Senado de la República

COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL

Número-1273 

  • Así lo establece en su Reporte Mensual sobre la Actividad Económica y Finanzas Públicas.

El Instituto Belisario Domínguez (IBD) advierte que el crecimiento económico de México enfrentará efectos adversos en el corto y largo plazos, a causa de la emergencia sanitaria por el Covid-19, luego de que diversas instituciones financieras y organismos públicos se han visto en la necesidad de reducir sus expectativas al alza de nuestra actividad económica.

 

En su Reporte Mensual sobre Actividad Económica y Finanzas Públicas, al mes de febrero, elaborado por el investigador Mario Iván Domínguez Rivas, se indica que el Banco de México (Banxico) disminuyó su intervalo de crecimiento a 0.5 por ciento, que significa 1.5 menos; la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), bajó a 0.7 por ciento; la encuesta Banxico previó un crecimiento de 0.9 por ciento; y BBVA-Bancomer y Citibanamex estimaron decrecimientos para la economía en 4.5 y 2.6 por ciento, respectivamente.

 

En los Indicadores Macroeconómicos, señaló, la actividad económica nacional continuó desacelerándose y el indicador cíclico coincidente para diciembre pasado se ubicó en 99.0 puntos base, mismo que el registrado el mes anterior, por lo que el crecimiento de la economía se encuentra por debajo de su tendencia de largo plazo.

 

Para el mismo mes de diciembre, la inversión se contrajo 3.5 por ciento, no obstante, el consumo presentó una recuperación anual de 1.2 por ciento. Además, de acuerdo con el INEGI, para enero pasado la actividad industrial disminuyó 1.6 por ciento anual, con lo cual, liga 14 meses de contracción.

 

El investigador del IBD expuso que durante enero las exportaciones presentaron un aumento anual de 3.2 por ciento, a consecuencia del aumento de 2.5 por ciento en las exportaciones petroleras, y de 13.7 por ciento en las exportaciones no petroleras.

 

En cuanto al empleo, dijo, para enero los datos mostraron una tasa de desempleo de 3.5 por ciento y una tasa de informalidad laboral del 56.3 por ciento de la población ocupada. Mientras que la creación de empleo con respecto al mismo mes de 2019 fue de 316 mil 386 plazas.

 

En lo que se refiere a la inflación, aseguró que ésta registró en febrero un aumento mensual de 0.42 por ciento y un incremento anual de 3.70 por ciento, menor al registrado el mismo mes de 2019.

 

Crecimiento económico en riesgo por Covid-19

 

Domínguez Rivas señaló que en el análisis titulado “Coronavirus: La economía mundial en riesgo”, elaborado por la OCDE, también recortó su proyección de crecimiento para México en 2020 a 0.7 por ciento. Para ello, recomendó implementar políticas monetarias expansivas de manera en que abarate la contratación de deuda y esta se utilice para activar la economía, principalmente a través de inversiones públicas.

 

Por su parte, el BBVA-Bancomer, señaló que debido al Covid-19 revisaron a la baja su previsión de crecimiento a 4.5 por ciento. La institución menciona que la prioridad del Gobierno Federal debe ser apoyar el sistema de salud y en los trabajadores.

 

El investigador del IBD advierte que algunos factores que podrían incidir en el desempeño de la economía mexicana durante 2020, como son:

 

En el ámbito externo, el Buró de Análisis Económico de Estados Unidos, en su segunda estimación realizada en febrero, reporta un crecimiento anualizado del PIB estadounidense para el cuarto trimestre de 2019 en 2.1 por ciento, igual a la estimación para el tercer trimestre del año.

 

Esto como producto de las contribuciones positivas del consumo, gasto federal y estatal. En contraste, se estimaron contribuciones negativas de la inversión privada en inventarios y la inversión no residencial.

 

En el ámbito interno, refiere que el Banxico en su Informe trimestral octubre-diciembre, señaló algunos riesgos que atravesará la economía mexicana como: resistencia a la baja de la inflación subyacente, aumento del salario mínimo por encima de las ganancias en productividad, presiones externas a la moneda nacional, aumentos imprevistos en productos agropecuarios y, deterioro en las finanzas públicas.

 

Mientras que la Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en la Economía del Sector Privado de febrero pasado, elaborada por Banxico, identificó riesgos para la economía mexicana relacionados con la siguiente problemática:

 

Problemas de inseguridad pública, incertidumbre sobre la situación económica interna, incertidumbre política interna, la corrupción, otros problemas de falta de estado de derecho; impunidad, menor producción petrolera; debilidad en el mercado interno y externo; en la política de gasto público, la ausencia de cambio estructural, y la política tributaria, finaliza el investigador del IBD, Mario Iván Domínguez Rivas.