Senado de la República

COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL

Número-1270

  • Ante la pandemia del Covid-19 se debenenviar señales de confianza, propone Mario Gastélum.

El Grupo Parlamentario del PRI, en voz del senador Mario Zamora Gastélum, expuso un punto de acuerdo para que la Secretaría de Energía presente, a la brevedad, el Plan Nacional de Infraestructura del Sector Energético para incentivar las inversiones y fortalecer la competitividad nacional.

 

Conminamos al gobierno federal a enviar señales de confianza a los mercados y que Petróleos Mexicanos (Pemex) pueda estar en condiciones de acercarse a la meta productiva de 2.5 millones de barriles diarios de crudo hacia 2024, tal y como lo ha planteado la actual administración, subrayó.

 

Afirmó que México necesita que la inversión privada vuelva a fluir en el sector energético para dejar de presionar a las finanzas del gobierno federal, debido a que gran parte de la inversión pública se concentra en las dos empresas productivas del Estado, Petróleos Mexicanos (PEMEX) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

 

Sin embargo, dijo, esta estrategia no ha permitido que tengan finanzas sanas y mucho menos, un mejor ambiente económico para promover las inversiones en el sector.

 

El legislador priísta señaló que la falta de inversión pública y privada en infraestructura energética impiden el crecimiento económico en México. Es urgente, por tanto, que el gobierno federal presente el programa al que se comprometió desde finales del año pasado y, ahora más recientemente, durante febrero de 2020.

 

Si queremos reactivar la economía nacional en estos momentos de incertidumbre a nivel mundial, producto de la pandemia del coronavirus y la crisis petrolera desatada por Arabia Saudita y Rusia, es importante reactivar las rondas petroleras canceladas desde octubre del año pasado con el propósito de generar un ambiente de confianza que permita incentivar las inversiones energéticas o, de lo contrario, definir bajo que modalidad podrá participar la iniciativa privada, manifestó

 

La crisis de salud por el COVID-19 ha provocado volatilidad y el rompimiento de las cadenas productivas en China, la gran fábrica del mundo. De ahí, la urgencia de contar con un plan que nos ayude a impulsar la inversión pública y privada en diferentes sectores de la economía, entre ellos, el energético, que termine con la incertidumbre y nos permita tomar ventaja en la captación de capitales y la creación de empleos, asentó Mario Gastelum.

 

Es preocupante, señaló, frente al escenario mundial y la posible baja de recaudación fiscal por la baja en el precio del petróleo, que se siga utilizando el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios en el contexto de bajo crecimiento y rezagos estructurales, ya que, en caso de quedarnos sin esos recursos, nuestro país estará sometido a mayores presiones financieras en caso de futuras contingencias.

 

El punto de acuerdo fue turnado a la Comisión de Energía.