Senado de la República

COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL

Versión estenográfica de la participación inicial del senador Ricardo Monreal, en la reunión a distancia de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, con el maestro Alejandro Díaz de León, Gobernador del Banco de México, con la asistencia de la senadora Mónica Fernández, Presidenta de la Mesa Directiva, así como de senadoras y senadores de los Grupos Parlamentarios.

 

Quiero darles la bienvenida, aparte de los integrantes de la Junta de Coordinación Política, al senador Alejandro Armenta, que es presidente de la Comisión de Hacienda. Al senador Ovidio Peralta Suárez. A la senadora, que nos da mucho gusto que esté aquí, de verdad, y que esté bien, nuestra maestra y decana, la senadora Ifigenia Martínez Hernández.

 

La senadora Minerva Hernández, que está por conectarse. Roberto Juan Moya, que está conectada; la senadora Gloria Sánchez; la senadora Malú Mícher; la senadora Imelda Castro; el senador Gustavo Madero; el senador Daniel Gutiérrez; la senadora Vanessa Rubio; la senadora Nuvia Mayorga; el senador Manuel Añorve; el senador José Ramón Enríquez; el senador Noé Castañón; el senador Raúl Bolaños.

 

Obviamente ya está la senadora Geovanna Bañuelos, coordinadora del PT; el senador Manuel Velasco, del Partido Verde Ecologista de México; la senadora Marybel Villegas, de la Junta de Coordinación Política; la senadora Josefina Vázquez Mota, de la Junta de Coordinación Política; el senador Emilio Álvarez Icaza.

 

También está el senador Eduardo Ramírez. También se ha conectado la senadora Bertha Caraveo; la senadora Sasil; el senador Osorio, coordinador del Grupo Parlamentario; el senador Kuri, del PAN, el senador Mauricio Kuri, del Partido Acción Nacional.

 

Por supuesto, como siempre nos ha acompañado nuestra Presidenta, que siempre nos engalana, la senadora Mónica Fernández.

 

El senador Dante Delgado, no sé si ya está conectado.

 

Perfecto. Creo que estaba también la senadora Kenia, no sé si sea cierto; pero todos son bienvenidos y bienvenidas.

 

Vamos a iniciar esta sesión de trabajo con el Gobernador del Banco de México.

 

Damos la bienvenida al Gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León Carrillo, así como a quienes integran su equipo y que están conectados, y que amablemente nos acompañan el día de hoy en esta reunión a distancia.

 

Esta comparecencia, reunión, se enmarca en una serie de encuentros que, de manera consensada la Junta de Coordinación Política acordó, en la que senadores y senadoras hemos sostenido con quienes dirigen las instituciones del Estado mexicano; especialmente, con quienes juegan un rol preponderante en la atención de la pandemia, con el fin de reforzar la rendición de cuentas, a que están obligados los servidores públicos con el Senado de la República.

 

En ese sentido, reconocemos que el Banco de México, una institución que goza de autonomía constitucional, es una instancia central para diseñar e implementar mecanismos que permitan amortiguar los efectos económicos que la contingencia por este coronavirus, por esta pandemia, está generando en el mundo y el país no escapa.

 

Quisiera empezar, por reconocer con seriedad, las acciones que bajo su dirección, Gobernador, BANXICO ha implementado para tratar de contener el impacto económico de esta crisis sanitaria en México. Tales acciones, son prueba de un esfuerzo solidario que la institución tiene con la economía del país, en aras de reducir la incertidumbre que se ha generado en el mercado financiero internacional y nacional.

 

Sin embargo, estas medidas que usted asumió, asumieron en el Consejo hace unos meses, parecieran contrastar con los pronósticos y las predicciones de recuperación económica que desde el mismo Banco se han anunciado; las cuales, debo de decir, son más duras y pesimistas que incluso las realizadas por organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional o el propio Banco Mundial.

 

Nosotros confiamos, la mayoría en el Senado, en la dirección que el Gobierno Federal está implementando para hacer frente a la crisis, y tenemos certeza de que la economía se recuperará gracias a que se ha actuado con sensatez, con corrección y con prudencia.

 

A diferencia de otros países, México no ha recurrido a un endeudamiento irracional, irresponsable, que comprometa el futuro de las generaciones posteriores y que, además, dificultaría en el muy corto plazo, nuestra situación fiscal. Es un punto de vista personal.

 

Los pronósticos, sin duda, son importantes, pues permiten ajustar las medidas económicas necesarias para que el país pueda superar con mayor eficacia, los tiempos de dificultades.

 

Resultaría idóneo y deseable, que además de tratar de diagnosticar el problema, las instituciones que los realizan, fueran aun más allá para colaborar activamente en la recuperación de los países, en este caso el nuestro.

 

En este sentido, me interrogo y quisiera preguntarle, ¿cuáles han sido los resultados del otorgamiento de créditos que el Banco, dentro de las atribuciones que le corresponden, ha otorgado a las instituciones financieras o a otros agentes del sistema?

 

¿Esta política está realmente permeando en el sistema financiero? ¿Cómo han reaccionado las instituciones financieras, los agentes económicos?

 

¿Qué ha hecho el Banco para coordinarse de mejor manera con el sector privado, a fin de que las políticas implementadas puedan ser más efectivas?

 

Señor Gobernador:

 

En medio de la crisis económica provocada por la pandemia del COVID-19, es necesario también preguntarnos si la actuación del Banco, el BANXICO, dentro de los márgenes de su mandato constitucional, pudiera ser más audaz para que en un horizonte relativamente cercano, las tasas de interés se coloquen por debajo de los niveles actuales; pues sólo de esta manera, el alcance de las medidas adicionales que el banco está llevando a cabo, tendrá muchos más resultados y más eficacia, creo yo, y resultados positivos para la economía.

 

Esto es especialmente plausible, si consideramos que la inflación en México sigue demostrando cifras positivas.

 

En abril se situó en 2.5 por ciento, posicionándose por debajo de economías donde las tasas de interés son menores que las de nuestro país, que las de México.

 

Entonces, por qué, nos preguntamos, y lo digo con toda honestidad, si la mayoría de las economías avanzadas cuentan con tasas de interés alrededor del 0 por ciento o negativas, y las emergentes se ubican cerca o por debajo de la inflación observada, México sigue teniendo una tasa de interés tan alta en estos momentos tan complejos para la vida del país.

 

Otro de los puntos de interés para los senadores de la mayoría, es cómo se comparan las acciones que el Banco de México está llevando a cabo con el resto del mundo o con otras instituciones similares en otros países del mundo.

 

En medio de la crisis, es bien sabido que en países como Estados Unidos, lo he leído, Canadá, el Reino Unido o Europa en su conjunto, los bancos centrales no sólo han estimulado el crédito de manera convencional en sus economías, sino que también han recurrido con una mucho mayor frecuencia a emplear instrumentos de los que llamamos o de los que la teoría económica llama no convencionales, para auxiliar a la ciudadanía en su conjunto.

 

En este sentido, si bien las medidas adicionales que ha empleado el Banco de México desde marzo, repito, son aplaudibles y encomiables, no dejan de abrir el espacio para preguntarnos si éstas podrían ir más allá del convencionalismo.

 

Es entendible que todas estas decisiones se toman con base en la prioridad que el Banco de México tiene para cuidar las vibraciones del mercado financiero. A esto se le suma la presión que las calificadoras generan, abriendo la posibilidad de mayor volatilidad o depreciación.

 

Sin embargo, ante esta situación, me gustaría también señalar, interrogar, preguntar, hacer pública mi duda, ¿hasta qué punto no exageramos nuestros miedos en momentos que debemos ser osados?

 

A lo largo del mundo, las distintas monedas de las economías emergentes han enfrentado una depreciación similar a la que México ha resentido frente al dólar, contra el dólar, y en ninguna de estas economías ha despertado un monstruo inflacionario.

 

Entonces, ¿por qué seguir atados al terror de la presión inflacionaria? Es una pregunta.

 

La entiendo, desde el punto de vista de teoría económica que es lo conveniente, pero me gustaría conocer su opinión, Gobernador.

 

Las y los senadores apreciamos la oportunidad de este diálogo, con quien dirige esta institución que entiende y atiende la magnitud de una crisis que cuesta y ha costado vidas, y afecta la viabilidad de nuestra economía y el sistema financiero, y que se han tomado medidas pertinentes para llevar liquidez a las personas, a las pequeñas y medianas empresas para que puedan seguir cumpliendo éstas con sus obligaciones y deberes, así como prever los mecanismos de acción oportuna a nuestro sistema financiero, para ser conducto de estos recursos de vida.

 

Por eso, Gobernador, sea usted bienvenido.

 

Estoy enterado, porque así es la publicidad, es público, que las reservas del Banco de México ahora en este momento son de 187 mil millones de dólares.

 

Todo lo que usted nos pueda decir, esperando las interrogantes y preguntas de los compañeros que pertenecen a distintos grupos parlamentarios, se lo vamos a agradecer.

 

Le debo decir, Gobernador, por último, que está usted en una reunión plural; que está usted frente a los representantes populares de todas las opciones políticas que México tiene.

 

No se tienen preparados diálogos, no se preconcibe la elaboración de preguntas que le vayan a hacer. Cada legislador tiene libertad o cada legisladora tiene libertad de hacerle las preguntas que desea, en el tono que desea.

 

Sólo le advierto que, por disposición constitucional, ningún senador o senadora puede ser reconvenido en sus posiciones, en sus dichos, en sus preguntas.

 

Por esa razón, usted también gozará, como nuestro invitado, de una cortesía, espero yo que todos asumamos, pero no la puedo garantizar porque cada uno es libre.

 

De nuestra parte la tendremos, y exhorto a todos para que la tengamos con nuestro invitado.

 

Usted podrá fijar, en un primer momento, la posición sobre la economía y sobre las facultades del Banco y sobre los resultados que ustedes observen de la pandemia, así como su pronóstico sobre e futuro; luego hablará cada coordinador de los grupos parlamentarios o quienes ellos designen y, por último, usted cerrará con las respuestas a ellos.

 

Es el formato que diseñamos y acordamos por consenso en la junta y, por esa razón, le pediré al Secretario Técnico conduzca la reunión, no sin antes decirle que, previo a usted, enviará un saludo la Presidenta de la Mesa Directiva, que es la Presidenta de los debates de nuestra Cámara de Senadores.

 

Por tanto, le pido al docto José Manuel del Río modere la reunión y conduzca la reunión con el mayor tino posible, por favor.

 

Calendario

Octubre 2020
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
28 29 30 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31 1