Número-387

  • La Mesa Directiva se pronunció en favor de la tolerancia, la no discriminación a ningún grupo social y el respeto a los derechos humanos.  

 

La Mesa Directiva de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión condenó enérgicamente las acciones violentas y racistas, ocurridas el pasado sábado en Charlottesville, Virginia, en Estados Unidos.

 

El senador Pablo Escudero Morales, presidente de la Mesa Directiva, lamentó los decesos que provocaron los enfrentamientos, y deseó que las personas heridas se recuperen pronto.

 

“Expresamos nuestra solidaridad con el pueblo estadounidense por los hechos atroces que provocaron en el estado de Virginia. Nos sumamos a los llamados de unidad y concordia; y nos pronunciamos por evitar que en Estados Unidos se reviva la violencia racial.

 

Rechazamos estos actos que provocan odio e intolerancia, y que amenazan constantemente la integridad y dignidad de las personas afectadas. Reprobamos todas las muestras de discriminación, violencia racista, fanatismo y odio”, expresó.

 

Finalmente, la Comisión Permanente se pronunció en favor de la tolerancia, la no discriminación a ningún grupo social, y el respeto a los derechos humanos.