Senado de la República

COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL

IBD_DISEl senador Carlos Navarrete Ruiz, presidente del Instituto Belisario Domínguez del Senado (IBD), afirmó que el sistema democrático y la separación de poderes no deben llevar a que las dos Cámaras del Congreso trabajen separadas y confrontadas, porque el proceso legislativo es bicameral y corresponsable.

Durante la firma del Convenio General de Colaboración entre el IBD y el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados, el legislador hizo votos porque nunca más se regrese a un esquema donde la Constitución diga una cosa y la realidad diga otra.

“Nunca más un solo poder sobre los otros dos”, sostuvo Navarrete Ruiz al destacar que la firma de este convenio se da en momentos en que el país asiste al último año de sesiones de la LXI legislatura y cuando las pasiones se desatan al interior de los partidos.

Se da, añadió, “cuando las aspiraciones están claras frente a los ciudadanos, cuando estamos a punto de iniciar el proceso electoral del 2012 y cuando está a punto de ponerse a prueba otra vez el sistema democrático mexicano”.

Dijo que por ello, con pleno respeto a sus órganos de gobierno, con reconocimiento a sus grupos parlamentarios, con la libertad que hoy gozan senadores y diputados, las cámaras no pueden tener desencuentros, porque se inician las reformas en una cámara y se ratifican en la otra.

Subrayó la voluntad del Senado de la República de seguir trabajando con la Cámara baja, colaborando en los mejores proyectos de ley y en las mejores reformas, para que el Congreso siga siendo una institución del régimen republicano mexicano.

Por su parte, el diputado Daniel Gabriel Avila Ruiz, presidente del Comité del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP), destacó que con la firma de este convenio se celebran también los 30 años de este recinto que no solo es sede de la Cámara baja, sino asiento de las sesiones solemnes del Congreso de la Unión.

Asimismo, “revivimos el espíritu de la historia constitucional de nuestra república, plasmado con toda fuerza, desde el proyecto de Constitución de 1824, pero con antecedentes desde los sentimientos de la nación de 1813”.

Dijo que “representar a la nación no es tarea fácil, pues si bien los legisladores de todos los partidos coincidimos en los fines y obligaciones, a menudo disentimos en los caminos y propuestas. El disenso en normal y sano, y es resultado de la pluralidad que hoy define al país”.

Sin embargo, dijo que sano es también llegar a acuerdos informados y profesionales.

“Debemos reconocer que los legisladores mexicanos como los de todo el mundo enfrentamos una situación de descrédito y de baja evaluación del desempeño por parte de los ciudadanos.

Explicaciones hay muchas, pero una de ellas es sin duda la urgencia de profesionalizar nuestro trabajo legislativo, y en este contexto, la signatura de este acuerdo de colaboración entre las dos cámaras, abona los esfuerzos que desde hace dos décadas realizamos para contar con información experta, oportuna, objetiva y apartidista.

A la ceremonia asistieron también el diputado Uriel López Paredes, vicepresidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados; la senadora Josefina Cota Cota, secretaria del IBD, y los diputados Alberto Esquer Gutiérrez, secretario del Comité del CESOP y Ilich Lozano, vicecoordinador del Grupo Parlamentario del PRD en la Cámara baja.

---ooOoo--