Número-1515

  • El Senado recibe en Sesión Solemne al presidente de Polonia, Andrzej Duda.
  • México está llamado a ser la puerta de entrada de Polonia a la región latinoamericana y caribeña.

 

Frente a los retos actuales provenientes del proteccionismo, el nacionalismo exacerbado, el unilateralismo y la intransigencia en el escenario internacional, Polonia y México deben ser aliados y dar una respuesta contundente a favor de la globalización, la interdependencia y el multilateralismo, la protección de los derechos humanos y la coexistencia pacífica entre naciones soberanas y democráticas.

 

Así lo expresó el presidente de la Mesa Directiva, Pablo Escudero Morales, en la Sesión Solemne para recibir en el Pleno del Senado de la República al primer mandatario de Polonia, Andrzej Duda.

 

El senador mexicano dijo: evitar que el mundo se derrumbe por la incomprensión y la violencia implica cruzar puentes.

 

Este acertijo –planteado por David Toscana en su novela “Los puentes de Königsberg”– no sólo tiene una vigencia extraordinaria cuando proliferan las referencias irresponsables a los muros, sino también cuando hablamos de fortalecer la relación de dos hermanos que viven lejos el uno del otro, pero que comparten un gran cariño, respeto mutuo, historia, valores y nación de futuro, agregó.

 

“Como la embajadora de Polonia en México lo ha dicho en reiteradas ocasiones, en épocas de crisis e incertidumbre sobre el futuro, hay que mirar más allá de lo tradicional y lo cercano, y buscar las oportunidades que entrañan nuevos mercados”, acotó.

 

Escudero Morales aseguró -al Presidente de Polonia- que ver a México como uno de sus mercados prioritarios “no sólo nos honra, sino que también nos compromete”.

 

“Así como México está llamado a ser la puerta de entrada de Polonia a la región latinoamericana y caribeña, aprovechando la amplia red de tratados comerciales con los que contamos, Polonia puede convertirse en la puerta de México en Europa Oriental”.

 

Andrzej Duda dijo que en el sistema internacional están ocurriendo cambios dinámicos e históricos, se observa que se está formando una nueva división geopolítica y los expertos dicen que se pueden restablecer las zonas de influencia de grandes potencias, pero Polonia no es partidaria de un mundo pensado así.

 

La nación europea, afirmó, “quiere un mundo creado en virtud de la cooperación, la seguridad, el derecho internacional y la igualdad de todos los estados”; y en este sentido, México es un socio importante para alcanzar este propósito.

 

“Tenemos que hacer conjuntamente este esfuerzo porque en muchos lugares a nivel internacional hay personas que viven temiendo por su vida y no ven ninguna perspectiva en el futuro”, asentó.

 

Polonia expresa “su opinión de resolver los conflictos y cuestiones de refugiados en sus raíces, ahí donde hay guerras, donde la gente, las personas realmente sufren”, sostuvo.

 

Previamente, en el Patio del Federalismo del Senado, Escudero Morales recibió a Andrzej Duda, así como a la delegación que lo acompañó. En el acto protocolario se tomó la fotografía oficial, se entonaron los himnos de México y el país europeo. Posteriormente, el presidente polaco firmó el libro de los visitantes distinguidos.

 

Después de la recepción, Duda y su comitiva sostuvieron un encuentro con senadores de la República, encabezados por el Presidente de la Mesa Directiva.

 

En la reunión, la senadora Gabriela Cuevas Barron, presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores, aseveró que para México, Polonia tiene la mayor importancia, no sólo por la agenda comercial, sino por su lucha por las libertades y los derechos humanos.

 

Dijo que existe un gran entusiasmo en la relación bilateral, ya que se ha acordado avanzar en temas importantes en el área educativa, en el intercambio de las mejores experiencias en prácticas parlamentarias y de política pública.

 

A su vez, el senador Rabindranath Salazar Solorio, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores Europa, expresó que ambos pueblos se distinguen por su esfuerzo persiste y firme por salvaguardar su identidad nacional e independencia.

 

No obstante, advirtió que la coyuntura actual es la más complicada desde el término de la Guerra Fría, debido a que existen voces que buscan generar las condiciones de un nuevo conflicto bélico de escalas mundiales, por lo que es fundamental hacer frente ante estas amenazas para que nuestra voz sea escuchada.