Senado de la República

COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL

{audio}2011/boletines/oct/2011-10-25/240.mp3{/audio}

El Senado de la República aprobó reformas a la Ley General de Salud, para que dentro de la atención materno infantil de carácter prioritario se apliquen gratuitamente a los niños las pruebas Tamiz Ampliada y Auditivo Neonatal, para detectar y prevenir enfermedades hereditarias y congénitas

La iniciativa, presentada por las senadoras María del Socorro García Quiroz del PRI y Ludivina Menchaca Castellanos, del PVEM, fue aprobada por unanimidad de todos los grupos parlamentarios.

En el documento, se destaca que la atención del niño y la vigilancia de su crecimiento, desarrollo integral, incluyendo la promoción de la vacunación oportuna, atención prenatal, así como la prevención y detección de enfermedades hereditarias  y congénitas, que incluyan el Tamiz Neonatal.

El Tamiz Auditivo deberá ser aplicado gratuitamente a todos los niños y niñas para la detección temprana de la sordera y su tratamiento, en todos sus grados, desde los primeros días del nacimiento y no de su nacimiento como lo propone la actual reglamentación.

Lo anterior, en virtud de que para realizar esta prueba se debe esperar a que transcurran un mínimo de 72 horas y su aplicación se vuelva efectiva para cualquier detección auditiva.

En tribuna, el senador del PAN, Ernesto Saro Boardman (PAN), reconoció que “muchas de estas enfermedades nos están ganando, y tenemos que hacer esfuerzos por cambiar esa política y hacerla preventiva, a fin de detectar a tiempo muchos males antes de que dañen a la niñez”.

Dijo que actualmente, el Tamiz Neonatal ampliado se aplica en algunos centros hospitalarios, generalmente privados y de alto costo,  pero la Constitución nos obliga que el derecho a la salud sea para todos.

Guillermo Tamborrel, del mismo grupo parlamentario, dijo que las enmiendas tendrán un gran impacto en la vida de miles de recién nacidos. “Más vale prevenir que lamentar, muchas enfermedades que pueden corregirse cuando se detectan a tiempo”.

Se trata de dar una mejor calidad de vida a los menores y a su familia. Y esto tiene un especial impacto en todos aquellos que nacen con algún problema de sordera, que si es detectado a tiempo se le puede cambiar la vida.  Los padres, agregó, deben contar con estas herramientas de salud trascendentales para la vida.

Por su parte, el senador del PRD, Antonio Mejía Haro, señaló que una excelente forma de dar la bienvenida a un bebé es asegurarle una vida sana, desde las primeras horas de su nacimiento por medio de un tamiz neonatal ampliado.

Como parte de los programas de salud, en todos los países desarrollados, se practican los tamices neonatales. En México se realizan, pero solamente en modo restringido ni a la totalidad de los niños.

Ante ello, pidió que se practiquen las pruebas de tamiz ampliado, pero a todo el universo de niños del país.

Explicó que de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), en México alrededor de 10 millones de personas presentan algún tipo o grado de problema auditivo, de las cuales más de 300 mil presentan sordera social. Además, nacen cada año entre dos mil y seis mil niños con sordera congénita.

La senadora Judith Díaz Delgado, de Acción Nacional, afirmó que ésta reforma vendrá a resolver y prevenir muchos problemas de salud que atacan a la niñez mexicana. Muchas familias, sobre todo de escasos recursos, saldrán beneficiadas, puntualizó.


----oo0oo----