Senado de la República

COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL

Número-1031

 

  • Urge un mecanismo para proteger a los usuarios del servicio eléctrico que son víctimas de los llamados “recibos locos”, afirma.

 

 

La senadora Verónica Noemí Camino Farjat denunció que persisten las quejas en contra de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por cobros excesivos, por lo que es necesario establecer un mecanismo para proteger a los usuarios del servicio eléctrico que son víctimas de los llamados “recibos locos”.

 

Camino Farjat señaló que el año pasado, la CFE recibió 25 mil 58 quejas referentes a cobros indebidos y excesivos, errores de cálculo en el cobro del servicio o negativas del proveedor a brindar atención al usuario.

 

Sin embargo, acotó la legisladora del Partido Verde Ecologista de México, sólo en ocho mil 891 casos se avaló el cobro indebido y únicamente en mil 645 se realizó un reembolso a los usuarios afectados.

 

Recordó que en ocho años de -2011 a 2018- la Comisión Federal de Electricidad recibió 223 mil 36 quejas a nivel nacional por cobros excesivos. A partir de la revisión de estas denuncias, se encontró que en 27 mil 412 casos existió un error en los importes.

 

Estas inconsistencias, reconocidas por la Comisión Federal Electricidad, sumaron entonces 141 millones 993 mil 970 pesos y las cuotas que se intentaron cobrar en esos ocho años eran aproximadamente 40 por ciento más altas que el consumo real de los usuarios.

 

Ante este panorama, Verónica Camino Farjat propuso reformar los artículos 25 Bis y 113 de la Ley Federal de Protección al Consumidor, para que se pueda suspender el pago del recibo de suministro de energía eléctrica, cuando el monto exceda el doble del consumo bimestral promedio durante el último año.

 

Con estas reformas, afirmó, “estaremos protegiendo los derechos de los ciudadanos que resulten víctima de los recibos locos, ofreciéndoles un mecanismo de suspensión del pago, hasta que se resuelva la investigación, sin peligro de que su servicio sea interrumpido o suspendido.

 

Para ello, el consumidor deberá presentar la respectiva denuncia ante la Procuraduría Federal del Consumidor para la aplicación de la medida precautoria, la cual será vigente hasta que se emita una resolución.

 

Así, dijo la senadora, se suspenderá cualquier facultad del proveedor de interrumpir o suspender unilateralmente el suministro eléctrico, en tanto concluya dicho procedimiento. Además, planteó que el usuario pueda recibir hasta el 100 por ciento del reembolso en los casos en que se acredite el cobro excesivo.

 

La iniciativa fue turnada de manera directa a las comisiones unidades de Economía, y de Estudios Legislativos, Primera, para su análisis y dictamen correspondiente.

 

 

 

0-0-0