Número-645

  • Inhibir el hostigamiento sexual en Internet, el objetivo del proyecto para modificar el Código Penal Federal.

 

Por unanimidad, el Senado de la República aprobó un proyecto para reformar el Código Penal Federal, a fin de tipificar como delito el hostigamiento sexual en Internet y sancionar esta conducta con la cárcel.

 

De lo que se trata, explicó el senador Víctor Hermosillo y Celada, del Grupo Parlamentario del PAN, es de inhibir la llamada “porno-venganza”, es decir, la difusión de imágenes y videos íntimos con el objetivo de acosar a una persona.

 

Con la reforma, agregó, a quien divulgue, sin consentimiento o autorización, alguna fotografía, imagen, audio o video de contenido sexual de una persona, con la que haya mantenido una relación de confianza, afectiva o sentimental, afectando su intimidad, se le sancionará con prisión de seis meses a tres años y de 800 a dos mil días de multa.

 

El legislador asentó que esta pena se aumentará hasta en la mitad, cuando la víctima sea menor de 18 años o se trate de personas que no tengan la capacidad de comprender el hecho o la capacidad de resistirlo.

 

Afirmó que los medios de comunicación, incluidos los digitales, que hayan hecho públicas dichas imágenes o grabaciones deberán eliminarlas inmediatamente a petición de la persona afectada ante el Ministerio Público de la Federación o a la autoridad judicial, en un plazo no mayor a 12 horas a partir de la solicitud.

 

Hermosillo y Celada refirió que 90 por ciento de los afectos por este delito son mujeres y que, de acuerdo con la Policía Cibernética en la Ciudad de México, existen más de 2 mil sitios de este tipo de contenido y 424 se concentran en la divulgación de estos materiales.

 

Este dictamen se aprobó con 108 votos a favor y se envió a la Cámara de Diputados.

 

La Asamblea también aprobó, con 103 votos a favor, y envió a la colegisladora un dictamen que reforma el Código Penal Federal, en materia de ataques a la intimidad y dignidad personal.

 

Además, con 97 votos a favor y 10 en contra, avaló el dictamen que reforma el Código Penal Federal y la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, en materia de delitos carreteros. Se remitió al Ejecutivo Federal.