Número-1465

  • Existe una población potencial de más de 60 mil Organismos del Sector Social de la Economía.
  • El marco jurídico que regula cooperativas y demás entidades de la economía social es insuficiente, inapropiado y contradictorio.

 

En México la economía social, conformada por alrededor de 60 mil 943 empresas sociales, representa una fuente importante de generación de empleos, que disminuye las desigualdades sociales y que genera capital social a nivel local.

 

Así lo señaló el presidente de la Comisión de Salud del Senado de la República, Salvador López Brito, durante la inauguración del foro “La economía social y solidaria en México: Retos y perspectivas para un futuro sostenible”.

 

Señaló que, según el Diagnóstico del Programa de Fomento a la Economía Social, existe una población potencial de más de 60 mil Organismos del Sector Social de la Economía y prácticamente la mitad de ellas son ejidos, es decir 29 mil 555.

 

Agregó que en la actualidad el país atraviesa una etapa crucial para aprovechar todos los recursos humanos, financieros y materiales; por lo que, dijo, se deben diseñar los instrumentos jurídicos necesarios y adecuados para que las empresas en economía social tengan acceso a recursos y su uso sea eficiente.

 

Francisco Abardía Rosas Herrera, de la Red Nacional de Investigadores y Educadores en Cooperativismo y Economía Solidaria (Redcoop), indicó que el actual marco jurídico que regula a las cooperativas y demás entidades de la economía social es insuficiente, inapropiado y contradictorio; por lo que, apuntó, se requiere de una reforma profunda a fin de superar sus inconsistencias e ineficiencias.

 

Además, se requiere reformar íntegramente las reglas de este sector, para liberar a las cooperativas de ahorro y préstamo de la excesiva regulación a la que están sometidas y que nos les permite desarrollar las actividades de desarrollo social y fortalecimiento asociativo, acotó. 

 

El presidente de la Academia Nacional de Ciencias Forestales, Hugo Ramírez Maldonado, dijo que la principal herramienta para detonar la economía social, es la capacitación en las comunidades y ejidos para que aprendan a producir, ya que satisfacen necesidades sociales y no en beneficio del sector privado.

 

El catedrático de la Universidad Iberoamericana de Puebla, Juan Manuel Martínez Louvier, hizo un llamado a mejorar el marco regulatorio de las empresas sociales, además de generar políticas públicas que ayuden a su crecimiento, pues existen condiciones que impiden su desarrollo como la violencia, vías de comunicación, pobreza y financiamiento.

 

Berenice Alcalde Castro, directora general adjunta de Coordinación y Servicios Juveniles del Instituto Mexicano de la Juventud, indicó que en México existen 30 millones de jóvenes que están en condición de pobreza o en la situación de vulnerabilidad, que se puede aprovechar la economía social para evitar que se aumente este grueso de la población.

 

También participaron José Alfredo Miguel Guzmán, representante de la Alianza Ciudadana  para el Desarrollo Regional Alternativo del Sur de Jalisco; Gisela Noble, directora de Fundación Walmart de México; Margarito Pérez Luviano, coordinador general de Fomento y Desarrollo Empresarial, del Instituto Nacional de la Economía Social, y Paulina Escobedo Flores, directora general de Desarrollo Territorial y Organización  rural de SAGARPA.

Tal vez te interese

Abril 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
27 28 29 30 31 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Últimas Noticias

  • 1
  • 2
  • 3