* Palabras de la senadora del Partido Revolucionario Institucional, Hilda Flores Escalera, durante la Ceremonia de Toma de Protesta de la Mesa Directiva de “Mujeres de México y el Mundo A.C.” Lunes 11 de septiembre de 2017.

                                                                                                                                                

Buenas tardes a todas y a todos.

 

Los saludo con mucho gusto, me encanta ver esta gran convocatoria, querida Maribel, que has tenido, de verdad lo celebro mucho.

 

Bienvenidas y bienvenidos todos a esta su casa, que es el Senado de la República.

 

Estamos sin duda de lujo, por la  oportunidad de atestiguar este importante evento, de tu toma de protesta Maribel, y de todo tu equipo de trabajo.

 

Sin duda, que estamos todas y todos acompañados de una gran mujer, de una mujer que en las épocas difíciles, duras, en las que el  mundo prácticamente y sobre todo el de la política era sólo de hombres o casi de hombres, ella ya estaba alzando la voz, dignificando a la mujer en la política, y hoy nos sentimos muy orgullosos de recibirla aquí, en el Senado, su casa, doña María de los Ángeles.

 

Muchas gracias por su presencia.

 

Saludo a mis compañeros senadores: Carmen, Marco, Arquímedes, que eres nuestro gran amigo senador, que fue el puente para que estuviéramos cerca de Maribel; lo reconozco mucho y le doy las gracias.

 

Saludo por supuesto al señor secretario de gobierno de Durango, salude a nuestro amigo gobernador, senador con licencia, José Rosas Aispuro; salúdelo de manera afectuosa, por favor.

 

Sonia Salazar, nuestra delegada del ISSSTE en la región norte; gracias, Sonia, muy solidaria siempre, también con los temas de las mujeres.

 

Muchas gracias, de verdad, amigas y amigos, todos.

 

Queridas delegadas, me da mucho gusto verlas a todas, de diferentes estados del  país.

 

Si me permiten hacer énfasis en mi delegada de Coahuila, mi querida Jose Rodarte; tú y todas, me da mucho gusto recibirlas, aquí, en este Senado de la República.

 

De verdad es muy importante estar hoy atestiguando un movimiento como este, que surge de la sociedad civil; que surge de una mujer emprendedora, de una mujer que lucha y que ha luchado por sus ideales, por sus sueños, por sus derechos y por los derechos de la gente más cercana a ella.

 

De manera importante, en este tiempo que bien refería ella, que es el tiempo de las mujeres, estemos tomándonos de la mano todas; las mujeres, todas, donde estemos, en cualquier trinchera, en cualquier estado, en cualquier lugar, pero juntas.

 

Qué bueno que hoy puedo ser testigo, querida Maribel, de este importante esfuerzo que convocas a nivel nacional y que hoy lo concretas con esta importante asociación, que estoy segura que estamos atestiguando esta toma de  protesta de las mujeres de México y la parte del mundo.

 

Al rato nos vas a invitar a algún lugar del mundo, a seguir tomando protesta a  más mujeres, porque estoy segura que ese fue el  propósito del nombre de esta asociación.

 

Me da mucho gusto que estemos entonces aglutinadas, porque los temas de las mujeres caben en todos lados y debemos estar en todos lados.

 

Sin duda, somos las que le vamos a dar –perdón, queridos varones, lo digo con todo respeto- ese necesario enfoque complementario en una sociedad. Es impensable, es imposible  y también es impostergable dejar a las mujeres a un lado del desarrollo de una sociedad completa.

 

La única manera en que avancemos, es juntas y juntos. Así es que sin duda celebro mucho que hoy, en este tiempo, que efectivamente bien señalaba Maribel, que es el tiempo de las mujeres, ha llegado un momento clave para México, de manera especial y  particularmente para quienes quieren incorporarse a la política y al ejercicio dentro de los cargos de elección popular, porque hoy es el tiempo de la paridad.

 

Hoy, las mujeres, está  constitucionalizado que podemos participar en igualdad de espacios que los hombres en los cargos de elección popular; pero, miren, queremos pasar de las posibilidades o de las realidades de estar en un cargo de elección popular, a ser realmente una verdadera representación las mujeres, en un 50 por ciento en los espacios de poder, en los espacios donde se toman decisiones.

 

Porque lo que sí es un hecho es que tenemos paridad, que la hemos vivido ya en algunas entidades del país, que con este nuevo esquema legal, participan bajo la paridad o participaron; pero, qué creen, no tuvimos la representatividad.

 

Como muestra les digo que estados como el de Veracruz, nos dio demasiado gusto que 212 ayuntamientos se renovaron; por supuesto hubo 106 mujeres que abanderaron fórmulas en todos los partidos políticos.

 

Quiero decirles que sólo el 26 por ciento de los municipios ganaron mujeres; es decir, que la representatividad real no la tenemos. Nos faltan todavía esos pasos para seguir avanzando juntas, pero esa es la clave, juntas.

 

Me parece que entonces es muy importante que estemos unidas, porque a mayor participación de mujeres, queridas y queridos, lamentablemente mayor también exposición a la violencia política por razones de género.

 

Esto es algo que definitivamente está presente, que ojalá que no, pero seguro se puede agudizar y la única manera que tenemos entonces, además de los mecanismos por supuesto legales que se están desarrollando e impulsando, lo que sí también es un hecho es que debemos estar juntas para poder combatirlos.

 

Por eso, me da gusto ver esta unión de mujeres de todos lados del país, de todos los diferentes espacios de participación, porque hoy estamos atestiguando este importante evento y hoy vemos también mujeres que llegan a espacios de poder.

 

Hace un ratito aquí estuvo, vino, saludó, la refirieron hace un rato en la presentación, la senadora Ana Lilia Herrera. Hoy es orgullosamente presidenta de uno de los órganos importantes de gobierno del Senado, que es la Junta de Coordinación Política.

 

Qué bueno por ella hoy, qué bueno por una doña María de los Ángeles Moreno, hace algunos ayeres, porque la verdad es que es nuestra vocación política de todas, el seguir impulsándonos, en seguir sintiéndonos orgullosas de quienes están avanzando y ocupando espacios de poder.

 

Sin duda, hoy veo en esta asociación, que escuché con mucha atención sus propósitos, querida Maribel, el esquema bajo el cual se diseñó; incluso el por qué pensaste en concretar una asociación con estas características, pues sin duda me queda claro que son ustedes, mujeres de México y del mundo, grandes aliadas. Grandes aliadas y desde la sociedad civil no tengo la menor duda que serán agentes de cambio; que vendrán a ser mujeres que  busquen mejorar las condiciones laborales, económicas, políticas, sociales de las mujeres, como bien lo referías.

 

Estoy segura que lograrán muchas cosas, porque lo van a hacer en unión, porque lo van a hacer buscando favorecer las causas más importantes que son las de la sociedad.

 

Entonces, me da mucho gusto que tengamos como invitada de lujo a una mujer que ha sido inspiración nuestra; una mujer que abrió camino en los tiempos difíciles y duros, en los que el mundo era prácticamente de hombres y ahí la veíamos.

 

Yo recuerdo, en la televisión y la veía, ocupando espacios de poder, hablando, levantando la voz y nos da mucho gusto que su liderazgo y su tenacidad sigan presentes, que siga convocándonos, que nos sigamos emocionando al verla, porque tiene mucho que seguirnos enseñando, y le damos las gracias a doña María de los Ángeles Moreno por estar aquí, por enseñarnos y por algo muy importante también que ella tiene, dentro de sus muchas cualidades, es muy generosa.

 

Nos permite estar cerca de ella, tomarla de la mano y decirle “échenos la mano, denos consejos”.

 

Yo he estado muy cerca de ella, particularmente en los meses recientes, y siempre he ha dicho sí a todo.

 

Gracias por su generosidad, gracias por estar aquí atestiguando; usted, como yo, celebramos que más  mujeres se sumen a la causa de las mujeres y, sin duda, les reitero que el Senado es su casa, les reitero que aquí en el Senado tienen senadoras y senadores comprometidos con ustedes y que estaremos sin duda seguras, seguros, que será de gran éxito el inicio de esta gran asociación porque las tiene a ustedes.

 

Enhorabuena y que sigan los éxitos.

 

Muchas gracias.

 

---000---