1. Videos
  2. Fotografias
Circuito Cerrado Formato ServiciosFormato Servicios Senado Internacional Manual de Identidad

 

altLa Comisión de Hacienda y Crédito Público se reunió con el titular de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), Mario Di Constanzo, así como con representantes de asociaciones bancarias, quienes manifestaron su respaldo a la minuta en materia financiera

Al respecto, Di Constanzo aseguró que la reforma financiera del Ejecutivo Federal significa un avance muy importante en materia de protección al usuario.

Además, hizo notar que contiene medidas que ayudarán mejorar la calidad de los servicios financieros y la pronta atención a los usuarios.

Explicó que la enmienda brinda a la Condusef la posibilidad de ampliar sus ejes y herramientas de protección al usuario, pues de aprobarse, este órgano tendrá la facultad de regular, corregir y dar un mejor tratamiento a las “sanas prácticas”.

Destacó que se creará un buró de instituciones financieras, donde los usuarios tendrán acceso a los datos de las quejas y controversias, a efecto de que puedan conocer qué tan rápidas son atendidas y resultas.

Otra de los avances de la reforma, expuso, es que la Condusef podrá solicitar a las instituciones que retiren de sus contratos las cláusulas que pueden ser “abusivas”, pues se ha detectado que existen este tipo de disposiciones que ponen en riesgo el patrimonio de los usuarios o lo dejan en la indefensión.

El presidente de la Comisión de Normatividad del la Asociación de Bancos de México (ABM), Fernando Borja señaló que en la Reforma Financiera hay un balance de la protección del usuario y la seguridad de los inversionistas para realizar intervenciones que se traduzcan en un sistema más eficiente.

Indicó que con las medidas plasmadas en la reforma se fortalece el sistema financiero y las autoridades de la Condusef y, “pasa de ser un ombudsman a una autoridad financiera real, donde lo importante es que tiene balance entre la seguridad de los usuarios, la transparencia y la certidumbre que tenemos los bancos para desarrollar nuevos productos”.

En este sentido subrayó que la reducción del costo del crédito está plasmado en esta reforma financiera y es uno de los propósitos del “Pacto Por México”; asimismo, subrayó que la educación financiera es un tema fundamental en el que se debe seguir avanzando, ya representa un mecanismo para incrementar la calidad de vida, desarrollar el hábito de comprar e informarse en materia de servicios financieros.

Destacó que las acciones de atención de la Condusef se han venido disminuyendo de manera importante, pues del 2009 a 2012 pasaron de 482 mil a 420 mil y de estos el 68 por ciento son asesorías, el 31 por ciento son controversias y solamente el uno por ciento termina en un procedimiento jurídico.

En representación del Banco de México, Luis Urrutia Corral aseguró que el paquete de reformas busca resolver de manera integral y comprensiva los asuntos pendientes, como garantizar un adecuado otorgamiento del crédito, mayor actividad financiera y al mismo tiempo sentar las bases para que esta actividad se lleve a cabo bajo condiciones de estabilidad y de prudencia.

Precisó que es un paquete complejo, amplio y que “desde nuestro punto de vista vemos que recoge las inquietudes de todos los participantes en el sistema, no nada más de las autoridades sino de las propias instituciones, particularmente de los usuarios”.

Este paquete de reformas otorga mayores estímulos e incentivos para los créditos, estableciendo condiciones más accesibles para los usuarios y al mismo tiempo vigila el riesgo que conlleva un crecimiento en la actividad crediticia para salvaguardar los intereses de los ahorradores.

“Necesitamos de marco jurídico e institucional lo suficientemente sólido para permitir que las instituciones puedan seguir operando bajo condiciones prudenciales y ajustadas a los parámetros y estándares internacionales reconocidos como los más adecuados”, expresó.

En su turno, Ángel González Badillo, director general de la Organización Nacional de la Defensa del Deudor, manifestó que la reforma contiene puntos que es urgente se corrijan a la brevedad como el relativo a la cobranza “abusiva y amenazante” de la que son víctimas millones de familias mexicanas.

Consideró que la enmienda se quedó “un poquito corta” en este tema, ya que le hizo falta hacer énfasis “en meter en cintura” definitivamente a los cobradores y poner límites reales para que ahora sí la cobranza sea de una forma ética y respetuosa.

Aunado a ello -- dijo --  otro elemento que inquieta es la cuestión del secuestro de bienes y la figura del arraigo, pues se faculta más al banco para poder solicitar  esas acciones, lo que resulta preocupante al deudor porque lo criminaliza.

Explicó que de aprobarse la minuta como la envió la Cámara de Diputados un banco podrá sustraer de cualquier otra cuenta que tenga el deudor los ahorros con los que éste cuente para saldar la deuda, algo que es “bastante serio y delicado”.

Destacó que la reforma da mayor certeza jurídica a los bancos frente a los usuarios, por lo que  se debe contemplar que las tasas de interés que cobran disminuyan, dado que las que se manejan en México son las más altas en el mundo occidental.

Al fijar el posicionamiento del PRI, la senadora Blanca María del Socorro Alcalá Ruiz precisó que el 70 por ciento de las cajas de ahorro no cuentan con supervisión o regulación, 42 por ciento tienen problemas de liquidez, 316 sólo se han regularizado, 15 se encuentran en quiebra, por lo que preguntó la manera en que se regularán a éstas.

Cuestionó además qué se podría hacer para que en la práctica pueda realizarse de manera efectiva la regulación de las cajas de ahorro.

Por Acción Nacional, el senador Carlos Mendoza Davis expresó que con la propuesta del Ejecutivo Federal se le da a la Secretaría de Hacienda y a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores facultades muy específicas de evaluación y sanción en cuanto al otorgamiento de crédito por parte de las instituciones financieras.

Sin embargo, precisó, esta medida podría generar un brazo punitivo que pudiera obligar a tomar riesgos a dichas instituciones y “empezarse a meter con la salud financiera de los ejercicios crediticios”.

La senadora del PRD, Dolores Padierna Luna argumentó que en general las reformas en la materia son avanzadas y ayudan a regular la Condusef, los almacenes, las Sofomes y el tema de los créditos garantizados.

Dijo que la iniciativa avanza en la prohibición de ventas atadas, la transferencia de créditos a solicitud del cliente y las facultades que se le dan a la Condusef, “pero falta establecer que estatus de resoluciones no puedan ser controvertidas, para que sean vinculatorias”.

El Senador del PT, Marco Antonio Blásquez Salinas señaló que el espíritu de estas leyes es que haya una mejor relación entre el usuario y la institución bancaria, estableciendo reglas más claras, una mejor transparencia y que la institución que presta dinero tenga la facultad para recuperarlo.

“Esto se va a traducir en que las tasas de interés serán más competitivas en todos los niveles de préstamo, sin embargo, el tema de las Unidades de Inversión (UDIS) si no se resuelve, se cargará con un equipaje magro en ruta a esta reforma”, refirió.

Al responder a los cuestionamientos de los senadores, Mario Di Costanzo  dejó en claro que no habrá un impacto presupuestario “sustancial” --en un inicio-- sobre la Condusef con la implementación la reforma financiera.

Se comprometió a establecer un diálogo con las instituciones bancarias para encontrar soluciones a favor de los usuarios en el tema de las UDIS.

Al finalizar, refirió que en lo que va del año la  Condusef ha aplicado 2 mil 87 multas que equivalen a más de 59 millones de pesos; sin embargo las instituciones bancarias han interpuesto controversias y amparos para no pagarla

--ooOOoo--