Número-370

  • Las cuotas escolares perjudica a la economía de las familias mexicanas de escasos recursos.

 

Con el objetivo de garantizar la integridad y el trato igualitario de los alumnos cuyos padres no participen o cooperen en cuotas escolares voluntarias, la diputada Karla Karina Osuna Carranco, presentó una iniciativa de reforma al artículo 75 de la Ley General de Educación.

 

A nombre de la diputada Gretel Culin Jaime, del PAN, la legisladora Osuna Carranco precisó que la propuesta busca prohibir la exigencia de cualquier contraprestación que impida o condicione la prestación del servicio educativo.

 

Dijo que en ningún caso se podrá condicionar la inscripción, el acceso a la escuela, la aplicación de evaluaciones o exámenes, la entrega de documentación a los educandos o afectar en cualquier sentido la igualdad en el trato a los alumnos, al cumplimiento de la exigencia de una contraprestación.

 

Asimismo, establece que las asociaciones de padres de familia deberán abstenerse de participar y difundir por cualquier medio, situaciones o circunstancias que afecten la imagen y el respeto de los alumnos referidos.

 

De acuerdo con la propuesta, la situación planteada impacta en menoscabo de la economía de las familias mexicanas, principalmente en las de escasos recursos, por lo que afecta también el desarrollo económico y social del país.

 

Una educación no gratuita por parte del Estado, significa una barrera de acceso a la educación y preparación de las personas, haciendo falso el legítimo derecho de tener una educación básica gratuita.

 

La iniciativa que reforma el artículo 6 y adiciona la fracción XII del artículo 75 de la Ley General de Educación, se turnó a la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos de la Cámara de Diputados.