1. Videos
  2. Fotografias
Manual de Identidad Manual de Identidad Solicitud de Servicio Circuito Cerrado Formato ServiciosFormato Servicios Senado

{audio}2013/boletines/mar/2013-03-13/1110.mp3{/audio}

Las senadoras Angélica de la Peña Gómez y Alejandra Barrales Magdaleno, así como Sonia Río Freije, directora General Adjunta de Estudios, Legislación y Políticas Públicas del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) y el presidente de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), Francisco Hernández Juárez, demandaron al Gobierno mexicano ratificar los Convenios 156, 183 y 189 de la Organización Internacional del Trabajo.

En el Segundo Foro Nacional Ratificación de Convenios Internacionales para el Avance de las Trabajadores, las legisladoras perredistas y Hernández Juárez subrayaron que el Gobierno federal signa Convenios Internacionales pero que no los envía al Senado para su ratificación y consecuente armonización legislativa.

La senadora Angélica de la Peña, titular de la Comisión de Derechos Humanos resaltó que presentó una iniciativa para establecer en 15 años la edad mínima para la admisión a un empleo, en concordancia con el Convenio 138 de la OIT y en la que también solicitó la ratificación de los tres Convenios.

Respecto del Convenio 156 que versa sobre la igualdad de oportunidades y de tratos respecto de las relaciones familiares que deben prevalecer en los lugares en la relación entre trabajadores y trabajadoras, consideró que es importante porque impacta directamente en la democracia que debe existir en el hogar, en la familia

Además, destacó que a nivel mundial se discute un nuevo paradigma el de tiempo-espacio, en el que se configura el reconocimiento al trabajo en el hogar, pues  debe ser considerado como parte del Producto Interno Bruto de cada nación y reflejarse en el impacto del desarrollo de ese país.

“Necesitamos que se apruebe el Convenio porque con ello se promoverá desde la legislación acciones gubernamentales con la ayuda de la sociedad para que se resuelva el problema estructural de que las tareas del hogar son exclusivas de las mujeres”, aseguró.

Al referirse al Convenio 183 insistió en que se apruebe y se refleje en todas sus consecuencias porque no es suficiente el avance que tiene con la reforma laboral sino que se debe trascender a más consecuencias, debidamente inscritas en sus preceptos.

Finalmente, subrayó que el Convenio 189 relativo al trabajo digno para las trabajadoras y trabajadores del hogar, está siendo analizado para conocer su impacto a otras leyes, pero consideró que será enviado al Senado muy pronto.

La reforma laboral, señaló, contenía reformas en este sentido, pero ninguna de ellas se aprobó, a pesar de saber que era un gran avance.

Por su parte, la senadora Alejandra Barrales Magdaleno apuntó que como izquierda votaron la reforma laboral en contra pero, como minoría no se pudo hacer más y tienen que seguir trabajando para que los Convenios sea ratificados.

Detalló que desde hace mucho tiempo, muchas de las batallas sindicales que se perdieron en el país, se ganaron en la Corte Internacional, pues el Estado de Derecho en México no es una característica peculiar.

Asimismo, propuso convocar al Secretario de Relaciones Exteriores a una reunión para que explique por qué no se han ratificado los Convenios.

En su oportunidad, Sonia Río Freije del CONAPRED señaló que de los 2.2 millones de personas que se dedican al trabajo del hogar en el país, casi dos millones son mujeres. Además, destacó que en  la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México (Enadis) 2010 se detalla que los principales problemas a los que se enfrentan este sector son: el abuso, la humillación y discriminación múltiple por edad, apariencia y etnia, lo que genera invisibilidad y la repetición de estereotipos.

Urgió a los poderes legislativos a ratificar los tres convenios de la OIT que tocan los derechos de las trabajadoras: el 189, sobre trabajo decente para trabajadoras del hogar; el 156, referente a igualdad de oportunidades y de trato entre trabajadoras y trabajadores con responsabilidades familiares y el 183 relativo a la protección de la maternidad; todos ellos con el fin de que se establezcan los parámetros necesarios para la igualdad de género en el ámbito laboral, ya que impactan directamente en la vida de las mujeres y también de los hombres.

Por ello, resaltó que el Consejo propone crear políticas públicas que garanticen el acceso a derechos en igualdad de condiciones para todas las personas, lo cual no se podrá concretar hasta que se modifiquen y creen leyes que respondan a nuevas necesidades en relación a horarios laborales, licencias de paternidad o posibilidad de tener seguridad social para los y las trabajadoras del hogar, entre otras que ya se contemplan en estos convenios pendientes de ratificación.

En tanto, el presidente de la UNT, Francisco Hernández expuso que los Convenios Internacionales tienen el mismo rango que la Constitución, por encima de las demás leyes, de manera que cualquier Ley que se tenga que elaborar tiene que tomar necesariamente como piso mínimo para cualquier derecho laboral lo establecido en los Convenios Internacionales.

Sin embargo, comentó, la Ley Laboral no lo consideró sustantivo con lo que se ha permitido dar la batalla desde el punto de vista legal con un millón de amparos, pero de no obtener respuesta favorable de la Suprema Corte de Justicia de la Nación se puede presentar ante la Comisión Internacional de Derechos Humanos y seguir por esa vía la lucha para que se respeten los derechos de los trabajadores.

Por su parte, la diputada Luisa María Alcalde Luján, Movimiento Ciudadano destacó que en materia de organización muchas mujeres se encuentran organizadas a través de un Sindicato, pero también lo podrían hacer en cooperativas, para que tengan oportunidad de generar un ahorro, acceso a un préstamo o a una vivienda y a la seguridad social.

Se comprometió a impulsar todos los temas pendientes en materia laboral con las  trabajadoras, comenzando por la ratificación de los convenios y lo pendiente de la Ley Federal del Trabajo, lo relacionado con la maternidad, desigualdad en oportunidades y con las trabajadoras del hogar.

 


--oo000oo--