntas se organizarán en dos rondas, conforme a la distribución dispuesta en el acuerdo.

 

En consecuencia, tiene el uso de la tribuna el Senador Manuel Cárdenas Fonseca.

 

El Senador Manuel Cárdenas  Fonseca: Con el permiso de la Presidencia.

 

Señor Secretario, bienvenido a este diálogo y rendición de cuentas entre poderes.

 

El tema es muy amplio y sugiero que mis compañeros se referirán a varios tópicos, pero hay uno que en  lo particular para mí es de la mayor importancia, que es la atención consular a nuestros connacionales en el mundo. 

 

Y lo haré sin estridencias y acusando un juicio sereno, porque el gobierno de la República está cumpliendo con lo que mandata la  Constitución.

 

Entendiendo que  una relación como la que tiene México con las naciones del mundo, implica tener, a guiso de una valoración propia, como usted lo ha demostrado en el cumplimiento que le mandata la Constitución y le ordena su jefe, el Presidente de la República, ha tenido prudencia, ha sido mesurado y ha tenido maña, y en ocasiones inclusive, atrevimiento.

 

Usted, a mi juicio, ha actuado con responsabilidad, independientemente de que pudiera haber temas en los que pensáramos de manera diferente. Sin embargo, algo que debemos resaltar de la dependencia a su cargo es el servicio consular a nuestros connacionales en distintas partes del mundo.

 

Hoy, sabedores que la Agenda Mundial, plagada de amenazas externas es una agenda volátil, cambiante, dinámica, compleja, multifactorial y multidimensional, la dependencia a su cargo, con nuestro vecino, los Estados Unidos de América, socio comercial más importante, y que desde muy distintos órdenes pone la Agenda Mundial. 

 

El trabajo que han desempeñado en la atención consular lo debo de reconocer y hacer un reconocimiento al Centro de Información y Asistencia de Mexicanos, el conocido como CIAM, que se instaló en el Consulado de México en Tucson, y se instaló el 19 de noviembre de 2014, iniciando operaciones, y ofrece un servicio de alcance nacional en la Unión Americana, de respuesta inmediata a las  necesidades crecientes de nuestros connacionales, en la demanda de servicios de prevención, asistencia y protección de la comunidad mexicana en los Estados Unidos de América.

 

Es cierto, yo quisiera ver reflejadas acciones como ésta, concreta en muchas otras áreas del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, porque con esto se da cabal cumplimiento al eje número 5, México con responsabilidad global.

 

El objetivo del CIAM es brindarle una respuesta humana, profesional y oportuna a las necesidades de nuestros connacionales, orientando integralmente las peticiones en materia de servicios consulares, actualidad migratoria y protección consular, en plenas concordancias con los compromisos de lo que establece la Constitución y mandata el gobierno de México para proteger los intereses de los mexicanos en el exterior.

 

En cifras, compañeros Senadores, el CIAM de la fecha de su instalación al corte, a diciembre de 2014 atendió más de 75 mil connacionales; a diciembre de 2015, 92 mil aproximadamente; en diciembre de 2016, 160 mil; para septiembre de 2017, 240 mil. 

 

Este tipo de acciones, señor Secretario, se le deben de reconocer al Gobierno, a usted y al Embajador Pineda, que es el Cónsul en Tucson. 

 

Pero ya lo comenté. Los riesgos de los connacionales, sus derechos, su protección y su atención, si bien destacadamente en Estados Unidos, debe de serlo en otras regiones del mundo. 

 

De ahí que mi pregunta sería. Si en la estructura del gasto que plantea el Ejecutivo Federal para el Presupuesto de Egresos 2018, más allá del apoyo que usted le reconoce al Poder Legislativo, y propiamente a esta Cámara de Senadores, de cómo fuimos concurrentes en apoyo presupuestario para el mejor desempeño en estas obligaciones. 

 

¿Tiene contemplado, para 2018, apoyar con más presupuesto este tipo de programas y servicios en la Unión Americana? Y además, replicarlo por regiones en otras partes del mundo.  

 

¿Muy bien pudiera replicarse en una embajada o en un consulado en la Europa Occidental, o en Asia?  De tal suerte que nuestros connacionales tuvieran una respuesta pronta, ágil, eficaz e inmediata como ha sucedido con el CIAM desde Tucson para la Unión Americana. 

 

Sabedores, señor Secretario, de que la política de población y migratoria compete a la Secretaría de Gobernación, pero entendiendo y estando ciertos de que la intención consular a los connacionales en el mundo es responsabilidad de la dependencia a su cargo. 

 

Es cuanto, señor Secretario. 

 

(Aplausos)

 

El Secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso: Gracias, Senador Cárdenas. 

 

Agradezco, en primer lugar, a nombre de los integrantes del cuerpo diplomático consular, en los 50 consulados en la Unión Americana, sus expresiones, y habré de transmitir estas palabras de reconocimiento a quienes son los verdaderos protagonistas de la transacción consular que son precisamente los cónsules y sus colaboradores en las 50 representaciones que tenemos a lo largo y ancho del territorio de los Estados Unidos. 

 

La protección consultar ha tenido un crecimiento muy importante a partir de los retos que enfrentan nuestros paisanos en Estados Unidos. 

 

Quiero destacar, adicionalmente a los datos que usted menciona, Senador Cárdenas, sobre el CIAM, nuestro Centro de Atención Telefónica, habré de transmitir su saludo y reconocimiento a nuestro Cónsul en Tucson. 

 

El que nuestros centros de defensoría, en los 50 consulados, han atendido ya a 509 personas que se han acercado, que han estado, que han estado ahí en los consulados platicando con nuestros abogados, compartiendo sus experiencias, recibiendo diagnósticos migratorios, y en muchos casos teniendo representación legal, es decir, cuando el gobierno mexicano le pone un abogado a defender la causa individual de los connacionales. Tenemos ya 14 mil 520 casos, donde actualmente estamos representándolos.  

 

Ha crecido también, de manera muy importante, los trámites de registro civil, puesto que hoy la identidad y el tener papeles mexicanos es, sin duda, un elemento de protección. 

 

Ha crecido 154 %, por ejemplo, el registro de nacimiento de mexicanos en Estados Unidos, y así podemos hablar de los diferentes indicadores de cómo los consulados están jugando hoy un papel muy importante. 

 

Con respecto al gasto 2018, por supuesto, la Secretaría de Relaciones Exteriores apoya en su totalidad y en su detalle el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2018, que el Ejecutivo ha enviado a la Cámara de Diputados. 

 

Los recursos que se tienen dispuestos en ese proyecto y que estarán a consideración de las y los Diputados, permitirán a la Cancillería seguir llevando a cabo estos trabajos que hoy son de naturaleza estratégica. 

 

Hemos, sin duda, concentrado nuestros esfuerzos, como usted bien lo señala en la protección consular en Estados Unidos, sin embargo, es un hecho que hay retos de protección consular en otras latitudes, y habremos de enfocarnos particularmente en aquellas regiones donde hay retos constitinos, uno de ellos, por ejemplo, es América Central, donde hay muchos mexicanos, son cientos, miles de mexicanos que viven en los distintos países de América Central y algunos de nuestros consultados más ocupados, donde se realizan más trámites no están al norte de la frontera, sino están al sur de la frontera, en Guatemala, en Honduras, en El Salvador, por ejemplo. 

 

Y este modelo del Centro de Atención Telefónica que usted dice, lo estamos estudiando para poderle dar una escala global, incluso, la propia tecnología nos da economías de escala para poder hacerlo, ya sea desde la Ciudad de México, o incluso, desde alguno de nuestros consulados en Estados Unidos, como es el mismo Tucson. 

 

Ha sido una experiencia importante, y donde quiero resaltar, y es algo que tal vez no se reconoce, es algo que no aparece en el presupuesto y que no aparece en las cifras, es el ánimo, las horas extras, el trabajo de fin de semana que realizan nuestros funcionarios, nuestros cónsules y todo el equipo de la Cancillería en nuestras representaciones en los Estados Unidos. 

 

El compromiso, la pasión, la solidaridad con la que nuestro personal consular está haciendo, actúa todos los días, está haciendo una diferencia en la vida de muchas familias de mexicanas y mexicanos que hoy enfrentan incertidumbre y que enfrentan riesgo. 

 

Muchas gracias, señor Senador. 

 

Gracias, Presidente. 

 

(Aplausos)

 

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Gracias, señor canciller. 

 

Tiene el uso de la palabra, hasta de cinco minutos, el Senador Juan Gerardo Flores Ramírez. 

 

El Senador Juan Gerardo Flores Ramírez: Muchas gracias, Presidente. 

 

Buenas tardes, señor canciller. 

 

En primer lugar, quiero agradecerle la información que nos compartió aquí ante el Pleno de toda la ayuda recibida por parte de los países hermanos, diría yo, que comprometieron o que asumieron un compromiso de apoyo a nuestro país en virtud de los sismos que sufrimos en el mes de septiembre. 

 

Voy a enfocarme a hacerle dos preguntas muy concretas, una tiene que ver con la situación que hoy vive España, que la situación que vive España en virtud de lo que también se vive a su vez en Cataluña. 

 

La creciente tensión que se ha registrado durante las últimas semanas en Cataluña a propósito del referéndum independentista promovido por el gobierno Catalán el pasado 1º de octubre, ha sido motivo de inquietud, en particular los actos de violencia que atestiguamos el domingo 1º de octubre, generaron preocupación, máxime tratándose de España, un país muy cercano a México por los vínculos históricos y culturales, así como por los valores e intereses compartidos. 

 

Por un lado se habla de la vigencia del Estado de derecho y el respeto a la Constitución Española; y por otro se cuestiona lo que parecería ser una represión a un ejercicio democrático básico, como es el voto o la expresión de la voluntad cultural. 

 

Apenas hace unos momentos, mientras usted se dirigía a este Pleno, el Presidente de Cataluña se refirió al referéndum ante el Parlamento Catalán, al que pidió que la Declaración de Independencia de Cataluña se suspenda unas semanas. 

 

No conozco los detalles de este anuncio, justamente por la inmediatez, pero celebro que se abra este espacio que da oportunidad al diálogo en España. 

 

Ante este escenario le pido, por favor, que nos explique ¿Cuál es la posición del gobierno de México frente a la compleja situación que vive este país amigo, este país hermano?

 

Por otro lado, señor canciller, abordo un tema que usted mencionó en su mensaje inicial, que es la situación que enfrentan nuestros connacionales en los Estados Unidos. 

 

Desde el inicio de la administración del Presidente Donald Trump, la política migratoria se ha endurecido emitiendo órdenes ejecutivas que entraron en vigor los primeros días de su mandato. 

 

El domingo pasado, la Casa Blanca anunció una serie de principios en materia migratoria que impactan directamente a México y a la comunidad mexicana en Estados Unidos.

 

En el tema de seguridad fronteriza se retoma la construcción del tan mencionado muro en la frontera con México al considerar que éste representa una amenaza para su país, por lo que se destinarán recursos para este fin. 

 

En segundo lugar, con el fin de hacer más expedito el proceso de repatriación en la frontera, el gobierno de Estados Unidos ha propuesto contratar 370 jueces de migración, incrementar el presupuesto de la oficina de migración y aduanas para que estén en la posibilidad de contratar mil abogados, 10 mil agentes y 300 fiscales federales para apoyar en los esfuerzos de detención y procesamiento de migrantes. 

 

También se han identificado las llamadas Ciudades Santuario, aquellas ciudades que le dan la bienvenida a migrantes para pedirles que colaboren con las autoridades federales o de lo contrario, dejarán de recibir fondos y recursos del gobierno federal. 

 

Ampliarán las capacidades de detención y aumentarán la cooperación entre autoridades estatales  y migratorias para arrestar a migrantes indocumentados. 

 

Es evidente la intención de infundir miedo a nuestros connacionales que viven en suelo norteamericano.

 

Claramente este tipo de acciones están destinadas a perseguir a nuestros compatriotas que residen en ese país. 

 

La atmósfera de persecución y hostilidad que se está creando en Estados Unidos contra los migrantes,  no ha cesado, incluso se percibe que se seguirá incrementando. El gobierno de México deberá estar atento en la implementación de estas políticas y defender el respeto de todos los mexicanos que pudieran verse afectados. 

 

En este sentido, me gustaría  preguntarle, señor canciller, ¿qué medidas ha tomado la Cancillería para contrarrestar los efectos de estos nuevos principios? 

 

¿Qué estrategia ha puesto en marcha al Ejecutivo Federal para apoyar a nuestros connacionales en aquel país?

 

¿Qué acciones diplomáticas y de gestión en Estados Unidos se han realizado con el Congreso Federal y las distintas agencias  estadounidenses? 

 

Muchas gracias.  

 

(Aplausos)

 

El Secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso: Muchas gracias, Senador Flores. 

 

Con su permiso, señor Presidente. 

 

Me refiero a los dos temas que usted ha referido. 

 

Con respecto a la situación en España y Cataluña, quiero hacer cuatro  puntualizaciones. La primera es que España es un país entrañable para México, es un país al que nos une no solamente la historia, sino que nos une el presente y las oportunidades en el futuro, por la gran comunidad española que vive en México, por la presencia de empresas españolas, con nuestro comercio, pero sobre todo por lo que nos une en el corazón, México es un aliado fundamental  y es un amigo de España y eso es algo que no se nos debe de olvidar. 

 

Segundo. Nos parece muy preocupante y lamentable la violencia  que ocurrió el día 1º de octubre con motivo del referéndum en Cataluña, más allá de la ilegalidad de dicho procedimiento, la violencia nunca debe de ser, y así lo expresamos al día siguiente en un comunicado de la Cancillería, la violencia nunca debe de ser el camino para la solución de las controversias 

 

Por lo tanto, y ese es nuestro tercer punto. Es, hacemos votos para que sea a través de un acuerdo político entre el gobierno de la generalitat catalana y el gobierno de España, con sede en Madrid, que se llegue a una solución a esta profunda y dolorosa crisis y que hoy ha puesto en riesgo no solamente la integridad territorial, sino el futuro de una nación fundamental para México, para el mundo como es España. 

 

Finalmente, quiero ser muy claro, si a pesar del proceso político, del proceso de diálogo político, el gobierno catalán, llegase a declarar de manera unilateral la independencia de Cataluña, el gobierno de México con base en el derecho internacional no habrá de reconocer la existencia de un Estado catalán. 

 

Senador Flores, con respecto a  la hostilidad, la incertidumbre, el miedo que hoy tienen nuestros connacionales en Estados Unidos, tenemos que reconocer dos principios. El primero  que Estados Unidos es un país soberano, como lo es México también, los países soberanos tienen derecho pleno a establecer, definir sus políticas migratorias, eso no está en duda. 

 

Sin embargo, tampoco está en duda que el Estado mexicano tiene una obligación jurídica  de proteger a los mexicanos donde quiera que estén en el mundo. 

 

El Estado mexicano, el gobierno de México no promueve la ilegalidad, no promueve la migración ilegal, lo que promueve es que se respeten los derechos, empezando por los derechos humanos, los derechos procedimentales de los mexicanos en Estados Unidos y, por lo tanto, la vía de actuación del gobierno de México ha sido en primer lugar y de manera preminente en el campo jurídico. 

 

Los recursos de los que nos ha dotado  el Congreso de la Unión han sido destinados en primer lugar a eso, específicamente, primero, a hacer diagnósticos individuales de la situación migratoria, es un hecho que muchos de nuestros paisanos   no conocían o todavía no conocen a ciencia cierta cuál es su situación migratoria y, por lo tanto, qué oportunidades de regularización tiene  o qué riesgos tienen en materia de deportación. 

 

En segundo lugar estamos dando asesoría sobre cómo reaccionar ante acciones de la autoridad migratoria. 

 

En tercer lugar estamos  dando asesoría jurídica e incluso a nivel de representación y lo estamos haciendo en alianza  con más de 500 asociaciones de la sociedad civil en todo el territorio norteamericano, que comparta nuestra causa y que tiene una gran experiencia en este tipo de defensa jurídica. 

 

Estamos también actuando por la vía de la diplomacia, hablando no solamente con el Ejecutivo Federal en los Estados Unidos, sino con muchos aliados naturales que tiene México en los Estados Unidos, gobernadores, congresistas, Senadores, en todo el territorio, asociaciones civiles, universidades,  escuelas, donde hemos encontrado aliados muy importantes para la protección de los mexicanos. 

 

Y quiero decir que no solamente el riesgo proviene del ámbito federal,  existen riesgos relevantes en algunas entidades de la Unión Americana, me permito destacar el caso puntual de Texas, donde la llamada  Ley SB4 representa un riesgo real para la seguridad jurídica, la certidumbre de muchos mexicanos que habitan en Texas, y que hemos decidido combatir también por la vía jurídica y hemos ya, nos hemos sumado formalmente a los procesos jurídicos en contra de esta ley de carácter estatal, y lo mismo habremos de hacer en todos los casos donde se presenten estos retos porque es nuestra obligación.

 

Insisto, el gobierno de México no condona, no promueve la ilegalidad. El gobierno de México promueve la vigencia del Estado de derecho y eso implica proteger los derechos de nuestros connacionales.

 

Muchas gracias, Senador.

 

Gracias, Presidente.

 

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Gracias, Secretario.

 

Tiene ahora el uso de la tribuna el Senador Isidro Pedraza Chávez, hasta por cinco minutos.

 

El Senador Isidro Pedraza Chávez: Gracias, señor Presidente.

 

Compañeras y compañeros:

 

Pues celebramos esta primera comparecencia en el tema de Relaciones Exteriores, porque es parte de las principales actividades de este Senado de la República.

 

Nosotros somos coparticipantes de la formulación de la política exterior y creo que es muy importante hoy y oportuna esta comparecencia porque es necesario que incluso se profundice el diálogo con el Secretario, hay veces que se apartan y ejercen algunas posturas de carácter político que se requiere contar con consenso y respaldo de la sociedad mexicana.

 

Nunca como ahora tenemos temas sensibles tanto con Estados Unidos con el tema migratorio como en el tema de la seguridad internacional; que el crimen organizado, el terrorismo son temas que preocupan a muchos ciudadanos del mundo.

 

La migración es un tema históricamente de los más relevantes a tratar en las relaciones entre México y Estados Unidos.

 

Recordemos que hay 24 millones de personas de origen mexicano; es decir, un 20 % de la población de México que vive en Estados Unidos, son 11 millones 706 mil 191 mexicanos registrados en Estados Unidos en carácter de residentes; 14 millones de estadounidenses de ascendencia mexicana; y 6.8 millones de migrantes mexicanos que viven sin papeles.

 

Los millones de mexicanos que viven en Estados Unidos, sin importar su estatus migratorio, implican la construcción de lazos sociales, políticos, económicos y culturales ya indirigibles.

 

En consecuencia, lo que sucede en materia migratoria en Estados Unidos debe ser una prioridad de Estado para México porque de eso depende el potencial de desarrollo de más de 11 millones de connacionales.

 

Actualmente la política migratoria, conocida de todos, se ha caracterizado por ser restrictiva y esa acota de manera progresiva los derechos sociales, económicos y políticos de los mexicanos dentro de sus fronteras.

 

El gobierno vecino ha implementado una política migratoria que se ha traducido en auténticas campañas casi militares contra migrantes indocumentados, trayendo como consecuencia la fragmentación de miles de familias vulnerando principios mínimos de la Carta Internacional de los Derechos Humanos.

 

Esta política antimigratoria ha sido caracterizada por los gobiernos estadounidenses de Barack Obama que deportó a más de 2.5 millones de migrantes; sin embargo, a partir de la promulgación de la orden ejecutiva sobre migración, emitida en enero por el Presidente Donald Trump, obliga a las autoridades locales a cooperar con las autoridades migratorias para ejecutar las deportaciones de más de 11 millones de ilegales, criminalizando a las personas por su estatus migratorio, y ésta se ha potencializado en los últimos días.

 

Frente a este contexto, las autoridades mexicanas reaccionaron de manera lenta e ineficaz y se vieron rebasadas operativa y políticamente tras el estallamiento de una crisis humanitaria manifestada en las miles de deportaciones que empieza a trabajar la actual administración, no obstante que la administración de Donald Trump ya lo había anunciado desde su campaña a la Presidencia.

 

La política de deportación no es una política nueva.

 

En la perspectiva migratoria de Estados Unidos durante la administración de Barack Obama se deportó a un promedio de 350 mil mexicanos al año, y la cifra podría alcanzar los 700 mil si el Presidente Donald Trump, con el amago de deportar a todos los migrantes que no acrediten su residencia legal, continúa haciéndolo.

 

Ante esta situación, y con la anticipación que el caso amerita, el gobierno de México fue reactivo y no contó con las capacidades de brindar apoyo a nuestros compatriotas.

 

La Cancillería, en primer lugar, en un acto de verdadera irresponsabilidad, no analizó de manera correcta y demeritó las posibilidades reales del triunfo del candidato Donald Trump.

 

Y, en segundo lugar, una vez ya consumada la victoria republicana se minimizó las consecuencias con las que impactaría a la comunidad mexicana de Estados Unidos y la afectación a la relación bilateral.

 

Afectaciones como las sufridas por los beneficiarios del DACA, por sus siglas en inglés, los llamados dreamers, son jóvenes que entregaron de manera voluntaria toda su información personal al gobierno estadounidense con la promesa de respetar su estancia dentro del país siempre y cuando cumplieran con una serie de condiciones, y ahora de un plumazo el actual Presidente puede regresar a cerca de 11 mil jóvenes ilegales.

 

Estamos por concluir el sexenio, y a 237 días de que el gobierno federal cambie y frente a un gobierno estadounidense claramente adverso a los intereses de México, detállenos, señor Secretario, ¿cuál es la estrategia específica que implementará el gobierno de la República para impulsar la reforma migratoria con Estados Unidos?

 

En otro sentido, le pregunto respecto a los derechos laborales de los mexicanos en el extranjero, ¿qué acciones promoverá el gobierno mexicano para que los derechos laborales, respaldados por la Organización Internacional del Trabajo, y sus principios relativos a los derechos fundamentales en el trabajo sean cumplidos y respetados en todos los casos de los mexicanos en el extranjero?

 

Quiero también, en el tema de derechos humanos, que nos informe, ¿por qué no ha suscrito y cuál es el estado en que se encuentran convenios internacionales? 

 

Como el Convenio 183 de la Organización Internacional del Trabajo, de la OIT, sobre el trabajo decente para las trabajadoras y los trabajadores domésticos; el Convenio 183 de la Organización Internacional del Trabajo sobre la protección de la maternidad; el Convenio 156 de la Organización Internacional del Trabajo sobre la igualdad de oportunidades en el trato ante trabajadores y trabajadoras, trabajadores con responsabilidad familiares; el Protocolo Facultativo de la Convención Internacional sobre la Desaparición Forzada en materia del reconocimiento de la competencia y jurisdicción del comité, entre otros temas.

 

Y, dado el tiempo que es breve, serían parte de los cuestionamientos que desde el Partido de la Revolución Democrática le formulo, señor Secretario.

 

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Muchas gracias, Senador Pedraza.

 

Tiene el uso de la palabra el señor Secretario de Relaciones Exteriores.

 

El Secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso: Gracias, señor Senador Pedraza.

 

Con su venia, nuevamente, señor Presidente.

 

Es un hecho que los mexicanos, Senador Pedraza, están los mexicanos en Estados Unidos, están enfrentando una situación sin precedentes, hay miedo en la comunidad mexicana.

 

Yo he tenido el privilegio de platicar con muchos de ellos, recorrer muchas ciudades de la Unión Americana y siempre acudimos a distintas organizaciones, incluyendo platicar siempre con los muchachos en este programa DACA o los dreamers, y es un hecho que existe una gran preocupación porque es un gobierno que tiene, desde antes de ser electo, una postura francamente amenazante.

 

Sin embargo, las cifras hasta ahora, y esto, repito, hasta ahora, las cifras de deportaciones están claramente por debajo de lo que vimos en la administración anterior. 

 

Esto no solamente cuando se le compara con la cifra que usted señalaba, de 350 mil deportados a México en promedio, en la administración Obama; pero si solamente tomamos el año pasado, el año 2016, donde las deportaciones para todo el año fueron de 220 mil personas, la cifra de deportados a México, al 4 de octubre, está por debajo en un 31 % con respecto al mismo período del año pasado.

 

Es decir, hasta ahora no se ha materializado un fenómeno de deportación masiva, todo lo contrario. Es un hecho más bien que la administración anterior sin un discurso antiinmigrante fue en los hechos una administración que alcanzó cifras históricas en materia de deportación.

 

Por supuesto nos preocupan las distintas directrices que ha emitido el nuevo gobierno, las llamadas órdenes ejecutivas que tal vez deberíamos de traducir como decretos presidenciales en materia migratoria tanto para las deportaciones en territorio fronterizo como para las deportaciones al interior.

 

Hasta ahora nuestros consulados han estado en una comunicación muy estrecha con las autoridades en los tres niveles de gobierno,  y hemos logrado establecer alianzas muy importantes con gobiernos con los tienen una clara afinidad hacia el fenómeno migratorio. El caso más notable es California, donde, acabo yo de estar en Sacramento, hace apenas tres semanas, tuve la oportunidad de platicar largamente, no solamente con el gobernador, sino con los líderes camerales tanto de la Asamblea Legislativa como del Senado estatal, y donde se tienen un entorno de protección a los mexicanos.

 

No todos los estados, sin embargo, tienen las mismas características que tiene California. El reto más importante, lo decía yo hace un momento, es Texas, y en Texas lo que estamos haciendo es atacar por la vía jurídica, los propios tribunales de los Estados Unidos y hasta ahora con éxito, sumarnos a los litigios que han organizado  nuestros socios de la sociedad civil norteamericana, por ejemplo, la ACLU o la NILS que han participado de manera prominente en estas demandas con quienes tenemos convenios, incluso nosotros financiamos parte de los esfuerzos de algunas de estas organizaciones, por ejemplo, CUNY, la Universidad de la Ciudad de Nueva York, y eso nos permite tener una presencia jurídica efectiva en la protección de los derechos.

 

El caso más preocupante para nosotros es Texas por la actitud del gobierno estatal, el clima político predominante en la capital de Texas, donde hay un sesgo claramente antiinmigrante.

 

En cada estado es una realidad diferente, y lo que le puedo decir, es que estamos actuando con eficacia y con prontitud, y estamos actuando por la vía que es la más importante, que la vía jurídica.

 

Por supuesto estamos  actuando también por la vía diplomática, estamos en una comunicación estrecha con las organizaciones, hay una gran  pluralidad de organizaciones, no todas  las organizaciones, hay que decirlo, ustedes lo saben, porque ustedes han estado con muchas de ellas a lo largo de los años, no solamente ahora, no todas las organizaciones tienen la misma visión, pero se han convertido en aliados muy importantes.

 

Tenemos una causa en común, una causa en común que es defender la dignidad y los derechos de los mexicanos.

 

Refiere usted al mercado del trabajo.

 

Y aquí hay que decirlo con claridad, en Estados Unidos hay una gran hipocresía con respecto al trabajo de los mexicanos, porque, por un  lado se les niega el estatus migratoria que les  permitiría trabajar y tener pleno respeto a sus derechos laborales, pero por el otro lado, es un hecho que la economía de los Estados Unidos necesita trabajadores mexicanos, y por lo tanto, los empleadores disfrutan de un mercado negro que les permite pagarle menos a los trabajadores mexicanos.

 

¿Qué hemos hecho y qué estamos haciendo con el gobierno de los Estados Unidos?

 

Nos hemos manifestado en la mejor disposición y con ideas concretas de cómo podríamos hacer un programa binacional para una migración laboral legal, ordenada y segura, donde habría oportunidades para  los mexicanos que están allá, y para los mexicanos que quieren ir allá, de manera temporal o de manera definitiva, de encontrar protección a sus derechos y contar con condiciones actuales.

 

Por más que prevalezca un sentimiento y un discurso antiinmigrante, hay una realidad económica innegable, que es que los Estados Unidos necesitan trabajadores  mexicanos en sectores tan diversos como la construcción, los servicios de hotelería o por supuesto el sector agrícola. 

 

Y no vamos a avanzar ninguno de los dos países si seguimos ignorando esta realidad, y seguir con un discurso francamente hipócrita por parte de  muchas voces en los Estados Unidos que sancionan, fustigan a los ilegales  y por otro lado los contratan para trabajar en sus campos o en sus empresas. 

 

Me refiero brevemente,  ya me extendí un poco, a sus últimas dos preguntas.

 

Con respecto a los convenios de la OIT, ahí difiero a la pregunta de la Secretaría del Trabajo. Estoy seguro que como parte de la glosa de estar aquí, puesto que esto es materia de la Secretaría del Trabajo, con la facilitación de la Cancillería, pero esto es competencia de la Secretaría del Trabajo.

 

Y en materia de desaparición forzada, creo que ahí tenemos buenas noticias, que es el hecho de que finalmente el Senado de la República ha aprobado una minuta que está ya a consideración de la Cámara de Diputados, una minuta de ley en la materia, la materia está avanzando, sabemos que ha sido ya dictaminada en comisiones y esperemos que pronto tengamos un marco jurídico apropiado para atender este enorme tema que son las desapariciones forzadas, y una vez que tengamos el marco jurídico apropiado y las herramientas institucionales que de ello deriva, por supuesto, que México habrá de considerar el ser parte plena de estos convenios, particularmente el que se refiere usted del comité de la ONU para desapariciones forzadas.

 

Gracias, Senador. 

 

Gracias, Senador Presidente. 

 

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Muchas gracias, señor canciller.

 

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Layda Sansores San Román.

 

La Senadora Layda Sansores San Román: Presidente. 

 

Compañeras, compañeros. 

 

Secretario Videgaray.

 

Sí, México debe ser muy cuidadoso en su relación  bilateral con los Estados Unidos, son nuestros vecinos, lo serán toda la vida.

 

Nos queda claro que no podemos tener una actitud pendenciera, rijosa, pero como decía el filósofo de Güemez, una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa, y nunca un presidente de Estados Unidos nos había humillado, denigrado como Trump lo ha hecho con los mexicanos.

 

Trata a nuestros hermanos migrantes como delincuentes, y  lo que se registra es que usted se ha dedicado a cumplir las instrucciones de un presidente entreguista, cobarde con una vocación de lacayo que da vergüenza.

 

Mi pregunta, ¿con qué criterio instrumentó la orden  que el vicepresidente de Estados Unidos le dio a Peña Nieto de expulsar al Embajador de Norcorea y hacerlo salir del país en un plazo perentorio de 48 horas como si  hubiera un peligro inminente contra la seguridad nacional.

 

Por qué intervenir en la confrontación del presidente de Estados Unidos y Norcorea, que son dos hombres insensatos y, mire, qué ironía, tomó sus cosas, y se fue a Cuba, que precisamente, hace más de  medio siglo era el centro de la atención internacional en el momento más agudo de la guerra fría.

 

López Mateos era presidente, y don Manuel Tello era canciller, ese sí sabía, era bajito de estatura, pero era gigante en su estatura moral.

 

Estados Unidos doblegó a todos los países latinoamericanos, pero México se mantuvo firme en sus principios de no intervención, y ganó mayor respetabilidad.

 

Éramos los hermanos mayores, teníamos un liderazgo, éramos referencia en América Latina, y hoy nos despertamos con el informe de transparencia internacional que seguimos siendo el Rey de Latinoamérica, pero de la corrupción, primer lugar como el país más corrupto de América Latina, y eso se los debemos a ustedes, a las Casas Blancas, a Malinalco, a Odebrecht, etcétera, etcétera.

 

Nos consideran el país más corrupto, y eso sería para replantearse muchas cosas, ahí perdemos toda autoridad.

 

Peña Nieto ha puesto descaradamente la seguridad nacional en manos y al servicio de los Estados Unidos, y también sería pregunta, por qué anda usted de dama de compañía del Comando Norte, del Comando Sur, lo mismo en Florida que en la frontera con Centroamérica.

 

Decía hace rato, no vamos a pagar nosotros el muro, no, nosotros no pagamos con dólar, pagamos con dolor, con el dolor de los centroamericanos que cruzan nuestro  país y que se ven desaparecidos, 70 mil, 100 mil, cuántos le gustan, ese es el precio por andar cuidando la frontera del norte. 

 

El grado de su obsecuencia pareciera que es un intento desesperado para que Trump lo rocíe de agua bendita o el yerno lo corone de candidato, sólo así lo explico porque creo que su inteligencia da para más. 

 

La voz de la calle es que Peña Nieto y usted más parecen empleados de Trump que representantes de México, ustedes arrastran a México, no nos representan, tanto servilismo. Mire, ni en los tiempos de Santa Anna, hay de colaboradores a colaboradores. 

 

¡Y cuidado! Porque su jefe Peña no lee, no sabe geografía ni historia, y lo más preocupante, es que ahora Trump lo considere que Peña es un Presidente “mehabiyouso”, ¿qué será lo que está haciendo?

 

Mire, Trump y Peña son nubes pasajeras, pronto vendrán líderes a la altura de la grandeza de los dos países, y sólo le digo, señor Secretario, que a todos los funcionarios les arriman platos con caca, y es opcional entrarle o no entrarle, y usted cuando mantiene una actitud servil parece dispuesto a comérselo todo, la política exterior es un desastre y usted todavía vivirá muchos soles en la vida política de este país, cuide su prestancia, cuide a México, todavía es tiempo. 

 

(Aplausos)

 

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Por favor, señor Secretario. 

 

El Secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso: Muchas gracias. 

 

Con su permiso, señor Presidente. 

 

Senadora Sansores, aunque usted no lo crea, me da mucho gusto verla, y compruebo que mantenemos profundas diferencias.

 

Pero, mire, usted como legisladora, yo también lo fui, sabe que yo aquí acudo a comparecer, no acudo a debatir. 

 

Pero permítame decirle que no comparto en absoluto ninguno de los calificativos que usted ha expresado respecto al titular del Poder Ejecutivo. El Presidente Enrique Peña Nieto está enfrentando los muy complejos retos que enfrenta la nación, incluido desde el exterior con inteligencia, con dignidad y con patriotismo, podemos diferir, podemos tener opiniones distintas, pero yo la invito a que nos mantengamos ajenos a ese tipo de expresiones por el respeto que nos tenemos usted y yo. 

 

Mire, algo que me llama mucho la atención es cuando se tiene una interpretación selectiva de los hechos, por ejemplo, acabo de mencionar hace un momento que en México fuimos uno de los impulsores y país firmante, de los primeros países firmantes, de un Tratado que está a consideración de ustedes a partir del día de ayer, que es el Tratado de Desarme Nuclear, un Tratado que hemos firmado ya 120 naciones, y no sé si usted recuerda que hace algunas semanas la Embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas dio una conferencia de prensa públicamente pidiendo que no se firmara ese Tratado, y México no solamente no cambió su posición, sino que promovimos el que más países se sumen al Tratado, como lo reconoció ayer la ICAN, la organización que recibió el Premio Nobel de la Paz, y que reconoce públicamente la participación de México en este Tratado. 

 

¿Por qué no se nos acusa de servilismo cuando vamos en contra públicamente de Naciones Unidas de la posición de los Estados Unidos?

 

¿Por qué no se nos dice lo mismo cuando Trump anuncia que no descarta la opción militar en Venezuela? Y el primer país de América Latina en decir “no estamos de acuerdo, eso es inaceptable”, es México, por qué eso no se señala.

 

¿Por qué cuando México estrecha sus relaciones con Cuba, a pesar de las diferencias diplomáticas evidentes y recientes entre Estados Unidos y Cuba? ¿Por qué eso no se reconoce como lo que es un acto de soberanía, de independencia y de entrañable cariño con un país como Cuba, un país hermano, un país amigo con el que tenemos una relación muy cercana?

 

¿Por qué no en su intervención menciona las veces que he estado yo en Cuba, Senadora?

 

Esta interpretación selectiva de la realidad no le hace bien a México y no le hace bien a México también desconocer nuestros principios, nuestra historia y nuestras obligaciones constitucionales, particularmente los principios de política exterior que nos obligan a combatir la proliferación de la amenaza de la fuerza o el uso de  la fuerza, y a promover la paz y la seguridad internacionales, y hoy sea cual sea la posición de Estados Unidos, es un hecho que Corea del Norte está amenazando la seguridad de Japón, de Corea, y de muchos de nuestros aliados en la región, y no se toma en cuenta la posición del gobierno japonés, la posición del gobierno de Corea, que nos han pedido en múltiples ocasiones que México tome medidas diplomáticas adicionales a emitir comunicados. 

 

Mire, hemos emitido 17 comunicados, con mucho gusto se los hago llegar, cada vez que Corea del Norte hace una detonación nuclear, pero si nos parece normal, si nos parece que debemos de quedarnos cruzados simplemente para diferenciarnos de los Estados Unidos o del Presidente Trump, y pasar por alto y voltear a ver el techo cuando un país como Corea del Norte está detonando armas nucleares y está volando misiles sobre el espacio aéreo y el territorio de aliados fundamentales de México, como Japón y como Corea, no estoy de acuerdo. 

 

México define su política exterior con base en principios, con base en nuestra Constitución y con base en convicciones. 

 

Le reitero, Senadora, tenemos profundas diferencias, pero me da gusto siempre tener la oportunidad de saludarla. 

 

Gracias. 

 

(Aplausos)

 

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Tiene el uso de la palabra el Senador Víctor Hermosillo y Celada. 

 

El Senador Víctor Hermosillo y Celada: Bienvenido, canciller Luis Videgaray. 

 

Cómo se explica que hasta el día de hoy en este sexenio hayamos tenidos tres Secretarios de Relaciones Exteriores y cuatro Embajadores en Estados Unidos, esto pasó porque no hubo una estrategia clara y en el caso de que la hubiera existido es evidente que no se implementó adecuadamente. 

 

Por eso, cuando llegó el huracán Trump, desde el inicio de su campaña nos tomó a todos mal parados, incluso incrédulos, no estábamos listos para afrontar algo así, y ahora en menos de un año la política exterior está en el centro del debate, ahora sí muchos mexicanos nos interesan, y a usted le tocó la dirección de la Cancillería en unos momentos más complicados de los últimos tiempos, le deseo éxito como mexicano que soy.

 

Es sin duda una responsabilidad del Ejecutivo ya que tiene la atribución constitucional de conducir la política exterior con la observancia del Senado; sin embargo, los retos de hoy ameritan la participación y el consenso de todos. 

 

Desafortunadamente la inercia del siglo XX tiene atada a nuestra política exterior al desarrollo de temas de muy pocos tema: migración, seguridad, algo de economía, desatendiendo otro muy importante que es la influencia a través del cabildeo. 

 

La negociación del Tratado de Libre Comercio de 1992 fue un buen ejemplo de influencia y cabildeo, esto fue muy importante lo que se hizo con Canadá y Estados Unidos, lo cual contribuyó para que se aprobara en el Congreso de Estados Unidos en un tiempo corto, lo que sonaba imposible, considerando la negociación con los grupos de interés norteamericanos, sindicatos, empresarios, grupos de opinión y por supuesto del gobierno. 

 

Y había el rechazo del Partido Demócrata en ese momento, siendo que el Presidente era el Presidente Clinton, cuando se terminó el Tratado y eso fue producto precisamente de una magnífica negociación y cabildeo.

 

Pero después de conseguir el objetivo abandonamos esta estrategia, dejamos de incidir y dialogar con los sectores claves de la Unión Americana, como los empresarios, sindicatos, medios de comunicación, organizaciones de la sociedad civil, lo que abonó para que ahora estemos pagando esas consecuencias.

 

En los últimos años la imagen de México en Estados Unidos se debilitó estrepitosamente, un vacío sistemático de influencia mexicana que desembocó en lo que vivimos ahora.

 

¿Cómo es posible que un político en Estados Unidos gane atacando a una comunidad de 37 millones de personas? Esos son los de ascendencia mexicana que hay, legales e ilegales, que aportan a su economía y que realmente no le causan graves problemas, los mexicanos a Estados Unidos.

 

¿Cómo es posible que con más de 50 consulados en Estados Unidos nos cueste tanto incidir en los sectores estratégicos?

 

Ningún otro país en el mundo tiene la cantidad cercana de consulados, como nosotros tenemos en la Unión Americana.  Esa capacidad ya la quisieran tener Israel, Rusia o China.  Tenemos una capacidad enorme para poder influir y vender lo que es nuestro país, lo verdaderamente que es, para que no se vayan con otro tipo de ideas que luego sucede  lo que pasó con Trump, y no lo hicimos.

 

Señor canciller:

 

No estábamos ejerciendo nuestra influencia, y usted mismo lo admite cuando dice que subieron los presupuestos, se reforzaron los consulados y se cambió la orientación, se está viendo ahora a los grupos fuertes de México-americanos, que usted sabe están haciendo mucho por los dreamers y por nuestras relaciones, y aún gobiernos estatales fuertemente.

 

Hoy la sociedad mexicana desea que nuestra nación tenga más participación, el 61 % piensa que tenemos que tener una participación más activa en asuntos mundiales, el cabildeo no es un lujo, es una necesidad, considerando la posición y las pretensiones de desarrollo de nuestro país.

 

Por otro lado, debo reconocer, y celebro su decisión de encabezar dentro de la organización de Estados Americanos, una fuerte posición para enfrentar a Nicolás Maduro y hacer respetar el Estado de derecho y la democracia en la región.

 

Estos valores a los que nos hemos comprometido a defender en diversos acuerdos firmados  por nuestro país. Eso se ha demostrado, la urgente necesidad de  un México más activo. Esta postura movió a los países americanos a que reaccionaran de lo que pasaba en Venezuela, los llevó a manifestar y asumir posturas, eso es muy importante, celebro ese liderazgo, ese giro de 180 grados al discurso histórico de la política exterior en el siglo XX. 

 

Qué bueno que se abandonaron, por lo menos durante su gestión, los viejos dogmas de una nación ensimismada, y se asumió el  liderazgo activo que debe tener nuestro país.

 

Para concluir, tres preguntas canciller.

 

Me gustaría que nos comentara las circunstancias en realidad, que México se levante de la mesa de negociación del Tratado de Libre Comercio, considerando que la ronda que comienza esta semana se ponen a discusión los temas más sensibles de cada una de las partes, sobre todo la estrategia que discutirá mañana con los empresarios norteamericanos.

 

También quiero saber qué se ha hecho en materia de cabildeo en Estados Unidos, independientemente de la consultoría que se contrató para la renegociación del Tratado.

 

Y qué medidas está dispuesto a tomar para impulsar un lobbying permanente como política de Estado.

 

Por último, el cambio de paradigma en nuestra diplomacia, al haber liderado la posición frente a Venezuela. Es la posición y la línea de este gobierno, dejando atrás viejas prácticas inoperables del pasado, o sólo se debió a una coyuntura, siendo una decisión que usted tomó.

 

Por sus comentarios y respuestas muchas gracias.

 

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Muchas gracias, Senador Hermosillo.

 

El Secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso: Con su permiso, Presidente.

 

Muchas gracias, Senador Hermosillo.

 

La verdad es que coincido con usted ampliamente, en el diagnóstico que hace de nuestra ausencia en los espacios de cabildeo, es innegable.

 

Tal vez  con el objetivo concreto de la negociación del Tratado de Libre Comercio América del Norte se tuvo un momento excepcional de gran eficacia, de una presencia muy dinámica, muy proactiva. Pero una vez que se firmó el Tratado y entró en vigor, la realidad es que la relación entre los países se concentró fundamentalmente en una relación entre los ejecutivos federales, y el gobierno de México, y creo que no solamente el gobierno Federal, sino en general el Estado mexicano tuvo una presencia discreta, y muchas veces una ausencia en los foros de opinión, en los espacios de agrupaciones empresariales, en los congresos locales, en el propio Capitolio en el Congreso Federal, y esto es algo que nos debe de hacer reflexionar.

 

Hoy sin duda estamos de una manera muy rápida, y con un acompañamiento muy importante del Senado de la República, del sector privado, también de la Cámara de Diputados, estamos participando en distintos espacio de la Unión Americana, pero esto debería ser un esfuerzo permanente, y creo que una de las obligaciones del servicio exterior debería de ser ésta, el tener una proactividad en esta materia.

 

Algo está pasando también favorable en la Unión Americana, que es una reacción de muchos sectores de esa sociedad que no comparten las posturas del actual Ejecutivo Federal.

 

Por ejemplo, la encuesta de Gallup, que se publica cada año sobre la opinión que tienen los estadounidenses sobre los mexicanos y que había alcanzado un nivel muy bajo, una aprobación de solamente, una opinión favorable de solamente el 45 % por ahí del año 2011, si no me falla la memoria, alcanzó ya un nivel del 67 %. 

 

Es decir, hoy tenemos una sociedad norteamericana mucho más abierta, o por lo menos una parte de la sociedad  norteamericana, mucho más abierta de estar cerca de nosotros, y cerca de México, y lo sentimos. Lo sentimos cuando vamos al Capitolio a hablar con republicanos y con demócratas, lo sentimos en el sector empresarial donde compartimos causas, compartimos objetivos y preocupaciones, y esto se presenta una oportunidad.  Lo importante es que esto se convierta en una política permanente de Estado, y no estoy más que de acuerdo con usted.

 

Me hace usted dos preguntas puntuales sobre el TLCAN.  Tenemos que estar siempre preparados para levantarnos de la mesa, y esto es una postura lógica en cualquier negociación, además de ser un principio de dignidad y de soberanía. Pero hay cosa que México no va a aceptar, porque no nos conviene a aceptar. No voy a entrar en detalles porque eso compete a la Secretaría de  Economía. Pero lo que no podemos perder es que un Tratado de Libre Comercio deje de ser de libre comercio.

 

Si se trata de introducir comercio administrado, restricciones, aranceles, barreras, eso desvirtúa la naturaleza del acuerdo, y eso no es lo que conviene a México. 

 

Tenemos que estar preparados por lo tanto a decir que no, y si es necesario a levantarnos de la mesa, y si es necesario incluso salir del Tratado, entendiendo, insisto, que México es más grande que el TLCAN, México es más grande que NAFTA. Y también hay una realidad.

 

Y también hay una realidad económica que a veces perdemos de vista, que es que la mayoría del comercio entre México y Estados Unidos no utiliza el TLCAN, utiliza las reglas generales de la OMC, la Organización Mundial de Comercio. Solamente el 44 % de nuestras exportaciones a Estados Unidos utilizan las preferencias NAFTA, o preferencias TLCAN, y solamente la mitad, el 51 % de  lo que nosotros compramos de Estados Unidos utiliza el NAFTA. 

 

Si saliéramos del TLCAN, los aranceles que podría cobrarnos Estados Unidos bajo las reglas de la OMC, a los productos mexicanos, en la mayoría de los casos son muy modestos, estamos hablando de aranceles en promedio que no son superiores al 3 y medio por ciento. 

 

México tampoco podría cobrar aranceles muy caros a los productos americanos, pero sí el promedio es más alto, es alrededor de 7 %. Es decir, una salida abrupta del TLCAN, lo que implicaría, es más una pérdida para los exportadores norteamericanos que para los exportamos mexicanos. 

 

No sería el final del mundo, ya lo hemos dicho, y tenemos que tener eso muy claro. Tenemos que tener también muy claro que somos una nación muy importante para los Estados Unidos, y que México es un mercado muy importante para las exportaciones de los Estados Unidos. 

 

Fíjese usted, nada más en el estado de Texas. El año pasado Texas exportó 95 mil millones de dólares a México. Es un mercado que difícilmente la economía texana quiere perder, y por lo tanto ahí tenemos aliados recurrentes en este proceso de diálogo. 

 

Tenemos que afrontar este proceso como lo estamos haciendo: con seriedad, con profesionalismo y siempre de manera constructiva. 

 

Queremos un acuerdo, y yo creo que podemos llegar a un acuerdo, pero si las condiciones no lo están, tenemos que estar listos también para salir y levantarnos de la mesa. 

 

Con respecto a Venezuela. Lo que no podemos olvidar es que México es un firmante de la Carta Democrática Interamericana. 

 

Un instrumento es un Tratado Internacional que tiene un carácter obligatorio para México, desde el año 2001, y que implica un compromiso de todos los firmantes, incluida nuestra nación, para defender a la democracia representativa con forma de gobierno. 

 

Es decir, más allá de los principios consagrados en el artículo 89, fracción X, entre los cuales se incluye la defensa de los derechos humanos, tenemos obligaciones internacionales específicamente en el ámbito de los países firmantes de la Carta Democrática Interamericana que nos obligan a actuar por la vía diplomática, y es lo que hemos hecho. 

 

Rechazamos cualquier tipo de violencia, cualquier tipo de acción militar, interna o externa, pero México no puede ser indiferente. Tenemos una obligación basada en convicciones y basada en principios, y creo que una interpretación moderna de nuestro marco jurídico implica que la defensa de la democracia debe de ser uno de los valores fundamentales de la política exterior. 

 

No está aún consagrado en el artículo 89, a lo mejor algún día se consagra explícitamente, pero creo que ya el marco jurídico, a partir de los tratados internacionales, nos obliga y además nos obliga a partir de una convicción. 

 

Esto no debe de ser flor de un día, esto debe ser una acción permanente de la política exterior mexicana. 

 

Gracias, señor Senador. 

 

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Muchas gracias, señor Secretario. 

 

Tiene el uso de la tribuna el Senador Teófilo Torres Corzo, hasta por cinco minutos. 

 

El Senador Teófilo Torres Corzo: Honorable Asamblea. 

 

Su comparecencia en este recinto Legislativo, señor Secretario de Relaciones Exteriores, tiene hoy una gran importancia para el análisis que guarda la Administración Pública Federal en el aspecto de la problemática internacional y en la coyuntura que vivimos en nuestro país. 

 

Hemos transitado por un momento verdaderamente complejo, y seguimos haciéndolo, y muchas de las premisas que dábamos por sentadas hace algunos años, hoy son una realidad que deben adaptarse a la política económica y social que prevalece en el mundo. 

 

En este momento de incertidumbre global, nuestras relaciones políticas, económicas con otros países, debe representar para México una alternativa necesaria, y desde mi punto de vista, puede ser hasta una oportunidad. 

 

El 27 de enero del 2017, el Presidente de México, Enrique Peña Nieto, fijó el posicionamiento de su gobierno en materia de política exterior de cara a los nuevos desafíos que enfrenta el país, y señaló: Que durante los próximos años de su gobierno, éste se orientaría en dos grandes prioridades: 

 

La primera. Fortalecer la presencia de México en el mundo a fin de diversificar nuestros vínculos políticos, comerciales, de inversión, de turismo y de cooperación. 

 

Y la segunda. Construir una nueva etapa de diálogo y negociación en la relación bilateral con Estados Unidos. 

 

Quisiera detenerme en la primera prioridad, la diversificación de nuestras relaciones con el mundo, y una que es clave para México: Asia-Pacífico. 

 

En esta región del mundo están las economías más dinámicas. Sin duda, aquí existe un enorme potencial para incrementar los flujos turísticos y de inversión hacia nuestro país, y un buen número de estos países son potencias mundiales o regionales con gran peso en la escena internacional. 

 

Saludo la decisión del Presidente de la República de establecer la diversificación de nuestras relaciones como una prioridad de la política exterior. 

 

Por ello, Senadoras y Senadores, afirmo que Enrique Peña Nieto es un Presidente entregado a los mexicanos, a los de aquí y a los de allá. 

 

(Aplausos)

 

Señor canciller: 

 

Yo le pido que fuera tan amable en explicar a nuestras compañeras y compañeros Senadores ¿Cómo el gobierno Federal está trabajando en esta idea del Presidente de la República para avanzar en la prioridad de diversificar las relaciones de México? 

 

Y en lo particular, me gustaría saber ¿Qué hace diferentes las estrategias de acercamiento y de profundidad que el gobierno del Presidente Peña está instrumentando en la región Asia-Pacífico? 

 

Sí, señor canciller, nos encontramos en una etapa de definiciones, y México necesita claridad en sus estrategias de política exterior, pero además de claridad, este país también necesita de la unidad, la unidad que con estoicismo y orgullo ha manifestado todo el país en las recientes tragedias, y que también deberemos demostrar y fortalecer para nuestra política en el exterior. 

 

Honorable Asamblea: 

 

Termino diciendo desde esta alta tribuna y señalando claramente: “Las y los Senadores de México hemos decidido que en materia de política exterior nos ponemos de pie y listos para defender todo lo que sea a favor de México, nada en su contra, y que lo escuche, y lo escuche bien los que lo deban escuchar”. 

 

Gracias. 

 

Es cuanto, señor Presidente. 

 

(Aplausos)

 

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Muchas gracias, señor Senador Teófilo. 

 

El Secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso: Muchas gracias, Senador Torres Corzo. 

 

Con su permiso, señor Presidente. 

 

Refiere usted específicamente a la relación con Asia-Pacífico. Es una región históricamente importante para México en la que hoy se presentan oportunidades estratégicas. 

 

A la luz de la oportunidad en sí mismo, pero también del reto que tenemos en Norteamérica. 

 

La distancia geográfica no debe de ser motivo ni mucho menos pretexto para tener una relación distante con Asia-Pacífico, y permítame referirme a nuestra relación con algunos de los países fundamentales de la región y empiezo por Japón. 

 

Japón es tal vez nuestro aliado más importante en términos de historia de la relación, de profundidad de la relación económica, por la cantidad de inversión de empresas japonesas que tenemos aquí  desde hace muchas décadas, que han confiado en México y es además un país con quien tenemos ya un Tratado de Libre Comercio. 

 

Es una relación robusta donde tenemos dos retos particulares y acabo yo de estar en Tokio hace algunas semanas y vimos una agenda en dos vertientes: la primera tiene que ver con la promoción de las inversiones y con, no solamente la promoción de las inversiones, sino el ampliar la actividad comercial. 

 

Mucha de la actividad comercial con Japón no es un intercambio simplemente de bienes, sino es un encadenamiento productivo, donde muchas empresas japonesas producen en México, importan partes y van al mercado mexicano o van a mercados exteriores. 

 

La otra vertiente es, qué implicaciones puede tener una renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte para Japón y el compromiso que debemos de hacer frente a un aliado estratégico como es Japón es, por supuesto, atender las prioridades y las preocupaciones de empresas que han confiado en México, que utilizan el tratado para acceder al mercado norteamericano, estableciendo una presencia y generando empleos en nuestro país. 

 

Entonces es una relación que atraviesa por un muy buen momento, Japón confía en México y queremos honrar esa confianza y, por cierto, la decisión que tomamos, la decisión diplomática que tomamos  con respecto a Corea del Norte, es una decisión en primer lugar que implica un gesto de solidaridad con un aliado como es Japón. 

 

Con respecto a Corea del Sur, es un país con el que no tenemos un Tratado de Libre Comercio, sin embargo es un país con el que cada vez tenemos más comercio y hay más inversiones coreanas en nuestro país, en fechas recientes. 

 

Sin duda México y Corea del Norte, deben tener en un futuro no muy lejano un Tratado de Libre Comercio, y así lo hemos hablado ya con el nuevo gobierno de aquel país, sin embargo hay que reconocer una realidad es que ambos países  estamos simultáneamente en un proceso de renegociación de nuestros acuerdos comerciales con los Estados Unidos, y sin embargo es poco viable, poco realista emprender esa negociación sin conocer cuál es el resultado de esas dos negociaciones. 

 

Por lo tanto, una vez que concluyan estos procesos, una de nuestras prioridades comerciales que habrá de definir los tiempos y las formas, la Secretaría de Economía, no la Cancillería, es precisamente un posible acuerdo con Corea del Norte. 

 

Con China no tenemos un acuerdo comercial, participamos juntos como miembros en la Organización Mundial de Comercio y es uno  de los países en los que se ha puesto una mayor prioridad en esta administración. 

 

El Presidente Peña Nieto ha tenido seis encuentros en cuatro años con el Presidente Xi Jinping y se han roto paradigmas importantes, y se han creado instrumentos muy útiles, por ejemplo en materia de inversión China en México, se creó el fondo de inversión chino-mexicano que administra el Banco Mundial y que ya se está comportando en inversiones muy importantes de capital chino en México, por ejemplo en el sector manufacturero o en el sector energético, es un instrumento que no existía y que nos acerca, nos genera oportunidades de creación de empleos a partir de la atracción de capital chino. 

 

Tenemos ya dos bancos chinos operando en México y tenemos proyectos de infraestructura en los que está participando, por ejemplo en materia portuaria, capital de origen chino. 

 

En materia, la balanza comercial, hay que reconocer que es una balanza muy desequilibrada, México le exporta a China solamente poquito más de 5 mil millones de dólares y en cambio México compra alrededor de 70 mil millones de dólares  de productos chinos. 

 

Por supuesto que una prioridad debe ser abrir acceso a ese gran mercado, a ese mercado creciente, lo hemos ido logrando con base en acuerdos bilaterales. Por ejemplo, hace apenas un par de años  se abrió el mercado para la carne de cerdo mexicana, al mercado chino, que es un mercado de un gran potencial, o productos emblemáticos como el tequila, que no podían ser exportados a México, de México a China y que hoy se exportan a ese país. 

 

Es una relación prioritaria, es una relación que fue elevada  al rango de asociación estratégica integral por el Presidente Xi Jinping y por el Presidente Peña Nieto, y sin duda una buena parte de nuestra relación futura con el mundo  y de nuestra integración comercial al mundo  es por China y pasa en China. 

 

Muchas gracias, Senador. 

 

(Aplausos)

 

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Muchas gracias, canciller. 

 

Damos paso a la ronda de preguntas  y respuestas, conforme lo establece. 

 

Damos paso a la segunda ronda de preguntas y respuestas. 

 

Tiene el uso de la palabra, en esta segunda ronda, el Senador Jorge Aréchiga Ávila, por el Partido Verde Ecologista de México. 

 

El Senador Jorge Aréchiga Ávila: Con su permiso, Senador  Presidente. 

 

Señor Secretario, Luis Videgaray, un gusto que esté aquí en el Senado de la República.

 

Durante su reciente participación  en la Asamblea General de la ONU, usted afirmó que México ha sido  y seguirá siendo un Estado soberano  con profunda vocación multilateral y declaró que ningún país es más poderoso  que sea, por más poderoso que sea es capaz de responder por sí sólo a los enormes desafíos compartidos  de nuestra época. 

 

México es uno de los miembros fundadores de la ONU, y a lo largo de los 72 años de su historia, nuestro país se ha caracterizado por su activismo en este foro impulsando grandes causas como el desarme nuclear, los derechos de los pueblos indígenas y el combate al cambio climático. 

 

Además, en los últimos años  hemos sido testigos de grandes acuerdos multilaterales de la ONU, como la adopción de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible, el Tratado sobre el Comercio de Armas o el Acuerdo de París,  sobre el Cambio Climático. 

 

En su opinión, señor Secretario, ¿qué factores hacen que sea necesario reforzar el mensaje  de la importancia del multilateralismo? 

 

¿Por qué es relevante  mantener el  activismo de México en la ONU y los otros foros multilaterales? 

 

¿No considera usted que al hacerlo, corremos el riesgo de generar fracciones, fricciones con el gobierno de Estados Unidos? 

Un claro ejemplo  es nuestra marcada diferencia de posiciones frente al Acuerdo de París sobre el Cambio Climático. 

 

Asimismo observamos que muchas naciones amigas han apoyado a México durante la emergencia causada por los sismos del 7 y del 19 de septiembre.

 

Apreciamos y agradecemos profundamente estas muestras de solidaridad internacional en esos momentos difíciles para nuestro país.

 

¿Cómo percibió usted estas muestras de solidaridad internacional desde las Naciones Unidas?

 

De igual forma, señor Secretario, un tema de gran importancia y preocupación para el Senado de la República es la protección de los migrantes mexicanos en el exterior.

 

Estamos particularmente consternados por la situación que viven nuestros migrantes mexicanos en los Estados Unidos.

 

Hemos visto cómo desde la elección del Presidente Donald Trump, los actos de odio y racismo hacia los mexicanos que radican en ese país se han incrementado.

 

El Presidente Trump ha utilizado una retórica de miedo argumentando “que los migrantes llegan a su país a cometer crímenes y quitar trabajos a los ciudadanos de esa nación”.

 

Reconocemos los esfuerzos que han realizado el Presidente Enrique Peña Nieto y la Cancillería para que el gobierno de Estados Unidos se comprometa a respetar los derechos de los mexicanos sin importar su estatus migratorio, y que los casos de repatriación de migrantes indocumentados se hagan de acuerdo a los protocolos establecidos y el respeto de los derechos humanos.

 

También reconocemos el incremento de recursos que se han otorgado a nuestros consulados para atender las necesidades de los mexicanos en los Estados Unidos.

 

Aun así, creemos que no es suficiente tratar este tema de manera bilateral, ya que la protección de los migrantes es un desafío global.

 

Consideramos que el gobierno debe aprovechar su activa participación en foros internacionales, como son la ONU y la OEA, para expresar estas preocupaciones sobre la protección de los derechos de los migrantes, los cuales, cabe resaltar, no son exclusivas de nuestro país.

 

Al respecto, señor Secretario Videgaray, ¿qué acciones se está tomando el gobierno de México en los foros multilaterales para contrarrestar la discriminación en contra de los migrantes? 

 

¿De qué forma México puede utilizar estos foros para proteger a nuestros connacionales que radican en el exterior?

 

Por su atención, muchas gracias.

 

Es cuanto, Senador Presidente.

 

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Muchas gracias, Senador.

 

Señor canciller.

 

El Secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso: Con su permiso, señor Presidente.

 

Gracias, Senador Aréchiga.

 

México tiene una arraigada y profunda vocación multilateral en su política exterior, esto es algo que está en nuestra historia y que es parte de nuestro orgullo nacional.

 

Y cabe recordar que México ha sido un actor relevante, protagónico en muchos de los tratados que hoy resultan en la arquitectura multilateral.

 

Sin embargo, hoy México defiende el paradigma multilateral no solamente por una razón de tradición o de historia, sino porque hoy es más vigente y más importante que nunca.

 

Ante las amenazas de nacionalismos cerrados, de convertir al entorno internacional en un concierto transaccional donde las naciones coexisten y transacciones solamente conforme a sus estrechos intereses, es un hecho que hay hoy desafíos globales, problemas que compartimos, que son más grandes que cualquiera.

 

No hay ninguna nación que sea lo suficientemente grande o poderosa para enfrentar los retos del siglo XXI por sí misma.

 

Y necesitamos una arquitectura que permita dirimir controversias, diferencias, establecer espacios de diálogos y, sobre todo, acción conjunta y responsabilidad compartida.

 

Por eso, en la reciente Asamblea de Naciones Unidas, México expresó de manera inequívoca nuestro franco respaldo al multilateralismo como una forma de convivencia más allá de la autarquía de naciones que defienden sus estrechos intereses.

 

Y creemos en lo multilateral porque da resultados, y los resultados están a la vista a lo largo de las últimas décadas y confiamos en que así seguirá.

 

En materia migrante, los órganos multilaterales tienen un papel muy relevante para jugar, y esto lo vemos como una oportunidad en la que México participa con entusiasmo.

 

Particularmente México es un cofacilitador del nuevo Pacto Global en materia de migración que nos dará por primera vez a las Naciones Unidas un marco jurídico para el fenómeno migratorio.

 

México es un país que dejó de ser simplemente un emisor de migrantes, un país de origen; México es, al mismo tiempo, hoy un país de origen, también de destino, de tránsito y de retorno de migrantes y, por lo tanto, el reto es algo que para México tiene una prioridad.

 

La próxima reunión de trabajo para el Pacto Global será en Puerto Vallarta, México, será a finales del mes de noviembre, principio de diciembre.

 

Señor Presidente, sería creo que una muy buena práctica y algo constructivo que hubiera una presencia relevante del Senado de la República en la celebración de esta reunión, que será conducente a la firma de un Pacto Global para migración que hoy no existe y que estará a consideración de la Asamblea General de Naciones Unidas en septiembre del año que entra.

 

Ojalá el Senado de la República esté en posibilidad de asistir y acompañar este proceso de negociación multilateral.

 

Por supuesto, en la defensa de los migrantes mexicanos, en cualquier lugar donde estén, y particularmente en Estados Unidos, las organizaciones multilaterales pueden jugar y deben jugar un papel importante, y por eso hemos acudido a ellas, y hemos acudido a ellas desde principios del año.

 

Me entrevisté personalmente con el Secretario General de Naciones Unidas, con el Secretario General de la OEA, en todos los casos para expresar nuestra grave preocupación por la situación de los migrantes en Estados Unidos, y para pedir que las distintas instancias de estas dos multilaterales vigilen y protejan a los mexicanos y a sus derechos.

 

Lo mismo hemos tenido comunicación constante con el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU y con el Alto Comisionado en materia de refugiados, y seguiremos por este camino, creemos que la defensa jurídica de los mexicanos en el exterior no se agota en las instancias nacionales, sino que debe de ser accionada como lo hemos hecho en otros casos, anteriormente nuestra historia en los foros multilaterales y en las instancias jurídicas multilaterales.

 

Muchas gracias, señor Presidente.

 

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Gracias, señor canciller.

 

Tiene el uso de la tribuna el Senador Isidro Pedraza Chávez.

 

El Senador Isidro Pedraza Chávez: Gracias, Presidente.

 

Con el permiso de ustedes.

 

Señor Secretario.

 

Uno de los éxitos de la política exterior del Presidente Peña Nieto fue la renovación de la relación bilateral con Canadá.

 

Por cierto, en enero de 2017 cumplimos 73 años de relaciones diplomáticas con este país.

 

Hoy Canadá es el cuarto socio comercial de México con un comercio bilateral de un poquito más de 28 mil millones de dólares, según datos del Inegi en relación a 2016, y es la cuarta fuente de inversión extranjera directa que llega a nuestro país.

 

Desde la firma del TLCAN la relación con Canadá se ha vuelto más dinámica, las importaciones a México desde Canadá aumentaron 1.2 mil millones de dólares de 1993 a 9.6 millones de dólares, es decir, en 8.2 veces se ha crecido.

 

Asimismo, el primero de diciembre de 2016 Canadá eliminó el requisito de la visa para nacionales mexicanos que era una demanda muy sentida de muchos  mexicanos que nos estuvieran poniendo el registro de la visa, aunque se explicaba que cómo se abusaba ahí de la cuestión del refugio que pedían mexicanos.

 

Sin embargo, consideramos que la atención de nuestro país en la región de América del Norte se ha focalizado en Estados Unidos, y la relación trilateral dejando de lado la relevancia de nuestra colaboración con Canadá, ahí tenemos que hacerle algunas preguntas.

 

Le agradeceríamos compartiera los principales mecanismos de cooperación y diálogo que nuestro país sostiene con Canadá, así como los esfuerzos de acercamiento en reuniones oficiales y de alto nivel para identificar áreas prioritarias y fortalecer la relación bilateral.

 

También nos gustaría que nos explique desde la perspectiva de México qué papel desempeña Canadá en la renegociación del TLCAN.

 

Por otro lado, desde hace 23 años que entró en vigor el TLCAN se entendió como un relanzamiento de la estrategia de desarrollo económico de nuestra economía. 

 

El TLCAN no cumplió las expectativas económicas para transitar al primer mundo a lo largo de estos años, el efecto en cascada de los beneficios en realidad se han concentrado en los sectores manufactureros, en el sector agroindustrial a costa de los bajos salarios de los trabajadores mexicanos.

 

Es inconcebible que dentro de la renegociación del TLCAN mantengamos las viejas ideas para un mundo nuevo, y en la paradoja nos encontramos que mientras Canadá y Estados Unidos piden elevar  los salarios en México, el gobierno federal ha mostrado resistencia a esta postura y se opone a esta propuesta.

 

Esto evidencia que la estrategia de negociación comercial se basa en la construcción de las ventajas competitivas sobre la lógica de pauperización de los salarios de la clase trabajadora, y otorgar un trato diferenciado al inversionista extranjero sobre los nacionales.

 

No nos oponemos a que el TLCAN es innegable los beneficios de la integración comercial regional, pero es vital para el destino de la nación que frente a la amenaza de la administración Trump con nuestra comunidad radicada en los Estados Unidos, cerrar filas en torno a una nueva agenda bilateral internacional. 

 

México tiene historia, tiene fuerza y tiene voluntad política de su población para hacerse valer en las nuevas condiciones políticas de la región y los retos del orden mundial.

 

Convencido de la fuerza de los lazos de amistad y beneficios mutuos de  nuestra relación comercial estamos en la obligación de mirar hacia el futuro pensando en el presente y en estricta defensa de  nuestra comunidad y los intereses de nuestra nación en el exterior.

 

Como izquierda estamos en la obligación de exigirle al gobierno federal incorporar en la agenda de discusión el gran déficit de la relación bilateral con nuestros vecinos del norte, el tema de los mercados laborales y la protección de la población indocumentada.

 

Desde el Senado de la República el grupo parlamentario del PRD se ha manifestado por la actualización del TLCAN, debe incluir además de su propuesta y un acuerdo bilateral que regule el flujo laboral para atender la demanda de trabajo del mercado norteamericano, incluir el tema de la convergencia salarial, es un tema importantísimo que no se puede seguir soslayando.

 

¿Puede explicar por qué México ha renunciado dentro de la discusión del Tratado de Libre Comercio incluir el tema de la recuperación salarial aun cuando tenemos en puerta la discusión de la Ley Reglamentaria para Evaluar el Elevar el Salario Mínimo en nuestro país?

 

¿Cómo negarnos a la convergencia salarial siendo uno de los principales factores que explican la emigración de indocumentados?

 

Por su atención, gracias, y solamente hacer un último comentario, perdón, antes de que me retire.

 

México no tiene aliados, México tiene socios comerciales, tiene países amigos, y la Doctrina Estrada no contempla ni considera los aliados.

 

Gracias.

 

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Gracias, Senador.

 

En uso de la palabra, señor canciller.

 

El Secretario, Luis Videgaray Caso: Gracias, con el permiso del Presidente. 

 

Senador Pedraza, gracias por sus comentarios.

 

Canadá es un amigo de México entrañable, y es un país con el que compartimos principios, compartimos objetivos, intereses, y ahora compartimos un reto importante que es la convivencia con un vecino que ha expresado posturas retadoras distintas a las que tenía anteriormente los Estados Unidos.

 

Esto ha implicado un acercamiento  muy importante con Canadá. La relación siempre ha sido buena, no era buena con el primer ministro Harper, y se volvió muy cálida y muy cercana con el Primer Ministro Trudeau, a quien ustedes habrán de recibir en sesión solemne al final de esta semana que realiza una visita, realizando como parte de la visita de trabajo.

 

Es una de las pocas visitas que está realizando en este semestre el Primer Ministro Trudeau y pone de relieve que para Canadá, México es un país bien importante; y es un país con el que además tenemos un diálogo muy cercano.

 

El mecanismo más importante que tenemos con Canadá es una cercanía estrecha, existen  las comisiones binacionales, y los mecanismos formales de trabajo, pero lo que hay, es una comunicación muy, muy fluida, probablemente  la canciller del mundo con quien más hablo yo es la canciller Freeland, de Canadá, porque constantemente estamos intercambiando puntos de vista.

 

Compartimos muchas de nuestras posiciones, prácticamente todas nuestras posturas en la mesa de negociación del TLCAN han sido iguales o muy similares a  las de Canadá.

 

Canadá ha jugado un papel progresista en la mesa de negociación del TLCAN, ha propuesto incluir un capítulo sobre la equidad de género en el TLCAN, otro sobre la protección de los derechos de los pueblos indígenas, ideas que  por supuesto México le da la bienvenida.

 

Y también hay temas en los que tenemos coincidencia relevante y diferencia con los Estados Unidos, por ejemplo, en lo que tiene que ver con el capítulo XIX para la solución de controversias en el TLCAN, la postura de México y Canadá es muy similar, opuesta a la de los Estados Unidos, y así una serie de temas técnicos en el TLCAN.

 

Creo que es una oportunidad histórica de acercarnos, y reconocemos ambos países que no debe de ser el TLCAN nuestra única vía de encuentro, y por eso estamos trabajando conjuntamente en dos instrumentos adicionales. 

 

El primero, en la Plataforma de la Alianza del Pacífico, como comentaba en mi intervención inicial, México, Chile, Colombia y Perú estamos negociando con otros cuatro países un nuevo Tratado de Libre Comercio, y uno de esos cuatro países es Canadá, los otros son Australia, Singapur y Nueva Zelanda, pero el hecho de que Canadá sea parte de este proceso quiere decir que reconocemos México y Canadá que no podemos depender solamente de nuestra relación de Norteamérica y, por supuesto, Canadá es también parte del llamado TTP 11, que sería la nueva versión del TPP ya sin los Estados Unidos, y de que ambos estamos participando. 

 

Toca usted un tema en el que tengo absoluta coincidencia con usted, que es el de los bajos salarios y la necesidad de una convergencia salarial, lo hemos dicho muchas veces. Lo dije yo aquí con ustedes en mi primera comparecencia como Secretario de Relaciones Exteriores a principios del año, en el Senado de la República, México no puede aspirar a competir en el mundo a partir de un modelo de bajos salarios, tenemos que competir a partir de nuestra productividad, a partir de tecnología, a partir de competitividad, que no depende de pagarle mal a los trabajadores mexicanos. 

 

Por lo tanto, y aquí sí me atrevo a diferir de la apreciación, pero coincidir con su preocupación, el tema salarial no estamos cerrados a tratarlo en el Tratado de Libre Comercio, siempre y cuando promueva una auténtica convergencia salarial, y esto creo que puede ser una de las aportaciones más constructivas que tenga el Tratado, tenemos que ir más allá de un modelo maquilador, no podemos seguir conformándonos con atraer empresas que hacen procesos de muy bajo valor agregado y que, por lo tanto, pagan poco, tenemos que tener la evolución como la tuvieron otros países, en su momento la tuvo Japón, después la tuvo Corea y, sin embargo, nosotros seguimos de alguna manera en un modelo maquilador que data de los años 60’s, y que el TLCAN, hay que reconocerlo, y coincido con usted, no ha cambiado esa realidad, creo que debemos estar no solamente abiertos a esta discusión, sino con propuestas concretas. 

 

Gracias, señor Senador. 

 

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Gracias. 

 

Tiene el uso de la tribuna el señor Senador Fidel Demédicis Hidalgo. 

 

El Senador Fidel Demédicis Hidalgo: Con su venia, compañero Presidente. 

 

Ciudadano Secretario de Relaciones Exteriores, bienvenido al Senado de la República, con agrado hemos escuchado las cosas que nos ha dicho. 

 

Primero, quiero decir que participo en esta ronda de preguntas con un formato con el que no coincido, en ningún país democrático que se precie de serlo el derecho de réplica se anula, entiendo que hay que proteger a los ciudadanos secretarios, pero esto ya es el exceso, no venimos a un día de campo, entiendo también que la comparecencia de los ciudadanos Secretarios con motivo de la Glosa del Informe es para que aquí nos explique, y de lo que explique, los ciudadanos Senadores tengan la oportunidad de replicar lo que consideren que no ha sido satisfecho en la exposición del ciudadano Secretario, compañeros, o acaso el Senado mexicano ya sólo sirve para pasarelas, es importantísimo que reflexionemos ese formato y, por supuesto, que por eso lo votamos en contra, porque no coincidimos con ese tipo de prácticas que sólo sirven para lucir algunos personajes. 

 

Quiero decirle, ciudadano Secretario, primero que en las relaciones México-Estados Unidos debemos de tener siempre presente la historia desde que México es un país independiente, no debe equivocarse ni el ciudadano Presidente ni el ciudadano canciller, Estados Unidos no tiene amigos, lo han dicho con mucha claridad todos sus Presidentes, solamente tienen intereses, sería una ingenuidad pensar que Estados Unidos es amigo de México. 

 

El 2 de diciembre de 1823 el Presidente Monroe plantea la Doctrina que lleva su hombre: América para los americanos. 

 

Este territorio que en 1823 era un territorio prácticamente virgen, lleno de recursos naturales, por supuesto que Estados Unidos no lo podía compartir con nadie, la rapacidad de ese país, desde ese entonces, se hizo presente, luego vienen la anexión de Texas en 1845, luego viene la invasión de Estados Unidos en 1847, luego viene la anexión de California, Arizona y Nuevo México, luego viene la anexión de la Mesilla, luego viene el saqueo de nuestros recursos naturales, principalmente los petroleros, hasta que un presidente patriota les puso un alto, expropiando el petróleo en 1938. 

 

Otro momento de tensión fue el caso Camarena, que comparado con los miles y miles y miles que ellos nos han asesinado, es cosa de niños. 

 

Luego viene otro episodio que el gobierno del ciudadano Presidente Peña Nieto no ha sabido explicar, o cuando menos no tenemos respuesta hasta ahora, qué pasó finalmente con Rápido y Furioso, o ya doblamos la página y quedó el asunto como quedó con miles y miles de mexicanos muertos a partir de la introducción de armas de alto poder a México con el pretexto de combatir el narcotráfico. 

 

La historia de los migrantes mexicanos, violaciones sistemáticas de sus derechos humanos, asesinatos cobardes por parte de la patrulla fronteriza, encarcelamientos alevosos sin cumplir con las reglas del debido proceso, condenados a pena muerte por delitos no comprobados para rematar el último tramo de las relaciones México-Estados Unidos, nos encontramos frente a un presidente norteamericano grosero, alevoso, tramposo, mitómano, esquizofrénico, mal educado, prepotente, que pone en riesgo la armonía y la paz mundial. 

 

Cómo decir que México rechaza cualquier tipo de violencia, no escuchamos la reacción de México ante los ataques arteros contra el Medio Oriente. ¡Ah! Pero es que esos son enemigos. 

 

El tema del desarme nuclear, dígame usted presidente, perdón, Secretario, cuál es la risa, tranquilos, cuál es  la risa, cualquiera tiene una equivocación. Pero le pregunto, ciudadano Secretario, le pregunto: ¿cuál es la posición que ha asumido Estados Unidos frente al desarme nuclear? Quiere que todo mundo se desarme, menos ellos, porque saben que en su cantidad de armamento nuclear que tienen descansa su seguridad nacional. 

 

Ante este escenario de agresiones a nuestra patria y nuestras connacionales que ponen en riesgo la seguridad nacional, no sigan actuando con ingenuidad, pensando que Trump va a cambiar de opinión y que sólo está fingiendo para ser presión en las negociaciones del Tratado de Libre Comercio.

 

En el caso de los dreamers, en el caso de las deportaciones masivas de mexicanos, en la construcción del muro fronterizo, en todos los temas que tienen que ver con esta relación,     México-USA, entiéndalo de una vez por todas, USA se cree el dueño del mundo, no tiene amigos, sólo tiene intereses, nunca ningún presidente gringo ha visto el bien de México, sólo nos ven como negocio, para ellos sólo somos un buen business.

 

En consecuencia tienen que actuar con gallardía, con dignidad, poniendo por delante los intereses de México, como los gallos, no tiren con las patas encogidas. Las bestias como Trump huelen el miedo del adversario, y las patadas que tira a los mexicanos son a matar, no a intimidar, no se equivoquen, Trump no nos quiere como amigos, nos quiere como lacayos.

 

Por todo lo anterior, le pregunto de manera muy comedida. ¿Cuál es el plan concreto que tiene para salvaguardar los derechos humanos de los connacionales que cruzan la frontera con Estados Unidos para buscar mejores condiciones de vida? 

 

Los derechos de los dreamers, los derechos de los presos en Estados Unidos y los condenados a muerte.

 

¿Qué medidas concretas va a implementar para exigir un trato digno como nación libre y soberana que somos, frente a la actitud irrespetuosa, grosera, prepotente y falta de toda diplomacia de parte de Trump?

 

Y por último, ante sus declaraciones, ciudadano Secretario, si Trump quisiera cancelar el Tratado de Libre Comercio con América del Norte, ya lo habría hecho, no se habría esperado ocho meses, ni hubiese iniciado negociaciones ¿la recuerda?

 

Yo le pregunto: ¿Usted confía plenamente en la palabra de Donald Trump? ¿Metería las manos al fuego por él?

 

Secretario, ante esto que pasa en el contexto mundial, y especialmente en las relaciones     México-Estados Unidos, su obligación es hacer valer en favor de México el precepto juarista. “Entre los individuos, como entre las Naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz”

 

Por las respuestas que dé al pueblo de México, muchísimas gracias Secretario. 

 

Y lástima que no tenga réplica, me dejan en estado de indefensión.

 

(Aplausos)

 

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Gracias, Senador Demédicis.

 

Tiene el uso de la tribuna el señor canciller.

 

El Secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso: Gracias, Presidente.

 

Senador Demédicis, tal vez yo no lo pensaría de la manera en que usted lo hace, pero de fondo coincidimos en muchas cosas. 

 

Y basta recordar el discurso del Presidente Trump ante Naciones Unidas, hace apenas un par de semanas. El 20 de septiembre, donde fue una apología, un intento de apología estructurada, de lo que usted acaba de señalar, donde decía: “Estados Unidos solamente verá por sus intereses”. Y exhortaba al resto de las naciones a hacer lo propio, en una ruptura bastante inusitada de  lo que ha sido el paradigma multilateral, y fue lo dijo en la ONU, y ahí lo vimos.

 

Entonces por supuesto que ésa es una realidad que no solamente debemos intuir o deducir a partir de la historia, sino hoy es una realidad declarada como política exterior de los Estados Unidos. Y eso es a lo que nos enfrentamos.

 

¿Cómo se defiende el interés de México entonces frente a un reto de esta naturaleza? Ejerciendo la soberanía, no se exige un trato, se ejerce nuestro valor como nación, y no se hace necesariamente con estridencias, no se hace a través de expresiones y de calificativos, sino ejerciendo nuestro valor y nuestros derechos y sobre todo nuestra soberanía como nación.

 

A México nadie le va a venir a decir qué es lo que tiene que hacer, y si nos quedamos en el Tratado de Libre Comercio será porque nos conviene, no porque estemos obligados a hacerlo, y somos bastante más grandes que el Tratado de Libre  Comercio, y México es una nación grande y fuerte, y eso no se nos debe de olvidar.

 

A veces tenemos esta sensación los mexicanos, de que enfrentamos a un gigante, y se nos olvida lo grande que es México, y lo fuerte que es México, a pesar de todas nuestras dificultades, y eso  lo tenemos que tener en la mente cuando nos sentamos a hablar de cualquier tema, sea comercio, sea migración, sea seguridad, o el que sea.

 

No comparto y México nunca ha compartido la posición en materia nuclear de los Estados Unidos, nos parece una posición profundamente lamentable. 

 

Como nos parece también lamentable la posición de China, la posición de Rusia y todos los países que tienen armas nucleares. 

 

Y México ha sido históricamente, y lo sigue siendo, un promotor del desarme nuclear, porque es una causa en la que creemos, y seguiremos creyendo, y ahora tienen ustedes frente a sí el nuevo Tratado para la Prohibición de las Armas Nucleares, es una expansión en buena medida y una actualización del Tratado de Tlatelolco, pero ahora para toda la humanidad.  120  naciones ya lo firmaron junto con México, que es uno de los proponentes de este Tratado, en el cual por supuesto tenemos una diferencia clara y franca con respecto a los Estados Unidos.

 

A los migrantes no se les defiende solamente con discursos, se les defiende en los tribunales, se les defiende con abogados, se les defiende haciendo valer sus derechos, y eso es lo que estamos haciendo. No nos debemos limitar a que Estados Unidos nos dé permiso, o a pedirles autorización para acudir a los propios tribunales o a las instancias internacionales cuando así lo amerite el caso,

 

Hay muchas cosas de la relación con Estados Unidos que no nos gustan, y no somos la primera generación, como usted hacía un recuento histórico valioso, no somos la primera generación que enfrenta un reto grande frente a Estados Unidos. Pero lo que no se nos debe olvidar es que detrás de ese gobierno, detrás de esos intereses hay un pueblo, hay un pueblo en el cual hoy ya 35 millones tienen un origen mexicano, porque nacieron aquí o porque son hijos o nietos de mexicanos, y es un pueblo con el que todos los días hacemos comercio, nos visitan como turistas, y confían en México y creen en México, y esa relación entre las naciones, esa relación entre los pueblos, entre la gente, es que la que a final de cuentas queda, porque los gobiernos, el gobierno de México actual, el gobierno de Estados Unidos, son pasajeros.

 

Lo que no va a dejar de ocurrir es que sigamos siendo vecinos, más allá de nuestros intereses, esa vecindad nos une de manera indisoluble, y tenemos que encontrar formas de convivir con ese pueblo  norteamericano, que sería profundamente injusto catalogarlo a partir de los dichos y los hechos de su presidente en turno.

 

Muchas gracias, Senador.

 

El Presidente Senador Ernesto  Cordero Arroyo: Muchas gracias, señor canciller.

 

Tiene el uso de la palabra la Senadora Sonia Rocha Acosta.

 

La Senadora Sonia Rocha Acosta: Buenas tardes Secretario.  

 

Bienvenido al Senado de la República.

 

Para la política exterior de México no hay tema más importante que la defensa de los derechos de los mexicanos en el exterior. 

 

Con la intervención de mis compañeros está claramente demostrado, por eso es que quiero hacer mi intervención en cuatro planteamientos, sobre cuatro temas importantes en orden de importancia, y el primero es este tema del fortalecimiento y la defensa de los mexicanos en Estados Unidos. 

 

Desde la toma de posesión del Presidente Donald Trump, en Estados Unidos hemos visto un endurecimiento de sus políticas migratorias, Secretario, en perjuicio de la comunidad mexicana de ese país. 

 

En particular, preocupa a esta soberanía el aumento de los arrestos de mexicanos indocumentados. Con esto en mente fue que el Congreso de la Unión aprobó a principios de este año una meta extraordinaria del presupuesto de la Cancillería, por supuesto, con el objeto específico de fomentar la protección consular en Estados Unidos. 

 

Conocemos a fondo la labor consular y estamos seguros, o queremos estar seguros que estos recursos se están utilizando de una manera correcta. Mas sin embargo, me gustaría que nos compartiera: 

 

¿A qué programas se está dedicando este presupuesto, así como algunos resultados concretos de sus acciones en Estados Unidos y, por supuesto, en beneficio de nuestros connacionales? 

 

Por otra parte, está el tema de un posible retorno masivo de mexicanos a nuestro país. Es imperativo que la Cancillería y el gobierno de México, en su conjunto, estén preparados para tal caso.

 

En ese sentido, le agradecería que nos compartiera ¿Qué acciones está tomando la Cancillería en conjunto con alguna otra dependencia, por supuesto el gobierno Federal, para hacer frente al retorno de los mexicanos, tomando en cuenta que más del 90 % de nuestra población en el exterior se encuentra precisamente en Estados Unidos? Por eso aquí ha sido un tema, un tema central. 

 

Y como aquí ya se mencionó, se tiene bien identificado en los consulados de México a todos los jóvenes mexicanos conocidos como dreamers, que podrían ser sujetos de deportación, y que específicamente me gustaría saber ¿Cuál es la estrategia y la dirección que está llevando a cabo la Cancillería para velar por los intereses de los derechos de ellos? 

 

Usted ya dijo aquí, Secretario, que para nosotros es un ganar y, por supuesto, para Estados Unidos, que no lo ve, es un perder ese talento de estos jóvenes. 

 

Como segundo tema, en redes sociales, es importante para la comparecencia de hoy ver el tema de la Ley SB4 de Texas. 

 

Actualmente, más de 2 millones y medio de mexicanos viven en Texas, esto lo convierte en el segundo estado donde viven más mexicanos en Estados Unidos. 

 

Asimismo, aproximadamente ocho millones de mexicanos visitan Texas anualmente, tomando en cuenta el gran número de mexicanos que viven y visitan este estado, resultado, por supuesto, de suma importancia la entrada en vigor de esta Ley SB4 de Texas que, si recordamos, pues es similar o incluso más agresiva que la Ley SB1070 de Arizona. 

 

Citando un comunicado de la Secretaría de Relaciones Exteriores, publicado el 8 de mayo de este año 2017, leyes como la SB4 criminalizan aún más este fenómeno migratorio, fomentan actos de discriminación racional que se ven, día con día, en Estados Unidos. 

 

Esto hace presente que nuestros paisanos en Texas actualmente enfrenten un ambiente particular hostil. 

 

Secretario, me gustaría saber ¿Qué medidas ha tomado el gobierno mexicano para revertir esta ley que puede afectar a un gran número de mexicanos en Estados Unidos? Cosa que usted ya un poco abundó en este tema. 

 

¿Qué acciones específicas ha emprendido la Cancillería y los consulados en Texas para prevenir y atender casos en los que los mexicanos sean criminalizados o discriminados a consecuencia de esta ley y de todas las que ha emprendido el presidente desde su inicio?

 

En un tema no menos importante, y de una manera general, a todos nos importa, por supuesto, esta negociación integral, que se ha dicho en todos lados, con Estados Unidos.  

 

Y en este tema, un poco para concluir mi intervención y de manera general, usted ha señalado que la negociación con Estados Unidos es integral y que incluye ámbitos como el económico-comercial, muy importante, la seguridad y el de migración. 

 

Sin embargo, hay señales de que la renegociación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte no avanza como quisiéramos, e incluso, la iniciativa privada en México ha planteado ya como un escenario factible la terminación de dicho tratado. 

 

Tomando esto en cuenta ¿Cómo afectaría, por supuesto, el resultado negativo de estas negociaciones a la cooperación que mantiene México con los Estados Unidos en materia de seguridad y de migración? 

 

En caso de dar por terminado el tratado, seguiremos cooperando en estos otros ámbitos, que también son clave para nuestro país. 

 

En este mismo tenor, hoy mismo precisamente el presidente Donald Trump amenazó de nueva cuenta con cancelar el Tratado de Libre Comercio con América del Norte, según como una estrategia para la renegociación, en un mejor acuerdo, según él, entre México y Canadá. Esto ocurre solamente a un día, Secretario, de que los equipos de negociación de los tres países inicien en Washington la ronda de cuatro pláticas de esta renegociación del tratado. 

 

En este sentido, también me gustaría saber en relación ¿Qué corresponde o qué sigue, en este tema, pero por supuesto a esta relación México-China? 

 

Si estamos viendo esto en el tema del Tratado de Libre Comercio y de cómo se han venido resolviendo las cosas, en este tenor, pues es importante las declaraciones y las acciones que durante la actual administración han generado que la precepción del rumbo de la política exterior en nuestro país hacia el continente Asiático haya cambiado. 

 

Donde la República Popular de China ostenta uno de los principales logros obtenidos. Mas sin embargo, en el Quinto Informe de Gobierno sólo nos da un pequeño esbozo de los alcances de la estrategia, usted también aquí ya lo comentó un poco, limitándose a mencionar que en materia de política exterior se continúa profundizando la interlocución política de alto nivel con la República Popular de China. 

 

Es importante, por ello, pues, por supuesto conocer en esta Cámara ¿Cuáles son los logros obtenidos del seguimiento a la dinámica de contactos directos entre las empresas, China y México, para impulsar, por supuesto, una agenda económica orientada a resultados bajo un proyecto asiático, mejor conocido como La nueva ruta de la seda?

 

¿Qué busca rescatar dicha ruta por tierra y mar? Esta información resulta, por supuesto, muy importante para saber dónde se encuentra parado nuestro país. 

 

¿Y cuál es la posición de México ante el modelo económico de la República Popular de China, así como de los avances para alcanzar una mejor diversificación comercial? 

 

Por sus respuestas, de antemano, le agradezco. 

 

Muchas gracias. 

 

(Aplausos)

 

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Gracias, Senadora. 

 

Tiene la palabra el señor canciller. 

 

El Secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso: Gracias, Presidente. 

 

Muchas gracias, Senadora Rocha. 

 

Son varios temas, primero, con respecto al uso del presupuesto de incrementar, que se le dio a la Cancillería. Reitero nuevamente el agradecimiento, al impulso que le dio el Senado. 

 

Hemos presentado al inicio de la comparecencia el informe detallado, ¿cómo se está gastando, cómo se está invirtiendo este dinero? Que  puedo decir que el rubro más importante, es el rubro de protección, que en buena medida es protección jurídica y lo ejercemos mediante dos vías, mediante abogados directamente contratados por la Cancillería a través de los consulados o mediante asociaciones. 

 

Convenios que tenemos con organizaciones muy diversas de la sociedad civil y norteamericana, organizaciones nacionales  como la ACLU y que es una de las protagonistas que ha generado los litigios, que han echado para atrás algunas de las órdenes ejecutivas del Presidente Trump, por ejemplo, la Universidad Estatal de Nueva York, que tiene uno de los programas más eficaces en materia de diagnóstico migratorio y que ahora lo estamos extendiendo, nuestra colaboración hacia otras áreas de la Unión Americana. 

 

El reporte, insisto, está a su consideración. 

 

Indudablemente los programas tienen un efecto y tienen un efecto positivo, en primer lugar para que el migrante que se acerca a la Cancillería conozca su situación, porque muchas veces el migrante puede tener una noción vaga o incorrecta de cuál es realmente su riesgo migratorio y sobre todo de cuáles son sus opciones.

 

Por ejemplo, hemos encontrado casos a través de este proceso  de diagnóstico individual en el cual algunos de los muchachos DACA o dreamers, ya califican para la ciudadanía y no han iniciado un proceso porque están amparados en el DACA y lo que les aconsejamos y les proveemos abogado, en caso de que sea  así de su elección, el que inicie el trámite de ciudadanización porque ya son elegibles para  ello. 

 

La Ley Migratoria tiene complejidad y esto ha funcionado, son más de 500 mil casos que hemos atendido ya en este período de febrero a octubre, a principios de octubre, en los que les llamamos la ventanilla de defensoría jurídica, de defensoría migrante, nos está sirviendo también el presupuesto  para dar una mayor asesoría en materia de protección financiera. 

 

Uno de los grandes retos es la protección del patrimonio ante un acto de deportación, qué pasa con la vivienda, qué pasa con los vehículos, las cuentas de banco, el  menaje de casa y ahí hemos expandido nuestra ventanilla de asesoría financiera para que tomen medidas aquellos que están en riesgo de deportación o simplemente con una buena práctica  y sepan qué hacer en el momento en que ocurre la deportación. 

 

La deportación puede ser también un fenómeno traumático en términos de la pérdida de patrimonio, un patrimonio constituido, y por cierto, algo que también los ha funcionado  es en nuestras delegaciones, en las oficinas de delegaciones, en las entidades de la República hay muchas consultas de los migrantes a través de sus familiares y esto nos ha permitido estos recursos expandir nuestra capacidad de respuesta en las propias delegaciones y muchas veces son los familiares y México los que se acercan a nosotros y no necesariamente en el consulado, por distintas razones, realmente es algo que  nos ha permitido tener una capacidad relevante y el presupuesto para el año que entra afortunadamente envía los recursos de la Cancillería para seguir con esta actividad. 

 

Me pregunta usted por los programas para el retorno. El retorno tiene dos retos importantes, el primero tiene que ver con el momento del retorno, cómo se protege al patrimonio, qué ocurre con los hijos, qué ocurre con la familia, porque muchas veces la deportación implica una separación familiar, y ahí es donde la labor de consulado se vuelve muy importante, en muchos de los programas que estamos haciendo tiene que ver con la asistencia al retorno. 

 

Una segunda parte es  cómo se asiste más allá de la protección de los bienes, cómo se asiste el traslado, el traslado de la persona lo hace directamente el gobierno de los Estados Unidos, pero el traslado de la familia y de los bienes materiales requiere asistencia.

 

Hemos estado trabajando, por ejemplo con el SAT en aduanas para que esto sea algo fácil y que no tenga lo obstáculos administrativos de la franquicia de importación  libre de impuestos, se han tomado una serie de medidas administrativas que facilitan el retorno. 

 

Finalmente el reto más importante  del retorno es la incorporación exitosa a la sociedad mexicana, que implica revalidaciones, acción legislativa que el Senado promulgó para facilitar la  revalidación ha tenido un efecto muy importante, la emisión de documentación, el hecho de que haya documentos de identidad que sean válidos  en México, hay por ejemplo estados que no reconocen, estados mexicanos que todavía no reconocen la validez de la matrícula consular, es algo que estamos trabajando con las entidades federativas, con la Conago para que se reconozca, porque muchas veces es el único documento que tienen. Estamos emitiendo pasaporte para que regresen con un pasaporte con un documento válido en México, la credencialización del INE está creciendo, la cifra más reciente que tenemos supera  ya los 170 mil credenciales emitidas, que también es un documento importante, más que nada el derecho del ejercicio del voto. 

 

Y tenemos, por supuesto los programas de incorporación a escuela o a trabajo, uno de los programas más, que más ha llamado la atención de los migrantes es la bolsa de trabajo en México, estamos estableciendo ya, lo iniciamos en algunos consulados de manera piloto y tendremos antes de que termine el año, en todos los 50 consulados tenemos una bolsa de trabajo para gente que quiere regresar a México o que tenga que regresar a México a trabajar. 

 

El reto más importante son las referencias, porque no conocen mucha gente en México, entonces cómo hacemos que las referencias que obtengan en Estados Unidos sean válidas en México y en la Cancillería puede jugar un papel importante y lo estamos jugando. 

 

Ese es un conjunto de acciones, muchas veces sugeridas por los propios migrantes, y aquí lo más importante es el contacto permanente de nuestro equipo consular con los migrantes que  nos alertan de estas cosas y por supuesto esto no lo hacemos solos, esto lo hacemos con muchas otras dependencias como usted lo señala. 

 

Yo insisto, la condición de los dreamers es una condición particular, es un hecho que son muchachos que si deciden regresar a México, tienen que regresar a México, probablemente encuentren mejores oportunidades que el migrante promedio que regresa. 

 

De entrada todos ellos tienen, para calificar por el programa tienen que tener educación preparatoria, el 60 % tiene educación universitaria, por lo tanto, de lo que se trata es de facilitar su incorporación  y estamos convencidos que si regresan a México los dreamers  es algo bueno para México, puede ser un evento que al principio, sin duda tenga obstáculos, pero a la larga son mexicanos valiosos, que tienen mucho que aportar  a la economía y a la sociedad mexicana, lo importante es que quieran hacer ellos y no necesariamente quieren regresar, al contrario, la mayoría quiere quedarse allá y tienen que tener el derecho a hacerlo. 

 

Menciona usted la Ley SB4 en Texas y la caracteriza, efectivamente como una ley grave, así lo hemos expresado desde el principio, desde que se emitió esta ley ha sido la posición pública de la Cancillería y no solamente pública, sino de nuestro contacto  con las autoridades del estado de Texas, hemos participado en los procesos  de litigio que afortunadamente han logrado invalidar algunos aspectos más graves de la ley, aunque el litigio no ha terminado, este litigio seguramente terminará  en la cancha de la Suprema Corte de Justicia de los Estados Unidos y México habrá de participar en este proceso. 

 

Por ejemplo, como lo hemos hecho en procesos anteriores a través de los recursos conocidos como miembros de la Corte, en el cual México se pronuncia como un tercero interesado en este proceso. 

 

No habremos de escatimar los procesos diplomáticos y legales para combatir estas prohibiciones que creemos que son  abiertamente discriminatorias, que facultan por ejemplo a que se detenga la gente, simplemente como un perfil racial o que le da enorme discrecionalidad a los oficiales de policía, que no necesariamente están debidamente preparados para aplicar la ley con objetividad y sin un sesgo racial o cultural.

 

Tiene usted razón, existe el riesgo, ya lo he dicho aquí desde el principio de la comparecencia, de que la negociación del Tratado de Libre Comercio no conduzca al resultado que todos queremos y para el que estamos trabajando, que es un buen acuerdo, una nueva revisión, y tenemos que estar preparados para ello.

 

Usted me hace una pregunta oportuna y puntual, ¿qué pasa con el resto de la cooperación?

 

Sería una ingenuidad pensar que el resto de la cooperación se mantenga igual.

 

Terminar el Tratado de Libre Comercio sería un punto de quiebre negativo en las relaciones entre México y Estados Unidos, y creo que la disponibilidad de México, y así lo hemos hecho saber al gobierno de los Estados Unidos para continuar en otros ámbitos de cooperación, naturalmente sería seriamente afectada, y esta es una variable que tiene que tomar en cuenta el gobierno de los Estados Unidos y, además, creo que el efecto sería duradero.

 

Más allá de la administración del Presidente Enrique Peña Nieto, creo que la actitud entendiblemente de los mexicanos hacia cualquier tipo de cooperación con los Estados Unidos se vería seriamente afectada hacia delante.

 

Mire, con respecto a las declaraciones del día de hoy, del Presidente Trump, creo que algo que hemos aprendido es que no necesariamente las declaraciones corresponden a los hechos y a las acciones concretas.

 

Insisto, México no va a negociar el Tratado de Libre Comercio en las redes sociales, ni en el Twitter, ni en el Facebook, ni tampoco a través de entrevistas periodísticas. Hay una mesa de negociación, hay un proceso formal, y a ese es al que nos atenemos y ahí es donde habremos de expresarnos, y si el proceso termina bien o termina mal será en la mesa de negociación.

 

Finalmente con respecto a China, creo que uno de los éxitos importantes de la política exterior del Presidente Enrique Peña Nieto ha sido el fortalecimiento de la relación con China. Insisto, no solamente medido por el número de visitas y de encuentros, sino por cosas concretas.

 

Tenemos un fondo de infraestructura entre México y China que no existía antes. Por primera vez China está invirtiendo capital para proyectos de infraestructura y proyectos económicos en México, es un fondo grande, son 2 mil millones de dólares que invierte China en México.

 

Ya se han hecho las primeras dos inversiones: una en telecomunicaciones y la otra en el sector energético.

 

Tenemos ya la presencia de dos bancos chinos, es algo que no se podía hacer. Gracias a la reforma financiera que fue aprobada por este Senado se permite la presencia de bancos chinos en México que están participando y están financiando muchas actividades relacionadas con la inversión China en México, y tenemos distintos proyectos de infraestructura.

 

Creo que la asignatura pendiente es ¿cómo le hacemos para exportar más a China?

 

Tenemos un déficit enorme en la balanza comercial, somos el sexto mercado más importante para las exportaciones chinas, el sexto; 70 mil millones de dólares y, sin embargo, apenas exportamos 5 mil.

 

Y si bien es muy alentador los pasos que hemos dado y reconocemos el liderazgo del Presidente Xi Jinping en esta materia, ahí está la carne de cerdo, ahí está el tequila, quisiéramos exportar mucho más a China, y esta es la asignatura más importante, la asignatura pendiente hacia adelante.

 

Muchas gracias, Senadora.

 

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Muchas gracias, señor canciller.

 

Tiene el uso de la palabra la Senadora María del Rocío Pineda Gochi.

 

La Senadora María del Rocío Pineda Gochi: Muy buenas tardes, señor Canciller, Luis Videgaray Caso.

 

Sea usted bienvenido siempre al Senado de la República.

 

En el marco de la Glosa del Quinto Informe de Gobierno, en primer lugar, queremos reconocer el desarrollo y el dinamismo que ha tenido la política exterior mexicana en las diferentes regiones del mundo que hoy nos posiciona en el ámbito internacional como un país más proactivo y un socio estratégico, lo cual es resultado de sus buenos oficios y de la altura de miras que ha tenido esta administración encabezada por el Presidente Enrique Peña Nieto.

 

En mi grupo parlamentario consideramos que el balance de este último Informe, penúltimo Informe, muestra datos contundentes que nos dan certidumbre de que México está enrolado en la senda de un crecimiento sostenido, que pese a la complejidad mundial tenemos estabilidad macroeconómica, solidez financiera y presencia internacional, lo que permitirá consolidar las metas y los objetivos del Plan Nacional de Desarrollo.

 

Por lo cual este último año será determinante para concretar las acciones emprendidas, y aunque la agenda de temas es cada vez más amplio y complejo por las coyunturas tan cambiantes. Las acciones en materia exterior deberán ser muy puntuales para consolidar nuestro liderazgo regional y responsabilidad global.

 

Consideramos que la diversificación comercial y la búsqueda de nuevos horizontes debe ser una prioridad.

 

La Alianza del Pacífico es un gran ejemplo y una oportunidad porque ha logrado consolidarse como un mecanismo de integración exitoso y efectivo para América Latina, siendo un referente internacional por el grado de ambición en sus metas y objetivos que hoy llama el interés internacional de 52 países observadores.

 

En tan sólo seis años de existencia, un breve tiempo si así lo podemos comparar respecto a otras iniciativas, y el grado de ambición que ha tenido, se ha logrado grandes resultados.

 

La propia entrada en vigor del acuerdo adicional al Protocolo Marco de la Alianza del Pacífico ha permitido conformar el área de libre comercio más grande de la región. Un mercado de 222 millones de personas que representa el 41 % del PIB de América Latina y el Caribe convirtiéndonos como bloque en la séptima economía mundial y, en conjunto, ya somos un séptimo mayor exportador del mundo y abarcamos como Alianza el 55 % del comercio de la región en el mundo.

 

La red de más de 50 tratados de libre comercio de la Alianza hoy facilita el acceso a más de 60 mercados y nos permite atraer el 43 % de la inversión extranjera directa que llega a América Latina.

 

En este sentido, la Alianza del Pacífico se perfila como la mayor oportunidad que México tiene para consolidarse en la región a través del fortalecimiento del comercio interregional y con la región Asia-Pacífico.

 

Quiero comentarle, señor canciller, que la semana pasada participé en la reunión de trabajo con el cuerpo diplomático de los países miembros y observadores de la Alianza del Pacífico desde la Comisión Interparlamentaria de Seguimiento a la Alianza en la ciudad de Bogotá, Colombia.

 

Dentro de los temas que abordaron destaca el interés y las expectativas que se generaron con el anuncio en la Cumbre de Cali, que usted señaló, de la nueva figura de estados asociados de la Alianza.

 

La necesidad, también la plantearon, de claridad sobre los alcances que este mecanismo implica y de cómo será la relación con Australia, Canadá, Singapur y Nueva Zelanda.

 

Por lo cual considero oportuno pues manifestarle su interés de tener una mayor explicación de cómo será este mecanismo y cómo esta coyuntura coadyuvará a los objetivos que se han planteado los países integrantes de la Alianza del Pacífico.

 

Respecto a este tema quiero comentarle que en el ámbito parlamentario existe consenso e interés sobre la Alianza, los integrantes legisladores de la Comisión de Acompañamiento Legislativo, independientemente de su posición respecto a los gobiernos, todos han manifestado su apoyo incondicional a estos mecanismos que han implementado nuestros gobiernos, así como a los protocolos, al primero y segundo protocolo modificatorios del acuerdo de la Alianza del Pacífico.

 

Por otra parte, señor Secretario, sabemos que la Organización de los Estados Americanos es el principal foro gubernamental, político, jurídico y social de América.

 

Es el organismo regional de más amplia membresía en el hemisferio, y destaca por contar con una estructura institucional y jurídica sólida.

 

México como miembro fundador de la OEA y uno de sus principales contribuyentes participa activamente en la organización, y ha contribuido a su fortalecimiento y a focalizar sus acciones hacia aquellos temas prioritarios en los que ofrecen ventajas comparativas.

 

En ese sentido  le agradecería que nos comparta cuáles fueron las expectativas y objetivos que nuestro país, al hospedar a 47 países, y en este período, pues, en esta reunión que se tuvo en  nuestro país, cuáles fueron los principales resultados, y de qué forma contribuyó México para alcanzarlas.

 

Agradezco de antemano su atención. 

 

(Aplausos)

 

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Muchas gracias, Senadora.

 

Por favor, señor canciller.

 

El Secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso: Gracias, Presidente. 

 

Gracias, Senadora Pineda. 

 

Toca usted dos temas importantes para la región latinoamericana del Caribe, que son, en primer lugar, la Alianza del Pacífico; y en segundo lugar,  la Organización de Estados Americanos.

 

La Alianza del Pacífico indudablemente es la plataforma de integración latinoamericana más exitosa de los últimos tiempos.

 

Tiene apenas seis años de creación, y los logros son ya relevantes y concretos. En  materia de libre circulación de bienes y servicios, el 92 % del comercio entre los cuatro países ya está liberalizado, y el restante 8 % tiene un calendario para su liberalización.

 

En materia de circulación de capitales, hemos integrado ya el mercado, el primer mercado de valores integrado de América Latina, el MILA, si alguien pregunta cuál es el mercado de valores más grande de América Latina, no es la Bolsa de Brasil, no es la Bolsa de México, es MILA, el Mercado de la Alianza del Pacífico, con un valor conjunto de 790 mil millones de dólares de capitalización y 705 emisoras.

 

La libre circulación de personas también ha sido un éxito importante, se eliminaron ya todos los visados, ya no hay visas entre  los países de la Alianza del Pacífico y sus residentes extranjeros permanentes. 

 

Y, el turismo a México de nuestros tres aliados, Chile, Colombia y Perú ha crecido en  más de    100 % desde 2012.

 

Y en  materia de cooperación tenemos una gran cantidad de proyectos, incluyendo becas en la plataforma de movilidad académica; compartimos instalaciones diplomáticas, eso nos permite gastar menos en las embajadas y ser más eficaces en varios países del mundo.

 

Y  la Alianza del Pacífico es una plataforma abierta, es una plataforma que cuenta con 52 estados observadores, y como usted bien advierte, ahora se ha decidido dar en Cali, en la comunidad de Cali el siguiente paso que es la creación de la figura del Estado asociado, no solamente ha estado de observador, sino estaba asociado, y se han elegido cuatro primeros países como estados asociados que son, Canadá, Singapur, Nueva Zelanda y Australia.

 

¿Qué significa ser Estado asociado? 

 

Significa entrar en un acuerdo de libre comercio con la Alianza del Pacífico, ni  más ni menos, y es un proceso que ha iniciado, es un proceso que contribuya a la diversificación de las relaciones económicas de México en el mundo, y comprobar una vez más que la Alianza del Pacífico es un instrumento vigoroso, es un instrumento que tal vez no se conoce mucho, sin embargo, aporta mucho a México.

 

Por cierto, Senadora, le comento que el día de ayer el Ejecutivo Federal envió al Senado de la República los dos protocolos modificatorios para el  acuerdo marco de la Alianza del Pacífico, que estamos seguros que serán bien recibidos por el Senado de la República para su eventual ratificación si así lo considera el Senado.

 

Con respecto a la OEA, la organización sin duda tiene retos importantes, y tal vez el reto más importante es el reto presupuestal.

 

Particularmente a México  le preocupa la vulnerabilidad presupuestal del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, específicamente la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, y la Corte Interamericana de Derechos Humanos, por eso propusimos en esta asamblea general el que se duplique en un plazo de tres años el presupuesto lo cual se logró, fue aprobado de manera unánime  en la reciente asamblea, y esta decisión es fundamental, porque fortalece la autonomía de la Comisión de Derechos Humanos y la Corte de Derechos Humanos.

 

Una comisión que no tiene presupuesto, que tiene que estar pidiendo donaciones, que depende de aportaciones de terceros, corre el riesgo de perder autonomía, grados de autonomía.

 

Es importante que haya un presupuesto por parte de los estados miembros, y creemos que es tal vez uno de los logros más importantes de esta asamblea, como  lo son también la resolución en  materia de migración, que es parte del proceso que nos  llevará al pacto global de migración del año que entra en Naciones Unidas, y, algo muy importante, que es el plan de acción en materia de pueblos indígenas que da certeza a la implementación de la declaración americana sobre los derechos de los pueblos indígenas del año pasado.

 

México es un participante activo en la OEA, creemos en la organización, y seguiremos participando en ella para fortalecerla y que sea un espacio de defensa de los intereses de México y de grandeza del continente latinoamericano y caribeño.

 

Muchas gracias.

 

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Muchas gracias, señor canciller.

 

Damos paso a la ronda de intervenciones de los grupos parlamentarios prevista en el numeral  6 del resolutivo segundo del acuerdo correspondiente, hasta por 10 minutos cada una, conforme al orden dispuesto por la Mesa Directiva.

 

En consecuencia, tiene el uso de la tribuna el Senador Juan Gerardo Flores Ramírez, del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México.

 

El Senador Juan Gerardo Flores Ramírez: Gracias Presidente. 

 

Estimado canciller, doctor Luis Videgaray Caso, a nombre del grupo parlamentario del Partido Verde le reitero la bienvenida al Senado de la República, al tiempo que le agradezco y le reconozco la seriedad con que ha dado respuesta a cada una de las preguntas elaboradas por mis colegas Senadores en esta jornada de Glosa del Informe del Presidente Peña Nieto, en materia de relaciones exteriores. 

 

He escuchado con atención las acciones emprendidas por la Cancillería respecto a la conducción de la política exterior de nuestro país durante este quinto año de gobierno, así como las inquietudes que los grupos parlamentarios han expresado en sus intervenciones, sin duda, el contexto internacional actual representa una gran diversidad de retos que dificultan la agenda global de nuestro país, pero como usted bien lo señaló requieren que la política exterior adquiera un carácter dinámico. 

 

No me queda sino reconocer los esfuerzos que la Cancillería ha emprendido para promover los intereses de México en los foros y organismos internacionales, defender a los mexicanos en el exterior y contribuir al progreso interno al abrir oportunidades de negocios, atraer inversiones, concretar proyectos de cooperación internacional y promover el potencial del país. 

 

Sin embargo, existen áreas de oportunidad que es importante aprovechar, como primer punto me referiré a la naturaleza de la nueva relación que empieza a consolidarse en la región de América del Norte, la construcción de una nueva etapa de diálogo y negociación con Estados Unidos ha sido uno de los desafíos más complejos de esta administración, no puedo dejar de mencionar la preocupación que hoy siente la sociedad mexicana y, por tanto, el Senado de la República por la integridad y seguridad de los mexicanos que viven en ese país. 

 

Por ello, en el Partido Verde reconocemos el trabajo que ha realizado la Cancillería para hacer frente a las políticas migratorias del Presidente Trump, entre las que se encuentra la reciente eliminación del plan migratorio DACA, desde luego reconocemos también el trabajo de la red consular en los Estados Unidos. 

 

Si bien los casos de atención y protección consular en Estados Unidos han disminuido 15 % en lo que va de este período, existen 127 mil 63 casos que dan cuenta de la situación en que viven nuestros connacionales y que justifica todo el esfuerzo emprendido por el gobierno de México para su protección, la línea telefónica “Estamos Contigo”, en la cual se pueden reportar abusos de autoridad por parte de oficiales estadounidenses y proporcionar información acerca de los derechos de los nacionales mexicanos en ese país, así como el incremento del presupuesto para estas acciones, refleja, sin duda alguna, una política exitosa. 

 

No obstante, es necesario redoblar esfuerzos en esta materia, pues aun cuando las deportaciones no se han incrementado, el clima de hostilidad está presente en muchas latitudes de ese país. 

 

Desde el Senado refrendamos nuestro compromiso con nuestros compatriotas y continuaremos acompañando a la Cancillería en este esfuerzo, celebro la claridad con la que ha expresado, cuál será la postura de México en las siguientes rondas de negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, particularmente por lo que hace a no sujetar la estrategia o la posición de México a los disparates que se ventilan en redes. 

 

Respecto a nuestra relación con Canadá es importante aprovechar la actual coyuntura que la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte proporciona para consolidar una nueva relación bilateral. 

 

Con Canadá compartimos muchas características como la lucha para reducir los efectos del cambio climático por la igualdad de género en contra del racismo a favor de la cooperación multilateral y de los organismos internacionales, el fomento a los temas educativos, así como en materia comercial de inversión e innovación, minería y movilidad laboral, entre otros. 

 

Hoy más que nunca la relación con Canadá es de sumo valor para México tanto en su perspectiva bilateral como regional. 

 

Por ello, lo invitamos a potencializar las áreas más importantes en materia de política exterior con esta nación. 

 

En cuanto a las relaciones con la región latinoamericana, destacan los acontecimientos ocurridos durante este año en Venezuela, una nación donde lamentablemente predominan las restricciones arbitrarias contra los críticos del régimen a quienes se les agrede físicamente, se les encarcela, inhabilita o restringe, incluso, el derecho a salir del país. 

 

Nos congratulamos por el papel del liderazgo que ha asumido la Cancillería a favor de los principios democráticos previstos en la carta de la OEA y, desde luego, que celebramos esta participación en el diálogo que busca mejorar las condiciones por las que atraviesa esa hermana nación. 

 

Desde esta tribuna, los integrantes del Partido Verde hemos denunciado y condenado las acciones arbitrarias que el régimen de Nicolás Maduro ha adoptado en contra de nuestros hermanos venezolanos, nos solidarizamos con ellos y continuamos haciendo votos para que cese la crisis política, económica, social y humanitaria que predomina en ese estado y que se pueden celebrar comisiones de manera pacífica y sin el despliegue de las fuerzas armadas que intimiden y agredan a los que piensan diferente al régimen actual. 

 

Con la región de Europa es importante consolidar nuestras relaciones sobre la base de valores y objetivos comunes a fin de ampliar los vínculos políticos, comerciales y de cooperación, y consolidar a México como socio clave de la Unión Europea en la región latinoamericana, de esta forma es importante fortalecer los lazos con Alemania, Francia e Inglaterra. 

 

Con la celebración del Año Dual México-Alemania se generó un importante acercamiento con este país que sirvió de plataforma para exponer las múltiples oportunidades que México representa para los inversionistas en materia educativa, industrial, de ciencia e innovación. 

 

En relación con los recientes acontecimientos en Cataluña, agradecemos la claridad con la que ha expresado en este Pleno la posición de México para privilegiar el diálogo, pero también para señalar que México ante una declaración de independencia unilateral que no se apegue al derecho internacional, no reconocerá al estado catalán. 

 

Mención aparte merece el creciente activismo de Rusia, especialmente de manera previa y durante procesos electorales, así como su estrategia para sembrar información falsa, México debe mantener una postura firme a favor de la no intervención en los asuntos internos. 

 

Recientemente la relación entre México y Corea del Norte se ha visto afectada por el irresponsable comportamiento del gobierno de ese país. Por ello, celebramos también que haya expresado puntualmente la postura de México frente a las constantes amenazas de ese país hacia distintos socios y aliados de México, como Japón y Corea del Sur. 

 

Nos congratula que México, a través de la Cancillería, mande un mensaje claro que no se limita a comunicados de prensa o boletines, resalta la participación de México en foros multilaterales en pro del progreso de metas de alto impacto nacional y comunes a través de la cooperación en el desarrollo, la paz y la seguridad internacional, así como el combate al cambio climático, con un gobierno cercano a la ciudadanía, pese a ello es necesario advertir los riesgos que podrían suscitarse derivado de las medidas de Estados Unidos para reducir el financiamiento a organismos como las Naciones Unidas. 

 

En cuanto a los temas verdes de la agenda internacional, es importante mencionar que nuestro país ha sido partícipe de la Cumbre de Líderes del G-20 que promueve, entre otros puntos, el compromiso con la mitigación del cambio climático.

 

En relación con la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible, se ha promovido con un objetivo de estado el crecimiento económico, incluyente y sustentable que garantice la protección y conservación del planeta.

 

Celebramos su presencia en la reunión del grupo de trabajo para el seguimiento legislativo de los objetivos de desarrollo sostenible que se celebró en este recinto el pasado 26 de abril y en el que manifestó que una de las ventajas de esta agenda es que ahora tenemos un enfoque mucho más integral del desarrollo de la humanidad en el cual las metas incluyen temáticas que antes no eran consideradas en este tipo de instrumentos.

 

En 2016 fuimos sede de la COP13 de la  Conferencia de las Naciones Unidas sobre Biodiversidad, celebrada en Cancún, Quintana Roo, con la participación de 167 países, y con la finalidad de suscribir acuerdos que permitan a la comunidad global impulsar la conservación y uso sustentable de la biodiversidad.

 

México al estar constantemente en las negociaciones diplomáticas del Acuerdo de París de la COP21, que entró en vigor en noviembre de 2016 se comprometió a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y de contaminantes climáticos de vida corta en un 25 % para el año 2030, resaltando su trabajo para combatir el cambio climático a nivel local y global.

 

Resulta indispensable mantener los compromisos asumidos en este acuerdo y no bajar la guardia tras la reciente salida de Estados Unidos, con quien incluso en el marco de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, deberíamos retomar los compromisos del Acuerdo de Cooperación Ambiental de América del Norte, un acuerdo paralelo al TLC, que busca a través de sus reglamentos, garantizar altos niveles de protección ambiental en México, Estados Unidos y Canadá.

 

Por último, pero no por ello menos importante, reiteramos nuestro reconocimiento a la Cancillería, en la labor de comunicación con los países que apoyaron a México en los sucesos ocurridos por los sismos del 7 y 19 de septiembre, y solicitamos que por su conducto envíe nuestro agradecimiento a todas aquellas naciones e instituciones internacionales que permitieron que México inicie el doloroso trayecto de la reconstrucción.

 

Esos lamentables hechos evidencian la importancia de la cooperación internacional ante desastres naturales, un tema que necesariamente debe estar presente en nuestra Agenda Internacional.

 

Señor Secretario, en el Partido Verde tenemos la certeza de que en la política exterior mexicana aún existen oportunidades de mejora continua, como usted lo señaló en su mensaje inicial, que debe convertirse en una política exterior dinámica. Sin embargo, de los logros y acciones llevadas a cabo en el transcurso de este año, podemos concluir que la política exterior de México se ha mantenido en estrecha sintonía, tanto con los intereses nacionales, como con los principios constitucionales que la guían. Los compromiso son muchos, la responsabilidad es compartida y el interés es de todos los mexicanos.

 

Por ello, desde el Senado estaremos pendientes de su labor y coadyuvaremos con usted para el bienestar y desarrollo de México.

 

Hoy, más que en ningún otro momento podemos afirmar que México ha estado a la altura de los retos que han surgido en el ámbito internacional

 

Debemos mantener el mismo espíritu de multilateralismo, cooperación internacional y participación activa en la protección y promoción de los derechos humanos, en especial de nuestros connacionales, así como en la atracción de inversiones, la promoción de libre comercio y la integración económica, el fomento a las exportaciones, la protección del medio ambiente, la lucha contra el cambio climático y el combate a la pobreza.

 

Como partido le reiteramos que cuenta con nuestro respaldo y apoyo para garantizar que México se consolide como actor global.

 

Acompañamos los esfuerzos que ha venido realizando la administración del Presidente Enrique Peña Nieto, por conducto de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

 

Señor Secretario.

 

Compañeras Senadoras y compañeros Senadores:

 

Por su atención, muchas gracias.

 

(Aplausos)

 

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Muchas gracias, Senador Flores.

 

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Angélica de la Peña Gómez.

 

La Senadora Angélica de la Peña Gómez: Con su venia, señor Presidente.

 

Doctor Luis Videgaray Caso, Secretario de Relaciones Exteriores.

 

El análisis del contenido del Quinto Informe de Gobierno constituye en los hechos la última evaluación sobre el estado de la nación que haremos quienes hoy nos encontramos en estas funciones.  

 

De ahí la relevancia de que el grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática exprese un planteamiento claro y contundente en torno a lo que ha sido la política exterior de nuestro país en el último año y de la administración del Presidente Peña.

 

Por ello, más allá del simple recuento estadístico o anecdótico de los 13 viajes internacionales o de la visita a nuestro país de siete jefes de estado o de gobierno que tuvieron lugar a lo largo de los últimos 12 meses, el análisis del Quinto Informe de Gobierno representa una oportunidad inmejorable para evaluar la política internacional del gobierno al que usted representa.

 

Usted no sólo es el responsable de lo acontecido en la Cancillería a partir de su nombramiento en enero de este año. Usted también es el responsable de la principal crisis de credibilidad que ha sufrido la institución presidencial en las últimas décadas.

 

Según el texto de la presentación del informe, el cual está suscrito personalmente por usted, y leo entre comillas.

 

“La política exterior es la herramienta principal del Estado mexicano para afirmar la soberanía nacional y fomentar el desarrollo económico y social por medio de las interacciones con el exterior”.

 

Sin embargo, usted convirtió la política exterior de nuestro país en una herramienta al servicio de sus intereses particulares y del grupo político que usted representa, comprometiendo la soberanía y lesionando drásticamente la dignidad y de las y los mexicanos que hoy en día aún le reprochamos el haber invitado a nuestro país, y tratado como Jefe de Estado, a pesar de su odio y hostilidad, a quien entonces era un mediano candidato del Partido Republicano.

 

Episodios como éste llevarán a cualquier análisis serio y objetivo a la conclusión de que durante los últimos cinco años las relaciones de México con el mundo se han consolidado como uno de los rubros con mayor debilidad y ausencia de rumbo.

 

Las prioridades se encuentran dispersas en el simple recuento estadístico, y a cinco años de distancia, en lugar de avanzar hemos retrocedido cada día más en el escenario internacional.

 

En ese contexto, si algo nos ha dejado claro el estudio del Quinto Informe de Gobierno en materia de política exterior, es precisamente la certeza colectiva mayoritaria de que al actual gobierno le faltó fortaleza, capacidad, voluntad, imaginación para hacer un alto en el camino de manera humilde y corregir el rumbo, replantear los objetivos y ajustar la estrategia.

 

En México el Titular del Poder Ejecutivo tiene el monopolio exclusivo de la definición de la conducta internacional de nuestro país. Pero también ha sido posible, y esto hay que reconocerlo aquí en este Senado de la República, de que eso ha sido posible gracias a la complacencia, complicidad o ausencia de visión, o falta de disposición, o carencia de autonomía de un Poder Legislativo que no ha sabido, y en ocasiones no ha querido, ejercer a cabalidad sus facultades constitucionales de control y que se ha resistido a modificar y actualizar dicho modelo para hacerlo compatible con el nuevo contexto de diversidad y pluralidad política y social que caracteriza a nuestro país en estos días.

 

Necesitamos fortalecer el ejercicio cotidiano de nuestras facultades constitucionales en materia de política exterior, claro, entre otras, pero hoy nos ocupa la materia exterior, y redefinir todo aquello que sea necesario para ejercer una verdadera tarea de corresponsabilidad y un mayor contrapeso democrático. 

 

En la democracia de América, de Alexis de Tocqueville, escribió que es precisamente la conducción de los asuntos exteriores en donde los regímenes democráticos parecen decididamente más inferiores a los demás, y México no es la excepción. 

 

Demandamos una política exterior que refleje los intereses de las mayorías y no sólo los de la élite o la minoría gobernante, una política exterior que tenga clara sus prioridades, que defina claramente cuál es el lugar que queremos que ocupe México en el mundo, y que siente las bases para la reinserción internacional de nuestro país en los próximos años y décadas. 

 

Hemos sido simples testigos de la consolidación de la tendencia, que ha permitido que países como China y otras economías en desarrollo tomen ventaja y se coloquen en una mejor posición en el escenario global y regional de nuestro tiempo. 

 

China ha terminado de desplazarnos como socio comercial de los Estados Unidos, y Brasil también, con todo y sus problemas políticos sigue siendo el país más visible y con mayor liderazgo en América Latina. 

 

De igual forma, hemos llegado tarde y seguimos muy lejos de regiones como Asia-Pacífico y África, sin olvidar que aún no logramos aprovechar al máximo el potencial de nuestras relaciones con regiones como la Unión Europea.

 

Seguimos sin recuperar espacios reales y significativos con América Latina y el Caribe, y la dependencia hacia los Estados Unidos nos ha mostrado como una nación cada vez más vulnerable. 

 

Como consecuencia, la percepción internacional sobre México es que somos un país ensimismado en su problemática interna sin rumbo, y particularmente extraviado en sus relaciones con el mundo. 

 

Hoy padecemos un contexto definido y caracterizado por la crisis de confianza en la relación con los Estados Unidos, al igual que por el estrepitoso fracaso de la estrategia nacional y bilateral de lucha contra el narcotráfico. 

 

De esta forma, en este último año, el gobierno de la República no sólo nos ha sumido en la peor crisis de seguridad en la que hayamos tenido conciencia, también al país, en una de las situaciones de mayor debilidad y subordinación frente a los Estados Unidos. 

 

Por ello el gobierno decidió que era buena idea declarar persona no grata y expulsar al Embajador de Corea del Norte de México. 

 

Por primera ocasión escuché a usted, hace rato, decirnos que era para proteger a Japón, y ello demuestra que nuestro gobierno ha sido incapaz de presentar una posición digna frente al embate cotidiano y sistemático del presidente Trump. 

 

En el grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática sostenemos que el fracaso de la estrategia nacional de lucha contra la delincuencia y la aceptación de esquemas de cooperación injerencistas y asistencialistas, es responsabilidad exclusiva del titular del gobierno Federal. 

 

De aquí que lo más importante sea buscar redefinir los actuales esquemas de cooperación vigentes entre México y Estados Unidos.

 

Necesitamos un modelo de interacción bilateral y verdaderamente responsable y corresponsable, porque la agenda bilateral más importante para nuestro país sigue dominada por los temas de interés de los Estados Unidos. 

 

No hemos visto que el gobierno mexicano haya sido capaz de colocar los temas de interés para México como prioridades del diálogo bilateral, temas como la migración, el desarrollo regional, la construcción de una verdadera vecindad siguen brillando por su ausencia. 

 

Ha llegado el momento, pues, de decidir si queremos seguir siendo una nación cuyo destino se encuentre subordinado al de la potencia vecina, o si nos definimos a ser una nación cuyo destino dependa fundamentalmente de nosotros mismos. 

 

Por cierto, la principal medalla que presenta el Poder Ejecutivo en este Quinto Informe de Gobierno es la celebración en nuestro país del Período de Sesiones de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos, encuentro que será recordado gracias a que usted, de manera directa y personal, emprendió una embestida contra Venezuela apartándose de las formas más elementales y los principios que históricamente han permitido a nuestro país incidir y juzgar el papel de actor protagónico en escenarios similares de polarización y conflicto. 

 

Qué bueno que hoy Venezuela nos está invitando para que participemos en este diálogo. La verdad, era innecesario lo que se perpetró desde la OEA. Además no nos fue bien, porque perdimos, perdió usted, ni modo.  

 

Concluyo señalando que el texto del Quinto Informe de Gobierno, al igual que el de los cuatro anteriores, ha sido una simple recopilación y enumeración de fechas, encuentros, viajes, buenos deseos y acciones sin contenido o resultados visibles. 

 

Por lo tanto, la discusión de fondo, más allá de cifras y recuentos, sigue siendo la principal y urgente redefinición del papel que nuestro país juega en el escenario internacional. 

 

Hay que discutir, por cierto, más respecto a lo de Cataluña, tenemos algunas diferencias, y todas estriban en no repetir el mismo asunto de Venezuela. No hay que meternos en los asuntos internos de los países. 

 

Bueno, yo le escuché, sería bueno que nos la aclarara. Bueno, en fin. 

 

Me parece que también sería importante, y por obviedad del tiempo voy a terminar, señor Presidente, simplemente recordando que no se trata de apoyar o no apoyar a ningún gobierno. 

 

No nos equivoquemos, no es así. ¡No! México nunca ha tenido una intromisión en los asuntos internos de los países. Tengamos cuidado con eso. 

 

Nos guste o no nos guste, estemos de acuerdo o no estemos de acuerdo, o nos preocupe, incluso, lo que está haciendo Corea del Norte, incluso aun cuando nos preocupe. 

 

Me parece que tengo alguna referencia que me preocupa respecto a lo que puede ser este gobierno, el único que no ha suscrito un tratado internacional. Ojalá que no pase eso, y en la historia tengamos a este sexenio como un sexenio que se ha resistido a seguir reconociendo los tratados internacionales. 

 

Y no me queda claro por qué, qué fue lo que dijo respecto al reconocimiento del Comité  sobre Desaparición Forzada. 

 

Ojalá que nos pongamos de acuerdo y el Ejecutivo, la Cancillería  pueda enviar los tratados internacionales que México necesita probar. 

 

Gracias, señor por su atención. 

 

(Aplausos)

 

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Muchas gracias, Senadora Angélica de la Peña. 

 

Tiene el uso de la palabra, hasta por diez minutos, el Senador Manuel Bartlett Díaz. 

 

El Senador Manuel Bartlett Díaz: Con su venia, señor Presidente. 

 

Señor Secretario de Relaciones Exteriores. 

 

Un comentario inicial, dijo usted que no estaba de acuerdo con lo que dijo Layda Sansores, pero yo le aseguro a usted que allá afuera la opinión pública nacional, los que escriben y comentan de verdad no pagados, están de acuerdo con Layda Sansores, no con usted. Es una absoluta verdad. 

 

El entreguismo sin límites de la política exterior de Peña Nieto instrumentada por usted es rechazado y repudiado por todos los mexicanos, ustedes no han representado a México, ustedes han representado intereses económicos, van temblando para que no les quiten  el Tratado de Libre Comercio en donde están comprometidos en la brutal corrupción de las élites de los partidos políticos, están en el negocio, ahora ya dicen que estarían dispuestos a abandonar  a las indicaciones de Trump y de su yerno, pero van a estar con las uñas defendiendo los intereses económicos que representa el TLC para una oligarquía nacional y ustedes forman parte de ella y que no representan al pueblo de México para nada. 

 

Cuando los vemos actuar con esa pusilanimería, entreguismo, falta de ideas, rollos, retórica y demagogia,  pues nos damos cuenta que ustedes no representan ni Peña Nieto ni usted a los mexicanos,  representan otros intereses. 

 

Ha sido una jornada aburridísima, señor Secretario, usted ha contribuido a ella, ¿por qué? Porque aceptó ese nuevo sistema que es una tomadera de pelo. 

 

Hablamos hace poco de la necesidad de darle movimiento  a las comparecencias  y ya lo hicieron peor, porque aquí usted vino a que le aplaudieran masivamente, por todos lados está la sombra del PRI-AN, nos rodea, y entonces cada vez que usted nos receta un rollo aburrido le aplauden a rabiar, a rabiar, es una farsa. 

 

Miren, quitaron la réplica, por aquí se protestó, quitaron la réplica de las preguntas, entonces esas preguntas no son nada, pusieron al final el posicionamiento que nos permite un poco contestar a lo que usted no respondió, de manera que reitero lo dicho por Layda Sansores que es una mujer que tiene un enorme seguimiento en la opinión pública, que usted ni Peña tienen, de manera que yo me felicito de que esta mujer valiente esté con nosotros, irrita a muchas gentes por aquí y se ponen nerviosos cada vez que sube y hacen bien, porque exhibe sistemáticamente las fallas y las hipocresías y  el teatro. 

 

Voy nada más a leerles un pedacito de una obra, porque la Academia y la opinión pública real, la que no sea comprada dice lo mismo que aquí decimos nosotros. 

 

Mire usted, le voy a mandar una lista de libros que los analizan ustedes, México es sin duda, el caso de mayor vinculación y dependencia de un país latinoamericano en relación con Estados Unidos, no sólo por su cercanía y compartir tres mil kilómetros de frontera, lo que tiene importancia e implicaciones, sino por la relación de subordinación que se ha institucionalizado por  este gobierno, le puedo mandar una lista de libros, de tratadistas libres, independientes, analistas que dicen eso. 

 

Regresemos a la comparecencia, mire usted, dijo usted  a Layda Sansores que había una crítica selectiva, a los señalamientos concretos dice usted, ah, pero tenemos otros muy buenos, ustedes nada más seleccionan lo malo, lo bueno que tienen ustedes no existe, no pesa, porque nunca se atreven salvo en sus formalidades a enfrentar a los Estados Unidos, porque son sus socios y no los socios de México, los socios de la corrupción en México, de los grandes intereses que se han colado en el petróleo, en el gas, en todas las reformas que se han emprendido. 

 

Usted viene aquí a comparecer a un Senado, que viene a aplaudirle, ustedes que  admiran a los Estados Unidos, y se los digo aquí a mis compañeros Senadores  y Senadoras, los que quedan, no han visto una comparecencia  de un Senador americano, lo tienen abajo, no arriba, y aquí el presidencialismo este caduco  y esta masa de pianistas,  lo tienen allá arriba y entonces contestan con unos rollos que, por favor, que habíamos quedado que iba a cambiar esto, es una farsa, cuando se hace que un Secretario venga aquí, viene a rendir cuentas, no viene a leer nuestra cartilla, sí el Presidente tiene la función de conducir la política exterior y tiene que venir aquí el Secretario a dar cuentas  no a ratificar y a que le aplaudan, usted no ha respetado los principios, es un gobierno sometido, violan el artículo 89 constitucional, fracción X, sistemáticamente que dice: “La autodeterminación de los pueblos son los principios, la no intervención, señor Secretario, la no intervención, la solución pacífica, las controversias, la igualdad jurídica de los estados no han respetado un solo principio de esos en el entreguismo desvergonzado y cínico que hay en relación con los Estados Unidos. 

 

Aquí se tocó el tema de que estaba usted muy preocupado por defender a  Japón, así lo dijeron, y por eso corrieron, en mala manera, muy poco diplomático, al embajador de Corea.

 

No es cierto, no están defendiendo a Japón. Aquí tengo, mire usted, lo que salió en el The World Journal, porque hay que enterarse, en donde queda clarísimo que el vicepresidente Mike Pence, durante una visita a Chile, urgió a Chile, México, Perú, a Latinoamérica, a romper toda liga con Corea del Norte.

 

Y el más obediente de todos es usted, el que más rápido corrió al embajador de América, es una vergüenza, hombre.

 

Siguiendo las instrucciones, aquí está en el periódico, no lo estamos inventando, usted lo que hizo fue ir y correr, hacer lo que le ordenó el vicepresidente de los Estados Unidos, ni siquiera el yerno, que es su mero cuate, sino el vicepresidente.

 

Ahora, le quiero decir que el apartado quinto del Informe Presidencial, que habla de México con responsabilidad global, se plantea como medida de estrategia a consolidar la relación de Estados Unidos y Canadá y con Estados Unidos; pero no dice nada, como usted tampoco dijo nada aquí, nada, un discurso insulso, vacío, no explicó nada.

 

Y en ese Informe todo lo pasan, pasado por agua, nunca informan nada, ¿verdad? Hablan de ratificación de acuerdos con Estados Unidos, hablar del nuevo diálogo de alto nivel con los Estados Unidos que empezó con Obama, ahora con Trump, y ese acuerdo es inconstitucional, es inconstitucional porque es a través de acuerdos, uno tras otro, que aquí narran, en los que entregan los intereses de México.

 

Perdón, mira.

 

¿Señor Presidente, quiere usted que sea todavía más aburrido?

 

Dígales que no estén molestando.

 

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Siga usted adelante, Senador Bartlett.

 

El Senador Manuel Bartlett Díaz: Muchas gracias.

 

Todos estos acuerdos son inconstitucionales, aquí el Senado no participa, y esos acuerdos tienen que ver con la energía de México, tiene que ver con el compromiso que usted tomó, de servirle de alcahuete a los intereses eléctricos de los Estados Unidos para penetrar en Centroamérica, acuerdos inconstitucionales que están hechos.

 

Como los americanos tienen agreements así ya inventaron en una ley salinista, que también se hizo para pasar por encima del Senado, y aquí todos aplauden, siendo que no han participado en nada de lo que tenían que participar.

 

Usted ha estado apoyando abiertamente la militarización no sólo de México, sino de América Central; la militarización de México, en esta Ley de Seguridad Interior, es una instrucción de Estados Unidos.

 

Los Estados Unidos han decidido que las policías de sus empresas globales deben de estar protegidas por el Ejército y por la Marina en toda América Latina, y aquí somos muy obedientes, ya quieren sacar la Ley de Seguridad Interior para que el Ejército Mexicano, la Armada, sea la policía de este país.

 

Y esa militarización, impulsada e impuesta por los Estados Unidos, que usted acepta, esa es la desgracias de México, ahí Calderón fue el iniciador, pero Fox y todos los demás, y el Presidente actual están impulsando una tragedia nacional por la militarización y la violencia que ordena los Estados Unidos en este país.

 

Los desaparecidos, pero además la militarización tiene objetivos económicos, ¡eh! Tiene objetivos de apoderarse del territorio nacional, de saquear este país, es el capitalismo militarizado que aparece en todos los textos que hay que leer para saber lo que está pasando en este país.

 

Usted fue a una reunión en Florida, que aquí pasa desapercibido porque nos dicen: “sí hubo una reunión de tal, otra”, ese informe no sirve para nada porque no dice nada, igual que usted tampoco no dijo nada.

 

Esas reuniones, por ejemplo, la del 15 de junio de 2017, sólo citadas sin más explicación, si le ponen una base militar del Comando Sur bajo la denominación, fíjense, benévola, de conferencia sobre prosperidad de Centroamérica, convocada por usted. Usted aparece ahí con el Comando Norte y con el Comando Sur haciéndoles todo su trabajo de militarización no sólo de México, sino la militarización de Centroamérica.

 

En esa reunión, en la base militar, en donde estuvo usted acompañado del General y el Almirante, a recibir instrucciones, bueno, ahí se acordó impulsar, y lo dijo usted aquí deliberadamente, el desarrollo de Centroamérica.

 

Usted va a impulsar el desarrollo de Centroamérica con las armas del Comando Sur, a quien usted acompañó en esa aventura de invasión de Centroamérica, por el Ejército norteamericano, el Comando Norte y el Comando Sur.

 

Luego estuvieron en la frontera también para seguir impulsando la militarización del país.

 

Todos estos acuerdos, señor Secretario, son inconstitucionales, aquí se hacen guajes y no saben ni lo que pasó, pero como no leen para seguir la línea de Peña Nieto, mucho menos en inglés, no saben lo que han hecho.

 

Van a acompañar al Comando Sur a invadir Centroamérica, aquí ya al fin ya estamos invadidos, con la aquiescencia de usted invadidos. Van, pero con el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, empresarios van a meterse a Centroamérica.

 

No en balde es usted un hombre confiable para los Estados Unidos, eso no lo dijo Layda, eso lo digo yo, no se preocupe; no en balde tiene usted toda la confianza de Estados Unidos.

 

En la OEA, señor Secretario, hizo usted el peor de los ridículos. En mangas de camisa atacando a Venezuela, y nos van a decir que somos como Venezuela. No, no.

 

Usted hizo el ridículo, en mangas de camisa persiguiendo a Venezuela, y perdió usted además la votación, ¿al servicio de quién?

 

Sentadito usted junto al Subsecretario de Estado de los Estados Unidos; o sea, el Subsecretario de Relaciones Exteriores, que es el que lo dirigía para que subiera, bajara y regañara y buscara votos para atacar a Venezuela.

 

Dice usted que se niegan a una aventura militar.

 

Ya hace tiempo que esas aventuras militares son más bien dirigidas por el sector económico financiero, ¿eh? Así es que vamos a esperar a que nos saque una fotografía y luego tweete el señor Senador priísta, panista, que está aquí enfrente de mí.

 

No me interrumpan, no me interrumpan.

 

¿Les parecen pocos los temas?

 

Venezuela, ¿ustedes creen que representan en la OEA al pueblo mexicano con un prestigio internacional que han tirado a la basura ustedes convirtiéndose en serviles operadores de los Estados Unidos en Venezuela? Qué vergüenza, qué cosa tan espantosa en la OEA.

 

Bien decía por ahí alguno, esos que tiran la piedra y esconden la mano.

 

No, señor Secretario, usted no representa a los mexicanos, usted no nos representa a nosotros, usted no representa el interés nacional en representación de Peña Nieto.  

 

Usted representa intereses económicos, todos esos acuerdos que mencionaron por encimita son acuerdos con la oligarquía norteamericana y mexicana, se reparten ahí los intereses. 

 

De manera que esta comparecencia que ha sido una farsa, pues no sirve de nada. 

 

Usted cree que los que están viendo, porque eso lo ve la prensa nacional, internacional, está el Canal del Congreso; ¿usted cree que van a pensar que usted vino a defender aquí algún valor del país?

 

No, viene a demostrar que nuestra política exterior está controlada por los Estados Unidos, que usted está al servicio de la militarización de este país, y al servicio de la militarización de Centroamérica para que llegue allá la tragedia que estamos viviendo los mexicanos en desapariciones, en muertes, en una violencia, porque ellos quieren que esta sea una guerra, una guerra entre nosotros, para que los muertos estén aquí.

 

Eso es lo que usted representa señor Secretario.

 

Qué vergüenza.

 

Y luego se presta a esa farsa en donde registra usted, le leen unos discursos malos, largos, mal leídos además, y ya, ya terminó usted ese trago amargo, pero no.

 

No, no, no, la historia está ahí, ustedes no representan a México.

 

Necesitamos quien represente a este país.

 

Necesitamos que haya alguien que defienda los intereses de México de una sociedad descendida, empobrecida por ese tratado que ustedes están defendiendo, empobrecida, envilecida, aquí en el enriquecimiento que está vinculado a los grandes intereses, a estos intereses transnacionales.

 

Está usted reprobado señor Secretario, con todo y los aplausos de todos los que aquí van a desgañitarse en aplaudir. Está usted reprobado.

 

México no está representado.

 

Muchas gracias, señor Presidente. 

 

(Aplausos)

 

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Gracias, Senador Bartlett.

 

Tiene el uso de la palabra, hasta por 10 minutos, la Senadora Laura Angélica Rojas Hernández.

 

La Senadora Laura Angélica Rojas Hernández: Muchas gracias, Presidente.

 

Compañeros, compañeras. 

 

Señor Secretario, muy bienvenido al Senado de la República.

 

Desde los primeros días de su existencia para Acción Nacional el exigir al gobierno una política exterior de Estado al servicio del interés nacional más allá de ideologías o intereses partidistas fue una de las más altas prioridades.

 

Sabemos reconocer, apoyar e incluso trabajar hombro con hombro en pro de políticas de Estado como cuando apoyamos el regreso de México a participar en las operaciones de mantenimiento de la paz, como cuando hemos acompañado en las negociaciones del Tratado de Libre Comercio o como cuando cerramos filas con el Presidente Peña Nieto frente a la amenaza de Donald Trump.

 

Pero también sabemos señalar lo que se puede mejorar o lo que son francos errores.

 

Es bajo esta premisa que el grupo parlamentario del Partido Acción Nacional en el Senado de la República hace la glosa del Quinto lnforme de Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, en materia de política exterior.

 

Han transcurrido ya cinco años de gobierno, y ésta será la última glosa que realizará este Senado.

 

Por eso, hoy no solo haremos una reflexión sobre lo acontecido durante el último año, sino una más amplia sobre la política exterior de un gobierno cuya gestión está por concluir y sus resultados están a la vista.

 

Primero veamos el estado en el que se encuentra el mundo en nuestros días.

 

Un  mundo en el que México tiene que actuar, sí, como una potencia media, la potencia media que es, cumpliendo con nuestra responsabilidad como miembro de la comunidad internacional, pero también como un país en desarrollo que necesita con urgencia avanzar en el cumplimiento de sus propios intereses.

 

Desde  hace un tiempo hemos atestiguado una serie de cambios de las configuraciones geopolíticas y económicas que desafían el orden internacional de la postguerra fría.

 

Sin duda estamos presenciando un cambio de época.

 

Las amenazas del nacionalismo, el nativismo y el proteccionismo que acechan al multilateralismo; la globalización y el modelo de la democracia liberal.

 

Además, las tendencias aislacionistas representan la crisis de la integración y la interdependencia como valores esenciales de nuestro tiempo.

 

En cuanto a la agenda de paz y seguridad internacional vemos con preocupación el surgimiento de  nuevas amenazas, al mismo tiempo que regresan otra que creíamos superadas.

 

La nueva agenda del desarrollo sostenible tiene una notable prominencia por los problemas que promete mitigar, pero los viejos temas esenciales de la convivencia pacífica entre naciones de las libertades y los derechos al interior de ellas, de la diplomacia y la solución pacífica de  las controversias de los temas humanitarios y el desarme están de vuelta.

 

Ante esta compleja realidad internacional México debe reaccionar con mucha  mayor velocidad y estrategia y reordenar sus prioridades de política exterior para responder adecuadamente a esta coyuntura y a los nuevos paradigmas que de ella surgirán.

 

Solo como un ejemplo, recordemos nuestra experiencia con el proceso que llevo a Donald Trump a la Casa Blanca.

 

Bajo una premisa prudencial, ante  las constantes agresiones a México y los mexicanos el gobierno guardó silencio, pensando o que no ganaría o que de hacerlo era mejor no incomodarlo.

 

En el colmo de la ingenuidad, lo invitaron a nuestra propia casa, para que nos siguiera humillando.

 

Llegaron tarde a la defensa de la dignidad y ante las constantes descalificaciones del TLCAN y el riesgo actual de un fracaso de la renegociación, hubiera sido conveniente intensificar desde entonces, los esfuerzos por diversificar las relaciones comerciales de México.

 

Hoy es también una buena oportunidad para hablar de uno de los temas claves para la consecución de los objetivos de la política exterior expresado en el propio Plan Nacional de Desarrollo.

 

La vinculación entre política exterior y  política interna, cito: 

 

La política exterior  es la dimensión internacional de la estrategia de gobierno, el diálogo y la cooperación con otros países, tanto en el ámbito bilateral como el multilateral son herramientas insustituibles para la consecución de  las grandes metas nacionales.

 

En Acción Nacional no podemos estar más de acuerdo, el problema, y lo hemos señalado en estas comparecencias desde 2013, año con año, es que la política exterior  en México borda en el vacío, porque si la política exterior es la dimensión internacional  de la estrategia de gobierno, de qué estrategia hablamos, si después de la firma del Pacto por México y de la aprobación de las reformas que de éste  derivaron, no ha habido estrategia, y  por lo tanto, no ha habido resultados en varias de las tareas más básicas del estado.

 

En menos de un año del inicio del sexenio pasamos del presidente salvador de México, de la portada de la revista Time, y del Mexican Moment al frenazo económico como lo consignó el periódico El País, en octubre de 2013.

 

A partir de ahí veamos la crónica en la prensa internacional de lo que los mexicanos hemos padecido los últimos cuatro años.

 

Estudiantes desaparecidos en fosa clandestina y un sospechoso, la policía mexicana, The New York Times, 6 de octubre de 2014.

 

Presidente de México habita en casa de empresa que ganó licitación O’Globo, 11 de noviembre de 2014.

 

Muerte y corrupción prueban que el enviado a México Nuevo era una ilusión, The Guardian, 16 de noviembre de 2014.

 

La crisis del estado de derecho y el orden en México perdiendo el punto, The Economist, 27 de noviembre de 2014.

 

El Chapo Guzmán, capo mexicano de la droga, se escapa de  nuevo, Le Monde, 12 de julio de 2015.

 

Los periodistas están siendo masacrados, el problema de la libertad de expresión en México, The Guardian, 4 agosto de 2015.

 

Cuando el Estado exonera al Estado, El País, 25 de agosto de 2015.

 

Presidente Mexicano bajo fuego por reunión con Trump, C V S News, 31 de agosto de 2016.

 

Javier Duarte, gobernador mexicano acusado de lavar dinero, es capturado, The New York Times, 16 de abril de 2017.

 

Usando mensajes de texto como señuelos, Spy War Gubernamental, es dirigido contra periodista y sus familias, The New York Times, 19 de junio 2017.

 

Las empresas mexicanas pagaron 88 millones de dólares en sobornos en 2016, El País, 5 de  julio de 2017.

 

Traemos esto a cuenta señor Secretario porque la política exterior de un Estado soberano  no se teje en el vacío, y puede ser una declaración poética de buenas intenciones o ilusiones.

 

La política internacional de un país parte de la fortaleza del Estado, de su democracia, del Estado de derecho, de su economía, del vigor de su cultura y de su sociedad.

 

Tales condiciones operan en un  marco objetivo del entorno internacional y de la dinámica geopolítica y eso obvio que esa relación entre  los factores internos y externos no han sido debidamente atendidos durante este gobierno, y es que cómo podemos acelerar el proceso de diversificación de las relaciones comerciales con otros países y regiones más allá de Canadá y Estados Unidos en estos momentos en los que ante un eventual fracaso de la renegociación del TLC resulta urgente, si estamos catalogados como el país de la región en el que más sobornos se pagan. 

 

¿Cuántos más se animarán a invertir en un país donde se tiene que asumir el costo de la corrupción, la inseguridad y la impunidad a sus gastos de operación?

 

¿Cómo podemos acrecentar el liderazgo en nuestra propia región si no hemos podido resolver el problema del abuso y maltrato de los migrantes centroamericanos que pasan por nuestro territorio y que claramente es del mayor interés de nuestros vecinos?

 

¿Cómo nos presentamos frente al mundo como un jugador de primera liga si somos incapaces de definir e implementar un modelo policial que por fin sabe a las fuerzas armadas de la tarea irregular de asumir funciones de seguridad pública ni de asegurar el derecho a una justicia pronta y expedita a las miles de víctimas de violaciones de derechos humanos?

 

Esa es la importancia de la política interna, porque si somos débiles en lo interno no podemos ser fuertes en el exterior. 

 

Estamos conscientes, señor Secretario, de que todo esto está fuera del ámbito de la competencia de la Cancillería y que nuestro muy profesional servicio exterior, a cuyos miembros respetamos y reconocemos hacen todos los días un enorme esfuerzo por mostrar lo mejor de México al mundo, pero lo que sí está en el ámbito de su competencia, es ajustar las acciones de política exterior a partir de un honesto reconocimiento de nuestra realidad interna y aprovechar de mejor manera tanto las relaciones bilaterales como nuestra membresía en los organismos internacionales para impulsar con mayor fuerza y convicción los cambios internos que para todo el mundo es claro que necesitamos. 

 

Sin duda, una enorme área de oportunidad está en el ámbito de los derechos humanos, si bien reconocemos el fortalecimiento que México impulsó del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, después de superar para bien, hay que decirlo, un episodio de confrontaciones públicas con varios mecanismos de defensa y protección de estos derechos, nos seguimos preguntando por qué el Poder Ejecutivo se ha mostrado renuente a aprovechar todos los mecanismos proporcionados por el sistema multilateral, como el Comité Contra la Desaparición Forzada de la ONU, cuando según su Informe Anual 2017, México e Irak son los países con el mayor número de acciones urgentes presentadas. 

 

Por cierto, un buen número de puntos de acuerdos exhortando al gobierno a que reconozca su competencia han sido apoyados por todas las fuerzas políticas en este Senado, avanzar en este sentido sería, por ejemplo, un elemento que abone al cambio interno. 

 

En cuanto al resto de la agenda multilateral desde Acción Nacional reconocemos el activismo y compromiso de México como defensor del multilateralismo y como promotor y abanderado de los más importantes procesos que la comunidad internacional ha emprendido recientemente, que no voy a repetir, porque ya se han dicho ampliamente en esta comparecencia, pero sí haré una mención particular al Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares, ya que el Senado mexicano se siente parte de este logro, porque participamos en varias acciones de apoyo, por lo que creo, señor Secretario, que la ratificación podrá llevarse a cabo pronto con un amplio apoyo por parte de todos los Senadores. 

 

Le pido dos minutos más, voy a concluir, y a mis compañeros su paciencia. 

 

En cuanto a América Latina y el Caribe creemos que aún hay un enorme margen para acrecentar el liderazgo de México en la región, al tiempo que reconocemos el éxito de la Alianza del Pacífico, por cierto, un mecanismo creado desde el sexenio anterior y el reciente cambio de política con respecto a Venezuela, colocándose después de años del lado correcto de la historia, también creemos que hace falta hacer aún más y mejor política en la región, porque aunque entendemos las dinámicas fundadas en la historia, la solidaridad y las entidades ideológicas entre los países de la región, no deja de ser bochornoso que teniendo la razón no se pueda ganar una votación en la OEA para adoptar una resolución sobre la situación venezolana, dicho sea de paso, durante la Asamblea General celebrada aquí en México en nuestra propia casa. 

 

En cuanto a la región de Asia-Pacífico la región económicamente más dinámica del mundo en donde está la mayoría de nuestros socios comerciales es importante acelerar la concreción del andamiaje institucional más allá del TPP para equilibrar nuestra balanza comercial con países como China, Malasia y otros, esta región es estratégica, nuevamente ante la necesidad de diversificar nuestras relaciones comerciales, con Europa es la misma lógica, la modernización del Acuerdo Global México y la Unión Europea implica una importante oportunidad que desde el Senado seguimos con atención. 

 

En conclusión, señor Secretario, creemos que el éxito de los objetivos de la política exterior requiere inequívocamente del fortalecimiento interno y de una anticipación a los cambios inminentes que vivimos en la arena internacional.

 

Desde Acción Nacional, como siempre, nos reiteramos dispuestos a seguir trabajando por el interés nacional tanto en el ámbito interno como en el ámbito exterior. 

 

Muchas gracias. 

 

(Aplausos)

 

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Muchas gracias, Senadora. 

 

Tiene el uso de la palabra la Senadora Marcela Guerra Castillo. 

 

La Senadora Marcela Guerra Castillo: Honorable Asamblea: 

 

En el grupo parlamentario del PRI respaldamos la confianza que el señor Presidente de la República puso en la persona del señor canciller al encomendarle la ejecución de nuestra política exterior, en esta coyuntura tan compleja, tan difícil para nuestro país y para el mundo. 

 

Señor canciller, sea usted bienvenido a este Senado de la República. 

 

(Aplausos)

 

Señor canciller, bajo su liderazgo, porque sí hay mucho liderazgo, aunque algunos lo duden, México actúa con confianza, con determinación y optimismo, sobre todo con optimismo, porque el pesimismo, usted sabe, no es y no debe de ser bienvenido en un momento de grandes transformaciones en el sistema internacional, pésele a quien le pese. 

 

En el marco de una política exterior de Estado y ante el panorama actual, nuestro país, estamos convencidos, que sí necesita una política exterior clara, firme y decidida que afirme la soberanía nacional y fomente el desarrollo económico y social por medio de las interacciones con el exterior, México es un país soberano y esto debe de quedar claro en nuestro actuar internacional. 

 

Reconocemos en la actualidad que se ha ejercido una política exterior digna de una nación moderna, no nos podemos ver en un espejo retrovisor de años anteriores donde solamente pasábamos de fracaso en fracaso, por eso conminamos al gobierno mexicano a que continúe por ese camino. 

 

México sí cuenta con una política exterior de Estado, aunque algunas y algunos vengan aquí a dar otro tipo de connotaciones sin ninguna propuesta sólida y sin ninguna propuesta clara. 

 

Es imperativo que el Estado mexicano continúe fortaleciendo la presencia de nuestro país en el escenario mundial y avance en la construcción de una nueva etapa de diálogo y de negociación, sobre todo con Norteamérica, simple y sencillamente porque son nuestros vecinos, simple y sencillamente porque compartimos con ellos de por vida, de pasado, de presente y de futuro 3 mil 200 kilómetros de frontera. 

 

También agendas bilaterales que promuevan la diversificación de nuestros contactos políticos y económicos, acciones multilaterales proactivas que apoyen las mejores causas de la humanidad y una red diplomática y consular más eficiente con alianzas más estrechas con otros actores relevantes, algunas y algunos apuestan al rompimiento, nosotros no, sino a la construcción de acuerdos, de diálogos y, sobre todo, para que México siga avanzando en un escenario de prosperidad compartida. 

 

En cuanto a esta relación bilateral con Estados Unidos, el grupo parlamentario del PRI en el Senado celebra que el gobierno de la República esté llevando a cabo una negociación integral con Estados Unidos. 

 

Señor canciller, le reconocemos que ha sabido renovar el diálogo político en momentos muy difíciles con esta nueva administración de Estados Unidos, pero también se ha establecido una posición de México al respecto de nuestra relación con este país, estamos en una redefinición de la relación, por eso no es constructivo denostar por denostar, hay que estar en la arena política para entender lo que se juega, y lo que se juegan son los intereses de México. Claro, para muchos los intereses de México pueden ser los intereses de la izquierda, o pueden ser los intereses de no sé qué otra cosa.

 

La llegada de una nueva administración en Estados Unidos ha provocado realineamientos en la interacción cotidiana de nuestro país con este vecino del norte,  y México se ha mostrado como un país soberano que defiende el interés nacional, y el gobierno de la República ha establecido mecanismos y canales de comunicación constantes con la administración del nuevo Presidente, con la que México sostiene una interlocución del más alto nivel.  

 

A veces parecería, sin duda, que Washington o la Casa Blanca tiene un discurso, pero quiero que sepan que las agencias, las dependencias de gobierno siguen trabajando como siempre, y a veces el gobierno mexicano ha tenido que hacer entender, al gobierno vecino, con prudencia, porque no hay que confundir la prudencia, no hay que confundir la diplomacia, con la debilidad, nunca confundir eso.

 

Nuestro país ha intensificado los contactos con legisladores de ambas Cámaras, y con los gobiernos estatales y  locales, con el objetivo de asegurar que la posición del gobierno mexicano en los distintos temas de la agenda sea conocida y entendida, enfatizando la importancia que representa para nuestro país Estados Unidos. Ellos son importantes para nosotros, pero nosotros también somos importantes para ellos, como ya lo dijo el señor canciller.

 

La relación bilateral con nuestro vecino del norte es compleja, multifacética, y ha habido diferentes y públicas y notorias diferencias, pero México ha mantenido una postura firme y una actitud abierta y constructiva. Sabemos que las rondas de negociaciones para renovar y modernizar el Tratado de Libre Comercio están siendo ríspidas, a mí me toca verlas, darles seguimiento junto con otros compañeros del grupo plural que le estamos dando seguimiento. No es fácil negociar, ¿quién dijo que las negociaciones iban a ser fáciles y rápidas?

 

Pero no obstante todo eso, confiamos en la experiencia y profesionalismo de nuestros negociadores, quienes están haciendo su mejor esfuerzo, comandados por supuesto por el Secretario de Economía.

 

En el Senado de la República tenemos la plena convicción de que esta negociación tiene límites y no vamos a aceptar medidas proteccionistas, ya lo hemos hecho, ya lo hemos dicho y lo vamos a seguir diciendo.

 

Como ustedes saben, el Tratado irá de esta cancha, y desde aquí ya hemos hecho saber a nuestros pares, los temas que no van a pasar en el Tratado de Libre Comercio, eso lo hemos hecho con puntualidad y  lo vamos a seguir haciendo.

 

Por eso nuestro grupo parlamentario le solicita a la Cancillería, muy respetuosamente, que mantenga informado al Senado de la República sobre el avance de las negociaciones y que continúe con firmeza en esta negociación tan trascendental para el futuro de México.

 

Es el tema de protección de los mexicanos en el exterior, señor Secretario, México tiene un compromiso irrenunciable con los ciudadanos dentro y fuera de nuestro territorio, cada abuso, cada ofensa o vejación a nuestros paisanos es un golpe duro para el país y un fallo del Estado mexicano.

 

Lo conminamos a que en cualquier conversación con el gobierno estadounidense les haga ver que no vamos a tolerar ningún agravio y ninguna imposición.

 

Por ese motivo celebramos que con la llegada de la nueva administración en Estados Unidos, se hayan tomado medidas extraordinarias de protección a los connacionales, especialmente la de los recursos extraordinarios que tuvimos a bien impulsar desde este Senado de la República a través de Operación Monarca, el grupo plural por el cual abogamos directamente para que fueran donados 50 millones de dólares, más lo que ya la Cámara de Diputados aportó como una partida extraordinaria para el tema de la protección de los derechos de los connacionales en Estados Unidos.

 

En ese sentido y como resultado de la cancelación del Programa de Acción Diferida para los llegados en la infancia, los DACA, hoy más que  nunca las y los mexicanos en Estados Unidos tienen que saber que nuestro gobierno los protege, los acompaña y los defiende, no podemos fallarles, señor Secretario.

 

El gobierno de México tiene la obligación de proteger a los llamados dreamers nacidos en nuestro país, y por eso apoyamos  los esfuerzos que desde la Cancillería, y en la coordinación con otras dependencias se están realizando para otorgarles una asistencia consular legal e individualizada.

 

Le pedimos que cuando empiece el pacto global para la migración, ser muy enfáticos en la no criminalización de las personas en su condición de migrante. Sí sabemos de la posición, nosotros tenemos la posición de la migración legal, segura y ordenada, sí, pero sin criminalización.

 

En cuanto a la diversificación de las relaciones exteriores, aprovecho también para expresarle que los Senadores del PRI celebramos que la Cancillería haya adoptado el objetivo de consolidar a México como un acto relevante en el mundo por  medio de la diversificación en sus relaciones exteriores.

 

América del Norte es una región prioritaria en la política exterior mexicana, por supuesto, yo lo acabo de decir por qué. Pero la experiencia nos demuestra que no podemos apuntar sólo hacia Estados Unidos.

 

Desde siempre, por afinidades históricas, pero sobre todo por tener una visión común con los temas que nos preocupan y nos ocupan, como el crecimiento económico, con desarrollo y prosperidad compartidos, nuestra vocación latinoamericana es muy clara, y el papel de nuestro país, el que se está desempeñando en América Latina y el Caribe, nos demuestra que podemos asumir un liderazgo real, que podemos hacer lo que hemos hecho en otros tiempos, que ha funcionado y que ha funcionado bien.

 

En el terreno comercial, Latinoamérica es un espacio idóneo para diversificar nuestros vínculos comerciales, turísticos, culturales, de inversión y de cooperación.

 

La cercanía geográfica y el buen nivel de diálogo político que existe, aunado al hecho de que la región es el principal destino de la inversión mexicana en el exterior, abren enormes posibilidades para detonar desarrollo a favor de nuestras sociedades.

 

En materia comercial, la puesta por la Alianza Pacífico ha sido acertada. Este bloque que fomenta la movilidad de personas, de ideas, de bienes y de servicios prospera y ha sido paradigma de integración regional. Por eso celebramos la creación de la figura Estado Asociado y que la alianza esté cada vez más vinculada a la región de Asia-Pacífico.

 

No podemos dejar de mencionar de manera particular la situación de Venezuela, que aquí ya tan en boga ha estado ese tema, y la forma como nuestro país ha actuado ante el deterioro económico institucional y social que vive el pueblo venezolano.

 

Algunos apuestan a que México sea como Venezuela, al autoritarismo, al rigor, a la exclusión. Pero no compañeros, México es un país democrático y no vamos a ir y no debemos de ir por el camino de Venezuela.

 

En ese sentido reconocemos su liderazgo, señor canciller, en los llamados de la Comunidad Internacional a favor de una negociación entre el gobierno y la oposición venezolana y el respeto también a las instituciones democráticamente establecidas, siempre bajo el principio de que cualquier solución debe de provenir de los propios venezolanos.

 

En relación con la Unión Europea, en los países de Asia-Pacífico, coincidimos también en definir prioridades que vuelvan tangible el acercamiento con estas partes del mundo.

 

Con los países y organizaciones de Europa mantendremos una relación basada en valores y objetivos comunes que permiten que el nivel de interlocución política sea inmejorable. Por eso mantenemos un diálogo franco, constante y de alto nivel.

 

Reiteramos nuestro compromiso para que el  gobierno de México siga avanzando en las negociaciones para la modernización en el marco jurídico de la Unión  Europea.

 

En  Asia-Pacífico compartimos el objetivo de consolidar esta región como clave en la diversificación de los vínculos económicos con México. 

 

México debe de continuar trabajando en fortalecer y profundizar sus relaciones políticas y económicas con países, no sólo de esta región, sino de todas las regiones.

 

Por último, aplaudimos el hecho de que en el paralelo de su acercamiento con países específicos México asuma sus responsabilidades globales y contribuya de manera activa a la resolución de los grandes desafíos de la humanidad, por medio de su participación comprometida en organismos multilaterales, como la Organización de las Naciones Unidas, la ONU y otros foros, como el Grupo G20.

 

Compañeras y compañeros Senadores de la República: 

 

Nuestro país está comprometido con un mundo abierto e incluyente, en el que se construyan puentes y no muros, en el que se dialogue y no se cierren las puertas.

 

En estos momentos de grandes transformaciones debemos de preservar la unidad nacional, aunque otros le apuesten a lo contrario, y respaldar el objetivo del gobierno de la República, que es el de fortalecer la presencia de nuestro país en el mundo, y avanzar en la construcción de una nueva etapa de diálogo y de negociación con Norteamérica, siempre defendiendo los intereses nacionales. 

 

La diplomacia parlamentaria reforzará, sin duda, la consecución de esta estrategia. Por eso el Senado de la República, con base en sus facultades constitucionales, apoyará y acompañará a estos esfuerzos de concentración y de concertación como parte de la pluralidad democrática de esta institución que representamos aquí. 

 

Compañeras y compañeros: 

 

Hagamos de México, con nuestra acción legislativa, un mejor país. 

 

Es cuánto. 

 

(Aplausos)

 

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Muchas gracias, Senadora. 

 

Concluidas las participaciones de los grupos parlamentarios, el doctor Luis Videgaray Caso tendrá una intervención final de hasta diez minutos. 

 

El Secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso: Gracias, señor Presidente. 

 

Y muchas gracias a todas las Senadoras y Senadores por esta oportunidad de diálogo entre poderes. 

 

No voy a ocupar este espacio final, espero hablar bastante menos de diez minutos, no voy a ocupar este espacio final para contestar o rebatir o hacer réplica de las distintas posiciones que se han escuchado en estas últimas cinco intervenciones, que mucho, que mucho agradezco naturalmente. 

 

Hay cosas con las que no estoy de acuerdo y que respeto; y hay otras cosas que se han dicho con las que tengo absoluta coincidencia, pero no es mi objetivo hacer una réplica en esta última intervención. 

 

Lo que quiero hacer es un reconocimiento al Senado de la República, un Senado que efectivamente está ya en su último año legislativo, y que tiene un legado histórico para este país. 

 

Ahí están las reformas, ahí están las transformaciones, ahí está el trabajo de todas y todos ustedes. 

 

Y también quiero hacer un reconocimiento específico al Senado de la República, que conforme a sus competencias constitucionales, es la Cámara a quien compete la evaluación, la vigilancia de la política exterior. 

 

El Senado, una y otra vez, ha dotado al gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto de la capacidad institucional a través de los nombramientos, a través de los tratados para cumplir nuestro trabajo, para cumplirle a México en esta función de representarlo en el exterior. 

 

Agradezco también este ejercicio republicano de debate e intercambio de ideas. Debo confesarles que tal vez yo también prefiero el formato anterior. Me tocó comparecer muchas veces con el formato anterior, y tal vez, por cierto, no lo propuse yo, ni lo pedí yo, me fue notificado, pero creo que mientras más intercambio se permite es mejor. 

 

Para mí este es un buen ejercicio. Lamento, Senador Bartlett, haberlo aburrido, pero es un buen ejercicio, y agradezco, por cierto, que se quede usted hasta el final. 

 

Es un ejercicio republicano, es un ejercicio que implica cumplir con la Constitución y con la ley, que implica rendir cuentas, y sobre todo que implica trabajar en equipo por México. 

 

Y quiero terminar precisamente hablando de trabajo, y haciendo un llamado muy respetuoso al Senado de la República a que se le dé trámite legislativo a los diferentes instrumentos jurídicos que el Ejecutivo ha puesto a consideración del Senado. 

 

Existen 18 instrumentos jurídicos, tratados y acuerdos, convenios en diferentes materias, más 13 instrumentos que fueron mandados el día de ayer al Senado de la República por el Presidente Enrique Peña Nieto. 

 

La suma de estos 31 instrumentos, sin duda, nos permitirán actualizar nuestro marco normativo de relación con el mundo, tanto multilateral como bilateral. 

 

Entre estos tratados están el de Prohibición de Armas Nucleares, el Acuerdo sobre un Programa Internacional de Energía, los protocolos de la Alianza del Pacífico, y diversos tratados bilaterales en materia de protección de inversiones, de facilitación aduanera o para evitar la doble tributación, entre otros, son tratados importantes, son el resultado de mucho trabajo, de mucha gente, incluidos muchos Senadores que han acompañado este esfuerzo, y que sin duda ponemos a su consideración, porque creemos merece la aprobación legislativa. 

 

Y en breve habremos de mandar algunos instrumentos en materia de derechos humanos, como la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Adultas Mayores, o el Convenio del Consejo de Europa para la Protección de las Personas con respecto al Tratamiento Automatizado de Datos de Carácter Personal. 

 

Gracias de antemano por el trámite que habrá de darse a estos instrumentos, y la aprobación en su caso, son instrumentos importantes, es trabajo en favor de México. 

 

Gracias, Senadoras. 

 

Gracias, Senadores por su atención. 

 

Gracias por esta oportunidad de cumplir con la ley y la Constitución en el marco de nuestras instituciones y nuestra pluralidad democrática. 

 

Que tengan muy buena tarde. 

 

Gracias, señor Presidente. 

 

(Aplausos)

 

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Muchas gracias, señor Secretario. 

 

Concluimos la sesión de Análisis de la Política Exterior. 

 

Agradecemos la presencia del doctor Luis Videgaray Caso, Secretario de Relaciones Exteriores. 

 

En cumplimiento al artículo 7 de la Ley Orgánica del Congreso y al punto sexto del Acuerdo aprobado, la versión estenográfica de esta comparecencia se remitirá al ciudadano Presidente de los Estados Unidos Mexicanos. 

 

Solicito a la comisión designada acompañe al doctor Luis Videgaray Caso, cuando desee retirarse del salón. 

 

(La comisión cumple)

 

Continuamos con nuestra sesión ordinaria. 

 

Honorable Asamblea: 

 

Tenemos para su primera lectura un dictamen de las Comisiones Unidas de Comercio y Fomento Industrial y de Estudios Legislativos, con proyecto de decreto por el que se declara el 11 de octubre de cada año, como el “Día Nacional de Combate al Contrabando y Delitos”, en materia de derechos de autor.

 

Debido a que se encuentra publicado en la Gaceta y con fundamento en lo dispuesto por los artículos 193, 195 del Reglamento, queda de primera lectura. 

 

Les informo que los integrantes de la Junta de Coordinación Política hicieron llegar a la Mesa Directiva un acuerdo por el que se modifica el calendario de comparecencias para el análisis del Quinto Informe de Gobierno. 

 

Solicito a la Secretaría, dé cuenta con sus resolutivos. 

 

El Secretario Senador Gerardo Flores Ramírez: Doy lectura al punto resolutivo del acuerdo. 

 

Único.- Se modifica la fecha de la comparecencia del Secretario de Educación Pública, para que se realice el 31 de octubre del 2017, a las 17:00 horas, ante Comisiones del Senado de la República.

 

Salón de sesiones de la Honorable Cámara de Senadores, a 10 de octubre de 2017. 

 

Es todo, señor Presidente. 

 

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Está a discusión el acuerdo. 

 

No habiendo oradores, consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si es de aprobarse el acuerdo presentado. 

 

El Secretario Senador Gerardo Flores Ramírez: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si es de aprobarse el acuerdo. 

 

Quienes estén porque se apruebe, favor de levantar la mano. 

 

(La Asamblea asiente)

 

Quienes estén porque se rechace, favor de levantar la mano.

 

(La Asamblea no asiente)

 

Aprobado el acuerdo, señor Presidente. 

 

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Aprobado el acuerdo por el que se modifica la fecha de comparecencia del Secretario de Educación Pública, para el análisis del Quinto Informe de Gobierno. 

 

Comuníquese.  

 

Compañeras Senadoras y compañeros Senadores: 

 

Les informo que en su reunión de esta mañana, la Mesa Directiva autorizó la rectificación del turno al proyecto de decreto por el que se reforma la Ley Federal de Sanidad Animal y el Código Penal Federal, presentado el 28 de marzo de 2017, para quedar en las Comisiones Unidas de Justica  y de Estudios Legislativos, Primera. 

 

Las proposiciones referidas a las solicitudes de recursos dentro del Presupuesto de Egresos de la Federación para 2018, se turnarán directamente a la Cámara de Diputados. 

 

Hago de su conocimiento que los textos de las intervenciones del rubro de efemérides se integrarán al Diario de los Debates. 

 

Se cita a la siguiente sesión ordinaria el próximo jueves 12 de octubre, a las 11:00 horas, en la que se recibirá la comparecencia del titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. 

 

Se levanta la sesión.

 

Se levantó la sesión a las 16:49 horas.

 

Octubre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
25 26 27 28 29 30 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31 1 2 3 4 5
Octubre 2017
L M M J V S D
25 26 27 28 29 30 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31 1 2 3 4 5

Últimas Noticias

  • 1
  • 2
  • 3