Senado de la República

COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL

MunicipioEl diseño institucional y fiscal dificulta la generación de insumos necesarios para la debida planeación del desarrollo urbano a nivel local, aseguró el senador panista Ramón Galindo Noriega.

Precisó que el actual modelo “no da para más”, por lo que “a la hora que un municipio genere una derrama económica enorme se va a convertir en atractivo para el crimen organizado”.

“O sea, los malandros van a robar bancos donde hay bancos, van a secuestrar gente que tiene dinero, van a extorsionar negocios donde hay negocios, entonces el puro crecimiento de la derrama económica no necesariamente significa prosperidad”, apuntó.    

Por ello --indicó-- es necesario un nuevo modelo político que fortalezca la convivencia, la paz, la impartición de justicia, la confianza y las oportunidades en los municipios, a fin de lograr prosperidad personal y grupal a los habitantes del país.

En la conferencia Desarrollo Local y su Financiamiento: Retos de los Municipios, que se llevó a cabo en la nueva sede del Senado, refirió que en México los municipios cobran el cinco por ciento del total de los impuestos, mientras que el 95 por ciento restante lo hace el gobierno federal.

Ello, puntualizó, genera una irresponsabilidad y un divorcio en la relación que debe existir entre el contribuyente y el gobierno local.

Ante esta situación, consideró que no se puede seguir contando mentiras en lo que respecta al rol que juegan las comunidades municipales en la actualidad.

Aseguró que la parte municipal es la más importante de cualquier conglomerado social, por lo que “si el gobierno local es débil, el país es débil, si el municipio es pobre, el país es pobre, si el espacio municipal es inseguro, el país es inseguro”.

En este sentido, advirtió que no es posible “construir prosperidad ni paz desde arriba, ya que ésta se tiene que construir desde abajo, como se construyen todas las cosas”.

A su vez, Georgina Kessel Martínez, directora general de Banobras, informó que esta institución es una de las principales fuentes de financiamiento para los municipios del país, ya que aporta el 51  por ciento de los créditos otorgados.

Sin embargo, la funcionaria explicó que en materia de financiamiento los municipios enfrentan diversas dificultades entre las que destacan los altos costos de “originación” de los créditos y un elevado gasto para obtener la calificación crediticia.

En este sentido, acusó que existe “una concentración del financiamiento de la banca comercial, particularmente en los municipios con mayor grado de desarrollo”.

No obstante, precisó que Banobras ha logrado ampliar la cobertura de los créditos y a la fecha se han desembolsado 6 mil trecientos millones de pesos para municipios en más de la mitad del país.

Por su parte, María del Rosario Castro Lozano, directora del Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal, estimó que el reto para México en el siglo XXI es generar competitividad, empleo y elevar los niveles de condición de vida de acuerdo al índice de indicadores de desarrollo humano.

En este sentido, resaltó que en la actualidad de cada diez mexicanos siete viven en zonas metropolitanas y tres en el área de provincia, por lo que el desafío es “gobernar e impactar en grandes concentraciones de población urbana”.

Por esa razón, mencionó que los gobiernos locales deben mejorar sus acciones, con el objetivo de generar un gran impacto local con resultados de prosperidad que se reflejen en el ámbito nacional y también en el internacional.

En su oportunidad, Carlos Santacruz Peón, presidente de Urban Land Institute, comentó que en medio de la globalidad que se vive en el mundo es necesario recobrar el sentido de comunidad y de lo local.

Además, manifestó que es importante tener consensos en proyectos de infraestructura que ayuden a subir la competitividad mexicana, a través de los municipios.

--oo0oo--