Senado de la República

COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL

Número-918

 

  • Persisten relaciones laborales que no respetan este principio constitucional, advierte la senadora.

La senadora Claudia Ruiz Massieu Salinas, del Grupo Parlamentario del PRI, promueve una iniciativa para asegurar la igualdad salarial entre mujeres y hombres, así como sancionar a quien incumpla este norma.

 

Advirtió que en México persisten relaciones de trabajo que no respetan el principio constitucional de que “para trabajo igual debe corresponder salario igual, sin tener en cuenta sexo ni nacionalidad”.

 

Dijo que la discriminación y prejuicios en contra de las trabajadoras se reflejan en mayores tasas de desempleo, empleos con remuneraciones menores y limitaciones a la protección laboral.

 

La igualdad salarial entre los géneros, asentó, es un derecho humano reconocido plenamente por la Constitución Política e instrumentos internacionales de los que nuestro país forma parte, por lo que es necesario incorporar este principio a la legislación secundaria para garantizarlo.

 

Así, Ruiz Massieu consideró indispensable reformar la Ley Federal del Trabajo para que los inspectores laborales verifiquen el cumplimiento de las normas relativas a la igualdad salarial entre trabajadores que desempeñen un puesto, jornada y condiciones de eficiencia también iguales, sin distinción de género”.

 

En la propuesta que turnó la Permanente a la Comisión de Trabajo y Previsión Social, enfatizó que también se requiere imponer una sanción de 250 a cinco mil Unidades de Medida y Actualización, al patrón que cometa cualquier acto o conducta discriminatoria en el centro de trabajo; al que incumpla el principio de igualdad salarial sin distingo de género.

 

“No obstante las disposiciones constitucionales y legales en esta materia -reiteró la senadora-, en nuestro país todavía existen relaciones de trabajo que no respetan el principio del pago salarial igual a quienes realizan el mismo trabajo o un trabajo de igual valor, en ocasiones como resultado de prejuicios que deterioran la esfera de derechos de las mujeres trabajadoras”.