Senado de la República

COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL

Versión estenográfica del Informe de Actividades de la senadora Mónica Fernández Balboa, Presidenta de la Mesa Directiva del Senado de la República, llevado a cabo en la Casona de Xicoténcatl.

 

PRESENTADORA: Les damos la más cordial bienvenida al Informe de Actividades Legislativas de la senadora Presidenta Mónica Fernández Balboa, correspondiente al Segundo Año de Ejercicio de la Sexagésima Cuarta Legislatura.

 

Señoras y señores, para presentar este Informe de Actividades, nos distinguen con su presencia en el presídium, la doctora Olga Sánchez Cordero, Secretaria de Gobernación.

 

La senadora Mónica Fernández Balboa, Presidenta de la Mesa Directiva del Senado de la República.

 

Y el senador Ricardo Monreal Ávila, Presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República.

 

Esta mañana saludamos y damos la bienvenida a la doctora Graciela Márquez Colín, Secretaria de Economía.

 

Al doctor Enrique Luis Graue Wiechers, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México.

 

Al doctor Felipe Alfredo Barrera, magistrado presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

 

Al doctor Francisco Xavier Acuña Llamas, del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales.

 

Y, de igual manera, saludamos con gusto a la maestra Blanca Lilia Ibarra Cadena, comisionada del INAI.

 

Saludamos la presencia de las y los coordinadores de los grupos parlamentarios del Congreso de la Unión, senadoras y senadores de la República, funcionarias y funcionarios del Gobierno de la Ciudad de México, invitadas e invitados especiales, todas y todos sean bienvenidos.

 

A continuación, la senadora Presidenta Mónica Fernández Balboa, rendirá su Informe de Actividades Legislativas, correspondiente, al Segundo Año de la Sexagésima Cuarta Legislatura.

 

SENADORA MÓNICA FERNÁNDEZ BALBOA: Muy buenos días tengan todas y todos ustedes, que me acompañan en esta casona de Xicoténcatl, con sana distancia. Muchas gracias por estar aquí.

 

En especial, agradezco la representación en este acto, del Presidente de la República, del licenciado Andrés Manuel López Obrador, a través de mi amiga, senadora, ministra y Secretaria de Gobernación, la doctora Olga Sánchez Cordero.

 

Gracias y mis saludos al Presidente, por favor.

 

Y, por supuesto, agradezco al Presidente del a Junta de Coordinación Política del Senado, al senador Ricardo Monreal Ávila, su presencia.

 

Agradezco la presencia de los coordinadores parlamentarios del PRD, del PRI, de todos los partidos están aquí. Muchas gracias.

 

Al Secretario de Gobierno de la Ciudad de México, muchas gracias por estar aquí.

 

A mis amigas y amigos diputados, gracias.

 

Señor rector de la UNAM; presidente del Tribunal; la magistrada Mónica Soto. A todas y a todos ustedes, muchísimas gracias por estar aquí.

 

Y, por supuesto, un saludo a todas mis paisanas y paisanos de Tabasco, así de mis amigos y amigas que nos ven a través de las redes sociales y del Canal del Congreso, y a los medios de comunicación que, en razón de las medidas de sana distancia, nos dan seguimiento por las vías digitales. Muchas gracias.

 

La presentación de un informe de las labores realizadas en la Mesa Directiva a lo largo de un año legislativo, es una obligación prevista en nuestro Reglamento.

 

Pero más allá de este imperativo, representa una gran oportunidad para dar a conocer a la sociedad mexicana lo que se ha hecho desde este Senado, como un ejercicio indispensable para la rendición de cuentas.

 

El pasado 31 de agosto del 2019, fui electa Presidenta de la Mesa Directiva del Senado de la República para el Segundo Año de Ejercicio de la Vigésima Cuarta Legislatura.

 

Soy la cuarta mujer en la historiade esta Cámara, en ejercer esta distinguida responsabilidad y la primera de este siglo.

 

Compartí de manera siempre franca y sin ambigüedades, mi convicción de abrir una nueva época de igualdad de oportunidades para las mujeres e impulsar las mejores prácticas del Parlamento Abierto, la austeridad, la eficiencia legislativa y la integridad en el Senado.

 

Todo ello fue posible en virtud de una corresponsabilidad perfectamente fundamentada en los principios de legalidad, objetividad e imparcialidad.

 

Dos mil veinte ha sido un año muy difícil para la humanidad y México no es la excepción. La pandemia no solamente ha sido desafortunada por sus muy dolorosos costos humanos, sino también por sus repercusiones económicas, financieras y sociales, entre otros efectos, que han puesto a prueba a los sistemas democráticos nuestros y de todo el mundo.

 

En el segundo año de trabajo, el Senado se mantuvo pese a las condiciones que enfrentamos. Las y los legisladores de esta LXIV Legislatura trabajamos para consolidar el proceso de transformación que nuestro país requiere y pasaremos a la historia como actores que enfrentamos una época de adversidad con propuestas, ideas y un profundo amor por México, confirmando lo que hemos vivido como pueblo en los momentos más difíciles de nuestra historia, que es que, ante la adversidad, sabemos anteponer el interés particular en favor de México.

 

Esa es la verdadera razón que nos une a todas y a todos por encima de cualquiera de nuestras legítimas diferencias.

 

Como senadora electa por el principio de Mayoría, he velado por os intereses de mi patria y evidentemente por el bienestar de los hombres y mujeres tabasqueñas, de sus pueblos y comunidades.

 

He presentado 78 iniciativas y diversos puntos de acuerdo, que buscan corregir las deficiencias, lagunas e imprecisiones normativas que tienen repercusiones negativas en la vida de las personas, pero hoy no hablaré de eso.

 

Esta Presidencia asumió como premisa fundamental y como único credo ético, el deber de guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en el ejercicio de nuestras funciones y, por supuesto, en la organización y desarrollo de las prácticas parlamentarias.

 

Y al día de hoy puedo decir que hemos garantizado los derechos de las senadoras y los senadores y de los grupos parlamentarios, sin distinción de ninguna índole.

 

En el seno del recinto parlamentario, bajo mi presidencia, se ha escuchado a todas las voces y, no menos esencial, de ha dado voz a las necesidades y demandas de nuestro pueblo mexicano liberto.

 

El Senado de la República es hoy, como pocas veces en el pasado, un poderoso bastión del Pacto Federal que ha sido capaz de sortear los diferentes obstáculos que ha enfrentado, llegando a sustantivos acuerdos bajo el mejor método de integración de voluntades, como es el democrático.

 

No queda ninguna duda de que ha sido un año de retos. En lo personal asumí y refrendé el mayor compromiso de mi vida, como senadora de Tabasco y como mujer, al compartir y ser parte de una de las luchas más dignas y valerosas, como es la movilización de las mujeres en defensa de la paridad y la igualdad sustantiva.


Ser mujer senadora, en consecuencia en esta histórica legislatura de la paridad de género, conlleva un doble compromiso: el de cumplir con México y con las mexicanas, lo que implica consolidar las reformas pendientes para garantizar una democracia con rostro femenino y con respeto a los derechos humanos de la mujer, pero de igual importancia alcanzar la justicia para ella.

 

Ser mujer hoy sigue exigiendo el cumplimiento de varios roles, es ser madre, hija, compañera, trabajadora, lo mismo que activista y política, porque ya no se puede ser simplemente, sin dejar de asumir la responsabilidad de luchar por nuestros derechos, por la igualdad y por mejores condiciones de desarrollo personal, comunitario y social.

 

Compañeros senadores, compañeras senadoras, invitados especiales, público en general:

 

Este informe da cuenta de las acciones llevadas a cabo por la Presidencia de la Mesa Directiva en este año tan desafiante, en el que a los grandes problemas nacionales se sumó la irrupción de una emergencia sanitaria de alcance global, que nos ha obligado a redoblar esfuerzos para garantizar la continuidad del trabajo legislativo y dar respuesta a las demandas de la población.

 

Escuchemos, por favor.

 

 

(Proyección de video)

 

 

SENADORA MÓNICA FERNÁNDEZ BALBOA: Ya para terminar, quisiera compartir con ustedes una breve reflexión:

 

Quiero subrayar que el trabajo que estamos concluyendo sólo fue posible gracias al esfuerzo colectivo y solidario de mis compañeras y compañeros de la Mesa Directiva del Senado y de la Comisión Permanente.

 

En lo personal, puse siempre el mayor de mis empeños para que en estos órganos directivos tuviéramos un trato justo y respetuoso y se diera en un clima de entendimiento y cordialidad.

 

Como mujer, me siento profundamente orgullosa de que estas mesas directivas estuvieran integradas mayoritariamente por mujeres, pero que sin distingo de género y con la colaboración de todas y de todos quienes la integramos fue posible superar retos de gran relevancia, aún en circunstancias especialmente complejas.

 

Por supuesto que un órgano plural como éste, también democrático, como lo es toda la Cámara, no existe siempre la unanimidad.

 

Aún así, en todas y en todos encontré su comprensión y la voluntad de construir acuerdos mediante el diálogo y el intercambio fructífero de ideas.

 

A mis compañeras y compañeros de la Mesa Directiva, les reitero mi gratitud y el mayor de mis reconocimientos por su profesionalismo y altura de miras.

 

Gracias.

 

Quiero también aprovechar este momento, para expresar una consideración especial a la Junta de Coordinación Política, que a lo largo de este año logramos trabajar de la mano con el único propósito de garantizar el funcionamiento del Senado de la República.

 

En cada uno de sus integrantes recibí el apoyo necesario para conducir nuestra labor legislativa. El esfuerzo coordinado de los dos órganos de gobierno, nos permitió llevar a buen puerto nuestra responsabilidad.

 

Mención especial merece su Presidente, el senador Ricardo Monreal, mi Coordinador Parlamentario, de quien recibí en lo personal y en lo institucional, un trato respetuoso.

 

Nuevamente, gracias Ricardo, por tu sensibilidad y la apertura que tuviste para trabajar conjuntamente cada uno, desde el ámbito de su responsabilidad este año legislativo.

 

A las y los senadores que integran la Junta, les ratifico mi agradecimiento personal.

 

Es encomiable su entrega y compromiso con México, lo cual ha sido determinante para que, sin claudicar cada uno a sus posiciones políticas e ideológicas, naturales en una democracia como la nuestra, podamos seguir haciendo los acuerdos necesarios para que el país avance.

 

Para garantizar la continuidad del trabajo legislativo en el Senado de forma segura, la Presidencia de la Mesa Directiva hizo un esfuerzo inédito orientado hacia la conversión digital del Congreso.

 

Por primera vez en la historia, la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, que también presido, celebró sesiones virtuales durante el periodo de receso.

 

Nobleza obliga. Y por ello, con enorme gusto y orgullo, quiero reconocer el esfuerzo y la capacidad de todas y todos quienes colaboran en el Senado de la República, ya sea en las áreas parlamentarias o administrativas; en el apoyo directo a senadoras y a senadores; en las áreas de informática. Su trabajo, es parte fundamental para nuestra labor.

 

En este año, tuve el privilegio de trabajar más de cerca con ustedes y me siento muy satisfecha por lo que hemos logrado juntos. Muchas gracias a todos.

 

A lo largo de este año en particular, durante los últimos meses, hemos vivido una situación de enorme dificultad. Nos enfrentamos a condiciones inéditas e incluso de riesgo para la salud personal y de nuestras familias.

 

Afortunadamente, la gran mayoría de quienes colaboramos en el Senado de la República, hemos ido superando el reto, pero es más que justo que también expresemos nuestro más profundo sentimiento por las compañeras y compañeros que y no están con nosotros a causa de la pandemia.

 

A sus familiares, amigos y compañeros de trabajo, una vez más les expreso nuestro pesar solidario.

 

No obstante, las complejas circunstancias, legisladoras y legisladores, personal parlamentario, administrativo y técnico; hemos tenido que adaptarnos, aprender a hacer las cosas de distinta forma. Y, creo que lo hemos hecho con éxito.

 

Pese a las dificultades, esta Cámara ha seguido funcionando como un órgano esencial del Estado mexicano, dando muestra una vez más, que este país es más grande que sus problemas y que la ciudadanía sepa que sus representantes asumen a cabalidad su responsabilidad de servirles.

 

Tengo absoluta certeza de que así seguirá siendo y que pronto podremos vernos y abrazarnos nuevamente, como muchos lo deseamos.

 

Desde mi escaño, como senadora de la República, seguiré trabajando cada día para todas y para todos los mexicanos.

 

Antes de despedirme, quiero agradecer también la presencia de la secretaria de Economía, nuestra amiga Graciela Márquez, que está aquí con nosotros, y con quien hicimos también mucho trabajo en este último año.

 

Y, al representante de la Secretaría de la Defensa Nacional, muchas gracias por estar aquí con nosotros.

 

Amigos y amigas. Señoras y señores legisladores:

 

Con toda mi gratitud, desde el fondo de mi ser: gracias, muchas gracias por la oportunidad que me dieron de servir a mi país desde la Presidencia del Senado de la República.

 

Gracias.

 

PRESENTADORA: Muchas gracias, senadora Mónica Fernández Balboa, por este informe de actividades.

 

A continuación, las y los invitamos a permanecer de pie para entonar nuestro Himno Nacional.

 

(HIMNO NACIONAL)

 

PRESENTADORA: Les pedimos respetuosamente permanecer de pie, para guardar un minuto de silencio como homenaje y en recuerdo de las personas fallecidas por la pandemia de Covid-19

 

(MINUTO DE SILENCIO)

 

PRESENTADORA: Muchas gracias por su asistencia.

Calendario

Septiembre 2020
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
31 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 1 2 3 4