Senado de la República

COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL

Versión estenográfica de la entrevista al senador Roberto Gil Zuarth, presidente del Senado de la República, previa a la sesión de la Comisión Permanente.

REPORTERO: Hoy se decide si se va a convocar a periodo extraordinario, aunque sea sin dictámenes y eso, ¿o a qué acuerdo llegaron?

 

SENADOR ROBERTO GIL ZUARTH: No, ya recibimos dos comunicaciones de la Junta de Coordinación Política, por las cuales nos solicitan a la Comisión Permanente pronunciarnos sobre la convocatoria del periodo de sesiones extraordinario.

 

Cada comunicación de la Junta de Coordinación ha enlistado un conjunto de temas y también nos han señalado el inicio de una fecha específica para el inicio del periodo de sesiones extraordinarias.

 

Con ese impulso procesal es suficiente para que la Comisión Permanente discuta el tema y es lo que vamos a hacer tan pronto se formalicen las comunicaciones y el Pleno autorice dispensa de trámites a la discusión.

 

REPORTERO: Pero es un hecho que se da el extraordinario.

 

SENADOR ROBERTO GIL ZUARTH: Es un hecho que se da el extraordinario y la idea es hoy mismo resolver el extraordinario.

 

REPORTERO: Y ya por ahí del día 8 se empezarán a sentar las comisiones o…

 

SENADOR ROBERTO GIL ZUARTH: A partir del momento en el que las propias comisiones determinen, se podrán ir convocando.

 

Hay que recordar que las comisiones gozan de autonomía en esa decisión, entonces el proceso de dictaminación lo deciden las comisiones, no lo decide una u otra cámara y mucho menos la Comisión Permanente.

 

Lo ideal es tener los dictámenes listos, sin embargo no es un requisito de carácter formal, sí es un requisito de carácter político, para decirlo pronto, el hecho de que tengamos dictámenes con el propósito de facilitar y allanar el periodo de sesiones extraordinario y que no sea un periodo para debatir, sino para decidir. Pero desde el punto de vista estrictamente formal, no hay ningún obstáculo, impedimento, limitación para convocar, aun cuando no se hayan reunido las comisiones.

 

REPORTERO: Senador, en otro tema. Este secuestro del futbolista Alan Pulido, ayer el senador Cavazos dijo, acusó al candidato del PAN que la guerra negra debe estar de este secuestro; ¿ustedes cómo ven este asunto?

 

SENADOR ROBERTO GIL ZUARTH: Son muy lamentables las afirmaciones. Lamento mucho que un senador con las capacidades del senador Cavazos Lerma se preste para ese tipo de afirmaciones y duele mucho que se recurra a la mentira, a las falacias.

 

Están todas las autoridades explicando cómo fue el secuestro y él sigue insistiendo desde Veracruz sobre un asunto que no tiene ningún sentido.

 

Pero sobre todo, hasta hace unos días pensaba que esto de la guerra sucia era simplemente una estrategia electoral, luego llegué a pensar que se trataba de una intención de provocar que se colapsaran las elecciones, es decir, de reventar las elecciones. Hoy estoy casi llegando a la conclusión de que lo que están pretendiendo es reventar el entendimiento político en la pluralidad.

 

Que lo que están tratando de hacer es reventar cualquier posibilidad de diálogo, que ya no quieren entenderse con la oposición y que ya no quieren continuar con el diálogo productivo en el Congreso. No me explico de otra manera este tipo de afirmaciones, no me explico de otra manera cómo un senador con el conocimiento político, la trayectoria que tiene el senador Cavazos Lerma se aviente esa afirmación verdaderamente lastimosa y pueril.

 

Las autoridades han estado explicando lo del secuestro. Ahí está el ánimo en las redes sociales; nadie les está creyendo lo que sucedió. Y que se presten a ese tipo de estrategias electorales de última hora, simplemente es muy cuestionable.

 

REPORTERA: Senador, yo le quiero preguntar en torno a esta alianza, a este llamado que hace hoy la Coordinadora Nacional de Maestros para votar a favor de Morena, esta alianza que hizo López Obrador, que es como desandar el camino recorrido para la Reforma Educativa en Oaxaca.

 

SENADOR ROBERTO GIL ZUARTH: Bueno, pues no es “desandar” el camino recorrido, porque hasta donde yo entiendo no tienen mayoría ni la CNTE ni López Obrador.

 

REPORTERA: Son 83 mil maestros.

 

SENADOR ROBERTO GIL ZUARTH: No tienen mayoría para revertir la Constitución, y la Reforma Educativa está en la Constitución, y para revertir la Reforma Educativa se requieren dos terceras partes del Congreso y la mayoría en las legislaturas de los estados.

 

Podrán tener muchos maestros en Oaxaca y podrán tener una parte del Congreso mexicano, pero para revertir la Reforma Educativa se requiere un poco más que simplemente tener maestros en la calle.

 

REPORTERA: No es mentira lo que dice López Obrador en ese sentido, de que, de llegar a la gubernatura de su candidato va a echar…

 

SENADOR ROBERTO GIL ZUARTH: Insisto, para revertir la Reforma Educativa se requiere reformar la Constitución, y para la reformar la Constitución se requiere mayoría calificada de las dos cámaras del Congreso y la mayoría de las legislaturas de los estados.

 

Oaxaca es solamente un estado. Necesitaría 17 congresos para poder pronunciarse a favor de una reforma constitucional, y evidentemente una mayoría calificada del Congreso de la Unión.

 

Es una estrategia estrictamente electoral. La Reforma Educativa no está en riesgo en términos de su vigencia. Podrá tener desafíos de implementación en algunas entidades federativas, pero esta alianza político-electoral de última hora sólo deja claro quiénes no quieren la Reforma Educativa, y quienes no quieren que exista calidad, quiénes no quieren que exista evaluación, quiénes no quieren que frente a las aulas y frente a nuestros niños estén los mejores profesores, quiénes no quieren que se mida el desempeño de los centros escolares, quiénes no quieren que se mida el rendimiento de los estudiantes, quiénes no quieren simplemente que nuestros niños tengan mejores competencias, habilidades y destrezas para enfrentar el mundo.

 

La implicación de este acuerdo político es simplemente trazar la raya de quiénes son los que no quieren la Reforma Educativa y quiénes sí estamos por transformar de manera profunda el sistema educativo mexicano.

 

REPORTERO: Sería necesario que ya también las autoridades, no sé, el Secretario de Gobernación y el propio Congreso, llame a sus líderes de la CNTE a sentarse a que les expliquen, porque parece que cada quién está montado en su macho, senador.

 

SENADOR ROBERTO GIL ZUARTH: Miren, yo creo que el diálogo es siempre útil en una democracia, siempre y cuando haya disposición al entendimiento.

 

Tengo la percepción de que de un lado de esta discusión no hay voluntad de entendimiento.

 

Y aquí hay una cosa muy clara: Hay una reforma constitucional y un conjunto de leyes que sin vigentes y que obligan a un modelo educativo diferente al que teníamos, un modelo educativo donde la rectoría al tiene el Estado no los sindicatos y mucho menos una minoría sindical.

 

En consecuencia, como no hay un punto de partida de entendimiento, sin diálogo puede llegar a ser verdaderamente inútil.

 

Yo creo que el diálogo es socialmente útil tanto haya apertura al entendimiento, pero tampoco el diálogo puede subordinar la aplicación de la ley.

 

El diálogo tiene como límite la ley, el dialogo tiene como límite la institucionalidad y sobre todo el diálogo requiere disposición a entendernos.

 

REPORTERA: Senador, ya por último. ¿Cómo ve estos acuerdos, los que ha firmado Andrés Manuel, son 9 estados ya, incluyendo la Ciudad de México, con el Magisterio disidente?

 

SENADOR ROBERTO GIL ZUARTH: Insisto: es trazar una línea roja entre quienes están en contra de la Reforma Educativa y quienes estamos a favor de la Reforma Educativa.

 

Y eso es lo que en la Ciudad nos tienen que medir cuando emitan su voto.

 

¿Quieren que las escuelas funcionen mejor? ¿Quieren que sus hijos tengan mejor educación? ¿Quieren que sus hijos tengan centros escolares mucho más potentes, fuertes, con mayor autonomía, con mayor participación de los padres en el desempeño del centro escolar y sus hijos?

 

Quien quiera eso tiene muy claro su voto. Está absolutamente definido cuál es la polarización, dónde está el debate en ciertos estados: entre los que no quieren la Reforma Educativa y entre los que sí queremos la Reforma Educativa.

 

Y los ciudadanos tienen con su voto la opción de definirse a favor o en contra, a favor de sus hijos o en contra de sus hijos.

 

REPORTERA: ¿Es posible citar a periodo extraordinario sin dictamen?

 

SENADOR ROBERTO GIL ZUARTH: Sin duda. No es requisito formal. Es un requisito político.

 

La idea de un periodo extraordinario es citarnos a decidir, no citarnos a discutir. Pero formalmente no es ningún impedimento.

 

Lo que hemos recibido es una petición de las Juntas de Coordinación Política enlistando los temas y las fechas de inicio del periodo de sesiones extraordinarias.

 

Con eso estamos en condiciones de convocar, la Comisión Permanente está en condiciones de pronunciarse sobre la convocatoria.

 

Evidentemente la existencia de dictámenes allana y facilita la toma de decisiones en el periodo de sesiones extraordinarias. Pero eso no significa que no tengamos ocasión y oportunidad de convocar.

 

Las Comisiones tienen plena autonomía para citarse a Comisiones, a citarse a dictaminar en cualquier momento, pero no es requisito formal para la Comisión Permanente la existencia de dictámenes.

 

REPORTERO: ¿Hoy citarán, senador, entonces?

 

SENADOR ROBERTO GIL ZUARTH: ¿Perdón?

 

REPORTERO: ¿Hoy citarán a extraordinario?

 

SENADOR ROBERTO GIL ZUARTH: Voy a poner a consideración de la Comisión Permanente la recepción de los dos documentos de las juntas de Coordinación Política.

 

La Comisión Permanente me tendría que dispensar el trámite con una mayoría calificada de dos terceras partes y si eso sucede lo pondré a discusión de inmediato, y si no lo turnaré a Comisiones para que se emita el dictamen.