Senado de la República

COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL

Número-1417

  • Es obligación del Estado establecer los mecanismos para garantizar a la población bienestar físico, mental y social, señala.


Lucía Virginia Meza Guzmán, senadora de Morena, propuso en un punto de acuerdo, exhortar al Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia a que, en coordinación con sus representaciones estatales y municipales, implemente programas de protección dirigidos a niñas, niños y adolescentes y de prevención contra la violencia familiar, que se viven en el país a causa del aislamiento y la presión económica que ocasiona el combate contra el Covid-19,

 

La presidenta de la Comisión de Juventud y Deporte argumentó que, de acuerdo con la Constitución Política y su legislación reglamentaria, el Estado tiene la obligación de establecer los mecanismos necesarios para garantizar que toda persona goce de un estado de completo bienestar físico, mental y social para su desarrollo.

 

Recordó que a raiz de la contingencia por la pandemia del Coronavirus, la Secretaría de Salud estableció la necesidad de adoptar medidas de aislamiento que permitan salvaguardar la salud y seguridad de todas las y los mexicanos. La contingencia, agregó, no es sólo una cuestión sanitaria, sino que provoca una profunda conmoción en nuestras sociedades y economías.

 

La legisladora morelense expuso que la tendencia existente indica que, durante el aislamiento, hay un menor acceso a la salud sexual y reproductiva, pero sí un aumento en la violencia doméstica. Las familias se encuentran encerradas todo el tiempo en espacios reducidos, están bajo estrés económico e implementan la enseñanza a distancia de los niños y niñas.

 

En estas circunstancias, dijo, la dinámica de género con la que convivimos a diario puede conducir a resultados y experiencias muy diferentes para muchas personas, sumado a la presión económica que esta situación de emergencia sanitaria está ejerciendo en todos los habitantes.

 

Refirió que, de acuerdo con informes de la OMS, la experiencia adquirida con los virus del Ébola y Zika, así como por otras situaciones donde se limitó la circulación de personas, se observó que la violencia contra las mujeres tiende a aumentar.

 

“Es una situación potencialmente peligrosa para las mujeres cuando sus cónyuges violentos permanecen en sus hogares todo el tiempo”, alertó.

 

Por estas razones, justificó la senadora Meza Guzmán, el Sistema Nacional DIF debe atender y dar respuesta oportuna al incremento de la violencia doméstica en todas sus modalidades, derivada de las presiones económicas y sociales que tienen como epicentro las medidas de aislamiento frente al combate del Covid-19 en todo el país.

 

La propuesta fue turnada de manera directa al Grupo Plural de Trabajo para el Seguimiento a la Pandemia del Virus Covid-19.