Senado de la República

COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL

Versión estenográfica de la participación del maestro Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, en el encuentro de los sectores productivos del país con la Comisión de Hacienda y Crédito Público del Senado de la República.

 

 

Muy buenos días.

 

Agradecemos la invitación que nos hace hoy a esta reunión el senador Ricardo Monreal a esta reunión; al senador Alejandro Armenta, que también nos ha hecho el favor de invitarnos a una reunión tan importante.

 

Le mandamos un saludo muy afectuoso a nuestro amigo, el doctor Carlos Romero Aranda, Procurador Fiscal de la Federación, y asimismo a la secretaria de la Comisión de Hacienda, la senadora Minerva Hernández y la senadora Nuvia Mayorga Delgado.

 

A todas las senadoras y senadores que nos acompañan esta mañana, también un afectuoso saludo.

 

Compañeras y compañeros de las organizaciones del sector privado:

 

El proceso anual de discusión y aprobación de la legislación fiscal a partir de las iniciativas presentadas por el titular del Poder Ejecutivo, es uno de los casos centrales de nuestra vida democrática, como ya lo comentó el senador Monreal.

 

Dentro de este proceso, el papel del Senado, como Cámara revisora, permite enriquecer el análisis y fortalecer los equilibrios entre diversas instancias para construir una legislación vital adecuada.

 

A lo largo de esta legislatura hemos podido atestiguar cómo el Senado ha sido una casa abierta para escuchar los puntos de vista de los sectores productivos y a ponderar los impactos de las propuestas legislativas de manera responsable y sensible, que les agradecemos a ustedes señores senadores.

 

El paquete legislativo que se dio a conocer ayer, destaca por sus aspectos positivos. En primer lugar, el hecho de que el titular del Ejecutivo honra plenamente el compromiso asumido al inicio de su mandato de no aumentar impuestos durante los próximos años, lo cual resulta particularmente oportuno en las circunstancias extraordinarias que enfrentamos. Haberlo hecho de otra manera, hubiera sido darnos un balazo en la sien.

 

En segundo lugar, se sigue en el principio de la austeridad republicana y presenta un panorama macroeconómico prudente, buscando la estabilidad y el equilibrio fiscal.

 

No obstante, lo anterior y dada la relevancia de la legislación fiscal para la actividad económica, siempre existen aspectos que pueden ajustarse y mejorarse.

 

La propuesta presentada no contiene programas específicos para la recuperación económica, más allá de los que se han venido aplicando a lo largo de este año y del énfasis que nosotros aplaudimos en atención a la población vulnerable.

 

Por eso, desde el sector privado insistimos en que si queremos una recuperación real, duradera y rápida, será fundamental dinamizar e incentivar la inversión privada. Sólo con inversión privada se podrán recuperar los empleos perdidos y por supuesto, incrementar el (inaudible).

 

Es por ello que estamos proponiendo que se adopte un mecanismo temporal de (inaudible) inmediata de inversiones. Esta ha sido una petición desde el inicio de la pandemia y esperamos ser escuchados por los legisladores.

 

Esto deberá hacerse sin distinción de zonas geográficas o sin distinción tampoco de (inaudible) de las empresas.

 

Por otro lado, en este propósito especialmente relevante el acuerdo en el que estamos trabajando con el Gobierno Federal para impulsar nuevamente la inversión en infraestructura.

 

Requerimos un ambiente de negocios que promueva la inversión con certeza jurídica y reglas claras, que no se cambien constantemente, para que la economía prospere necesitamos un respeto irrestricto al Estado de Derecho por parte de todos los actores.

 

Las pequeñas y medianas empresas, particularmente, son las mayores generadoras de empleo del país, para ello, son indispensables una verdadera justificación administrativa y fuentes de financiamiento accesible.

 

Un gran pendiente es incentivar la formalidad. Necesitamos que cada vez más empresas e individuos se sumen al financiamiento del erario, es una obligación constitucional que todos los mexicanos aportemos al erario de nuestro país.

 

Y a la vez, que obtengan todos los (inaudible), los beneficios de seguridad social y de cobertura que brinda la formalidad y que son más necesarios que nunca.

 

La informalidad debe ser combatida con la misma voluntad que otras formas de evasión fiscal. Debemos ser más los que aportemos, para que el Estado pueda elegir atender a los que menos tienen.

 

Dentro del amplio paquete de disposiciones en materia tributaria, se encuentran así mismo, algunos cambios que podríamos (inaudible) negativamente la certidumbre jurídica de los contribuyentes.

 

Estamos analizando a detalle los textos presentados y valoramos mucho los espacios de diálogo que hoy se inician en la Comisión de Hacienda del Senado. Por eso digo que esto es inédito.

 

Así como la oportunidad para poder exponer más adelante todas nuestras valoraciones y propuestas por parte de los especialistas de las organizaciones empresariales.

 

Asimismo, creemos que es el momento oportuno para atender otras propuestas que han sido presentadas en el pasado, encaminadas a promover la inversión y favorecer la liquidez de las empresas, sin modificar aspectos fundamentales del marco tributario; tales como las medidas para agilizar la devolución de los saldos a favor o permitir la compensación universal a todos aquellos contribuyentes que tenemos un historial de cumplimiento.

 

Reiteramos nuestro reconocimiento por la apertura y la convocatoria al diálogo que hace esta Comisión de Hacienda.

 

Cuentan, señores senadores, como siempre, con el compromiso de los empresarios para trabajar siempre pensando en el beneficio de México.

 

Muchas gracias.

Calendario

Septiembre 2020
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
31 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 1 2 3 4