Senado de la República

COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL

BoleSenadores de las diversas fracciones parlamentarias manifestaron ante el secretario de Agricultura, Francisco Mayorga Castañeda, su preocupación porque las sequias, inundaciones y heladas que se han registrado en varias entidades de la República “agraven” la situación del campo mexicano y afecten el abasto de alimentos.

En la reunión de trabajo con la Comisión de Agricultura y Ganadería, que preside el senador Alberto Cárdenas Jiménez, el titular de la Sagarpa reconoció que, con cifras al 23 de septiembre, en el ciclo otoño-invierno 2010-2011 se lograron casi 12 millones de toneladas de productos básicos, 1.8 menos que las obtenidas en 2010.

Dijo que en este periodo se sembraron tres millones de hectáreas que incluyen 640 mil de resiembra.

Subrayó que “la producción de maíz fue inferior a la que hubiéramos tenido sin las heladas, en aproximadamente dos millones de toneladas”, sin embargo una parte importante fue reemplazada por sorgo y el hueco real que se presentó para el consumo humano de este insumo fue de alrededor de 700 mil toneladas.

Afirmó que, comparado con el ciclo inmediato anterior, la reducción en la producción de maíz es de casi 35 por ciento y en el caso del frijol la merma asciende a 48 por ciento, pero se registró un 15 por ciento más en sorgo que compensa una parte del cultivo de maíz, además de mayor siembra de cebada, trigo y arroz.

No obstante estos datos, resaltó Mayorga Castañeda, en este ciclo la resiembra en Sinaloa permitió garantizar el abasto para el consumo de los hogares mexicanos.

Recordó que en el ciclo primavera-verano 2011 se registró una combinación de factores climáticos adversos como el retraso de las lluvias, heladas e inundaciones que afectaron los cultivos.

Con cifras que pueden variar porque este ciclo está en marcha, el secretario informó que “traemos un demérito importante en frijol, sorgo, trigo y otros cultivos”, pues se sembró el 87 por ciento de la superficie programada, lo que representa 7 por ciento menos que en 2010.

La reducción en las siembras de maíz y frijol, agregó, obedece al retraso de lluvias principalmente en Puebla, Estado de México, Tlaxcala, Guanajuato, Chihuahua, Durango y Zacatecas.

Las heladas de septiembre, añadió, afectaron 380 mil hectáreas, principalmente de maíz, frijol, cebada y trigo en Puebla, Estado de México, Hidalgo y Tlaxcala, mientras que en Guanajuato se estiman problemas por la sequía en cerca de 124 mil hectáreas de maíz, frijol y sorgo.

Dijo que se calcula una producción de maíz de 15.6 millones de toneladas, 6.3 por ciento menos que en 2010.

Al respecto, el subdirector de Infraestructura Agrícola de la Conagua, Sergio Soto, informó que en este momento 19 presas registran “diferentes regímenes de déficit”, lo que quiere decir que “no vamos a poder ofrecer mucha agua”.

Dijo que los problemas de sequía se concentran en el centro y noroeste del país, pero lo que “es verdaderamente preocupante es que en las grandes presas de Sinaloa tenemos restricciones serias y fuertes”.

Ante esta situación, el funcionario propuso la siembra de cultivos de bajo consumo de agua, la entrega volumétrica a usuarios y no por superficie, el diseño de riego por gravedad y con pronósticos en tiempo real, la captación de agua de lluvia en las parcelas y el bombeo de aguas superficiales.

Recordó que en el régimen pluvial de algunas regiones del país se presentan ciclos de sequía que pueden en ocasiones extenderse “por mucho tiempo”.

En este contexto, el senador Alberto Cárdenas se pronunció por encontrar mecanismos públicos “para frenar la voracidad y desmesura” en los cobros de los seguros para el sector agroalimentario, pues los incrementos en las primas son hasta del 300 por ciento.

Enfatizó que “debemos poner un alto importante para que la boca de los aseguradores sea medida, que no sea indiscriminada y no abusen y se aprovechen de este momento”.

Destacó que en los próximos años estamos claros que vamos a trabajar con menos agua y más sol, pero con la misma tierra y con climas atípicos, por lo que son necesarios presupuestos más flexibles, a fin de canalizar recursos a los cultivos de acuerdo a las circunstancias.

En tanto, la senadora Margarita Villaescusa Rojo, del PRI, expresó que el panorama en el campo nuevamente “va a ser catastrófico” debido a las sequias, heladas y principalmente por la carencia de agua, pues las presas de Sinaloa y de otros estados se encuentran por debajo su nivel.

Señaló que “el precios de la resiembra fue bueno, pero la producción no fue la esperada, y a esto se suma a que en Sinaloa los seguros para las siembras han subido 300 por ciento, incluso los de Agrosamex.

Su compañero de bancada, senador Fernando Baeza Meléndez afirmó que “atravesamos por una crisis” por la disminución de agua, ya que en este año se registró una precipitación no mayor de cien mililitros.

Esta situación, dijo, “es verdaderamente lamentable porque son miles de reses la que se están muriendo por falta de apoyo”.

A nombre del PRD, el senador Arturo Herviz Reyes manifestó que los datos no generan certeza para el campo y no sólo faltan más incentivos del gobierno, sino que se presentan fenómenos relacionados con el cambio climático que son “un aguijón que nos afecta tremendamente”.

Subrayó que nuestro país ya importa el 42 por ciento de alimentos y si a eso se le suma la disminución en la producción de maíz y frijol “la situación en el campo va a ser grave”.

Tan sólo en Tlaxcala, añadió, se registraron heladas atípicas que afectaron el 68 por ciento de la superficie sembrada, es decir 240 mil hectáreas.

A su vez, la senadora Rosalía Peredo Aguilar reconoció que en esa entidad tenemos una baja de producción importante y por eso es indispensable una atención integral que tome en cuenta a los productores, a fin de garantizar el ciclo siguiente.

--ooOoo--