Senado de la República

COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL

Número-1187

·    Ley de Transición Energética colocó a México a la vanguardia en el impulso de energías limpias.

El presidente del Senado de la República, Ernesto Cordero Arroyo, afirmó que el modelo que aprobó el Congreso en materia energética es el que mejor responde a la realidad de México y el que nos permitirá cumplir en tiempo y forma con los compromisos internacionales que asumimos para impulsar las fuentes renovables de energía y combatir el cambio climático.

“Cualquier cambio en otra dirección podría traer graves consecuencias, no sólo para nuestro país sino también para la humanidad en su conjunto”, advirtió el senador en la reunión preparatoria de la Alianza de Redes Verdes.

“La estrategia que hemos diseñado no sólo se refiere a las consecuencias futuras de un problema global, sino que propone un camino para atender los retos que tenemos en la actualidad, así como para aprovechar las oportunidades que nos presenta el uso de energías renovables, mejorar la productividad, y dirigirnos hacía una mejor utilización de los recursos”, abundó en la sede de Xicoténcatl.

Cordero Arroyo asentó, ante el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell,  que el combate contra el cambio climático es tarea de la humanidad en su conjunto, requiere de colaboración e intercambio de conocimientos y habilidades.

“Abrimos la industria energética al capital privado con el fin de modernizarla y aprovechar al máximo los recursos y la posición estratégica con que contamos”. Al mismo tiempo --dijo-- promovimos el establecimiento de mecanismos para fortalecer el acceso a energías limpias y reducir las emisiones contaminantes de la industria eléctrica”.

Con estos cambios, acotó, se incidió en la definición de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, cuya séptima meta consiste en garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos.

“Era tiempo de profundizar la transformación energética con una honda responsabilidad ambiental”, expresó el presidente de la Mesa Directiva del Senado.

Así, agregó, el Congreso de la Unión aprobó en diciembre de 2015, la Ley de Transición Energética para regular el aprovechamiento sustentable de la energía, así como las obligaciones en materia de energías limpias y de reducción de emisiones contaminantes de la industria eléctrica.

Cordero Arroyo aseguró que el nuevo ordenamiento colocó a México a la vanguardia de los países que adoptaron medidas legislativas eficaces acordes con los objetivos del desarrollo sostenible.

Refirió que, al cierre del primer semestre de 2017, México generó el 20.82 por ciento de su energía eléctrica con fuentes limpias, con lo que seguramente se conseguirá la meta del 25 por ciento que se planteó.

La reunión preparatoria de la Alianza de Redes Verdes se llevará a cabo los días martes y miércoles en la antigua sede del Senado de la República, ubicada en la calle de Xicoténcatl número 9.

En diferentes mesas de trabajo se analizará la transición de largo alcance para facilitar el comercio de energías renovables entre regiones, así como la importancia de vehículos eléctricos, el fomento a la inversión en micro-redes de acceso a energía eléctrica en zonas remotas, entre otros temas.

En el acto inaugural participaron, el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell; Nicholas Dunlop, secretario general de Climate Parliament, y el presidente de la Comisión de Energía, Salvador Vega Casillas.

---000---