Senado de la República

COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL


{audio}2011/boletines/oct/2011-10-26/254.mp3{/audio}

franciaEl senador priista, Melquiades Morales Flores, afirmó que difundir la historia de México, sobre todo episodios como la Batalla del 5 de mayo de 1862 en Puebla, significa rescatar el orgullo nacional y cimentar en la población una mayor cultura y conocimiento de nuestros orígenes.

Al clausurar los trabajos del Seminario Internacional, Impacto de la Intervención francesa y el Segundo Imperio en la Historia de México, subrayó que la Batalla de Puebla inspiró a los mexicanos de aquella época y a los de ahora a reforzar la unidad y la fortaleza de nuestra nacionalidad.

El presidente de la Comisión Especial encargada de los Festejos del Sesquicentenario de la Batalla de Puebla, informó que “seguiremos difundiendo y organizando eventos de este tipo hasta el 30 de mayo próximo, en reconocimiento a esta etapa histórica del país”.

“Si hubiéramos perdido la Batalla de Puebla quizás otro sería el destino del país. Pero lo importante está en que además de hacer una gran defensa de la soberanía y de nuestra independencia, como que con esta gran victoria rescatamos el orgullo nacional”.

Por su parte, la secretaria técnica de la Comisión, y moderadora durante el seminario, Patricia Galeana, reconoció que la intervención francesa y el Segundo Imperio impactaron todos los órdenes del acontecer nacional.

Agregó que el rechazo a la intervención extranjera evidentemente fue factor de integración para la nación que identificó como un todo a la invasión francesa, a la monarquía y a la hegemonía de la Iglesia católica que había apoyado la intervención para salvar sus bienes.

La historiadora destacó la calidad y gran conocimiento de los expertos e historiadores que participaron en el seminario, cuyas exposiciones arrojarán nuevas luces sobre este periodo vital de la historia, el tiempo eje de México.

Antes de la clausura, el historiador Humberto Morales Moreno, catedrático de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Puebla, comentó algunos pasajes del general Ignacio Zaragoza y la Batalla de Puebla, en el periodo de 1861 a 1867.

Dijo que la actuación de Zaragoza realmente comienza el 15 de enero de 1862, cuando recibe el mandato para trasladarse a Puebla y organizar la comandancia del Ejército de Oriente y termina el 8 de septiembre del mismo año con su muerte, en la misma entidad, atacado por fiebre tifoidea.

Por tanto, Zaragoza tuvo buena y mala suerte. La mala es que vive muy poco a pesar de tener el gran mérito de ser el estratega de la Batalla del 5 de mayo, por lo que su muerte prematura lo saca del destino de la crítica de carácter militar, tanto mexicana como francesa, sobre el episodio de la Batalla de Puebla.

En su turno, la profesora Erika Gabriela Pani Bano, investigadora del Colegio de México, habló sobre cómo se armó un nuevo modelo de ciudadanía luego de diez años de este periodo clave de la historia.

Diez años, relató, que incluyen la promulgación de una nueva Constitución que a diferencia de las otras constituciones del siglo XIX estableció un marco jurídico viable por lo menos hasta 1917.

También intervinieron el catedrático Jean Evenel, de la Sorbona de París, así como Ricardo Méndez Silva y Jorge Fernández Ruiz, ambos del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM.

 

---ooOoo--