Número-004

  • Recibieron senadores a una delegación de la Cámara de Consejeros de Japón.
  • La relación México-Japón no sólo se desarrolla entre gobiernos y sector privado, sino también entre parlamentos.

 

Senadores de la República condenaron el lanzamiento de un misil balístico por parte de la República Popular Democrática de Corea, a territorio japonés, en días pasados.

 

“Ese lanzamiento, aunado al desarrollo de un programa militar nuclear, son una flagrante violación al derecho internacional y de las múltiples resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, y obstaculiza los esfuerzos multilaterales para propiciar un ambiente de estabilidad y cooperación en la Península coreana y en el noreste de Asia”, afirmó el senador Manuel Cavazos Lerma.

 

En reunión de trabajo con una delegación de la Cámara de Consejeros del Estado de Japón, encabezada por el señor Yasuyuki Sakai, el senador Cavazos Lerma explicó que hace 50 años México promovió y logró la aprobación del Tratado de Tlatelolco, el cual buscó la proscripción de armas nucleares en América Latina y el Caribe.

 

“Fieles a esta tradición y a esta convicción, es que hacemos esta enérgica condena”, subrayó.

 

“Transmitimos nuestro más sincero sentimiento de solidaridad y de apoyo al pueblo de Japón y reafirmamos el compromiso de México con el mantenimiento de la paz, la estabilidad en la región a través del diálogo político para alcanzar una solución pacífica”, reiteró.

 

Durante la reunión de trabajo, el también secretario de la Comisión de Relaciones Exteriores Asia-Pacífico señaló que Japón es un socio estratégico, es el único país de esa región con el que hemos firmado un acuerdo de libre comercio que lo ha consolidado como nuestro tercer socio comercial a nivel mundial.

 

Por su parte, el señor Yasuyuki Sakai, miembro de la Cámara de Consejeros del Estado de Japón, agradeció la condena expresada por el misil lanzado por el gobierno norcoreano hace unos días, “queremos promover más apoyos de este tipo en el mundo”, expresó.

 

Resaltó que la relación México-Japón no sólo se desarrolla entre gobiernos y sector privado, sino también entre parlamentos; la relación es cada vez más profunda, desde hace años hay intercambio de alto nivel entre nuestros Parlamentos. “Para que sea más fructífera la diplomacia es muy importante tener un canal de conversación y comprensión mutua”.

 

En tanto, la senadora Marcela Guerra Castillo, presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores América del Norte, explicó a la delegación japonesa el proceso de acompañamiento que realiza el Senado de la República en el proceso de negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

 

Detalló que el Senado de la República tomó la decisión de nombrar a un grupo plural de senadores para dar seguimiento al TLCAN, de tal forma que cuando concluyan las negociaciones existan las condiciones para aprobar de manera más fácil y expedita las modificaciones al Tratado.

 

“Somos un grupo de facilitadores que en un momento determinado identificamos las reformas o enmiendas a distintas leyes necesarias, para que el Tratado pueda transitar y llegar a buen puerto, es decir, que sea en positiva su aprobación”, dijo.

 

El senador José Ascención Orihuela Bárcenas, del PRI, expresó que el mundo requiere “nutrirse” de relaciones sólidas como las que han establecido México y Japón, cuyos gobiernos han hecho un gran esfuerzo para promover el comercio global.

 

Ejemplo de ello, agregó, es el papel importante que ha asumido Japón para mantener el TPP como una posibilidad de concretar acuerdos comerciales de gran alcance, y hoy más que nunca en un mundo globalizado, “es importante el diálogo entre los Parlamentos”.

 

Por su parte, el senador Víctor Hermosillo y Celada, del PAN, señaló que es innegable que hay inquietud por el futuro del TLCAN, “porque no nada más empresas de origen japonés, sino también coreano, camboyaneses, están involucradas en este problema, porque se usa a México como una base no nada más para exportación de Estados Unidos, sino también para Latinoamérica”.