Senado de la República

COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL

Número-1537

  • Las resistencias son muchas, pero la igualdad de género es un tema que llegó para quedarse, afirma la presidenta del Senado.

La presidenta del Senado de la República, Mónica Fernández Balboa, reiteró que la armonización legislativa para sancionar la violencia política contra las mujeres, es una condición indispensable para garantizar sus derechos políticos en el proceso electoral del 2021.

 

Expresó que “las mujeres de este país demandamos cambios profundos a nivel jurídico, político y social”. En este sentido, afirmó que en el Senado estarán pendientes para que en los reglamentos y lineamientos que emitan las autoridades para regular las elecciones sean consistentes con las reformas de paridad y de violencia política de género.

 

En el foro a distancia “Paridad y violencia política contra las mujeres en razón de género, hacia la igualdad sustantiva en Coahuila”, Fernández Balboa dijo que “las resistencias son muchas, pero la igualdad de género es una tema que llegó para quedarse y no bajaremos la guardia en la búsqueda de un país con mayor igualdad de oportunidades para las mujeres”.

 

Aseguró que el Poder Legislativo cumplirá con la parte que le corresponde para generar leyes e instituciones que sirvan como base para el adelanto de las mujeres. Así, asentó, la Cámara de Senadores es una aliada en esta lucha por la igualdad y la justicia social.

 

A la fecha, refirió, alrededor de 23 entidades han armonizado su legislación según dispuesto en la reforma constitucional para garantizar la paridad género en todos los órganos del Estado y las modificaciones a diversos ordenamientos para sancionar la violencia política contra las mujeres.

 

Al aclarar que no toda la tarea corresponde a los congresos, informó que, en estos momentos, el Instituto Nacional Electoral y los Organismos Públicos Locales en materia Electoral se encuentran en el proceso de elaboración de los reglamentos y los lineamientos que regularán las elecciones de 2021.

 

Dijo que estos cambios podrían ser consideradas como los últimos esfuerzos en la lucha por la igualdad sustantiva en nuestro país. “Ha sido un largo camino, sinuoso, no exento de retrocesos, pero con una tendencia histórica sostenida hacia la construcción de una sociedad con igualdad de derechos”.

 

“A poco más de un año de la publicación de la reforma de paridad, los retos de igualdad siguen siendo enormes, y nos convocan a seguir empujando los cambios que este país requiere, con la fuerza política de las mujeres”, acotó.

 

Beatriz Zavala Pérez, consejera del Instituto Nacional Electora, dijo que uno de los retos del próximo proceso electoral es lograr que se converse la representación casi paritaria en la Cámara de Diputados y el Senado de la República.

 

Se trata, aseveró, de que la participación de las mujeres en el Congreso de la Unión impulse la erradicación de la violencia política por razone de género en el ejercicio de los cargos.

 

La diputada federal Martha Tagle Martínez destacó que las reformas buscan sancionar de manera efectiva la violencia política y mandar la señal de que esta práctica de quienes no quieren redistribuir el poder público es un delito.