Senado de la República

COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL

Versión estenográfica del informe del doctor Francisco Javier Acuña Llamas, Comisionado Presidente del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, ante el Pleno del Senado de la República en la sesión de hoy.

SENADOR ERNESTO CORDERO ARROYO: Saludo la presencia del doctor Francisco Javier Acuña Llamas, comisionado presidente del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales.

Asimismo, saludo la visita de los comisionados Areli Cano Guadiana, Oscar Mauricio Guerra Ford, María Patricia Kurczyn Villalobos, Rosendoevgueni Monterrey Chepov, Ximena Puente de la Mora, quienes acuden ante esta soberanía con la finalidad de cumplir con la entrega del Informe 2017.

Igualmente doy la bienvenida a los servidores públicos del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales que acuden a presenciar la entrega de este informe de labores y también saludo a los comisionados de órganos garantes locales que nos acompañan en el palco.

Sean ustedes bienvenidos.

El Informe de Labores del INAI se presenta en cumplimiento de lo que marca el artículo sexto de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Conforme al acuerdo aprobado, hará uso de la palabra el Comisionado Presidente.

En consecuencia, tiene la palabra el doctor Francisco Javier Acuña Llamas, comisionado presidente del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales.

Adelante a la tribuna, señor Presidente.

DOCTOR FRANCISCO JAVIER ACUÑA LLAMAS: Muchísimas gracias.

Muy buenas tardes señoras y señores senadores.

Con su venia, señor Presidente.

Agradezco, a nombre de mis compañeras y compañeros Comisionados del Pleno del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, INAI, la oportunidad de dirigirme a ustedes en el Pleno de la Cámara Alta.

Comparezco en el marco de la rendición del informe de labores del Instituto que me honro en presidir y que corresponde al periodo octubre 2016-septiembre 2017.

Es ejercicio de rendición de cuentas a esta soberanía, conforme lo establecido en el artículo sexto, apartado a), fracción octava, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Saludo con respeto y aprecio al senador Ernesto Javier Cordero Arroyo, Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Senadores, de la LXIII Legislatura.

Saludo también a la Senadora Graciela Ortiz y a los senadores César Octavio Pedroza Gaitán y David Monreal Ávila, mi paisano, vicepresidentes de la Mesa Directiva.

A su vez a la senadora Rosa Adriana Díaz Lizama, Lorena Cuéllar Cisneros, Martha Palafox Gutiérrez y al Senador Juan Gerardo Flores Jiménez, secretarios de la Mesa.

Con afecto reitero la presencia de mis colegas comisionadas y comisionados: Ximena Puente de la Mora, comisionada presidenta fundadora del INAI; Areli Cano Guadiana, María Patricia Kurczyn Villalobos, Óscar Mauricio Guerra Ford y Eugenio Monterrey. El comisionado Joel Salas Suárez atiende un asunto personal.

Asimismo, saludo a las y los comisionados integrantes del Sistema Nacional de Transparencia aquí presentes.

Al Comisionado Coordinador General de los órganos garantes locales del Sistema Nacional de Transparencia y a los integrantes del Consejo Consultivo del INAI.

Autoridades, además acompañantes, compañeros de la institución presentes.

Rendir cuentas es la condición que nos iguala a los servidores públicos, al margen del rango y la naturaleza de la función. El Pleno del INAI, con la voz de un servidor, acude a explicar las razones y los motivos de una gestión efectuada.

Nunca se nos olvida, señores senadores, que en esta Cámara Alta se decidió nuestra encomienda republicana; aquí protestamos cumplir con esmero nuestro deber.

Me corresponde por primera vez rendir el Informe en calidad de Comisionado Presidente, cargo que me han confiado mis colegas del Pleno.

El INAI y el Sistema Nacional de Transparencia asimilan lentamente el inmenso reto, comprobamos cómo los sujetos obligados en general, instituciones públicas, dependencias públicas, partidos políticos y sindicatos, comienzan a responder mejor a sus deberes de transparencia y a indagar para procesar y atender las considerables cargas que establecen las leyes para asegurar el correcto tratamiento de los datos personales en sus archivos y ámbitos de competencia.

A tres lustros de la operación del IFAI, hacia 2003, hay una enorme distancia con el Estatuto Normativo y el carácter institucional del INAI, a partir del legado de la histórica Reforma Constitucional de febrero de 2014 y de las leyes generales de Transparencia y de Protección de Datos.

En ese conjunto de instrumentos, señoras y señores senadores, del orden jurídico hoy vigente, esta cámara fue cámara de origen ´de esas iniciativas y de esos procesos de transformación jurídica del Estado Mexicano. Es un logro de esta integración senatorial.

En materia de acceso a la información, el número de personas que ejerce el derecho a la información continúa creciendo. El interés de la sociedad en saber sobre la cuestión pública, inherente al Estado y sus Instituciones sigue ascendiendo.

Para ser más precisos, se incrementó 20 por ciento en relación con el anterior. Tan sólo a nivel federal alcanzamos 244 mil solicitudes en el periodo que se reporta.

Los temas de justicia, salud, educación y medio ambiente continúan a la cabeza como los más recurrentes en las solicitudes de acceso a la información.

En cuanto a los Sujetos Obligados con mayor número de solicitudes podemos referir a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, mejor conocida como COFEPRIS y el Instituto Mexicano del Seguro Social.

El acceso a la información es un derecho del que se van apropiando los jóvenes. Vemos con mucho interés que segmentos etarios, como el de los menores de 18 años, crecieron de manera relevante. Son, coincidentemente, las primeras generaciones que llevan prácticamente toda su vida con el derecho a saber reconocido en leyes específicas y con un Instituto que garantiza su cumplimiento.

Los millennials viven el vértigo de la globalización desde la frecuencia digital y nos obligan, a los mayores, a los que ya no somos de su edad, a entender y atender esas exigencias, ingresando a ese otro ámbito de la realidad virtual para casi todo lo que es posible hacer.

Información no es poder; información es una condición de servicio, una vía de acercamiento y conexión social y humana para un mejor vivir. Hoy es más adecuado decir: la información es presupuesto del conocimiento y el conocimiento del desarrollo integral del ciudadano.

El acceso a la información va madurando. La sociedad expresa cada vez más la legítima convicción de recibir la información que solicita y no se conforma con negativas o respuestas incompletas y/o deliberadamente restringidas. Se incrementaron los medios de impugnación que recibió el INAI en 9.5 por ciento.

Es de celebrarse entonces que el proceso diseñado en este Congreso, a través del cual la ciudadanía puede expresar su inconformidad con la manera en que una autoridad responde sus reclamos informativos, funcione de manera cada vez mejor, de manera adecuada, en términos relativos.

Los Sujetos Obligados han mejorado en forma tal que responden las solicitudes de información de mejor manera o por lo menos se esmeran más.

El índice de recurrencia, es decir, el porcentaje de recursos interpuestos al INAI con respecto al total de solicitudes ingresadas, tuvo su cifra más baja desde 2003.

Esto quiere decir entonces que, en proporción, se combaten menos las respuestas, vamos a decir, defectuosas.

Aducir incompetencia por parte de un Sujeto Obligado no siempre resulta. La inexistencia de la información no siempre se sostiene y tiene consecuencias, implica obstruir el derecho; las respuestas incompletas no valen y no convienen. Las reservas de información injustificadas se acotan y se revierten.

Los 862 Sujetos Obligados de la Federación cubrieron 48 rubros generales, además de los específicos, de acuerdo con caso, durante la verificación diagnóstica.

La gran em presa de concentración exclusiva de capacidades que nos tuvo a todos los órganos garantes del país en el pasado año.

La verificación diagnóstica permitió conocer que 57 por ciento de los sujetos obligados revisados obtuvo un resultado superior de 60 puntos. Sin embargo, somos todos los que recibimos y ejercemos recursos públicos los que debemos abonar a la confianza social y acabar con la reticencia a la rendición de cuentas.

En materia de protección de datos personales, la publicación de la Ley General provocó la necesidad de armonización de las leyes locales.

En un esfuerzo conjunto con los miembros del Sistema Nacional de Transparencia se generó una Ley Modelo Estatal que sirviera como parámetro y guía, no vinculante a las legislaturas locales, desde luego.

El informe que se presenta al Senado muestra cómo la población ha ido tomando mayor conciencia del derecho a la protección de datos personales.

En el sector público se registraron más de 43 mil solicitudes de acceso y rectificación de datos, el mayor registrado en cuatro trimestres. Esto permitió identificar áreas de oportunidad, como reducir el tiempo promedio de respuesta, que, para el caso de acceso a datos personales en manos de Sujetos Obligados, o sea, del sector público, fue de 6.4 días, y para rectificación de los mismos fue de apenas 12.2 días.

Garantizar la protección de datos de los ciudadanos implicó resolver, al INAI, mil 124 impugnaciones, casi 6 por ciento más que el periodo anterior.

Conviene insistir: lo necesarias que son las búsquedas exhaustivas y razonables de la información confidencial, las respuestas deben ser rápidas o expeditas para no causar más agravios; las resoluciones deben tomar en cuenta el interés superior de la niñez, las mujeres, los adultos mayores y los grupos vulnerables, y las respuestas deben ser completas y en los formatos solicitados.

Sector privado, que en datos personales lleva camino, lleva delantera, porque así ha sido la norma, en el sector privado el tema se ha convertido en una demanda social.

La encuesta nacional de percepción ciudadana INAI 2017, muestra que a 72 por ciento de la población le preocupa mucho o muchísimo la protección de los datos personales propios.

Por eso, en consonancia con nuestra misión institucional, en el periodo publicamos guías y herramientas y difundimos campañas para extender una cultura de prevención en el uso de los datos personales. Tal fue el caso de la edición de la Guía para Titulares de los Datos Personales o el lanzamiento del Corpus Iuris en materia de Protección de Datos Personales.

Para acotar las malas prácticas de empresas, instauramos 85 procedimientos de imposición de sanciones, esto es casi un 30 por ciento más que el periodo anterior y se tradujo en multas que ascendieron a 81 millones 740 mil pesos.

Debo reconocer aquí el trabajo decidido de Patricia Kurczyn, de Areli Cano y de Ximena Puente, integrantes de las comisiones que tienen que ver con el impulso y la protección de datos personales al seno del INAI.

En cuanto al Sistema Nacional de Transparencia, el mandato constitucional sobre los derechos que tutela el Instituto, se ha potenciado con la creación del Sistema Nacional de Transparencia, un gran cuerpo colegiado en el cual 106 Comisionados Nacionales y Locales de los 116 que integramos el sistema, participamos activamente en alguna comisión.

Aquí se encuentran los integrantes de las, bueno, los presidentes o titulares de las 16 comisiones temáticas vigentes.

Gran parte de las labores se concentraron en el diseño y elaboración de dos documentos rectores fundamentales: el Programa Nacional de Transparencia y Acceso a la Información 2017-2021, PROTAI, como mejor se le conoce, y el Programa Nacional de Protección de Datos Personales, PRONADATOS.

Ambos han iniciado su marcha. Confiamos que nazcan políticas de Estado uniformes para todos los sectores y actores involucrados y especialmente reconozco en este empeño a Eugenio Monterrey, titular de la Comisión con Entidades Federativas.

La Plataforma Nacional de Transparencia es una de las principales innovaciones de la Ley General. Ha significado un reto tecnológico para el fortalecimiento de los derechos de acceso a la información y protección de datos personales.

Es una herramienta electrónica única en materia de transparencia a nivel mundial. En tan sólo dos años ha permitido la conexión de más de 8 mil Sujetos Obligados de todo el país de los órdenes federal, estatal y municipal, así como de los partidos políticos y los sindicatos.

Esto una hazaña tecnológica, toda vez que, por ejemplo, en experiencias anteriores, como fue el caso del desarrollo e implementación del INFOMEX, que le tocó al IFAI en su tiempo, se llevó a cabo en un período de ocho años y se logró la conexión, no hay que dejar de reconocer, de 25 estados, 507 municipios, algunos organismos autónomos y la administración pública centralizada federal.

Es decir, menos de 800 Sujetos Obligados. Hoy están conectados a la Plataforma Nacional de Transparencia más de 8 mil Sujetos Obligados y en un lapso demasiado corto para esa hazaña.

Dentro de los beneficios que brinda la Plataforma a la ciudadanía están:

poder realizar una misma solicitud de información a 33 sujetos obligados simultáneamente; interponer recursos de revisión ante los 33 organismos garantes del país y de inconformidad ante el INAI, cuando el recurrente no esté de acuerdo con la resolución del órgano local

También se puede por la Plataforma atraer recursos de revisión de los estados por parte de este INAI, cuando se considere que el tema es de importancia y trascendencia y normalmente creemos que será a petición del propio órgano garante local y también consultar la información de las obligaciones de transparencia de los más de 8 mil sujetos obligados de todo el país.

Desde mayo de 2016 que inició la operación de la Plataforma Nacional de Transparencia, se han venido solventando los problemas que se presentaron en las funcionalidades de los cuatro sistemas que la integran.

Sobre todo, se han realizado mejoras a estos, especialmente en el proceso de carga de información de obligaciones de transparencia, lo cual se ha traducido en una mejor usabilidad para las unidades administrativas de los sujetos obligados, que son las encargadas de incorporar la información.

A través de la Plataforma se han presentado 129 mil solicitudes de información durante el año de 2016 y 267 mil solicitudes en 2017, un incremento del 106 por ciento con respecto al año anterior.

Cabe destacar que las 267 mil solicitudes representan el 30 por ciento del total de solicitudes de información ingresadas a nivel nacional, que superaron las 800 mil en 2017. Es decir, estos cientos de miles son al INAI, pero 800 mil en general.

Con la entrada en vigor de la Ley General de Protección de Datos, se tuvo que desarrollar la funcionalidad para presentar y gestionar solicitudes de acceso, rectificación, cancelación y oposición de datos personales. A la fecha, se reciben solicitudes de este tipo, a nivel federal y estatal.

Esperamos que en los próximos meses la totalidad de las entidades federativas tramiten las solicitudes ARCO por esta vía; estamos trabajando para que sea en el menor tiempo posible.

Respecto a los recursos de revisión, en 2016 se interpusieron 2 mil 900, a través de la Plataforma, mientras que en 2017 se incrementaron a más de 8 mil medios de impugnación, un incremento del 182 por ciento.

A partir del 5 de mayo de 2017 se puso a disposición de la ciudadanía la vista pública de las obligaciones de transparencia de todos los sujetos obligados del país.

Esta tarea fue posible debido a que más de 59 mil unidades administrativas, de todos los sujetos obligados, 59 mil, conectadas al Sistema de Portales de Obligaciones de Transparencia, SIPOT, de la PNT o Plataforma Nacional, realizaron la carga de información correspondiente.

Entonces, al 5 de mayo de 2017, el SIPOT albergaba 51 millones de registros primarios de información de obligaciones de transparencia. Para diciembre del mismo año, los registros ascendieron a más de 238 millones.

Con las mejoras al SIPOT se logró cuantificar aquellos datos que se derivan de un registro principal. Por ejemplo, en el formato del padrón de programas sociales, la denominación de un programa representa un solo registro principal y los beneficiarios, que pueden ser miles o millones, representan los registros secundarios.

En ese sentido, al día de hoy existen más de 320 millones de registros primarios y 635 millones de registros secundarios, lo cual da un total de 955 millones de registros de información a nivel nacional, aproximadamente alrededor de 10 mil millones de datos, perdón que reitere, sí, 10 mil millones de datos.

Además, cada día la información de las obligaciones de transparencia se va incrementando, debido a que los sujetos obligados incorporan nueva información con su actualización respectiva.

La Plataforma también da la posibilidad a la ciudadanía para participar en la vigilancia del cumplimiento de la publicación de las obligaciones de transparencia por parte de todos los sujetos obligados.

Es decir, las personas pueden presentar denuncias cuando adviertan que la información está desactualizada o incompleta.

A partir del primero de enero del presente año, la falta de cumplimiento tiene efectos vinculantes. Por lo tanto, los organismos garantes deberán, deberemos resolver las denuncias y, de oficio, realizar verificaciones para dictaminar si hubo o no incumplimiento, para que, en su caso, demanden la publicación de la información faltante o se efectúe su actualización.

La Plataforma Nacional fue revisada por la Auditoría Superior de la Federación. El INAI proporcionó las documentales y todos los elementos requeridos. Se solventaron todos los pliegos emitidos por dicha autoridad fiscalizadora. A la fecha, esperamos tranquilos o confiados en haber despejado las dudas que hube en el dictamen final.

Quiero reconocer el trabajo esforzado y comprometido de Oscar Guerra Ford, en todo el impulso de esta hazaña relacionada con la Plataforma Nacional de Transparencia.

La incomprensión durante los primeros días o meses de su funcionamiento, no nos quitaron el empeño de salir adelante. Oscar Guerra Ford, gracias por todo lo que tú has contribuido en este tema.

En materia de capacitación se realizaron 340 acciones de capacitación en la modalidad presencial, más una oferta permanente de 13 cursos en línea. En conjunto, se capacitó a más de 159 mil participantes.

En los cursos en línea, de los casi 147 mil participantes, poco más de 143 mil concluyeron satisfactoriamente; esto es, se logró una eficacia terminal de 98 por ciento.

Nuevamente en este periodo, el INAI otorgó el Reconocimiento “Institución 100% Capacitada”. En esta ocasión 51 Sujetos Obligados lograron formar, en diversos temas, a todos sus funcionarios; esto es, a 69 mil 255 funcionarios. Asimismo, se reconoció también a 51 Sujetos Obligados cuyos Comités de Transparencia estuvieron cien por ciento capacitados.

Reconozco a Eugenio Monterrey en esto del impulso como titular de la Comisión de Capacitación.

En materia de archivos, se destaca la reciente adhesión a la Asociación de Archivos y Registros, del Reino Unido e Irlanda y a la Sociedad de Archiveros Americanos, organismos relevantes y reconocidos en la materia.

La Ley General de Archivos deberá asegurar la perdurabilidad de la información pública según su naturaleza y finalidad.

Los archivos, sean públicos o privados, son los yacimientos de la información y su permanente explotación ha de ser una constante democrática.

En materia de vinculación con la sociedad y promoción de la cultura, continúan las Jornadas sobre la Utilidad Social del Derecho de Acceso a la Información.

Otro ejemplo de estos trabajos es el Programa de Sensibilización de Derechos, que incentiva el criterio de la población a través de la promoción que realizan las organizaciones de la sociedad civil sobre el derecho a saber.

El Centro de Atención Ciudadana del INAI, el CAS, como le llamamos coloquialmente, ofreció más de 51 mil asesorías, a través de distintas modalidades, tales como el servicio Tel-INAI, de manera presencial, por correo electrónico o envío postal.

El INAI visitó 25 ciudades y ofreció mil 471 asesorías a través de la Caravana por la Transparencia, propuesta inspirada por Areli Cano Guadiana, integrante y titular de la Comisión con Vinculación a la Sociedad.

En Gobierno Abierto y Transparencia Proactiva, el Censo Nacional y la Encuesta Nacional, ambos de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, han sido instrumentos esenciales de los cuales, a partir de ellos, se pueden detectar áreas de oportunidad. Lo es también la Métrica de Gobierno Abierto.

En noviembre de 2016 se presentó el proyecto Comisiones Abiertas, adoptado por seis organismos, además del INAI, y que permite conocer de manera precisa y sencilla los gastos en comisiones oficiales de trabajo de los servidores públicos.

También se presentó la política de Transparencia en Publicidad Oficial. Esta herramienta es un referente o un antecedente de relevancia que puede adquirir un mayor potencial a través del impulso que esta soberanía pueda dar a una urgente legislación en materia de publicidad oficial.

Nos hemos adherido a la política y herramienta de Contrataciones Abiertas, que promueve un estándar de datos abiertos para la publicación de información de las etapas que comprende un procedimiento de contratación.

Reconozco aquí el trabajo de Joel Salas Suárez, mi compañero comisionado, en el impulso de los trabajos de Gobierno Abierto y de Oscar Guerra en tecnologías de Acceso a la Información.

En cuanto a la presencia del INAI en el ámbito internacional, podemos sentirnos orgullosos fuera de nuestras fronteras: México es referente internacional en materia de acceso a la información y protección de datos personales.

Destaco que el INAI forma parte de la Red de Transparencia y Acceso a la Información, RTA; la Red Iberoamericana de Protección de Datos; el Foro de Autoridades de Privacidad de Asia-Pacífico y la Red para la integridad, que preside el INAI a partir de 2016.

Mención aparte merece también la solicitud que en agosto de 2017 presentó el gobierno mexicano ante el Consejo de Europa para adherirse al Convenio 108 y su Protocolo Adicional.

Una vez que el Comité Consultivo del Convenio concluyó que la legislación mexicana en materia de protección de datos personales cumple de manera general con los principios de ambos instrumentos, en diciembre el Comité de Ministros de la Unión Europea, decidió, por unanimidad, extender la invitación formal a México y sólo resta cumplir con el procedimiento al interior del Estado mexicano para la ratificación.

Reconozco en este esfuerzo el trabajo y el impulso que...

SENADOR ERNESTO CORDERO ARROYO: Señor Presidente, ¿me permite un momento?

Les suplico a mis compañeras y compañeros senadores ocupar sus escaños en lo que termina la presentación del señor Presidente del INAI.

Muchísimas gracias.

DOCTOR FRANCISCO JAVIER ACUÑA LLAMAS: Muchas gracias, señor Presidente.

Distinguidas y distinguidos señores senadores:

Los derechos tutelados por el INAI han recibido una promoción y protección en términos de progresividad, resultado de la tenaz lucha de la sociedad civil, y más aún que la sociedad civil organizada, que cumple un papel muy destacado, la que se expresa de modo individual, la gente de a pie que directamente accede a la información y reclama el derecho a saber; del trabajo institucional y, por supuesto, de la voluntad expresada por hombres y mujeres en este espacio legislativo, en el que se encuentran senadores impulsores de estas causas y que han generado las mejores apuestas normativas que hoy están vigentes.

Contamos con el Consejo Consultivo del INAI, que refleja a la sociedad y a la ciudadanía en la toma de decisiones institucionales. Reconocemos a sus integrantes su presencia, su constancia, sus consejos.

El INAI forma parte del Sistema Nacional Anticorrupción. Respetuosamente, referimos la urgencia en la conclusión de los trabajos parlamentarios para los nombramientos pendientes.

Reitero la voluntad de trabajar con el Comité de Participación Ciudadana y especialmente con su nueva presidente Mariclaire Acosta Urquidi.

Comienza así una etapa de consolidación normativa y, por lo tanto, de solidez institucional, que no está exenta de nuevos y más arriesgados desafíos.

Este año será la primera contienda electoral presidencial en la cual los ciudadanos pueden preguntar a los partidos políticos y estos están obligados a responder ante el INAI y ya no, como era antes, ante el propio Instituto Federal y después Nacional Electoral. Con ello se pueden tomar decisiones mejor informadas.

Será también la primera elección presidencial con la figura de candidatos independientes, lo cual implica un esfuerzo adicional en la vigilancia del tratamiento de los datos personales.

Otros acicates han comenzado a configurarse. Me refiero a la atención de solicitudes de información relacionadas con temas socialmente sensibles, como los escándalos de corrupción relacionados con la empresa Odebrecht, o el llamado caso del socavón.

Así también mereció especial sensibilidad la atención y el seguimiento a todos los trabajos institucionales para la reconstrucción, luego de los sismos de septiembre del año pasado.

Recientemente interpusimos la acción de inconstitucionalidad, ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en contra de los artículos noveno y trigésimo primero de la Ley de Seguridad Interior.

Como base para esta acción estuvo la consideración de que corresponde al Poder Reformador de la Constitución establecer si la seguridad nacional y la seguridad interior son equiparables. Aguardamos respetuosamente la resolución del máximo tribunal.

He referido de manera sintética los principales logros y retos institucionales que presentamos ante ustedes como trabajo conjunto y sólo yo, con la voz, los siete comisionados del INAI.

Reconozco el trabajo de Areli Cano Guadiana, de Patricia Kurczyn Villalobos, de Ximena Puente de la Mora, de Joel Salas Suárez, de Óscar Mauricio Guerra Ford y de Eugenio Monterrey Chepov.

Ximena y Areli, casi se han cumplido cuatro años. Un suspiro en la vida de la colegialidad al seno del INAI. Seguramente irán a contribuir con tesón y acierto en alguna otra latitud de la República. Nuestro cariño y nuestra gratitud.

A nombre del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, hago formal entrega del informe de labores de este Instituto correspondiente al periodo octubre 2016–septiembre 2017, al señor senador Ernesto Javier Cordero Arroyo, presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República.

Muchas gracias a todos los presentes.

 

---000---