Senado de la República

COORDINACIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL

Versión estenográfica de la reunión ordinaria de trabajo de las Comisiones Unidas de Relaciones Exteriores Asia-Pacífico; de Relaciones Exteriores; y de Comercio y Fomento Industrial, para el análisis del Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP), llevado a cabo en el Salón de la Comisión Permanente del Senado de la República.

SENADOR TEÓFILO TORRES CORZO: …necesitamos analizar con profundidad, el futuro de nuestro país, ya que nos encontramos en un contexto internacional en el que debemos consolidar la presencia de México en el mundo a través de la profundización de nuestras relaciones estratégicas, y el establecimiento de nuevos socios en las diferentes regiones geográficas.

En este sentido, el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico, CPTPP, se presenta como una oportunidad para lograr estos objetivos.

Como ustedes lo saben, a principios del año pasado el Tratado de Asociación Transpacífico, el TPP, entró en una etapa de incertidumbre debido a la salida de los Estados Unidos. Sin embargo, este hecho demostró que las 11 economías restantes se encuentran decididas a continuar por el camino de la apertura comercial y de la cooperación económica.

De esta manera, dichos países decidieron concretar el acceso preferencial a nuevos mercados; continuar con el establecimiento de nuevas reglas de comercio y de inversión; y fortalecer la integración regional a través de la firma del Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico, el pasado 8 de marzo del presente año.

Debo señalar que es importante que el CPTPP incorporó el contenido del TPP original y cuatro nuevos acuerdos, negociados con Australia, Malasia y Vietnam; además de las naciones integrantes, acordaron suspender la aplicación de 22 disposiciones en cuestiones de propiedad intelectual que habían causado controversia en el pasado y las cuales, seguramente, serán comentadas por el señor subsecretario Baker.

Al respecto, los señores senadores que integramos las Comisiones para este análisis, queremos dejar muy claro que esta negociación internacional no es un tema nuevo. El CPTPP en la agenda de trabajo del Senado ya tiene tiempo; ya que durante más de cinco años los senadores y senadoras de la República hemos seguido desde muy cerca el proceso de negociación del Tratado de Asociación Transpacífico, TPP; mediante la conformación del grupo plural de legisladores que pudimos acompañar el equipo negociador en distintas rondas.

De igual manera, quiero destacar el compromiso de la Secretaría de Economía, de siempre mantener informado al Senado de la República sobre el status de las negociaciones comerciales, desde el año 2012, cuando México se integró al TPP.

Tanto el secretario Guajardo como el subsecretario Baker, siempre han acudido, siempre han acudido al llamado que les ha hecho esta Cámara Alta, a fin de dialogar, aclarar y conversar cualquier duda sobre este tratado.

El ejemplo más reciente de esto es la reunión que sostuvimos con el Secretario y el Subsecretario el pasado 14 de febrero, para conocer el avance de las negociaciones del tratado. Y el día de hoy, también con la participación del subsecretario Baker.

Con el objetivo de cumplimentar estas acciones, en noviembre del 2016 el Senado de la República realizó un gran ejercicio de análisis democrático, plural y transparente, para intercambiar ideas con el equipo negociador, los sectores productivos, las organizaciones civiles, el sector académico de México; durante la fase de audiencias públicas conformada por más de 30 mesas de análisis, con la participación de más de 70 expositores.

Estas audiencias públicas nos permitieron, a los senadores, tener una perspectiva más amplia y más clara sobre las oportunidades, retos y dificultades que representaba el TPP para los sectores productivos mexicanos.

Siguiendo este formato de parlamento abierto, el día de hoy las comisiones unidas de Relaciones Exteriores Asia-Pacífico, la de Relaciones Exteriores y, por supuesto, la de Comercio y Fomento Industrial que preside el senador Larios, ponemos a disposición este espacio a los representantes del sector privado, del sector académico, así como a los interesados para que puedan expresar sus dudas, sus preocupaciones en torno al CPTPP.

Las opiniones que se expresen en este diálogo, van a profundizar nuestro conocimiento sobre este tratado, y contribuirán para que los senadores de la República tomemos, en su momento, una decisión de manera consciente e informada sobre la aprobación o no de este tratado internacional.

Reitero a todos ustedes nuestro compromiso de contribuir conscientemente y con seriedad al análisis y proceso legislativo del CPTPP, siempre y cuando signifique para México mejores herramientas para su desarrollo integral.

Agradecemos en el Senado mexicano, la asistencia de cada uno de ustedes, y quiero ceder el uso de la palabra al senador Larios, directamente al señor Subsecretario Baker.

Muchas gracias a todos por su presencia, por su participación, y les ofrecemos que vamos a estar muy pendientes de lo que aquí se trate, a fin de normar nuestros criterios.

Tiene usted la palabra, señor Subsecretario.

SUBSECRETARIO JUAN CARLOS BAKER: Muchas gracias, señor senador. Muy buenos días a todos ustedes. A nombre del secretario Ildefonso Guajardo, a nombre de la Secretaría de Economía, del mío propio, siempre a sus órdenes.

Agradezco la invitación para venir a conversar con ustedes el día de hoy.

Celebro, sin duda, y saludo también la iniciativa que tuvo el senador Torres Corzo, el senador Larios, la senadora Laura Rojas también, para organizar este foro, en donde sin duda podemos profundizar el diálogo que, como mencionaba el senador Torres Corzo, hemos tenido ya desde hace un tiempo respecto de este tratado que, sin duda, ha estado presente en la agenda del Senado; ha estado presente también en nuestras conversaciones cotidianas con el sector productivo nacional y además tiene la posibilidad de ser discutido ahora a mayor profundidad.

El senador Torres Corzo mencionaba, recordaba cómo a lo largo de estos años nos hemos reunido. Yo personalmente he tenido el privilegio de haber acudido a conversar con los senadores en 23 ocasiones en los meses recientes, el contacto con el sector privado nacional también, ya sea en la modalidad de cuarto de junto, cuando llevábamos las negociaciones en las rondas anteriores, o aquí en la Ciudad de México también fue muy intenso, registrando más de mil 100 reuniones, en donde pudimos también ver los detalles de todo esto.

Creo que este nivel de intercambio, este nivel de conversación, lo que refleja es justamente la importancia del instrumento que ahora está a consideración del Senado de la República y que el Ejecutivo Federal negoció en los últimos años recientes.

El TPP original, el Acuerdo Transpacífico, cuando tenía sus 12 miembros, recordemos que Estados Unidos se retiró al inicio de la administración del presidente Trump, pero que ahora en su modalidad o en su nuevo formato como el CPTPP, el Acuerdo Progresista e Integral de Asociación Transpacífico, maneja una serie de elementos que consideramos que son cruciales para la competitividad del país.

Primero recordaría, senador, senadoras, si me permiten brevemente, cuáles fueron los antecedentes posteriores a la salida de Estados Unidos de este proceso. Incluso recordemos que parte de nuestras deliberaciones mientras se hacía la negociación de este tratado, era precisamente que teníamos que participar en un acuerdo comercial en donde el socio más importante de México estaba participando, que no podíamos quedar fuera de un proceso que, sin duda, reescribirá las reglas de comercio exterior, particularmente en la relación que México tiene con otros países en Asia-Pacífico, en donde no tenemos actualmente un trato preferencial.

Entonces, la pregunta que viene después del retiro de Estados Unidos es ¿por qué México tiene que continuar en ese tratado? Porque es importante para que nosotros consideremos que se tiene que permanecer dentro de esta iniciativa.

Y existen dos razones, senadoras, senadores, amigos, amigas, principales, para los cuales esta pregunta se puede responder.

La primera tiene que ver estrictamente con el valor económico que representa el CPTTP, incluso entre los 11 países que nosotros quedamos, posterior al retiro de Estados Unidos.

Tenemos que recordar que el CPTTP nos abre un mercado a seis países potenciales, con los cuales ya teníamos un comercio importante, un comercio que sobrepasa los 3 mil millones de dólares y un comercio que ha crecido a una velocidad más grande con el que tenemos otros socios comerciales.

Simplemente nuestro comercio con el mundo ha estado creciendo en nuestras exportaciones con el mundo, ha estado ofreciendo una tasa de 3 por ciento anualizada, mientras que el comercio con los países de esta iniciativa está creciendo al 7 por ciento.

Igualmente, con los seis países en específico que representan un comercio superior a los 3 mil millones de dólares, que les hacía referencia, hacia esos países la tasa es incluso todavía más impresionante, registrando un 13 por ciento entre los años de 2011 y de 2016.

Adicionalmente a eso existen estudios que se han llevado a cabo por fundaciones independientes, por organismos también económicos, que han calculado cuál sería el beneficio para México respecto a entrar en esta iniciativa con los 11 países restantes.

Haré referencia solamente a uno, el estudio está disponible, es público, pero,desde luego, nosotros podemos facilitarlo a quien así lo solicite y este estudio, realizado por el Peterson Institute, calcula que el TPP 11, en términos de la contribución que puede hacer a las exportaciones de nuestro país, se incrementarían en 6.7 por ciento, haciendo además una contribución hasta de 1.5 por ciento al PIB de nuestro país.

Podrán ver que, por el lado económico, por el lado de las oportunidades que existen, sin duda, hace sentido que México permanezca en esta iniciativa. En un momento entraré también a oportunidades específicas para diversos sectores que existen dentro de esta iniciativa.

La segunda razón es, sin duda, una cuestión estratégica. Nosotros reconocemos y ha sido una discusión permanente de la Secretaría de Economía, la necesidad de diversificar nuestros mercados, tanto de exportación como de importación.

Creo que la coyuntura actual en donde, como todos ustedes saben, está habiendo un cambio respecto del paradigma del comercio y la manera en la cual el comercio se percibe en particular con el principal socio que México tiene, Estados Unidos, con quien tenemos el proceso de modernización del TLC al mismo tiempo, es importante en esta coyuntura tener opciones.

Nuestra planta productiva merece que se tengan las opciones para poder participar hacia otros mercados, para poder diversificar también sus fuentes de proveeduría y, sin duda, para que, como actores económicos racionales, tomen la decisión que convenga más a sus intereses, pero sin duda, lo que nosotros tenemos, como Ejecutivo, que procurar, es que existan estas opciones de diversificación para nuestra planta productiva.

Desde luego, la pregunta, más allá de las razones por las cuales esta iniciativa hace sentido, la parte estratégica y la parte estrictamente de los números, la pregunta también es, bueno, esta nueva versión, el CPTTP, como es diferente de la versión original, que se remitió al Senado de la República y con el cual también tuvimos oportunidad de dialogar a detalle.

Primero, es muy importante también aquí recordar que en materia de acceso a mercado, el CPTTP no tiene ningún cambio. Nosotros, México fue muy insistente en la necesidad de que esta iniciativa tenía que mantener los beneficios que habíamos obtenido en estos mercados que, como les menciono, ya son de manera incipiente, pero importante, sin duda, una opción para los exportadores mexicanos.

No podía México permitir que en un escenario en donde Estados Unidos se retirara, los países a los que nos interesaba accesar, como Japón, empezaran a retirar las concesiones o incluso países como Australia o Nueva Zelanda, que tal vez geográficamente están lejos, pero que, sin duda, su poder adquisitivo pueda representar una importante opción para los mexicanos, tenía que ser parte de este acuerdo.

De manera que la lógica empezó a ser entre los países que nos quedamos en la iniciativa de CPTPP revisar cuáles eran aquellas disposiciones, cuáles eran aquellos temas en donde Estados Unidos había sido el gran promovente y había sido la persona o el país que había insistido más en su incorporación.

Y esas disciplinas nosotros, los países que nos quedamos en el CPTPP acordamos suspenderlas dado que, al no participar Estados Unidos, no veíamos una razón por la cual dichas disciplinas tenían que ser aplicadas entre nosotros.

De manera que una negociación, una conversación que tuvo lugar a partir del año pasado que se cristalizó en varias reuniones en distintos lugares, Toronto una de ellas, en Australia otras más, algunas en Japón, reuniones de ministros, en Vietnam, en el contexto de la Cumbre de APEC, tanto de ministros como de líderes, llevaron a estas 22 disposiciones a las cuales yo hacía referencia.

Tengo una presentación que la verdad en respeto al tiempo no iré yo mencionando, se las dejo por supuesto, senador, senadores, a su disposición para que se pueda consultar a detalle.

Pero entrando en materia de las 22 disposiciones que fueron suspendidas.

El senador Torres Corzo mencionaba atinadamente que esas disposiciones las podemos agrupar en grandes áreas.

Por un lado, están aquellas que caen o que están dentro de la parte de propiedad intelectual.

Ahí está la mayoría de estas 22 disposiciones, ahí existen 11. Once de las 22 disposiciones se encuentran dentro del área de propiedad intelectual y éstas tienen que ver principalmente con un tema que incluso aquí en este mismo Senado de la República se discutió previamente.

Era un interés de Estados Unidos que, para su industria de audiovisuales, su industria farmacéutica, su industria del conocimiento, hubiera unas reglas mucho muy estrictas que incluso para nosotros hubiera implicado cambios en nuestras legislaciones y tener un nivel de protección, sin duda, más alto.

Entonces alguna de las que le puedo mencionar dentro del capítulo de la propiedad intelectual, se refiere a las cuestiones de patentes, a la protección de datos biológicos.

Recordarán ustedes, senadores, ese gran debate respecto al número de años que se tiene que dar a la protección.

En el TPP 12, esta protección quedó en ocho años para los productos biológicos, esa disposición está suspendida. Igualmente, también la necesidad de extender la duración de una patente en virtud de retrasos que pueda tener la autoridad para dar los permisos sanitarios o para conceder las patentes, esa disposición también está suspendida.

Igualmente, en el área de Internet. Recordemos que también esto llevó a una gran discusión detallada respecto si el TPP 12 en su momento representaba una amenaza a la libertad de expresión, o representaba también la obligación del Estado de estar monitoreando los contenidos.

Bueno, esas disposiciones fueron también sus pendidas en esta versión del CPTPP, al igual que también otras relacionadas con la parte farmacéutica, como les mencionaba.

Hay otras disposiciones que están relacionadas con el sector de servicios.

Por ejemplo, lo que tiene que ver con la necesidad, o la previsión, más bien, que está establecida en el TPP 12 original de no dar subsidios cruzados a los servicios postales.

Eso era sin duda también, uno de los grandes intereses de Estados Unidos, está suspendida.

Igualmente, muy importante también, todas las empresas que participan en la proveeduría de servicios existían una obligación de considerar una cláusula que se llama el nivel mínimo de trato.

El nivel mínimo de trato, senadores, senadoras, lo que prescribe es que las empresas puedan reclamar si no les otorgaron el trato mínimo que estas empresas estaban esperando y a su vez eso en caso de que exista una discrepancia, podría llevar desde luego a un mecanismo de solución de controversias.

Comprenderás ustedes que esta disciplina era importante suspenderla, primero, por la manera en la cual estaba planteada y, segundo, insisto, por la racionalidad de que aquellos intereses de Estados Unidos que habían sido incorporados en el TPP 12 original, pues no era necesario mantenerlos entre nosotros.

Hay disposiciones también relacionadas con las compras de gobierno. Existían una disposición que prohibía la demanda, o la obligación de cumplir con ciertos requisitos de presencia local dentro de la licitación. Licitaciones, esa parte está también suspendida.

Y una cuestión que también se ha discutido aquí, y el propio secretario Guajardo lo ha mencionado en otros contextos, la incorporación de las compras a nivel subfederal.

Sabemos, senadoras, senadores, amigos, amigas, que los tratados comerciales incorporan la proveeduría del Estado a nivel Federal, pero a nivel subfederal, pues algo que todavía se está discutiendo, sin duda es un tema sobre el cual hay que reflexionar más.

Pero independientemente del debate respecto de esa disciplina en lo abstracto, dentro del CPTPP dicha disciplina está también suspendida.

Haría referencia también a las suspensiones que se hicieron en materia de inversión. Eso es algo muy importante, porque es uno de los grandes intereses de Estados Unidos siempre la protección de sus inversionistas, la operación y composición del mecanismo de inversionista Estado, que le permite a los inversionistas en caso de existir discrepancias, llevar a los Estados a un panel de arbitraje.

Dentro del CPTPP, existían una serie de disposiciones que ampliaban la cobertura del mecanismo de solución de controversias, que además establecía una serie de definiciones que iban más allá de todo lo que México ha considerado en sus tratados, incluso el TLC de América del Norte u otros; y esas disposiciones claramente tenían el objetivo de extender o hacer incluso más grande la protección para los inversionistas estadounidenses.

Esas disposiciones, que de hecho también es un grupo importante dentro de todas las que están ahí mencionadas en la lámina, todas ellas fueron también suspendidas.

México –último comentario respecto de las disposiciones– de hecho fue uno de los promoventes y fue muy activo en llevar esta discusión y en llevar ideas para que se pudieran suspender las disposiciones. El reto, como les mencionaba al principio, era de alguna manera garantizar que este proceso no llevara al desmantelamiento de la parte importante del TPP12, que era, sigue siendo precisamente la cuestión de acceso a mercado, la cuestión de lo que estamos ganando en todos estos países.

Tener una lista muy grande o muy extensa de disposiciones suspendidas, generaría de hecho precisamente este efecto. Estaríamos quitándole los beneficios que estamos ya detectando que están presentes.

Sin duda, fue una operación quirúrgica, fue una operación que además México trabajó junto con los demás países, Japón notablemente. Creo que también aquí haría, unos segundos nada más este señalamiento de que el CPTPP, el proceso de llegar al CPTPP sin duda nos acercó mucho a Japón; un país que sin duda es estratégico, un país con el que ya tenemos una relación preferencial, el tratado después de la aprobación del Senado de la República, entró en vigor en el año 2005; pero es un tratado que dentro del CPTPP estamos ampliando nuestras concesiones.

Haría referencia rápidamente a, más allá de las disciplinas suspendidas que por supuesto podré abordar en detalle, la que sea de interés de los senadores y senadoras.

Quisiera también ahora referirme a qué es lo que obtiene México.

Ya hice referencia a la parte de acceso a mercado, que se mantiene justo como se había negociado originalmente. Y a través de esto nosotros estamos obteniendo una serie de beneficios en el sector agroalimentario, en el sector industrial.

Estamos también contribuyendo al desarrollo de disciplinas, muchas de ellas disciplinas de nueva generación que nos ayudan a atender la relación comercial que ya tenemos con algunos países como pueden ser Vietnam o Malasia, que sabemos que tiene que mejorar, pero que actualmente no tenemos instrumentos para poder atender las preocupaciones de la industria en materia de empresas del Estado, en materia de competencia, en materia de monitoreos de sus compromisos.

Quiero también aquí hacer mención, senadores, senadoras, respecto de la sensibilidad que tenemos. Se tuvo durante la negociación, se tiene ahora y se continuará teniendo, respecto de aquellos sectores de la planta productiva nacional, con los cuales tenemos que trabajar de cerca.

Sin duda, un paso fue primero la manera en la cual cuidamos nuestras sensibilidades dentro del TPP12 y que ahora eso se incorpora dentro del CPTPP.

No puedo insistir lo suficiente en el acercamiento que tuvimos con el sector privado nacional y que nos llevó a que se desarrollara y se implementaran, al punto de incorporarlas en el tratado, soluciones específicas para productos, por ejemplo del sector agroalimentario, en donde pusimos las grabaciones extralargas, las grabaciones arancelarias que se terminan incluso en el año número 16 después de la entrada en vigor del CPTPP.

En otros casos, la manera en la cual atendimos esas sensibilidades, fue a través de las grabaciones parciales, es decir, no se eliminó por completo el arancel y se va a mantener después de cierto nivel, o incluso en otros casos fue la manera adecuada de hacerlo, a través de establecer solamente cupos o un tope que se permite a las importaciones de sus productos.

Algunos casos del sector industrial, también tratamos y obtuvimos reglas de origen duras, es decir, garantizamos a través de las reglas de origen que van junto con los procesos de verificación, de monitoreo y de seguimiento que están contenidos en el capítulo de cooperación aduanera.

Garantizamos otra vez estas dos reglas de origen, que no entren insumos o que productos que no cuentan con el contenido necesario de la región, se les otorga la preferencia arancelaria. Por ejemplo, en el caso del sector textil-vestido, tuvimos una regla de origen, es la regla de origen que de hecho se tiene en todos los tratados, la regla de hilo en adelante.

En el caso de calzado también se tuvieron una serie de previsiones para garantizar el (inaudible) que contengan un contenido.

Insisto, se tomaron todas las medidas que se pudieron tomar dentro de la negociación, incluido también la negociación de compromisos específicos con ciertos países. Por ejemplo, en el caso de Vietnam, México negoció unas cartas paralelas en donde se restringe el acceso de ciertos productos de acrílico, de ciertos productos en ropa de bebé.

Se establece también con Vietnam el compromiso que de hecho tenemos que empezar a desarrollar, y tan pronto en el mes de junio yo estaré viajando a Vietnam para tratar de continuar con ese seguimiento de la agenda. Es permanente, no termina con esta discusión del CPTPP, sin duda, pero ese mecanismo de monitoreo de las exportaciones de Vietnam que tenemos que trabajar con ellos, y que nos aseguraremos que dicho mecanismo nos da la información adecuada para evitar que se tengan abusos de todo esto.

Igual en el caso de Malasia, negociamos un memorando de cooperación aduanera que entrará en vigor una vez el acuerdo entre en vigor, que nos permitirá tener una relación especial, una relación muy cercana con las autoridades del gobierno de Malasia, insisto, con quien hasta estos momentos no tenemos una relación preferencial.

Insisto también de nuevo, senadoras, senadores, ya de conclusión, respecto de cómo este tratado nos ha dado disciplinas para poder empezar a reglamentar una relación comercial que ya existe, que ya está aquí, que es una realidad, pero que hasta estos momentos no hemos contado con disciplinas, por ejemplo, en materia de empresas del Estado.

El CPTPP, tiene un capítulo específico en donde las empresas del Estado, que en algunos países de esta región todavía juegan un papel muy importante, se comprometen a no discriminar, a no otorgar subsidios que distorsionen el mercado, a no dar facilidades a sus empresas que vengan también a representar una competencia desleal contra nosotros.

Estamos también incorporando disciplinas en materia laboral y en materia ambiental. Esto es algo que también, al momento de que juntamos estas disciplinas con la posibilidad de tener un mecanismo de solución de controversias en donde nosotros desde luego, en caso de un incumplimiento, podemos iniciar casos y podemos suspender beneficios a estos países que incurran en dichas prácticas.

Es una herramienta sin duda muy poderosa, que nosotros podemos utilizar para de nuevo reglamentar el comercio que existe con estos países.

Y además, desde luego también, estas disciplinas nuevas reiterarles a todos ustedes que, en materia de las disciplinas, como medidas sanitarias y fitosanitarias, en materia de subsidios, antidumping, competencia, no existe una erosión dentro del CPTTP, respecto de estas disciplinas versus lo que hemos nosotros aplicado de manera sistemática en los últimos años, en contra de esta competencia desleal.

Entonces, por un lado, estamos desarrollando disciplinas nuevas, disciplinas que sin duda nos ayudan a transitar en estas circunstancias y nos permiten ser libres en el desarrollo de éstas a nivel mundial y aquellas que ya tenemos se mantienen e incluso se fortalecen en ciertos casos.

Todo esto amarrado o todo esto con el paraguas del mecanismo de solución de controversias que, sin duda, es una herramienta poderosísima.

Senadores, senadoras, amigos, amigas todas:

Para concluir, sabemos, después de muchos años de estar en una competencia internacional intensa, después de haber tenido ya experiencia importante en la materia de liberalización comercial, sabemos que un tratado comercial por sí mismo no es la respuesta para todos los problemas que tenemos.

Que un tratado comercial en sí mismo no es suficiente para garantizar toda la competitividad que nosotros nos merecemos, que nuestras empresas se merecen y que nuestros trabajadores se merecen.

Pero es una herramienta que podemos utilizar a nuestro favor y es una herramienta que, cuando la unimos con la agenda interna, la agenda de reformas estructurales, impulsadas por el presidente Peña, la agenda de desregulación, la agenda de apoyo a las PYMES, la agenda de seguimiento muy estricto de los compromisos comerciales de nuestros socios y tomando las acciones adecuadas cuando esos compromisos no se cumplan, creo que es algo que nos puede ayudar a avanzar en un esquema que actualmente, coyunturalmente, demanda lo mejor de nosotros.

México tiene la posibilidad de estar de nuevo a la vanguardia comercial, primero con un tratado moderno, que nos pone en una buena paridad con los países de Asia-Pacífico, un tratado que abunda en los beneficios y el comercio que ya tenemos en la región que está creciendo más rápido, al mismo tiempo que nosotros estamos modernizando nuestra relación en América del Norte, al mismo tiempo que se mantienen las pláticas abiertas con la Unión Europea.

Como pueden ver, México está en el centro de todo lo que está pasando a nivel comercial y tenemos la posibilidad de ser líderes en este rubro.

El compromiso del presidente Peña, del secretario Guajardo, mío en lo personal, de trabajar con los sectores sensibles, con el sector textil, con el sector calzado, con el sector agropecuario, con aquellos que requieran todo el trabajo y la dedicación que nosotros podemos otorgar, existe, continuará para todo el tiempo que sea necesario y, sin duda, es algo que nosotros vemos, no como una terminación, senadoras, senadores, sino más bien como la parte natural de implementación de un tratado que, sin duda, estará ofreciendo oportunidades, pero que los retos está en nuestras manos atenderlos y cuenten con la Secretaría de Economía, con el gobierno federal, para trabajar ene se sentido.

Senadores, muchas gracias por su atención.

SENADOR HÉCTOR LARIOS CÓRDOVA: Muchísimas gracias al señor subsecretario Juan Carlos Baker, subsecretario de Comercio Exterior.

Originalmente, nuestra intención era el poder establecer mecanismos de diálogo.

Sin embargo, ha habido una fuerte demanda de participación y entonces esos mecanismos de diálogo los vamos a hacer, de hecho, mañana tenemos uno primero, y vamos a estar, los miembros de las comisiones, los tres presidentes, aprovecho para disculpar a la presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores, que por un problema de salud no se ha podido incorporar todavía.

Pero la intención es, particularmente durante esta semana y parte de la próxima, estar totalmente abiertos al diálogo.

Tarde que temprano tenemos que tomar una decisión, que es el propósito de todo este ejercicio.

Si este Senado ratifica, antes de concluir su Periodo Ordinario de Sesiones, que concluye el lunes 30, este Tratado, o lo deja sin ratificar. Esa es la decisión que debemos de tomar.

Y yo, en el ánimo también de la reflexión, quisiera comentar, el contenido del Tratado lo tenemos, y ya realizamos muchos foros desde hace poco más de un año.

Como bien ha dicho aquí el subsecretario Juan Carlos Baker, el Tratado es exactamente el mismo contenido, con 22 cláusulas o temas, que están suspendidos, todos ellos impulsados por Estados Unidos, y como ya lo ha dicho, la mitad de ellos tienen que ver con temas de propiedad intelectual.

Toda esa parte la hemos revisado ya en el pasado, vamos a seguir atentos.

Entendemos que hay y habrá manifestaciones aquí de preocupaciones o de posiciones adversas a que se ratifique ese Tratado y las vamos todas a escuchar y valorar.

También queremos que sean muy precisos los participantes, si las objeciones son con respecto al contenido específico del Tratado, que las hay, o las objeciones son con respecto al cumplimiento, o la duda del cumplimiento de la ley en México, que son la mayoría también, porque también tenemos que abordar todos los temas para que los senadores podamos tomar una decisión en este periodo.

Yo solamente también recordaré cuál fue el interés de México para entrar a este Acuerdo.

Originalmente este Acuerdo, que empezó a negociarse en el 2008-2009, México y Canadá entramos juntos el 2012, con un propósito esencial.

Primero, ambos miembros de APEC queríamos estar en un acuerdo que perfilaba una alianza comercial de todos los países de Asia-Pacífico; sí, excluyendo a China.

Y segundo, y más importante para Canadá y para México, que ésta era una puerta lateral para renegociar nuestro acuerdo al libre comercio con Estados Unidos.

Había necesidad de modernizar nuestro acuerdo, difícil lo estamos viendo ahorita por razones políticas y una puerta lateral para renegociarlo y así se hizo.

Vamos, los términos de negociación de México, Estados Unidos y Canadá en los temas que no existían de comercio electrónico, de muchísimas cosas, están renegociados en este Acuerdo.

Ese sigue siendo un interés de México. Posiblemente Estados Unidos regrese en el futuro y ya está todo el marco jurídico, independientemente de lo que pase con el TLC. Eso lo comento porque es parte de las donaciones que hemos estado haciendo en estos días los miembros de las comisiones.

Vamos a iniciar entonces el panel, y yo agradezco aquí la presencia y paso la palabra al presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Juan Pablo Castañón. Bienvenido.

JUAN PABLO CASTAÑÓN: Muchas gracias senador don Héctor Larios.

Muchas gracias don Teófilo Torres, senador, por invitarnos.

Y saludo con gusto al señor Subsecretario Juan Carlos Baker, y a todos los líderes y representantes de cámaras; el Presidente de la CONCANACO; al Director de la Asociación de Aceiteros en México; y a todos los presidentes de las organizaciones de textil, de CANACINTRA; de las demás organizaciones y cámaras que participarán en este diálogo.

Participo en lo personal y en la representación del sector empresarial en este foro, con mucho gusto y convicción, porque tiene el objetivo de identificar los retos y oportunidades que se presentan ante la ratificación, por parte del Senado, del Tratado Integral y Progresista de la Asociación Transpacífico, el CPTPP.

Primeramente, quiero reconocer el esfuerzo de los distintos poderes del Gobierno de México, para trabajar en posicionar a México como un jugador clave en el escenario internacional del comercio y de la economía entre los países. Y también el que podamos ir juntos, empresarios y negociadores e instituciones, en este proceso de apertura.

Como ustedes, los empresarios de México creemos en el libre intercambio y la apertura comercial, como el motor del crecimiento de nuestro país; así como el medio del desarrollo para su población, con la inversión y la generación de empleo.

En los últimos 25 años, la apertura comercial ha permitido la modernización de nuestra economía; mayores tasas de crecimiento en muchos lugares y regiones del país; así como un aumento de la oferta y la calidad laboral, y el acceso a la población de productos variados, competitivos y con mejores precios y calidad.

Es por esto que hemos trabajado profunda y continuamente junto con el Gobierno Mexicano, en las negociaciones comerciales que se han llevado a cabo, para este y para los demás acuerdos. Esto con el objeto de proveer la información y análisis sobre los retos y oportunidades que presentan los distintos acuerdos, desde la perspectiva del sector empresarial, en donde estén las oportunidades y en donde también estén las amenazas que hay que cuidar.

En esta línea, el sector empresarial acompañó el proceso de negociación del TPP original desde su inicio, a través del mecanismo por todos conocido como cuarto de junto; así como la presencia en los distintos foros de consulta y mesas de trabajo, distintos encuentros que hemos tenido incluso con este Senado de la República, con sumo interés.

Hoy, ante la firma del TPP11 del pasado 8 de marzo, el proceso de ratificación necesario, reiteramos el compromiso del sector empresarial por aportar la información y el análisis necesarios para identificar los retos y las oportunidades que tiene este acuerdo para México.

Reiteramos también que trabajaremos junto con el gobierno para lograr condiciones tanto internas como externas, que favorezcan una correcta y justa implementación del mismo, siempre con el objeto de promover y defender el empleo y la inversión en México y de México la conectividad y competitividad hacia el mundo.

Este tratado tiene algunos beneficios. El CPTPP, representa en 2016 más del 13 por ciento del Producto Interno Bruto mundial. Sus miembros realizaron operaciones de comercio por 4 mil 827 millones de dólares.

A su vez, este TPP-11, es un acuerdo creado para las nuevas dinámicas comerciales vigentes en el mundo. Para éstas, incorpora disciplinas del siglo XXI, como comercio electrónico y economía digital, telecomunicaciones, así como disposiciones en materia laboral, ambiental, empresas del Estado, pequeñas y medianas empresas, entre otras.

Por otro lado, este acuerdo brinda un marco de certidumbre para el comercio y las inversiones en Asia-Pacífico, una de las regiones con mayor dinamismo en el mundo y con grandes mercados potenciales para explorar, importantes en este omento para México.

Por lo anterior y, debido a su posición geográfica estratégica, y el papel que México ya juega en el contexto actual mundial, el costo de no participar en un esfuerzo de tal magnitud es relevante.

Algunos beneficios puntuales que ya se han establecido, son que los productos mexicanos tendrán acceso a seis nuevos mercados: Australia, Brunei, Malasia, Nueva Zelanda, Singapur y Vietnam, que suman ellos 157 millones de consumidores potenciales.

El 90 por ciento de los productos exportados por México a socios del TPP-11, tendrá acceso preferencial inmediato. Permitirá a México profundizar el acceso al mercado agroalimentario de Japón y consolidará las preferencias arancelarias con Canadá, Chile y Perú.

A su vez, se otorgará la posibilidad de acumulación de países miembros del CPTPP en exportaciones a terceros mercados. Brindará ventajas para productos como: carne de cerdo, pollo, jugo de naranja, entre otros.

Otros sectores que se verán beneficiados con los químicos, el sector aeroespacial y otros más de la industria manufacturera de alto valor agregado.

Sin embargo, también tenemos retos que hay que señalar.

Existen sectores manufactureros que se enfrentan con grandes retos ante esta nueva apertura del TPP11; tanto en el mercado interno como en las exportaciones.

Entre ellos el sector de la moda, el textil, así como el calzado y el vestido. Aunque sus representantes podrán ahondar más al respecto, más adelante en este foro, la competencia asiática presenta desafíos para industrias con ventajas competitivas similares a las del Continente vecino.

Estas se relacionan con pérdidas de competitividad y productividad, así como riesgos para la inversión y el empleo y el crecimiento de algunas industrias. A su vez, enfrentarán una mayor complejidad frente a economías con un amplio control gubernamental en actividades comerciales; aunado a la relación de algunos socios con países como China, y en particular es el caso de Vietnam.

Por lo anterior, resalto nuevamente la importancia de establecer canales de trabajo como los que se están estableciendo entre el sector empresarial y el Gobierno, y esperemos, con el aval de este Senado.

Esto, para establecer mecanismos que aseguren igualdad de condiciones para todos, así como menores riesgos posibles para nuestra propia industria.

Por un lado, es indispensable un correcto manejo de la certificación y auditoría de las reglas de origen, así como el control de las aduanas, con el propósito de evitar comercio desleal, la ilegalidad y la triangulación.

Paralelamente, igual de relevante es trabajar en la creación de una agenda interna a través de la cual se apoye a las industrias que se ven afectadas.

Si bien sabemos que se deberá de llevar a cabo una adaptación de algún tipo en algunas industrias, pedimos que sea bajo una reiteración de comercio justo y con condiciones iguales para todos.

Estamos convencidos de que a través de la cooperación se puede llegar a acuerdos que beneficien a todos; en particular nos interesa trabajar –y ya lo hemos hecho con la Secretaría de Economía–; además del control de las aduanas y la legalidad, en una carta paralela que ayude a la industria del vestido, textil y de calzado, a tener igualdad de condiciones en este sentido.

Y que podamos tener cuotas o cupos que sobre todo en los productos más sensibles, y disminuir el concepto de short supply, en particular en nuestra relación con Vietnam.

En eso hemos encontrado en la Secretaría de Economía, una disposición para trabajar una agenda; pero nos gustaría que quedara asentado en este análisis que estamos haciendo con ustedes, señores senadores; porque se trata de las instituciones de la República, protegiendo el empleo hacia el futuro.

Ante esta coyuntura y la coyuntura mundial, marcada por medidas proteccionistas en algunos países, esfuerzos como el TPP, favorecen y diversifican las oportunidades de crecimiento de México, su industria y el fortalecimiento de su propio empleo.

Hemos demostrado que las empresas, junto con sus trabajadores, estamos siendo competitivos en el mundo.

Necesitamos trabajar en la siguiente etapa de apertura de México para la diversificación de los mercados. Esto fortalecerá la inversión y el empleo.

A su vez, demuestra a nuestros socios comerciales que el camino a seguir es uno, el libre comercio, basado en reglas claras.

Aunado al entendido de que necesitamos nuevos modelos de crecimiento y desarrollo, basados en innovación y participación global, en los que las empresas sean uno de los actores principales, debemos de optar por las condiciones que propicien el mejor desarrollo de México hacia el futuro, con innovación, apertura, pero también reglas claras y equitativas.

Sector por sector que sea amenazado con los acuerdos, tratémoslos con una agenda específica por los sectores.

En lo demás, el sector empresarial está convencido que la apertura es el camino para la competitividad, generación de empleo y el desarrollo de México a través del trabajo.

Apoyamos en lo general sólo con estas particularidades por industria que nos gustaría tratar y que lo tratarán los presidentes de las organizaciones empresariales en lo particular.

En todo lo general, el sector empresarial está de acuerdo y apoya las negociaciones de este TPP, que vaya en la misma estrategia de apertura de México y conectividad con el mundo.

Seguramente fortalecerá inversión y fortalecerá empleo para todo México.

Muchas gracias.

SENADOR HÉCTOR LARIOS CÓRDOVA: Muchas gracias a Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial.

Dos comentarios:

Primero. El texto del acuerdo de este nuevo Acuerdo CPTPP, está en la página de Internet de la Secretaría de Economía, desde el 10 de febrero.

Las notas operativas y los acuerdos paralelos están desde el 10 de abril.

Pero si alguien en particular -la mayor parte de los senadores ya lo tienen- lo requiere también en CD, podríamos encontrar la manera de entregárselos.

Lo que quiero informar es que esto ha tenido una amplia difusión desde el principio.

También, quisiera decir con orgullo, porque nos orgullece a los miembros del Senado, resaltar que el día de ayer una institución educativa entregó el grado de Honoris Causa en educación en ciencias políticas a nuestro presidente de la Comisión de Asia-Pacífico, Teófilo Torres Corzo.

Yo no quisiera dejar de pasar este espacio para sentirnos, y compartir el orgullo que sentimos por Teófilo aquí en el Senado.


Vamos a darle la bienvenida al nuevo presidente de la Confederación Nacional de Cámaras de Comercio, al arquitecto Juan Manuel López Campos, y pedirle su participación.

Bienvenido.

ARQUITECTO JUAN MANUEL LÓPEZ CAMPOS: Muchas gracias a todos. Muchas gracias a los distinguidos senadores que están hoy en el presídium, los que nos acompañan en la Tribuna, así como también saludo con todo respeto a las organizaciones empresariales que hoy nos acompañan.

Nos acompaña también el líder de la cúpula empresarial y otros representantes que están en la tribuna; a las representantes de otras instituciones.

Es para mí un honor dirigirme a todos ustedes desde la máxima tribuna del país para exponer los puntos de vista de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo, CONCANACO-SERVITUR, en torno a la puesta en marcha del Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico.

Yo deseo destacar ante ustedes que la confederación que me honro en presidir desde hace un par de semanas, es la organización empresarial más grande y con mayor presencia en nuestro país, ya que está constituida por 255 cámaras, que a su vez reúnen a 725 mil empresas afiliadas.

Estas cámaras de comercio, servicios y turismo, tienen presencia en 900 ciudades de nuestro país y, por supuesto, que tienen cobertura en las 32 entidades federativas.

De manera que con esa representatividad de una organización que recientemente cumplió su primer centenario de fundada, que ha sido testigo y protagonista del proceso de modernización de nuestro país a través de estas décadas, la postura de CONCANACO respecto al CPTPP, sin duda es relevante como organización empresarial destacada y en su papel de órgano de consulta para el gobierno federal, como lo define la Ley de Cámaras Empresariales y sus Confederaciones.

México se encuentra en una etapa única, desde el punto de vista de su relación comercial con el exterior.

Por un lado, estamos en la espera de que se concluyan las rondas de negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y, por otro, estamos en el camino de iniciar la puesta en marcha del CPTPP.

El Tratado de Libre Comercio, ha permitido que México, Estados Unidos y Canadá construyan la zona económica más competitiva en el mundo, en donde se encuentra albergado 28 por ciento del Producto Interno Bruto del planeta y el 16 por ciento del comercio mundial. Esto, de acuerdo a cifras del Fondo Monetario Internacional y de la Organización Mundial de Comercio, respectivamente.

Y, como todos sabemos, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, se encuentra en estos momentos en una etapa de negociación, al término del cual deberá modernizarse en beneficio de las empresas mexicanas, que así lo esperamos y estamos convencidos de que así será y, con ello, de México en su conjunto.

La firma y puesta en marcha del TPP, llega en un momento adecuado en el que México debe consolidar su participación en los mercados internacionales, especialmente en una fase marcada por la tendencia de regreso al proteccionismo comercial mostrada por algunos países.

Este nuevo tratado, suscrito por nuestro país el pasado 8 de marzo, junto con otras diez naciones de la zona, entre las que están Canadá, Chile, Perú, Australia, Nueva Zelandia, Brunei, Japón, Malasia, Singapur y Vietnam; tiene una importancia relevante.

Si se toma en cuenta que la actividad comercial aglutinada en torno al TPP, representa el 14 por ciento del Producto Interno mundial e integra al 6.8 por ciento de la población del orbe, con casi 500 millones de habitantes en los países firmantes.

Un dato relevante que debe subrayarse, es que México representa la cuarta economía de mayor tamaño dentro del Tratado, en términos de Producto Interno Bruto global. Lo que brinda a nuestro país una importancia de primer orden dentro de la interacción de bienes y servicios, que se genera por medio de este tratado.

El inicio del TPP, que se producirá 60 días después de que al menos seis de los 11 países firmantes notifiquen por escrito su ratificación, tiene todo el interés de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo; especialmente porque una vez que entre en vigor, los países participantes eliminarán el 95 por ciento de los aranceles sobre los bienes comercializables.

Es motivo de orgullo para CONCANACO SERVYTUR, haber sido la única confederación empresarial de México, junto con el Consejo Coordinador Empresarial, que estuvo presente en la firma del tratado el pasado 8 de marzo, en Santiago de Chile.

Con este acto se dio seguimiento a la intención expresada por los 11 países el 15 de marzo de 2017, para reformular el tratado, después de que el 23 de enero del año pasado Estados Unidos anunciara su determinación de hacer inviable la concreción del acuerdo en los términos que se habían establecido en 2016.

Existen puntos dentro del tratado, como es el hecho de que se otorguen mayores facilidades para proporcionar servicios en los países miembros, en áreas estratégicas para México, como es la logística, la consultoría y desde luego de una actividad que ha ido creciendo a doble dígito, como es el turismo, entre otros rubros.

Interesa de manera especial a CONCANACO SERVYTUR el capítulo del comercio electrónico, ya que contempla una amplia protección para los datos, creada a través del comercio digital; al mismo tiempo que garantiza y protege el libre flujo de la información.

Son motivo de interés para CONCANACO todos los acuerdos que se realicen en materia de comercio electrónico, para que exista en este rubro lo que podríamos llamar un piso parejo, para que las empresas comerciales y los productores que durante décadas han mantenido inversiones importantes, pero que hoy enfrentan una competencia desigual, con plataformas electrónicas que han aumentado exponencialmente su presencia a nivel mundial.

El TPP considera también el desarrollo de nuevos servicios de valor agregado, que pueden apoyar el crecimiento de la planta productiva y una mejor inserción en las cadenas de valor globales.

Los sectores de comercio y turismo, representados por CONCANACO, son los que registran los mayores índices de crecimiento en la economía nacional durante los últimos años.

De hecho, el turismo es el rubro que muestra el mayor crecimiento en los últimos meses y se mantendrá como uno de los ejes de crecimiento del país.

Precisamente, el sector turismo encontraría en el TPP un entorno favorable para mantenerse como una palanca para el desarrollo del país.

Distinguidos senadores y senadoras que integran esta soberanía popular:

La creciente participación de México en los mercados internacionales obliga a nuestro país a ser más competitivo para enfrentar el reto que le significa contar con bienes y servicios que satisfagan las necesidades de los consumidores de otros países.

Necesitamos tener un grado de competitividad global y en ese contexto CONCANACO se encuentra en la tesitura de participar en la actualización, junto con todos los empresarios, por medio de las cámaras de comercio, servicios y turismo, para atender la irrupción en el mercado mundial de las nuevas tendencias de consumo.

CONCANACO está inmersa en este proceso de modernidad. Las empresas y organizaciones que no se actualicen y adapten a estos cambios, irremediablemente serán rebasadas por quienes sí lo hagan y desaparecerán, como ya está sucediendo no sólo en México, sino en otros países de mayor desarrollo.

El reto es de ese tamaño y es el desafío que nos marcan estos nuevos paradigmas de modelos de negocios internacionales.

El tren de la modernidad arrancó ya hace muchos años y va a depender de nuestra capacidad de adaptarnos al cambio, de que México no padezca por este rezago, serias consecuencias negativas para nuestra economía.

Nuestro país debe estar inmerso en la transformación de la economía internacional. No se puede marginar de este proceso vertiginoso, porque estaría condenando a la población, a su sector productivo y en general a la sociedad, a un atraso que sería de fatales consecuencias.

Las políticas públicas que se diseñen en los próximos años deben estar encaminadas a garantizar la importante presencia de México en los mercados internacionales.

Es impensable el retorno de estrategias que pretendan regresar al proteccionismo de la economía. El bienestar de millones de mexicanos está de por medio.

Muchas gracias por su atención.

SENADOR HÉCTOR LARIOS CÓRDOVA: Muchísimas gracias y retiro el agradecimiento de la presencia aquí, del nuevo presidente de CONCANACO, apenas ¿cuánto lleva? Dos semanas.

Vamos a proseguir ahora con el vicepresidente de Comercio Exterior y Asuntos Internacionales de la CONCAMIN, el licenciado Amadeo Ibarra Halal.

Posteriormente, después de su intervención vamos a abrir un receso muy breve, dado que algunos de los dirigentes nos han pedido poder atender otros compromisos y seguiremos con nuestro foro.

Adelante, licenciado, bienvenido.

LICENCIADO AMADEO IBARRA HALLAL: Muchas gracias senador Larios; senador Torres Corzo, con su permiso.

Saludo con mucho afecto al subsecretario Baker y a nuestro presidente del Consejo Coordinador Empresarial, maestro Juan pablo Castañón Castañón.

Al arquitecto, desde luego, José Manuel López Campos, felicidades por su nuevo encargo como presidente de la Confederación de Cámaras de Comercio de la República Mexicana.

Señores senadores, señoras senadores, compañeros industriales:

Quisiera, en nombre de nuestra Confederación de Cámaras Industriales, en particular de la Comisión de Comercio Exterior, hacer algunos comentarios en torno al tema que hoy nos ocupa: el CPTTP.

Como ya se comentó en este salón, el 3 de febrero del 2016 se celebró la firma del Acuerdo de Asociación Económica Transpacífico, por los ministros de comercio de las 12 economías que participan: Australia, Brunei, Canadá, Chile, Estados Unidos entonces, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam.

CONCAMIN mantuvo una presencia permanente en las negociaciones a través del Cuarto de Junto, para defender las sensibilidades de sectores específicos y apoyar las posiciones de nuestro gobierno.

Estamos hablando de la negociación comercial internacional más relevante y ambiciosa de los últimos 20 años. El TPP incluye países de Norteamérica, Sudamérica, Asia y Oceanía, que juntos alcanzan un tercio del PIB mundial y el 25 por ciento del comercio internacional global.

Este acuerdo podrá incorporar progresivamente a todos los miembros de Asia que registrarán el mayor crecimiento económico mundial en los siguientes años.

Es importante señalar que el 27 de junio del 2016, CONCAMIN, junto con otras organizaciones del sector privado, el CNA, CONSE y CANACINTRA, reiteraron a esta soberanía mantener un acercamiento directo de cooperación y diálogo con los legisladores, para acompañar las discusiones en el proceso de consulta y análisis que se realizaría a partir del mes de septiembre.

Subrayamos que el TPP es fundamental para el futuro comercial de nuestro país, al estar 70 por ciento de nuestra economía vinculada al comercio exterior.

Entre las ventajas del TPP, como ya se ha anotado en este salón, se encuentran también las oportunidades comerciales de México con Asia, las cuales han mostrado un crecimiento del 28 por ciento en los últimos seis años.

Aunado a ello, en los últimos 11 años las exportaciones mexicanas a los países que conforman el TPP ha crecido 1.4 veces más que nuestras importaciones.

La entrada en vigor del TPP diversificará las exportaciones y la proveeduría de insumos, así como incrementar el activo nacional como destino de nuestras inversiones.

El 15 de noviembre del 2016, otra fecha importante señalar, CONCAMIN solicitó al Senado de la República y a la Secretaría de Economía, su intervención a fin de generar una política pública que fortalezca a sectores productivos sensibles ante la posible entrada en vigor del TPP.

Entonces, el presidente de CONCAMIN, don Manuel Herrera Vega, comentaba que el TPP representa grandes oportunidades de crecimiento, productividad y desarrollo para los sectores productivos nacionales.

Implica, comentaba, grandes retos ante los cuales debemos estar preparados y reflejar nuestra ventaja competitiva en una legislación nacional fuerte, acorde a los cambios que este Acuerdo traerá consigo.

A pesar de la decisión el presidente Trump de salirse del TPP, México decidió seguir adelante por varias razones que ya se han mencionado en este Recinto.

El 11 de septiembre del 2017, los textos, o a partir de esta fecha, que se inicia la segunda ronda de negociaciones del Tratado del Libre Comercio de América del Norte, se tiene como referencia los textos de algunos de los anexos del TPP que han ayudado a acelerar de una manera importante las negociaciones dentro de este Tratado, que está siendo revisado en estos momentos.

Y es importante señalarlo porque tanto México como Canadá y Estados Unidos, se ha o hemos logrado progresos importantes gracias a estos textos que han sido puestos y tomados en consideración en esta renegociación.

Finalmente, el pasado 8 de marzo del 2018, 11 países signatarios del TPP firmaron, en Santiago de Chile, un nuevo Tratado tras la salida de Estados Unidos, manteniendo sus principales disposiciones, pero excluyendo puntos relevantes sobre propiedad intelectual, entre otros temas.

El ahora CPTPP, integrado por las economías que comentaba hace un momento, excepto la de estados Unidos, crean una gran zona de libre comercio que involucra un mercado de 498 millones de personas, con ingresos per cápita superiores a los 28 mil dólares.

Si con Estados Unidos abarcábamos el 40 por ciento de la economía mundial y un mercado de unos 800 millones de personas, la salida de su principal socio comercial redujo su participación entre un 15 y 18 por ciento.

Entre el 65 por ciento y el 100 por ciento del universo arancelario, se desgravará a la entrada en vigor del Acuerdo.

Singapur lograra la total liberación; Chile, el 95 por ciento; México, el 77 por ciento, y Perú, 1.81 por ciento. Malasia alcanzará el menor porcentaje con un 65 por ciento.

Los 11 miembros del CPTPP, representan, como lo comentaba, el 15 por ciento del comercio global; el 14 por ciento del PIB global, y captan más de una décima parte de la inversión extranjera directa a nivel mundial.

En 2016, el ocho por ciento del comercio de México con el bloque CPTPP, fue el de 64 millones de dólares.

Uno de cada 10 dólares de la inversión extranjera directa recibida por México entre 1999 y junio del 2017, provino de los países del CPTPP.

Para terminar, quisiera señalar que el TPP-11 representa una excelente oportunidad para el fortalecimiento de la economía mexicana.

Sin embargo, tal y como lo han expresado los sectores del calzado, textil, vestido, y los proveedores de estas ramas industriales, y ya como lo señaló el presidente Castañón, dicho Acuerdo deberá ir acompañado de medidas alternativas por parte del Estado Mexicano, pues de entrar en vigor en los términos en los que fue presentado, significaría un serio riesgo para muchas empresas por competencia desleal de parte de algunas naciones asiáticas, que cuentan con subsidios y prácticas consideradas desleales o anticompetitivas frente a empresas nacionales.

Sin duda, el TPP, o el CPTPP, representa también para otros sectores, una oportunidad de acceso a aquellos mercados, particularmente los sectores agroalimentarios, cárnicos, café, y también jugo de naranja.

Pero también es importante señalar que en esta materia hay algunos productos sensibles en materia agroalimentaria que fueron atendidos y fueron protegidos.

El caso del azúcar, el caso de lácteos, arroz, atún, y desde luego el que yo represento de manera primaria, de aceites comestibles, en donde una de las actividades que México empieza a desarrollar, que es la palma de aceite, ha quedado debidamente resguardada con este acuerdo comercial, al detener las exportaciones de aceite del país asiático que mayor lo produce, que es Malasia, hasta en tanto se estabilice su política de subsidios a la exportación que tiene para los productos semielaborados y elaborados con este insumo graso.

Señores senadores, senadoras, muchísimas gracias por su atención y estoy a sus órdenes.

SENADOR HÉCTOR LARIOS CÓRDOVA: Muchísimas gracias licenciado Ibarra.

CONCAMIN también es una institución que ha recientemente cambiado de Presidente, pero yo quisiera destacar aquí y agradecer la presencia del presidente que le tocó llevar todo esto, que es Manuel Herrera Vega. Gracias por su presencia.

Vamos a abrir entonces un pequeño receso de dos o tres minutos, y continuamos inmediatamente.


( R E C E S O )


SENADOR HÉCTOR LARIOS CÓRDOVA: Vamos a continuar.

Aprovecharía para darle la bienvenida, ya había comentado que estaba la presidenta con un problema de salud, de Relaciones Exteriores, la senadora Laura Rojas, ya está aquí incorporada con nosotros. Bienvenida.

Vamos a empezar esta parte con una visión desde el punto de vista de los investigadores y académicos. Y le agradezco su presencia al doctor Ulises Granados, que se profesor investigador del Instituto Tecnológico Autónomo de México, del ITAM.

Bienvenido, adelante.

DOCTOR ULISES GRANADOS: Muchísimas gracias.

Antes que nada, un agradecimiento al senador Teófilo Torres; a la senadora Laura Rojas. Muchas gracias por esta invitación.

Al subsecretario Baker, por volvernos a encontrar aquí.

Al senador Larios, muchísimas gracias por moderar esta sesión.

El Instituto Tecnológico Autónomo de México, está siguiendo muy de cerca las negociaciones, por lo menos desde el 2014, las negociaciones sobre el original TPP12, y actualmente también seguimos muy de cerca, el Departamento Académico de Estudios Internacionales, sigue de cerca los procesos de ratificación del CPTPP. Confiamos en que el Senado tomará una decisión sabia sobre este documento.

Y bueno, en vez de hacerles una presentación con algún Power Point, quisiera compartir con ustedes una serie de reflexiones.

En primer lugar, cuál es el significado sobre este debate, sobre la ratificación del CPTPP; sobre las negociaciones que se dieron exitosamente hasta el 2016, cuando se firmó el tratado original; y después cómo ha ido cambiando el ánimo en la clase política.

Creo que hemos pasado por una serie de altibajos en esta percepción sobre el proceso de la eventual entrada en vigor del TPP. Primero el optimismo que se compartió en el Poder Legislativo sobre la firma del TPP original en el 2016; y sin embargo, como todos ustedes saben, para el 2017 con el anuncio del retiro por parte de Estados Unidos del TPP, llegó un momento de escepticismo, momentos de incertidumbre.

Pero creo que este pesimismo inicial ha dado paso a un optimismo un poco más ampliado, porque México ha sabido reconocer que las oportunidades no deben cimbrarse solamente en América del Norte, sino que debemos diversificar nuestra agenda comercial y nuestros socios comerciales.

Esto, más allá de parecer un cliché, es realmente una realidad. Ahora lo estamos viendo con las decisiones unilaterales y proteccionistas por parte del Gobierno de los Estados Unidos, que hoy más que nunca es importante diversificar.

Y en este sentido, el CPTPP tiene un significado muy importante en términos económicos, que es probablemente lo más visible en todas estas cifras que se han estado dando; pero es también muy importante en términos estratégicos.

Esta visión que ha tenido el Gobierno Federal y esperemos que, independientemente del resultado de las elecciones federales, el interés nacional, el interés del país prevalezca. Y creemos que el CPTPP tiene un significado estratégico muy importante.

Y como ya se notó en las presentaciones previas, también hay un significado político muy, muy importante. El capital, la experiencia que se ha ganado a través de este proceso de negociaciones con algunos de nuestros socios más cercanos en la región de Asia-Pacífico, y estoy hablando principalmente de Japón, es algo que es prácticamente oro molido.

Esto es muy importante y esto lo reconocen claramente los gobiernos involucrados en este proceso, las 11 naciones saben que independientemente de los beneficios económicos y estratégicos para sus respectivos países, el lazo político que se consolida es muy, muy importante.

Entonces bueno, en términos económicos y estratégicos hay una visión importante, es muy relevante la eventual firma de este tratado; es una decisión estratégica además el que México haya ratificado su decisión sobre una apertura económica.

Se ha mencionado en minutos anteriores, que seis economías abrirán, los mercados de estas economías se abrirán a los productos y tenemos la oportunidad de insertar productos ahí en Australia, Nueva Zelanda, Brunei, Malasia, Singapur y Vietnam.

Esto es importante, no es solamente, los nuevos tratados de libre comercio, los tratados de nueva generación, como el TPP original y ahora el CPTPP, no solamente involucra reducción de aranceles. Realmente la cuestión de aranceles está un poco resuelta, sino que también incluye medidas al interior del país, y esto es muy importante, porque dentro del actual orden liberal internacional y la defensa de libre comercio a nivel internacional, es importante esta serie de ajustes en términos de defensa de la propiedad intelectual, defensa de cuestiones laborales y muchas otras áreas que cada uno de los 30 capítulos del TPP estipula.

Un punto importante que quiero mencionar aquí rápidamente, es la posibilidad de que una vez que entre en vigor el CPTPP, nuevas economías se puedan agregar a esto.

Esto es muy importante, no termina con 11 países, sino que es un proceso que hemos visto por ejemplo en algunos acuerdos con América Latina, con nuestros socios de Alianza del Pacífico. Se ha mostrado el interés muy grande de algunos países que ni siquiera pertenecen a la región de Asia-Pacífico y han querido agregarse a estos mecanismos.

En el caso del CPTPP, está la clara posibilidad, básicamente en el capítulo 30 del tratado, de que algunos países o algunas otras economías se puedan agregar en un futuro. Esto es ver a mediano y a largo plazo más allá de los 11 países que pudieran entrar.

En términos de mercado, se ha hablado también en minutos anteriores sobre que los productos mexicanos pueden llegar a un mercado de alrededor de 500 millones de dólares, principalmente son mercados que son en el Este de Asia.

Se ha hablado, si no mal recuerdo, el licenciado Ibarra habló sobre un PIB per cápita de alrededor de 28 mil dólares promedio en toda esta región del CPTPP.

¿Y esto qué significa para los productos mexicanos? Que pueden entrar a estas regiones donde la clase media es cada vez más robusta, tienen un poder de consumo cada vez mayor, y es indudablemente una oportunidad.

En términos del PIB mundial, se ha hablado también sobre cuál es el porcentaje que representa el área CPTPP en relación con todo el planeta, y estamos hablando de alrededor de 13,5 por ciento del PIB mundial que se produciría aquí en la región CPTPP.

Si lo comparamos con el 40 por ciento del que se hablaba ya con los Estados Unidos en el TPP original, parecería minúsculo, parecería poca cosa, sin embargo, todavía es relevante, 13,5 por ciento consideramos que es bastante relevante.

Y, en términos de comercio mundial, se habla de una cifra importante, se habla del 15,3 por ciento del comercio mundial que se realiza, transacciones comerciales en esta región del CPTPP.

Esto representa una gran oportunidad, no sólo para las grandes empresas, empresas con grandes capitales, consolidadas, empresas mexicanas, sino también consideramos que es una oportunidad importante para las pequeñas y medianas empresas, las PyMES. Creo que es muy relevante.

Uno de los capítulos más importantes en tema de PyMES, es el capítulo 24 del tratado, y ahí se estipulan, cuando ustedes tengan la oportunidad de leer detalladamente el capítulo 24, se darán cuenta que existen los mecanismos para fomentar las actividades comerciales de las PyMES en toda esta región.

Ahora, yendo un poco más allá de la diferencia entre el TPP original, el TPP-12 y el TPP-11 o el CPTPP, como ya se mencionó en reiteradas ocasiones en esta sesión, hay 22 disposiciones que se han suspendido.

Estas disposiciones realmente son pocas, son pocas en relación con todo el texto de tratado, que son casi 600 páginas, quedó en 583, y podemos ver que en un análisis más detenido son básicamente siete u ocho capítulos donde hay algunas de estas disposiciones.

Como lo había mencionado el Subsecretario Baker, en el capítulo 18 de propiedad intelectual, ahí es donde 11, un número más exacto, existen 12 disposiciones que se han metido, por así decirlo, en la congeladora.

Lo importante de esto, a juicio del análisis que hemos hecho, es que estas 22 disposiciones en suspensión, no comprometen las ventajas aseguradas y ya negociadas por México en los dos procesos, en el proceso original del TPP que eventualmente se firmó en el 2016, y ahora el que se presenta ante el Poder Legislativo.

Creemos que no se compromete ninguna de estas disposiciones, compromete las ventajas que ya se obtuvieron durante los dos procesos de negociación. Esto es relevante.

También, haciendo un análisis de los cuatro anexos acordados para México, básicamente en términos de inversión, que básicamente es el capítulo 9, nosotros consideramos que se garantizan distintas cosas, pero básicamente que en la actividad económica de las empresas mexicanas y de empresas extranjeras aquí, en México, cuando hay competencia, las leyes mexicanas sean, en última instancia, las garantes del interés nacional.

Esto es muy importante, creemos que se protege de forma suficiente a PEMEX, a la Comisión Federal de Electricidad, BANJERCITO, NAFINSA, etcétera, sólo por nombrar algunas.

Pues solamente, para terminar, sí me gustaría reiterar que el Senado tiene una responsabilidad muy grande en este momento, ya sea que se apruebe o no se apruebe antes del término del actual periodo de sesiones o después, pero el Senado debe aportar por el futuro de México.

Está en sus manos esta gran oportunidad de diversificar las relaciones comerciales de México. México, al igual que Japón, Nueva Zelanda y Australia, básicamente, son unos grandes promotores del libre comercio, en los términos actuales, grandes promotores del libre comercio y del multilateralismo comercial.

Y, a opinión, yo creo que debemos enviar la señal a la comunidad internacional sobre este compromiso y con esto yo terminaría.

Muchas gracias.

SENADOR HÉCTOR LARIOS CÓRDOVA: Muchísimas gracias doctor, por su participación.

Vamos a continuación a la presentación del licenciado José Cohen, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Textil.

Adelante.

LICENCIADO JOSÉ COHEN SITTON: Muchas gracias senador.

Saludo con mucho aprecio a la senadora Laura Rojas, al senador Teófilo Torres Corzo; además me sumo a la felicitación del Honoris Causa, muchas felicidades senador; senador Héctor Larios, Juan calos Baker, subsecretario; cámara hermana, Víctor Hayek, de la Cámara del Vestido; al licenciado en representación de Francisco Cervantes, presidente de la CONCAMIN; senadoras, senadores y todos los que ocupan el recinto, muy buenos días y muchas gracias.

Nuevamente quiero agradecer la invitación a esta reunión ordinaria de trabajo. Estamos aquí en el legítimo interés de defender el empleo y la industria mexicana, particularmente lo hecho y lo bien hecho en México.

Quisiera empezar por citar algunos antecedentes relevantes del Acuerdo TPP-12, el TPP inicial. Como saben, México se suma a la iniciativa de un acuerdo en el que participarían 12 países, siendo Estados Unidos el socio más relevante por su tamaño y por ser nuestro principal socio comercial.

Para la cadena textil vestido, este acuerdo siempre fue desfavorable, ya que entre sus socios estaban países como Malasia y Vietnam, siendo economías no de mercado, las cuales llevan prácticas desleales de comercio, como subsidios, empresas del Estado, triangulación de bienes, entre otras prácticas.

Sin embargo, la cadena aceptó formar parte de este acuerdo, ya que el principal socio comercial, Estados Unidos, formaba parte de él y en apoyo a México no podíamos no estar, en donde estuviera nuestro principal socio comercial.

En este acuerdo, particularmente para la cadena textil vestido, estaban incluidas disciplinas promovidas por los Estados Unidos, con Vietnam, en donde, de manera bilateral, le ofrecían a Vietnam preferencias adicionales en reglas de origen, como es el caso de una lista de escaso abasto, conocida también como el short supply, la cual ha sido mencionada en este presídium.

Esto le permite a Vietnam esta lista de escaso abasto, short supply, le permite a Vietnam la incorporación de bienes no originarios, por ejemplo, de China, y considerarlos como originarios para poder así exportarlos.

Derivado de esto y de manera responsable, nos dimos a la tarea de encargar y elaborar un estudio o un par de estudios de impacto, con prestigiadas firmas y economistas de renombre, uno de ellos ICON, presidido por el doctor Herminio Blanco y Jaime Zabludovsky, el otro por parte de GEA, del doctor Ernesto Cervera, y el resultado de ambos pronosticaba la inminente pérdida y erosión de ambas industrias, de manera casi inmediata.

Además de esto, un grupo importante de industriales de la cadena, emprendimos una misión a Vietnam. Esta misión tenía como objetivo constatar el resultado de lo que arrojaban estos estudios para ver, en presencia propia, al país que teníamos enfrente y la competencia desleal a la que enfrentábamos.

Nos encontramos con la principal empresa del Estado, VINATEX, dedicada al sector textil, vestido, que tan sólo ésta tiene en sus empleados, un número de 500 mil empleos de manera directa, así como un número importante de empresas en donde la participación del Estado era evidente, en donde los insumos utilizados, telas, hilos y demás insumos para los productos textil y vestido, provenían de China, por lo que claramente y de manera conclusiva vimos cómo lo que Vietnam exporta al mundo, es la explotación de su mano de obra barata, que está muy por debajo de la nuestra con todas las prácticas desleales de comercio.

También, nos encontramos con políticas públicas y políticas industriales muy bien definidas, que han llevado a Vietnam a exportar, hace 10 años, bueno, de hace 10 años que exportaban mil millones de dólares, hasta el año pasado que terminan exportando 30 mil millones de dólares, solamente textil y vestido.

Y la protección dicha por los ministros y los funcionarios vietnamitas, era que para el año 2020 las exportaciones textil y vestido al mundo de Vietnam, iban a crecer a 50 mil millones de dólares.

Y todo esto, quiero enfatizar, sin TPP. Para ser muy claro, toda esta parte es sin TPP.

En su momento, acudimos a la Secretaría de Economía para presentar los estudios antes mencionados, así como también los hallazgos de nuestra misión y acordamos que se trabajaría en una agenda interna y externa para atender puntualmente las necesidades del sector, para buscar mecanismos de promoción y especialmente para reforzar el constante combate a la ilegalidad, que éste es uno de los mayores y principales problemas que padece este sector y esta cadena.

Sin embargo, las acciones y las medidas tomadas no han dado resultados. Y quiero enfatizar, hemos sido atendidos siempre por las autoridades, hemos sido atendidos siempre por la Secretaría de Economía, pero lamentablemente los resultados no han sido los esperados y la frustración, debo de reconocer que es mutua.

Hoy, lamentablemente derivado de esto, el sector se encuentra técnicamente en una recesión, teniendo más de tres trimestres consecutivos con un Producto Interno negativo y lamentablemente en este año, nos han reportado ya el cierre de cuatro importantes empresas de la industria.

Nuestras industrias nunca han pedido y nunca pedirá proteccionismo. Al contrario, estamos a favor de un libre mercado, estamos a favor de una libre competencia.

Estamos dispuestos y preparados a competir con el piso parejo, con economías de mercado que permitan una sana competencia, una competencia leal.

Un claro ejemplo de ello es que la industria textil y del vestido, a pesar de los embates, genera más de 1.2 millones de empleos directos, que representan el 10 por ciento del PIB manufacturero, en donde además me congratulo en decir que 80 por ciento del personal ocupado son mujeres.

Mantenemos nuestras exportaciones de 6 mil 500 millones de dólares. Atendemos a un mercado interno que supera los 20 mil millones de dólares, y hemos invertido en los últimos años 2 mil 500 millones de dólares en la renovación de maquinaria y equipo, para mantener esta competitividad.

Tan sólo en el año 2014, la inversión del sector estuvo cercana a los 500 millones de dólares.

Ahora bien, hace poco más de un mes nuestro gobierno firmó, en Santiago de Chile, el Acuerdo Progresista denominado CPTPP, o también conocido como el TPP-11, que me parece más fácil decir TPP-11.

Este Acuerdo, en principio, contiene todos los textos del TPP, con la enorme salvedad que está ausente nuestro principal socio comercial, que en su momento motivó a nuestro país en participar.

Esto genera grandes asimetrías y evidentemente cambia los balances de lo que en su momento se negoció y se aceptó, estando Estados Unidos dentro.

La industria no se opone a la entrada en vigor de este acuerdo, sin embargo, sí se opone a que el sector textil vestido sea expuesto a condiciones de intercambio comercial altamente desfavorables, como resultado de este proceso.

El principal reto que presenta el CPTPP para el sector, es la liberalización comercial con Vietnam, una economía que viene de un pasado socialista en la que persiste una muy importante participación del Estado en su economía.

Aunado al importante reto que representa para los empresarios mexicanos, competir con una industria que se beneficia de grandes apoyos económicos del Estado, los términos de la apertura pactada ubican a la industria textil y del vestido, en una situación especialmente desfavorable.

La excepción a la regla de origen negociada por Estados Unidos para el sector a través del mecanismo antes citado y conocido como short supply o escaso abasto, implica en la práctica que las prendas y textiles vietnamitas, que serán enviadas a México, puedan incorporar una gran cantidad de insumos provenientes de países asiáticos y particularmente de China.

Como ustedes saben, China no participó en las negociaciones del TPP, sin embargo durante las discusiones originales del TPP Estados Unidos, por razones geopolíticas –quiero ser muy enfático– promovió una excepción a la regla de origen lo suficientemente laxa para que Vietnam pudiese incorporar una cantidad significativa de insumos chinos en sus exportaciones textiles y de prendas, a la zona TPP.

Y a esto quiero matizar un par de cosas, que esta lista que prácticamente atendía intereses geopolíticos, era tan amplia o tan subjetiva que capítulos completos como los citados por el subsecretario Baker, como lo eran el acrílico, todas las fracciones arancelarias de la ropa de bebé, entre otros; quedaban prácticamente abiertos, por lo cual en su momento quedaban prácticamente abiertos, por lo cual en su momento se atendieron con efectividad y por esa razón se le establecieron cupos.

Hoy Estados Unidos ya no es parte del TPP, el CPTPP le está solicitando a la industria mexicana que mantenga condiciones que Estados Unidos promovió en el TPP para acomodar a Vietnam; a pesar de que existen periodos de desgravación a la entrada en vigor del acuerdo, en donde la desgravación se hizo por grupos de fracciones arancelarias, que van desde la desgravación inmediata 5, 10 y hasta 16 años; la lista de escaso abasto o short supply, eliminaría casi por completo la cobertura de este mecanismo con Vietnam.

La industria considera que, en ausencia de Estados Unidos, debería suspender la aplicación de mecanismo de short supply, como se hizo con una serie de disciplinas de interés de Estados Unidos, incluidas en el TPP original; cuya aplicación fue suspendida en el CPTPP.

En conclusión:

La liberalización con una economía no de mercado, como es de Vietnam, combinada con la posibilidad de incorporar una gran cantidad de insumos chinos por la vía del short supply, en las exportaciones vietnamitas en prendas y textiles, hacen del CPTPP una amenaza real a la viabilidad de la industria mexicana del textil y vestido en los próximos años, en donde las estimaciones y los resultados del estudios arrojan una pérdida de 150 mil empleos formales, erosionando principalmente nuestro mercado interno y de paso, de manera indirecta el de exportación.

Para evitar esta situación, se requieren acciones en dos frentes: el interno y el externo.

En el frente externo se requiere, por una parte, llevar a cabo un diálogo con Vietnam para modificar las desfavorables condiciones de liberalización en el sector; en particular y por medio de una carta paralela, en donde el objetivo sea la suspensión de la lista de escaso abasto o short supply para el comercio bilateral entre Vietnam y México; y acotar el acceso de productos sensibles para la industria originarios de Vietnam, a cupos y montos por definir.

Por otra parte, también en el frente externo se requiere establecer los mecanismos para la adecuada implementación de la liberalización comercial del amparo del TPP; la liberalización comercial con países asiáticos, requiere de una infraestructura gubernamental que actualmente no existe o no es suficiente, en particular a lo que se refiere a temas aduaneros y a la implementación de las disciplinas contenidas en los capítulos correspondientes a empresas del Estado laboral y ambiental.

En materia aduanera, se requiere asignar recursos humanos e infraestructura para monitorear los productos textiles provenientes de Vietnam, previo, durante y posterior del cruce aduanero.

De igual manera, para las disciplinas contenidas en los capítulos correspondientes a empresas del Estado, laboral y ambiental, se requiere capital humano y recursos materiales que permitan estudiar el régimen en Vietnam y estar en posibilidad de aprovechar las herramientas que ofrece el CPTPP en dichos capítulos.

Asimismo, se proponen las siguientes medidas para la implementación de la agenda interna.

Respetuosamente, pedimos que se establezca una clave de pedimento específica para las importaciones de Vietnam.

2.- El establecimiento de un grupo de trabajo permanente de alto nivel entre la Secretaría de Hacienda, el SAT, la Secretaría de Economía, la Cámara Textil y la Cámara del Vestido, que permita analizar las importaciones del sector textil de Vietnam y otros países asiáticos con objeto de identificar y resolver problemas en materia de ilícitos aduaneros.

3.- La creación de áreas especializadas en Asia en las diversas oficinas competentes de la Secretaría de Economía y de Hacienda, que permitan a las autoridades mexicanas, en conjunto con las cámaras textil-vestido, identificar y combatir ilícitos aduaneros, prácticas desleales y violaciones a los tratados.

4.- La asignación y etiquetado de recursos para la UPCI, así como también para el monitoreo de todas las operaciones que provengan de países de Asia.

En el frente interno, es indispensable redoblar el combate a la ilegalidad. Se requiere un diálogo en el que respetuosamente pedimos a este Senado, al Poder Ejecutivo, y que forme parte además la industria textil y de confección, para establecer medidas y acciones para el combate a la ilegalidad, un diálogo que retome las experiencias favorables de los mecanismos existentes, pero que al mismo tiempo corrija sus debilidades.

Para ello, es importante que dicho diálogo formalmente constituido, otorgando permanencia al mecanismo mediante un vehículo jurídico que lo institucionalice.

Además, queremos proponer la participación sin duda alguna del Poder Legislativo y Ejecutivo, e incorporar a una organización no gubernamental de amplio reconocimiento y credibilidad que brinde seguimiento a través de indicadores puntuales y reporte semestralmente al Senado sobre los avances de los trabajos de este diálogo.

Al diálogo se invitaría al Grupo de Trabajo Permanente de Alto Nivel, a la Secretaría de Hacienda, al SAT, a las cámaras, que analizaría las importaciones del sector textil proveniente de Vietnam y de otros países asiáticos.

Por su atención, muchas gracias.

SENADOR HÉCTOR LARIOS CÓRDOVA: Muchísimas gracias, licenciado Cohen.

De los temas que se han planteado, es obvio que hay dos sectores en particular, el textil y el calzado, que son quienes tienen mayores observaciones y objeciones a la ratificación de este tratado.

No se trata de armar un debate, pero tampoco de que quede como un monólogo, entonces hemos acordado con ambos representantes de la Cámara Textil, posteriormente con la industria del calzado, dar oportunidad a que, por parte del Ejecutivo, el subsecretario Juan Carlos Baker haga algún comentario con respecto a los temas que han planteado, a la posibilidad de cartas paralelas, a varios temas de los que se han planteado.

Aclaro también, y ellos lo saben perfectamente, que el grupo de alto nivel y el diálogo con las autoridades hacendarias, el SAT, etcétera, ya está agendada una primera reunión casi de inmediato.

No se trata tampoco se hacer un debate aquí, pero también es importante que después de los comentarios que haga el subsecretario Baker, tendrá de nueva cuenta la palabra el licenciado Cohen para simplemente ponderar los temas que sean expuestos, no es un debate, como tampoco podemos hacer un diálogo con preguntas porque no nos daría el tiempo, y luego pasaríamos a la presentación de la Cámara de la Industria del Calzado.

De tal manera que, señor Subsecretario, tiene usted la palabra.

SUBSECRETARIO JUAN CARLOS BAKER PINEDA: Claro, muchísimas gracias senador; amigos, Pepe, de nuevo gracias por la oportunidad de tener este diálogo.

Como decía el senador, sin el ánimo de polemizar ni de venir aquí a debatir en público, la verdad es que el sector textil, calzado y también vestido, sin duda todas cámaras hermanas, tiene una relación muy cercana con la Secretaría de Economía.

Creo que aquí algo que rescato mucho de lo que decía el licenciado Cohen, es que tenemos un interés compartido. Nosotros, por supuesto, la Secretaría de Economía, el gobierno federal, de ninguna manera puede condonar la legalidad, las acciones que están dañando a este y a otros sectores, pero bueno, primordialmente a este, por lo que estábamos ya mencionando, son acciones que desde luego se tienen que atacar y no se pueden permitir.

A veces las herramientas que nosotros tenemos para poder hacer eso no son las más adecuadas ni son las que están siempre evolucionando, desgraciadamente pues existen personas que siempre encuentran una manera de cómo aprovechar estos huecos y hacer acciones que, insisto, son completamente reprobables y perseguibles.

Y en ese aspecto, el interés de la Secretaría de Economía del Gobierno Federal no es distinto del que tienen las cámaras; tenemos que atacar esos problemas y para ello vemos nosotros una serie de acciones.

Primero, el licenciado Cohen mencionaba la parte de la agenda interna, en la cual la Secretaría de Economía ha estado plenamente involucrada. De hecho, al inicio de la administración del presidente Peña, se lanzó un decreto en el cual se estableció una serie de medidas precisamente para atender estas preocupaciones que, de nuevo, en una honestidad que siempre nos ha caracterizado, estas medidas de alguna manera han quedado rebasadas, y han quedado rebasadas de nuevo, porque las personas que quieren hacer las cosas mal encuentran cómo hacerlo.

Y es también aquí donde sin duda yo celebro y agradezco también que hayan traído estas preocupaciones y que hayan expresado estas inquietudes al Senado, porque muchas de las herramientas que se pueden fortalecer, pasan por una adecuación del marco legal, por una asignación de recursos por el seguimiento permanente de estas acciones.

Y sin duda aquí, bueno, el Ejecutivo tiene una tarea, pero sin duda el Legislativo, esta soberanía, pero también la Cámara de Diputados, en su propio ámbito, creo que es algo que nos puede fortalecer mucho e, insisto, el tema a final de cuentas es compartido, no tenemos un objetivo diferentes las cámaras y nosotros.

Creo que también el otro lado de esa misma moneda son las herramientas que los tratados internacionales nos pueden proveer para atacar estos problemas.

El licenciado Cohen hacía referencia a una serie de desarrollos que se están viendo ya en Vietnam, sector textil, sector calzado, pero también esto aplica para sectores como el acero, algunas cuestiones también del sector agropecuario y esa es una realidad, ese es un comercio que ya se está dando y que en estos momentos no tenemos las herramientas que están incorporadas en el propio CPTTP, como son las empresas, los reglamentos para empresas del Estado, el mecanismo de solución de controversias, que no puedo dejar de señalar lo importante que es para contener estas prácticas que no son las adecuadas, la parte de antidumping de subsidios y similar competencia.

No estoy diciendo que eso sea suficiente; lo que estoy diciendo es que esas son herramientas que se negociaron teniendo en mente a esas industrias, a esos sectores sensibles y que están incorporadas en el tratado. No tenerlas, insisto, nos restaría más elementos para poder atacar esos problemas.

Las cartas paralelas, sin duda, son una herramienta también que se puede considerar en el sector textil. En particular existen tres cartas paras las ya firmadas por el secretario Guajardo, tanto en la modalidad de TPP-12 en su momento, como ahora en el CPTTP.

Es decir, en la transición del TPP-12 al TPP-11, yo coincido que a veces es más fácil decir TPP-11, esas herramientas nunca se perdieron, que es el monitoreo textil.

Con Vietnam tenemos el compromiso de desarrollar este mecanismo que nos proveerá de información para poder darle seguimiento puntual a los compromisos de ese país; el establecimiento de cupos para productos de ropa de bebé y acrílico, que fue una gran sensibilidad que se detectó, adicionalmente a la posibilidad de establecer salvaguardas especiales, cuando el crecimiento de las importaciones de estos productos rebase unos ciertos límites.

Insisto: no estoy diciendo, senadores, senadoras, amigos, que estas herramientas lo van a solucionar todo. Por el contrario, sabemos que la evolución que se tiene en ese sector es tan constante, que tenemos que estar completamente en la idea de que esto se debe de actualizar y por eso está la puerta abierta para seguir trabajando.

Pero al mismo tiempo consideramos, el Ejecutivo federal considera que tener el CPTTP no solamente es bueno por todos los beneficios económicos para otros sectores que ya se mencionaron, sino porque, además, precisamente en la parte de productos sensibles, los que tenemos que atender, nos va a dar más herramientas que podemos complementar con una agenda interna.

Mencionaba yo, senadores, concluyo aquí, que próximamente estaremos también realizando un viaje para Vietnam, para continuar este miso seguimiento y esas instrucciones del secretario Guajardo; el ministro de Vietnam por supuesto a su equipo y desde luego en eso no solamente les extiendo la invitación, sino que espero contar con el apoyo de estos sectores, porque de otra manera no podríamos tener el tipo de atención a sus sensibilidades que se merecen.

Insisto, al final de cuentas el objetivo que tenemos senadores, amigos, es el mismo, pero consideramos que el CPTPP nos puede dar más herramientas para atender esos problemas que sin duda son reales.

SENADOR TEÓFILO TORRES CORZO: Gracias señor coordinador del evento.

Voy a ser muy breve, antes de que nuevamente se le pase la palabra al licenciado Cohen.

A mí me parece, y creo que es posición del Senado de la República, el no permitir que Hacienda, el SAT, o quien corresponda, no haga su trabajo.

Nosotros necesitamos la aplicación de la norma para poder convivir en este país con reglas claras.

Lo hemos platicado con ustedes, y mañana a las seis de la tarde vamos a tener una reunión.

En esa reunión, les informo, van a estar varias secretarías de Estado, y la senadora Rojas Hernández me ha pedido, igual que varios senadores, que seamos muy estrictos en lo que vamos a pedirle a las secretarías.

No se vale de que por la nueva aplicación o porque el simulo de la Ley se estén afectando seriamente a empresas tan grandes como las de ustedes.

Entonces mi intervención es muy breve para decir que sí hemos escuchado sus demandas en el Senado y que independientemente del estudio al que entraremos después en la parte técnica, por lo que hace a la afectación que hoy tienen, mañana a la seis de la tarde escucharán de nuestra voz, la exigencia que vamos a hacer fuerte y en serio a las autoridades, para que los protejan de acuerdo a la ley.

En otro tema, aquí nos acompaña el Embajador de Vietnam. También al señor Embajador de Vietnam, pedirle la posibilidad de tener una reunión con los grupos y los grupos de Vietnam, para tratar, también, de aliviar cualquier situación que se pueda hacer dentro de la cordialidad y del entendimiento.

El Senado de la República está, sin duda, del lado de los mexicanos y de los productores mexicanos.

Empezaremos mañana, a las seis de la tarde, con el compromiso que adquirimos.

Y gracias por esta oportunidad de intervenir, que no está dentro del Programa.

SENADOR HÉCTOR LARIOS CÓRDOVA: Solamente aclarando, ya lo decía, la reunión de mañana es privada.

Sí, porque es un diálogo franco entre, hay que decirlo con claridad, entre Hacienda, el SAT, la Secretaría de Economía, al más alto nivel posible y con las dos cámaras con respecto a este tema.

Yo te pediría, licenciado Cohen, si tienes algún comentario final, en torno a los comentarios que ha hecho el Subsecretario.

JOSÉ COHEN SITTON: Solamente ser muy breve.

Creo que lo que acaba de decir el Subsecretario Juan Carlos Baker, lo agradezco mucho, siempre hemos visto por el bien común.

Nuestra petición es muy puntual y yo creo que en este foro el reconocimiento a la problemática particular del sector y de la cadena textil y del vestido, pues ha sido reconocida, cosa que nos deja tranquilos.

Agradecer también las palabras y la intervención del senador Torres Corzo, en su compromiso del más alto nivel para que se lleve a buen término el combate a la ilegalidad.

Quisiera ser, también de manera responsable, enfático, y lo seguiré mencionando, que la frustración es mutua.

O sea, yo no quisiera que esto se viera en donde aquí estamos denunciando negligencia sino todo lo contrario.

Me gustaría que, con el apoyo del Senado, con recursos que van a ser necesarios y con la inteligencia de todos, logremos el cometido, que es proteger a la industria.

Y, por último, yo nada más cerraría, que lo que estamos buscando aquí particularmente en CPTPP, son, y lo quiero decir en términos muy simples, un par de tiros de precisión, y es la carta paralela en donde estemos buscando la suspensión de la lista de escaso abasto y la atención a nuestro mercado interno, con un claro y frontal combate a la ilegalidad.

Muchas gracias por el espacio.

SENADOR HÉCTOR LARIOS CÓRDOVA: Bien, gracias.

Queda claro que hay una parte de agenda interna y también está muy puntual la propuesta de agenda externa.

Adelante.

SENADORA LAURA ROJAS HERNÁNDEZ: Gracias.

Dos palabras: el subsecretario Baker no respondió a la parte de la carta paralela. Me parece que es un tema que sí se debe explorar, nada más lo dejo en la mesas; entiendo que no tenemos tiempo para hacer un diálogo ni debate, pero sí quería mencionarlo.

En lo particular, me parece importante que se explore esta parte y que no solamente se agote el compromiso con estos dos sectores, textil y calzado, a la agenda interna, que ya se debería dar por descontado, que es algo que comentábamos entre senadores el día de ayer, es un poco el colmo que tengamos que estar discutiendo y hacer un grupo de trabajo específico para cumplir la ley en nuestro país.

Pero bueno, se va a tener que hacer así. Estaremos involucrados senadores, para darle seguimiento a los compromisos que se hagan de manera permanente. Pero creo que no sólo debemos de quedarnos con el cumplimiento de la ley en nuestro país; sino que sí le pediría al subsecretario Baker que se explorara esta petición muy concreta de la carta paralela.

Muchas gracias.

SENADOR HÉCTOR LARIOS CÓRDOVA: Contesto a nombre del Subsecretario, porque es un tema que abordamos hace rato con otro dirigente empresarial.

Es un tema que se está explorando. Tiene que ver con el trato, precisamente, con otros países.

Bien, paso la palabra al presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Calzado, el licenciado Luis Gerardo González.

Adelante y gracias por su presencia.

LICENCIADO LUIS GERARDO GONZÁLEZ: Muchas gracias.

Saludo con mucho respeto a la senadora Laura Rojas, presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado de la República.

Agradezco, saludo y felicito al senador Teófilo Torres Corzo, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores Asia-Pacífico del Senado de la República.

Saludo al senador Héctor Larios Córdova, presidente de la Comisión de Comercio y Fomento Industrial del Senado de la República.

Senadoras y senadores de la República aquí presentes.

Al maestro Juan Carlos Baker Pineda, subsecretario de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía. Y le envío un abrazo por su conducto, al secretario Idelfonso.

A José Abugaber Andonie, secretario del Consejo de CONCAMIN.

A Enrique Guillén, presidente de CANACINTRA, muchas gracias por acompañarnos.

Colegas y presidentes de cámaras y asociaciones empresariales. Representantes de la Academia.

Señoras y señores:

Agradezco la invitación a asistir al Senado de la República. Nuestro propósito principal es estar hoy en este importante recinto, es compartirles información vital que evidencia el riesgo que representa el CPTPP para diversas industrias del país, entre ellas el sector cuero-calzado, textil marroquinería. Además de manifestarles que es nuestro deber defender los intereses de los sectores productivos que, como el nuestro, son el patrimonio y sustento de miles de familias de México.

Sin embargo, quiero también manifestar respetuosamente que nuestra presencia no se debe interpretar como una muestra de que avalamos en cien por ciento la ratificación del CPTPP, por parte de este honorable cuerpo Legislativo.

Quisiera comenzar exponiéndoles nuestras preocupaciones y señalar que en el marco de la negociación del TPP, de las 59 fracciones arancelarias de calzado comprendida desde la partida 6401 al a 6405, 15 quedaron con desgravación arancelaria inmediata; 5 con un plazo de cinco años; 23 a un plazo de diez años; y 15 a un plazo de trece.

En el texto del CPTPP, esto no se modificó y nos preocupa porque de aprobarse dicho acuerdo comercial, existe un riesgo fundado de que desde el primer año enfrentaremos un problema de incorrecta clasificación arancelaria, con el fin de evadir el pago de aranceles.

Por otra parte, y en cuanto al texto de la regla de origen específica para el sector de calzado en CPTPP, esta nos preocupa porque permite a cualquier país poder importar al cien por ciento sus materias primas desde otro país, no miembro de CPTPP. Realizar una transformación simple de estos insumos y con base en esto, basta para considerarlo producto originario.

Esto significa que Vietnam podría obtener el cien por ciento de sus insumos de China, podemos llamar elásticos, sintéticos, pieles, suelas, etc; los procesan en Vietnam, una transformación simple para convertirlos en zapatos y ya se considera un zapato hecho en Vietnam. Esto representa la peor de las combinaciones para México; porque entonces las fábricas mexicanas competirán con fábricas que trabajan con materiales muy baratos, los más baratos podríamos decir, provenientes de China, y se fabricarán zapatos con una mano de obra que se le pagan sueldos de miseria, como comentaba aquí mi compañero José Cohen.

Ahora, en cuanto a las diferencias a la industria mexicana del calzado respecto a Vietnam, quisiéramos ilustrar algunas –así como lo comentaba también mi compañero– que dan cuenta de las grandes asimetrías existentes y que desprenden de estudios realizados por el doctor Enrique Dussel Peters, académico de la UNAM y presidente del Centro de Estudios China-México, de esa misma casa de estudios.

En México, como punto número uno, la industria del calzado genera 250 mil empleos directos, mientras que en Vietnam hay más de 850 mil.

Esto nos lleva a que la fábrica de calzado promedio en Vietnam, es 37 veces más grande que la fábrica promedio en México, generando grandes economías de escala que no existen en las fábricas mexicanas.

Como punto número dos, quisiera exponerles, en México se producen aproximadamente 260 millones de pares de calzado al año, de los cuales el 10 por ciento de su producción es exportada.

Por su parte, Vietnam produce casi mil 200 millones de pares de calzado al año y destina a la exportación el 86 por ciento de su producción.

Vietnam tiene la capacidad de hacerle un enorme daño a México, simplemente mandando sus saldos de producción.

Como tercer punto, Vietnam es el segundo mayor exportador de calzado del mundo, y en 2017 le vendió a México 26.3 millones de pares de calzado, el 30 por ciento del total importado por nuestro país en números de la citada aduanera.

La participación del mercado de calzado en México crece rápidamente, y muestra de ello es que sin CPTPP las importaciones de calzado vietnamita por parte de México crecieron el último año a tasas de un 11.1 por ciento, tasa superior al incremento de consumo nacional aparente de calzado de nuestro país, que dicho sea, el cual se elevó 3.8.

Como punto número cuatro, están documentados los diversos incentivos que brinda el gobierno vietnamita a sus fabricantes de calzado.

Por decir algunas cosas, se les permite reducir e incluso eliminar por completo el Impuesto al Valor Agregado. Además las empresas pequeñas por cinco años desde el 2016, pagan un Impuesto Sobre la Renta de apenas un 20 por ciento; en México la tasa ISR sabemos que es de 30 por ciento, pero si eres persona física, como la mayoría de nuestras empresas, hay que aplicar un 10 por ciento a los dividendos, aunado a otro 10 por ciento del reparto de utilidades, muy justo a nuestros obreros y empleados.

Una enorme cantidad de fábricas de calzado Vietnamita, son propiedad y control de participación de inversión extranjera directa de capital chino y de Hong Kong, por lo que en realidad son fábricas chinas instaladas en Vietnam, aprovechando sus incentivos y su bajo costo de mano de obra.

China es el principal proveedor de insumos y materias primas de las fábricas de calzado de Vietnam, de acuerdo al (inaudible) que es la Asociación de Cuero, Calzado y Bolsas de Mano de Vietnam, el 55 por ciento de sus insumos al menos provienen de China.

Esto es muy importante, por la forma como quedó redactada la regla de origen de calzado, la cual explicaré un poco más adelante.

El séptimo punto es financiamiento a tasas competitivas.

Si una empresa de calzado en Vietnam pidiera financiamiento, generaría una tasa del 6.96 por ciento aproximadamente; pero si es un maquilador o una empresa con capital chino o de Hong Kong, entonces el costo financiero sabemos que sería prácticamente cero, pues allá lo que sobra son recursos y dónde invertirlos.

El costo promedio de la mano de obra en Vietnam es aproximadamente 50 por ciento más bajo, que es pagado por el sector cuero-calzado en México.

Estos elementos no son sólo una muestra de la enorme diferencia entre México y Vietnam, y desde luego que existen muchos más que dan muestra de cómo Vietnam y las empresas de calzado y textil gozan de apoyos mediante decenas de instrumentos públicos, además de que existe una masiva injerencia del sector público en la actividad privada, lo cual no permite una comparación de los apoyos e instrumentos que existen en México.

Es por todo lo anterior, que los sectores textil, vestido y calzado, estamos actuando para evitar que los ganadores del CPTPP a costa del empleo mexicano sean China y Vietnam.

En este sentido, debo señalar que hay estudios que muestran que en menos de cinco años perderíamos el 40 por ciento del mercado interno y con ello grandes empresas de capital nacional.

Esto último especialmente es importante, ya que estamos en riesgo de perder las fábricas de capital mexicano, las cuales generan riqueza que se queda en el país, lo cual sirve para crear más negocios y un efecto multiplicador positivo para el desarrollo nacional.

México no puede apostarle a un modelo en el cual entreguemos el mercado externo a marcas extranjeras, las cuales introducen la mercancía al país a través de sus propios canales de distribución y que se limitan a pagar bajos sueldos, no generan el efecto multiplicador que se genera con empresas de capital nacional.

Dados todos estos riesgos que implica el TPP-11 es que le solicitamos al Senado de la República atender nuestras tres peticiones concretas que adelante enunciaré, ante la entrada en vigor de este acuerdo comercial.

En primer lugar, abrir y promover un amplio mecanismo de consulta con el sector empresarial, especificando los sectores textil, calzado y vestido, a fin de discutir y definir los impactos negativos de este tratado, que podría generar en la industria de México.

Quiero ser muy enfático que no hemos tenido con el subsecretario Baker, el secretario Idelfonso ha estado muy abierto y queremos ahorita ya, a raíz de que se firme este tratado, sentarnos a las mesas de trabajo que hemos hablando a partir del día 7 de marzo con el secretario.

Segundo, negociar cartas paralelas dentro del CPTTP con Vietnam, y Malasia, con el fin de resolver los aspectos de cómo quede redactado el testo de este acuerdo y que le preocupan a cada sector en específico.

Por ejemplo, en el caso del calzado está el tema de la regla de origen, que ya expliqué, o bien el establecimiento de cupos que contengan la avalancha de importaciones de calzado vietnamita.

La solicitud de esto es totalmente congruente con el marco del CPTTP, el cual permite la negociación de cartas paralelas. De hecho, ya se ha negociado con varios sectores económicos, entre diversos miembros de dicho acuerdo comercial, algo parecido a lo que se está negociando en el sector textil.

Tercero, que se instruya a la Secretaría de Economía y a Hacienda y Crédito Pública a que establezca la mesa de trabajo de la que hablaba anteriormente, intentando una agenda para la industria textil, vestido y calzado, en materia de combate a la ilegalidad, reconversión de la industria, facilitación del armado de casos ante la Unidad de Prácticas Comerciales Internacionales, la UPCI, entre otros.

Señores senadores de la República, subsecretario Baker y amigos, les pedimos respetuosamente que atendamos la problemática aquí presentada, así como las propuestas que hacemos, con el fin de que los daños que tengamos a raíz del TPP-11 en los sectores antes citados, se pueda mitigar.

De lo contrario, el daño la inversión productiva y al empleo tendrá importantes consecuencias de tipo social y económico. Es nuestra responsabilidad como mexicanos, ya que de lo que hagamos nosotros dependen miles de familias, las cuales cuentan con nosotros.

Les agradezco mucho su atención y quiero reiterar que siempre hemos estado trabajando muy cercanos con el secretario Ildefonso, que no es oponernos al TPP-11, sino trabajar en colaboración para mitigar lo que puede suceder.

Agradezco mucho su atención.

SENADOR HÉCTOR LARIOS CÓRDOVA: Muchísimas gracias.

Como ya lo había comentado previamente, vamos abrir un espacio para que el subsecretario Juan Carlos Baker haga algún comentario sobre lo dicho y daremos posteriormente, de nueva cuenta la palabra al presidente de la Cámara de la Industria del Calzado.

SUBSECRETARIO JUAN CARLOS BAKER: Gracias señor senador; Luis Gerardo, gracias por esos comentarios.

Creo que mucho de lo que yo podría aquí mencionar es, en el caso del sector calzado, pues es similar a lo que comenté ya previamente en el sector textil vestido.

Primero, obviamente reiterar la apertura para conversar. Como se ha mencionado, tenemos un objetivo en común, compartimos metas, no quiero que quede por ahí la impresión de que no nos hablamos o no estamos en comunicación, todo lo contrario.

Nos encontramos en permanente comunicación y hay muchos detalles que, por supuesto tenemos que ver específicamente con ellos y hay algunas cosas en donde tenemos también qué afinar, qué es lo que se necesita, pero no quede duda que el apoyo de la Secretaría de Economía es innegable.

Incluso, en el caso del calzado, a través de otros programas, no del Programa de Desarrollo innovador, el Programa de Desarrollo de las Industrias Ligeras, se han dado recursos en los años recientes; precisamente para generar esta reconversión, en atención y reconocimiento a las sensibilidades del sector, se han proporcionado recursos, 26 millones de pesos en el 2014, 42 millones de pesos en el 2015, en fin, eso solamente lo digo como una muestra de la sensibilidad que tenemos, la necesidad de apoyar al sector en esta parte y eso continuará, independientemente del TPP o de otras negociaciones comerciales que estamos teniendo.

Respecto de las solicitudes, por supuesto el diálogo está ahí, el acompañamiento que nos puede dar el Poder Legislativo en ese aspecto, sin duda muy bienvenido y nos fortalece también.

Recordar también algo que yo mencioné en mi intervención inicial.

Que si bien estamos completamente abiertos a considerar todas las opciones que atiendan las preocupaciones de los sectores productivos nacionales, una de las cosas que yo les mencionaba también es que cuando entramos en esta dinámica fuimos muy cuidadosos en dejar claro entre los países que estamos participando, y México sin duda también suscribió esa parte, que no podíamos nosotros perder las concesiones de acceso a mercado que estábamos nosotros obteniendo en varios países que nos interesaban.

El sector agroalimentario en Japón es uno de los que ya habíamos estando mencionando, manufacturas ligeras en otros países y similar.

Y obviamente esto no quiere decir que no podamos revisar cuáles fueron las consideraciones que se tuvieron para cada sector y qué podemos hacer ahora.

Pero también quisiera desde luego advertir que, en estas circunstancias, en esta negociación o en estas conversaciones que vamos a tener, tenemos que tener presente que cada cosa que nosotros vayamos a ver es algo que la contraparte seguramente va a tener también una respuesta, o una petición, o una solicitud a cambio de eso. Puede ser lo que sea.

Se mencionaban cartas paralelas que se han tenido y yo nada más de nuevo quisiera, por ejemplo, ahí mencionar que cada una de esas cartas pues por supuesto implicó una conversación con el país en cuestión y algunos de ellos tienen intereses distintos.

Puede ser que a Malasia le interesen cuestiones energéticas, o de petróleo; o a Japón le van a interesar cuestiones también agrícolas, o a otros países se les puede pedir otra cosa.

Lo que estoy simplemente señalando es que cuando se tengan estas consideraciones o revisemos qué es lo que se puede hacer en cada uno, pues seamos conscientes todos de que desde luego eso puede implicar un proceso en el cual vamos a tener también que buscar dar algo que a esas contrapartes les interese en su momento.

No estoy diciendo que no, simplemente estoy diciendo que tenemos que ser conscientes que esto no es un esfuerzo unilateral de nuestro país.

Y desde luego, así como lo mencionaba yo para la cuestión del sector textil aquí en el calzado, sin duda creo que también es aplicable.

La serie de disposiciones que se están mencionando, incluso para esos casos en donde se dice que toda la cadena, o la producción, el sustento de Vietnam permanece a base de la competencia o los insumos chinos baratos, pues con las reglas de origen esos productos pues no podrían entrar porque simplemente no la cumplirían.

La regla de origen, recordar también, la vimos a detalle, muy a detalle, con la Cámara. Los plazos de desgravación igualmente, fuimos cuidadosos en darles el plazo extra largo.

Sabemos que esto tiene que complementarse con otras medidas, ya he hecho referencia a ellas y sin duda continuaremos trabajándolo y de nuevo la invitación a que trabajemos en esto a partir de las propias consideraciones que nos hace Luis Gerardo, la Cámara, pues sin duda las transmitiremos y pues manos a la obra.

LUIS GERARDO GONZÁLEZ GARCÍA: Subsecretario, muchas gracias.

Siempre hemos contado de manera muy fuerte, o muy buena comunicación, excelente apoyo de la Secretaría de Economía. Aquí finalmente lo que estamos es jugando contra un competidor muy grande.

La industria del calzado y cuero textil somos en su mayoría micros y pequeños fabricantes de calzado que podemos perfectamente cumplir con la oferta de producto que se requiere, o la demanda de producto que se requiere en el país.

Y estamos enfrentando a grandes grupos industriales 37 veces mayores en promedio de nosotros, tienen economías de escalas diferentes. Y por eso es por lo que pedimos estas situaciones.

En lo de la regla de origen, perfectamente usted lo dijo, pero con el cambio, hay un pequeño cambio donde pueden brincar, no me queda bien claro el término, pero cualquier materia prima con una transformación simple podría dar origen ya en Vietnam.

No queremos el proteccionismo cerrado, queremos simplemente las reglas del juego.

Vietnam ha crecido sus importaciones a México de una manera muy importante en el sector calzado y que como siempre nos acompañen.

Creo que miles de familias de industrias ligeras, en concreto de cuero, calzado, dependemos de esta gran industria, generan riqueza, generan consumo en el país y no estamos en contra del CPTPP y mucho menos en que a México le vaya bien.

Somos, nos sumamos, somos una Cámara que estamos muy dinámica, a ustedes les consta en el tema de innovación, de capacitación, de todo esto, apoyando a nuestro sector.

Entonces sí queremos crecer junto con, y por eso pedimos que se nos escuche, y se nos apoye, y sabemos que estamos ante un gran apoyo, que es el Secretario de ustedes.

SENADOR HÉCTOR LARIOS CÓRDOVA: Muchísimas gracias al licenciado Luis Gerardo González por su participación.

Yo quisiera comentar que hace casi tres semanas tuvimos una reunión, después de varios diálogos bilaterales con los embajadores de los diez países; bueno, son once pero siete solamente tienen representación en México; que ellos tenían inquietudes sobre este TPP11; tuvimos un diálogo y entonces decidimos reunirnos en una reunión privada, la Comisión de Comercio con la participación del sector empresarial, concretamente con el Presidente del Consejo Coordinador Empresarial, que fue absolutamente claro y explícito sobre los temas de preocupación.

También hubo del otro lado preocupaciones, de diversos países, sobre el tema de México.

Y una reflexión que quiero hacer:

En este momento México tiene varios procesos de negociación internacional, de comercio abiertos. Estamos con el tema del tratado, la revisión del Tratado de Libre Comercio con Europa; la que más nos importa, que es la de NAFTA, porque ahí está concentrada la mayor parte de nuestro comercio; con Brasil, etcétera. Y una de las cosas de fortaleza de nuestra negociación es la consistencia de los argumentos.

Negociamos con países diferentes. Estados Unidos quiere imponer temas, por ejemplo del salario; bueno, es que tenemos un salario diferente, pero también tenemos una tasa de interés totalmente diferente entre los dos países, y tenemos una enorme diferencia de infraestructuras. Entonces, tenemos que defender los intereses de nuestra industria, pero con la consistencia de los argumentos, porque si no, nos vamos a debilitar en otras negociaciones.

Vamos a pasar ahora con la Asociación Mexicana de Exportadores de Carne, pasándole la palabra al maestro Rogelio Pérez Sánchez.

MAESTRO ROGELIO PÉREZ SÁNCHEZ: Muchas gracias, senador.

Gracias al senador Teófilo Torres, presidente de esta Comisión de Relaciones Exteriores Asia-Pacífico.

A la senadora Laura Rojas, también, presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores.

Al senador Héctor Larios, presidente de esta Comisión de Comercio y Fomento Industrial de esta Cámara de Senadores.

Al licenciado Juan Carlos Baker, maestro, muchas gracias por el apoyo que nos ha brindado en las distintas negociaciones.

A nuestros amigos empresarios, a nuestro presidente de CANACINTRA, nuestros representantes de CONCAMIN y a nuestros compañeros, amigos industriales.

Si bien es cierto, cada quien está planteando aquí, es el motivo de estar viendo cuáles son nuestras necesidades o qué es lo que nos está pasando como sectores. Son sectores que son cambiantes, debido a los mercados que hoy en día tenemos.

Si hace 25 años, cuando se trataba el TLCAN, nos hubieran visto aquí, nosotros éramos un sector que venía diciendo “no a la apertura del libre comercio”, “no a tener un intercambio comercial mayor con distintos países”, como lo hemos tenido. Hace 25 años, 30 años que se empezó a negociar el Tratado de Libre Comercio, aproximadamente, éramos un sector que venía de estar en un proteccionismo, de estar totalmente abocado al mercado interno en el cual el TLCAN nos, vamos a llamarlo, nos golpeó de manera bastante fuerte.

Y hoy en día somos un sector, que yo mismo nos evalúo y nos pregunto, después de 25 o 30 años, estamos aquí defendiendo una parte del libre comercio. Es una posición totalmente opuesta a la que teníamos hace 25 o 30 años. Una posición distinta de la que teníamos hace 15 años, cuando estábamos trabajando con antidumping, cuando estábamos trabajando con salvaguardas; y que hoy en día nos posiciona como un sector que está creciendo, un sector que está buscando cómo llegar a más mercados para tener un mayor beneficio para las empresas mexicanas, para los mexicanos.

¿Y por qué hablo de los mexicanos?

Porque este intercambio comercial en el que hoy participamos nos permite, como industria, poder ofrecer más productos, mejores productos, productos con una mayor calidad para un mercado mexicano que hoy en día es más demandante, que tiene un nivel de necesidad que es algo; y en el cual las empresas mexicanas han sabido posicionarse como una de las industrias que provee alimentos a este país y una de las industrias que nos está apoyando más.

Pero vamos a ver por qué estoy hablando de estoy y por qué hablo de este cambio.

Hace diez años, de hace diez años para acá hemos tenido un crecimiento en nuestras exportaciones de 560 por ciento; un incremento que es importante y que nos ha permitido posicionarnos –reitero– a nivel internacional y a nivel nacional; un crecimiento que se debe a este comercio exterior en el cual hemos venido trabajando y que ayuda al mercado interno; ¿por qué?

Porque al tener un mayor producto, una mayor cantidad de producto para exportar, dejamos en México una mayor cantidad de productos que son de gran calidad y estamos surtiendo a nuestro mercado de más y mejores productos, lo reitero.

El comercio internacional para la industria cárnica, la cadena de exportación de carne de bobino, hoy en día es uno de los sectores preponderantes.

Y no sólo hablo de nosotros, también vemos a los exportadores de carne de cerdo que también se han venido beneficiando de un comercio con Japón, que están buscando cómo posicionarse en Corea, y otros productos en los cuales nosotros estamos acompañando esta apertura.

Vemos a nuestros amigos del aguacate, del limón, de los cítricos, de los jugos, que están buscando nuevos mercados.

Por ello es que, si bien de inicio nuestro posicionamiento era de un mayor análisis respecto de nuestro sector, hemos venido viendo cómo esta apertura que para nosotros en el caso de Australia, que era nuestro principal país sobre el cual teníamos un análisis, teníamos que llegar a revisar qué está pasando.

No obstante, hace un par de años se abrió un cupo de importación de 200 mil toneladas de carne, que está abierto para cualquier país que cumpla los requisitos y Australia no ha mandado lo que nosotros habríamos esperado que mandara, porque reitero lo que dije al principio, las condiciones de mercado son cambiantes.

A diferencia y con todo lo que pasa en otros países, y en lo cual me sumo a los análisis que se tendrán que hacer para los mercados específicos de calzado para la industria textil y del vestido, en el caso de Australia tenemos un país que es 100 por ciento competitivo, que es un país el cual no tiene temas sanitarios y en el cual no podríamos poner mayores límites.

No obstante, hablando con nuestros representantes de gobierno de la Secretaría de Economía, la Secretaría de Agricultura, fuimos escuchados para tener plazos de desgravación, los mayores plazos posibles; estos plazos que nos están permitiendo y nos van a permitir desarrollar nuestra industria para seguir creciendo. Son plazos en los cuales nuestra industria considera que nos vamos a poder posicionar.

¿Y por qué hablo de este posicionamiento o en qué baso esta información que les estamos vertiendo?

Hoy en día, participamos del sector agroalimentario, un sector que está proveyendo al mes de febrero de 2018 de 5 mil 892 millones de dólares como divisas, como ingresos para nuestro país, somos uno de los sectores que hoy en día está creciendo, que para nosotros como representantes de esta industria, de este sector agroindustrial nos es cada vez más gustoso el ver cómo las industrias mexicanas aparecen más en los temas de gobierno, en los temas que la misma gente habla.

Todo mundo habla del Aguacate y del éxito que tiene a nivel de Estados Unidos y en el mundo. Estamos hablando muy bien de nuestro país en los temas agroalimentarios, y también hoy en día, se los digo, de la carne mexicana.

Nuestro sector es un sector que viene de tener déficits a tener superávits en este 2018, es un sector que viene creciendo y el cual está buscando un mayor comercio.

Reitero, y como lo dijeron nuestros amigos y compañeros de otras cámaras, con los cuidados necesarios y con los cuidados que estamos seguros que la Secretaría ha tenido porque, lo reconozco, siempre ha sido un diálogo abierto con el Subsecretario, con el propio secretario Guajardo y los secretarios de agricultura, los que han estado en su momento cuando hemos trabajado con estos tratados.

Este sector nos ha permitido trabajar. En el caso pecuario, estamos buscando el cómo posicionarnos a nivel internacional y hoy en día estamos ubicados en nuestro sector agroalimentario como el cuarto principal producto de exportación cuando sumamos nuestra cadena de carne y ganado.

El año pasado en 2017, representamos mil 900 millones de dólares, mil 989, para ser exactos, después de la cerveza, el aguacate, el tomate, la carne de bobino es uno de los principales productos de exportación.

Reitero, y hay que ser bastante honestos, hace 20 años no habíamos crecido a este nivel y hoy en día por ello es que para nosotros es importante mantener canales para buscar nuevos mercados (falla de audio de origen)

…y en este caso al hacer el análisis en el CPTPP hoy en día y cuando lo negociamos como TPP, vimos que había una oportunidad siempre que se otorgaban los cuidados que se nos dio para poder tener este mercado importante.

Pero este trabajo no viene de una preocupación que hayamos tenido hoy en día porque se nos viene el NAFTA encima; siempre el mercado americano, el mercado de los Estados Unidos ha sido el principal mercado para nuestros productos, y pasó a ser hace 10 años del 100 por ciento de lo que exportábamos, hoy en día ubicarse en el 88.4 por ciento.

Estamos exportando a 18 países, estamos exportando a tres continentes en donde la carne mexicana ya está presente y nuestra búsqueda está por diversificar el comercio.

Reitero, comercio con países con los cuales podemos competir y en los cuales hay un piso parejo, en los cuales vamos a poder trabajar para poder posicionar los productos mexicanos en el mundo.

México, hoy en día, está ubicado como el sexto productor mundial de carne. Es un lugar muy importante si consideramos la variedad y la cantidad diversa de países que tenemos en el mundo. Estamos por debajo de Estados Unidos, por debajo de Brasil, China, Argentina y Australia, pero México es uno de los principales productores de carne de bovino a nivel mundial, lo cual nos ubica como una de las potencias que puede llegar a distintos mercados.

Y en el panorama de la exportación, en este 2018, México está ubicado como el décimo exportador. Les reitero nuestra historia; hace 20 años no exportábamos un solo kilo, hoy en día somos el décimo exportador mundial de carne.

Esto nos posiciona y nos obliga a buscar mercados para nuestros productos, con el respeto a todas las cadenas, a todos los sectores, porque también hay otros países con los cuales tendremos que poner especial atención, nos tocará analizar casos de Brasil, donde yo también vendré a hablar de los temas de cómo Brasil produce de manera distinta, pero hoy día el caso que nos ocupa es el CPTTP es un tema que nos es bastante provechoso como sector.

Los países que están buscando mayor importación a nivel mundial están aquí reflejados y entre ellos están o podrán ubicar a algunos que participan en este CPTTP.

Nos gustaría también después buscar el cómo incluimos a países como Corea del Sur, que se busque su adición. Estamos buscando más, pero reitero, eso va en cada sector y se tendrán que hacer los análisis correspondientes para que se haga la evaluación y que gane México, que gane nuestro país con una apertura comercial.

Reitero: nuestro crecimiento ha sido de 560 por ciento y esto nos da la seguridad de hablar de que somos un sector que hoy en día está preparado para la apertura comercial, siempre con el piso parejo que tendremos en nuestra producción y exportación hacia mercados que sean de una competencia leal.

Nuestra producción hoy en día es de 1.9 millones de toneladas y estamos exportando apenas el 11 por ciento de lo que estamos produciendo. Esto genera 1.1 millones de personas que están empleadas de manera directa y 3 millones de empleos para nuestra industria; 4.1 millones de empleos genera nuestra industria y esto mucho soportado por el tema de la exportación.

Porque, reitero, si estuviéramos hoy en un mercado en donde sólo estuviéramos recibiendo producto de importación y las empresas nos e hubiesen abocado a buscar la exportación, estaríamos inundados de productos de Estados Unidos, de Australia, de Canadá, de Uruguay y diversos mercados.

Porque si lo vieron hace un momento, México también es uno de los principales países que importa carne, así es que la competencia no sólo la tenemos al extranjero, también tenemos una competencia a nivel interno, una competencia que hoy en día cuanto el TLCAN está en este vaivén, en este bailoteo que se tiene, tenemos que estar también abocados y preocupados de qué va a pasar con nuestro productor nacional, qué va a pasar si de momento pasara algo con este TLCAN porque al final nuestro mercado vendría a desbalancearse y tendríamos una búsqueda de otros mercados, buscando, otros países buscando nuestro mercado.

Nuestras exportaciones han venido creciendo en el mismo nivel en este 2018.

Estamos exportando 11.7 por ciento más con respecto a lo que hicimos en 2017 y vamos con un crecimiento en estas exportaciones en el valor, en un 14.5 por ciento como cadena.

Las importaciones, si bien es cierto que siguen creciendo, hoy en día son menores que lo que estamos exportando.

Desde 2017 somos un sector que es superavitario en temas de importación y exportación de carne. Estamos exportando más de lo que importamos.

Y por ello, reitero, seguimos en la búsqueda del cómo sí tenemos más mercados, buscando el cómo llegar a más países y cómo dejar de depender de los Estados Unidos, un país al cual le estamos exportando el 22 por ciento de lo que ellos están importando.

El CPTPP nos abre nuevas oportunidades en Japón, en específico un país con 127.5 millones de habitantes, con 25.7 millones de hogares con ingresos que van por encima de 35 mil dólares y que nos podría representar exportaciones en donde recuperaríamos, de inicio, las 20 mil toneladas que ya estábamos exportando hace algunos años.

¿Qué pasa? Reitero, los mercados son cambiantes y Estados Unidos llegó a posicionarse de una manera muy importante, después de sus problemas sanitarios por temas de vacas locales, comúnmente conocido así el tema de vacas locas, problemas sanitarios, que lo sacaron del mercado, pero hoy en día el que ellos se retiren de este CPTPP al menos en nuestro caso, y en el caso específico, reitero, de la carne de bovino, nos fue beneficioso, ¿por qué?, porque nos quita a un competidor.

En su momento, cuando hablábamos de que nos daban oportunidad en Japón de poder competir de una manera libre, decíamos sí, pero también está Australia, también se le da la misma oportunidad a Canadá.

Nosotros tenemos ya un acuerdo con Japón y lo estamos aprovechando, pero hoy en día el que no esté Estados Unidos, nos va a permitir llegar a un mercado que nos permitiría de inicio pasar las 10, 12 mil toneladas que exportamos hoy, inmediatamente a 20 mil toneladas y posteriormente seguir creciendo en un mercado donde Estados Unidos tendría aranceles de 38 por ciento, de hasta 50 por ciento, según el producto y la época del año.

Nos va a dar oportunidades en mercados como Malasia, un mercado que importa 145 mil toneladas de carne; así como en Singapur, una nación que actualmente importa 32 mil toneladas; y que juntos se vuelven un “jof” para las exportaciones de carne mexicana a estas áreas.

Las oportunidades que tenemos para exportar a Vietnam, un país con más de 93 millones de habitantes y con importaciones que suman alrededor de 42 mil toneladas. Un país en el cual –aprovecho, señor Embajador– hemos tenido problemas para seguir exportando.

Cuando entramos en estas negociaciones, creo que Vietnam no se acordaba que estábamos existiendo ya. Vietnam detuvo las exportaciones de carne de México y hoy en día estamos en los procesos sanitarios de arreglo, y es un tema de voluntades, de gobierno en los cuales corresponde al gobierno de Vietnam reautorizarnos. Nuestras mejores cartas están en la exportación que tenemos a los países más exigentes y que esperamos que podamos estar.

El trabajo no es sólo de escritorio, de oficina. Vamos en un par de semanas a acudir a Singapur, a Vietnam, en esta búsqueda de oportunidades para las empresas mexicanas, para buscar una estrategia que nos permita colocar estos productos mexicanos a nivel mundial.

Reitero, hay muchos retos y oportunidades. Retos en los cuales, si bien es cierto que tenemos que trabajar en cómo mejoramos nuestra producción, cómo damos una mejor calidad a nuestros consumidores para asegurarles que el producto mexicano es sano y cumple con todo lo necesario.

En el caso de la competencia que tendremos de Australia y Nueva Zelanda, son productos que ya están en México; que si bien es cierto hoy llegan con un arancel, también hay problemas a los que se sumaré a los problemas de aduanas, en donde hay triangulación de carne que viene desde Australia, llega a Estados Unidos, nada más la reempacan y llega a México como si fuera un producto americano; pero que son temas que ni siquiera pasan en la frontera de México, pasan del otro lado y que tendremos que revisar cómo mejoramos los certificados de origen, cómo mejoramos diversos elementos que nos permitan asegurar que realmente el producto que está llegando, es un producto proveniente, en este caso viene como americano y es un producto que viene de Australia y Nueva Zelanda, y con eso se ahorran 40 o 25 por ciento de impuestos, dependiendo el tipo de producto.

Así es que no somos un sector que se escape de las irregularidades, sólo que es el propio mercado ha ido regulando al producto. Somos un sector que, reitero, hace 20 años venimos diciendo que hay problemas en aduanas; hoy en día se han disminuido, el propio mercado los ha ido regulando; pero que sabemos que cuando estos productos lleguen ya de manera directa, vamos a tener una mejor oportunidad de revisar qué está haciendo, pero hoy en día tenemos una oportunidad.

Tenemos un país que ya compite. En nuestro país no van a ser productos que van a ser desconocidos; Australia, Nueva Zelanda ya ponen productos en México, ya ponen carne de res, ya ponen carne de borrego en nuestro país.

Estamos buscando en estas agendas internas y externas los temas de cómo alcanzamos otros mercados.

El tema de Unión Europea para nuestro sector es muy importante. Hemos tenido el apoyo de nuestros secretarios, del secretario Guajardo en específico, el subsecretario Baker, que hemos estado de la mano trabajando.

Hemos estado buscando cómo accesamos un mercado que nos va a permitir diversificarnos aún más, porque hablar de Unión Europea no es hablar de un solo país, es hablar de más 20 países a los cuales podremos extender nuestra exportación.

Reitero, el trabajar de la mano para poder abrir este mercado con Vietnam, que hoy en día ya tenemos una exportación, Vietnam junto con Hong Kong, hace un par de años representó el tercer destino de las exportaciones de carne de México, un país al que llegamos y pudimos de momento poder tener una presencia de más de 10 mil toneladas.

Estamos haciendo agendas con Rusia, estamos haciendo agendas con Corea del Sur, y estamos seguros que esta ampliación, esta apertura comercial nos va a permitir seguir creciendo.

Nuestra mayor fortaleza está en los temas sanitarios.

Tenemos que seguir fortaleciendo en esta agenda interna el trabajo que tenemos con la SAGARPA, para poder garantizar que los productos que exportamos son sanos e inocuos.

Tendremos que seguir trabajando en los temas de promoción al consumo de la carne.

Hoy en día, la gente come menos carne. ¿Nos preocupa? Sí, sí nos preocupa, ¿por qué? Porque nuestra industria desde luego va a la baja, pero tenemos que enseñarle al consumidor cómo consumirla.

Tenemos que decirle cómo consumirla, no es solamente el no consumas carne, es cómo la puede balancear.

Esto es un trabajo que va más allá del sólo consumo de la carne sino temas nutricionales, temas de que nuestra población siga creciendo y siga consumiendo nuestros productos mexicanos que son de gran calidad.

También trabajamos en una agenda interna para clasificar nuestros productos, para darle al consumidor un producto, reitero, sano, inocuo y que esté plenamente garantizado para que el consumidor sepa qué está comprando.

Estas agendas internas están apoyadas por la SAGARPA, están apoyadas por la Secretaría y buscamos que sí tengamos una agenda específica para poder trabajar en nuestra apertura comercial, en buscar el cómo podemos seguir poniendo más producto mexicano en el mundo.

Estamos a favor de este CPTPP, TPP-11 también, me gusta más decirle TPP-11 porque es mucho más fácil. Estamos a favor, con el respeto a las industrias y buscando que se les cumplan las necesidades que tienen para poder alcanzar un acuerdo que sea beneficioso para nuestro país.

Gracias a todos.

SENADOR HÉCTOR LARIOS CÓRDOVA: Muchísimas gracias al presidente de la Asociación Mexicana de Exportadores de Carne.

Vamos simplemente a renovar, faltan tres ponentes, a darles espacio aquí en la mesa del presídium, con el ánimo de tratar de ver si al final tenemos un espacio de tiempo que pueda permitir algún intercambio de preguntas y respuestas.

De tal manera que yo invitaría a los siguientes ponentes y agradecería a los actuales su participación.


SENADOR HÉCTOR LARIOS CÓRDOVA: Vamos a empezar con la presentación del presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero, licenciado Guillermo Francisco Vogel Hinojosa.

LICENCIADO FRANCISCO VOGEL HINOJOSA: Gracias.

Primeramente, agradecerle a doña Laura, a Héctor, que nos vemos para temas muy diversos, de vez en cuando; al senador Teófilo, la posibilidad de poder platicar y estar en esta reunión; Juan Carlos también, un saludo al Secretario.

Un poco para platicar, mi nombre es Guillermo Vogel, yo soy presidente de la Cámara del Hierro y del Acero; el sector dela cero en México es un sector que hoy viene representando el 13 por ciento del sector manufacturero.

Somos probablemente el principal consumidor de electricidad en el país; invertimos muy fuerte, en los últimos cinco años hemos invertido más de 10 mil millones de dólares.

Anunciamos este año inversiones por más de 3 mil millones en zonas como Pesquería, en Nuevo león, que era una zona totalmente agrícola y que ahora es una zona ya industrial; en Michoacán, y somos una industria muy comprometida con la seguridad de sus trabajadores y con el medio ambiente.

Para darles una idea, en México, cada tonelada de acero genera 1.3 toneladas de CO2; eso se compara con 1.9 toneladas en el mundo; o sea, dejamos una huella muy limitada en la parte ambiental.

En México se utilizan 5 metros cúbicos de agua por tonelada de acero, en el mundo 28. Entonces, estamos muy comprometidos con el medio ambiente y somos un sector, yo diría, altamente competitivo.

Para darles un dato, una referencia, en alguna época se nos tildaba mucho de proteccionistas y le pedimos al IMCO, ahora que mencionan varios estudios, que nos hiciera un estudio para ver por qué China podía ser más competitiva que México y el resultado del estudio es que México es más competitivo que China, pero no tiene los subsidios, sobre todo que le dan las empresas de Estado a la industria china, como es darle los insumos baratos, que a la vez lo que hace la industria es pasar ese costo bajo y de esa manera competir y tomar no una ventaja, en función a ventajas competitivas reales, sino en función a una economía centralmente planificada.

Nosotros nos hemos visto afectados mucho por el comercio desleal y la industria en general, en todo el mundo, entró en una crisis en el 2015, que se generó por una enorme sobrecapacidad en producción de acero en China y a la vez por grandes subsidios que se fueron dando y por una caída en el consumo del acero en China, que generó grandes superávits.

Y desde entonces empezamos un trabajo muy intenso, conjuntamente con la Secretaría de Economía, conjuntamente con el secretario Guajardo, para enfrentar esa crisis y esa crisis la fuimos enfrentando en dos sectores principales:

Uno, en lo que es la parte del mercado interno, a través de lo que eran medidas contra el comercio desleal, a través de casos de comercio desleal y también, si ustedes recuerdan, a partir de octubre de 2015 entró una salvaguarda para cinco familias de producto del acero, esto fue desde octubre de 2015, y a través de acciones muy fuertes en la parte de aduanas firmamos un convenio con el SAT.

Venimos trabajando con el SAT hace dos años, tenemos un convenio y la verdad que se ha trabajado bastante bien, en donde a través de interactuar la parte de aduanas con la industria, a través de hacer un análisis muy detallado de por dónde se nos estaban dando los problemas, hemos logrado realmente y con el apoyo de la Secretaría de Economía, que nos dio los instrumentos, como eran los avisos automáticos anteriores, se ha logrado caminar bastante.

Esto es como el agua, porque le cerramos un conducto y sale por el otro. Es un trabajo continuo de ir detectando cuáles son los nuevos mecanismos que se utilizan para darle la vuelta a la ley, y luego cómo lo podemos ir cerrando, pero yo quería aquí compartir, que es algo que venimos haciendo junto con la Secretaría de Economía y junto con el SAT.

Y en la parte externa, empezamos un proceso de cambiar la visión del problema de economía de mercado, a un problema de qué está pasando entre las economías de mercado y entre las economías centralmente planificadas, que estaban actuando con principios distintos, aprovechándose de los que operábamos como economía de mercado.

Y ahí estaba principalmente el que era el caso de China y después toda la región de Asia que, yo diría que se contamina a través de la parte de China.

Se empezó un proceso en la OCDE, en donde fuimos conjuntamente la autoridad, fue la Secretaría de Economía, estuvo participando, o ha estado participando, junto con la industria, y en donde realmente se vio esa posición doble.

En ese Comité participan todos los países productores del acero, y ahí realmente se hizo un análisis y se llegó a la conclusión de que en ese momento lo que nos estaba afectando de manera muy, muy drástica, era esa sobrecapacidad de China y esos subsidios que estaba entregando China, y que después lo que hacía es que todo el resto, o el resto de la parte del sector, operaba fuera de principios de mercado.

Ahí pasamos, y el Gobierno de México hizo un esfuerzo muy grande y se logró subir al G20 el análisis de sobrecapacidad de subsidios en el acero.

Y la idea era realmente que a nivel mundial pudiéramos nosotros transparentar la problemática que estaba generando esa política de China y que a nosotros nos afectaba, y yo diría que nos afectaba no sólo en lo que eran las exportaciones a México, pero principalmente en llevarse a muchos de nuestros competidores a producir en China, porque lo que hacían es que realmente le daban un acero más barato, con una mano de obra muy barata, y con subsidios en otros productos como es el caso del vidrio, como es el caso del aluminio.

Y eso lo que hacía, es que hacía tan rentables las operaciones en China, que se llevaban, y realmente lograron llevarse una gran cantidad de empleos que hoy deberían de estar en México, que se llevaron a China, y que se llevaron a la región de Asia.

Ese proceso ha seguido caminando, sin embargo, yo diría que los resultados, lo único que estamos ahorita logrando es realmente ir transparentando todos los subsidios, pero no ha habido todavía acciones reales.

Y yo diría que una de las razones por las que Estados Unidos sale a meter aranceles al acero, es precisamente porque siente que no ha podido avanzar en cómo nivelar la cancha del juego, para que todos juguemos sobre las mismas bases, y sale e impone un arancel del 25 por ciento, que yo aquí públicamente le quiero agradecer al secretario Ildefonso, porque trabajó muy intensamente para que nos excluyeran temporalmente, a México, de ese arancel del 25 por ciento y estoy seguro que va a lograr que nos excluyan permanentemente. Pero vamos caminando en ese sentido.

Ahora, esta plática, esta contextualización que les hago, es porque ahora quiero entrar a lo que es la parte del CPTPP.

El CPTPP, yo diría que el acero es un sector sensible también, y nuestro dolor de cabeza también es Vietnam, y es que lo que está sucediendo hoy en el acero, es que Vietnam se está convirtiendo en un puente del acero chino al resto del mundo, en donde llevan el acero, y a ese acero le dan una pequeña transformación y lo mandan como un producto vietnamita hacia el resto del planeta.

Entonces ese problema lo veníamos sufriendo mucho con Corea, lo seguimos sufriendo mucho con Corea.

Corea, en estas reuniones que les digo del Comité del Acero, es el único país que realmente defendió la posición de China; todos los demás, Japón dijo, bueno, estamos muy cerca de China, nos vamos a quedar calladitos, pero vamos.

Y lo que hemos visto también es un cambio en la política país, desde que Xi Jinping entra y toma posesión, o sea, un crecimiento de un nacionalismo en China muy fuerte, una inversión militar terrible y un retraimiento de las políticas que se estaban manejando en ese momento hacia ir caminando hacia principios de mercado, a regresar a una economía centralmente planificada.

Entonces ese proceso lo estamos viendo ahora y nos encontramos con el CPTPP.

¿Y el CPTPP cómo lo vemos? Lo vemos, primero, desde un punto de vista de que sí tenemos ese problema.

Y para darles un ejemplo de lo que menciono de Vietnam, hoy sale un artículo en el The World Street Journal, que me hicieron llegar. Dice:
“For chinese Steel, the road to the U.S. goes through Vietnam”; y es lo mismo que nos está pasando en México y es lo mismo que nos está pasando con Corea.

Sin embargo, ¿qué es lo que pasa?

Que entramos en un proceso en donde entramos en un mecanismo que hay hoy, un tratado, y ese tratado induce a que se opere con principios de mercado, nuevamente, y da una serie de limitaciones; da una serie de disciplinas que hacen que realmente empecemos a sacar del ámbito de comercio desleal, del ámbito de subsidios a lo que es la parte que está alrededor, hoy muy alrededor de China, y la acerca hacia nuestra posición.

O sea todas esas medidas, todas esas disciplinas realmente lo importante es que las hagamos efectivas, o sea, que hagamos efectivo el que todos operen con los mismos principios de mercado.

Por ejemplo, en lo que es la parte de empresas de Estado, se establecen una serie de mecanismos que hacen que realmente ese subsidio que le da una empresa de Estado a su empresa, para poder vender por abajo del precio nuestro, o diría yo, por abajo del costo nuestro; las limita y las va accesando y va empujando el mundo hacia un mundo en donde todos operemos por principios de mercado.

Y para nosotros es muy importante, yo diría que hoy México como país es uno de los países que tiene mayor competitividad, desde el punto de vista industrial, manufacturero.

Cuando vemos nosotros la estructura del costo que tenemos y la productividad, yo diría que estamos en una posición muy ventajosa. Si logramos que todos jueguen con los mismos principios, México va a poder tener un despegue muy importante.

Cuando se firma el CPTPP, y no está Estados Unidos, la visión, la industria siderúrgica ha operado desde, yo diría desde 97-98, como una industria en donde hay una visión regional. Nos juntamos los CEOs de las distintas empresas, tanto de Estados Unidos como de Canadá, como de México; para realmente inducir a que la región crezca y a que las oportunidades se den en el acero en la región, se queden dentro de la región.

Y la realidad es que la visión que tenemos nosotros hoy, es que Estados Unidos no se va a poder quedar fuera del CPTPP, porque le va a ser muy importante dentro de lo que está haciendo hoy, el mantener una influencia importante dentro de lo que es la parte del mar, del sur del mar de China.

Y creo que para México es muy, muy importante y va a ser un elemento de despegue fuerte, el que cuando eso se dé, nosotros seamos parte y no tenemos en ese momento que negociar una entrada, porque vamos a poder negociar la entrada de Estados Unidos. Y creo que nos va a fortalecer mucho en la negociación que tenemos hoy en NAFTA.

En NAFTA hemos venido trabajando con esta visión regional, toda la industria, tanto a la americana como la mexicana, como la de Canadá, ha venido apoyando la renovación del NAFTA. Y para nosotros esa visión es muy importante y sentimos que eso se va a dar; o sea, que estar hoy dentro va a ser más atractiva para Estados Unidos la posición de México, estar cerca de México, y nos debe de dar un impulso muy fuerte.

Porque al mismo tiempo le tenemos que vender todas estas disciplinas. Hoy por ejemplo, tenemos dentro de estas disciplinas tendríamos la de remedios comerciales; la de que si hay un crecimiento espontáneo muy fuerte en la exportación, se puede tomar una acción; el que realmente si hay un subsidio, se puede tomar una acción.

Entonces, en lugar de, vamos a decir, hay que usar el CPTPP no como un elemento de decir “nos va a generar un problema al mercado interno”; sino como un elemento de decir “lo tenemos que utilizar conjuntamente con la autoridad para poder hacer una mayor defensa de que no haya abusos en el mercado en México”.

Y creo que es un elemento fundamental. Y para mí, siempre la visión de que uno de los principales elementos de la competitividad es el trabajo conjunto que podemos hacer la autoridad, el Gobierno, la industria y yo diría también, muy fuerte, la participación del Senado; porque en un momento dado podemos necesitar cambios en la legislación del comercio exterior para adecuarla a lo que es este nuevo mundo, que no estaba visualizado en la OMC, donde la OMC no tiene los instrumentos para poder actuar.

A nosotros, por ejemplo, mercados muy fuertes que podríamos tener en un momento dado, terceros mercados, vamos a decir Kuwait, por ejemplo, Arabia Saudita, en donde llegan los productos chinos subsidiados mucho más baratos y nos sacan de ese mercado, y no tenemos una defensa en la OMC, no hay cómo defendernos en la OMC, entonces la OMC se queda corta.

Este tema de transshipments, de que llega producto de un país, se le da una pequeña transformación y pasa a otro país, requerirían modificaciones en la Ley de Comercio Exterior, que ya se hicieron en Estados Unidos, por cierto, para realmente poder darle dientes y poder jalar.

Ese trabajo conjunto del sector privado, que somos los que estamos ahí en la trinchera viendo a los subsidiadores del otro lado, junto con el lente, que es el que legisla y el que nos da los elementos legales para poder enfrentar y poder ser más competitivos y la autoridad yo creo que es fundamental.

Creo que este tipo de tratados es una cosa fundamental que, si operamos conjuntamente para acotar los riesgos y sobre todo para limitar los abusos que se pueden dar, y por otro lado lo utilizamos para empujar al resto de los países a salirse de esa visión de un mercado subsidiado, de un mercado fuera de los principios de una economía centralmente planificada, creo que es el camino correcto para el país y va a acabar siendo el camino correcto para el mundo.

Con eso terminaría yo, muchas gracias, senador.

SENADOR HÉCTOR LARIOS CÓRDOVA: Por el contrario, muchísimas gracias al licenciado Guillermo Francisco Vogel Hinojosa.

Hoy precisamente el periódico Reforma reproduce el artículo de Wall Street Journal, de que la clave es Vietnam, todo pasa por Vietnam.

Recojo los comentarios que ha hecho en torno a la posibilidad de contratador, nos da algunos elementos para defenderlo.

Vamos a pasar ahora con el licenciado Alfonso Cano, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Conservas Alimenticias.

Bienvenido, gracias. Adelante.

LICENCIADO ALFONSO CANO: Muchas gracias.

Honorables senadores de la República, Teófilo Torres Corzo, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores Asia Pacífico;

Laura Rojas Hernández, presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores;

Héctor Larios Córdova, presidente de la Comisión de Fomento de Comercio Industrial.

Agradezco a ustedes la amable invitación para estar aquí en este importante foro.

Distinguidos senadores; distinguido Subsecretario de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía, maestro Carlos Baker.

Representantes, amigos y representantes del sector privado:

Es un privilegio, como Presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Conservas Alimenticias (CANAINCA), tener la oportunidad de expresar nuestros puntos de vista sobre el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico, que prefiero llamarle TPP, instrumento que firmó el licenciado Ildefonso Guajardo el pasado 8 de marzo en Santiago de Chile, y que sin duda alguna nos brindará la oportunidad de fortalecer nuestra presencia en los distintos países que integran esta zona económica.

Voy a empezar comentando un poco acerca de CANAINCA, quiénes somos, y un poco darles cifras de qué es lo que hacemos.

La Cámara Nacional de la Industria de Conservas Alimenticias, agrupa y representa a las empresas que en México producen y empacan alimentos procesados en el sector. Tenemos una participación del 90 por ciento de la producción nacional del país.

CANAINCA está conformada por 35 empresas, de las cuales aproximadamente el 52 por ciento son grandes, 37 son medianas y el 11 por ciento son empresas pequeñas.

Las industrias de CANAINCA abastecen al consumidor nacional, además de colocar sus productos en distintos mercados internacionales.

A partir del 2012 y hasta enero del 2017, CANAINCA ha participado activamente en este proceso de negociación inicialmente de lo que era el TPP, y lo que ahora es el TPP-11.

En este sentido, debemos reconocer la labor realizada por la Secretaría de Economía, para quien siempre hemos sido un órgano de consulta y en donde hemos tenido la oportunidad de expresar los intereses de nuestro sector.

Con este espíritu, en estas negociaciones participamos coordinadamente con el Consejo Nacional Agropecuario, con quienes nos unen intereses comunes para la defensa del productor del campo y del mar mexicano.

En cifras, es importante resaltar que, conforme a nuestra memoria estadística que llevamos elaborando 31 años y que en su momento hemos hecho llegar a las diversas comisiones de este honorable Senado de la República, las industrias del sector de conservas alimenticias han contribuido al país de la siguiente manera durante 2017.

El valor de la producción en 2017 fue de 123 mil 500 millones de pesos, cantidad que representó un 6 por ciento de crecimiento comparado contra el año anterior.

La industria de CANAINCA, en su producción ha utilizado 76.4 millones de toneladas de insumos del campo y del mar mexicanos.

Con respecto a sus canales de distribución, los principales canales de distribución de los productos del sector son los autoservicios, mayoristas y distribuidores.

Y con respecto al empleo, las empresas que integran esta industria, en 2017 ocuparon 33 mil 900 trabajadores, alcanzando un incremento del 6.5 por ciento contra el año anterior.

Cabe mencionar que por cada empleo directo que se genera, se generan siete empleos indirectos, de los cuales cinco van directamente relacionados al campo y al mar.

En comercio exterior, en 2017, las empresas que conforman CANAINCA, exportaron un conjunto de 9 mil 800 millones de pesos de conservas alimenticias, lo que también representó un crecimiento del 6 por ciento con respecto a 2016 y entre los principales productos que hemos exportado son jugos y néctares, bebidas, de fruta, chiles, salsas y condimentos.

La importancia de la cámara realmente radica en que, como nos lo ha comentado en alguna ocasión a través de INEGI, a través de su encuesta de ingresos y gastos, el 62 por ciento de los hogares mexicanos consumen conservas.

Esto no es especial de México, sino es realmente una situación que ocurre en todo el mundo y en lo general son productos de consumo generalizado que llegan a todos los hogares.

En este sentido, el CPTTP representa una gran oportunidad para el sector exportador mexicano, toda vez que las 11 naciones que concentran un mercado de 498 millones de personas y registran un ingreso per cápita superior a los 28 mil dólares anuales ya demás representan un 15 por ciento del comercio mundial.

Nosotros vemos con el CPTTP que México tiene una gran oportunidad para acceder a los mercados que integran este acuerdo. Hoy en día, el 86 por ciento de las exportaciones de nuestro sector se destinan al mercado norteamericano y con este nuevo tratado vemos oportunidades de reducir esta dependencia y este porcentaje de exportación hacia Estados Unidos, aunque no dudamos que Estados Unidos va a seguir siendo nuestro principal mercado, tan sólo por la cercanía y por la costumbre de consumo de productos mexicanos.

Con el CPTTP México brinda la liberación inmediata del 90 de las fracciones arancelarias y aproximadamente el 9 por ciento del resto de las fracciones se van a liberar en un plazo de entre cinco y 15 años.

Con el TPP-11 los productos mexicanos tendrán accesos a seis nuevos mercados; en los otros cuatro ya contamos con acuerdos comerciales con ellos, pero estos seis nuevos mercados en conjunto representan 155 millones de consumidores potenciales nuevos.

A continuación, les voy a dar unos ejemplos de los logros obtenidos en el tratado, por ejemplo, con Japón, en donde esta renegociación nos ayuda a que acuerdos que tenemos bilateral con ellos, aún mejoren.

Por ejemplo, en el caso de jugo de naranja congelado, el caso del jugo de naranja sin congelar, el puré de pastas de tomate, tomate con azúcar, tomate sin azúcar, cátsup, etcétera, teníamos cupos de entrada por un volumen con un arancel fijo.

Hoy en día mantenemos estos, pero dentro de un plazo que va dentro de lo seis años y hasta once años, estos aranceles van a desaparecer, lo cual es una gran oportunidad para nosotros hacia el futuro.

En otros sectores también tenemos que había casos como la salsa de soya, la harina de mostaza, la mayonesa, en donde con el TLC con Japón teníamos excluida la posibilidad de exportar estos productos y hoy en día, con el nuevo acuerdo, estamos eliminando el arancel en un plazo de seis años o hasta de 11 años en algunos casos, pero en su mayoría plazos menores.

En el caso de los cuatro países con los que tenemos tratados, el TPP-11 permitirá a México profundizar el acceso a los mercados agroindustriales, en especial de Japón, y consolidar las preferencias arancelarias que ya tenemos con Canadá, Chile y Perú.

Con los países que estamos entrando, los otros seis países, México logra el acceso inmediato libre de arancel a Malasia, Singapur, Brunei, Australia y Nueva Zelandia, y en el caso de Vietnam, tenemos desgravaciones a mediano y a largo plazo, que van entre seis y ocho años, y hasta un plazo de 11 años para diferentes productos que considerábamos sensibles y que gracias a la participación y al apoyo de la Secretaría de Economía, hemos podido negociar desgravaciones de más largo plazo.

Dentro del Acuerdo, también se logran plazos largos de desgravación para productos sensibles en nuestro caso.

Tenemos desgravaciones de 15, 10 y 16 años en pimientos, cebollas, hongos, papas, frijoles, de preparaciones homogeneizadas, fresas, atunes, etcétera, que en un momento dado se logró negociar con los firmantes.

Finalmente, sólo me queda mencionar que en CANAINCA reconocemos el magnífico trabajo que se ha venido haciendo por parte de la Secretaría de Economía y el grupo parlamentario que encabeza estos trabajos en favor del TPP-11.

Como empresarios, estamos convencidos que el camino de un comercio más libre y global entre países es el camino correcto y que el que más le conviene a México.

Aun así, es importante mencionar que el desarrollo de México no depende únicamente de estos importantes logros, como son la negociación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte, la firma de este Acuerdo y el posible Tratado con Europa.

Para que México verdaderamente aproveche estos acuerdos, necesita apoyarse de otros ejes que nos den herramientas para poder ser más productivos, competitivos y capaces de aprovechar las oportunidades que se presentan en los mercados internacionales.

En este sentido, para poder competir en este mundo globalizado que todos buscamos, los mexicanos necesitamos trabajar, entre otras cosas, en ser más productivos y competitivos, en mejorar el Estado de Derecho, en acabar con la corrupción, en tener un régimen de tributación fiscal que sea competitivo con el de los países con quien tenemos tratados y con quien más comerciamos, en tener niveles de seguridad, educación y salud, equivalente al de nuestros socios comerciales.

De no ser así, siempre vamos a estar en desventaja contra nuestros competidores.

Las bases para lograr lo anterior, en buena medida, están planteadas a partir de las reformas estructurales aprobadas en años recientes por ustedes mismos.

Sin embargo, el mundo es sumamente dinámico y tenemos que cuestionarnos si estos cambios se están dando a la velocidad que se necesita, o bien, si en algunos casos necesitamos ajustar nuestro modelo a las cambiantes circunstancias del mercado.

A nombre de CANAINCA, les agradezco a todos por el esfuerzo y trabajo por hacer de México un gran país y los invito a que sigamos luchando por esta noble misión que al final del día, todos como mexicanos tenemos.

Muchas gracias.

SENADOR HÉCTOR LARIOS CÓRDOVA: Por el contrario, muchas gracias licenciado Alfonso Cano.

Vamos a pasar a la última presentación. Pero antes de pasar a la última presentación, es muy posible que nos quede un pequeño espacio de tiempo al final para dos o tres preguntas, dirigidas al ejecutivo, al Subsecretario de Comercio Exterior, de cualquiera de los presentes.

De tal manera que ahora en un momento más, cuando termine, veremos a ver cuánto podemos estirar el tiempo.

Y yo agradezco aquí la presencia del ingeniero Juan Manuel Ramírez González, que él es presidente de la Asociación Nacional de Productores de Cítricos, que también nos ha pedido participar y con gusto escuchamos su intervención.

JUAN MANUEL RAMÍREZ GONZÁLEZ: Buenas tardes a todos.

Gracias a la Comisión Permanente del Senado.

Al senador Teófilo Torres Corzo, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores Asia-Pacífico, del Senado de la República.

A la senadora Laura Rojas, presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado de la República.

Al senador Héctor Larios Córdova, presidente de la Comisión de Comercio y Fomento Industrial.

Al licenciado Juan Carlos Baker, que siempre ha estado con nosotros, subsecretario de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía.

Gracias por esta gran invitación.

Ante todo, quiero decirles que soy representante de la Asociación Nacional de Procesadores de Cítricos; y también del Consejo Nacional del Sistema Producto Cítricos, llámese campo mexicano de los cítricos, directamente el sector primario.

Desde los tiempos de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio, del TLCAN, hace 25 años, en donde yo participé; no hemos tenido una oportunidad tan importante como esta, como la del CPTPP. Es una oportunidad inigualable para el sector, toda la línea de valor de los cítricos.

Nosotros queremos agradecerles todas las negociaciones que están haciendo a favor del sector cítrico, porque es el sector más bajo de nivel económico. Esto es importantísimo, es necesario.

Quiero informarles un poco de la reseña de lo que ha pasado con nosotros.

En su oportunidad, quisiera informarles que en el Tratado de Libre Comercio, hace 25 años, nosotros fuimos de las industrias que sufrieron deterioro. No fuimos elegidos por una presión política de Estados Unidos y fuimos sacrificados por un impuesto altísimo, que duró 15 años. Sólo tenemos actualmente 10 años de estar sin impuesto en el TLCAN.

Ahora lo van a renegociar. Esto implica, lógicamente un temor para nuestra industria, pero con el Tratado del CPTPP tenemos la gran oportunidad de entrar a mercados nuevos, donde podemos tener muchas ventajas competitivas y eso va a dar oportunidad a que la citricultura del país suba y siga adelante.

En las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de la Unión Europea estamos, precisamente, en estos momentos por cerrar, la semana que entra. Esperemos tener buenos resultados.

Sin embargo, quiero informar que en la Unión Europea nosotros representamos sólo el 3 por ciento, el 3 por ciento de los consumos de Europa; el 97 por ciento lo tiene Brasil, el 3 por ciento significa 30 mil toneladas de jugo concentrado; y Brasil vende a Europa el 97 por ciento.

Nosotros tenemos un tratado actualmente con Japón, que se firmó en el 2004, en donde esta industria nos puso cupos y además tiempo. Ahora tenemos la gran oportunidad, con el TPP de poder eliminar esos aranceles, son mercados abiertos muy importantes para la citricultura, para el campo específicamente, para el sector primario, para el sector de bajos ingresos, en donde tenemos esa gran oportunidad.

Por eso me siento realmente feliz y contento con toda la labor de negociación que ha hecho el secretario de Comercio, Idelfonso Guajardo; y el licenciado Juan Carlos Baker, que está aquí con nosotros. La verdad me siento muy contento de estar al lado de ustedes.

Quiero hacer una semblanza de lo que es la citricultura. La superficie sembrada de árboles cítricos, se estima aproximadamente en 550 mil hectáreas; de las cuales son trabajadas por cerca de 100 a 110 mil familias; eso representa en sí alrededor de 400 a 500 mil personas que viven de la citricultura.

La citricultura comercial se da en 27 estados de la República, de los 32. La mayoría de las plantaciones están localizadas en zonas marginadas, la Huasteca, en el caso de San Luis Potosí; Veracruz; Hidalgo; Yucatán; Tamaulipas; Nuevo León; Sonora. La industria genera más de 5 millones de jornales por temporada. Me dirán: ¿qué es? Ahí la fruta, los cítricos se tienen que cortar.

Producimos esos cinco millones de jornaleros, donde cada jornada diaria se les paga a los cortadores entre 300 y 500 pesos, por jornal-día.

La industria genera cuatro mil 200 empleos directos en sus plantas, llámese nosotros los industriales que exportamos el jugo de naranja, aceite de naranja y otros productos, como cáscara de naranja también para producir pectina.

Se estima que el valor de toda la producción nacional, excede a los 26 mil millones de pesos, eso muy acorde con el crecimiento del 7.5 por ciento anual que crece en la agricultura en nuestro país.

Nuestra industria en México procesa anualmente dos millones de toneladas de naranja, y adicionalmente un millón de toneladas más de otros cítricos, en el cual quiero informarles que México actualmente es el segundo productor de jugo concentrado del mundo y en procesamiento y exportación de limones también.

México es el líder mundial en producción y exportación de jugo de naranja orgánico, lo cual es una categoría en crecimiento. Nosotros en el sector citrícola somos los pioneros en el orgánico.

Actualmente hay más de 25 plantas procesadoras operando en el país, y la capacidad instalada del procedimiento es de 20 mil toneladas de fruta por día, 20 mil toneladas.

Nosotros hemos sido un sector que realmente no hemos hecho mucho aspaviento de la situación, pero así como los aguacates, que también tiene preponderancia a nivel internacional y las berries, nosotros los cítricos tenemos una importancia con estos datos que les estamos dando.

Hay también una gran derrama en proveedores de cítricos en las regiones donde operamos.

Los dos millones de toneladas que procesamos en México, cada una equivalen a una producción de poco más de 300 mil toneladas de jugo concentrado de naranja.

El mercado doméstico sólo consume 10 mil toneladas de jugo concentrado.

Quiero aclararles que el mejor jugo del mundo es el jugo mexicano, y ustedes lo podrán constatar cuando viajan al extranjero y que piden un jugo de naranja y encuentran que realmente no sabe a naranja.

El jugo de nosotros, por el impacto que tiene mundialmente en sus ventas, realmente lo usan para mejorar otros jugos, los jugos de mayor capacidad de venta mundialmente. Eso la mayoría de la gente no lo sabe, pero nosotros queremos exponerlo aquí para que se den cuenta que el TPP para nosotros es vital, es necesario para la subsistencia del campo mexicano citrícola.

También tenemos ahora negociaciones con la Unión Europea, en donde ya comenté, solamente hay 30 mil toneladas. Estamos en espera de tener buenas noticias, que van a ser muy pronto realmente, esperamos conseguir esto.

Japón que pertenece al TPP, tenemos un arancel del 25 por ciento, señores. Ese 25 por ciento, con el TPP va a ser cero por ciento. Ellos son de los países que necesitan más calidad, que se preocupan mucho por la calidad que México tiene.

Nos podemos dar cuenta que en resumidas cuentas el mercado doméstico, europeo y japonés, sólo representa el 24 por ciento de nuestra producción total; el otro 75 por ciento es para Estados Unidos, y con los problemas que tenemos ahora, forzosamente dependemos del TPP, es importantísimo, necesario, de subsistencia digo yo, porque yo estoy muy cerca de la agricultura, porque soy citricultor también, soy productor primario y conozco la problemática.

Todas las ventajas arancelarias que goza actualmente la industria procesadora derivada de las negociaciones de los tratados comerciales vigentes han servido para reducir la brecha entre Brasil y México.

¿Cuál es esa brecha?

Nuestros productores andan alrededor de 7 a 9 toneladas por hectárea, cuando Brasil trae 40 hacia arriba. Esa brecha tenemos que eliminarla con el apoyo del gobierno, apoyando a la citricultura del país.

La citricultura del país se basa en ejidos y pequeños propietarios, por eso la derrama es impresionante. En los últimos años, nuestra industria ha tenido uno de los crecimientos más dinámicos en el sector agropecuario, en el mercado de exportación, generando divisas muy importantes, alrededor de mil 200 millones de dólares.

Senadores de la República:

Yo no voy a hablar de China, yo voy a hablar de México y de que necesitamos que el TPP sea firmado, porque es necesario para nuestro sector.

Agradecemos a las autoridades que están negociando. La verdad es que yo estuve 25 años en el TLCAN. Por nosotros no pudieron hacer nada.

Sin embargo, aquí estamos de pie y en lucha. Ahora creo que tenemos otra posibilidad muy importante para el campo mexicano y para los industriales del procesamiento de cítricos.

Gracias por la oportunidad que me han dado, de expresar lo que es la citricultura en México. Normalmente no es conocida, pero tenemos el mejor jugo del mundo, señores.

Gracias por ese gran apoyo.

SENADOR HÉCTOR LARIOS CÓRDOVA: Muchísimas gracias.

Vamos a proceder si alguien quiere hacer alguna pregunta, está perfectamente abierto, sobre el contenido dela cuerdo, sobre objeciones al acuerdo, temas a favor o lo que ustedes consideren.

Como hay una saturación enorme de interés en participar, vamos a pedirle a la senadora Laura Rojas que haga un comentario final.

Yo solamente precisaría que el tratado se llama ahora CP, que quiere decir inclusivo, es un tema que incluyó Canadá, porque tiene los temas ambientales, de género, de PYMES y adicionalmente laborales.

Pero se le puso la palabra progresivo, porque es un acuerdo, al principio estaba restringido exclusivo para países miembros de APEC, hoy no está restringido para para países miembros de APEC, desde luego que la incorporación del país tardaría mucho tiempo si fuera ratificado y esto entrara en vigor el próximo año, pero porque fundamentalmente se espera la inclusión de Estados Unidos en un tiempo, capaz que hasta con el mismo presidente que está ahorita, por las presiones que tiene precisamente con China, así lo definió Obama, el TPP al final del día es un instrumento para que se evite el comercio libre y no ponga China las reglas de tercero, con otros países, que es lo que ha estado haciendo.

Entonces, adelante senadora.

SENADORA LAURA ANGÉLICA ROJAS HERNÁNDEZ: Muchas gracias senador Larios, por permitirme hacer uso de la palabra al final de estas audiencias públicas, sobre este importante Tratado.

Yo estaba programada para hablar al principio, en la inauguración, pero bueno, ya no pude llegar desde la mañana.

Entonces, si me permiten, quisiera yo, no va a ser muy largo, unos minutos, para retomar algunos puntos que tenía preparados para la inauguración, que me parece importante retomarlos al final de estas audiencias públicas, pues un poco más a nivel conceptual sobre el Tratado.

Miren, estamos, los integrantes de las Comisiones Unidas de Relaciones Exteriores Asia-Pacífico, de Relaciones Exteriores, y de Comercio y Fomento Industrial.

Entendemos la prioridad de impulsar una política de apertura comercial y de incentivar la participación de México en la Economía Mundial.

Somos conscientes de que el fortalecimiento de la integración regional de la promoción del fomento industrial y de la innovación, contribuyen al crecimiento económico de nuestro país, que es tan necesario.

Hoy, el comercio internacional está en una encrucijada, como todos sabemos.

Por un lado, nos encontramos ante el resurgimiento de tendencias proteccionistas, como la de Estados Unidos, y de prácticas discriminatorias que distorsionan el comercio.

Por otro lado, hay países que ven en el libre comercio un mecanismo para insertarse en el mundo, tener presencia en otros mercados, fortalecer sus economías y así incentivar su desarrollo.

Esta última claramente ha sido la postura de México por más de dos décadas.

Ante esta coyuntura, es claro que la apertura de los mercados, la integración económica y la cooperación internacional son herramientas parala creación de oportunidades y para la prosperidad.

Nuestro país es reconocido como una de las economías más abiertas del mundo.

Según datos de Pro México, contamos con una amplia red de dos de tratados de Libre Comercio, con 46 países; 32 acuerdos para la promoción y protección recíproca de las inversiones con 33 países; 9 acuerdos de complementación económica y acuerdos de alcance parcial.

Además, participamos activamente en los foros multilaterales especializados como la OMC, el mecanismo de cooperación económica Asia-Pacífico, la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos, y la Asociación Latinoamericana de Integración.

Con esos antecedentes, es natural que México busque la profundización o apertura hacia nuevos mercados.

Su participación en las negociaciones del Tratado Integral y Progresista de Asociación Trans Pacífico, CPTPP, se entiende a la luz de la constante búsqueda de nuevas oportunidades y del crecimiento.

Además, como ya también se ha mencionado en este Foro, en el contexto de la renegociación del TLCAN, el CPTPP es especialmente oportuno y necesario para nuestro país.

Ese Tratado, como ya se ha explicado, delinea beneficios para México, pues abre el acceso a los mercados de Australia, Brunei, Malasia, Nueva Zelandia, Singapur y Vietnam, y mejora el acceso al mercado japonés y alienta a una mayor integración con países de Las Américas, como Canadá, Chile y Perú.

México, conforme a su vocación de esta manera y en sí en el diseño de la zona de libre comercio más grande del mundo.

Durante el día de hoy analizamos el CPTPP a la luz del desarrollo de la estrategia de diversificación de México, y para insertarse con más fuerza en una de las regiones más dinámicas del mundo.

Y durante estas audiencias públicas hemos escuchado a diversos sectores productivos, explicar los beneficios concretos que el CPTPP significará para nuestro país; lo cual, sin duda, para los senadores que integramos las comisiones ha sido muy ilustrador de cara al proceso de ratificación de este instrumento que estamos llevando a cabo en el Senado de la República.

También escuchamos la preocupación de dos sectores en específico: el de la industria textil y del calzado; con quienes desde el Senado de la República –como ya se mencionó por parte de mis colegas senadores– nos hemos comprometido a acompañar en el diálogo con el Gobierno Federal a fin de implementar, por un lado, una agenda interna de combate a la ilegalidad; y por otro lado de impulsar la negociación de una carta paralela con Vietnam, como se ha solicitado.

Adicionalmente a lo anterior, quiero proponer la conformación de un grupo de trabajo permanente, oficial, por parte del Senado de la República, cuyo mandato sea el seguimiento a la implementación de este tratado; así como la identificación de acciones necesarias a realizarse por parte del Poder Legislativo, ya sea en materia de legislación, eventualmente –como se comentaba hace un momento– y posiblemente a lo largo de la implementación del tratado, sea necesario revisar cierta legislación; o incluso también presupuestarias.

Entonces desde este punto de vista, me parece que sería muy conveniente la creación de un grupo de trabajo, integrado por los presidentes de las comisiones que se considere necesario y eventualmente hasta con la Cámara de Diputados; para acompañar y ayudar desde el Poder Legislativo a la implementación del tratado, una vez que este sea ratificado.

Muchísimas gracias, gracias por darme el uso de la palabra al final, y muchas gracias a ustedes por participar en estas audiencias públicas.

SENADOR HÉCTOR LARIOS CÓRDOVA: Y para concluir el evento, el foro, el senador Teófilo Torres Corzo.

SENADOR TEÓFILO TORRES CORZO: Muchas gracias, señor senador.

En primer lugar, quiero felicitar al señor senador Héctor Larios, por la extraordinaria conducción de esta reunión.

Y agradecer también la gran participación de la presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores, la doblemente maestra, senadora Laura Rojas.

Quiero decir, en forma muy breve, que hemos escuchado varios planteamientos, algunos diciendo que somos muy chiquitos y cuidado que abran la frontera, porque… pero ha habido comentarios muy fuertes, muy interesantes, por ejemplo de este último grupo, de los de la carne, donde dicen “estamos trabajando por México. Estamos exportando, estamos siendo orgullosamente mexicanos”.

Independientemente de la firma del tratado o no, lo que veremos en el seno de las comisiones, aquí hemos escuchado grupos muy fuertes, como la industria del acero, como el sector de la carne, como el sector de las frutas; que están diciendo “estamos trabajando por México, estamos exportando y aunque las dificultades se presenten, en lo interno y en lo externo, queremos que nos apoyen para seguir trabajando por México y creando fuentes de empleo”.

Esto es lo que queremos escuchar los mexicanos, que estamos de pie, que estamos trabajando para tener más oportunidades.

También ratificando lo que acaba de decir la senadora Cuevas, mañana a las seis de la tarde vamos a acompañar a un grupo de empresarios, de grupos empresariales, ante las autoridades federales, el SAT, Hacienda, etcétera, para que cumplan con su trabajo, para exigirles que todo lo que resulta del contrabando y cosas parecidas, se pongan a trabajar para que nuestros grupos empresariales puedan ser más competitivos.

Quiero concluir esta fructífera audiencia pública, agradeciendo a todos los senadores, gracias señoras y señores senadores presentes, quien en ejercicio de su trabajo y con plena conciencia y responsabilidad, han participado en el análisis de este instrumento internacional, lo que haremos al seno del Senado y de las comisiones en las próximas semanas.

De igual manera, le extiendo mis más sinceros agradecimientos a todos y cada uno de los ponentes, que gente muy importante en este país, tuvieron el tiempo para acudir a esta reunión pública.

Tengan la certeza de que las opiniones aquí vertidas, han sido enriquecedoras para los senadores de la República y serán insumo principal para la discusión, en su momento, en el grupo de las comisiones y luego en el Pleno.

Termino el diálogo haciendo énfasis en que, desde finales del siglo XX, México ha desarrollado una estrategia muy clara de apertura comercial y buscamos la globalización.

Señor subsecretario Baker, también quiero felicitar a la Secretaría de Economía que encabeza un gran mexicano, el señor Secretario es un gran mexicano que está haciendo las negociaciones del TLCAN y ha hecho estas negociaciones y es un mexicano ejemplar; y al señor Subsecretario y todos los colaboradores de la Secretaría de Economía, de los cuales nos sentimos orgullosos.

El día de hoy, con la participación de distintos sectores productivos, hemos podido comprobar que el proceso de integración a la globalización nos ha dejado buenas experiencias, pero que también tenemos trabajo qué hacer para mejorar los beneficios de la integración de México en las cadenas productivas de valor.

Quiero ser muy claro en lo siguiente: No vamos ni podemos ser indiferentes a lo que sucede en otras latitudes. Hay vientos de proteccionismo y de cerrazón que México no puede ignorar ni permanecer indiferente.

En donde se cierren puertas o se construyan muros, habrá que abrir otras puertas, en donde habrá que voltear la vista y tender nuevos puentes.

En donde se quiera negociar desde posturas intransigentes, habrá que dirigirse con aquellos interlocutores dispuestos a edificar, dispuestos a construir un mundo mejor.

Quiero reiterar, y terminar con ello, con el agradecimiento de la Comisión de Relaciones Exteriores Asia-Pacífico y de los señores senadores y señoras senadoras que nos acompañan, porque ésta fue una reunión muy enriquecedora.

Señor coordinador, sin otro asunto que discutir, ruego a usted demos por concluida esta audiencia pública.

Muchas gracias a todos por su presencia.

 

---000---

Calendario

Abril 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
26 27 28 29 30 31 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 1 2 3 4 5 6