Senado de la República

COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL

Número-1412 

  • Un elevado porcentaje de ellas labora en el sector turístico, en la economía informal o en el trabajo doméstico, señala la senadora.

 

Las mujeres son uno de los grupos más afectados por el impacto económico negativo provocado por el Covid-19, pues un elevado porcentaje de ellas labora en los servicios relacionados con el turismo, la economía informal u obtienen sus ingresos en el trabajo doméstico.

 

Ante este panorama, la Comisión para la Igualdad de Género, que preside la senadora Martha Lucía Micher Camarena, organizó un conversatorio donde se analizaron las “Acciones realizadas para las trabajadoras en las empresas en los tiempos del Covid-19”.

 

En el encuentro de manera virtual, la legisladora advirtió que además, el confinamiento social no sólo propiciará la pérdida de empleos, sino que el trabajo en casa o home office representa para las mujeres el doble reto de organizar el espacio privado de los hogares en espacio laboral, y continuar con el cuidado de la familia.

 

La emergencia ocasionada por el nuevo coronavirus, “no sólo impactará en el tema de la salud, también afectará la vida de las mujeres, su economía, relaciones personales y familiares”, asentó la senadora.

 

Corin Robertson, embajadora del Reino Unido en México, señaló que dos tercios del personal sanitario global son mujeres, por lo que ellas también están en la primera línea de la respuesta a la pandemia.

 

Ivana Fernández, de la Secretaría de Economía, refirió que en México hay 22 millones de trabajadoras, 14.4 millones son asalariadas, 5.1 millones trabajan por cuenta propia, 500 mil son empleadoras, otras 500 mil laboran a destajo, por porcentajes, honorarios, propinas o pagos que no se puede contabilizar y 1.5 millones lo hacen sin remuneración.

 

Así, advirtió la funcionaria, “dos millones de ellas no reciben ningún salario y viven en la incertidumbre constante que se agravará” con la contingencia.

 

Ante este panorama, dijo que es necesario priorizar la salud y el bienestar de personas en situaciones de pobreza y mayor exclusión, proteger el trabajo asalariado, procurando evitar la reducción del salario, los despidos, la vulneración de los derechos laborales ante la pandemia,

 

“Necesitamos apoyar de manera enfática el autoempleo, apoyar a las pequeñas y medianas empresas a que puedan formar parte de las cadenas de suministro estratégicas, de actividades económicas clave que nos permita aminorar las desigualdades regionales que aún existen”, acotó.

 

Mónica Flores, presidenta de Manpower para Latinoamérica, enfatizó que las mujeres son de los grupos más impactados por el Covid-19, porque representan el 70 por ciento de personal dedicado a salud y servicios.

 

“Estamos sobre representadas en los puestos de riesgo en salud en el área de enfermería, limpieza de hospitales y en aquellos puestos que están más impactados por esta pandemia, es decir, en servicios turísticos y comerciales”.

 

“Pero también estamos sub representadas en los sectores que crecerán más o que están siendo menos impactados hoy, como el sector de las tecnologías de la información, telefonía, cadenas logísticas y reparto de artículos”, puntualizó.