Senado de la República

COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL

Número-1069

 

  • Se trata de un cambio integral de largo alcance que transformará de fondo al sistema judicial del país.
  • Puntos Constitucionales y de Estudios Legislativos Segunda, encargadas de analizar el proyecto.
     

 

La Mesa Directiva recibió y turnó a comisiones la iniciativa que reforma diversas disposiciones de la Constitución Política, cuyo objetivo es consolidar el proceso de cambio y renovación que se emprende en el Poder Judicial de la Federación, así como elevar la calidad de la impartición de justicia para hacerla accesible a todas y todos.

 

El proyecto de decreto fue enviado por la Secretaría de Gobernación y está suscrito por el Presidente de la República. El documento recoge la propuesta elaborada por el propio Poder Judicial, “producto de la reflexión sobre sus fortalezas y debilidades”.

 

Se trata de planteamientos que son fruto de su experiencia, visión y compromiso “con la causa que nos une a todos: la de una mejor justicia para los mexicanos”, se lee en el texto de la iniciativa.

 

Menciona que ante los retos que enfrenta la impartición de justicia en el país, el Poder Judicial adoptó recientemente políticas internas para el combate a la corrupción y el nepotismo, así como en el fortalecimiento de la carrera judicial, capacitación de personal y en el mejoramiento del servicio de defensoría pública.

 

El titular del Ejecutivo Federal señala en la exposición de motivos que, con pleno respeto a la división de poderes y a la autonomía e independencia del Poder Judicial, se debe contribuir a consolidar este proceso de renovación con una reforma profunda que dé consistencia y continuidad a las políticas adoptadas internamente y que provea el andamiaje normativo necesario para que prosperen.

 

Recuerda que el 21 de octubre de 2019, en el Senado de la República, con la presencia de representantes de los tres poderes de la Unión, se inauguraron los trabajos de "Una reforma con y para el Poder Judicial de la Federación", con los que se entabló un proceso de colaboración institucional para trazar el camino hacia una mejor justicia con pleno respeto a la división de poderes y a la independencia judicial.

 

Los ejes principales de la reforma son: la consolidación de una verdadera carrera judicial para todas las categorías, a las que se acceda por concurso de oposición, y limitación a la discrecionalidad en nombramientos otorgados por jueces y magistrados, a efecto de garantizar que sólo se otorguen a los vencedores en los concursos.

 

También, las políticas para orientar las determinaciones del Consejo de la Judicatura Federal en materia de adscripciones, readscripciones, reincorporaciones y ratificación de juzgadores, y el reforzamiento de las facultades institucionales de combate a la corrupción y al nepotismo.

 

Impulsa la capacitación y profesionalización del personal, mediante el otorgamiento a la Escuela Judicial de un rol central en los concursos de oposición, además se le confiriere la capacitación y la carrera judicial de los defensores públicos.

 

Fortalece el Instituto Federal de Defensoría Pública para consolidar su sistema de carrera de manera que los defensores públicos se conviertan en verdaderos abogados de los pobres.

 

Apuntala el rol de la Suprema Corte de Justicia de la Nación como tribunal constitucional, permitiendo que enfoque sus energías únicamente en los asuntos más relevantes para el orden jurídico nacional.

 

Establece Plenos Regionales, en sustitución a los Plenos de Circuito, como órganos del Poder Judicial de la Federación encargados de resolver las contradicciones de tesis en los circuitos sobre los que ejerzan jurisdicción, así como todos los conflictos competenciales que se susciten en el país entre órganos jurisdiccionales.

 

Transforma los Tribunales Unitarios de Circuito en Tribunales Colegiados de Apelación, con una integración que asegure mejor calidad y mayor certeza en sus resoluciones.

 

Modifica el sistema de jurisprudencia para fortalecer los precedentes de la Suprema Corte, a fin de que la doctrina constitucional que genere enmarque la labor del resto de los órganos jurisdiccionales del país.

 

Es una reforma integral de largo alcance que transformará de fondo al Poder Judicial, en beneficio de una sociedad más justa para esta generación y para las venideras, se puntualiza en el texto.

 

La iniciativa fue turnada a las comisiones de Puntos Constitucionales y de Estudios Legislativos Segunda.

 

 0-0-0