Senado de la República

COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL

Número-1136

 

  • Artesanos se enfrentan a la penetración en el mercado de souvenirs manufacturados con alta tecnología.

 

 

Por unanimidad, el Senado de la República aprobó una reforma para incentivar y fortalecer la actividad artesanal, un sector que “mantiene con vida” la cultura y tradiciones de las diversas regiones de nuestro país y que actualmente se enfrenta, entre otros problemas, a la penetración en el mercado de souvenirs manufacturados con alta tecnología.

 

El dictamen, que modifica la Ley Federal para el Fomento de la Microindustria y la Actividad Artesanal, fue aprobado en lo general con 90 votos a favor y enviado a la Cámara de Diputados.

 

Con ello, se faculta a la Secretaría de Economía para elaborar programas de difusión, gestión, formación y capacitación empresarial y artesanal, así como de servicios de extensionismo para identificar y resolver problemas relacionados con la organización, producción y mercado de las microindustrias y de los artesanos.

 

A propuesta del senador Alejandro Armenta Mier, el Pleno dio su respaldo a un reserva para precisar en el artículo 36 del proyecto para que la participación del Banco del Bienestar en la Comisión Intersecretarial para el Fomento de la Microindustria sea por invitación de la Secretaría de Hacienda, con derecho a voz.

 

En el dictamen se destaca que más de 12 millones de personas se dedican a la producción de alguna artesanía, lo que corresponde al 10.3 por ciento de la población. También se menciona que cerca de cuatro millones de personas están registradas en la producción artesanal del Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías.

 

El presidente de la Comisión de Economía, el senador Gustavo Madero Muñoz destacó que en México existen 62 grupos étnicos, los cuales tiene características culturales para la producción de artesanías, que representan a las diferentes entidades del país.

 

Las artesanías mexicanas han sido bien recibidas en el mercado internacional; los principales destinos de la exportación de este tipo de productos son Australia, Alemania, Canadá, Colombia, España, Estados Unidos e Italia, cuya demanda es de productos elaborados a base de plata, ónix, barro, talavera, madera, cerámica, textiles y cuadros con temática prehispánica.

 

Por la Comisión de Estudios Legislativos, la senadora Gina Andrea Cruz Blackledge subrayó que “los artesanos mantienen con vida la cultura y tradiciones de todas las regiones de nuestro país”.

 

Desafortunadamente, señaló, los artesanos se enfrentan a la penetración de los denominados souvenirs y productos manufacturados con alta tecnología que se ofrecen de forma masiva como artesanías; así como altos costos de la materia prima; y a las exigencias del mercado para imponer diseños ajenos a las tradiciones.

 

Raúl Bolaños-Cacho Cué, senador del PVEM, expresó que existe una contradicción entre la riqueza de técnicas, colores y cultura de las artesanías, y la pobre y marginación en la que viven los artesanos en México.

 

El turismo, asentó, les ofrece a los productores un importante mercado para ofertar y vender su trabajo, pero en muchas ocasiones son presas de los intermediarios, quienes al final se llevan las ganancias.

 

Xóchitl Gálvez Ruiz, senadora del PAN, consideró urgente fortalecer el trabajo del Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías, al que se le han reducido los recursos en perjuicio de los artesanos.

 

 

0-0-0