Senado de la República

COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL

Número-1034

 

  • En México 66 de cada 100 mujeres de 15 años y más, han sido sujetas a actos violentos y discriminatorios.

 

La senadora Patricia Mercado Castro, del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano, presentó una iniciativa para reformar diversas disposiciones de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y de la Ley General de Salud.

 

La propuesta busca modificar el artículo 8 de la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia que, además de mencionar las entidades federativas, se indique la Ciudad de México y sus demarcaciones territoriales, y añadir un correlativo donde se señale que se proporcionará atención médica integral a las víctimas de abuso.

 

De igual forma, pretende imponer un correlativo en el artículo 38 que eduque y capacite en materia de derechos humanos de las mujeres, al personal de servicios de la salud para otorgar atención médica a las víctimas, a fin de dotarles de instrumentos que les permitan la correcta atención médica con perspectiva de género.

 

Asimismo, añade, los casos de violencia sexual deberán tratarse como urgencias médicas de atención inmediata e informarse oportunamente sobre las normas oficiales mexicanas vigentes en la materia.

 

Los trabajadores de la salud deberán realizar el aviso correspondiente al Ministerio Público en los casos de violencia sexual, especialmente cuando la víctima sea una persona menor de edad.

 

Se explica que de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH), la violencia contra las mujeres es un problema social bastante serio y que se extiende en todo el país.

 

El texto indica que 66 de cada 100 mujeres de 15 años y más, en el territorio nacional, han experimentado violencia de distintos tipos, tales como violencia emocional, física, sexual, económica e incluso discriminación laboral.

 

La legisladora señala que estos tipos de violencia son ejercidos por distintos agresores, sea la pareja, el esposo, compañero de escuela o trabajo, vecinos o incluso personas conocidas o extrañas. Esto es, 30.7 millones de mujeres en México han sido sujetas a actos violentos y discriminatorios alguna vez, a lo largo de su vida.

 

0-0-0